* Entrevista a JOSEP CARBONELL, Licenciado en Psicología Clínica, Experto en Comunicación y Padre de un joven afectado de SFC, Fibromialgia y SQM: Reivindica un diagnóstico justo para su hijo.

18 11 2010

Entrevista realizada por <De tots els Colors>: Elena Lorente Guerrero.


JOSEP CARBONELL MESTRE:

Una deficiencia o un vacío administrativo no debería ser nunca justificación para la alteración de un diagnóstico. Representa, no solamente negar una evidencia constatada y certificada por la ciencia médica, sino colgar una etiqueta de trastorno mental a alguien que no sólo no lo sufre, sino que está luchando, día a día, para encontrar sentido a su existencia y ser feliz en aquellos espacios y situaciones en las que su grave condición se lo permite.


NUESTRA SOCIEDAD ha de ser exigente con los comportamientos responsables, éticos. No creer ciegamente las explicaciones que nos dan, reivindicar y hacer oír nuestra propia voz. No veo ninguna otra solución más que las personas y la sociedad aprendan a tomar conciencia y a ser exigentes con lo que tienen delante.


Me llamo Josep Carbonell, vivo en Barcelona, estoy casado y tengo una hija de 29 años y  un hijo de 25, afectado desde los 17 años por Encefalomielitis Miálgica (Síndrome de Fatiga Crónica -SFC) en grado III (severo).

Posteriormente ha sido diagnosticado de Fibromialgia (FM), también  en grado III, y Sensibilidad Química Múltiple (SQM).

Soy licenciado en psicología clínica por la UB, aunque no me he dedicado a la práctica asistencial. La enfermedad de mi hijo me ha hecho reflexionar y mirar muchas veces desde una perspectiva distinta a la que me proporcionó mi  formación académica.

He trabajado durante muchos años en distintos ámbitos relacionados con la comunicación: formación en habilidades comunicativas, gestión de conflictos, formación de formadores, selección de personal, comunicación corporativa, imagen…

Soy también luthier de vocación y ejercicio. Es algo que me apasiona, que conecta con mis principios y mi forma de ser, y que creo que es una de las mejores cosas que soy capaz de hacer. Esta actividad supone la realización de un proyecto vital que surgió cuando era niño y que no pude ver realizado hasta la edad de 40 años. Actualmente tengo 57 y espero que esta actividad me acompañe mientras mis manos y mi salud me lo permitan.

  • ¿CUÁNDO EMPEZÓ TU HIJO A MOSTRAR SÍNTOMAS?

Desde los 12 años de edad mi hijo presentó molestias de manera recurrente, pero llevaba una vida normal y el rendimiento escolar era excelente. A mediados de 2002, con 17 años y después de un proceso gripal, empezó a sufrir unos dolores de cabeza terribles, diferentes a cualquier otra cefalea que hubiera sufrido con anterioridad; febrícula constante, apneas e imposibilidad para descansar. Y así empezó una historia similar a la de 17 millones de personas en el mundo, una historia laberíntica de dolor profundo y de soledad, con una única diferencia: se trataba de una persona joven,  muy joven.

UDurante muchos años, las llamadas enfermedades de sensibilización central (SFC, FM y SQM), han sido ninguneadas. Y siguen siéndolo. Uno de los mitos existentes con relación a ellas, es que afectan únicamente a mujeres de mediana edad. Y en estas circunstancias, sufrir estas enfermedades siendo, además, hombre y niño o adolescente, representa una condena a la exclusión más cruel y más infame. Durante años fue víctima de la arbitrariedad, de la experimentación farmacológica… Su historial médico actual supera, en mucho, a todos los historiales médicos de toda nuestra familia, presente y pasada. Anduvimos por innumerables caminos, desde la ortodoxia a la heterodoxia. Mi hijo conoció los perversos efectos causados por la suma de la ignorancia y la arrogancia que, cuando se presentan juntas, en el contexto de estas enfermedades, tienen consecuencias inimaginables.

En mayo de 2008 llevamos a mi hijo por segunda vez al CAD Badal (Centro de Evaluación de Discapacidades). Aportamos informes de la medicina pública y privada, que certificaban de manera contundente su condición de enfermo de SFC/FM. Aportamos también informes psicológicos y psiquiátricos que descartaban la existencia de trastorno mental o de la afectividad. Tuvo una entrevista con una psicóloga del centro y al cabo de dos meses recibimos una valoración y un diagnóstico: síndrome depresivo recurrente.

La valoración fue de enfermedad de etiología psicógena, o sea se ignoró absolutamente todo. Después supe que este era el patrón habitual de respuesta para todas las personas afectadas de SFC y/o FM. Por teléfono me dijeron que “como el síndrome de fatiga crónica no está en los baremos, tenían que poner otra cosa.”

Y eso es algo que yo no puedo aceptar de ninguna manera. Como licenciado en psicología clínica, para mí el diagnóstico es importante. Una deficiencia o un vacío administrativo no debería ser nunca justificación para la alteración de un diagnóstico. El hecho de que te digan “mire, no está en los baremos, tenemos que poner otra cosa” para mí es un crimen. Representa, no solamente negar una evidencia constatada y certificada por la ciencia médica, sino colgar una etiqueta de trastorno mental a alguien que no sólo no lo sufre, sino que está luchando, día a día, para encontrar sentido a su existencia y ser feliz en aquellos espacios y situaciones en las que su grave condición se lo permite.


  • …Y ESO FUE LO QUE MOTIVÓ EL INICIO DE UNA SERIE DE ACCIONES.

Así es. Primero intenté hablar con la responsable del centro. Para mí, “responsable”, entre otras cosas, significa “que tiene capacidad de responder sobre algo”. Pero no: la entrevista me fue denegada. Se me dijo que todo lo que le tuviera que decir que lo hiciera por escrito. Y preparé un larguísimo informe documentado. Para acompañar a este documento, en agosto de 2008 busqué una psiquiatra para que valorase a mi hijo y así poder aportar un documento totalmente actualizado en el que se constatara que mi hijo estaba bien a nivel psicológico y anímico. Pasados dos meses, recibí un formulario impreso en el que, con tres palabras, se ratificaba el “diagnóstico” anterior.

Fue después cuando supe que esto le pasa a todo el mundo, no sólo a mi hijo. Pero este “todo el mundo” son personas que se encuentran en un momento vital diferente. No es lo mismo tener 40-50 años, ser mujer (que es el patrón habitual), con una vida afectiva, familiar y profesional más o menos encarrilada, que ser un joven de 17 años, sin haber podido acceder al mundo laboral y con toda su vida por construir.

Y no acepté esta realidad: todas mis acciones parten de aquí. Ante la ocultación por parte de la directora del CAD, decidí acudir a instancias superiores. Puesto que los CAD dependen de “Acció social i ciutadania”, opté por dirigirme a la Consellera Capdevila.

  • ¿QUÉ DECIDISTE HACER?

Escribí una breve carta solicitando una entrevista con la Consellera y la llevé personalmente  al Palau de Mar. Pasaron meses sin recibir respuesta…

Presenté una segunda carta sin recibir respuesta. Presenté una tercera carta que también llevé personalmente y…  finalmente recibí una respuesta que no hablaba para nada de la única cuestión que yo había formulado: mantener una entrevista con la Consellera. Aquella carta no me decía ni que sí, ni que no. Únicamente que mi expediente había sido revisado,  etc, etc.

Y entonces en diciembre de 2009, cuando se cumplía exactamente un año, decidí tener la “entrevista con la Consellera, sin la Consellera”. O lo que entonces llamé “carta abierta multimedia”. Y la colgué en YouTube. Actualmente mis videos tienen unos 13.000 visionados.

Carta oberta a la consellera Capdevila – 1. L’entrevista que no fou – (subtitulada): ]

Posteriormente hice otro video “recordatorio” en marzo de 2010 y otro en julio coincidiendo con el cumpleaños de la Consellera. Casualmente, ella y yo nacimos el mismo día. Mi hijo se mostró un poco receloso al principio porque era entrar en lo personal, y estuve dudando, porque tenía razón…. Pero el video que grabé creo que nadie puede considerarlo ofensivo. El mensaje es potente, es duro, pero no es ofensivo. Alguien lo ha calificado de “una tremenda bofetada de guante blanco”.

  • ¿HAS RECIBIDO ALGUNA RESPUESTA?

Nunca he tenido ninguna respuesta de ella. Cuando colgué el video “Ja és  primavera, Consellera” , en marzo, al cabo de unos días recibí una respuesta de un funcionario de la Consellería. En la carta simplemente se recitaban referencias y números de expediente, sin alusión ninguna ni a mi solicitud, ni a mis reivindicaciones. De alguna forma venía a decirme que si no estaba de acuerdo, nos veríamos en el juicio. Cuesta  creer que podamos funcionar así… si vieras la cantidad de informes que tengo…!

Todos los juicios en casos de SFC se pierden en primera instancia. Y, hasta cierto punto, lo entiendo, porque el juez, que no es médico, se encuentra ante unos informes que están redactados por unos profesionales del sistema nacional de salud, a los que se les supone eso: profesionalidad. Pero esa profesionalidad, cuando uno se acerca lo suficiente, se percata de que brilla por su ausencia.

El juicio duró pocos minutos. No le preguntaron nada a mi hijo, se trataba de un trámite burocrático, y ya está. Y eso es lo que ocurre en todos los casos.

Hicimos el recurso inmediatamente y, casi 20 meses después se ha revisado la causa: en esta ocasión, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, nos ha otorgado la razón. Hace escasos días que hemos recibido la sentencia. Esta sentencia, sin embargo, hace referencia únicamente al porcentaje de valoración. Imagino que dentro de unas semanas recibiremos una valoración revisada por parte del CAD. Y supongo también que no modificaran su “diagnóstico”, porque el juicio desarrollado por la vía laboral, no recogía esta cuestión.

A veces tengo la sensación de que no he conseguido  transmitirle al  abogado que lo que quiero defender no se corresponde con la reivindicación de la mayoría de enfermos y enfermas. Las discusiones siempre son alrededor del porcentaje de valoración. Yo lo que pido y exijo es que el diagnóstico del CAD recoja lo que la ciencia médica certifica que mi hijo sufre. Ni más ni menos. Es una cuestión de dignidad. Lo he dicho repetidamente: para mi representa un crimen que alguien pueda ser etiquetado de una enfermedad que no sufre. Es un diagnóstico que puede influir en su futuro, en valoraciones futuras de todo tipo.


  • ¿CÓMO SE ENCUENTRA TU HIJO ACTUALMENTE?

Está mal… es difícil de explicar. Si tú le vieras… cualquier persona que lo vea, no verá a un enfermo por su aspecto, como pasa en la mayoría de los casos.

Todos los síntomas que se asocian al SFC los ha sufrido en mayor o menor medida. Dolores profundos, problemas intestinales, candidiasis crónica, la inmunodepresión hace que todo funcione mal… En algún caso la afectación corresponde a patologías que los protocolos médicos sitúan en una franja de edad, de la cual está el aún muy lejos. Y entonces, cuando explicas que tiene SFC, pueden pasar dos cosas:  que no hayan oído hablar nunca de ello, o que tenga algún prejuicio. Y la sensación es horrorosa…

Por otra parte, la existencia de Sensibilidad Química Múltiple, exige andarse con mucho ojo con cualquier fármaco, anestésico o substancia que se introduzca en su cuerpo. Cualquier intervención que en una persona sana puede ser irrelevante, para estos enfermos puede suponer un elevado riesgo. Un riesgo, además, que muchos médicos no son capaces de valorar ni de ver, debido a la particular circunstancia de abandono político y social que acompaña a estas enfermedades. Y esta es la dura realidad…

  • ¿QUÉ ES LO QUE LLEVA PEOR?

A parte del dolor, seguramente el hecho de verse obligado a tomar decisiones sobre algo que, en teoría él no conoce (no es médico) y que quienes debieran conocerlo, muy pocas veces conocen. El hecho de ser una persona joven, además, le resta “poder”, en cualquier contexto de entrevista médica.

  • ¿QUÉ HA APRENDIDO DE TODO LO VIVIDO?

Hace poco estuve hablando con el Dr. Fernández Solà, jefe de la unidad de SFC del Clínico y le dije que hemos estado visitando a muchos médicos, muchos…  y que mi hijo ha acumulado un aprendizaje sobre si mismo enorme. No tiene respuestas, pero sabe cuáles son los caminos equivocados. Ha desarrollado una gran capacidad para saber qué le conviene y qué no.

Veraneamos en un pueblo pequeño de montaña que está en la franja de ponent, un pueblo fantástico donde nacen ríos, con agua muy limpia. Toda la vida he bebido el agua que sale por el grifo, es buenísima. Mi hijo no puede beber esa agua porque le sienta fatal. Y ya no te hablo del agua de Barcelona…!. Después de muchos veranos con problemas intestinales, fue él quien cayó en la cuenta que el agua (la pizca de cloro que inevitablemente lleva) le provocaba aquellos problemas.

Para todas las personas afectadas de SQM existe un largo camino de aprendizaje personal. Porque hay muchos puntos de coincidencia, pero cada una tiene su patrón de sensibilidades que se presentan en forma dimensional y distinta. Y cada enfermo o enferma, tiene que aprender a distinguir y, en la medida de lo posible, controlar, la carga tóxica que existe a su alrededor.


  • ESTAS ENFERMEDADES OBLIGAN A CUESTIONARNOS:  ¿CÓMO ESTAMOS VIVIENDO?

Por supuesto. Tanto a mi mujer como yo somos personas con una marcada perspectiva ética. Ya mucho antes de aparecer la enfermedad teníamos una visión crítica de la profunda estupidez  e irresponsabilidad tan presente en nuestra sociedad. De esos mecanismos, a veces sutiles, que nos convierten en una especie de marionetas abocadas a consumir de forma compulsiva. La aparición de sensibilidades químicas en una persona cercana, te obliga a abrir los ojos a muchas cosas que anteriormente pasaban desapercibidas. Y uno se da cuenta de que vivimos rodeados de cosas absolutamente inútiles, que nos dañan lentamente, o no tan lentamente.  El agua que sale por nuestros grifos, al aire que respiramos, los alimentos que comemos, los productos de limpieza, las fragancias… todo. Incluso algunos espacios que considerábamos limpios, resulta que cuando uno se acerca, no los son tanto. Poca gente sabe que en nuestros parques y jardines, en Barcelona,  se usa un herbicida altamente tóxico y altamente cuestionado en algunos países: el Round-Up de la poderosa multinacional Monsanto. Me enteré un día mientras estaba corriendo por el Parc de la Ciutadella. Mi hijo me había dicho poco tiempo antes que cuando entraba en el recinto, percibía malestar y que algo que había en el ambiente, le perjudicaba. Mientras corría vi a un operario que estaba rociando el suelo… me acerqué a él y le pregunté… y después supe qué era y qué había significado para muchas personas, el famoso Round-Up de Monsanto. Sí, ya sabes que con los afectados de Sensibilidad Química Múltiple se suele usar la metáfora del “canario del minero”. Son como aquel canario que los mineros introducían en las minas para detectar la presencia de gases tóxicos.

Los enfermos de SQM nos están avisando…


  • ES PREOCUPANTE QUE DE  TANTO SUFRIMIENTO SE PUEDA HACER NEGOCIO…

Sí, eso también ocurre en este ámbito. En parte, porque se trata de enfermedades multisistémicas y tremendamente complejas, en las que un enfermo, potencialmente, puede ser “cliente” para la medicina de cualquier especialidad.

Y en parte, porque estamos inmersos en una dinámica  cada vez más presente en esta sociedad globalizada en la que vivimos. Una dinámica que tiende a esclavizarnos y a “cosificarnos”.

Lamentablemente, sea cual sea el sector que analicemos, veremos que se está instaurando progresivamente, en nuestra sociedad, un efecto perverso que consiste esencialmente en el desplazamiento del objetivo inicial hacia unos objetivos centrados únicamente en el beneficio económico y en el crecimiento insostenible, al precio que sea. Es la voracidad cortoplacista, que olvida lo que pueda existir más allá del ejercicio presente. Y, por supuesto, de las generaciones futuras. Lo vemos en la dinámica de los medios de comunicación, especialmente de las televisiones privadas, que son capaces de caer en lo más bajo, por mantener un determinado índice de audiencia. Lo vemos en las entidades financieras, que han contribuido a la dinámica perversa que nos ha llevado a la crisis actual y a la patética situación del mercado inmobiliario, con la dificultad para tantas y tantas personas de acceder a un  derecho fundamental como es el acceso a una vivienda digna. Y lo vemos también en el ámbito sanitario. Los médicos de la sanidad pública (púbica-privatizada) tienen objetivos de contención de gasto (recetas, intervenciones…). Los médicos de la sanidad privada tienen también objetivos, de “producción”, de signo totalmente contrario a los anteriores. Y para completar el escenario está la industria farmacéutica, cuyo noble propósito original se ha visto convertido en un objetivo de “fidelización de clientes”. Es decir, de “cronificación” de patologías o incluso, de creación de éstas. Tenemos el reciente y famoso ejemplo de la “gripe A”…

Sí, las farmacéuticas necesitan que los que no están enfermos, lo estén, y que aquellos que ya lo están, sigan estándolo.

Sé que puede sonar raro, pero hay mucho de cierto en ello. Para observarlo, simplemente es necesario acercarse lo suficiente. Las financieras, que la gente consuma y gaste más allá de sus posibilidades, atados por hipotecas interminables. Las cadenas de televisión, que la gente consuma los infames subproductos que emiten… podríamos hablar de cualquier otro sector, y veríamos que el mecanismo se replica casi siempre… Creo que hay gente que trabaja en estas empresas que ha perdido totalmente la conciencia de su función en el mundo. Es decir, a nivel individual, también se ha producido un desplazamiento: aquel objetivo profesional que un día fue y que probablemente tuvo un explícito contenido ético,   se convierte, en la mayoría de ocasiones, en una pobre misión centrada en el cumplimiento de unos objetivos de rentabilidad. La presión social y el sistema se han comido al profesional, Y por lo general, además, la presión social de su contexto próximo, a menudo hace que esta persona llega a convencerse de que lo está haciendo muy bien.

Paralelamente a este empobrecimiento ético que nos invade, pienso que existe una importante emergencia de personas y colectivos con conciencia crítica, personas a las que no nos satisface esta sociedad llena de espejismos, que nos envenena lentamente el cuerpo y el alma… No sé qué fuerza podemos llegar a tener, pero la percibo… y esta es la parte positiva.

  • SEGÚN TU OPINIÓN ¿QUÉ MOTIVA LA FUERTE RESISTENCIA A RECONOCER Y NOMBRAR ESTAS ENFERMEDADES INVISIBLES?

Es fundamentalmente un tema económico y político. Estas enfermedades nos hablan de lo mal que hemos gestionado nuestra convivencia con el medio. Lo que nos muestran resulta políticamente incorrecto. Y podríamos preguntarnos también por las responsabilidades sobre todo ello… Y eso, por supuesto, no interesa. Resulta mucho más fácil mirar para otro lado. En muchísimos aspectos, la sociedad que hemos construido no tiene camino de retorno. Cuando te paras a pensar en qué comemos, qué bebemos, qué respiramos,…

Para la mayoría de personas, el SFC o la SQM, les puede parecer algo lejano. Pero casi todos somos conscientes, por nuestra experiencia cotidiana, que existe en los últimos años un marcado crecimiento de las alergias e intolerancias, entre la población general. Podríamos decir que estas manifestaciones son las “hermanas pequeñas” de aquellas enfermedades.

Sabemos que los casos están aumentando, también entre niños y adolescentes. Atender a estas enfermedades podría representar también un importantísimo coste económico para las administraciones. Efectivamente, no es que a mi hijo le “tengan manía” en la Conselleria. No es eso. El problema es que aceptar el diagnóstico de mi hijo significaría el tener que aceptar muchos otros casos.

Y lo peor de todo, es que estamos rodeados de porquería: porquería que nos daña lentamente. Porquería que se presenta como “inocua” en pequeñas dosis, pero estamos recibiendo  muchas pequeñas dosis continuas, que se convierten en una enorme dosis. Todos los fabricantes se preocupan de que las dosis de sus productos cumplan unos baremos, unos requisitos legales. Pero de lo que nadie se ha preocupa es de evaluar el impacto acumulativo y sinérgico de las substancias químicas que nos rodean.

Respecto a mi hijo, desconocemos la causa primera de su enfermedad, aunque tenemos algunas hipótesis muy coherentes. Como las gamma-inmunoglobulinas que le fueron administradas semanalmente durante muchos meses, cuando era niño. Como la mayoría de vacunas, contiene timerosal, una substancia que a su vez contiene un 49% de mercurio. Hoy hemos podido constatar que su cuerpo contiene una cantidad de mercurio cuatro veces superior a la considerada “normal”. Y también hemos podido constatar que tiene una metilación lenta (dificultad para eliminar metales pesados), característica presente en muchos enfermos.

El origen de esto ¿son las vacunas? No lo sabemos ni lo podemos demostrar. Ahora hay una movilización por parte de Mercuriados http://www.mercuriados.org/ y de Ana Medina http://www.elautismo.com/ madre de un hijo autista, porque también sabemos que aumentan los casos y parece vinculado al mercurio.

  • ¿QUÉ ES LO MÁS DURO COMO PADRE?

A lo largo de estos 8 años, desde que se produjo el diagnóstico, he conocido a muchos enfermos. Hasta hace unos meses, mi hijo era el enfermo más joven que yo conocía. Un día me llamó la madre de una niña de 12 años que está muy afectada, gravemente afectada, no puede ni salir de casa. Después he sabido de otros…

Me duele especialmente saber que hay niños y jóvenes afectados por estas enfermedades. Hace pocas semanas, en un comunicado de la Vall d’Hebron se decía que tienen 50 casos registrados de niños y unos 250 de adolescentes y jóvenes hasta 23 años. Creo que alguien, desde la responsabilidad de gobierno, debería preocuparse seriamente. La escalada es inquietante. Y estos niños y niñas, hoy están condenados al dolor físico, expuestos a la incomprensión de su entorno más cercano, expuestos a las arbitrariedades de buena parte de la clase médica, expuestos a servir de bancos de experimentación. Expuestos, en definitiva, al dolor, al abandono y a la soledad. Hasta el extremo –no conozco que ocurra en ningún otro grupo de enfermedades- que le será oficialmente negada su dolencia y se les diagnosticará, con altísima probabilidad, un trastorno mental o afectivo que no sufren. Esta es, a fecha de hoy, la dura realidad.

Como padre es ciertamente muy duro porque ves en tu hijo a una persona joven, que se está construyendo, y se encuentra que con 17 años no le funciona el cuerpo, y además todo el mundo le dice -como el título del libro de Clara Valverde- “tienes buena cara…que guapo estás!”. Pero tu  hijo no se puede ni levantar de la cama. Eso genera rabia y frustración.

Y esta frustración, en ocasiones, la desahogas con las personas que tienes más cerca, y eso es durísimo. Encajar todas estas emociones que vienen de un hijo, de una persona que sabes que te quiere y que te quiere mucho, es muy duro…

  • LA CAMPAÑA DE CONCIENCIACIÓN SOCIAL QUE HAS REALIZADO A TRAVÉS DE LOS VIDEOS ¿QUÉ REPERCUSIÓN HA TENIDO EN TU VIDA?

Los videos y toda la movida que han generado es una pequeña anécdota dentro de toda esta historia que empezó por todo lo que he comentado anteriormente: porque nadie ha respondido a mi pregunta. Porque nadie de la administración se ha dignado a mirarme a la cara y argumentarme en qué basan su negación y en qué basan su diagnóstico de trastorno psicológico. Y no lo han hecho, por una razón evidente: no existe ningún argumento mínimamente sólido. Se mueven únicamente a la luz de unos baremos de 20 años atrás, y siguiendo los dictados de “más arriba” que les obligan a mirar hacia otro lado.

Lo que sí que me ha aportado personalmente es que muchas personas me han escrito. Cuando haces algo así no lo haces por los enfermos, pero sabes que inevitablemente las personas afectadas serán los primeros receptores de esto.

También cuento con ellos para difundirlos y con las asociaciones de afectados, pero eso provoca un alud de llamadas y mensajes de todo tipo. Te das cuenta de que algunas personas afectadas únicamente buscan que alguien les escuche, porque la desesperación a veces es enorme. Este tampoco es mi papel y yo debo también protegerme, manteniendo una cierta “distancia terapéutica”. Pero siempre he procurado responder a todas las personas que me han escrito y además no acostumbro a contestar con dos palabras, porque no sé hacerlo. Y eso consume mucho tiempo.

  • ¿CUENTAS CON ALGÚN TIPO DE APOYO?

Existen decenas de asociaciones en toda España, pero hasta hoy no conozco ninguna asociación de padres de jóvenes enfermos de SFC/FM/SQM. Y mi experiencia con las asociaciones no es buena. En cierto modo, porque el problema es distinto. El perfil habitual entre los afectados (su circunstancia vital, laboral, económica, afectiva…) es muy distinto al de mi hijo. Así que decidí ir por libre. Cuando solicité la entrevista con la Consellera, en la Conselleria me dijeron que para hablar con ella tenía que hacerlo a través de alguna asociación. Pero mi hijo no tiene ninguna asociación que realmente represente SU caso y SU circunstancia. Y es por ello que pedí la entrevista. Y es por ello que esperaba obtenerla. Y es por ello que decidí que la tendría, fuese como fuese.

Mi hijo está solo frente al inmenso muro que políticos y administradores han levantado para ningunear estas enfermedades, para no ver el problema que esconden. He dicho que voy por libre, pero no estoy sólo. Hay muchas personas luchando conmigo. Cada una con aquellos medios que tiene, ya sea por conocimientos o por habilidades. Internet es nuestro gran aliado… tal vez el único. A veces me pregunto qué sería de muchas personas enfermas si no tuvieran este recurso que les permite comunicarse, acompañarse, informarse y gritar al mundo la situación de abandono en que nos encontramos.

  • ¿CUÁL HA SIDO LA RESPUESTA DE LAS PERSONAS CERCANAS A VOSOTROS?

Tengo la sensación de haberme convertido, en cierto modo, en una persona extraña para muchas personas cercanas a mí. Convivir con estas enfermedades te abre los ojos a los riesgos tóxicos que nos rodean, pero también te ayuda a percibir todo que existe de banal, superfluo y mezquino en nuestra vida cotidiana. Sí, me he convertido en una persona algo extraña porque me he puesto unas gafas que ven algunas cosas que otros no ven.

Esta sociedad nos lleva a vivir así, con el pensamiento totalmente dirigido, vivimos en la fantasía de una democracia, que seguramente tiene algunos elementos formales que hacen que lo aparente, pero pocas cosas son lo que parecen y existe mucha mentira, mucho cartón-piedra a nuestro alrededor. Y yo que trabajo en el terreno de la comunicación, lo palpo todos los días.

Conservamos todas nuestras amistades, que no son muchas, pero son sólidas. Aunque solemos mantener una cierta distancia en algunos eventos sociales. Actualmente no acostumbro a frecuentar determinados festejos, muy habituales y sobredimensionados en nuestra sociedad. Son ambientes que no me favorecen emocionalmente. Me aparto, pero no me ha representado ninguna pérdida: conservamos a los amigos.

Sin embargo, estoy convencido de que incluso a nuestros amigos más cercanos, y a nuestra familia más cercana (abuelos, tíos…), les cuesta entender la enfermedad. Que no lo entiendan mis padres lo comprendo, son mayores. No es que lo nieguen. Saben perfectamente que es algo grave, pero todos estamos muy acostumbrados a que las cosas, además de ser, lo parezcan. Y si no lo parecen, no son. Y el Síndrome de Fatiga Crónica es una enfermedad que tiene una de las características más perversas que podamos imaginar: no parecerlo.

  • ¿QUIÉN ERAS ANTES DE LA ENFERMEDAD DE TU HIJO? ¿QUIÉN ERES AHORA?

Soy una persona diferente. Mi campo perceptivo es distinto… y he tenido que renunciar a cosas. Si ahora este capítulo se acabara, si mi hijo de repente se recuperase, o pudiera llevar a mi hijo a alguien le ayudara de verdad, que es la mayor impotencia sentida como padre, diría que esta experiencia ha sido positiva y formadora. Evidentemente me ha llevado a ser un poco más rico interiormente, y más fuerte… pero el precio es demasiado alto.

En 2005, Àngels, mi mujer, fue intervenida de cáncer de mama y ambos lo vivimos como si fuera un simple resfriado. Por parte de mi mujer y yo  las cosas fluyeron. Se trataba de un tumor extenso que fue creciendo rápidamente. Necesitó cirugía, quimioterapia… pero una vez estuvo todo controlado, y con expectativas de evolución positiva, no lo vivimos como un drama.

Y hubo unos meses, a mediados de 2005, en que tenía en casa a dos personas con una sintomatología prácticamente idéntica. Cuando mi mujer estaba recibiendo quimioterapia intensa, la sintomatología que presentaba tenía gran parecido con la de mi hijo.

Yo acompañaba a Àngels al hospital Vall d’Hebron y la sensación era muy diferente a la que tenemos cuando acompañamos a nuestro hijo al médico. En un caso, sabes que estás en manos de personas que saben lo que hacen… y te sientes ignorante y confiado. En el caso del SFC, el enfermo, si lleva años con la enfermedad, suele tener una dimensión de conocimiento sobre lo que le pasa y sobre lo que le conviene o no conviene, que en muchas ocasiones supera la capacidad de comprensión del médico. Es otra de las muchas peculiaridades de esta maldita enfermedad.

Cuando reflexiono me doy cuenta de que tengo que ir con ojo de no quedar demasiado absorbido por todo esto. El punto de no retorno es peligroso, emocionalmente es muy peligroso y lo tengo claro por mi salud psíquica y mi integridad afectiva. Y por lo que quiero hacer y espero poder hacer.

  • ¿QUÉ MENSAJE TE GUSTARÍA TRANSMITIR A LA SOCIEDAD?

En el ámbito de estas enfermedades, debemos ser capaces de denunciar, de no arrugarnos ante diagnósticos arbitrarios o irresponsables. De tener una mirada crítica ante cualquier opinión médica. En los nueve años que llevo conviviendo con el SFC he podido percatarme que existen personajes (políticos, médicos…), organizaciones y fundaciones, cuyo cometido parece ser el de contribuir a aportar luz y reconocimiento social. Y, sin embargo, sirven a una función muy distinta: hacer que algo cambie para que todo pueda continuar funcionando igual. O dicho de otra forma: aparentar que se hace algo, con el fin de perpetuar la situación.

Y, en general, debemos aprender a mirar más allá de lo que se nos da. Reivindicar el comportamiento ético en el campo que cada persona desarrolle. Ser exigentes con los comportamientos responsables, éticos. No creer ciegamente las explicaciones que nos dan, reivindicar y hacer oír nuestra propia voz.

No veo ninguna otra solución más que las personas y la sociedad aprendan a tomar conciencia y a ser exigentes con lo que tienen delante. Que aprendan a seleccionar. Todo se mueve al final por los intereses de los consumidores, de las personas de a pie, y sólo nosotros tenemos capacidad para cambiarlo.

En el tema ambiental, ser conscientes de que hay muchos elementos a nuestro alrededor que nos hacen daño. Y tomar decisiones, elecciones coherentes con esta realidad.

Ser exigentes con los comportamientos responsables, éticos. No creer ciegamente las explicaciones que nos dan, reivindicar y hacer oír nuestra propia voz.


<De tots els Colors>: Muchas gracias Josep por compartir un testimonio que no dejará  a  nadie indiferente. Tu resistencia y valor en medio de la adversidad son admirables.

Del mismo modo,  tus reflexiones en torno a nuestra sociedad, sistema de valores, ética, y compromiso son una llamada de atención y una invitación a tomar conciencia de nuestra responsabilidad personal y comunitaria. Cada una de nuestras decisiones es importante, y tiene un peso específico en la sociedad.

Finalmente, nuestra gratitud y  reconocimiento a tu hijo por su generosidad y apoyo desde el anonimato. Por respeto a su intimidad, no se ha mencionado su nombre ni se han tratado aspectos personales. Los mejores deseos de Salud y Justicia para él.

About these ads

Acciones

Information

22 responses

18 11 2010
Eva

Hola Sr. josep i família;
Potser els que els diré no té molt de pes i no soluciona res, però tenen el meu recolzament com a persona i la meva convicció identica a la seva, vers aquest tema com a personal sanitari.
Ha de ser molt dur com a esser humà viure rodejat de persones que no comprenen com es senten i com viuen aquesta situació.
El dolor un cop es converteix amb sufriment esdevé invivible i toca sobreviure i això només ho fan els valents! si si sou valents!!
M’encantaria que el sistema sanitari-polític canvies. Els polític tenen el l’obligació de representar-nos i l’únic que acossegueixen es crear-nos, rabia, incomprensió i no ser resolutius als nostres problemes. Lamentablement suposo que la gent jove com jo ens resignem davant un sistema que no ens ompla i que no sembla tenir ninguna intenció de fer-ho.
De segur que res que els pugui dir soluciona res així que solament m’ofereixo a escoltar-los i d’alguna manera recolzar-los.
Gràcies per defendre el que hauria de ser un dret per a qualsevols esser humà.

18 11 2010
LLUCIA

Cada pas per obrir ulls i consciències, es un gran pas per sa humanitat.
Ses reflexions damunt ses toxicitats ambientals afecten a tota classe de poders econòmics, polítics i socials, però també a s’ètica personal de com vivim ses nostres vides i que feim amb elles.
Tanmateix tot el que és veritat acabarà sortint a sa llum, com més aviat sigui, menys vides de persones joves seràn hipotecades, i quedarà alguna esperança per aquest planeta.
Esper que en es camí de trobar justícia i reconeixement, també hi hagin solucions de salut per es teu fill. Segurament no vendràn dels estaments oficials sino de sa pròpia investigació i d’altres propostes alternatives, i que permetin que es dolor deixi de ser un tema central a sa seva vida i pugui gaudir de tot es plaer d’ haver crescut de nin a homo des de sa profunditat personal que dona atravessar experiències dures, i acabant superant-les.

Molta de salut per tots i gràcies per s’exemple que ens doneu als altres.

19 11 2010
Angelina

Salut i força!

19 11 2010
Victor

La codicia aplicada a cada aspecto de la vida humana es tan destructiva, está tan asumida y asimilada a nuestra cultura, sobre todo en las regiones del llamado primer mundo, que es preciso sobreponernos al sufrimiento y actuar de forma tan esmeradamente ética, que en ocasiones nos convertimos en una especie de profetas de la catástrofe, pero la catástrofe ya está aquí.
Ignorancia y arrogancia, son dos palabras claves que se me han quedado grabadas al leer tu testimonio.
Afortunadamente el deseo de verdad y la honestidad también estan floreciendo, reclamando sus espacios. Una nueva cultura debe abrirse paso, es preciso, es inevitable.
Estoy con vosotros de corazón , Josep.
Espero que vuestra lucha y el trabajo de futuros profesionales de la salud sean los pioneros de una nueva era de conocimiento, de una forma radicalmente distinta de entendernos y entender a este maravilloso planeta del que formamos parte.

19 11 2010
montse

hola no se escribir bien en catalan, tengo fibromialgia todavia en proceso de estudio hace solo tres semanas que estoy asistiendo a la asociacion aqui en Sant Marti y me va muy bien por lo menos encuentro el afecto y la atencion que a veces uno necesita pues hasta ahora me sentia incomprendida.
Siento lo de tu familia y se que se pasa mal. Estoy con vosotros y me uno a vuestra desesperacion, seguramente a mi carta le falta mas argumento pero hoy es uno de esos dias que no me hubiera querido levantar. un saludo

19 11 2010
olga

Yo enferma de fibromialgia y sindrome de fatiga cronica desde los 26 años, aun no se me esta tratando por la fatiga cronica y me estan denegando las derivaciones a canruti y la vall de hebron, en los cap, no existe esta enfermedad para derivarnos. Yo he de mantener a mi hijo y las ayudas son de 426 euros y se acaban, tampoco me han valorado mi grado real de discapacidad ni me han concedido la invalidez, han conseguido que mi grado de depresion haya llegado a un estado mayor con episodios recurrentes, lo han conseguido y los motivos los estamos viviendo todos los enfermos de estas patologias…
La indiferencia, incomprension, falta de asistecia sanitaria y de reconocimientos.
Un saludo y besos a su hijo y que estamos en la misma batalla.
Tengo 39 años

19 11 2010
Maria

Tinc un fill de 14 anys que porta gairebé dos anys sense poder sortir al carrer ni anar a escola. El diagnòstic inicial va ser depresió i TDA. Despŕes de mesos i de no estar d’acord ni amb el diagnòstic ni amb el tractament un metge de Sant Joan de Deu té la sospita de que es tracta de fatiga crònica. Tot just hem començat el calvari però estic ben decidida a fer costat el meu fill. Com en el teu cas l’aspecte físic del meu fill, tret d’unes profondes i permanents olleres, es bo i per tant l’entorn no acaba de comprendre que estigui malalt. Estic fent tot el possible per portar-lo a la Vall d’Hebron. Estic segura que la teva lluita haurà obert un camí que els altres tindrem més fàcil per transitar. Moltíssimes gràcies per la teva generositat en compartir l’experiència.

8 12 2010
gabriela

Hola Maria.me llamo gabriela.yo tanbien tengo ha mi hijo de 14 años recien cumplidos con fatiga cronica,le visitan en la vall d`hebron… puedo ayudarte a que le visiten…ponte en contacto conmigo en…facebook.gabriela bonilla cabello.un abrazo

20 11 2010
Dempeus per la salut pública

Josep, comptes amb tot el nostre recolzament en la teva lluita per que es reconegui la malaltia del teu fill.

Avui mateix difondrem el teu missatge i el teu bloc.
Com diu la Maria, la teva lluita està obrint camí.

Salut!

20 11 2010
olga

La lucha debe ser para todos los enfermos de fibromialgia y sindrome de fatiga cronica que nos encontramos en la misma situacion que el hijo de Josep, yo que soy padecedora de dichas enfermedades me encuentro en el lado de que debo de criar un hijo, enferma y con las ayudas que el estado aporta, y que no son muchas, como consecuencia a esta incapacidad de estas enfermedades.
Unamonos todos, enfermos y familiares de enfermos en la misma lucha para nuestro reconocimiento y el daño psicologico que nos estan creando dichas instituciones, medicos y demas responsables…
Saludos y a seguir con la lucha, que aunque es muy dura y dolorosa es lo unico que nos queda, seguir luchando por lo que es nuestro.

20 11 2010
Lidia M.

Josep molts ánims i moltes gràcies per la lluita que estàs fent per que es reconeguin les nostres malalties, jo pateixo el mateix i el mateix grau que el teu fill, i he hagut de lluitar molt per aconseguir una absoluta, per judici clar totalment injust, la meva filla amb 22 anys van diagnoticar-li esclerosi múltiple, ara te 27 anys, i et puc dir que ens manquen més les forces a nosaltres que a molts malalts d’aquesta patologia tan cruel, a mes de ser una malaltia reconeguda i amb un recolçament metge com ha de ser. Endavant i moltes gràcies, molts ànims per el teu fill.

21 11 2010
Dori

Sigo a Josep Carbonell desde que vi: Carta oberta a la consellera Capdevila en youtube. Esta entrevista me llega desde una alerta por medio de Dempeus, donde pide su difusión, por eso te pido permiso para colgarla en mi blog y en mas sitios.
La lucha de este padre es encomiable, pero somos muchos los enfermos que estamos en esto, comunico por sino lo sabéis, que se están llevando a cabo concentraciones cada mes, el mismo día y a la misma hora a nivel nacional, si quieres mas información por favor no dudes en pedirla a través de mi correo,
Pienso que la unión es la única salida que tiene todo este colectivo y que la administración sistemáticamente nos ignora.
Felicidades por la entrevista, me ha encantado, un abrazo.
Dori

21 11 2010
Lupe

Hola Josep, jo vaig començar també a finals de Maig de 2002 I el Gener per reis había passat una grip. Estic diagnostgicada igual que el teu fill.Però a més he treballat a un laboratori Farmacéutic durant 28 anys, ara tinc 48 i durant els primers 11 anys a la feina, treballava a la zona estéril i utilitzavem cada dia formaldehído, i desinfectants..es per aixo que en el Hospital Clinic em varen dir que era per malaltia professional..Ara estic pendent que el tribunal superior ho reconegui…Molta força per seguir lluitant.

21 11 2010
gregoria

Hola josep:
Soy una mujer de 55 años y tengo sindrome de fatiga cronica y SQM. Vivo en VIGO una ciudad con una contaminacion importante, además vivo en un poligono industrial, no sabia que lo era porque los poligonos han crecido como hongos. Hay olores de todo tipo ,talleres de pintar coches, gasolineras , para lavar coches también dos y todo tipo de enpresas que te puedas imaginar.
A esto hay que añadirle que aquí como lo manda la tradicion se pasan el dia quemando de todo; el que tiene finca quema rastrojos y todo lo que no le vale, plásticos, muebles etc etc.
Los que tienen enpresas también lo hacen, queman restos de maderas con barníz, pintura, pvc etc. He estado esperando que la persona responsable de medio anbiente me dé una cita y después de esperar tiempo me dicen que eso lo lleva la xunta y que tengo que especificar mas exactamente para qué es.
Aquí ninguna empresa tiene otra que le gestione los residuos, simplemente los queman y pasan de todo. La gente aquí tiene unas tragaderas increibles, nadie hace nada y no entienden que yo lo haga.
Como ves muy complicado, estoy dispuesta a llegar donde haga falta pero no se cómo empezar.
Gracias y os mando un fuerte abrazo….GREGORIA

25 11 2010
M Salut

Hola tengo 48 años y hace 12 me diacnosticaron lo mismo que a tu hijo. De Mallorca me desplacé a Barcelona y también me visito el dco. Fernandez Sola,fue el unico que se intereso por la enfermedad he pasado un verdadero calvario ya que los medicos tanto de medicina privada como publica me han tratado de depresiva siempre .Actualmente dispongo de medicos competentes ya que la misma compañia de seguros se ha ocupado de ello.En una revision dental se dieron cuenta que los empastes eran de mercurio,(sustancia prohibida desde hace años pero que se sigue usando) Se estrajeron y las llagas en la boca han desaparecido ,nadie quiere hacer un informe .desgraciadamente el poco interes por esta enfermedad y lo poco rentables que somos para los medicos(ya que necesitamos mas tiempo que otros pacientes)esta siendo un verdadero problema para nosotros.Debemos seguir luchando ya no solo por nosotros sino por las generaciones que vienen detras.Si en algo puedo ayudaros ,contad conmigo

27 11 2010
MARIA CEBALLOS RUEDA

HOLA GRACIAS POR TUS VIDEOS Y TU AYUDA. PADEZCO LAS TRES ENFERMEDADES DESDE LOS 18 AÑOS, AHORA TENGO 51. COMO TAMBIEN SABES MI VIDA NO HAS IDO FACIL. HE TENIDO DOS JUICIOS TODOS DENEGADO. MI FAMILIA NO ENTIENDE BIEN ESTO , NO TENGO PAREJA NI HIJOS PUES MI ENFERMEDAD Y MI TRABAJO NO ME DEJARON TENERLOS PUES TODO PARA MI ERA MUY DUR. AHORA ME RECOMIENDAN LOS MEDICOS QUE VAYA POR LO PSIQUIATRICO ,NO ESTOY LOCA PERO NO SOPORTO YA EL TRABAJO. AHORA TENGO BAJAS CONTINUAS PUES MI CUERPO ESTA ROTO.BESOS A TI Y TU HIJO ERES UN EJEMPLO DE PADRE Y UNA GRAN AYUDA PARA NOSOTROS..

29 11 2010
Catalina

Hola, debo decirte que eres un ejemplo a seguir y que es verdad que la sociedad no puede quedarse de brazos cruzados sin hacer nada ante el mal uso que en muchos casos se hace sistemáticamente de nuestros maravillosos recursos, tanto medioambientales, cosa que sin duda nos perjudica irremediablemente, como institucionales, es una verguenza permitir que todo aquello desarrollado para hacer una vida más digna y justa a veces de la manera más absurda se vuelva contra nosotros con argumentos ridículos como un vacío en las opciones de diagnóstico, ninguneándonos como bién dices a todos, sanos y enfermos, por eso me alegro de que haya personas como vosotros, me refiero a vuestra familia, con capacidad para no quedarse de brazos cruzados, sino insistir en exigir de una forma profundamente correcta y juiciosa un cambio profundo en esta forma de funcionar burocrático y absurdo, tu oficio de luthier y de psicólogo aquí se ve perfectamente optimizado, es buscar que todo sea más justo y armónico y lograrlo con inteligencia, dotes de comunicación, sutileza y constancia. No tengo ninguna duda de que ese es el camino adecuado para conseguir un cambio a mejor en este tema tan delicado. Dile a tu hijo que no desfallezca, que tiene un buen apoyo y que estas pruebas nos hacen mejores. Y por mi parte si te podemos ayudar de alguna forma como recogiendo firmas, expandiendo tu mensaje o de alguna otra manera haznolo saber. Con cariño desde Mallorca.

29 11 2010
Anna

Hola Josep,

antes de nada te envio mi abrazo y mi completa comprensión, sobretodo respecto a la indignación que produce ver cómo reaccionan las personas e instituciones que te rodean.
Yo padezco SFC y FM desde hace años. Ahora tengo 38. Y he perdido mi carrera laboral, y no he podido siquiera ir con bicicleta con mi hija de nueve años. Es muy duro.
Son enfermedades incómodas. Existen pero nadie te apoya ni te ayuda lo suficiente.
De trabajar en una empresa de primer nivel me he visto a renunciar a mi vida, a peleas contínuas en el entorno familiar a no poder ejerecer de madre, esposa y amiga como era antes. Y vagando en soledad durante casi 7 años hasta que dieron con mi diagnóstico.

Tu hijo es joven. Tiene unos padres estupendos que luchan con él y por él y además de quererle son inteligentes.
Seguro que su calidad de vida será mucho mejor dia tras dia. Confio en que encuentren algo que mejore esta situación. Pero hace falta instituciones que se lo propongan. Porque llevan un siglo detectadas como enfermedades. treinta años decretadas por la OMS como tales y luego no hay apoyo real ni económico ni moral ni social para nosotros. haz yoga, vete de balnearios, practica un hobby…cuando no puedes levantarte de la cama y te duele hasta moverte! Y además en sanitat eres tildado como de cuentista porque no hay pretstación y todo este mundo de medicina alternativa (carísismo) te lo paga la crisis…???
Un fuerte abrazo y sigue luchando. Hoy estoy destrozada. Siento el tono y las palabras. Antes me expresaba bastante mejor.

Adelante,

A.

28 12 2010
Josep Carbonell

Queridas/dos,

No quiero cerrar el presente año sin agradeceros de todo corazón vuestras muestras de afecto y solidaridad. Las palabras, en este contexto, nunca són inútiles y en el ámbito de las enfermedades voluntariamente ignoradas, las palabras adquieren categoria de bálsamo y resultan terapeuticas para muchas personas que viven envueltas en el dolor, la soledad y la incomprensión (si, Eva, les teves paraules son útils). Muchas veces me pregunto qué sería de las personas afectadas de SFC/FM/SQM si no existíera Internet. Y prácticamente no puedo imaginarlo… Gràcies Llucia per les teves dolces paraules. Gràcies amics de Dempeus i gràcies Angelina, Víctor, Montse, Olga, Lídia, Dori (conozco vuestras movidas), Maria (algú s’hauria de prendre seriosament el preocupant increment de l’SFC en nens i joves), Lupe, Gregoria, M Salut, Maria, Catalina, Anna… Gràcias a todas/os por compartir vuestras opiniones y sentimientos.

Hoy, 28 de diciembre de 2010 ha sido el último día en su cargo de la consellera de Acció Social i Ciutadania. Mañana tomará posesión el nuevo conseller, Lluís Maria Cleries. Cuando hace exactamente un año publiqué mi “carta abierta multimedia” a la consellera, el entonces diputado en la oposición Cleries, me escribió y me invitó a hablar con él. Tuvimos una larga entrevista en el Parlament. Cuando menos me escuchó, lo que no puedo decir de la consellera saliente, que se ha mantenido en un silencio total. Veremos como van las cosas en adelante, pero estoy convencido que tendremos que seguir batallando por nuestros derechos y por nuestra dignidad.

Y mi último agradecimiento para ti, Elena. Hoy he entrado en tu blog y he visto un reciente comentario que celebra tu aniversario (el de tu blog). Felicidades y gracias una vez más por tu trabajo y por ser como eres. Un petó.

Y feliz año a todas/os,

29 12 2010
detotselscolors

Benvolgut Josep,
Desitjo de cor que aquella reunió amb el Sr. Cleries fos el fonament d’una disposició d’escolta i treball envers vosaltres i tots els afectats per malalties invisibles. I que a partir d’avuí, aquella espurna d’interès, es vagi construint i consolidant.
Gràcies també per la teva felicitació, aquest any ha estat molt enriquidor i satisfactori. L’agraiment és per a tu i per a la resta de persones que amb els seus testimonis o comentaris heu compartit un bocí de les vostres vides.

Un petó i els millors desitjos,

Elena :-)

31 05 2011
Nora Santos

Estimado Josep!
te escribo desde Argentina, hace 20 años que trabajo con un grupo de gente y tenemos un Centro de terapias complementarias. He leido todo lo que dices sobre la enfermedad de tu hijo, y me da la impresión de ser una enfermedad muy sutil, tal vez esté afectando sus cuerpos más sutiles, especiaolmente el vital. Es cierto lo que dices sobre el sistema de salud y farmacos, es mundial, como lo dice la ex-dra. GHISLAINE LANCTOT, el castigado Dr. Dr. R.Geer Hamer, y les costó el título. Especialmente perseguidos en tu país. Te paso datos más abajo. Tal vez conozcas otras terapias mal llamadas ‘alternativas’ que van directo a esos campos como Reiki y Constelaciones Familiares. No digo que lo curen, pero tal vez encuentre un alivio. Simplemente te lo recuerdo por si no lo conoces. Solo hay que buscar ‘gente seria’…porque hay de todo, como en todo.
Tu hijo tiene el sistema inmunitario afectado, Hamer habla de esto.
Te deseo que halles alguna respuesta pronto, y sepas que el ‘viejo sistema’ se está derrumbando. Tu hijo nos esta marcando otro camino, como todos los jovenes lo hacen. Cariños! y Suerte!! Nora
Las publicaciones del Dr. Hamer se distribuyen desde la editorial :
Amici di Dirk: info@amici-di-dirk.com
Amici di Dirk – France
Ediciones de la Germánica Nueva Medicina ® S.L.
Apartado de Correos, 209.
29120 Alhaurín el Grande (Málaga, Spain).
Número de fax: (034) 952-491697.

26 04 2013
Vernell

What i don’t understood is in truth how you are not really a lot more well-favored than you may be now. You are very intelligent. You recognize thus considerably on the subject of this subject, made me in my view believe it from numerous varied angles. Its like men and women don’t seem to be interested unless it’s something to accomplish with Woman gaga! Your own stuffs outstanding. Always deal with it up!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 147 seguidores

%d personas les gusta esto: