* Entrevista a IBÁN YARZA, Panadero casero y divulgador del mundo del pan: La Memoria del Pan o la Magia de Crear Vida.

16 04 2012
  • Entrevista realizada por <De tots els Colors>: Elena Lorente Guerrero.

Aunque IBÁN YARZA no necesita presentación, para quienes no lo conozcáis todavía, deciros que es una persona vital,  entusiasta. Alberga en su interior la curiosidad y la pasión de un niño; no le asustan los cambios, al contrario, son el motor de su vida. Se siente cómodo viviendo el presente, sin adelantarse al futuro. Está abierto a las posibilidades que le presenta la vida. Confiado, su primera respuesta, la intuitiva, es siempre ¡SÍ!

Gran conversador y comunicador, con grandes conocimientos y no sólo teóricos, también vivenciales, que son los que importan. Todo lo que le interesa lo desgrana,  lo exprime al máximo, y lo incorpora a su vida.

De su mano conoceréis su historia de vida, su alma de niño grande, sus inquietudes personales y cuándo se enamoró del pan.

También os sumergiréis en el mundo del buen pan,  nos desmonta uno a uno los mitos que rodean al pan,  y daréis una pequeña vuelta por los panes del mundo.

Os contagiará el deseo de experimentar ese instanté mágico y especial que se siente  mezclando únicamente harina y agua, creando vida. Que disfrutéis de esta entrevista que es un lujazo: extensa, está llena de detalles y ¡está viva!

Soy Ibán Yarza, divulgador del tema del pan, de la apreciación del buen pan, y del pan artesano. Doy cursos de pan, que es como conocí a Elena, y me gusta transmitir a la gente el amor que yo siento por el pan y por la elaboración de pan.

Soy de Bilbao, nací en el 74, y aunque soy de formación periodista, luego estudié en Barcelona traducción. Realmente he hecho muchas cosas en la vida: he sido guía de un autobús turístico, he rellenado mini-bares en hoteles, he sido guía en museos de arte contemporáneo, he trabajado en pornografía, en fin… esto suena un poco raro… Ahora me dedico a la divulgación del pan.

  • ¿CUÁL ES EL MOTOR DE TU VIDA?

Realmente soy una persona… no es que sea poco constante, pero varío mucho. Con el tiempo he llegado a la conclusión de que voy muy por ciclos. He vivido en muchos lugares, he hecho muchas cosas, y voy como cíclicamente. Mirando hacia atrás, creo que nunca he hecho el mismo trabajo más de dos años, siempre me gusta cambiar. He estudiado muchas cosas, me gusta mucho esto que dice ahora la gente, reciclarme.

Cuando empecé a trabajar justo abrió el museo Guggenheim de Bilbao, y como yo sabía idiomas y me gustaba mucho el arte, estuve trabajando allí unos años de guía de museo enseñando los cuadros. Aquello me cansó por estar mucho tiempo solo. Después entré en una oficina trabajando para el Gobierno Vasco, y fue un trabajo muy bonito porque viajaba por el mundo diciendo lo bonito que es Euskadi. Viajé desde Lituania a California, conociendo gente, fue una cosa preciosa.

Luego trabajé en Inglaterra, en comunicación científica en una web que se llamaba AlphaGalielo, muy bonito también. Era editor de contenido, me pasaba el día leyendo noticias de ciencia en muchos idiomas, una cosa muy chocante. Ahí me metí por el tema de idiomas, me dio por la traducción, estuve traduciendo un poco y esa fue la excusa que me llevó a Barcelona. Estudié un máster en la UAB de traducción de películas, webs, audiovisual,… He traducido algunas cosas, pero tampoco ha sido una actividad principal, me gusta pero es un poco como cuando haces de un hobby tu actividad…

Y ahora pues estoy metido mucho con el pan y casi involuntariamente con el tema de la alimentación, siempre me ha preocupado pero ahora…, por ejemplo doy cursos y casi sin quererlo tengo a veces una posición de autoridad, incluso a veces cuando viene a gente a preguntarme de cosas es como ¡uf!… que tampoco he querido yo meterme en ese lugar.

Con lo cual, realmente un motor para las cosas que hago.. no lo sé, realmente me gusta mucho la variedad, me gusta cambiar, eso sí que creo que es importante.

  • ¿QUÉ HA DETERMINADO TU TRAYECTORIA PROFESIONAL?

Mi trayectoria profesional es un poco errática y la verdad es que muchas veces lo determina el azar, conocer a una persona… Por ejemplo durante los últimos dos años me he ganado la vida dando cursos de pan. Si hace 5 años alguien me llega a decir que yo iba a dar un curso de pan a alguien como profesor, pues me hubiera reído en su cara. Y esa fue una persona, Bea, que tiene una escuela de pan artesano en MadridLa cocina de Babette”, no sé cómo ni por qué, ella me escribió y me dijo: “oye, tú puedes dar un curso de pan” y pensé: “¿yo? ¿un curso de pan? Pero luego también pensé, hombre he trabajado explicando durante una hora y media cuadros de Kandinsky, pues malo será que no pueda explicar durante unas horas como hacer un pan.

Creo que muchas veces son casualidades. Como te decía antes,  he vivido en diferentes sitios, y ahora lo recuerdo con mucho cariño. En el 98 viví una temporada en Ámsterdam porque también estudié gestión hotelera, no sé ni cómo ni cuándo hice un módulo de gestión hotelera y estuve trabajando en un hotel. Lo que son las cosas de la vida, lo estaba recordando estos días no sé por qué…

  • ERES CIUDADANO DEL MUNDO…

A veces pienso que no me gustaría morirme sin haber disfrutado de algunos sitios, por ejemplo me gusta mucho hablar en idiomas, de hecho, ahora el trabajo que estoy haciendo en Madrid es el primer trabajo en mi vida en el que no trabajo en idiomas, trabajo en  español sorprendentemente, por primera vez en mi vida, en el día a día, cuando paso 8 horas sentado, se me hace un poco raro.

Echo mucho de menos hablar francés, me gusta mucho, hace tiempo que no lo hablo, y me entran ganas, y me acuerdo de “ay, no quiero morirme sin vivir en Francia”. Me encantaría por ejemplo estar en Estados Unidos, me da pereza pero me atrae mucho por conocer de primera mano cómo es aquello,  que no te lo cuenten, cómo es esa cultura, estar una temporada, vivir un añito o dos. Me gustaría vivir  también en Italia. En Alemania por ejemplo he estado temporadas, también he trabajado bastante allí, me gusta mucho, soy muy germanófilo.

  • ¿QUÉ IMPULSÓ TU AVENTURA COMO WWOOFER (VOLUNTARIO) EN UNA GRANJA Y JUSTAMENTE EN SUECIA?

Realmente para mí lo de viajar es una cosa curiosa; el año pasado por ejemplo pasé un par de meses en Escandinavia, en una experiencia muy chula, wwoof que son oportunidades en granjas ecológicas por todo el mundo. Y me fui a Suecia porque realmente, de nuevo, no quería morirme sin haber vivido en Escandinavia. A mí me tira mucho el norte, mucha gente cuando visualiza o verbaliza el paraíso, es el Caribe, las Seychelles, …Para mí el paraíso es un sitio nevado con mucho frio, con unas buenas botas, una taza de té, ese tipo de cuestiones.

Me gustó mucho estar en Escandinavia, había estado siempre de viaje o de excursión, pero estar un poquito más viviendo allí la verdad es que me encantó y aunque tampoco sabes dónde te va a llevar la vida,  no descarto vivir allí, me gustaría mucho.

Al estar en la granja de hecho fue un poco especial porque tampoco tenía mucho contacto con mucha gente, estaba la gente de la granja, pero muchos voluntarios eran de todo el mundo, con lo cual me quedaron un poquito esas ganas de conocer un poco más esa tierra.

¿Cosas buenas que saqué de aquella experiencia? todo lo demás. Realmente cualquier persona que este leyendo esto, que tenga un mínimo interés, hacerse una temporada de wofer, es algo increíble, te puedes ir desde un par de semanas a una granja a varios meses y no vuelves siendo el mismo. Es un voluntariado en el que tu pones una serie de horas y ellos te dan de comer, te dan techo y te enseñan lo que hacen que es lo que tienen básicamente.

A veces vas a una pequeña granja, con una gente muy humilde, una pequeña lechería, bodega, lo que allí produzcan. Donde yo donde estuve producían verduras y cereales. Eran vegetarianos, y llevaban una vida muy austera hasta la esencia.

El sitio más cálido de la granja era el comedor con trece grados y, era donde estábamos como más a gusto. Se ponía la calefacción un poquitín, claro, fuera estabas a menos quince.

Por las mañanas íbamos al bosque, talábamos un par de troncos para la calefacción pero la vida era muy austera. Se comía así en plan serio una vez al día, a las tres de la tarde. Para mí aquel lugar ha quedado en la memoria como muy algo muy especial la verdad.

  • LO QUE EXPLICAS SUENA CASI MONACAL…

Si bueno, realmente sí, hay algo monacal pero casi te lo llevas tú puesto porque yo me fui un par de meses ¿quien tiene dos meses en el día a día, para cogerse libre e irse a una granja? Tienes que estar en un momento de tu vida un poco particular, que te apetezca estar muy abierto para conocer gente nueva, estar muy abierto para dejar lo que tienes…Entonces sí que hay un aspecto de introspección; también porque estás expuesto todos los días a aprender algo totalmente nuevo.  Yo soy muy de ciudad, y que me enseñen mezclas de turba, de sustratos, etc pues es algo…!

Las personas de la  granja donde estuve eran vegetarianas, de hecho eran una gente muy particular, él había  estudiado algo relacionado con la biología pero más relacionado con lo agrario en la escuela de Lineo que allí es prestigiosa.

Y ella es lo que, en Suecia usan una palabra alemana que es Heilpraktikanter,  médico natural, venía mucha gente a la granja a verla. Tenía fascinación absoluta por temas de astrología, pero lo suyo era que sabía todo sobre hierbas, de extractos, de esencias,  lo aplicaba en la alimentación, por ejemplo te hacía ensalada con tres hierbajos que se encontraba y te decía: “ no hombre, si esto es llantén, aquello es … y te hacia una ensalada y alucinabas. Y también lo aplicaba a temas de salud, hipérico, o artemisa, …

Hacían meditación todos los domingos, de hecho el domingo era el día libre, pero aun así, yo creo que la gente siempre se quedaba, con lo cual la experiencia con la familia Berlin, que era como se llamaba, fue muy especial.

02102011DOMINICAL IBAN YARZA

HABLEMOS DE PAN:

  •  ¿DESDE CUÁNDO TE APASIONA EL PAN?

La verdad es que tengo fecha incluso. Empecé a hacer pan en mayo de 2005, me acuerdo perfectamente porque es una cosa importante en mi vida. Yo no tengo ningún antecedente de pan, ni de pequeño recuerdo que me gustara especialmente el pan, ni haber comido especialmente buen pan, porque en Bilbao es un poco difícil.

En aquella temporada de 2005 no trabajaba. Mi pareja y yo nos mudamos a Londres, ella trabajaba, y yo tenía unos ahorrillos de cuando había trabajado en el Gobierno Vasco, y estuve unos meses voluntariamente sin hacer nada, me apetecía tener esa experiencia en una ciudad nueva, y en la primera mitad de 2005 hacía cosas muy pintorescas. Por ejemplo, los martes de invierno a las 9 de la mañana me iba con la sociedad ornitológica de  Marylebone a ver pájaros a un parque brutal que hay en mitad de Londres que se llama Hampstead Heath . ¿Quién va un martes por la mañana a ver pájaros? ¡Jubiladas inglesas! Y ya me tenéis a mí con un grupo de 10 jubiladas inglesas viendo el mito, el herrerillo, el carbonero… fue muy bonito.

Me dediqué también a entrenar maratón, tenía mucho tiempo libre, corría, y no sé exactamente cómo ni por qué… empecé a hacer pan.

Yo creo que empecé por esta cosa de científico que tenemos todos desde niños de ver la lenteja como germina y esas cosas…y creo que a mí más que el pan, me interesaba cómo fermentaba una madre, eso fue lo que me alucinó.

Empecé a hacer pan y a recordar los panazos que había comido en Alemania, porque solía viajar mucho a Alemania por trabajo, panes muy de centeno, panes profundos, yo creo que eso me alucinó, y de ahí ya…  es como si a un ciego de nacimiento le das la visión, cuando se te abre el mundo del pan.

  • ESE INSTANTE ÚNICO Y ESPECIAL…

Es algo que me gusta experimentar, cuando doy cursos en un grupo de 8 ó 10 siempre hay un momento en el que alguien tiene una iluminación, sus ojos, le has quitado la venda, ha descubierto lo increíble que es hacer una masa madre, lo increíble que es tocar una masa con tus manos, lo increíble que es ver fermentar una masa…

Eso por mucho que se lo cuentes a alguien, puedes leer…, hay libros preciosos, pero hasta que no lo vives en primera persona…Yo no he tenido hijos, me imagino que tampoco es comparable a tener un hijo porque tener un hijo es una cosa seria, pero la satisfacción que te da cuando fermentas una masa madre y un pan es una experiencia trascendente, por eso engancha tanto.

  • ¿CÓMO SURGIÓ LA IDEA DE CREAR ” ¿TE QUEDAS A CENAR?”, “EL FORO DEL PAN” Y  “LA MEMORIA DEL PAN”?

Cuando empecé a hacer pan tenía un blog de mi vida en Londres, el típico blog que se hace todo el mundo cuando se va a vivir al extranjero. Era un blog en inglés, de la vida, del día a día, y al final salía mucho pan, con lo cual me hice un blog sobre comida y sobre pan, pero sin ninguna pretensión más que documentar lo que yo hago en el día a día.

A raíz de eso, no sé muy bien  como,  imagino que la gente empezaría a preguntar, y empecé a hacer cosas un poco para difundir: cómo se hace pan, cómo se hace masa madre,… y de ahí con el tiempo se lió la madeja y surgió la idea del foro del pan, que es una idea muy bonita, que faltaba. Realmente en español hay foros de cocina, pero no había una cosa así tan específica sobre pan y yo creo que, aunque todo es mejorable, se ha conseguido muy buen ambiente. Hay más de 4.000 usuarios aunque realmente no participan mucho, por desgracia mucha gente sólo va a mirar y a aprender, pero el ambiente de compartir, yo estoy muy orgulloso.

Con el tiempo también me apetecía tener algo sólo de pan y lancé la web que se llama “la memoria del pan“. Es un blog que voy actualizando, me gustaría dedicarle más tiempo, y ahí escribo sobre panaderos que me voy encontrando, historietas, … A veces me da miedo pasarme de la raya, aunque es algo que me gustaría,  hacerlo más personal: sensaciones, cosas indescriptibles, a lo mejor grabar un video mudo sólo con el crepitar del pan cuando sale del horno, son cosas que tampoco sabes cómo se las tomará la gente pero de vez en cuando si que hago algún post, porque me da la gana.

Por ejemplo hace unos meses unos chicos que viven en Cantabria en una casa sin electricidad y hacen pan de leña para una asociación de consumo responsable, me invitaron a que les enseñara un poco a mejorar la técnica.. Estaba un poco griposillo y me desperté aquella mañana, en aquella casa, en la punta del monte en Cantabria con el sonido del panadero bajo la lluvia cortando los troncos para la leña con la que iba a encender su horno. A mí esa sensación me pareció… es una sensación es indescriptible, es una sensación de autenticidad, ¡una cosa telúrica…! Hice una entrada en el blog sobre eso.

Puedes visitar EL FORO DEL PAN AQUÍ

Puedes visitar LA MEMORIA DEL PAN AQUÍ

Puedes visitar ¿TE QUEDAS A CENAR? AQUÍ

  • TUS APARICIONES EN EL PROGRAMA DE TELEVISIÓN “ROBIN FOOD, ATRACÓN A MANO ARMADA” Y TUS CURSOS DE PAN SON UN ÉXITO.  ESTAMOS VIVIENDO UNA VERDADERA REVOLUCIÓN DEL PAN CASERO Y TÚ ERES UNO DE LOS IMPULSORES.

Suelo participar en un programa de la televisión vasca que se suele ver bastante por internet, se llama “Robin Food, atracón a mano armada” que es de un tío que es un fenómeno, David de Jorge. Él se ha creado un rol en la tele, sale de guarrete, un poco lenguaraz, un tío inmenso en todos los aspectos, pero mucha gente no sabe que David ha sido jefe de cocina de restaurantes de tres estrellas Michelin, o sea, es un tío exquisito, metódico hasta la obsesión. Para ser el que lleva el látigo en un tres estrellas, ese tío es lo más.

Y se ha creado un personaje muy amable, que está enganchando a la gente. Además es un cocinero muy leído. Igual te saca un día Dostoievski y se pone a leer a Dostoievski en horario de máxima audiencia en una televisión pública. Y otro día te hace una referencia “hong kong fui”- la serie de dibujos animados-, o sea tiene un punto de cultura popular y cultura culta,  recupera viejos recetarios, …

Un día me llamó, conocía el blog y me dijo: ¡Vamos a hacer pan! Hicimos un pan en la tele, tuvo un éxito brutal y ya hemos hecho 8 programas y vamos a hacer más, ya tenemos otros dos o tres planificados.

IBÁN YARZA EN ROBINFOOD: 

Pan de masa madre natural. Disponible AQUÍ

  • ¿HAY UN ANTES Y UN DESPUÉS EN TU VIDA TRAS PISAR UN PLATÓ DE TELEVISIÓN?

A raíz de eso me ha conocido mucha gente, eso es algo bueno porque a mí me brinda la posibilidad de difundir y la tele es alucinante, yo no tengo tele ahora en casa, he vivido varios años sin tele porque la verdad es que está hecha una bazofia, pero el poder de la tele bien utilizada es algo increíble.

Hace varios fines de semana en Madrid fuimos al mercado de la cámara agraria, una cosa muy bonita de producto local, en la casa de Campo y en 10 minutos se me acercaron dos personas distintas a ver si yo era el de la tele que hacía pan,  o sea ¿ese programa lo ven en Madrid? ¿Tanto como para que alguien se acerque? Eso es precioso.

IBÁN YARZA EN ROBINFOOD:

Bollos de cardamomo + Galletas de centeno, miel y especias. Disponible AQUÍ.

Por otro lado, es una cosa que me da mucho miedo, el hecho de que lo vea tanta gente, la tele aporta cosas increíbles pero también es un monstruo de dos cabezas. Pero creo que lo estamos haciendo bien porque me escribe gente que dice que se ha puesto a hacer pan, y siempre que escriben es muy bonito porque muchas veces lo hacen para decirte gracias, no para pedirte nada, y eso es chulo.

  • PARALELAMENTE AL AUGE DEL PAN CASERO, LOS PANADEROS PROFESIONALES ESTÁN OPTANDO POR PRESENTAR PANES ATRACTIVOS BIEN SEA COMBINANDO HARINAS, AÑADIENDO FRUTOS SECOS O SEMILLAS, OFRECIENDO PANES ECOLÓGICOS, ETC… PERO ESO NO GARANTIZA QUE SEA PAN DE CALIDAD.

Autor Ibán YarzaCreo que es curioso porque hay una pequeña revolución del pan en casa. Mucha gente que antes hacía pan en casa tal vez lo hacía un poco a oscuras, ahora con internet, todos los blogs que hay, foros,… tienes acceso a información en todos los idiomas,  de todos los países. Creo que no es que eso haya influido en la panadería directamente, pero el ambiente del pan ha subido muchos enteros.

He tenido la suerte de conocer y hablar con los mejores panaderos de España, por ejemplo Xavier Barriga, Xevi Ramon, Anna Bellsolà en Barcelona, y hablar con esta gente, ¡ pues imagínate!, son como primera división. Y ellos me han dicho que miran blogs, miran foros, por ejemplo Anna Bellsolà me dijo que miraba el foro del pan, y que hay gente en casa que sabe mucho. Tampoco es que les vayas a influir, pero que haya buen nivel…es como si…,  imagínate que todos escribiéramos muy bien, nuestros emails, que escribiéramos en internet muy bien, que los periodistas escribieran bien, eso elevaría el nivel cultural de la gente porque al final todo el mundo acabaría escribiendo bien. Se crearía una sinergia…

Por otro lado hay un doble filo a esto porque hay mucha tontería. En Madrid por ejemplo hay muchas panaderías de mentirijillas, que te cobran mucho dinero por panes muy mediocres. En Barcelona también, en Bilbao que es de donde soy yo y también. Cuando se pone algo de moda, hay gente dispuesta a aprovecharse, dispuesta a ser impostor, a intentar colar lo que no es. Es el riesgo que se corre, supongo que pasará con todo…

  • ¿QUÉ CARACTERÍSTICAS TIENE UN MAL PAN?

Es que es muy sencillo. Últimamente me miran mal en las panaderías, cuando voy a comprar un pan me agacho al mostrador y lo huelo, intento no tocarlo con la nariz por temas de salud, pero es que no quiero que me enseñen el pan, yo me acerco y lo huelo y si un pan no huele, no lo compro.

Básicamente el pan tiene que oler a pan, que parece una tontería, pero el pan tiene que oler a pan, tiene que saber a algo, tiene que saber a la variedad de cereal que han utilizado. Si es un pan de centeno tiene que tener un sabor profundo a centeno, si es un pan de trigo, el trigo es más suave, pero tiene que recordar al cereal del que está hecho. Es como si haces un gazpacho con tomates malos, pepino malo y pimientos malos y no sabe a nada, un gazpacho tiene que saber a hortalizas de verdad. El pan es exactamente igual. Fijaos, básicamente:  tiene que saber y oler a pan, increíble ¿no? Y luego ya si está hecho con un poquito de mimo…

Por ejemplo, un pan fermentado de manera natural tiene que tener una acidez, sin ser avinagrado, pero tiene que tener una acidez que resalte los sabores, que denote que aquello es un ser vivo, porque el pan es un ser vivo al fin y al cabo, cuando lo horneas lo matas, pero un buen pan, hecho con tranquilidad, con una fermentación larga,…piensa que esos sabores tienen muchas horas de vida.

Hay panes que tienen días de vida, hay mariposas que viven menos que un pan. Depende de cómo lo hagas, puedes  haber estado dos o tres días antes del horneado, es una cosa que hay que tener en cuenta. Entonces lo que le pides es que notes que está vivo. Es como un yogur, es un ser vivo, inoculas unas bacterias en la leche, pero hay yogures que están pasteurizados, esos que no necesitan nevera. Están muertos, ¿no? Es un ser liofilizado.

Intento ver las cosas buenas. Por ejemplo si voy a una panadería que es muy mala, tampoco vas a lanzarlo a los 4 vientos, esto es una mierda, muchas veces casi prefieres callarte ¿no? Y cuando vas a una panadería buena pues dices, ésta es la buena.

  • HÁBLANOS DEL PAN “FALSO INTEGRAL”.

Sin ser alarmista, pero respecto a los panes integrales, es algo que yo me mato a explicar, el falso integral. También la culpa la tienen mucho los consumidores, por falta de información transigen con cosas que no son de recibo.

Cuando cortas un pan integral tiene que tener todos los colores que van desde el crema al marrón oscuro. Un pan integral no es un pan blanco con motas.

Un pan integral por naturaleza, depende de la extracción que tenga, de cuán integral sea la harina, o si han mezclado blanco e integral, pero no tendría que abrir lo que se llama una greña – que es como se abre el pan, como explota. Un pan de flama, una barra abre muy bonito, esas orejas que le salen, esas velas. Un pan integral no tiene que abrir así, y si lo hace es que no es tan integral.

De hecho que un pan integral sea más denso, que haya que masticarlo más, son atributos positivos. Por eso el consumidor es responsable de su compra, y tiene que exigir un pan así, un pan integral es más denso, puede ser un poco más tochete, pero tampoco tiene que ser un ladrillo, ojo que se pueden hacer cosas muy buenas con harina integral.

Pero si tú ves un pan blanco con motas aquello no es integral. Y sobre todo un pan integral ¡tiene que saber brutal! Su único pecado si lo queréis, que es una virtud, es su naturaleza, es que es más denso. Pero tiene que trasladarte al campo, cuando comes un pan integral 100% es que estás masticando casi tierra porque ahí está todo el salvado, el germen del trigo si es trigo, te tiene que transportar. Y eso es lo que le tienes que pedir a un pan integral.

  • ESTO QUE EXPLICAS ES IMPORTANTÍSIMO Y CHOCA DE FRENTE POR EJEMPLO CON EL PAN QUE SE PUEDE COMPRAR EN UNA GASOLINERA, QUE TIENE OLOR Y SABOR INTENSO, ESTÁ CRUJIENTE, ¡PERO NO ES PAN!

De hecho nos hemos mal acostumbrado. En Cataluña recuerdo perfectamente que aprendí la onomatopeya del crujiente que es “crec-crec” , “que faci crec-crec”. Me sorprendió mucho porque en Bilbao yo eso no lo conocía, esa obsesión. Entonces el cliente es presa fácil, tú haces un pan mediocre pero recién sacado del horno claro que hace “crec-crec” , claro que está crujiente y dorado.

A parte hay muchos trucos para que te la metan. Por ejemplo la malta. Tú  puedes maltear cereales,  empezar a germinarlos y cuando germinan lo detienes, entonces se desatan unos azúcares, hay unas reacciones enzimáticas, etc. la cuestión es que la malta, que es con lo que se hace la cerveza por ejemplo, tiene unos sabores a tostado que son, digámoslo así, los sabores idílicos del cereal. La malta es a lo que en el paraíso sabría el cereal.

Y si a una masa le metes malta, sabe más a cereal, sabe más a tostado, aunque si te pasas a mi me parece insoportable. Pero cuando horneas un pan con un poquito de malta, salen unos colores en la corteza increíbles y salen unos aromas que realmente son falsos. A lo mejor luego vas a morder aquel pan y la harina con la que se ha hecho es muy mediocre, a lo mejor es una harina blanca que no sabe a nada. Y  esta es otra, podríamos hablar largo y tendido. Para conseguir una textura natural no necesitas mucho, tu fermentas el pan, al fermentar el pan en este proceso vital que hemos dicho antes, las bacterias y las levaduras que hay en la masa  lo hinchan, lo llegan de dióxido de carbono, hay alcoholes, hay compuestos volátiles aromáticos, etc. y que dan un producto esponjoso.

Pero a lo que estamos acostumbrados  por desgracia,  este pan de gasolinera y no de gasolinera ¿eh? Hay muchos panaderos que a veces, y este es siempre el debate que, arrastrados muchas veces por lo que les piden sus clientes, crean un pan que es irreal, que es imposible, que tiene una textura de porexpan que simplemente no existe en la realidad ni en la naturaleza si haces pan natural.

Si tú haces un pan: harina, agua, levadura, lo fermentas de manera natural, puede ser esponjoso, puede ser muy esponjoso, depende de cómo lo hagas, pero nunca será una cosa que parece un brioche. Me gustaría alertar sobre eso.

  • ¿UN PAN NECESITA “MEJORANTES”?

Hay una serie de triquiñuelas, esto la industria lo sabe muy bien, porque son capaces de producir panes que de aspecto son formidables, que sacados del horno huele aquello que es una barbaridad, este aroma muy tostado, muy malteado, pero en cuanto pasan dos horas y aquel pan se enfría, aquello no vale nada.

En Lleida por ejemplo, hay un sitio que se llama Innopan que es el centro especializado en las tecnologías del pan y ellos han desarrollado la metodología del análisis sensorial del pan como cata, pero no como cata en plan finolis para decir cosas cursis del pan  como “ay como sabe a campo de la arcadia y a cereal..”, sino para detectar de manera sistemática y con la metodología científica los valores que hay en el pan y que su maquinaria se queda corta en detectar.

Las  maquinas pueden detectar mucho, con un texturómetro por ejemplo podrás saber la densidad del pan. Pero es la boca del ser humano la que puede agrupar una serie de percepciones que la máquina sola no puede. Cuando muerdes el pan hay muchas sensaciones, hay muchos aromas, hay muchos sabores.

Mónica Elia, que es la directora técnica de Innopan, me estuvo explicando la metodología de la cata que han desarrollado, me sorprendió mucho. No había mucho escrito al respecto. Así como en vino o en aceite hay mucho escrito sobre cómo catar, cuándo catar, cómo hacerlo, desde el vaso azul del aceite porque en el aceite el color no es relevante aunque nos lo parezca, que sea más o menos verde no quiere decir nada, es la variedad, no es bueno ni malo.

Eso en Innopan lo han llevado a cabo, cuándo se cata el pan para apreciar todos sus atributos. Sorprendentemente para pan normal, no estoy hablando de un pan de centeno de larga conservación, ella me dijo entre 8 y 10 horas después del horneado. Calcula si el 80% de los panes que se compran en una ciudad los dejas 10 horas, no saben a nada, están como una piedra, ….

  • ¿Y LAS CARACTERÍSTICAS DE UN BUEN PAN?

Un buen pan, y eso es algo que la gente tiene que entender, necesita reposo. Es como un asado que necesita reposar, un estofado, cuando haces un buen guiso, una buena sopa, muchos están más ricos al día siguiente. El pan es exactamente igual.

Eso la gente mayor lo sabe. Cuando voy a los pueblos y hablo con gente mayor es lo primero que te dicen, es que el pan gana con el tiempo, el pan lo reposas, no quieres comerlo fresco.

En la sociedad en la que estamos, en la cultura de la prisa, y que eso daría ya para otras 3 entrevistas, queremos el pan ¡ya! porque si te bajas algo de internet te lo bajas ya, y quieres que todo sea ya. Entonces que te digan que este pan que compras va a estar más rico mañana es aquello de ¿perdona? Yo lo quiero ya.

De hecho por ejemplo, estuve no hace demasiado en una panadería en Barcelona que se llama Barcelona Reykjavikque es un obrador ecológico en el que hacen unas cosas muy interesantes y me sorprendió una cosa:

Yo no soy panadero, soy panadero casero, nunca he producido pan a nivel comercial, y en esta panadería venden pan de ayer y como argumento de venta lo venden un  25% más barato. Esta gente usa masa madre natural, hace pan de larga fermentación, yo sé que su pan al día siguiente además de estar igual de esponjoso que el primer día, es que va a estar más rico. Entonces realmente están vendiendo más barato un pan que es igual o mejor.

  • LIONEL POILÂNE  POR EJEMPLO, DEFENDÍA QUE SUS HOJAZAS AL TERCER DÍA, ESTABAN EN SU MOMENTO ÓPTIMO.

Claro, él recuperó un poco el pan muy tradicional en producción masiva. Ellos insisten mucho, su pan está hecho con fermento natural, larga fermentación, y es un pan que necesita reposar, envían sus panes por correo.

Cualquiera que haya hecho pan en casa con fermento natural sabe que el pan va mejorando. El pan tiene que reposar, tiene que acabar de hacerse, porque un pan hecho con fermento natural, de larga fermentación cuando lo sacas del horno a veces está casi gelatinoso por dentro porque no han acabado de asentarse los almidones, etc.

Pero también va cambiando casi como una persona, va madurando. Por ejemplo, un domingo comí pan que había horneado el miércoles, era un pan de centeno muy jugoso, estaba todavía muy esponjoso y era otro pan, simplemente el sabor era diferente, se habían ido acentuando unos matices, atenuándose otros, y disfruté de otro pan.

  • ¿A QUÉ TE REFIERES CUANDO HABLAS DE LA MAGIA DEL PAN?

Creo que el pan seduce a todo el mundo. Hace ya 7 años que empecé a hacer pan, cuando me invitan a cenar ya no llevo la típica botella, llevo una hogaza que acaba convirtiéndose en el tema de la cena involuntariamente.

Pero lo que he observado es que cuando llevas un buen pan, todo el mundo tiene algo que decir, todo el mundo tiene un buen recuerdo asociado al pan. Es increíble la de gente que tiene familia panadera. Antes había muchas más panaderías que ahora, por densidad demográfica hubo un momento en que el entorno rural en el que se hacía pan en casa, se mudó a la ciudad. Se hacía ya pan en la ciudad y había una burrada de panaderías, en cada manzana había una panadería porque tenían mucha gente a la que servir. Luego cayó el consumo de pan, cerraron muchas panaderías, entró la gran industria de gran producción, de gran beneficio, y ahora es raro conocer a un panadero porque hay pocos panaderos, señores que vayan por la noche al obrador con una pala y que metan pan en el horno que han amasado ellos, hay cada vez menos.

Y además todo el mundo tiene un recuerdo muy primario, muy básico asociado al pan, como creo que lo hay a muy pocos alimentos, al pecho maternal evidentemente.

El pan a mi me alucina, es una cosa trascendente. Y el tema del pan atrae a buena gente. Me acuerdo una vez hablando con un cocinero que decía, sin ninguna maldad ¿eh? cocinar es alucinante la satisfacción que te da, pero yo cuando veo a los panaderos, cuando habláis, es que lleváis un rollo…, él veía algo ahí casi… espiritual…

  • ¿A QUÉ ATRIBUYES ESE HALO ESPECIAL QUE ENVUELVE AL PAN?

Yo para empezar lo achaco a la transformación, los cocineros básicamente transforman, más o menos, coges una verdura y la pasas por la plancha, la estofas, la rebozas, la horneas. Los cocineros tienen un arsenal de herramientas y de técnicas de transformación de alimentos. Pero en pan yo creo que esa transformación está un escalón por encima, porque hay una metamorfosis, tal cual. O sea, de la harina al producto finalizado es que no hay traza, no hay rastro. Mientras que por ejemplo, la carne, incluso una hamburguesa que es carne picada, hay una relación, está más presente el sabor.

Pero en pan hay una relación de cambio absoluta y hay una metamorfosis vital, hay un proceso vital que es la fermentación, y es eso lo que nos alucina porque lo ves crecer, lo ves que se hincha de gas, huele, le cambia el aroma. Y de hecho, das un paso… y te plantas en el vino porque básicamente la levadura que fermenta pan el  Saccharomyces cerevisiae hace cerveza y vino. Y ya te metes en todo este tema cultural de los alcoholes que comparten casi todas las culturas del mundo, del trance del alcohol, de la fermentación, …

Además, en nuestro entorno cultural aunque no seas creyente, cristiano, católico,.. está presente la figura del Creador, el Barro… Cuando tú pones agua y harina es barro, básicamente es como agua y tierra, el rollo del  Demiurgo de la Creación.  Y cuando doy cursos enseño una técnica que es no amasar. Mucha gente tiene la idea de que para hacer pan te vas a pasar media hora amasando. No, no, hay tipos de panes a los que puedes no amasar perfectamente. Y yo descubro con sorpresa que lo que la gente quiere es amasar. Ese rollo de tocar la masa, voy a dar forma,… Dios creó al hombre con el barro, o sea hay metáforas, vínculos, paralelismos, todo lo que uno quiera.

  • HACER PAN TE PONE EN CONTACTO CON ESE TEJIDO INSTINTIVO, INTUITIVO Y ANCESTRAL: SENTIR QUE CON TUS MANOS P UEDES CREAR ALGO ÚNICO, ALGO BUENO, ALGO VALIOSO. UN SENTIMIENTO PODEROSO Y SANADOR…

La capacidad de crear cuando haces pan es increíble porque has visto como crecía aquello, por eso también el paralelismo con la maternidad. De hecho hay muchos estudiosos que van un poquito más allá y cuando el panadero crea aquello, se va hinchando como un vientre, lo mete al horno, muchos hornos de bóveda son como vientres cálidos, luego sacan al recién nacido, sacan al pan.  Es infinito…

Y además ya el tema de hacer una madre natural, cuando haces una masa madre, que básicamente es coger harina y agua, expones esa harina y esa agua a los elementos, atrapas las bacterias y las levaduras que hay en la harina y en el entorno, ves que aquello de repente en vez de pudrirse, porque estás a un paso de la putrefacción, aquello fermenta, cobra vida, y tienes en tus manos inopinadamente, obtienes un hijo efectivamente, tienes un ser vivo que, si lo alimentas bien, si lo cuidas con mimo, te va a durar muchos años, y te va a dar muchas hogazas que salen siempre de la misma raíz, por decirlo así, seminal.

Muchos panaderos caseros lo que tenemos en la nevera es un bote viejo de mermelada en el que guardamos un poco de masa madre, de masa vieja que vamos alimentando cada vez que hacemos pan. Sabes que siempre es ese bote, siempre es esa poca masa la que te crea la vida. Eso sí que es trascendente.

  • ¿QUE VENTAJAS NUTRICIONALES OFRECE UN PAN ELABORADO CON HARINAS INTEGRALES, ECOLÓGICAS, CON MASA MADRE?

Son muchas, por ejemplo, cuando fermentas de manera tranquila entran en juego muchos microorganismos. Cuando fermentas con prisa y metes mucha levadura sólo está esa levadura. De hecho el abuso de levadura no es muy recomendable.

Cuando fermentas de manera lenta todos esos organismos van casi predigiriendo la masa con lo cual se convierte en una masa mucho más digestiva, pasan cosas.

Ahora que está tan de moda todo el tema de los bifidus, de los probióticos, que parece que lo haya inventado Danone el año pasado, cuando tú tienes una masa madre, resulta que tienes un cultivo simbiótico perfecto de levaduras y bacterias que están en armonía y que sacan lo mejor del cereal.

Hay un tema muy interesante hablando de harinas integrales, aparte de lo que hemos hablado antes del pan falso integral. Si tú te pertrechas en tu casa de una buena harina integral, molida a la piedra, de una buena casa ecológica. En Cataluña por ejemplo hay bastantes harineras muy interesantes. Mucha gente no lo sabe pero si tu fermentas el pan integral rápido con levadura, hay una cosa que se llama ácido fítico que recubre los granos que es como si fuera un anti-nutriente, tiene sus aplicaciones pero a nivel práctico, evita que metabolices minerales que están presentes en ese cereal.

En cambio cuando fermentas de manera tranquila, con masa madre en un entorno ácido la fitasa lo inhibe, con lo cual resulta que te estás aprovechando del hierro, del zinc, del magnesio presente en la harina, cosa que si lo hicieras con levadura a toda pastilla no lo aprovecharías, algo tan sencillo como eso.

Ahora que está tan en boga no medir calorías sino Índice Glucémico:

La fermentación reposada ofrece panes con un índice glucémico bajo. De hecho es curioso porque el gran enemigo, el enemigo número uno de la sociedad de los nutricionistas es el pan blanco o industrial, pan de molde de bolsa de supermercado porque básicamente tiene un índice glucémico brutal. Un pan blanco hecho con masa madre tiene un índice glucémico más bajo que un pan integral hecho con levadura.

Va todo un poco junto, porque normalmente cuando te pones a hacer pan con cariño posiblemente las harinas que utilices sean muy buenas, harinas que te ofrecen muchos nutrientes. Incluso aunque mezcles harinas, porque a algunas personas un pan cien por cien integral les resulta muy denso, incluso ahí estás aprovechándote muchísimo.

Cuando comes pan hecho en casa no tiene la textura del pan irreal del pan de mentirijillas hecho con aditivos, con mejorantes, inflado con ácido ascórbico, con lecitina, etc. , vas a un pan más denso, para empezar vas a masticarlo más lo cual es muy bueno para ti porque va a empezar la digestión ya en tu boca. Es un pan que te va a saciar más, es un pan más nutricio, y te va a alimentar más tiempo, la gasolina te va a durar más tiempo.

  • EL PAPEL DEL PAN EN LA ALIMENTACIÓN, ESE GRAN MALTRATADO…

Yo hablo con mucha gente que se pone a hacer pan en casa, y en cuanto te pones a hacer pan en casa, la forma en que miras el pan cambia, el pan cambia su rol en tu alimentación. Yo por ejemplo como muchos días pan, esta semana por ejemplo he hecho pan de centeno y cuando como pan se convierte casi en el protagonista porque sé que me está alimentando mucho.

No soy nutricionista ni lo pretendo pero creo que es un tema muy curioso que, ahora que se habla mucho de obesidad, el pan es siempre el más maltratado. Tú te pones a ver tablas de consumo de pan y hace 80 años la gente tomaba 4 veces más pan que nosotros porque no comían mucho de lo otro porque no había tanto. Había mucha más gente viviendo en el entorno rural que en el urbano, comían mucho pan y poco queso, poco chorizo, poca carne, no se comía carne todos los días de la semana como se come ahora, y la ingesta de pan era brutal, era el protagonista.

Tú miras índices de obesidad actuales y son los más altos de la historia, y el consumo de pan es el más bajo de la historia, y nos tenemos que creer que lo que engorda es el pan, en fin… se cae por su propio peso. Y además el poco pan que se come muchas veces es de muy poca calidad nutricional, se come mucho pan blanco que no es el más interesante, y encima elaborado de una manera no muy buena con  harinas muchas veces no muy buenas. Me refiero a que a la harina blanca se le ha quitado todo.

Para que os hagáis una idea, de 100 kg de trigo que tu llevas a un molino la harina blanca que se utiliza para hacer el pan vulgaris, el pan normal sólo sacas unos 70 – 72 kg de harina, hay unos 28 kg de cosa que no va en nuestro pan. Curiosamente esos 28 kg son: el salvado, el germen, todos los minerales, las vitaminas, etc..

Con lo cual,  incluso cuando haces pan con harina blanca en casa pero escoges una buena harina molida a la piedra, ya normalmente trae el germen, lo cual te interesa mucho más por el tema de vitaminas..El pan es una buena fuente de vitaminas, tiene la fibra bastante elevada. Verás que incluso si haces pan con harina blanca pero una buena harina tradicional, ya no es blanco el pan, el pan es cremoso, es amarillo. Para empezar disfrutas mucho del sabor, pero también disfrutas nutricionalmente.

  • HACER PAN EN CASA DE FORMA ARTESANAL NOS RECONCILIA CON VALORES DEL PASADO…

El sábado hice una sopa de pan. Ahora nadie cocina de pan, ¿por qué? Porque somos unos esnobs, tenemos todos los alimentos que queremos, nos sobra de todo. ¿Por qué antes había tanta cocina de pan? En el 97 leí un libro de Xavier Domingo sobre gastronomía española que me marcó  muchísimo. Él tenía una teoría que me dejó muy pensativo, decía que la cocina española es minimalista, y no por esnobismo sino por necesidad. Él se refería a 3 ingredientes: es la cocina del pan, del aceite y del ajo. Eso antes de América, antes de la abundancia, antes de la época contemporánea en la que tenemos siempre de todo, es la base.

A mí me gusta mucho que el pan se convierta en ingrediente en la cocina. Por ejemplo ahora tenía un pan de espelta por así decirlo así, muerto, con muchos días ya muy duro, ¡lo revives! Tú intentas hacer eso con un pan de supermercado, con una barra blanca, no sabe a nada. Si hicieras una sopa de pan con ese pan se desharía ante tus ojos, y es que notas que aquello no te está alimentando.

El tema del pan como protagonista me gusta mucho. Y ya si te pones a hacer panes un poquito a propósito, mirando que te alimenten, les empiezas a meter tema integral,  buenos granos, semillas, te haces un pan denso, de centeno, espelta integral, le metes pipas de calabaza, de girasol,  amapola, tú te tomas una rebanada de eso, notas casi que es como un filete.

  • VEGETARIANOS, VEGANOS, TOMAMOS SEITÁN (GLUTEN DE TRIGO) COMO FUENTE PROTEICA. COMIENDO UN PAN TAN COMPLETO COMO EL QUE PROPONES SE OBTIENE EL APORTE DE PROTEÍNAS NECESARIO.

Sí, yo fui vegetariano una época de mi vida y recuerdo muchas de las sensaciones de buscar algo nutricio, buscar algo que te alimente, que tenga un buen balance de aminoácidos, proteico, etc. entonces le echas el diente a un buen pan de estos y dices,¡ es que esto me está alimentando! aquí tengo proteína, tengo carbohidratos, tengo unas grasas estupendísimas de los granos, etc. De hecho para gente que se preocupa un poquito por la alimentación,
gente vegetariana o que ha optado por alguna opción de alimentación, de repente hacerte el pan en casa se convierte en una opción brutal porque puedes hacer lo que te dé la gana, puedes incorporar al pan todo, puedes incorporar lácteos, quesos, cualquier cosa
.

He tenido la suerte de traducir un libro que se llama “Hecho a mano” que es recomendable para la gente que le guste el pan, para la gente que nunca haya hecho pan, o para la gente que quiera leer y pasar un buen rato. Ese libro a mi me marcó mucho,  fue mi primer libro de pan, es mi libro favorito y he tenido la suerte con los años de poder traducirlo. Hay panes, recuerdo perfectamente uno, nunca se me olvidará, un pan de centeno que, para darle mucha potencia de sabor, utiliza el agua en el que vienen los pepinillos, no el vinagre. Le puedes meter cerveza, puedes macerar granos en vino, en alcohol, en sidra,..

Básicamente para un pan integral que haces en molde, que no tienes que formarlo mucho porque puedes echar mucha agua para que sea esponjoso, ¿qué te han sobrado lentejas?¿te ha sobrado arroz? Lo mezclas con la masa. No tiene límite, estás metiendo comida, es una cosa muy bonita.

De hecho no sé si es el propio Dan Lepard que en ese libro o en algún otro libro fantasea con la posibilidad de algunas técnicas. Por ejemplo en muchos países hay técnicas de panificación increíbles. Yo creo que sin conocerse las culturas panaderas, de Escandinavia y Rusia,  es muy normal echar lo que serían papillas, o sea grano con agua hervida, con lo cual creas un porridge, unas gachas, un engrudo, y echar eso en el pan  le da una jugosidad muy buena, le da mucha conservación, hace que el pan tenga un mordisco muy bueno. Pero es que si lo piensas originariamente, por eso no sé si es Lepard o quien el que fantasea, dice, no sería raro que alguien con buena visión económica echara por primera vez a su pan una papilla, esto me ha sobrado ¿qué hago? Para adentro!  y luego que observara ¿no?

Si te pones a hacer tu pan en casa te cabe todo, no tienes límites de dulce, de salado, de agrio, …

  • INCORPORAR EL PAN EN LAS ESCUELAS, QUE LOS NIÑOS APRENDAN A HACER PAN PODRÍA SER UNA EXCELENTE FORMA, DIDÁCTICA Y DIVERTIDA, DE QUE LOS NIÓS ADQUIERAN CONOCIMIENTOS, COMPETENCIAS Y VALORES: CÁLCULO, BIOLOGÍA, VOCABULARIO, CAPACIDAD DE OBSERVACIÓN Y ANÁLISIS, CREATIVIDAD, RESPETO POR LA NATURALEZA Y FOMENTO DE LA AUTOESTIMA, ENTRE OTROS…

A mí eso me parece alucinante. Me acuerdo perfectamente como en E.G.B. nos hacían germinar lentejas, yo creo que eso lo hemos hecho todos. Yo doy clases de pan y una de cosas importantes que me gusta que la gente entienda es que el pan es algo más que hacer un alimento, con el pan estás creando la vida. Cuando estás en el proceso de obtención de una masa madre: básicamente expones harina y agua a los elementos, aunque puedes escoger muchas cosas, puedes poner fruta, es muy grande el abanico, lo que estás ante la creación de la vida ante tus ojos.

Tuve la suerte de que una amiga que es profesora de secundaria me llevara a su clase de biología. Yo soy de letras puras, estudié latín, griego e historia del arte, y estudié periodismo luego, pero me llevó a que les diera clase a chavales de 15 años porque estaban dando justo las levaduras. Me planté en el instituto, increíble, y les expliqué masas madre, les expliqué lo que pasaba, les expliqué el pan y 40 chavales estuvieron una hora callados como tumbas, y luego me dijo mi amiga que a ella no le pasa eso, que realmente había atrapado a esos chavales y esto es algo que en secundaria es maravilloso porque la gente ya entiende.

Pero es que en primaria el proceso de crear una masa madre, por ejemplo yo suelo hacerlo 5 ó 6 días tranquilamente. Tú a un chaval de enseñanza primaria vas el lunes y le dices, vamos a hacer vida, juntas harina y agua y tienes el bote los 5 días de la semana en una baldita en la clase y que vean como cada día se va hinchando, salen burbujitas porque hay unos bichitos dentro, para niños puedes hacer unas historias preciosas, y al 5º día dices pues con esos bichitos que hicimos el lunes cuando no había nadie vamos a hacer pan. Es una forma muy sencillita de explicarles a los niños como fermenta y para ese niño…  has creado un premio nobel de biología en potencia o un panadero en potencia.

A parte de las connotaciones que tiene. Como comentaba antes hablando de los programas que hacemos en la tele, yo creo que atrapa mucho por el tema de enseñar a la gente, puedes hacerlo en casa, puedes emplear parte de tu tiempo en crear vida.

Mucha gente sí que ha cocinado pero nunca se ha planteado hacer pan porque lo ven con un aura de dificultad que parece que el panadero es un ser tocado por los Dioses, que tiene una alquimia que domina,…

  • IBÁN, TE PROPONGO QUE DESMONTES LOS MITOS ACERCA DEL PAN:

- “HACER PAN EN CASA ES DIFÍCIL”.

Puedes hacer el pan más sencillo del mundo, hay un panadero en EEUU que lo lanzó a la fama el New York Times, hay un video en youtube que ha dado la vuelta al mundo, se llama Jim Lahey y es “el pan sin amasado” para los que hablen inglés es “no knead bread” este panadero propone hacer pan que es: mezclas harina y agua, lo mezclas bien simplemente para que no haya grumos, lo dejas esperar no sé si son 18- 24 horas y lo metes en el horno, sin haber amasado, el pan se amasa solo, porque el reposo amasa. Es una lección que la gente que no hace pan no sabe.

Video disponible AQUÍ

- “HACER PAN OCUPA MUCHO TIEMPO”.

Otro de los grandes mitos. Lo que lleva tiempo y es bueno que lleve tiempo es la fermentación, es como por ejemplo, ¿remojar garbanzos lleva tiempo? Pues si lo piensas si, toda una noche entera, pero tú no estás haciendo nada, no hay que pedalear, no hay que mirar, no hay que tener la luz encendida. De hecho la gran ventaja del pan sobre hacer guisos tradicionales es que en un guiso tradicional tienes el fuego encendido y no es bueno que te vayas de casa, entonces por decirlo así, estás preso de tu cocina, puedes estar haciendo otras cosas, ¿no? Si estás toda la mañana, las 4 horas que tienes un buen guisote, estás limpiando, estás leyendo, estás haciendo lo que te da la gana. En el pan no tienes que hacer nada, no tienes ni que estar en casa, de hecho en casa casi todo el mundo tiene una nevera que es el gran aliado de la gente que hace pan en casa porque mientras tu duermes, mientras tu trabajas, tu pan puede fermentar en la nevera.

Por ejemplo, cuando voy a la televisión el programa en el que participo dura 25 minutos, que entre  presentaciones, despedidas, etc. se queda en unos 17-18. Y en esos 18 minutos yo hago pan. Me refiero, empleo todo el tiempo que voy a estar de pie en un mostrador haciendo algo, y hemos hecho pan de masa madre natural, roscón de reyes, pan de molde, hace poco hicimos unos bollos suecos de cardamomo y me dio tiempo a hacer unas galletas! o sea realmente es un gran mito que hacer pan lleve tiempo.

Hacer pan tiene su misterio, como todo en la vida. Es como si un físico teórico te cuenta lo que pasa cuando fríes un huevo ¡alucinarías! Entonces, hacer pan a nivel profesional es muy difícil, es decir, requiere una serie de saberes, una gestión, una planificación, pero para hacer pan a pequeña escala no tienes que ser un experto en nada. De hecho hay una de las grandes ventajas que cualquier persona que haya hecho pan en casa lo certifica, que el pan hecho en casa tiene otro sabor y es porque lo has hecho tú. Aunque no sea el mejor pan del mundo, te sabe ¡alucinante! Esto es así.

Incluso para hacer pan no necesitas nada, y cuando digo nada es porque no necesitas ni un horno.

  • ¿CÓMO PODEMOS COCER PAN SI NO TENEMOS HORNO?

Si tienes un horno es una gran ventaja porque puedes hornear pan y hacerlo crujiente, pero el pan lo puedes hacer cocido en agua, por ejemplo, sin irnos muy lejos, en el centro Europa, en Austria, en Alemania, en Polonia, en Rusia  es tradición hacer pequeñas albóndigas de pan, de masa de pan que echan a los cocidos y éstas se cuecen en el caldo del cocido, de la sopa, se van hinchando con ese calor, chupan todos esos aromas y queda impresionante, y eso es pan.

Puedes freír pan, estamos muy acostumbrados a las masas fritas, a los churros, a los buñuelos, etc. pero puedes hacer verdaderas virguerías friendo pan.

Puedes hacer pan al vapor, en Asia por ejemplo no es muy habitual hornear el pan crujiente como estamos acostumbrados, pero en China, en Japón, en Filipinas, tienen una gran tradición de panes al vapor. Hay desde panecillos pequeños hasta panes del tamaño de un gran puño que van rellenos de las cosas más sorprendentes, no es estraño que le hinques el diente a un bollo dulce que esté relleno de cerdo a la barbacoa, por ejemplo, y lo hacen al vapor. Con lo cuál si tienes una vaporera en casa, puedes hacer pan al vapor.

Medio mundo, medio planeta come panes a la plancha, tortas. De hecho los primeros panes del hombre no eran fermentados,

no eran como los que hoy conocemos, eran tortas de pan, hechas primero en las cenizas y con el tiempo fueron avanzando y se hacen sobre chapa o directamente pegados en las paredes de horno, como se hace en la India, en Turquía, en el Cáucaso, casi por toda la ruta de la seda, usan esos hornos los Tandoor y Tonir que se pegan a una pared caliente.

Yo  por ejemplo en la casa que tenemos en los Pirineos, he hecho pan en la chimenea, la típica chimenea de obra de ladrillo, estás un rato haciendo fuego, están las brasas hechas, apartas las brasas y la solera, va a 500 grados, haces un pan plano, como una pita, y ante tus ojos tienes una pita que encima está llena de saborcillo. Realmente no te hace falta nada.

- “PARA HACER PAN NECESITAS UNA PANIFICADORA”.

Se ha puesto muy de moda la panificadora, yo antes tenía a lo mejor una opinión más negativa, porque la panificadora limita un poco, el pan siempre tiene la misma forma, y tiene una serie de programas que te pueden permitir más o menos flexibilidad pero están muy definidos.

Puedes hacer virguerías con una panificadora realmente sobre todo si entiendes cómo funciona el proceso del pan pero lo que visto es que muchas veces la panificadora ha quitado el miedo a la gente. Cuando doy cursos, pues a lo mejor la mitad de la gente que viene a los cursos ha tenido panificadora o la tiene y la utiliza para un momento del proceso. Realmente yo ahora tengo una buena opinión de la panificadora porque he visto que es un útil, es un medio para un fin.

Hay gente que hace todo el pan en panificadora y es muy feliz porque le da lo que quiere. Hay gente que fermenta en la panificadora, hay gente que amasa, con lo cual, y hay gente a la que la panificadora, en un momento de su vida,  le ha servido, y ahora están en otro punto, con lo cual no creo que haya que denostarla. No es en absoluto necesaria, porque es precioso amasar con las manos, es una experiencia fantástica, fermentar puedes hacerlo en cualquier lugar y hornear si tienes un horno fenomenal, y si no lo tienes te puedes buscar tus historias.

  • ¿OTROS MITOS SOBRE LOS QUE NO TE HAYA PREGUNTADO?

La gente no se escucha, no sigue si instinto. Sobre todo el gran mito del pan es que el pan es un mito. O sea, hacer pan no es difícil, no es algo complejísimo, se rige por unos principios muy sencillos que gente que no tenía ni una centésima parte de la formación que tiene cualquier persona que haya hecho E.G.B. en nuestro tiempo, y lo hacían.

Hace 2000 años gente que para nosotros serían unos analfabetos, pero ¿Qué tenía esa gente? Tenían tiempo, y capacidad de observación, que es lo único que hace falta para hacer pan. Ser un poco paciente, ver como evoluciona la masa. Aquella gente no le tenían miedo al pan, hay que seguir el instinto.

“SOBRE EL PAN CALIENTE”:

Vivimos en la sociedad de la inmediatez, todo tiene que ser ya. Muchas veces el pan que nos venden caliente, lo venden caliente porque es la única manera que tienen de venderlo, es triste pero es así.

Hay una regla básica del pan: caliente y tostado, no hay ningún pan malo. Hay panes que se comen calientes, la pizza es un pan caliente y está delicioso, yo no he oído nunca a nadie que le haya sentado la pizza mal, lo que sienta mal no es el hecho de que esté caliente. Hay panes que se han detenido a mitad de su proceso de cocción, lo que se llama el precocido, le dan una pequeña cocción, lo paran, y por decirlo así, ya se han muerto los agentes que hacían fermentar el pan, y luego hay alguien que no sabe nada ni de fermentación ni de horneado, lo descongela y lo hornea. Muchas veces el pan está mal horneado, no está suficientemente horneado. Puede que esté dorado por fuera pero no ha acabado de cocerse bien.

“EL PAN CONGELADO ES MALO”:

El pan congelado no es malo, el mal pan congelado. Por ejemplo, hay mucha gente que no sabe que uno de los mejores panaderos de España, el que ha estado haciendo pan para los mejores restaurantes de España, para todos los 3 estrellas Michelin, para todos los nombres que todos sabemos, hace pan congelado y el pan que esa gente está comiendo en restaurantes en los que vale 200 Eur el cubierto, es pan congelado. ¿Qué pasa? Que es un pan excepcional congelado.

El congelar no es malo, lo que es malo es congelar mal pan. Tú cuando haces mal pan, lleno de aditivos, malas harinas, un mal proceso, cuando lo descongeles no va a haber mejorado… Si haces un buen pan, por ejemplo Xevi Ramon que tiene esta empresa que se llama Triticum  que hace pan para hostelería, los mejores restaurantes de España y del extranjero comen su pan ¿Qué pasa? Selección de harina estupenda, masa madre, buenas fermentaciones, trata bien, y de hecho forma a la gente que hornea su pan en el destino, les insiste en el buen horneado, cómo tiene que ser. Tú comes un pan de esos y alucinas, y te dura varios días.

“QUE SE INDUSTRIAL TAMPOCO SIGNIFICA QUE TENGA QUE SER MALO”:

Industrialmente se pueden hacer cosas muy buenas pero estamos en lo de siempre, hay que querer. Hay muchos atajos que ahorran mucho dinero, muchas veces la regla de la industria es la producción masiva para abaratar costes y generar gran beneficio, eso está reñido muchas veces con lo artesano y hacer las cosas bien. No siempre, ¿eh? Yo recuerdo, una vez tuve la suerte de conocer a Paco Torreblanca que es uno de los grandes maestros pasteleros de España y de Europa y él hace un panettone que es la Gloria bendita. Él me decía, yo hago panettone, me traigo la mejor harina, utilizo masa madre, unas fermentaciones de la leche, los mejores ingredientes. Hago mucho panettone y lo hago en una fábrica, no es artesano, yo soy un artesano mecanizado, industrializado si se quiere. Y tú te comes un panettone de Paco Torreblanca y alucinas, y es un producto industrial.

Hay mitos y de hecho el mito se da la vuelta. EL MITO DEL “PAN DE ANTES”:

En Barcelona por ejemplo, cuando me mudé allí, lo primero que aprendí de catalán fue “el pa d’abans” (el pan de antes), com abans, es decir, el de siempre, el de toda la vida. El mito del pan de masía, del pan de payés, en el País Vasco esel pan de caserío, hay mucha estafa también. Es decir, hay estafa por los dos lados, hay que estar atentos. Muchas veces, incluso en sitios donde se hace el pan en horno de leña, porque esté hecho en un horno de leña no es mejor. Tú puedes hacer un pan muy mediocre en un horno de leña, y al contrario, en un horno eléctrico, en uno de casa vulgaris, puedes hacer un gran pan.

Hay muchos mitos y de hecho la picaresca está al orden del día, vas a ferias artesanas o visitas a veces obradores, y está lleno de carteles “pan de leña artesano” y comes aquel pan y aquello no es muy bueno.

Cuando empiezas a hacer pan en casa, la cosa que tienes que tener en cuenta y es la gran ventaja, es que es pan para ti, con lo cual sabes que no vas a ahorrar en costes, posiblemente vas a comprar harinas tan buenas como las mejores, si haces un pan con cosas, no vas a racanear. Por ejemplo, hace poco en Madrid,  fui  a una panadería y me compré un pan de centeno con nueces. Abrí aquel pan, ni sabía ni olía a centeno, y había una nuez! En una rebanada había una nuez dividida. Si compro un pan de centeno con nueces espero que tenga centeno y nueces.

Esto cuando haces pan en casa lo tienes de tu lado. La única cuestión es tener paciencia, saber que como todo en la vida, posiblemente tu primer pan te sepa a gloria pero puede que no salga bien, yo las tres primeras veces que hice natillas se me cortaron. Es algo que me llama la atención, hablo con la gente en los cursos y algunos me dicen que intentaron hacer pan un día, no les salió y ya no lo intentaron nunca más, y es como bueno,  como sigan así con todo en la vida, como esa sea tu política, vamos mal. La primera vez que haces una tortilla de patata, una paella, algo sencillo, una mahonesa, un all i oli, no te sale la primera vez perfecto, ligado y bien la primera vez que coges un mortero no te sale como el que te hacía tu abuela. En el pan es igual, simplemente que la mayoría de nosotros no hemos tenido una madre o un padre panaderos con lo cual no lo hemos mamado, nos falla ahí un poco.

Con lo cual es básicamente honestidad en los materiales, un poco de paciencia, y lanzarte, seguir tu instinto. Ahora de hecho lo bueno que tienes cuando estás haciendo pan en casa es que lo tienes todo, tienes libros, en internet está todo, en televisión, tenemos mucha suerte.

Cuando hablo con panaderos, hay uno que para mí lo sabe todo, para mí  Xavier Barriga en panadería, en España, he tenido la suerte de conocerle y cuando oigo hablar a Xavier Barriga es que cada palabra es…, es que lo clava.

Hablando un poco de los mitos, del pan de antes, siempre ha habido variedades de trigo, a veces cuesta encontrar buenos trigos, eso es así pero lo que tienen los panaderos hoy en día en la mano, no lo ha tenido nunca en la historia un panadero. Hoy en día tienes la selección de harina. Antes un panadero tenía la harina de su pueblo y si ese año había salido mal la cosecha, si se había recogido mal, si estaba pasada de enzima o corta de enzima tenían tenía que fastidiarse y mucho idealizamos el pan de antes. Y si a ese panadero esa partida se había pasado mucho de actividad enzimática ese pan saldría pálido y soso y eso no nos lo imaginamos, el pan de antes siempre es maravilloso y no es así.

El panadero hoy en día tiene cámaras de fermentación con lo cual no es esclavo del tiempo, tiene todos los ingredientes, tiene todas las fuentes. Antes un panadero había hablado con su padre y su abuelo y sabía hacer un pan, hoy un buen panadero como los citados, esta gente han viajado, han estado en obradores en Francia, en Alemania, hoy en día en internet puedes meterte en una página en ruso, google translate te lo traduce y tienes a un tío explicándote los secretos del pan ruso.

¿Cuándo ha tenido un panadero eso para que le abriera los ojos, en técnicas? Un panadero hace cien años posiblemente no sabía leer, sabía lo que le había dicho su padre, que es muy bueno, tenían observación y tiempo.

  • OBSERVACIÓN Y TIEMPO SON PEQUEÑOS GRANDES LUJOS A DISFRUTAR CUANDO HACEMOS PAN EN CASA.

Yo no vengo del mundo del pan pero hablo mucho con gente del pan y una de las grandes quejas desde el entorno profesional siempre está en la formación, los panaderos no salen bien formados ¿Por qué? Se les enseña tecnología, saben mucho de procesos, de maquinaria, pero a veces falta lo que es el alma, la observación, la capacidad de adaptarse, la capacidad de aprender, que es una cosa que el panadero casero…

Y de hecho hay una cosa que envidio, por ejemplo Elena ha sido alumna mía de pan, cuando estoy en una mesa dando cursos de introducción al pan, yo envidio a todos y cada uno de mis alumnos porque las sensaciones del aprendizaje, ese nerviosismo, esa ansiedad de los primeros panes… me acuerdo que mis primeros panes los tengo documentados, a lo mejor mis primeros 200 panes y vamos los primeros panes tengo documentado cada 5 minutos, a lo mejor tengo 50 fotos de cada pan en el horno, como crecían. 

Esa excitación del aprender, de que te salga mal, del cabrearte, pues ahora lo voy a amasar… eso es algo que yo por ejemplo ya no tengo, sigo aprendiendo por supuesto, faltaría más, pero es algo que me alucina, es algo que el pan te da y que pocas otras cosas te pueden dar.

DOY FE DE ESA SENSACIÓN INDESCRIPTIBLE, ÍNTIMA Y TAN PERSONAL. 

  • HAY MUCHOS MITOS TAMBIÉN RESPECTO A LOS INGREDIENTES QUE SE UTILIZAN:

- ¿INFLUYE EL AGUA?

El agua influye mucho en el pan, el tipo de agua, que sea dura, o muy suave va a influir en la estructura del pan. Pero algo de lo que no se da cuenta la gente es el rol, la función que pueda tener el agua en el pan, y algo de lo que tenemos mucho miedo cuando empezamos a hacer pan es ¿Cuánta agua le echamos? A veces nos obsesionamos con ¿De dónde viene este agua? Es mineral o no es mineral, tiene cloro, …bla, bla, bla… pero lo importante realmente es que simplemente cambiando la cantidad de agua que echas al pan cambias todos los panes, que es algo que cuando la gente empieza a hacer pan en casa le da mucho miedo que se le pegue la masa a lasa manos, y hay muchos panes en los que es necesario que se te pegue la masa a las manos.

Sobre todo el agua, a mi me gusta mucho utilizarla como un factor de localismo, de identidad. Siempre uso agua de grifo que si lo piensas bien, todos los panaderos del mundo usan agua de grifo, muchos tienen equipos desmineralizadores, o que equilibran un poco el agua, aunque muchos otros, muchos grandes panaderos lo único que hacen con el agua es reposarla, con lo cual se le va el cloro , y de hecho muchas veces en panadería profesional lo que necesitan es enfriarla porque con las amasadoras se calienta mucho la masa y la fatigas, etc.

Me gusta utilizar el agua de cada lugar, igual que utilizas las harinas de cada lugar y de hecho no es ninguna locura, seguro que esto mucha gente lo ha oído, cuando vas a muchos sitios y preguntas por el guiso local, por el arroz local y te dicen que el secreto es el agua. En granada está el pan de Alfacar por ejemplo, que ahora no se si le han dado ya la indicación geográfica protegida, si no están a punto, los panaderos allí se jactan a parte de su proceso, de su método, de que el agua de Alfacar es única, y es lo que hace que el pan sea tan impresionante.

Muchos de los panaderos más celebres del momento son de Barcelona, tú preguntas a un barcelonés cómo es el agua de su ciudad y todo el mundo echaría pestes, y es con ese agua con la que se están haciendo muchos de los mejores panes que se están haciendo en estos momentos, es muy chocante.

- HÁBLANOS DE LAS HARINAS.

A mí me gusta mucho probar. Por ejemplo siempre que viajo compro harina, es la misma idea, seguro  que muchísima gente compra vino, pan, o queso son las típicas cosas que siempre te llevas del lugar. La harina tiene el mismo sentido de localidad, de unicidad. Las harinas cambian muchísimo en cada sitio. Con el tiempo mis amigos y mis familiares lo saben y me traen harinas, con lo cual yo he disfrutado de harinas alucinantes.

Por ejemplo en Lituania tienen una harina de grano duro que se llama Extra que es amarillenta y dulzona, que es alucinante. Otra vez recuerdo que me trajeron una harina no recuerdo si de Montenegro o de  Croacia dulzona, suave… Otra vez también un grano duro de Yecla en Murcia. En Mallorca me invitó a dar unos cursos una gente estupendísima, hay un xeixa, un trigo tradicional de allí, en Cataluña se está Autor Ibán Yarza
haciendo mucho por recuperar variedades locales. He probado por ejemplo en Mondoñedo. Luego fuimos donde Edelmiro que es un molinero viejillo, un personaje increíble, le hice un pequeño homenaje en la memoria del pan. Grano local, harina del país, de Galicia, harina oscura, con un saborazo alucinante. Entonces te vas dando cuenta que aquello tiene un valor increíble. Con lo cual, probar es maravilloso.
Incluso aunque a veces te das alguna galleta.  Intentas hacer un pan con una harina que no era para ese pan. O sea, todas las harinas sirven para cualquier cosa, puedes hacer cosas increíbles.

En el foro del pan, esta web, un mes hicimos una historia colectiva. Todos los meses hay una receta, y un mes en vez de ponernos una receta dijimos: “baja a tu supermercado y compra la primera harina que haya y haz pan con ella”. Cualquier libro de pan, cualquier panadero te dirá que eso es una aberración, que esas harinas no son panificables que se llama. Bueno pues ante nuestros ojos salieron unos panes! con un buen proceso, con tranquilidad.

Me acuerdo una vez con harina de Eroski creo que era, la más barata, valía 30 céntimos el kilo , y salió un pan, pues no era el pan que más sabor tenía del mundo, porque esa harina no tenía mucho sabor, pero era un pan que tú te lo encuentras en una panadería y pagas 3 Eur. Realmente con un buen proceso, en casa a parte no tienes los apremios que tiene la industria, no tienes que hacer un pan que greñe, que sea super esponjoso, irreal, que esa es otra.

Recuerdo que estuve una vez en Vinaroç con unos amigos que tienen una panadería allí y me comentaba la persona que está más de cara al público, Elena se llama también, que a veces habían intentado introducir variedades, hacer un pan un poquito más denso, y va una madre y se queja porque la niña tiene que masticar el pan ¿en qué mundo estamos viviendo?

Por ejemplo, en Suecia el tiempo que estuve viviendo en la granja, uno de los grandes valores y me acuerdo que me alució, es que uno de los atributos más positivos que tiene el pan es que sea jugoso.

Jugoso significa que es que lo tienes que masticar y dentro de la boca te tienes que estallar los sabores, como un buen queso, o un buen tomate, carnes, hay una serie de cosas que hay que masticarlas, tienes que apreciarlas, hay un proceso. Una barra esponjosa, como un algodón es que te la tragas, tampoco tiene mucho sabor.

PARA FINALIZAR:

  • ¿QUÉ AROMAS Y SABORES TE TRANSPORTAN A TU INFANCIA?

Tuve la suerte de criarme con mis abuelos, vivíamos en familia nuclear, mis abuelos maternos, mi madre, mi hermano y  yo, y mi abuela que era una gran cocinera, crió a 8 hijos, mi madre es la octava, y además somos una familia a la que gusta mucho comer y yo tenía la suerte de ver cocinar a mi abuela día a día.

Me acuerdo que la nevera de mi abuela estaba vacía, siempre. Sólo había a lo mejor leche, el paquete de mantequilla las Nieves de Espinosa de los Monteros, y no había nada porque todo se compraba en el día a día. La cocina de mi abuela recuerdo que era muy, muy sencilla y entonces los sabores, de hecho es la cocina que me gusta a mí ahora:

Es ajo friéndose en aceite de oliva, eso para mí es como… Dios creó el ajo para freírlo en aceita de oliva, y eso que yo no soy mucho de aceite de oliva. La Bechamel, para mí raspar con una cuchara la bechamel tostada, pegadita cuando haces las croquetas… mi hermano y yo nos peleábamos, ese tipo de sabores como muy sencillos.

De hecho la cocina tenía una cierta austeridad, como era la cocina antes, ¿no?. Si que había grandes platos, me acuerdo que en verano había quijada de bonito, la ventresca en asado. Mi abuelo había trabajado en pescaderías y recuerdo angulas en Navidad y muy buen pescado siempre, merluza, eran gente religiosa y había un cierto sentido de austeridad.

Por ejemplo en la despensa de atrás había siempre chocolate Valor negro, yo el chocolate valor, hoy en día lo tomo y no me parece que sea demasiado bueno, tampoco entiendo mucho de chocolate, pero el valor sentimental y nostálgico de esa onza es como… ¡hala!… entoces realmente los sabores de infancia son muy sencillos, una cosa muy espartana.

Con el tiempo he tenido la suerte de comer en sitios muy buenos, por ejemplo cuando trabajaba de guía, al trabajar en turismo he descubierto muchísimos sitios que se escapan un poco, pero lo que más me gusta son los sabores más sencillos y las preparaciones más rupestres.

  • ¿DÓNDE TE VACÍAS Y DE QUÉ TE LLENAS?

Cuando trabajaba de guía enseñando cuadros llegaba a casa molido, y es algo que he vuelto a experimentar dando cursos de pan. Cuando doy un curso de pan lo doy todo, estamos 8, 10, 15 personas en una mesa y yo ahí… no se guarda nada. Últimamente concentro los cursos,  doy dos cursos en un día. Cuando acabo de dar el curso hay un momento de felicidad, de trabajo bien hecho, y cuando llego a casa es como.. se ha desinflado por completo.

¿De qué me lleno? Paralelamente a hacer pan me gusta correr. Yo nunca corría antes, soy muy de bicicleta. Me puse a correr y me ha dado algo que no me había dado la bicicleta curiosamente no tanto para el físico sino para la cabeza. Cuando llevo una temporada en que no haga nada de deporte y no corro lo noto, me agobio, … Realmente yo corro por la cabeza. Cuando he estado un poco pachucho, un poco flojillo me pongo a correr y lo  nota la gente en el trabajo, la familia, como que estás mucho menos gruñón.

La bici me da mucha satisfacción, para mí es esencial, no podría vivir en un sitio en el que no pudiera ir en bicicleta. Mi manera favorita de viajar es en bicicleta, poner las alforjas a la bici… Hace un par de años me fui de Bilbao a Valencia en bicicleta y un plan que tengo, un máster plan, un año que tenga un poco de tiempo libre quiero irme al Cabo Norte en bicicleta que es como la última frontera.

Soy muy casero y de estar muy tranquilo. Soy muy obseso de Bach, que puede quedar como muy finolis y muy repipi que lo diga, pongo mucho Bach, todo el día. De hecho no he pasado de Bach. Tengo un amigo  que es un melómano, muy entendido, Andoni Munduate, y siempre me dice escúchate la cuarta de Mahler, que es increíble, me llevó a la Ópera, la única vez que he estado en la öpera me llevó este chico, y yo siempre digo que debe ser que no he crecido todavía porque yo descubrí Bach de verdad  es que es infinito, no se agota Soy a veces incluso un poco obsesivo, ¡como tiene tanto! Una temporada te da por las cosas más aritméticas y matemáticas que tiene como el arte de la fuga, la variación del Goldberg, … otras veces tiene cosas muy dramáticas, tiene obras corales que te saltan las lágrimas. Eso me llena mucho.

No soy una persona religiosa en el sentido de creyente. Me crié en una familia católica pero luego te desligas, si percibo a lo mejor por formación una manera parecida de entender el mundo pero un poco desde fuera. Quizás la palabra es espiritual, lo que hablábamos antes del tema monacal en aquella granja, de la introspección,..

  • CUANDO HABLAS DE PAN SIEMPRE MENCIONAS LAS PALABRAS “ALMA”, “VIDA”, “CREAR”, “TRANSFORMACIÓN”, CON GRAN RESPETO Y SENSIBILIDAD. TODO ESO TIENE QUE VER CON LO TRASCENDENTE…

Si, eso es. Los términos son los que te han venido dados por una educación determinada pero muchos otros si que son intercambiables, hablas con gente de otras culturas, otras creencias y muchas veces encuentras una similitud terrible en lo que hace vibrar a la gente.

¿Qué te da el pan? No es algo espiritual ni religioso, pero en esa fermentación, hay algo…, esa energía, lo que anima…lo metes en el horno, se hincha, lo metes en el horno. Con el tema bucal si que tengo una fijación, un rollo ahí.. Meterte a la boca lo que has preparado, la esencia…

  • ESTO ÚLTIMO QUE CUENTAS ME HACE PENSAR EN EL NOMBRE DE TU WEB “LA MEMORIA DEL PAN”, PARA MÍ EVOCA ESA MEMORIA O HUELLA ANCESTRAL, COLECTIVA, INCLUSO CELULAR QUE NOS CONECTA CON EL SENTIMIENTO DE FORMAR PARTE DE LA TIERRA, DE LA NATURALEZA.

La memoria del pan. El título lo busqué un poco como de coña porque es la memoria de las cosas que voy haciendo, entrevista a productores, panes. Pero es el propio pan, la memoria del pan, la memoria que tiene el propio pan.

  • ¿CÓMO SUEÑAS TU FUTURO?

¿El futuro? Buf! Soy muy malo planificando. Pensar lo que voy a hacer más allá de dos meses me cuesta… tiendo más a la nostalgia y la melancolía, entonces a veces miro más para atrás que para adelante, eso tengo que trabajarlo.

No soy una persona muy ambiciosa, tengo gente a mi alrededor que el futuro lo ve como oportunidades, tienes planes porque quieren cosas. Yo es que soy muy  sencillo. O sea yo me quejo,  lo reconozco pero  por otro lado también pienso que estoy bien así, lo que me traiga la vida. No soy muy obsesivo a nivel profesional ni económico, no me muevo mucho por ganar un poquito más, o por hacer más cursos o por salir más en un medio de comunicación, es que no me interesa en absoluto, a mi ya me va bien, no necesito… A parte, a veces he planificado cosas en la vida y nunca han salido como había pensado con lo cual al final… eso siempre lo digo. Creo que soy la persona con más suerte que conozco, en serio lo digo, no es una pose ni un cliché. He tenido una suerte en la vida brutal, con lo cual tampoco hay más.  Gente que he conocido, cosas que he tenido la oportunidad de hacer, lo del pan por ejemplo, es una cosa increíble, oportunidades que te dan. Yo soy muy confiado, hasta el extremo y nunca he tenido una mala experiencia.

  • ¿DESEAS COMPARTIR ALGO MÁS CON NOSOTROS?

Realmente creo que con todo lo que he estado diciendo… Cuando nos conocimos en el pan me parecisteis una gente muy agradable, muy educada, muy sencilla y sincera y por eso yo encantado de hacer una entrevista pero yo no me considero  que sea alguien muy así para hacerle una entrevista, tengo bastantes conflictos internos y de hecho tengo una teoría que me da un poco de pena, de que en el país de los ciegos el tuerto es el rey, como autocrítica. Estamos en un país en el que te lees tres libros y eres experto de algo y así nos va, enciendes la tele y ves a cada papanatas hablando.. y es un experto, ¿no? O ves por ejemplo la categoría moral o incluso la categoría profesional que tienen muchos políticos, o mucha gente que tiene la manija y dices, vaya sitio en el que vivimos. Por eso, no es falsa modestia, muchas veces cuando me dicen para hacer entrevistas, pues no lo sé…

  • ¿QUIÉN ES IBÁN YARZA EN ESENCIA?

Pues soy una persona muy normal, muy sencillo, muy de andar por casa. Me veo como un niño grande, tal como veo la vida, como va pasando… me agobia un poco el paso del tiempo, el tiempo siempre me ha inquietado o me ha obsesionado. Cada invierno me dejo la barba, en verano me la quito por el calor. Y este invierno me he dejado la barba y me he visto que es que ¡cada semana me salen 5 canas más!, que las canas no me importan en absoluto, me encantan, pero como mera constatación  del paso del tiempo. Tengo 37 años y es como ¡si hace nada tenía 20! soy el mismo, hago lo mismo. Una vez que eres una persona adulta, he hecho muchas cosas profesionalmente, he vivido en varios sitios, he hecho varias cosas, diferentes, y me veo siendo el mismo desde que llegué a la edad adulta. En esencia  el mismo, básicamente.

TEDxMadrid – Ibán Yarza – EL MOMENTO DEL PAN. Disponible AQUÍ.

<DE TOTS ELS COLORS>:

Estimados lectores:

Entrevistar a Ibán fue todo un lujo desde el principio. Le propuse la entrevista al finalizar el curso de pan, y él, sin saber quién era yo, sin visitar el blog previamente, me dijo que sí. Su confianza y generosidad fueron el primer regalo.

Nos encontramos en Madrid un lunes a las siete de la tarde, Ibán salía de trabajar, cansado imagino… compartimos un chocolate delicioso en el Círculo de Bellas Artes y empezamos a conversar amigablemente mi pareja, él y yo. Nos sentimos como si nos conociéramos de siempre y únicamente estuviéramos poniéndonos al día sobre nuestras vidas.

Conversamos más de una hora, sin grabar, aunque todo lo que nos explicaba resultaba interesante, finalmente dimos al play, y continuamos disfrutando con todo lo que nos contó, lo que acabáis de leer.

Cuando Ibán habla de pan el tiempo se detiene, o al menos adquiere otra dimensión. Ibán tiene el don de la palabra y el arte de la comunicación, consigue atraparte desde el primer momento y te contagia su entusiasmo. De su mano y a través del pan te guía por el país de las sensaciones.

Ibán vive el pan con autenticidad, con gran respeto, y sensibilidad, es pura emoción, y eso fue lo que me nos atrapó en su curso. No descarga un sinfín de conocimientos, conceptos o fórmulas, sino que a través de la pasión con la que vive el pan, toca el alma del alumno y despierta esa magia que te ilusiona y ayuda a desarrollar tu potencial. ¿Y quién consigue eso sino un gran Maestro?

Finalizó la grabación después de una hora y cuarenta minutos, sorprendidos porque pasó en un instante. Ya eran más de las diez, así que surgió la idea de ir a cenar y seguimos conversando tan a gusto en ese clima que él había creado.

Gracias de corazón Ibán por tu cariño y tu confianza, por compartir tu historia de vida con nosotros. Te deseamos lo mejor y que a través del pan, sigas transformando  el mundo…





* Entrevista a Mª Àngels Fajardo, Profesora de español y francés en Londres.”Conocer a tantísimas personas con culturas y pasados tan diferentes al mío me ha hecho reflexionar sobre lo que tengo, lo que consideraba correcto,… y me ha ayudado a crecer como persona”.

23 01 2012

Entrevista realizada por <De tots els Colors>: Elena Lorente Guerrero.

Mª ÀNGELS FAJARDO DURÁN:

El modelo educativo británico te prepara mucho más como adulto, independiente y parte de la sociedad:

- Desde pequeñitos te inculcan una cultura de comunidad y respeto. Eso se refleja en todos los profesores que están mucho más involucrados con la vida escolar; forman parte de ella y son elemento necesario. Todo profesor es educador, e incluso en las entrevistas es prácticamente necesario que demuestres que te puedes involucrar con la escuela de otro modo fuera de lo que es tu asignatura.

- En todas las escuelas inglesas existen las Asambleas, cada mañana ser reúnen profesores y alumnos antes de iniciar las clases.  La escuela además, permite a los estudiantes tomar parte en las decisiones que les afectan  través de la figura del delegado de curso y del consejo de estudiantes que se reúne regularmente con el director/a del centro. Asimismo, los alumnos entrevistan a los candidatos a profesor y ¡te aseguro que sus preguntas no son mucho mas fáciles de responder que las del director!

- A los 15 años, los estudiantes realizan prácticas laborales en varias empresas de la zona. El objetivo es que tengan una primera experiencia sobre lo que es formar parte del mundo laboral, y una primera toma de contacto con lo que ellos creen que podría ser su futura carrera. Creo que es una experiencia muy positiva ya que les permite ser tratados como adultos responsables.

Los jóvenes:

- Creo que mi mejor consejo es que disfruten de cada momento porque no volverá, y que salgan a conocer mundo, a conocer otras realidades y otras personas que les enriquezcan y les haga abrir los ojos, crecer y madurar. Y que lo hagan todo siendo fieles a sus principios y valores, siendo personas íntegras y sobre todo, teniendo respeto por ellos y por los que les rodean.

He aprendido:

- Conocer a tantísimas personas con culturas y pasados tan diferentes al mío te hace reflexionar sobre lo que tienes, lo que considerabas correcto, y te ayuda a crecer como persona. si das una oportunidad a algo nuevo, puede convertirse en algo muy bueno.


Me llamo Mª Àngels Fajardo, me fui a Inglaterra cuando tenía unos 22 anos, en cuanto acabé la carrera universitaria. Estudié Traducción e Interpretación en la UAB, por lo que los idiomas siempre han sido mi fuerte y lo que ha movido mi vida.

En aquella época mis padres vivían y trabajaban en el extranjero, en Túnez, a consecuencia de la mala situación que ya se daba en Catalunya en el sector textil. Mi hermano, 8 años mayor que yo, ya tenía planes de ir a vivir con su novia por lo que me quedaba una poco solitaria en casa. Y me planteé la siguiente cuestión:

¿Me busco pareja, un trabajo serio y empiezo a ahorrar para comprar un piso?… ¿O me voy y descubro lo que me depara el futuro? ¡Y escogí la segunda! Londres fue una decisión fácil: hablaba el idioma, había estado ya en un intercambio Erasmus y mi mejor amiga me podía acoger temporalmente. En teoría me fui un mes “para probar”… ¡y de eso hace ya más de 9 años!

  • ¿QUÉ REALIDAD TE ENCONTRASTE? ¿CÓMO FUE TU PROCESO DE ADAPTACIÓN?

Fue algo muy divertido, la verdad. Había estudiado inglés desde los 9 años y en una escuela de idiomas después del colegio, pero ¡nadie te prepara para un acento londinense! Me costaba bastante entenderles, seguirles y tenía que preguntar todo 3 veces…pero la necesidad es la mejor maestra y ahora conozco cosas en inglés que desconozco en español porque las he conocido estando fuera. ¡Qué paradoja!

El clima y la comida son otros elementos, parte de toda adaptación a un país como Londres. Para el clima, es fácil… ¡no hay remedio! Es frío, triste, húmedo, gris y muy duro. No hay nada que se pueda hacer al respecto. Nunca me acostumbraré pero parece que con los años se hace un pelín más llevadero…

Y en cuanto a la comida, se aprende a apreciar un “roast dinner” pero nunca se podrá comparar con una paella, una tortilla de patatas de la abuela o un riquísimo “pa amb tomàquet” con jamón.

Londres es una ciudad enorme y tan diversa que se podría llamar de cualquier otra manera; es un mini mundo. De hecho, tardé en conocer a personas puramente británicas.

Por otro lado, fue parte de mi aprendizaje y desarrollo como persona el conocer a tantísimas personas con culturas y pasados tan diferentes al mío. Te hace reflexionar sobre lo que tienes, lo que considerabas correcto y cómo te gustaría seguir hacia delante.

A mi me gustaría pensar que he adoptado lo positivo sin perder mi identidad. Y con respecto al estereotipo británico que todos tenemos en la cabeza…bueno, hay cosas que son ciertas y cosas que no. Nunca andan con paraguas, por ejemplo. ..

Están tan acostumbrados a la lluvia y es tan fina que el paraguas resulta inútil. Por otro lado, pueden ser un tanto fríos. Pero hay que ir sin ideas preconcebidas…nunca serán españoles y por lo tanto no se les puede pedir que sientan del mismo modo. Sólo necesitas conocerles un poco mejor y entenderles; en el fondo, son personas que disfrutan de la compañía de la gente, que les gusta reunirse en el pub con sus amigos y relajarse después del trabajo, y que pueden convertirse en tan buenos amigos como alguien que comparte tu propia nacionalidad.

  • Y A NIVEL LABORAL ¿CÓMO TE ACERCASTE AL MUNDO DE LA EDUCACIÓN?

Lo de ser profesora siempre había sido una idea que me rondaba por la cabeza y que, en el fondo, sabÍa que podría realizar algún día.
Trabajaba en el aeropuerto de Heathrow como agente de facturación. Llevaba muchos años y el trabajo nunca me motivó ni me planteaba ningún desafío intelectual. Así que me cambié a un contrato especial de horas reducidas con lo cual sólo trabajaba unos 12 días al mes.

Al mismo tiempo, mi mejor amiga, con la que viví al principio, vió un anuncio en el periódico para asistente de conversación de español en una escuela. Me presenté sin saber mucho y sin experiencia previa pero me cogieron!

Pasé un año y durante ese año mis compañeras de departamento insistieron en que tenía maderade profesora y en que debería solicitar una plaza para el curso de formación. Así que les hice caso. Y me alegro mucho.

Es muchísimo más fácil que hacerlo en España, sobre todo ahora que lo han convertido en un máster. Ni siquiera tienes que pagar ni un duro por cursarlo, al contrario; el gobierno te paga un sueldo a través de una beca. ¡Es genial!

Además, hay dos vías de acceso y en mi caso, escogí la más práctica. Trabajaba desde el primer día en la escuela de lunes a jueves y los viernes iba a clases. Nada de grandes exámenes ni teorías, trabajo puro y duro. Y muchísimas observaciones de mi mentora y mi coordinador del curso.

Fue el año mas difícil de mi vida pero no lo cambiaría jamás por dos años de universidad, exámenes, miles de euros y la pelea contínua y ridícula de las oposiciones. Parece que, en vez de facilitar el camino a los educadores, se les esté poniendo más y más obstáculos.

  • ¿CÓMO ESTÁ ESTRUCTURADA LA EDUCACIÓN EN INGLATERRA?

Bueno, es una pregunta muy amplia pero intentaré simplificarla. En líneas generales se divide en guardería, primaria y secundaria. Después están las universidades y otros centros similares, como los ‘colleges’ o institutos de carreras vocacionales.

La mayoría de escuelas son públicas, a diferencia de España, siendo las privadas e internacionales una minoría reservada a los más adinerados y elitistas. Sin embargo, dentro de la categoría pública ¡hay muchísima variedad!

A los once años, cuando se realiza el paso de la escuela primaria a la secundaria, los alumnos se preparan para una prueba importante que se llama el 11+ (eleven plus). Se miden varios procesos cognitivos, psicotécnicos, etc y sólo los que superen el mínimo establecido podrán optar a escuelas mas selectivas, aun dentro del sector público o estatal. Estas escuelas se llaman Grammar schools y son muchos los padres que pelean por una plaza. Los que no superen la prueba, por el contrario, deberán resignarse a una Comprehensive school, que como la palabra indica, lo comprende un poco todo.

Por otro lado, están las escuelas afiliadas a algún tipo de fe o religión. Éstas también tienen muy buena reputación; si no tanto a nivel académico, si a nivel de comportamiento y disciplina. Luego, el factor geográfico también influye mucho. No es lo mismo ir a una escuela en ciertos barrios londinenses que ir a una fuera de Londres en zonas más rurales.

Yo, por ejemplo, completé mi formación en una Grammar school; ¡tuve mucha suerte! Era además un colegio femenino, con chicas procedentes de familias acomodadas y con altas aspiraciones. Las alumnas allí representaban las notas máximas estatales, sabían que a la escuela se iba a trabajar y los padres eran de lo más exigentes. Después de mi formación y hasta día de hoy, estoy trabajando en una Comprehensive school afiliada a la Iglesia Anglicana. El nivel académico es mucho más bajo y se nota especialmente cuando eres profesora de idiomas.

Por otro lado, los alumnos se comportan sumamente bien en clase y fuera de ella. Proceden de familias más humildes y la mayoría vive en el mismo pueblo, por lo que se consideran parte de la misma comunidad a la que tratan con mucho respeto.  Asimismo, agradecen al profesorado su labor con pequeños gestos en el día a día y los padres son mucho más comprensivos e igualmente agradecidos.

  • COMPARATIVAMENTE ¿QUÉ VENTAJAS ENCUENTRAS RESPECTO AL MODELO ESPAÑOL?

A grandes rasgos, opino que el modelo británico te prepara mucho más como adulto, independiente y parte de la sociedad.

Aun así, creo que en España ¡las cosas han cambiado mucho desde que yo iba a la escuela! Yo recuerdo los típicos profesores que aparecían con los mismos apuntes que usaron para enseñar a mi hermano y a mi primo diez años antes; y recuerdo asignaturas llenas de mucha teoría, mucho libro de texto y poca aplicación al mundo real.

Al finalizar la escuela, ¡yo no me sentía preparada para nada! Sólo para responder a preguntas de examen a modo de loro de repetición. Si no me equivoco la situación ha cambiado aunque no es perfecta.

En Inglaterra, desde pequeñitos te inculcan una cultura de comunidad y respeto. Eso se refleja en todos los profesores que están mucho más involucrados con la vida escolar; forman parte de ella y son elemento necesario. Es difícil explicarlo. Todo profesor es educador, e incluso en las entrevistas es prácticamente necesario que demuestres que te puedes involucrar con la escuela de otro modo fuera de lo que es tu asignatura. Por ejemplo, yo canto y he estado ayudando a organizar un musical, participando en los ensayos después del horario escolar durante varios meses. Es algo que casi viene dado con el puesto, sinó ya no te consideran un candidato tan fuerte.

También, existe un aspecto muy positivo en todas las escuelas inglesas que son las asambleas. Es un concepto un tanto difícil de entender. Consiste en reunir al alumnado y profesorado todas las mañanas en una asamblea. Se hablan de temas varios, ya sean de actualidad o personales, durante unos 10 minutos; estos son presentados por profesores aunque se reservan varias ocasiones para los alumnos. Es una oportunidad para reunir a los estudiantes, centrarles en la tarea que les espera e inculcarles una vez más los valores que imparte la escuela. Algunos lo consideramos, en ocasiones, algo similar a un lavado de  cerebro ¡pero funciona a las mil maravillas!

Para terminar, la escuela permite a los estudiantes tomar parte en las decisiones que les afectan. Por ejemplo, tienen delegados en todos los cursos que representan a los demás compañeros de su mismo año y un consejo de estudiantes que se reúne regularmente con el director/a del centro. Asimismo, los alumnos entrevistan a los candidatos a profesor y ¡te aseguro que sus preguntas no son mucho mas fáciles de responder que las del director!

  • ¿CUÁL ES LA SITUACIÓN ACTUAL DE LA EDUCACIÓN EN INGLATERRA?

Creo que es un sector muy solicitado debido a su estabilidad laboral. Dada la situación en que vivimos, ser profesor hoy en día es todo un seguro de vida.
Se han ido realizando muchos cambios pequeños según el gobierno pero siempre se han mantenido las directrices generales.  Es un sistema que da prioridad a lo que llaman materias-pilar (centrales): el inglés, las matemáticas y las ciencias.  Esas han sido siempre las principales dando a todo lo demás un segundo plano. Sin embargo, la dedicación que le dan a su propia lengua deja mucho que desear. Se dedican al estudio de la literatura y los grandes escritores dejando olvidada la gramática y su función. No es de extrañar, pues, que un estudiante de 12 o 13 años no sepa distinguir un nombre de un adjetivo o un verbo. Es más, ¡ni siquiera conocen su término gramatical!

En general, es un sector en modificación constante y por lo tanto muy criticado también.

  • ¿EN QUÉ SE VAN A TRADUCIR LOS RECORTES?…

Bueno, estamos pasando por una época muy desfavorable. Los recortes van afectar a muchas áreas de la educación y está afectando incluso a la clasificación de los centros escolares.

Unas de las materias más afectadas es la educación física. En Inglaterra, esta asignatura es vista con muy buenos ojos. Además, existe una cultura positiva por la que se congratula no sólo al estudiante académico sino también al estudiante que sobresale en el campo deportivo.
Se le dedican más horas semanales a los deportes que a los idiomas, por ejemplo. No hay que olvidar que allí se practican múltiples deportes: rugby, fútbol, hockey, criquet, béisbol, baloncesto, atletismo…Y en los 2 últimos años de escuela, se imparte también con teoría para formar posibles entrenadores y profesores de la materia.
Con el dinero del gobierno y el equivalente de las comunidades o diputaciones, las escuelas podían gozar de instalaciones excelentes y recursos varios. Estos también contribuían a la cohesión de la comunidad entre escuelas primarias y secundarias, a la vez que entre poblaciones. Tras los recortes, muchas escuelas se han visto obligadas a reducir sus actividades dejando a muchos niños sin poder practicar ni desarrollar esa faceta.

En cuanto a su impacto en la clasificación del centro, muchas escuelas se han visto obligadas a convertirse en ‘academies” (academias). Hasta día de hoy, las academias tenían muy mala reputación por reunir a alumnos de aptitudes académicas muy pobres, problemas de disciplina y resultados muy bajos. Por otro lado, son mas independientes con respecto al gobierno. Reciben el dinero de un espónsor y son libres de modificar el currículo.

A raíz de los cambios introducidos por el actual gobierno, muchas escuelas con buena calidad de enseñanza se quedaron sin las subvenciones que normalmente recibían en favor de las escuelas con peor calidad de enseñanza, para que así estas últimas puedan mejorar su situación. Como resultado, las buenas escuelas han cambiado su estatus a academias. Así se aseguran seguir recibiendo dinero y pueden modificar el contenido del currículo en función a la especialidad del centro.

  • HÁBLANOS DE TU TRABAJO EN LA ESCUELA.

Como comenté antes, en la actualidad trabajo como profesora de español y francés en una escuela secundaria, especializada en informática y matemáticas, afiliada a la Iglesia Anglicana donde la dignidad y el respeto son los pilares y valores que se inculcan.

Está situada a las afueras de Londres en una región que se llama Buckinghamshire, y en una aldea donde todos se conocen y con algo más de 2.000 habitantes. Toda esa zona es muy rural y esta rodeada de los típicos campos de cultivo, granjas, pastos para ovejas y vacas, y donde no es raro tener que ir a paso de tortuga por la carretera debido a un tractor o camión que transporta balas de paja.

De ahí que los alumnos con los que trato, aunque hayan excepciones, sean mucho mas pacíficos y bien educados. Para ellos la familia y la comunidad en la que viven es lo principal; se les ha inculcado los valores que nuestros padres nos inculcaron en nuestro tiempo y son niños muy cariñosos.

Cuando yo entré a trabajar, era el segundo año que se impartía español en ese centro. Sólo habían dos cursos que lo tenían como asignatura, por lo que estaba claro que, en primer lugar, iba a empezar dando muchas más horas de francés; y, en segundo lugar, era mi tarea desarrollar e impulsar el estudio del español.

Siendo la única profesora de español ¡no está siendo tarea fácil! Sin embargo, me siento orgulosa de haber organizado dos viajes a España con éxito, y de que este año el número de estudiantes que escogieron español como asignatura de GCSE (los primeros exámenes importantes a los 15 años que contarán para su vida laboral) subió de 7 a 30. ¡algo bien debo estar haciendo!

También, visito escuelas primarias semanalmente para darles clases de francés. Hace unos años que para los maestros de primaria no es necesario saber un idioma extranjero, por lo que se coordinan con las escuelas secundarias de la zona, quienes envían a sus profesores de idiomas a dar las clases.

  • ¿QUÉ TIPO DE DIFICULTADES TE ENCUENTRAS EN LAS AULAS?

En mi caso particular, son pocas debido al tipo de escuela. La mayoría están relacionadas con la tardanza, en algunos casos, en la entrega de los deberes, aunque siempre son los mismos; y la falta de material, debido al nivel socio-económico del que proceden.

Después, son muchísimos los alumnos que tienen algún tipo de dificultad de aprendizaje. No se…quizá ya existían en mi tiempo pero no estaban detectadas oficialmente. Desde dislexia al síndrome de Asperger pasando por dificultades al estructurar un discurso, la escritura, capacidad de concentración o TDAH. Existen varias categorías y a aquellos con condiciones más graves se les asigna una “Learning Support Assistant”, que traducido seria una asistente al aprendizaje.

  • ¿QUÉ CUALIDADES PERSONALES, APTITUDES, VALORES FALTA TRABAJAR EN LAS AULAS?

Mi opinión se basa en lo que he visto que se hace en las escuelas en las que he trabajado y también en lo que yo considero que me faltó durante mi época escolar y de formación.
Creo que se debería cultivar más ese sentimiento de pertenecer a un colectivo donde tu persona está valorada y donde se valora a los demás. A algunos les debe sonar ridículo pero ¿cuántas veces hemos deseado en nuestro trabajo, por ejemplo, que se nos valorase un poco más o que no se nos tratara como un crío o como un número más? Pues, para un adolescente, el contar para algo más que para una estadística de educación también significa mucho.

A mi parecer, un estudiante debería poder ver en su profesor o tutor a alguien más en quien poder confiar o a quien poder acudir si necesita consejo. No estoy insinuando que nos convirtamos en consejeros de adolescentes pero sí en un portal más al que puedan acudir; no olvidemos que pasan gran parte de sus vidas entre las paredes de una escuela: lo que ven, oyen, observan, viven y experimentan es lo que les ‘moldea’ como futuros adultos. De esa manera, seríamos más los que podríamos transferir esos valores que escasean tantísimo en nuestra sociedad actual: como el respeto, los modales, la dignidad por uno mismo, la filosofía del trabajo…

  •  ¿CÓMO DEBERÍAN IMPLICARSE  LAS MADRES Y PADRES EN LA EDUCACIÓN DE SUS HIJOS?

En general, creo que hay bastantes padres que se implican en la educación de sus hijos, pero, por desgracia, el tipo de sociedad en la que nos hemos convertido hace que cada vez se impliquen menos.

Hoy en día, según mi experiencia, los padres siguen acudiendo a las reuniones de padres y siguen teniendo conversaciones con la escuela cuando es necesario. Sin embargo, hay veces que esa conexión falla a  un nivel más básico; me refiero a la hora de sentarse con ellos a hacer los deberes, prestarles ayuda, comprobar que están progresando y completando las tareas, etc. Pero como digo, las familias tampoco son lo que eran. Al menos en Inglaterra hay un elevado número de familias desestructuradas o monoparentales, por lo que a veces, los alumnos no han podido completar los deberes porque estuvieron el fin de semana con el padre y se olvidaron los libros en casa de la madre, o los hicieron pero no lo pudieron imprimir porque en la casa de los abuelos no tienen impresora, etc.

  • SEGÚN TU OPINIÓN ¿EN QUÉ ESTÁ FALLANDO EL SISTEMA EDUCATIVO EN GENERAL?  ¿QUÉ DEBERÍA MEJORAR?

En España, creo que es un sistema demasiado académico que no contribuye a la formación de los alumnos como personas adultas.

En Inglaterra, estamos demasiado presionados por los resultados en los exámenes y, como consecuencia, practicamos demasiado el “spoon feeding”; es decir, el dárselo todo masticado.

Bueno, esa es mi modesta opinión, tras mi corta experiencia en la educación…Mejorarlo no va a ser fácil porque tiene que ser una labor común, en equipo, y respaldada por el centro y el sector educativo en general. Es muy difícil hacer tu trabajo al 100% en cada clase, cada hora de cada día y de cada trimestre de cada año pero si el profesorado se siente respaldado en el centro en el que trabaja y todos tienen el mismo objetivo (colectivo y no personal), la carga se aligera y los alumnos se benefician.

  • ¿QUÉ MODELO EDUCATIVO TE PARECE MÁS FAVORABLE PARA EL DESARROLLO DE LAS CAPACIDADES INDIVIDUALES?

Basándome en el modelo que yo viví cuando era estudiante, creo que escojo el británico.
Aunque aún se está trabajando mucho en el desarrollo de su independencia a los 17 y 18 años, en general, un alumno en Inglaterra llega a ser una persona adulta antes que un alumno en España.

A los 15 años, se les envía a todos a realizar prácticas laborales en varias empresas de la zona. El objetivo es que ellos tengan una primera experiencia de lo que es formar parte del mundo laboral, y una primera toma de contacto con lo que ellos creen que podría ser su futura carrera. Creo que es una experiencia muy positiva ya que les permite ser tratados como adultos responsables y parte de un colectivo al que no pueden fallar.

Asimismo, el 80% de alumnos de 17 y 18 años tiene un trabajo a tiempo parcial o de fin de semana que compagina con los estudios. Eso significa que desde muy temprano aprenden a trabajar con otras personas y a valorar lo que es recibir su propio salario.

  • ¿QUÉ ES LO QUE MÁS TE LLENA DE TU PROFESIÓN?

Sin duda las caritas de descubrimiento que se iluminan cuando por fin entienden lo que les estás explicando o cuando entienden lo que les acabas de decir en una lengua que hasta hace cuatro días no conocían. ¡No tiene precio! Como tampoco tiene precio cuando te hacen sentir especial por ser quien eres y por lo que haces en la escuela. Por ejemplo, cuando colaboré en el musical, trabajé con alumnos a los que nunca había dado clase y de los que no sabía ni sus nombres.  Sin embargo, el ultimo día todos me hicieron un regalo simbólico y, lo más importante, me agradecieron mi ayuda sin la cual, en sus propias palabras, no podrían haberlo logrado. ¡Aún me saludan en los pasillos y me dicen que me echan de menos!

  •  ¿CÓMO ES TU VIDA EN LONDRES, TU DÍA A DÍA…? 

¡Como la del resto del mundo! Me levanto, voy a trabajar, me reúno con mis amigos todo lo posible, tengo mis problemas y me voy de vacaciones (principalmente a Barcelona) a desconectar siempre que puedo.

Lo que si es cierto, es que llevo un ritmo de vida muy estresante…mucho más que si viviera en Mataró; ¡y eso que no tengo hijos! Pero es que Londres te obliga a veces a vivir para trabajar y no al revés, como debería ser.

Mis amistades allí se han convertido en pieza clave en el tipo de vida que llevo. Aunque siempre tendré a mi familia, los amigos son los que comparten mi día a día y los que lo ven desde el mismo punto de vista que yo. Sin ellos, la distancia y la rutina serían mucho más duras.

  • ¿QUÉ APRENDIZAJES HAS ADQUIRIDO A NIVEL PERSONAL Y PROFESIONAL VIVIENDO FUERA DEL ENTORNO FAMILIAR DESDE TAN JOVEN?

¡Muchísimas cosas! A nivel profesional, he realizados trabajos que nunca pensé que pudiera realizar. Sobre todo, trabajos de atención al público, por lo que he desarrollado cualidades y aptitudes que jamás hubiera logrado de otra manera.

Y, por supuesto, he conseguido ser profesora y vivir de ello; y eso estoy más que segura que, de haberme quedado en España, jamás hubiera logrado. Y es que en Inglaterra te facilitan toda la formación necesaria para el puesto de trabajo; luego, te tienes que esforzar si quieres subir escalones.

También puedo decir que sé cantar. ¡Aún me da la risa cuando lo digo! Voy regularmente a clases de canto y eso sí que es una faceta de mi persona que nunca hubiera conseguido explorar si me hubiera quedado. Y mucho menos cantar soul y R&B y cantarlo bien. No lo hago de manera profesional (nunca estudié música como tal) pero es mi vía de escape, lo que me llena fuera de mi trabajo, lo que me hace feliz y lo que pone una sonrisa en mi cara.

A nivel personal, ¡por donde empezar! Simplemente he descubierto a la persona que quería ser. Es curioso pero lo que vives en un lugar te marca mucho. En España siempre he sido la chica tímida, que nunca salía, que tenía pocos amigas, ningún novio, todo lo opuesto a popular y que siempre ha sido una buena estudiante (algunos dirían empollona).

Pero ésa era yo antes de convertirme en persona adulta. Descubrí que soy una chica simpática, a la que le encanta salir y divertirse, con muchísimos amigos con los que compartir aficiones diferentes y dispares entre si, que sonríe continuamente, independiente, fuerte y emprendedora. Aún me dan mucho miedo los cambios y nunca me caracterizaré por ser espontánea ni aventurera, pero he aprendido que si das una oportunidad a algo nuevo, puede convertirse en algo muy bueno.


  • ¿QUÉ ES LO QUE TE HACE VIBRAR?

Cantar, bailar, un paisaje de otoño, descubrir cosas nuevas, darme cuenta de lo maravilloso que es aprender algo nuevo cada día, conocer a alguien que te hace sonreír y sentir bien.

  • ¿QUÉ  OPINAS DE LOS ALTERCADOS QUE TUVIERON LUGAR EN LOS BARRIOS DE LONDRES EN AGOSTO DE 2011?

Me sorprendió muchísimo. Nunca se había dado esa situación desde que yo estoy allí y todos los británicos se han echado las manos a la cabeza. No se pueden creer que haya ese tipo de personas, capaces de saquear la ciudad de ese modo, perjudicando incluso a su propio vecino, el mismo que les proporciona el periódico, los cigarrillos o la barra de chocolate todas las mañanas.  Todos han salido en los medios a condenar lo ocurrido y todos mis amigos se pusieron en contacto conmigo para concordar en lo que el resto del mundo opinaba, denunciando lo ocurrido.
Lo bueno que ha estado haciendo el gobierno, es que ha ido castigando a todo el que ha conseguido culpar de manera muy eficiente; no sólo con la cárcel, multas, etc. Sinó también castigando a los padres de los menores (por ejemplo, retirándoles las ayudas del estado, los pisos subvencionados…) por no haber sabido evitar que sus propios hijos acabaran siendo unos delincuentes y por lo tanto, atacando un poco la raíz del problema.

  • ¿QUÉ MENSAJE TE GUSTARÍA TRANSMITIR A LOS JÓVENES?

Bueno, los jóvenes de hoy en día cuentan con muchas más ventajas que los jóvenes de mi época. Eso es ley de vida.  Conocen más, viajan más… Aún así, creo que mi mejor consejo es que disfruten de cada momento porque no volverá, y que salgan a conocer mundo, a conocer otras realidades y otras personas que les enriquezcan y les haga abrir los ojos, crecer y madurar. Y que lo hagan todo siendo fieles a sus principios y valores, siendo personas íntegras y sobre todo, teniendo respeto por ellos y por los que les rodean.

  • ¿DESEAS COMPARTIR ALGO MÁS CON NOSOTROS?

Sí. Aunque no se pueda apreciar por escrito, quiero compartir una sonrisa con todos vosotros. Muchas de las personas que me conocen dicen, que siempre estoy sonriendo, que lo que mejor me define y lo que más recuerdan de mí es mi sonrisa. Yo les contesto que se la debo a mi madre.

<De tots els Colors>:   La vida nos hizo coincidir en los pasillos de uno de los aeropuertos de Londres pocos días antes a la Navidad de 2010, viendo nevar por las cristaleras y sabiendo que nuestro avión no volaría. Nos esperaba una larga noche por delante… Todavía nos sentimos agradecidos por tu amabilidad y cordialidad con nosotros…

De ese tiempo compartido conversando, tomando chocolate caliente y entre algunas risas,  surgió la idea de entrevistarte para que los lectores conocieran tu historia de vida,  interesante, entusiasta y comprometida. Estoy convencida de que inspirará a otros jóvenes.

Gracias por tu generosidad Mª Àngels, es un placer tenerte en el blog y aprender de tus vivencias que abrirse al mundo es la mejor manera de crecer, de desarrollar comprensión y  empatía, y una fantástica manera de descubrir que son muchas las cosas que nos acercan y nos unen a los demás…





* Entrevista a JUAN VALERO, fundador y vicepresidente de la Fundación + árboles, recorre a pie la Península Ibérica promoviendo un Corredor Ambiental para recuperar el Patrimonio Forestal.

18 10 2011

Entrevista realizada por <De tots els Colors>: Elena Lorente Guerrero.

El Camino de las Ardillas: “Según una cita apócrifa atribuida a Estrabón y a Plinio el Viejo, una ardilla podía recorrer la Península Ibérica saltando de árbol en árbol sin bajar al suelo.

En este año 2011 la Fundación + árboles presenta al conjunto de la sociedad europea un proyecto inspirado en esa cita apocrifa “El Camino de las Ardillas”. Una propuesta que consiste en establecer un corredor ambiental por la espina dorsal de la Península Ibérica  para recuperar parte del patrimonio forestal perdido y permitir que tanto animales como plantas puedan adaptarse al cambio climático migrando más hacia el norte.

Para ello, se señalizará una extensa red de senderos aprovechando antiguas vías pecuarias, pistas forestales o simples caminos vecinales-, que permitirán el tránsito de aficionados al senderismo y voluntarios planta-árboles que recuperen su cubierta vegetal.

Juan Valero Valdelvira, fundador y vicepresidente de la Fundación + árboles,  es quien realiza la marcha inaugural a pie -entre agosto y diciembre de 2011- señalizando el Camino y cotejando la información gráfica reunida.”

JUAN VALERO VALDELVIRA:

- “El Camino de las Ardillas” es la propuesta de establecer un corredor ambiental que atraviese la Península Ibérica por su lugar natural: la espina dorsal que forman las montañas que separan las aguas del Mediterráneo, Atlántico y Cantábrico. Deseo que se mire la Tierra con respeto y con deseos de apoyarla, descontaminarla, de plantar árboles.

- Estoy comprobando lo insignificante que soy como especie, y estoy aprendiendo a interiorizarlo culturalmente.

- PERMACULTURA Y FORESTERÍA ANÁLOGA son las referencias culturales agroforestales que antes y mejor pueden hacer variar la situación hacia una economía real, una ecología social con el consiguiente y necesario entente y armonía.

Me llamo Juan Valero, tengo 55 años, y participo en la actuación a favor del medioambiente desde finales de los años setenta. Mis aficiones son la atención a la naturaleza, la lectura, el ajedrez, el flamenco, la grafología, el Betis -a ratos- y la permacultura.

  • HÁBLANOS DE TU CONEXIÓN CON LA NATURALEZA ¿CUÁNDO SURGIÓ? ¿CÓMO HA IDO EVOLUCIONANDO?

Pues en la infancia. Soy, nací en un lugar privilegiado de la naturaleza, en la Sierra de Segura, a más de 1.200 metros sobre el nivel del mar, en el sur de la Península Ibérica, entre montañas y valles limpios y verdes. Mis padres y abuelos me enseñaron el respeto a la Tierra, muy próximo al que reclama ahora el movimiento ecologista y el sentido común.

  • ¿QUÉ ES “EL CAMINO DE LAS ARDILLAS”? ¿CÓMO NACIÓ EL PROYECTO?

El Camino de las Ardillases la propuesta de establecer un corredor ambiental que atraviese la Península Ibérica por su lugar natural: la espina dorsal que forman las montañas que separan las aguas del Mediterráneo, Atlántico y Cantábrico.
Técnicamente, es una proposición para hacer un corredor ambiental, al que llamamos “Uto-Vía”, y que consiste en establecer un pasillo “verde” de un ancho suficiente que no esté interrumpido por infraestructura alguna.

Culturalmente, es la convergencia en esa idea de todas las aportaciones culturales e ideológicas a tal propuesta.
El proyecto, tal y cómo está presentado, fraguó en las conversaciones que Peter Bastian y yo mantuvimos hace años en Lisboa. Decidimos presentarlo a la Fundación + árboles en el Encuentro Internacional de Amigos de los Árboles, celebrado en Cáceres en junio del año 2010, para exponerlo a la ONU en el 2011, que es el Año Internacional de los Bosques.

Brochure Camino de las Ardillas

  • ¿QUIÉNES TE ACOMPAÑAN EN TU ANDADURA?

Anímicamente, todos los patronos y amigos de la Fundación.

Físicamente, Iñaki Alejo, que conduce una furgoneta cedida por Volkswagen para tal fin.

Está serigrafiada con el diseño de Javier Mariscal. Se trata de una ardilla saltarina que atrae bastante la atención.

  • ¿QUÉ CAMBIO DESEAS IMPULSAR?

Que se mire a la Tierra con respeto y con deseos de apoyarla, de descontaminarla, de plantar árboles.

  • ¿QUÉ DESTACARÍAS DE LA RIQUEZA DE NUESTRO PAISAJE?

La diversidad y la fuerza.

  • ¿QUÉ RESPUESTA ESTÁS ENCONTRANDO EN LOS LUGARES QUE VISITAS?

Formidable. El proyecto gusta mucho. Hay muchas personas que se adhieren a él para ayudar y, con estos apoyos, estableceremos una red por todo el territorio por el que transcurre el Camino.

  • ¿QUÉ ES LO QUE TE RESULTA MÁS DIFÍCIL? ¿Y LO MÁS GRATIFICANTE?

Nada es difícil. Salvo, como nos ha recordado un amigo andaluz, dar el primer paso. Éste ya está dado; ahora nos falta la entereza, el vigor y rigor para dar los siguientes en estos tiempos tan extraños.
Lo más gratificante es ver a los árboles y las fuentes, que nos reciben como agradecidos en medio de unos tonos lumínicos y sonoros soberbios.

¿QUÉ ESTÁS APRENDIENDO DE ESTA EXPERIENCIA?

Estoy comprobando lo insignificante que soy como especie, y estoy aprendiendo a interiorizarlo culturalmente.

SEGÚN TU OPINIÓN ¿A QUIÉN CORRESPONDE LA RESPONSABILIDAD DEL CUIDADO DE LOS ECOSISTEMAS Y LA BIODIVERSIDAD?

Obviamente, a toda la sociedad. Y los que mayor poder tienen, que son los políticos y los mandos económicos, estos últimos antes y más.

Pero todos ellos no cambiarán a mejor si no hay una presión firme y decidida a favor del respeto a la naturaleza.

  • ¿CREES QUE LA PERMACULTURA OFRECE SOLUCIONES POSITIVAS A LA ACTUAL CRISIS QUE ESTAMOS VIVIENDO?

Sin duda alguna. Permacultura y Forestería Análoga son las referencias culturales agroforestales que antes y mejor pueden hacer variar la situación hacia una economía real, una ecología social con el consiguiente y necesario entente y armonía.

  • UN CAMBIO DE VIDA A ESE NIVEL SÓLO ES POSIBLE PARTIENDO DEL RESPETO, EL COMPROMISO Y DE LA PREVALENCIA DE LAS NECESIDADES COLECTIVAS FRENTE A LAS INDIVIDUALES ¿ESTAMOS CERCA DE LOGRAR LA MASA CRÍTICA SUFICIENTE PARA LOGRARLO?

Pues… difícil pregunta. Pero creo que sí. Mis cálculos aldeanos e intuitivos me permiten suponer que se podría hablar aproximadamente de que un 4% de la sociedad está sensibilizada, y que alcanzando o superando el 10% seremos imparables, de acuerdo a la teoría de Masaru Emoto con respecto al agua.

Una masa con razones que alcance ese porcentaje conseguirá demostrar que podemos vivir mejor con menos, que es en definitiva de lo que se trata.

  • CADA VEZ HAY MÁS ESPACIOS LIDERADOS POR MUJERES QUE PROMUEVEN LA VUELTA A LA NATURALEZA, LA CONEXIÓN CON LA TIERRA ¿QUÉ OPINAS AL RESPECTO?

Sin duda, siempre que hablemos de mujeres como Vandana Shiva, Wangari Mathai o Cristina Narbona. “Con duda”… muchas…, si esas mujeres son como las políticas que gobiernan este país en alguna comunidad autónoma o ayuntamientos…, como por ejemplo en la zona de Levante.

Bromas aparte, las mujeres saben más de la Tierra, y saben acercarse a la realidad más y mejor. Son, normalmente, más honradas y trabajadoras. Ojalá, pues, que en este país fuéramos unos adelantados también en estas propuestas.

  • INFANCIA Y NATURALEZA DEBERÍAN ESTAR EN PROFUNDA CONEXIÓN ¿QUÉ TE GUSTARÍA TRANSMITIR A LAS FAMILIAS Y A LOS EDUCADORES?

Lo que yo recibí en mi niñez: amor, cariño, respeto y educación.

  • ¿CUÁLES SON LOS PRINCIPALES OBJETIVOS DE LA FUNDACIÓN + ÁRBOLES?

Promover una nueva cultura del árbol que permita actuar tras la palabra. “Una onza de acción pesa más que una tonelada de palabras”, escribió Federico Engels.
Estamos en tiempos de actuar, de la acción concreta y directa. Plantemos árboles.

  • 2011 ES EL AÑO INTERNACIONAL DE LOS BOSQUES ¿EN QUE DEBERÍAMOS MEJORAR RESPECTO A OTROS PAÍSES EN CUANTO A TOMA DE CONCIENCIA Y ACCIONES REALES DE CUIDADO DE NUESTROS BOSQUES?

Citaré a Wangari, recientemente fallecida: “cuando plantamos árboles, plantamos semillas para la paz y para la esperanza. Hasta que no hagas un agujero, plantes un árbol y lo cuides, no habrás hecho nada”.

  • ¿CUÁLES SON TUS PROYECTOS UNA VEZ FINALICE EL CAMINO?

Plantar árboles con planificación, y escribir métodos de diseño de permacultura que permitan más vegetación.

  • ¿QUÉ DECÁLOGO NOS PROPONES PARA INCENTIVAR LA VUELTA A LA NATURALEZA?

Un decálogo es demasiado importante para una sola persona o una sola entidad. Transmito la intención de mostrar que una buena idea lo es si resulta:

- sencilla, esencialmente sencilla.

- fácil de explicar y fácil de entender.

- fácil de aplicar y con resultados a corto plazo.

- favorable para toda la sociedad.

  • ¿DESEAS COMPARTIR ALGO MÁS CON NOSOTROS?

Sinceramente, la entrevista es intensa y creo que he respondido ya lo esencial.

  • ¿QUIÉN ES JUAN VALERO EN ESENCIA?

Me definiría como atrevido y responsable. Quiero que la casa de mis hijos no quede maltrecha por la acción de nuestra generación.
Gracias. Un saludo cordial para los visitantes de De tots els Colors. Hasta pronto.

<De tots els Colors>: Muchas gracias Juan por el entusiasmo y compromiso que nos transmites, y por dedicar parte de tu tiempo de descanso en el camino a participar en el blog.

Gracias también por plantar semillas de esperanza promoviendo una forma de vida afín a la naturaleza, respetuosa, solidaria y sostenible.

Nuestro agradecimiento también a Julia Rivera de la Fundación + árboles por facilitar la entrevista.

Un abrazo y los mejores deseos para el resto del Camino y  proyectos venideros…






* Entrevista a JOSEP CARBONELL, Licenciado en Psicología Clínica, Experto en Comunicación y Padre de un joven afectado de SFC, Fibromialgia y SQM: Reivindica un diagnóstico justo para su hijo.

18 11 2010

Entrevista realizada por <De tots els Colors>: Elena Lorente Guerrero.


JOSEP CARBONELL MESTRE:

Una deficiencia o un vacío administrativo no debería ser nunca justificación para la alteración de un diagnóstico. Representa, no solamente negar una evidencia constatada y certificada por la ciencia médica, sino colgar una etiqueta de trastorno mental a alguien que no sólo no lo sufre, sino que está luchando, día a día, para encontrar sentido a su existencia y ser feliz en aquellos espacios y situaciones en las que su grave condición se lo permite.


NUESTRA SOCIEDAD ha de ser exigente con los comportamientos responsables, éticos. No creer ciegamente las explicaciones que nos dan, reivindicar y hacer oír nuestra propia voz. No veo ninguna otra solución más que las personas y la sociedad aprendan a tomar conciencia y a ser exigentes con lo que tienen delante.


Me llamo Josep Carbonell, vivo en Barcelona, estoy casado y tengo una hija de 29 años y  un hijo de 25, afectado desde los 17 años por Encefalomielitis Miálgica (Síndrome de Fatiga Crónica -SFC) en grado III (severo).

Posteriormente ha sido diagnosticado de Fibromialgia (FM), también  en grado III, y Sensibilidad Química Múltiple (SQM).

Soy licenciado en psicología clínica por la UB, aunque no me he dedicado a la práctica asistencial. La enfermedad de mi hijo me ha hecho reflexionar y mirar muchas veces desde una perspectiva distinta a la que me proporcionó mi  formación académica.

He trabajado durante muchos años en distintos ámbitos relacionados con la comunicación: formación en habilidades comunicativas, gestión de conflictos, formación de formadores, selección de personal, comunicación corporativa, imagen…

Soy también luthier de vocación y ejercicio. Es algo que me apasiona, que conecta con mis principios y mi forma de ser, y que creo que es una de las mejores cosas que soy capaz de hacer. Esta actividad supone la realización de un proyecto vital que surgió cuando era niño y que no pude ver realizado hasta la edad de 40 años. Actualmente tengo 57 y espero que esta actividad me acompañe mientras mis manos y mi salud me lo permitan.

  • ¿CUÁNDO EMPEZÓ TU HIJO A MOSTRAR SÍNTOMAS?

Desde los 12 años de edad mi hijo presentó molestias de manera recurrente, pero llevaba una vida normal y el rendimiento escolar era excelente. A mediados de 2002, con 17 años y después de un proceso gripal, empezó a sufrir unos dolores de cabeza terribles, diferentes a cualquier otra cefalea que hubiera sufrido con anterioridad; febrícula constante, apneas e imposibilidad para descansar. Y así empezó una historia similar a la de 17 millones de personas en el mundo, una historia laberíntica de dolor profundo y de soledad, con una única diferencia: se trataba de una persona joven,  muy joven.

UDurante muchos años, las llamadas enfermedades de sensibilización central (SFC, FM y SQM), han sido ninguneadas. Y siguen siéndolo. Uno de los mitos existentes con relación a ellas, es que afectan únicamente a mujeres de mediana edad. Y en estas circunstancias, sufrir estas enfermedades siendo, además, hombre y niño o adolescente, representa una condena a la exclusión más cruel y más infame. Durante años fue víctima de la arbitrariedad, de la experimentación farmacológica… Su historial médico actual supera, en mucho, a todos los historiales médicos de toda nuestra familia, presente y pasada. Anduvimos por innumerables caminos, desde la ortodoxia a la heterodoxia. Mi hijo conoció los perversos efectos causados por la suma de la ignorancia y la arrogancia que, cuando se presentan juntas, en el contexto de estas enfermedades, tienen consecuencias inimaginables.

En mayo de 2008 llevamos a mi hijo por segunda vez al CAD Badal (Centro de Evaluación de Discapacidades). Aportamos informes de la medicina pública y privada, que certificaban de manera contundente su condición de enfermo de SFC/FM. Aportamos también informes psicológicos y psiquiátricos que descartaban la existencia de trastorno mental o de la afectividad. Tuvo una entrevista con una psicóloga del centro y al cabo de dos meses recibimos una valoración y un diagnóstico: síndrome depresivo recurrente.

La valoración fue de enfermedad de etiología psicógena, o sea se ignoró absolutamente todo. Después supe que este era el patrón habitual de respuesta para todas las personas afectadas de SFC y/o FM. Por teléfono me dijeron que “como el síndrome de fatiga crónica no está en los baremos, tenían que poner otra cosa.”

Y eso es algo que yo no puedo aceptar de ninguna manera. Como licenciado en psicología clínica, para mí el diagnóstico es importante. Una deficiencia o un vacío administrativo no debería ser nunca justificación para la alteración de un diagnóstico. El hecho de que te digan “mire, no está en los baremos, tenemos que poner otra cosa” para mí es un crimen. Representa, no solamente negar una evidencia constatada y certificada por la ciencia médica, sino colgar una etiqueta de trastorno mental a alguien que no sólo no lo sufre, sino que está luchando, día a día, para encontrar sentido a su existencia y ser feliz en aquellos espacios y situaciones en las que su grave condición se lo permite.


  • …Y ESO FUE LO QUE MOTIVÓ EL INICIO DE UNA SERIE DE ACCIONES.

Así es. Primero intenté hablar con la responsable del centro. Para mí, “responsable”, entre otras cosas, significa “que tiene capacidad de responder sobre algo”. Pero no: la entrevista me fue denegada. Se me dijo que todo lo que le tuviera que decir que lo hiciera por escrito. Y preparé un larguísimo informe documentado. Para acompañar a este documento, en agosto de 2008 busqué una psiquiatra para que valorase a mi hijo y así poder aportar un documento totalmente actualizado en el que se constatara que mi hijo estaba bien a nivel psicológico y anímico. Pasados dos meses, recibí un formulario impreso en el que, con tres palabras, se ratificaba el “diagnóstico” anterior.

Fue después cuando supe que esto le pasa a todo el mundo, no sólo a mi hijo. Pero este “todo el mundo” son personas que se encuentran en un momento vital diferente. No es lo mismo tener 40-50 años, ser mujer (que es el patrón habitual), con una vida afectiva, familiar y profesional más o menos encarrilada, que ser un joven de 17 años, sin haber podido acceder al mundo laboral y con toda su vida por construir.

Y no acepté esta realidad: todas mis acciones parten de aquí. Ante la ocultación por parte de la directora del CAD, decidí acudir a instancias superiores. Puesto que los CAD dependen de “Acció social i ciutadania”, opté por dirigirme a la Consellera Capdevila.

  • ¿QUÉ DECIDISTE HACER?

Escribí una breve carta solicitando una entrevista con la Consellera y la llevé personalmente  al Palau de Mar. Pasaron meses sin recibir respuesta…

Presenté una segunda carta sin recibir respuesta. Presenté una tercera carta que también llevé personalmente y…  finalmente recibí una respuesta que no hablaba para nada de la única cuestión que yo había formulado: mantener una entrevista con la Consellera. Aquella carta no me decía ni que sí, ni que no. Únicamente que mi expediente había sido revisado,  etc, etc.

Y entonces en diciembre de 2009, cuando se cumplía exactamente un año, decidí tener la “entrevista con la Consellera, sin la Consellera”. O lo que entonces llamé “carta abierta multimedia”. Y la colgué en YouTube. Actualmente mis videos tienen unos 13.000 visionados.

Carta oberta a la consellera Capdevila – 1. L’entrevista que no fou – (subtitulada): ]

Posteriormente hice otro video “recordatorio” en marzo de 2010 y otro en julio coincidiendo con el cumpleaños de la Consellera. Casualmente, ella y yo nacimos el mismo día. Mi hijo se mostró un poco receloso al principio porque era entrar en lo personal, y estuve dudando, porque tenía razón…. Pero el video que grabé creo que nadie puede considerarlo ofensivo. El mensaje es potente, es duro, pero no es ofensivo. Alguien lo ha calificado de “una tremenda bofetada de guante blanco”.

  • ¿HAS RECIBIDO ALGUNA RESPUESTA?

Nunca he tenido ninguna respuesta de ella. Cuando colgué el video “Ja és  primavera, Consellera” , en marzo, al cabo de unos días recibí una respuesta de un funcionario de la Consellería. En la carta simplemente se recitaban referencias y números de expediente, sin alusión ninguna ni a mi solicitud, ni a mis reivindicaciones. De alguna forma venía a decirme que si no estaba de acuerdo, nos veríamos en el juicio. Cuesta  creer que podamos funcionar así… si vieras la cantidad de informes que tengo…!

Todos los juicios en casos de SFC se pierden en primera instancia. Y, hasta cierto punto, lo entiendo, porque el juez, que no es médico, se encuentra ante unos informes que están redactados por unos profesionales del sistema nacional de salud, a los que se les supone eso: profesionalidad. Pero esa profesionalidad, cuando uno se acerca lo suficiente, se percata de que brilla por su ausencia.

El juicio duró pocos minutos. No le preguntaron nada a mi hijo, se trataba de un trámite burocrático, y ya está. Y eso es lo que ocurre en todos los casos.

Hicimos el recurso inmediatamente y, casi 20 meses después se ha revisado la causa: en esta ocasión, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, nos ha otorgado la razón. Hace escasos días que hemos recibido la sentencia. Esta sentencia, sin embargo, hace referencia únicamente al porcentaje de valoración. Imagino que dentro de unas semanas recibiremos una valoración revisada por parte del CAD. Y supongo también que no modificaran su “diagnóstico”, porque el juicio desarrollado por la vía laboral, no recogía esta cuestión.

A veces tengo la sensación de que no he conseguido  transmitirle al  abogado que lo que quiero defender no se corresponde con la reivindicación de la mayoría de enfermos y enfermas. Las discusiones siempre son alrededor del porcentaje de valoración. Yo lo que pido y exijo es que el diagnóstico del CAD recoja lo que la ciencia médica certifica que mi hijo sufre. Ni más ni menos. Es una cuestión de dignidad. Lo he dicho repetidamente: para mi representa un crimen que alguien pueda ser etiquetado de una enfermedad que no sufre. Es un diagnóstico que puede influir en su futuro, en valoraciones futuras de todo tipo.


  • ¿CÓMO SE ENCUENTRA TU HIJO ACTUALMENTE?

Está mal… es difícil de explicar. Si tú le vieras… cualquier persona que lo vea, no verá a un enfermo por su aspecto, como pasa en la mayoría de los casos.

Todos los síntomas que se asocian al SFC los ha sufrido en mayor o menor medida. Dolores profundos, problemas intestinales, candidiasis crónica, la inmunodepresión hace que todo funcione mal… En algún caso la afectación corresponde a patologías que los protocolos médicos sitúan en una franja de edad, de la cual está el aún muy lejos. Y entonces, cuando explicas que tiene SFC, pueden pasar dos cosas:  que no hayan oído hablar nunca de ello, o que tenga algún prejuicio. Y la sensación es horrorosa…

Por otra parte, la existencia de Sensibilidad Química Múltiple, exige andarse con mucho ojo con cualquier fármaco, anestésico o substancia que se introduzca en su cuerpo. Cualquier intervención que en una persona sana puede ser irrelevante, para estos enfermos puede suponer un elevado riesgo. Un riesgo, además, que muchos médicos no son capaces de valorar ni de ver, debido a la particular circunstancia de abandono político y social que acompaña a estas enfermedades. Y esta es la dura realidad…

  • ¿QUÉ ES LO QUE LLEVA PEOR?

A parte del dolor, seguramente el hecho de verse obligado a tomar decisiones sobre algo que, en teoría él no conoce (no es médico) y que quienes debieran conocerlo, muy pocas veces conocen. El hecho de ser una persona joven, además, le resta “poder”, en cualquier contexto de entrevista médica.

  • ¿QUÉ HA APRENDIDO DE TODO LO VIVIDO?

Hace poco estuve hablando con el Dr. Fernández Solà, jefe de la unidad de SFC del Clínico y le dije que hemos estado visitando a muchos médicos, muchos…  y que mi hijo ha acumulado un aprendizaje sobre si mismo enorme. No tiene respuestas, pero sabe cuáles son los caminos equivocados. Ha desarrollado una gran capacidad para saber qué le conviene y qué no.

Veraneamos en un pueblo pequeño de montaña que está en la franja de ponent, un pueblo fantástico donde nacen ríos, con agua muy limpia. Toda la vida he bebido el agua que sale por el grifo, es buenísima. Mi hijo no puede beber esa agua porque le sienta fatal. Y ya no te hablo del agua de Barcelona…!. Después de muchos veranos con problemas intestinales, fue él quien cayó en la cuenta que el agua (la pizca de cloro que inevitablemente lleva) le provocaba aquellos problemas.

Para todas las personas afectadas de SQM existe un largo camino de aprendizaje personal. Porque hay muchos puntos de coincidencia, pero cada una tiene su patrón de sensibilidades que se presentan en forma dimensional y distinta. Y cada enfermo o enferma, tiene que aprender a distinguir y, en la medida de lo posible, controlar, la carga tóxica que existe a su alrededor.


  • ESTAS ENFERMEDADES OBLIGAN A CUESTIONARNOS:  ¿CÓMO ESTAMOS VIVIENDO?

Por supuesto. Tanto a mi mujer como yo somos personas con una marcada perspectiva ética. Ya mucho antes de aparecer la enfermedad teníamos una visión crítica de la profunda estupidez  e irresponsabilidad tan presente en nuestra sociedad. De esos mecanismos, a veces sutiles, que nos convierten en una especie de marionetas abocadas a consumir de forma compulsiva. La aparición de sensibilidades químicas en una persona cercana, te obliga a abrir los ojos a muchas cosas que anteriormente pasaban desapercibidas. Y uno se da cuenta de que vivimos rodeados de cosas absolutamente inútiles, que nos dañan lentamente, o no tan lentamente.  El agua que sale por nuestros grifos, al aire que respiramos, los alimentos que comemos, los productos de limpieza, las fragancias… todo. Incluso algunos espacios que considerábamos limpios, resulta que cuando uno se acerca, no los son tanto. Poca gente sabe que en nuestros parques y jardines, en Barcelona,  se usa un herbicida altamente tóxico y altamente cuestionado en algunos países: el Round-Up de la poderosa multinacional Monsanto. Me enteré un día mientras estaba corriendo por el Parc de la Ciutadella. Mi hijo me había dicho poco tiempo antes que cuando entraba en el recinto, percibía malestar y que algo que había en el ambiente, le perjudicaba. Mientras corría vi a un operario que estaba rociando el suelo… me acerqué a él y le pregunté… y después supe qué era y qué había significado para muchas personas, el famoso Round-Up de Monsanto. Sí, ya sabes que con los afectados de Sensibilidad Química Múltiple se suele usar la metáfora del “canario del minero”. Son como aquel canario que los mineros introducían en las minas para detectar la presencia de gases tóxicos.

Los enfermos de SQM nos están avisando…


  • ES PREOCUPANTE QUE DE  TANTO SUFRIMIENTO SE PUEDA HACER NEGOCIO…

Sí, eso también ocurre en este ámbito. En parte, porque se trata de enfermedades multisistémicas y tremendamente complejas, en las que un enfermo, potencialmente, puede ser “cliente” para la medicina de cualquier especialidad.

Y en parte, porque estamos inmersos en una dinámica  cada vez más presente en esta sociedad globalizada en la que vivimos. Una dinámica que tiende a esclavizarnos y a “cosificarnos”.

Lamentablemente, sea cual sea el sector que analicemos, veremos que se está instaurando progresivamente, en nuestra sociedad, un efecto perverso que consiste esencialmente en el desplazamiento del objetivo inicial hacia unos objetivos centrados únicamente en el beneficio económico y en el crecimiento insostenible, al precio que sea. Es la voracidad cortoplacista, que olvida lo que pueda existir más allá del ejercicio presente. Y, por supuesto, de las generaciones futuras. Lo vemos en la dinámica de los medios de comunicación, especialmente de las televisiones privadas, que son capaces de caer en lo más bajo, por mantener un determinado índice de audiencia. Lo vemos en las entidades financieras, que han contribuido a la dinámica perversa que nos ha llevado a la crisis actual y a la patética situación del mercado inmobiliario, con la dificultad para tantas y tantas personas de acceder a un  derecho fundamental como es el acceso a una vivienda digna. Y lo vemos también en el ámbito sanitario. Los médicos de la sanidad pública (púbica-privatizada) tienen objetivos de contención de gasto (recetas, intervenciones…). Los médicos de la sanidad privada tienen también objetivos, de “producción”, de signo totalmente contrario a los anteriores. Y para completar el escenario está la industria farmacéutica, cuyo noble propósito original se ha visto convertido en un objetivo de “fidelización de clientes”. Es decir, de “cronificación” de patologías o incluso, de creación de éstas. Tenemos el reciente y famoso ejemplo de la “gripe A”…

Sí, las farmacéuticas necesitan que los que no están enfermos, lo estén, y que aquellos que ya lo están, sigan estándolo.

Sé que puede sonar raro, pero hay mucho de cierto en ello. Para observarlo, simplemente es necesario acercarse lo suficiente. Las financieras, que la gente consuma y gaste más allá de sus posibilidades, atados por hipotecas interminables. Las cadenas de televisión, que la gente consuma los infames subproductos que emiten… podríamos hablar de cualquier otro sector, y veríamos que el mecanismo se replica casi siempre… Creo que hay gente que trabaja en estas empresas que ha perdido totalmente la conciencia de su función en el mundo. Es decir, a nivel individual, también se ha producido un desplazamiento: aquel objetivo profesional que un día fue y que probablemente tuvo un explícito contenido ético,   se convierte, en la mayoría de ocasiones, en una pobre misión centrada en el cumplimiento de unos objetivos de rentabilidad. La presión social y el sistema se han comido al profesional, Y por lo general, además, la presión social de su contexto próximo, a menudo hace que esta persona llega a convencerse de que lo está haciendo muy bien.

Paralelamente a este empobrecimiento ético que nos invade, pienso que existe una importante emergencia de personas y colectivos con conciencia crítica, personas a las que no nos satisface esta sociedad llena de espejismos, que nos envenena lentamente el cuerpo y el alma… No sé qué fuerza podemos llegar a tener, pero la percibo… y esta es la parte positiva.

  • SEGÚN TU OPINIÓN ¿QUÉ MOTIVA LA FUERTE RESISTENCIA A RECONOCER Y NOMBRAR ESTAS ENFERMEDADES INVISIBLES?

Es fundamentalmente un tema económico y político. Estas enfermedades nos hablan de lo mal que hemos gestionado nuestra convivencia con el medio. Lo que nos muestran resulta políticamente incorrecto. Y podríamos preguntarnos también por las responsabilidades sobre todo ello… Y eso, por supuesto, no interesa. Resulta mucho más fácil mirar para otro lado. En muchísimos aspectos, la sociedad que hemos construido no tiene camino de retorno. Cuando te paras a pensar en qué comemos, qué bebemos, qué respiramos,…

Para la mayoría de personas, el SFC o la SQM, les puede parecer algo lejano. Pero casi todos somos conscientes, por nuestra experiencia cotidiana, que existe en los últimos años un marcado crecimiento de las alergias e intolerancias, entre la población general. Podríamos decir que estas manifestaciones son las “hermanas pequeñas” de aquellas enfermedades.

Sabemos que los casos están aumentando, también entre niños y adolescentes. Atender a estas enfermedades podría representar también un importantísimo coste económico para las administraciones. Efectivamente, no es que a mi hijo le “tengan manía” en la Conselleria. No es eso. El problema es que aceptar el diagnóstico de mi hijo significaría el tener que aceptar muchos otros casos.

Y lo peor de todo, es que estamos rodeados de porquería: porquería que nos daña lentamente. Porquería que se presenta como “inocua” en pequeñas dosis, pero estamos recibiendo  muchas pequeñas dosis continuas, que se convierten en una enorme dosis. Todos los fabricantes se preocupan de que las dosis de sus productos cumplan unos baremos, unos requisitos legales. Pero de lo que nadie se ha preocupa es de evaluar el impacto acumulativo y sinérgico de las substancias químicas que nos rodean.

Respecto a mi hijo, desconocemos la causa primera de su enfermedad, aunque tenemos algunas hipótesis muy coherentes. Como las gamma-inmunoglobulinas que le fueron administradas semanalmente durante muchos meses, cuando era niño. Como la mayoría de vacunas, contiene timerosal, una substancia que a su vez contiene un 49% de mercurio. Hoy hemos podido constatar que su cuerpo contiene una cantidad de mercurio cuatro veces superior a la considerada “normal”. Y también hemos podido constatar que tiene una metilación lenta (dificultad para eliminar metales pesados), característica presente en muchos enfermos.

El origen de esto ¿son las vacunas? No lo sabemos ni lo podemos demostrar. Ahora hay una movilización por parte de Mercuriados http://www.mercuriados.org/ y de Ana Medina http://www.elautismo.com/ madre de un hijo autista, porque también sabemos que aumentan los casos y parece vinculado al mercurio.

  • ¿QUÉ ES LO MÁS DURO COMO PADRE?

A lo largo de estos 8 años, desde que se produjo el diagnóstico, he conocido a muchos enfermos. Hasta hace unos meses, mi hijo era el enfermo más joven que yo conocía. Un día me llamó la madre de una niña de 12 años que está muy afectada, gravemente afectada, no puede ni salir de casa. Después he sabido de otros…

Me duele especialmente saber que hay niños y jóvenes afectados por estas enfermedades. Hace pocas semanas, en un comunicado de la Vall d’Hebron se decía que tienen 50 casos registrados de niños y unos 250 de adolescentes y jóvenes hasta 23 años. Creo que alguien, desde la responsabilidad de gobierno, debería preocuparse seriamente. La escalada es inquietante. Y estos niños y niñas, hoy están condenados al dolor físico, expuestos a la incomprensión de su entorno más cercano, expuestos a las arbitrariedades de buena parte de la clase médica, expuestos a servir de bancos de experimentación. Expuestos, en definitiva, al dolor, al abandono y a la soledad. Hasta el extremo –no conozco que ocurra en ningún otro grupo de enfermedades- que le será oficialmente negada su dolencia y se les diagnosticará, con altísima probabilidad, un trastorno mental o afectivo que no sufren. Esta es, a fecha de hoy, la dura realidad.

Como padre es ciertamente muy duro porque ves en tu hijo a una persona joven, que se está construyendo, y se encuentra que con 17 años no le funciona el cuerpo, y además todo el mundo le dice -como el título del libro de Clara Valverde- “tienes buena cara…que guapo estás!”. Pero tu  hijo no se puede ni levantar de la cama. Eso genera rabia y frustración.

Y esta frustración, en ocasiones, la desahogas con las personas que tienes más cerca, y eso es durísimo. Encajar todas estas emociones que vienen de un hijo, de una persona que sabes que te quiere y que te quiere mucho, es muy duro…

  • LA CAMPAÑA DE CONCIENCIACIÓN SOCIAL QUE HAS REALIZADO A TRAVÉS DE LOS VIDEOS ¿QUÉ REPERCUSIÓN HA TENIDO EN TU VIDA?

Los videos y toda la movida que han generado es una pequeña anécdota dentro de toda esta historia que empezó por todo lo que he comentado anteriormente: porque nadie ha respondido a mi pregunta. Porque nadie de la administración se ha dignado a mirarme a la cara y argumentarme en qué basan su negación y en qué basan su diagnóstico de trastorno psicológico. Y no lo han hecho, por una razón evidente: no existe ningún argumento mínimamente sólido. Se mueven únicamente a la luz de unos baremos de 20 años atrás, y siguiendo los dictados de “más arriba” que les obligan a mirar hacia otro lado.

Lo que sí que me ha aportado personalmente es que muchas personas me han escrito. Cuando haces algo así no lo haces por los enfermos, pero sabes que inevitablemente las personas afectadas serán los primeros receptores de esto.

También cuento con ellos para difundirlos y con las asociaciones de afectados, pero eso provoca un alud de llamadas y mensajes de todo tipo. Te das cuenta de que algunas personas afectadas únicamente buscan que alguien les escuche, porque la desesperación a veces es enorme. Este tampoco es mi papel y yo debo también protegerme, manteniendo una cierta “distancia terapéutica”. Pero siempre he procurado responder a todas las personas que me han escrito y además no acostumbro a contestar con dos palabras, porque no sé hacerlo. Y eso consume mucho tiempo.

  • ¿CUENTAS CON ALGÚN TIPO DE APOYO?

Existen decenas de asociaciones en toda España, pero hasta hoy no conozco ninguna asociación de padres de jóvenes enfermos de SFC/FM/SQM. Y mi experiencia con las asociaciones no es buena. En cierto modo, porque el problema es distinto. El perfil habitual entre los afectados (su circunstancia vital, laboral, económica, afectiva…) es muy distinto al de mi hijo. Así que decidí ir por libre. Cuando solicité la entrevista con la Consellera, en la Conselleria me dijeron que para hablar con ella tenía que hacerlo a través de alguna asociación. Pero mi hijo no tiene ninguna asociación que realmente represente SU caso y SU circunstancia. Y es por ello que pedí la entrevista. Y es por ello que esperaba obtenerla. Y es por ello que decidí que la tendría, fuese como fuese.

Mi hijo está solo frente al inmenso muro que políticos y administradores han levantado para ningunear estas enfermedades, para no ver el problema que esconden. He dicho que voy por libre, pero no estoy sólo. Hay muchas personas luchando conmigo. Cada una con aquellos medios que tiene, ya sea por conocimientos o por habilidades. Internet es nuestro gran aliado… tal vez el único. A veces me pregunto qué sería de muchas personas enfermas si no tuvieran este recurso que les permite comunicarse, acompañarse, informarse y gritar al mundo la situación de abandono en que nos encontramos.

  • ¿CUÁL HA SIDO LA RESPUESTA DE LAS PERSONAS CERCANAS A VOSOTROS?

Tengo la sensación de haberme convertido, en cierto modo, en una persona extraña para muchas personas cercanas a mí. Convivir con estas enfermedades te abre los ojos a los riesgos tóxicos que nos rodean, pero también te ayuda a percibir todo que existe de banal, superfluo y mezquino en nuestra vida cotidiana. Sí, me he convertido en una persona algo extraña porque me he puesto unas gafas que ven algunas cosas que otros no ven.

Esta sociedad nos lleva a vivir así, con el pensamiento totalmente dirigido, vivimos en la fantasía de una democracia, que seguramente tiene algunos elementos formales que hacen que lo aparente, pero pocas cosas son lo que parecen y existe mucha mentira, mucho cartón-piedra a nuestro alrededor. Y yo que trabajo en el terreno de la comunicación, lo palpo todos los días.

Conservamos todas nuestras amistades, que no son muchas, pero son sólidas. Aunque solemos mantener una cierta distancia en algunos eventos sociales. Actualmente no acostumbro a frecuentar determinados festejos, muy habituales y sobredimensionados en nuestra sociedad. Son ambientes que no me favorecen emocionalmente. Me aparto, pero no me ha representado ninguna pérdida: conservamos a los amigos.

Sin embargo, estoy convencido de que incluso a nuestros amigos más cercanos, y a nuestra familia más cercana (abuelos, tíos…), les cuesta entender la enfermedad. Que no lo entiendan mis padres lo comprendo, son mayores. No es que lo nieguen. Saben perfectamente que es algo grave, pero todos estamos muy acostumbrados a que las cosas, además de ser, lo parezcan. Y si no lo parecen, no son. Y el Síndrome de Fatiga Crónica es una enfermedad que tiene una de las características más perversas que podamos imaginar: no parecerlo.

  • ¿QUIÉN ERAS ANTES DE LA ENFERMEDAD DE TU HIJO? ¿QUIÉN ERES AHORA?

Soy una persona diferente. Mi campo perceptivo es distinto… y he tenido que renunciar a cosas. Si ahora este capítulo se acabara, si mi hijo de repente se recuperase, o pudiera llevar a mi hijo a alguien le ayudara de verdad, que es la mayor impotencia sentida como padre, diría que esta experiencia ha sido positiva y formadora. Evidentemente me ha llevado a ser un poco más rico interiormente, y más fuerte… pero el precio es demasiado alto.

En 2005, Àngels, mi mujer, fue intervenida de cáncer de mama y ambos lo vivimos como si fuera un simple resfriado. Por parte de mi mujer y yo  las cosas fluyeron. Se trataba de un tumor extenso que fue creciendo rápidamente. Necesitó cirugía, quimioterapia… pero una vez estuvo todo controlado, y con expectativas de evolución positiva, no lo vivimos como un drama.

Y hubo unos meses, a mediados de 2005, en que tenía en casa a dos personas con una sintomatología prácticamente idéntica. Cuando mi mujer estaba recibiendo quimioterapia intensa, la sintomatología que presentaba tenía gran parecido con la de mi hijo.

Yo acompañaba a Àngels al hospital Vall d’Hebron y la sensación era muy diferente a la que tenemos cuando acompañamos a nuestro hijo al médico. En un caso, sabes que estás en manos de personas que saben lo que hacen… y te sientes ignorante y confiado. En el caso del SFC, el enfermo, si lleva años con la enfermedad, suele tener una dimensión de conocimiento sobre lo que le pasa y sobre lo que le conviene o no conviene, que en muchas ocasiones supera la capacidad de comprensión del médico. Es otra de las muchas peculiaridades de esta maldita enfermedad.

Cuando reflexiono me doy cuenta de que tengo que ir con ojo de no quedar demasiado absorbido por todo esto. El punto de no retorno es peligroso, emocionalmente es muy peligroso y lo tengo claro por mi salud psíquica y mi integridad afectiva. Y por lo que quiero hacer y espero poder hacer.

  • ¿QUÉ MENSAJE TE GUSTARÍA TRANSMITIR A LA SOCIEDAD?

En el ámbito de estas enfermedades, debemos ser capaces de denunciar, de no arrugarnos ante diagnósticos arbitrarios o irresponsables. De tener una mirada crítica ante cualquier opinión médica. En los nueve años que llevo conviviendo con el SFC he podido percatarme que existen personajes (políticos, médicos…), organizaciones y fundaciones, cuyo cometido parece ser el de contribuir a aportar luz y reconocimiento social. Y, sin embargo, sirven a una función muy distinta: hacer que algo cambie para que todo pueda continuar funcionando igual. O dicho de otra forma: aparentar que se hace algo, con el fin de perpetuar la situación.

Y, en general, debemos aprender a mirar más allá de lo que se nos da. Reivindicar el comportamiento ético en el campo que cada persona desarrolle. Ser exigentes con los comportamientos responsables, éticos. No creer ciegamente las explicaciones que nos dan, reivindicar y hacer oír nuestra propia voz.

No veo ninguna otra solución más que las personas y la sociedad aprendan a tomar conciencia y a ser exigentes con lo que tienen delante. Que aprendan a seleccionar. Todo se mueve al final por los intereses de los consumidores, de las personas de a pie, y sólo nosotros tenemos capacidad para cambiarlo.

En el tema ambiental, ser conscientes de que hay muchos elementos a nuestro alrededor que nos hacen daño. Y tomar decisiones, elecciones coherentes con esta realidad.

Ser exigentes con los comportamientos responsables, éticos. No creer ciegamente las explicaciones que nos dan, reivindicar y hacer oír nuestra propia voz.


<De tots els Colors>: Muchas gracias Josep por compartir un testimonio que no dejará  a  nadie indiferente. Tu resistencia y valor en medio de la adversidad son admirables.

Del mismo modo,  tus reflexiones en torno a nuestra sociedad, sistema de valores, ética, y compromiso son una llamada de atención y una invitación a tomar conciencia de nuestra responsabilidad personal y comunitaria. Cada una de nuestras decisiones es importante, y tiene un peso específico en la sociedad.

Finalmente, nuestra gratitud y  reconocimiento a tu hijo por su generosidad y apoyo desde el anonimato. Por respeto a su intimidad, no se ha mencionado su nombre ni se han tratado aspectos personales. Los mejores deseos de Salud y Justicia para él.





* Entrevista a MARTA MERCADÉ mujer, profesora y madre. “La aceptación familiar y el apoyo social son fundamentales para las personas afectadas por una enfermedad mental.”

15 10 2010

Entrevista realizada por <De tots els Colors>: Elena Lorente Guerrero.

MARTA MERCADÉ ISANT:

El hecho de tener una enfermedad y convivir con la sensación de que la has de esconder porque la gente no lo puede entender hace que la angustia se duplique porque, además de tener la enfermedad, has de poner energía en evitar que los demás se enteren.

Hemos de ser capaces de aceptar que hay personas afectadas por enfermedades mentales, muchas más de lo que pensamos. Son personas que conviven con nosotros y que probablemente tenemos muy cerca, pero a las que no podremos ayudar mientras nuestra sociedad las siga negando.


Me llamo Marta Mercadé,  soy profesora de inglés y alemán en un instituto de secundaria. Estudié filología inglesa y después me reenganché y estudié filología alemana.  Posteriormente realicé un máster en didáctica de la enseñanza del alemán. Hace dos años aprobé las oposiciones a catedrática, tengo la cátedra de secundaria.

Soy madre de un niño de 12 años, Nil, y de una niña de 8, Elsa. Y soy viuda.

Me quedé viuda hace 5 años, cuando Elsa todavía no tenía 3 años y Nil tenía 7.

Mi marido estaba enfermo, sufría depresiones, y finalmente… se suicidó. El pasado mes de mayo se cumplieron 5 años.


  • ¿DESDE CUÁNDO SUFRÍA TU MARIDO EPISODIOS DE TRISTEZA?

Cuando  nos conocimos él ya estaba enfermo, lo que pasa es que tantos años atrás, yo evidentemente era muy joven, no sabía qué era una depresión ni las consecuencias que podía llegar a tener

Sí que sabía que tenía una depresión, pero con 20 años te imaginas que encontrando un buen médico, con un poco de medicación y con tu amor, será suficiente para tirar adelante.

Es más, una vez siendo novios, Joan me dijo que quería que dejáramos la relación, yo no lo entendía porque estábamos bien como pareja. Joan me dijo que sabía que esto que le pasaba le pasaría siempre y no quería arrastrarme con ese problema, con esa enfermedad.

Yo le contesté que en todo caso, la decisión de si quería continuar a su lado o no sabiendo esto era mía. Y decidí que quería seguir con él.

  • ¿EL DIAGNÓSTICO ERA DEPRESIÓN?

Sufría depresiones pero no sé si estaba bien diagnosticado. Un poco de ansiedad, un poco de estrés, pero el tipo de depresiones que tenía yo creo que ya eran endógenas.

Tan pronto estaba bien como, sin ningún motivo aparente, se empezaba a hundir en si mismo, le invadía aquel sentimiento de inferioridad de “yo no sirvo para nada, esto no lo sé hacer, no tengo amigos”,… todo negativo.

Después poco a poco se iba recuperando, volvía a estar bien. Había más temporadas buenas que malas al principio, luego con los años eso fue cambiando y llegó un momento en que estaba dos meses bien y tres mal, hasta que al final se enlazaban los meses de estar mal.

  • ¿QUÉ CREES QUE PROPICIÓ EL EMPEORAMIENTO?

Yo pienso que el primer motivo fue que él nunca fue plenamente consciente del alcance de su enfermedad, consciente quizás sí, pero no lo aceptaba.

Cuando se encontraba un poco bien anulaba algunas visitas,, renunciaba a la ayuda profesional, dejaba de tomar bien la medicación sin consultarlo con el médico. Nunca hizo del todo bien ningún tratamiento, cuando se encontraba un poco mejor…, lo dejaba.

Creo que este fue uno de los principales problemas que lo llevó a no aceptar lo que pasaba y tomarse en serio que tenía que ponerse en manos de un buen profesional, y finalmente al suicidio.

Otra de las cosas fue evidentemente el tipo de enfermedad que era. Yo creo que si hubiera sido no sé, un cáncer de estómago, cuesta decir la palabra cáncer, pero decir que tienes una depresión y que tienes que ir al médico o al psicólogo,… intentábamos esconderlo tanto como podíamos porque él no quería que lo hablara con nadie, excepto con mis padres.

Más tarde ya entendió que yo tenía necesidad de poder hablar o de compartir mi angustia con la familia o amigos más íntimos. Pero él siempre intentó esconderlo, tenía amigos que no sabían que tenía depresiones.

El hecho de tener una enfermedad y convivir con  la sensación de que la has de esconder porque la gente no lo puede entender hace que la angustia se duplique porque ,además de tener la enfermedad, has de poner energía en evitar que los demás se enteren.

  • ¿HUBO ALGÚN PUNTO DE INFLEXIÓN A LO LARGO DE SU PROCESO?

Recuerdo que cuando nació la niña, Joan tuvo un periodo de euforia que no le había conocido hasta entonces. Deseaba aprender a volar y comprarse una avioneta. Después de aquel difícil verano vino el bajón en picado, pasó un otoño horroroso. Y me di cuenta de que estaba empeorando. Nunca lo había visto así, pasando de la euforia a la depresión extrema.

Empecé a leer libros sobre depresión, trastorno bipolar, etc. y a plantearle la búsqueda de otra opinión más, ir a otro psiquiatra para descartar un trastorno bipolar,  pero él negaba la fase de euforia.

No paré hasta que los visitó un psiquiatra que nos habían recomendado, el jefe de psiquiatría del Hospital Valle Hebrón en aquel momento. Pienso que quizás es un buen psiquiatra pero con Joan no comenzó bien porque fue demasiado duro en su primera intervención diciéndole “está en tus manos que te quieras curar o no”.

Le hizo análisis y pruebas y le dijo que tenía una descompensación química  además del carácter introspectivo. Le recetó un inyectable diario y en 15 días ¡noté un cambio!  La medicación que le recetó le iba bien, estaba mucho mejor.

Pero Joan anuló la siguiente visita, ponía excusas para no ir…

Fue una pena. Aquel psiquiatra no estableció una relación terapéutica con Joan, le presionó demasiado en la primera visita y él ya no quiso volver.

Lo vi después, porque cuando mi marido murió necesité informes médicos para realizar los trámites legales y aquél psiquiatra no quiso hacerme ningún informe. Yo le dije que no necesitaba una etiqueta diagnóstica concreta, sólo que había visitado a mi marido y que estaba en tratamiento con él. No me lo quiso hacer, no se quiso implicar .

No pongo en duda sus conocimientos como médico psiquiatra, pero como persona me defraudó. Fue una situación muy desagradable.

  • ¿QUÉ OCURRIÓ DESPUÉS DE ESE EPISODIO DE EUFORIA-TRISTEZA EXTREMA?

Joan siempre había trabajado en la empresa familiar de género de punto, pero estaba cansado de eso.

Es cierto que era pesimista de base pero, con visión de futuro, ya vio que China perjudicaría a la industria téxtil como ha pasado y está pasando. Vio que no había futuro.

Estaba cansado de trabajar en la empresa y quería hacer lo que toda la vida había querido hacer: conducir camiones.

Yo fui la primera que me opuse. Entendía que necesitara un cambio de trabajo pero me parecía que trabajar de camionero no era la actividad que más le convenía. Le decía que él estaba acostumbrado a la flexibilidad de horarios, comía en casa, hacia una pequeña siesta, y de eso a pasar a conducir 8 horas diarias, dormir en las cabinas, … No estaba acostumbrado a eso, y con la enfermedad que él tenía y la medicación que tomaba consideraba que no podía hacer ese trabajo. Conduciendo de noche podía ser un peligro para los demás.

Y él no quería ver nada, contra- argumentaba continuamente. Al final, como no podía seguir discutiendo con él todo el día, le apoyé.

  • ¿SIGUIÓ ADELANTE CON SU PROYECTO?

Si y con éxito. Aunque prepararse para aprobar los carnets de camión no es fácil precisamente, los aprobó todos. Estuvo mucho tiempo estudiando y trabajando. Hacía las dos cosas, con la familia en contra, prácticamente a escondidas, se pasaba las noches estudiando y finalmente trabajó como camionero.

Cuando se  suicidó llevaba un año, año y medio aproximadamente trabajando en una empresa y contento.

Yo creo que este fue el último intento que él hizo para superar su depresión. En teoría ya tenía lo que todo el mundo considera necesario para ser feliz: “tengo una familia, tengo unos hijos preciosos, no tengo problemas económicos, tengo un trabajo que hasta ahora me ha gustado, lo tengo todo, pero aun así, no estoy bien”.

Supongo que al ver que  contra todo pronóstico lo había conseguido pero aún así, le volvía a pasar lo mismo,… al llegar la primavera debió pensar, ¡pues a la porra, no puedo más!

Aunque él no me lo contó jamás, yo  imagino que debió ser así.

  • ¿DEJÓ ALGÚN MENSAJE PARA VOSOTROS?

Me dejó una carta, si. Yo evidentemente no noté nada. A veces piensas, ¿pero cómo puede ser que no notara nada?

Lo preparó con días de antelación. Dejó una única carta de despedida. A  mí me dedicó la mayor parte de la carta, hablaba de los niños también, era una de las mejores cosas que le habían pasado pero que aún así no le habían dado suficiente fuerza. Decía que estaba cansado de la inseguridad que llevaba arrastrando durante tantos años y de siempre tener que disimular delante de la gente. Veía que no era como los demás, era luchar una vez y otra y no acabar de superarlo. Ya estaba  cansado de luchar contra lo mismo…

  • QUÉ DURO…

Si, es cierto. Leías la carta y veías un sentimiento de inferioridad y una autoestima bajísima que impactaba. Me decía que sobretodo no me sintiera culpable, que yo había hecho todo lo que podía y más! y que sencillamente nadie podía hacer nada más, que se había acabado.

Yo pienso que tuvo mucho coraje, cuando la gente me decía: “¡qué egoísta, con todo lo que te ha hecho pasar!”

¡¿Qué egoísta?! para mí no era egoismo sinó una última salida. Estaba enfermo. Además la carta  no era una nota improvisada sinó una revisión cronológica de vida, empezaba por sus padres, después por mí, los niños y acababa conmigo diciéndome que sabía que yo pasaría una temporada muy difícil pero que él sabía que era fuerte y que saldría adelante y que sólo esperaba que algún día encontrara a alguien que pudiera hacer de padre a nuestros hijos.

El mensaje era este. La carta era muy dura porque reflejaba una decisión pensada, meditada.

Yo de hecho Elena, al encontrar la carta ya lo pensé, sabiendo lo perfeccionista y meticuloso que era, y que cuando quería hacer algo lo conseguía… pensé, no habrá sido un intento,  no. Lo ha hecho y así fue.

  • ¿HUBO ALGÚN INTENTO CON ANTERIORIDAD?

No, nunca. Él se suicidó en mayo, pero el noviembre anterior un amigo nuestro tuvo un infarto y estuvo muchos días enfermo. Y un día estábamos cenando, como si lo viera ahora, una tortilla con bacon y una ensalada, y yo le comentaba:

“Ostras, que mala suerte ha tenido Albert” y él contestó:

“si que es mala suerte, si, porque tantas ganas de vivir que tiene Alberto y que le pase a él esto. Esto me tendría que pasar a  mí, y así acabar de una vez con todo”. Joan continuó cenando como si nada, yo creo que no fue ni consciente de lo que dijo.

Yo no me pude ni acabar la dichosa tortilla, que me quedé atónita “¿Pero que me está diciendo? ¿Qué ojalá se muriera?”

Aquella noche cuando nos fuimos a la cama yo no podía dormir, en cuanto noté que él respiraba profundamente, me levanté, subí a la buhardilla y lloré toda la noche de angustia porque capté la profundidad de lo que había dicho, él quería morirse.

  • ¿CÓMO AFECTÓ A TUS HIJOS?

Elsa ni se dio cuenta, todavía no tenía 3 años. Hasta al cabo de 15 días no se lo dijimos porque estaba acostumbrada a los horarios de su padre con el camión,  a veces pasaba una semana sin ver a los niños.

Nil pobrecito estaba desesperado, con 7 años se enteró perfectamente de todo. Yo enseguida hablé con la psicóloga de la escuela, le expliqué lo que había pasado y le pedí consejo sobre qué debía hacer con los niños.

Me dijo  que con 7 años Nil no entendería nada, y finalmente decidimos decirle que había sido un accidente, sin entrar en detalles,  sin decir nada más.

Ha sido un accidente, no especificando con el camión, sólo un accidente. Intenté no engrosar demasiado la mentira pensando en el día que tuviera que deconstruirla.

A pesar de lo que le dijimos y de tener sólo 7 años él veía que algo no cuadraba, y me preguntaba:

“¿Cómo es que papá ha tenido un accidente si él no bebe nunca? ¿Le ha deslumbrado algún coche? Además papá siempre conduce despacio. Hacía comentarios y preguntaba ¿Cómo ha ocurrido? Y le contestaba que no lo sabía.

Nil le decía a mi madre  que cuando fuera mayor sería mosso d’esquadra para que le explicasen que le había ocurrido a su padre, “porque como vosotros no me lo queréis contar …”

  • TU DESEO ERA LLEGAR A EXPLICARLE LO OCURRIDO ¿VERDAD?

Si,  siempre.

Yo pensaba que a lo mejor Nil  intuía lo que había pasado, pero no. Y el verano de 2009 se lo expliqué, me armé de valor y se lo expliqué.

Ya hacía tiempo que tenía esta preocupación: “que no se lo digan, que nadie se lo explique antes que yo. Que le pueda explicar yo la verdad. Soy yo quien se lo tiene que decir, no la gente de la calle.”

Fue  a raíz de un incidente con otro niño durante un recreo en el que discutieron: < ha sido gol, no ha sido gol> cosas de niños, y el compañero le dijo: “Pues tú te mereces que se te haya muerto tu padre”. Y esto ocurrió en dos ocasiones, y piensas: “pues este niño, lo mismo que le ha dicho esto, le puede decir, que se merece que su padre se haya suicidado. Y me lo destrozarán.”

No sabía cuál sería el mejor momento, pero me asesoré con amigos psicólogos y con mi psicóloga y me aconsejaron que fuera antes de que llegara a la adolescencia porque no sabemos cómo será su adolescencia, si será de esas turbulentas o la pasará tranquila.

Entonces pensé que si lo tenía que hacer antes, mejor hacerlo entre quinto y sexto porque el niño aún está en una escuela pequeña, tiene a sus amigos de toda la vida, está en un entorno conocido y seguro.

  • ¿CÓMO LO AFRONTÓ NIL?

En verano de 2009 se lo expliqué y ni lo sabía ni lo intuía. Se quedó perplejo, no se lo podía creer, empezó a llorar, a llorar, él ya sabía lo que significa la palabra suicidio.

Empecé explicándole que su padre estaba enfermo. Nil me preguntaba si tenía dolor de barriga, o en una pierna, y yo le contestaba que tenía una enfermedad mental, esas que están en la cabeza y no se ven.

“¿Entonces si no se ven como se sabe?” Y se lo fui explicando, quería que él mismo llegara a la conclusión de que se mató, pero no fue así, tuve que decírselo yo.  Él me preguntaba cómo había sucedido pensando en que hubiera sido un accidente, que quizá se  había quedado dormido conduciendo…

Pero tuve que decirle que no, que lo hizo expresamente, se quitó la vida.

Entonces quiso saber detalles de dónde y cómo lo  había hecho y su primera reacción fue buscar un culpable:

“¿Y cómo es que aquella mañana tú no lo oíste?” “¿Qué no te pusiste el despertador”?” Y seguía insistiendo como diciéndome “tú tendrías que haberlo oído, tú tendrías que haberlo visto”.

Supongo que es normal, necesitaba encontrar un motivo, una respuesta del tipo: se habría podido evitar…

Después  me preguntó  si algún miembro más de la  familia había tenido depresión alguna vez y mi actitud fue tranquilizarlo, sin faltar a la verdad.

“¿Y a ti, también te podría pasar?” “A mi no me ha pasado nunca, pero si podría ser que mamá tuviera una depresión pero bueno, se va al médico, etc..” intenté calmarlo un poco.

Estuvo un día o dos mal, haciendo preguntas…, no las típicas preguntas que  yo me esperaba sino cosas.. que yo pensaba “¿y esto que tiene que ver?”  preguntaba cosas respecto a su padre que no se relacionaban ni con la muerte, ni con la enfermedad. Por ejemplo, un día me preguntó que si yo hubiera sabido que su padre se mataría, si me hubiera casado igual! Me lo dijo este verano, no tenía ni doce años. Le dije que yo quería a su padre, y que cuando me casé sabía que estaba enfermo, y lo hice a pesar de todo. Pero pensé: “¡vaya pregunta!”

  • ¡QUÉ TAREA TAN DÍFICIL PARA UNA MADRE…!

Si, seguía preguntándome si a mí me pasaría, y yo aprovechaba esas ocasiones para transmitirle el mensaje que considero primordial: que cuando algo nos angustia es bueno hablarlo con los padres, con los hermanos, los amigos, las personas que nos quieren. Hay que saber pedir ayuda, guardarlo dentro nos perjudica.

Intenté que el camino quedara abierto, que siempre que quisiera hablar, me preguntase y yo le contestaría, siempre podremos hablar. Le dije, “sabes que voy a una psicóloga cuando lo necesito y como también es psicóloga infantil, nos ha ofrecido su ayuda si la necesitas, no porque te pase nada en especial, sino para poder desahogarte, si quieres…

Después de dos o tres días de pasarlo mal no quiso hablar nunca más. Un día en una salida con las bicicletas le dije tranquilamente que si quería saber algo más de su padre me lo podía preguntar abiertamente. Y me contestó algo sobre la rueda trasera de mi bicicleta, como diciendo, no quiero hablar del tema.

  • ¿CÓMO LO LLEVA AHORA?

Ahora por lo menos lo sabe, no lo ha procesado, lo tiene aparcado en un lugar donde no le hace daño, en espera. Saldrá cuando tenga que salir.

A pesar de la angustia que suponía para mí pensar que no se enterara por otra persona, que no se lo explicaran mal. No se lo conté para liberarme de ese peso, sino porque creo que tiene derecho a saber como murió su padre, poderlo hablar y compartir. Cuando llegue el momento oportuno también se lo explicaré a Elsa y tal vez Nil podrá ayudarme a hacerlo. Estoy segura de que será un gran apoyo para su hermana.

  • NACER Y VIVIR EN UN PUEBLO PEQUEÑO ¿CONDICIONÓ LA VIDA DE JOAN, INFLUYÓ EN EL CURSO DE SU ENFERMEDAD?

Joan  me lo decía: “Hasta que no he sido adulto no me he dado cuenta de lo que me pasaba, ahora lo veo, mirando hacia atrás.Cuando tenía doce años ya tenía depresiones, porque estaba en casa y estaba deseando irme al internado, estaba en el internado y estaba deseando volver a casa, esta especie de ansiedad de no sentirme bien en ninguna parte, una continua angustia interior.En aquél momento no sabía lo que era, era un niño de 12 años, pero ahora sé que yo ya no estaba bien.Pero en aquel momento no se le daba la importancia que tenía, se pensaba que eran problemas con los estudios, …”

Joan y su familia eran de un pueblo pequeño. Estas enfermedades no se aceptan bien en ningún lugar, pero en un pueblo pequeño, todavía menos. La ignorancia, la negación, los tabúes y el estigma social pesan más.

  • ¿ES POR ESTE MOTIVO QUE DESEAS COMPARTIR TU VIVENCIA, PARA ROMPER CON LA ESTIGMATIZACIÓN SOCIAL DE LA ENFERMEDAD MENTAL?

Si, así es. Cuando vi el anuncio del programa que realizó Tv3 en diciembre de 2008 sobre las enfermedades mentales sentí un impulso, un instinto, llamé y ofrecí mi testimonio. Tomaron los datos y al cabo de 1 semana me llamó Mónica Huguet para entrevistarme. Estaba interesada en mi testimonio sobre suicidio, me invitó a escoger un lugar en el que yo me sintiera cómoda para realizar la entrevista y escogí  la playa donde Joan y yo íbamos siempre; es un lugar que me conecta con él.

Le expliqué a Nil mi colaboración en el programa para que supiera que aunque no es fácil hablar de lo que ocurrió, mi testimonio podía ayudar a otras personas. A pesar de que cada vez que hablas de lo sucedido todo se remueve,  pienso que hacerlo ayuda a llamar a las cosas por su nombre y a aceptarlo.

Por eso también aprovecho la oportunidad de participar en tu blog,  donde he podido explicar ampliamente mi experiencia con la esperanza de que ayude a otras personas.

  • ADMIRO TU CORAJE, NO TENGO PALABRAS…

Mira Elena, el pasado mes de mayo hizo 5 años, antes yo no hubiera podía hablar de todo esto, sólo recordarlo ya me ponía a llorar. Y ahora hay momentos en que todavía lloro, pienso en él, veo alguna foto o escucho alguna canción que me lo recuerda y lloro pensando “¿cómo no pediste ayuda?”

Hay momentos especialmente difíciles por ejemplo en los cumpleaños de mis hijos,  ellos están muy contentos, pero yo me paso el día llorando recordando cuando estábamos en el hospital, con la alegría inmensa de sentir que empieza una nueva vida, tenemos un hijo sano. En esos momentos sí que pienso….también a final de curso en los festivales de la escuela, pienso lo orgulloso que estaría Joan de sus hijos.

O cuando hay algún problema, claro que tengo a mis padres, mucho apoyo de amigos que me quieren, pero pienso que siempre me toca a mí, estoy sola, la que está delante recibiendo los golpes soy yo, y piensas, ¡Joan! …. A veces hablo con él: “no sé dónde estás pero estoy segura de que me ves, de que me oyes, de que ves a los niños y sabes que están bien”.

Joan  me decía en la carta que sabía que soy fuerte y que saldría adelante con los niños, y a veces le dijo: “mira chico, hago lo que puedo, estoy sola y hago lo que puedo” y le hablo como si lo tuviera delante.

Ahora te reirás, un día me levanté y al abrir el grifo no había agua. Joan me había enseñado mil veces como solucionarlo si me pasaba, un cambio de grifos complicadísimo que me había enseñado mil veces, y no me había fijado nunca, y aquél día por la mañana estaba enfadadísima porque no recordaba cómo hacerlo! Es una tontería, pero me acuerdo también en momentos así.

Lo peor es cuando pienso lo que se ha perdido con los niños, porque creo que podríamos haber encontrado una solución, podríamos haber seguido luchando juntos.

  • ¿QUIÉN FUE TU APOYO DURANTE LOS AÑOS DE CONVIVENCIA CON JOAN?

Mis padres, siempre.

Algunas veces también nos discutíamos con Joan: cuando dejaba de acudir a las visitas, o tomaba mal la medicación, o dejaba la psicoterapia. No llegó a  hacer nunca una terapia psicológica continuada que le ayudara a llegar al fondo del problema. Yo ya no podía luchar más, le decía que no podía ir todo el día detrás vigilando si se había tomado o no la medicación. Tengo dos hijos pequeños a quienes también tengo que cuidar.

Entonces iba a ver a mis padres llorando, necesitaba desahogarme y mi madre siempre me decía que tuviera paciencia, es una buena persona, el padre de tus hijos y yo le decía: “ si  mama, la historia de siempre, buena persona,  buen marido, padre de mis hijos, ¡pero es que ya no puedo más!”

Y sé que cuando yo acababa las fuerzas y la paciencia mi madre y mi padre siempre me recordaban que Joan estaba enfermo, y lo mucho que nos quería. Joan a veces se sinceraba con mis padres y les hablaba de su enfermedad, con ellos se sentía cómodo y comprendido.

Siempre me han ayudado mis padres y los amigos, tengo la suerte de tener buenos amigos.

  • ¿CÓMO FUE TU PROCESO DE DUELO?

El primer medio año no tenía ni tiempo ni ganas de ir a la psicóloga porque sólo pensaba en sacar a mis hijos adelante y en continuar con mi vida y pensaba, ya me saldrá el disgusto más adelante.

Además fue un tiempo en el que la gente no entendía lo que había pasado. Recuerdo que vino un amigo a casa y recriminaba, ¡cómo te ha podido hacer esto! Y yo le dije: “ a mí no me ha hecho nada, estaba enfermo, se lo ha hecho a él”. Su amigo no lo entendía…

Tuve que luchar además contra la incomprensión de algunas personas. Una de las cosas que a mí me tranquilizaba era saber que él ya no sufría más y esto me ayudaba a mí a seguir adelante. Y llegó un momento  en que me dije: ” lo mismo que él ya ha dejado de sufrir,  también ha llegado el momento de que los que estamos aquí dejemos de llorar y sufrir, y nos pongamos las pilas para salir adelante. No sólo por mi hija y por mi hijo, que son la prioridad evidentemente, también por mí.

Pasé el primer medio año mal, evidentemente, pero el bajón fuerte no llegó hasta  los ocho-nueve meses después de su muerte aproximadamente. Entonces fui a la psicóloga 2 años seguidos, después lo dejé una temporada. Y ahora hace 1 año que vuelvo a ir, no por el proceso de duelo que ya está superado afortunadamente, sino porque me ayuda en algunos aspectos respecto a mis hijos, como por ejemplo cuando tuve que prepararme para explicárselo a Nil.

  • Y ACTUALMENTE ¿CÓMO ES TU DÍA A DÍA?

Yo diría que no tengo grandes planes de futuro, cuando ocurrió esto pensé que todo aquello de: “el día de mañana, el rinconcito que hay que guardar para el día de mañana”…

A mí el día de mañana me ha cambiado tan drásticamente, que no quiero hacer grandes planes a largo plazo. Vivo y disfruto el presente con las mismas responsabilidades y compromiso de siempre, concentrada en sacar a mis hijos adelante e intentar educarlos lo mejor que pueda a pesar de estar sola. Ver que mis hijos están bien es lo que más me ayuda.

En cuanto a mi trabajo, disfruto con lo que hago. Hace un par de cursos por ejemplo, tuve un grupo de 9 niños, sólo 9, pero era un grupo durísimo. Creía que podría llevar a un grupo de sólo 9 niños pero cuando acabó el curso pensé: “admítelo, no has podido!”. Conseguí muy poco, pero yo ya tenía clarísimo que no haría clase de inglés con aquellos niños. ¿Inglés? Ni inglés, ni catalán ni castellano! A esos niños sencillamente había que escucharlos porque cuando te contaban lo que habían hecho el fin de semana o algo que pasaba en su casa,…eran historias durísimas.

Me gusta mi trabajo. Estar todo el día con niños y gente joven te mantiene en la dinámica de estar activa y al día.

  • ¿QUÉ MENSAJE TE GUSTARÍA TRANSMITIR A LA SOCIEDAD?

Que hemos de ser capaces de aceptar que hay personas afectadas por enfermedades,  muchas más de lo que pensamos. Son personas que conviven con nosotros y que probablemente tenemos muy cerca, pero a las que no podremos ayudar mientras nuestra sociedad las siga negando.

Si las personas pudieran hablarlo abiertamente les ayudaría mucho. Es imprescindible  poder compartirlo y que no continúe siendo un tabú ni un estigma social.

Las personas que necesitan ayuda de un psiquiatra  no están locas, están enfermas.

  • MÁS ALLÁ DE LA ENFERMEDAD… ¿QUIÉN ERA JOAN EN ESENCIA?

Era una persona extraordinaria, una persona muy honesta, muy cariñoso. Él me aportó muchísimo, su generosidad. Era una persona afable, que no tenía nunca un no para nadie. Creo que en esencia, Joan era una muy buena persona.

<De tots els Colors>: La sonrisa de Marta  refleja a la mujer que yo conozco: fuerte, abierta, franca, y acogedora. Contagia energía, vitalidad y su presencia transmite la solidez y  entereza que se vislumbra a través de sus palabras.

Querida Marta,  agradezco de corazón tu valentía, coraje y generosidad; tu testimonio toca el alma . Espero que tu deseo sincero y comprometido de  hacer visible la realidad de la enfermedad mental y de ayudar a los demás, se vea cumplido.





* Entrevista a ASSUMPCIÓ SUBIRATS: Mujer, Madre, Maestra y afectada de Miastenia gravis.

3 05 2010

Entrevista realizada por <De tots els Colors>: Elena Lorente Guerrero.


ASSUMPCIÓ SUBIRATS:

- He aprendido a tener paciencia conmigo misma y a saber posponer las cosas; a escuchar mi cuerpo.

- Intento absorber todo lo bueno y agradable que  hay a mi alrededor. Me considero afortunada.


¿Hay un antes y un  después en tu vida Assumpció?

Por supuesto.

Antes de la enfermedad mi vitalidad sólo se veía limitada por el reloj. No es que nunca sintiera cansancio pero podía desarrollar sin mayor problema mi vida atendiendo a mi familia, a mi trabajo y a mi casa..

En el año 1998 empecé a notar los síntomas de la miastenia, pero no podía imaginar que era lo que me pasaba. Me diagnosticaron en 1999.

Durante la primera fase de la enfermedad- unos dos años- mis objetivos cambiaron radicalmente. En las peores épocas me sentía satisfecha si lograba atender mi cuidado personal: ducharme y vestirme sola y tomarme la medicación sin atragantarme. Más adelante, me acostumbré a preparar cada uno de mis movimientos de antemano. Pensaba lo que quería hacer y procuraba no realizar ningún movimiento de más. Por ejemplo, si me tenía que agachar para ponerme un calcetín aprovechaba este mismo movimiento para ponerme el zapato. Parece una tontería pero con unas fuerzas tan limitadas no era cuestión de desperdiciar ni una pizca de energía. Esto se ha convertido en un hábito y la verdad es que así me cunde mucho el tiempo en que estoy en activo. Aprovecho el tiempo de reposo para pensar en como haré lo que tengo que hacer, con el mínimo esfuerzo.

Ahora ya ni me acuerdo de lo que es sentirme totalmente bien, así que voy siguiendo mi línea de vida pero procuro no enfadarme si no llego hasta donde me había propuesto. (No siempre lo consigo).


  • ¿Qué es la Miastenia gravis?

La miastenia gravis es una enfermedad autoinmune. El propio cuerpo produce unos anticuerpos “antiacetil-colina” que bloquean la función de los neurotransmisores. Afecta a la musculatura , pero no, a la de los órganos vitales. Se manifiesta como una gran debilidad muscular que dificulta pudiendo llegar a imposibilitar actos como hablar, deglutir, fijar la vista, respirar(afecta a la musculatura intercostal y al diafragma), utilizar bien las piernas, brazos y manos, erguir la

  • ¿Existen tratamientos efectivos para esta enfermedad?

En mi caso el tratamiento ha sido a base de fármacos : Mestinón, Imurel y corticoides.

De vez en cuando, he hecho tratamientos de inmunoglobulinas.

También necesito reposo.

Al cabo de los años, he sentido efectos secundarios como el “síndrome de la cara de luna llena” (una hinchazón anormal especialmente de la cara ) provocado por los corticoides, diabetes, rampas en las piernas, dolores articulares, gastritis, etc.

Para aliviar los efectos secundarios también tomo la medicación oportuna. Procuro hacer ejercicio suave y he asistido a sesiones de rehabilitación para las articulaciones.


  • ¿Es una enfermedad conocida, reconocida?

No es una enfermedad demasiado conocida. Las personas que no son del ámbito de la medicina no han oído hablar de miastenia gravis a menos que tengan un conocido que esté afectado.

La mayoría de profesionales de la medicina con los que he tratado durante estos años (un montón), si que conocían la enfermedad, sus síntomas y tratamiento. Aún así, siempre he preguntado si los fármacos que me prescribían eran compatibles con la miastenia gravis, por si acaso…

  • <De tots els Colors>:¿CÓMO ERA TU VIDA ANTES DE ENFERMAR?

Cuando me levantaba (a partir de las cinco de la mañana, podía ser a cualquier hora) enchufaba la cafetera, la plancha y el ordenador. Antes de salir hacia la escuela, sobre las ocho y media, dejaba la casa arreglada, la comida preparada y el trabajo de la escuela revisado. Tenía tiempo para cuidar el jardín, para leer, hacer labores y atender a mis hijas por las tardes. Eso sí, durante el fin de semana hacía una siesta extra casi siempre.

Empecé a ejercer de maestra en el año 1979 y cada vez me gustaba más mi trabajo. El trato con los niños te absorbe por completo y me resultaba muy gratificante.


  • ¿Cómo es en la actualidad?

Ahora divido mi tiempo de cada día en actividad y descanso.

También madrugo mucho pero ahora me preparo un té bien calentito y me instalo en el sofá (mi segundo hogar!). Enciendo la tele, veo las noticias y/o algún otro programa (bricolaje, cocina, música, documentales o series policíacas) y sigo descansando. Depende de cómo me siento, hago punto de media.

Si estoy animada, paso así media hora o una hora, sino, unas dos horas.

Sobre las ocho, recojo un poco la casa, organizo la comida y la ropa, me ducho y me visto. Almuerzo y tomo la medicación.

Durante la mañana, dependiendo del día, hago alguna cosa como salir a hacer recados, ocuparme de la casa, costura, ordenador, estar en el patio,…  Siempre alternando la actividad con el descanso.

Antes me programaba al minuto. Al tiempo, no paraba de programarme y desprogramarme . Ahora tengo unos objetivos muy generales pero no me pongo límite de tiempo. Nunca sé si tendré un día bueno o no, es más, no puedo prever ni como me encontraré al cabo de una hora o menos. Esto es una parte muy fastidiosa de la miastenia, no solo te influye el cansancio, también el tiempo meteorológico, el calor y el estrés.

Como prontito, a la una y otra vez al sofá!

Duermo un rato y sigo descansando: cosiendo, haciendo punto, etc. hasta las seis aproximadamente. A esa hora me tomo la pastilla de Mestinón y salgo a pasear un ratito con el perro. Cuando vuelvo, suelo sentirme activa hasta las ocho, más o menos. Descanso un poquito más, ceno y vuelvo al sofá.

Aunque parezca imposible, me duermo enseguida y aunque a las doce intentan despertarme para que me tome la última pastilla y me vaya a la cama, la mayoría de las noches me cuesta horrores, el cuerpo no me responde y me quedo en el sofá hasta las tantas.

Desde luego que estoy muchísimo mejor que al comienzo de mi enfermedad.

Puedo valerme perfectamente dentro de mis limitaciones.

Puedo decir que los tratamientos que he seguido han sido efectivos. Lástima de los efectos secundarios.

  • ¿Cuentas con algún tipo de apoyo emocional?

Sí, tengo mucho apoyo en mi marido y mis hijas. También tengo el apoyo de mis amigos, que siempre están ahí.

De todas maneras, cuando realmente fui consciente de que no podía seguir yendo a la escuela, para mí fue la parte peor, emocionalmente.

Después de la primera fase de mi enfermedad, luché mucho para recuperar algo de movilidad, haciendo gimnasia en la piscina, y procurando no perder reflejos. Me esforcé mucho en volver a tener una vida “normal” (en apariencia). Luché con la administración para volver a mi vida laboral (cuando oía la palabra “jubilación”, daba un respingo) en tareas de gestión. Empecé a organizar la biblioteca del centro. Al tiempo, pude volver a ser tutora , sin dejar la biblioteca.

Pero el precio fueron los efectos secundarios de la medicación. Mi neurólogo me empezó a bajar la medicación y enseguida me di cuenta de que no podía seguir el ritmo: volvía a tener problemas para articular las palabras y sentía un cansancio muy grande del que tardaba mucho en recuperarme.

Entonces me hundí. Ya no tenía energías. Los médicos me recomendaron psicoterapia. Me fue muy bien. Pude tomar distancias y aceptar mi enfermedad-aunque creo que nunca se acepta del todo-.


  • ¿Qué personas han sido determinantes para tí?

Todas las que me rodean. Siempre hay alguien y de vez en cuando, aparece alguien que no te esperas. Por ejemplo, en pleno proceso de jubilación definitiva volví a contactar con algunos de mis ex – alumnos , personas de las que no sabía nada desde hacía más de veinte años. Me dio muchísima alegría y me di cuenta de que para algo había servido.


¿Qué has aprendido a partir de la enfermedad?

Deseo haber aprendido a tener paciencia conmigo misma y a saber posponer las cosas, a escuchar mi cuerpo.

Cuando volví a la escuela, y empecé a catalogar libros con un programa informático no tenía fuerza para manejar el “ratón” usaba las teclas cogiéndome una mano con la otra. Había días que catalogaba diez u once libros. Pero no me desanimaba. Cuando dejé la biblioteca había catalogado más de seis mil ejemplares.  Aprendí que se llega más lejos pasito a pasito que no haciendo nada.

Mis objetivos nunca son a largo plazo ni mis proyectos muy grandes, pero procuro buscar objetivos y proyectos pequeñitos y llevarlos adelante.


  • ¿Qué temas te preocupan?

Respecto a mi misma pocos. No me gustaría ser una carga para nadie.

Respecto a las personas que me rodean, especialmente mis hijas, me preocupa su futuro pero no como resultado de mi enfermedad, a todas las madres nos pasa lo mismo.

  • ¿Dónde te vacías?

Procuro mantenerme a raya, controlar el nivel. Para eso me va de maravilla mi té de primera hora de la mañana y mi paseo de la tarde.

Cuando me veo superada, procuro distraerme. La música me descarga muchísimo. También algunos juegos como el “tetris” en la game-boy o los sudokus. De todas maneras procuro no perder el control: hubo un momento crítico en que resolvía docenas de sudokus cada día hasta que dije “basta”. Ahora resuelvo los tres que hay en la “La vanguardia”, como máximo. Está bien evadirse, pero controlando nuestros propios límites.

  • ¿De qué te llenas?

De todo lo que puedo. Intento absorber todo lo bueno y agradable que hay a mi alrededor.


  • ¿Qué te apasiona?

Muchísimas cosas. Soy capaz de entusiasmarme con las cosas más simples y, desde luego, disfruto con la la cocina: http://culleresiforquilles.blogspot.com/, la lectura, la música, mis proyectos de costura: http://lamaquinadecosir.blogspot.com/, reportajes de viajes, los paseos, las plantas, las sensaciones de la naturaleza.

Me considero afortunada.


  • ¿Qué aspectos del Sistema Sanitario urge cambiar según tu experiencia?

He tenido la suerte de topar con unas instituciones y un personal sanitario, tanto médicos, como enfermeras, como auxiliares estupendos.

Mi experiencia ha sido buena, de todas las maneras, hay un tema que no sé si tiene arreglo: se trata de las esperas. Cuando te encuentras medio bien y vas al médico te puedes llevar un libro y esperar tranquilamente pero, cuando te encuentras mal, la espera se convierte en una agonía y cuando te llaman, ya no sabes ni quien eres.


  • ¿Te gustaría transmitir algún mensaje a la sociedad?

Que cada persona disfrute de lo más esencial de su vida, que intente “separar el grano de la paja” y dar valor a lo que realmente lo tiene sin perder tiempo en estar molesto o enfadado por tonterías.

En la vida hay dos tipos de problemas: los que tienen solución y los que no. Luchar por los primeros y sobrellevar los segundos.

Vivir cada momento como si fuera una oportunidad única y aprovecharlo.


  • ¿Deseas compartir algo más con nosotros?

¡Ánimo! Y aquí estoy si me necesitan.

<De tots els Colors>: Muchas gracias Assumpció por compartir con nosotros tus vivencias,   y ayudarnos a tomar conciencia de la importancia de vivir plenamente el Presente.





* Entrevista a MANUELA GUERRERO: Una historia personal de superación de cáncer desde el autoconocimiento y la autonomía.

25 03 2010

Entrevista realizada por <De tots els Colors>: Elena Lorente Guerrero.


MANUELA GUERRERO GARCÍA:

-Para mi la salud es muy importante porque no me gusta depender de nadie. Busco información sobre temas relacionados con la salud para ayudarme, para estar preparada y para poder decidir. Quiero vivir bien, con tranquilidad y no pasivamente.

- Es importante tener una autonomía propia, no sólo a  nivel económico, sino ser tú misma. Trabajar el autoconocimiento.


Me llamo Manuela Guerrero y tengo 65 años. Mi vida ha sido una vida sencilla: ocuparme de casa, cuidar de mi hija, pero… siempre con inquietudes. No me he conformado con ser la clásica mujer de casa, siempre he tenido inquietud por aprender, por el conocimiento del cuerpo, de la persona. Para mí la salud es muy importante porque no me gusta depender de nadie. Busco información sobre  temas relacionados con la salud para ayudarme, para estar preparada, y para poder decidir. Es muy importante porque quiero vivir bien, con tranquilidad y no pasivamente. Me gusta disfrutar, voy buscando soluciones. La salud es muy importante porque reflejas también un optimismo, unas ganas de vivir. Si siempre estás enferma siempre tienes una apatía, una tristeza, y el que está a tu lado… aburres, ¿eh? Te lo digo de verdad.  No me gusta ser una carga para nadie.

  • Fuiste una adelantada a tu tiempo iniciándote en temas relacionados con el cuidado integral.

Si, empecé a hacer yoga antes de los 30 años. Tengo una buena amiga, Montse, pensamos parecido, hablamos mucho, compartimos opiniones… Ella encontró un libro sobre  yoga, lo leímos y estuvimos comentándolo. Ella es una chica tímida y  yo también pero me dijo: “¿por qué no nos apuntamos a un sitio que hagan yoga? así sabremos más lo que es porque estamos leyendo pero la gente cuando hablas de yoga te mira raro”. Y empezamos a hacer yoga con una chica que hacía las clases en  su casa . Enseñaba lo que aprendía pero no era profesora y llegó un momento en que aquello nos pareció poco. Entonces fuiamos a un centro que había en la calle Entenza. Hacíamos yoga, íbamos a conferencias, nos explicaban lo que servía para el cuerpo, para la mente, la importancia de la respiración para que la sangre circule bien… y sentimos como nos iba beneficiando físicamente. Tengo una buena elasticidad y  reflejos después de tantos años practicando; más que cuando era joven!  y los huesos los tenía muy bien hasta el tratamiento con quimioterapia… Yo sólo decía que hacía ejercicio, no decía qué tipo porque era joven y no me atrevía, pero luego de mayor perdí la vergüenza y me he atrevido a decirlo.

Y ahora es algo normal, todo el mundo hace yoga pero igualmente a veces hay que especificar: es un yoga de ejercicio físico, de respiración, no es un yoga espiritual. Si les hablas de yoga espiritual se asustan, como si fueras a una secta y eso no es así, el yoga te ayuda a potenciar la capacidad de relajación.

  • ¿Cómo lo llevaba tu marido?

Bueno,  como yo le explicaba lo que hacía y me veía que estaba bien, pues a Paco no le importaba, pero nunca le había hablado de la parte espiritual porque sabía que no lo iba a entender mucho y pensaba que ya llegaría  el momento en que se lo puediera decir, y llegó. Ha visto el resultado  y lo ha aceptado. Él no hace yoga, pero me escucha y apoya.

  • Además de la práctica de yoga ¿Fuiste incorporando en tu vida las terapias naturales y/o complementarias?

Siempre me ha interesado el mundo de las plantas, las hierbas. Ya desde pequeñita estuvieron presentes en casa, mi padre y parte de su familia utilizaban las plantas. Mi abuela hacía cataplasmas de hierbas para los dolores. Recuerdo que mi padre le pedía a mi madre infusiones de tomillo para depurarse porque tenía los ojos  rojizos y  no se le curaban y cuando hacía tomas continuas de tomillo y lavados tópicos mejoraba. Se lavaba con agua y sal para despejar la nariz y respirar mejor. Todas esas cosas las he vivido en casa. Y más tarde, con mi amiga Montse, descubrimos un herbolario en Barcelona en el que pedía consejo cuando necesitaba algún remedio.

Conforme fue pasando el tiempo fui conociendo la homeopatía. Yo soy  mujer de radio más que de televisión, a nuestra edad somos hijas de radio, para mí es más inmediata que la tv en muchas cosas, y escuchaba programas que hablaban de terapias naturales y me gustaban.

Soy una mujer muy autodidacta porque no tengo estudios, tengo lo básico, he aprendido mucho escuchando a médicos, a gente que no creía y que contrastaba en las tertulias y a partir de lo que escuchaba y de lo que había experimentado en mi misma y comprobado que funcionaba, fui construyendo mi opinión y mi criterio.

Empecé a utilizar homeopatía ya con 50 años coincidiendo con el climaterio y la menopausia. No quería tomar hormonas ni nada parecido porque creo que te benefician momentáneamente pero te traen otros problemas, y junto con Montse nos informamos, nos movimos y encontramos a una médico que nos habló ya entonces de la soja y de la homeopatía y me fue muy bien. El padre de esta médico había sido un terapeuta autodidacta, sus hijas  estudiaron y siguieron su camino y decidimos que nos trataran ellas porque eran médicos y nos convencían más.

  • Este camino de crecimiento con Montse, tu compañera de viaje… ¿Te ayudó cuando llegó el diagnóstico de cáncer de colon?

Si, me ayudó mucho. Y creo que me he puesto bien por la confianza que he tenido en muchas cosas: en que iba a salir adelante, y que estos tratamientos complementarios en los que mucha gente no cree pero yo sí, me iban a solucionar muchas cosas.


  • ¿Cuándo empezaste a notar que algo no iba bien?

Llevaba un par de años que no me encontraba bien, tenía malestar, diarreas, la doctora decía que tenía gastritis. Al cabo de 1 año estuve una semana muy enferma, no podía ni andar hasta el CAP y volvieron a diagnosticarme gastritis. Me tomé el tratamiento que me recetó, me fue bien, pero yo me levantaba por la mañana y no me encontraba bien, estaba como extraña, tenía malestar, decaimiento… y un día fui a ver a mi médico, la Dra. González Moreno, que por cierto le tengo que dar las gracias porque estoy aquí gracias a ella, por su insistencia en querer hacerme pruebas. Ella también creía que era una gastritis pero quería que me hiciera pruebas para asegurarse y ajustar el tratamiento pero yo no quería porque pensaba que no me sedarían. Me explicó que sí y me hicieron una fibrogastroscopia. Confirmaron gastritis y me trató. Mejoré pero al cabo de un tiempo seguía sin encontrarme bien, siempre tenía pequeñas infecciones de orina, y me propuso hacer una colonoscopia y salió bien. Pero seguía igual, y al cabo de medio año, como  no mejoraba volví a su consulta y recomendó una segunda colonoscopia y también salió bien. Me hizo una analítica al año de empezar con molestias y salieron los resultados alterados, y solicitó una tercera colonoscopia. Seguía cansada, malhumorada. Ahí me encontraron el tumor, noviembre de 2006.

Yo le dije al médico que me hizo la colonoscopia: “oiga: ¿en un año me puede salir esto? “Y él se puso un poco rojo y me dijo que no me podía responder muy claramente. Le dije que me habían hecho dos el año anterior! y él fue sincero y me dijo que “era tan pequeño que igual el año pasado no lo ví y este año ha crecido un poco y lo he visto, pero es que he tenido que estar buscando, buscando, porque la doctora ha insistido tanto!” Y le agradecí la sinceridad. Él me vio muy convencida.

  • ¿Cuál fue tu reacción cuando te confirmaron que era cáncer?

Cuando me dijeron que era cáncer me quedé impactada, no supe qué decir. He tenido suerte porque los médicos han sido delicados a la hora de informarme, desenfadados, y eso me ha ayudado mucho. Cuando me operaron por laparoscopia, me dijeron que había ido todo muy bien, pero cuando me dieron el alta  el cirujano Dr. Díez Caballero, me dijo que tenía que ir al oncólogo y me lo tomé muy mal, ¿Por qué si todo había quedado limpio? Era por prevención. El cirujano  estaba convencido de que yo me curaría. Me dijo así mismo: los oncólogos quieren asegurarse y te voy a decir una cosa, nosotros enviamos a los enfermos bien y ellos nos los mandan mal, claro la quimio perjudica mucho.

Yo confié mucho en él porque lo vi tan convencido de que me curaría y eso te da fuerza.

Cuando me visitó el oncólogo y me dijo que necesitaba quimioterapia se me juntó el cielo con la tierra, no entendía nada:  ¿estoy bien pero he de hacer quimioterapia?, y me explicó sobre las células, la prevención, has tenido 2 ganglios afectados sinó no habría hecho falta.

  • ¿Cómo afrontaste el tratamiento con quimioterapia?

En aquel momento no era muy consciente de lo que estaba pasando,  hice una especie de muro, de negación, dije: yo tengo que salir adelante, voy a buscar mis soluciones y me voy a curar. Me crecí y me sentí con una fuerza que yo no conocía,  lo había escuchado en otras mujeres y me costaba creerlo, pero eso a mí me pasó y ahora me lo creo.

Yo luché para estar bien, pensé en mi interior: he tenido estos ganglios pero no voy a tener más. Voy a buscar mis remedios, yo me voy a curar. Entre lo que me dijo el cirujano el Dr. Díez Caballero y lo que yo quería que fuese, creo que me ayudó.

A veces los médicos me preguntan, porque les he dado muchos problemas: “¿Y usted cómo se lo tomó?”

Pues yo creo que no era demasiado consciente de lo que me estaba pasando, me cerré en una idea propia e hice lo que yo quería. Ellos me daban medicación para el estómago, para hacer bien la digestión, para el hígado,¡ yo que sé cuántas pastillas! Y en unas horas concretas, parecía un sonajero con tanta pastilla y yo pensaba: “cuando llegue a casa dejaré tantas pastillas” y efectivamente cuando llegué a casa fui eliminando pastillas y mi hija Mireia me decía: “¡Mamá no hagas eso!” Y le contestaba: “tú déjame”… Las que veía importantes no ¿pero la medicación para que me siente bien la comida? ya me haré una infusión!

El Dr. Carles, el oncólogo,  me dijo que era la primera enferma que a él, no para su equipo, había tenido problemas con la quimio, que la rechazase y me parecía que a él esto en el fondo le sabía mal. Pero también le fue bien porque conmigo pudo ver que tipos de quimio iban mejor. Se reunían oncólogos, el digestólogo, mejoraron la quimioterapia pero seguía sentándome mal, con muchas secuelas. Un día en casa me encontraba fatal, vio mi amiga Montse y me vio tan mal que esperó que llegara mi marido y mi hija y llamaron a la oncóloga y me llevó a la Deixeus. Sólo mirarme me dijo que me iba a ingresar. Me tuvieron una semana sin quimio con sueros para recuperarme. Al cabo de 15 días volvieron con la quimioterapia. Me ingresaban de martes a viernes para que me pusieran la quimio super controlada, pero ya las últimas veces me sentía fatal, toda la comida me sentaba mal,  ni siquiera mejoró escogiéndola con el dietista.

Una de los días me sentía super hinchada y al cabo de dos días me dijeron que iban a interrumpir la quimioterapia definitivamente “porque tu cuerpo la está rechazando y no lo podemos forzar más, tenía el hígado muy mal”. No acabé el tratamiento completo que ellos habían propuesto.

  • ¿Antes de ese momento te planteaste dejar la quimioterapia en algún momento?

Siii, si, veía que sentaba tan mal, a mi me habían dicho que estaba curada y que me ponían aquello por si acaso, le decía a Mireia “lo voy a dejar”,  ella me decía ” no la dejes. ¿Quieres que busque una alternativa?”  No puedo decir que la quimio no me haya ayudado porque no lo sé. Lo que sé es que me ponía malísima, yo veía que estaba controlada, pero otras personas  a pesar de algunas molestias podían irse a su casa y hacer una vida un poquito normal, pero yo no. Continuamente me planteaba “¿me vabien, me va mal?” y los médicos me decían que se tenía que poner. Yo más que nada tenía miedo de que  hubiera alguna célula por ahí perdida. Por eso admití ponérmela. Si yo hubiera tenido más conocimientos de tratamientos nuevos como ahora sé lo hubiera dejado, pero como no era así me quedé con la quimioterapia. Luego si me he enterado de muchas mas cosas…

  • ¿Además de los médicos  recuerdas algún otro profesional de la salud que te haya ayudado especialmente?

Las enfermeras, a mi me trataban muy bien. Estuve ingresada en diferentes plantas, nunca estaba en la misma, las recorrí todas, ya me conocían todas. Yo he sido una buena enferma, no he molestado…

  • ¡¿Buena enferma?! cuando una persona se siente mal hace lo que puede…

Yo creo que las enfermeras te agradecen que tú también sepas cuidarte un poquito. Yo nunca estaba en la cama, estaba sentada o paseando, es una cosa que tengo en mente. Cuando estoy enferma no quiero estar en la cama, la cama me da la sensación de que estoy mucho más enferma de lo que estoy. Atenciones recibí muchas, se preocupaban de que la dieta fuera la mejor para mi, que tuviera compota de manzana natural, no podía tomar ningún lácteo. Todas me han tratado siempre  muy bien, con mucho cariño y siempre gente joven.

  • ¿Algún profesional de la salud se ocupó de acompañarte a nivel emocional?

No. Posiblemente si que hubiese necesitado un poco ese tipo de cuidado, pero no. Hay un aspecto de mi que es positivo y negativo al mismo tiempo. Doy  la imagen de ser muy fuerte, yo creo… y la gente no se preocupa tanto de ti, al contrario, posiblemente como me veían habladora… me veían bien. Luego cuando se iban y me quedaba sola…


  • ¿Qué tratamientos naturales compaginaste con la quimioterapia?

Cuando me operaron yo me encontraba bien, es después que te ponen enferma los oncólogos con la quimio. Yo sabía lo que era una quimio pero de saberlo a vivirlo cambia, no tiene nada que ver! Los conocimientos no vividos son distintos. Cuando el oncólogo me explicó los efectos secundarios de la quimioterapia yo pensé: “yo me quiero ayudar, no tengo bastante con lo que me vas a dar con la quimio” y busqué soluciones complementarias.

Como no tengo ordenador, se lo dije a mi hija Mireia y me ayudó. Dio la casualidad que una compañera suya cuyo padre había pasado un cáncer de colon  tomó litros de aloe vera y eso le fue de maravilla para aliviar las molestias gástricas. Mireia lo comentó  con la persona de confianza a la que suelo consultar en la tienda donde acostumbro a comprar, y lo ratificó, y le recomendó también unas pastillas de hongos Reishi, también leche de almendras. ¡Llegó Mireia cargada de cosas!

He bebido litros y litros de aloe vera y lo dejé por iniciativa propia cuando consideré que ya había tomado suficiente y no quería que el cuerpo se acostumbrara. Tengo varios lugares de confianza donde compro, en cada sitio hay personas más preparadas en unos temas u otros.

Me recomendaron unas pastillas para la toxididad hepática porque notaba que mi hígado se intoxicaba con tanta quimio, y siempre me controlaban la función hepática en las analíticas. Se lo expliqué directamente a la oncóloga para prevenir interferencias en los tratamientos y me preguntó qué estaba tomando. Le expliqué que tomaba aloe vera y me preguntó qué era, se lo expliqué, también la dosis, y me dijo que de acuerdo y que me aconsejaba que de momento no tomase un hongo que no recordaba como se llamaba porque habían comprobado que con la quimio no es muy compatible. Eso me asustó un poco y decidí no tomar de momento el hongo Reishi. Supe de este hongo a a través de Discovery Dsalud, una revista completa en la que hay información alternativa sobre cáncer. No están bien mirados los oncólogos que proponen otro tipo de tratamientos, les cuesta entrar, pero son un grupo, han hecho congresos en  Valencia…

Cuando se acabó la quimio inicié el tratamiento con el hongo Reishi y la persona de la tienda dietética me dijo: ” La Dra. X del Hospital Clínico de Barcelona la Dra. X ha venido aquí, se ha informado y se lo está recetando a los pacientes y les va bien”. Y yo lo comprobé en mi misma: las analíticas ya no salían tan mal, los marcadores tumorales bajaron. Hay que saber la dosis terapéutica, etc.. y se lo dije a la oncóloga y me preguntó como me notaba, le dije que mejor y ella corroboró que las analíticas salían mejor y le dije :

“Mire yo creo en estas cosas y me van bien, si no me funcionara no me lo tomaría. Lo que yo no quiero es engañarme ni engañar”. Me dijo, ¿tu te conoces tu cuerpo? Y le contesté: “Pues bastante”. Bueno, Manuela  pues tú misma….

Creo que la gente a veces se enferma porque no conoce su cuerpo, hay que saber lo que te sienta bien cuando comes, como reaccionas  ante según que medicación, …si le prestas atención a tu cuerpo, te ayudas más. Si es un dolor intenso y puedes decir con esta pastilla tengo suficiente, pero si es un pequeño dolor y lo puedo aguntar, para qué voy a tomarlas, vivo con ello, no me medico enseguida para no tener moletias ni dolor.


  • Cuando has explicado a los oncólogos, a los médicos que han intervenido en tu proceso que estabas utilizando paralelamente tratamientos naturales ¿Han tenido interés en conocerlos, en investigar, o se ha quedado el tema encima de la mesa?

Se ha quedado encima de la mesa. Ellos me miraban, me escuchaban, no me decían que no lo tomara, lo respetaban… sobretodo los médicos jóvenes. Los médicos más mayores no me decían nada porque me veían segura, convencida. Me miraban  un poquito así como diciendo “bueno, haz lo que quieras”.

  • ¿Tampoco les preocupaba que puedieran interferir o potenciar la quimioterapia?

No, no, no me preguntaban. Les decía que me habían funcionado, que me iba bien. Me visitaban, me veían mejor, la analítica estaba mejor, pues se callaban.

Al digestólogo le dije que me estaba tomando aloe vera y me preguntó qué era eso y se lo expliqué. Se me quedó mirando y le dije:

“mire doctor, ya sé que ponen aloe vera al jabón, a los limpiadores del hogar, pero no tiene nada que ver una cosa con la otra. Una cosa es el márketing y otra cosa es el aloe vera medicinal, aunque el primero desprestigie al uso medicinal”. Me hizo un gesto: bueno, vale.

Pero como vió que estaba bien a nivel digestivo y hepático la segunda vez me preguntó qué dosis tomaba -3 tomas al día antes de las comidas-, si era líquido. Le  expliqué dónde lo vendían, las diferentes calidades, “ya sé que en el supermercado también lo venden como tantas otras cosas naturales”…

No sé si en lo sucesivo lo probará o recomendará a sus pacientes. Muchas personas lo pasan muy mal. Yo había tomado muchas pastillas para facilitar la digestión, para el hígado, para proteger la mucosa, he tomado tantas medicaciones! El jarabe para proteger la mucosa me iba bien al principio pero un rato después de tomarlo me encontraba mal.

Fue el único que mostró interés por el aloe vera, no es muy mayor, debe tener unos 49 años.

  • ¿Quién fue tu apoyo a lo largo de todo el proceso?

Mi hija Mireia, es a quien tengo que agradecerle mucho, pero mucho! Mireia, aunque sea hija única, es muy independiente, es suya sin embargo la encuentras cuando la necesitas. Ella con respecto a la familia sabe que la tiene y la quiere pero no forma parte de su vida. Sin embargo ante un problema grave yo me la he encontrado al cien por cien, turnándose con su padre, hablando con los médicos, incluso llamándole yo la atención a veces cuando ella manifestaba su desacuerdo con algunas decisiones.

Tenía detalles que me ayudaban, por ejemplo me traía un bocadillito de jamón que luego me sentaba fatal pero me apetecía en aquel momento, se quedaba muchas noches haciéndome compañía, me explicaba cosas, nos reíamos, me distraía. El Dr. Carles, el oncólogo, me dijo una vez:“es usted una enferma muy pesada que siempre se queja” y me hizo un gesto señalándome a Mireia. “Pega caña su hija”… y ella le contestó: “no, yo no pego caña, es que yo quiero saber el por qué de las cosas”. Mireia  no paraba de preguntar.

Con Paco, mi marido también, pero era distinto. Mi hija me ayudó a nivel emocional, nunca le pedía nada, con su apoyo moral tenía bastante. Mi marido me ayudó en casa.


  • ¿Tener criterio es ser pesada?

Igual si. A veces solucionaba muchas cosas con las enfermeras especialistas en oncología, otras veces con el médico. Igualmente veía que trataban a mi hija con mucho cariño y agrado. Las enfermeras reconocieron que: “la mayoría de las personas vienen aquí, aceptan lo que se les dice, lo que hay, es por falta de conocimientos” Pero Mireia no, ella  se informaba, preguntaba, rebatía.

Actualmente me encuentro bien, superando las pequeñas secuelas que aún quedan. La Dra. Marta Suárez es quien está realizando el seguimiento, los controles y me siento arropada por ella. Agradezco su buena disposición yla alegría que me transmite cuando una prueba sale bien, se alegra conmigo, no por mí.

  • ¿Has cambiado a partir de la experiencia de cáncer?

A ver,  el 100% no cambias yo por lo menos. Hay gente que dice que si, igual tiene fuerzas para eso,  yo tanto no, y menos cuando eres mayor. Pero si que cambias en la forma de vivir, me ha ayudado a hacer las cosas más en consonancia con lo que yo soy. A  mi la vida cotidiana, la monotonía me ha agobiado siempre, había pasado etapas de tristeza por ese motivo, las superaba ,pero las he tenido. Una vida tan lineal no va conmigo, yo elegí una vida así, luego de mayor me di cuenta, y fui buscando soluciones. Antes del cáncer estaba más aburrida, más triste, y ahora me encuentro más contenta, por la mañana estoy más optimista, si tengo que hacer cosas que no me gustan las hago de otra manera, he asumido cosas que antes me costaban. Hay pequeñas cosas que antes no me distraían y ahora me distraen, le estoy sacando más partido a la vida.

Solucioné además un tema pendiente. Una de mis hermanas y yo estábamos distanciadas, mis padres hacía años que habían fallecido, yo quería mucho a mis padres, y cuando enfermé pensé mucho en ellos y más en mi madre, la encontraba a faltar. En aquel momento necesitaba a mi madre, la necesitas porque es la que realmente te da todo por nada y pensé que esta situación  no les gustaría nada ni a mi madre ni a mi padre. Además no sabía si iba a vivir o   no… ¡pues ahora es el momento! llamé a mi hermana y me limpié el sentimiento de que lo tenía que haber hecho  antes, no quería seguir así. Puse en orden temas que estaban pendientes.


  • ¿Deseas compartir algo más con nosotros?

No sólo me dirijo a las personas que tienen o han tenido cáncer,  sino a cualquier persona que vea que puede solucionarse sus pequeñas cosas:  que lo haga!, se sentirá bien.

Que luchen, que no tiren la toalla, que tienes épocas buenas y épocas malas. Creo que siempre hay que buscar alternativas para todas las cosas  y más en medicina que hay muchas. Hay que tomar ejemplo de Alemania y Suiza hace muchos años que han incorporado en la sanidad pública la homeopatía y terapias naturales.

Es importante tener una autonomía propia, no sólo a nivel económico, sino ser tú misma y trabajar el propio conocimiento del cuerpo y de la persona.

Quiero agradecer también los cuidados recibidos por los médicos, enfermeras y profesionales sanitarios que me han atendido durante el proceso de enfermedad. Me he sentido cuidada y acompañada.

<De tots els Colors>: Muchas gracias Manuela por compartir tu experiencia. Admiro tu confianza, tu determinación y coraje en momentos de tanta fragilidad. Tu testimonio es una luz para todos.

Al mismo tiempo, tus vivencias invitan a reflexionar sobre quién o qué es el centro de atención de nuestro sistema sanitario y sobre cómo estamos cuidando.








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 187 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: