Demencia: Cuidando con el corazón abierto.

Sigue siendo el gran tabú de nuestra sociedad, y no me refiero a la muerte, que también lo es; si no a la demencia.

Muchas personas conviven con ella sin atreverse a consultar por temor al diagnóstico que intuyen como certero. Algunas familias tratan de justificar los síntomas por el mismo motivo y por miedo al estigma social que rodea a la demencia.

Como consecuencia, la evidencia del deterioro progresivo favorece el aislamiento, la soledad y la tristeza en la persona con demencia. Paralelamente, sus familiares viven con ansiedad y frustración  esa realidad que les aplasta sin contemplaciones y les exige reorganizar su vida sí o sí.

Cuidar a una persona con demencia es un ejercicio de comprensión y de amor incondicional diario que nos exige vaciarnos de nosotros mismos y acercarnos a nuestro ser querido con el corazón abierto.

Su mente puede estar enredada en el pasado, ocupada construyendo una frase de cuatro palabras, o tratando de reconocer a quien tienen delante.  Pero he podido experimentar como una mirada, una sonrisa, una caricia de verdad pueden contener toda la información que deseamos transmitir, y como las personas con demencia comprenden ese lenguaje. Somos seres emocionales.

Es más, las emociones persisten mucho tiempo después de un acontecimiento. Lo que para nosotros es ya pasado, por ejemplo que un familiar se haya despedido y marchado, puede seguir generando inquietud en la persona con demencia durante bastante tiempo después. Detectar y acompañar sus emociones  favorece que se sientan seguros, queridos y a salvo.   Os invito a leer el artículo: Alzheimer’s patients can still feel emotion long after memories have vanished.

Del mismo modo, la forma en que nos dirigimos es de suma importancia. Hacerlo con delicadeza, manteniendo nuestra mirada a la altura de sus ojos, con voz cálida, suave, y acompañádonos de una sonrisa suele garantizarles que pueden confiar en ese desconocido que se aproxima a hablar con ellos. Es uno de los grandes regalos que nos ofrecen, su confianza incondicional.

De tots els Colors – Demencia

Este post es un homenaje a las personas con demencia que cuido día a día. Guardo con cariño y agradecimiento momentos imborrables en los que he podido vislumbrar su alma.

Recuerdo especialmente a Juana, siempre alegre, regalando su sonrisa y sus abrazos de verdad. Agnes que de vez en cuando cogía mi mano entre las suyas, tan ancianas, me miraba y de repente podía contemplar su eterna sabiduría ajena a la demencia, al espacio y el tiempo. John quien conservó hasta el último momento su gentileza y el sentido del humor. Katie, Louise, Ann, cada una de ellas me enseña que aunque su mente esté muy lejos, su luz, su espíritu está siempre presente.

No me olvido de los otros protagonistas, muchas veces en la sombra, la familia. Ellos también merecen ser nombrados, escuchados y cuidados. La demencia de su ser querido es una tierra árida por la que deben transitar. Les exige re-conocer a esa persona que ya no es quien solía ser, y aprender a relacionarse de nuevo con ella sin expectativas ni exigencias. Aceptar esa nueva realidad, vivirla con generosidad y amor es una prueba diaria.

Queridos lectores, deseo que esta reflexión contribuya a romper con los prejuicios y el estigma social y a crear lazos de comprensión y solidaridad.

En demencia, el Amor es el camino y el Amor es la respuesta.

Un abrazo,

Elena Lorente Guerrero

 

Anuncios

4 thoughts on “Demencia: Cuidando con el corazón abierto.

  1. fina vendrell 31/01/2015 / 13:02

    Gracies per aquest relat dolç…que fa més soportable conviure amb aquesta malaida malaltia.
    Soc infermera i filla de la Maria, que te una demencia tipus frontal en fase final…es tant dur el dia a dia que pensaments com els del teu text ajuden
    Gracies

    Me gusta

    • Moltes gràcies Fina, el teu missatge és un regal, em fa feliç haver-te fet costat per un instant, ha de ser doblement dur per a tu que ets filla i també infermera. Us desitjo tot el millor i us abraço de tot cor.

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s