La ruta de la Luz

“Creo que el Universo es una Evolución.
Creo que la Evolución se dirige hacia el Espíritu.
Creo que el Espíritu desemboca en lo Personal.
Creo que lo Personal supremo es el Cristo-Universal”.

– Pierre Teilhard de Chardin –

 

Queridos Amigos:

Hemos dejado atrás el día más corto y más oscuro del año con su noche más larga para, una vez más, re-nacer en la Luz. 

Pero la Luz no es un destino.  Vivir en la Luz es una elección, un punto de partida, y un camino. Una senda de consciencia y responsabilidad para desarrollar nuestro máximo potencial;  para crecer y evolucionar en sabiduría, bondad y amor.

Ser generosos, ser agradecidos y ponernos al servicio de los demás son los instrumentos que mejor nos guiarán para permanecer serenos, centrados, orientados y atentos en la ruta de la Luz.

Vivir en la luz es aprender a dar con el corazón entregado y sin condiciones. Dando sin que deje rastro en nuestra memoria, sin esperar reconocimiento, recompensa ni premio.

Vivir en la Luz es también aprender a recibir con el corazón humilde y abierto. Presto a esculpir los dones que nos son dados para así tener siempre la oportunidad de RE-COR-DAR con gratitud.

Cierto es que avanzando en la ruta de la Luz también nos asaltan las sombras, las dudas, los temores, las incertidumbres que sutil e insidiosamente llegan a sofocar y a ensordecer la comunicación con nuestra Alma.

Todo en la naturaleza tiene su forma, su geometría, su estructura y su función. Un patrón armónico que hace que todo encaje y fluya de manera precisa y perfecta.

Las Esencias florales de Bach nos aportan luz cuando nos asaltan las sombras. Son amplificadores de consciencia; actúan por resonancia empática facilitándonos el proceso de re-cor-dar lo que somos, en Esencia. De este modo, nuestra personalidad, nuestro Espíritu y nuestra Alma vuelven a vibrar en sintonía, en armonía, en la Luz…

Os dejo esta magnífica conferencia de Julian Barnard sobre la geometría oculta de las flores. Disponible AQUÍ.

Tal como afirma J.Barnard, para poder ver necesitamos desarrollar una nueva forma de mirar…

* * * 

Que viváis un 2018 luminoso y pleno,

Elena Lorente Guerrero

 

Anuncios

Apego, desapego, sentido

foto reduida_60. jpegLa Tierra es un exilio para el Alma. Estar vivos, encarnados supone un desajuste entre la personalidad y el Alma. Una búsqueda del equilibrio entre apego y desapego.

Para poder desapegarnos, y soltar es necesario apegarnos primero, abrazarnos a lo que ocurre en nuestra vida, sentirlo para poder sanarlo.

Apego, desapego y sentido de vida están contenidos en la filosofía de Edward Bach y se expresan en los dos grandes grupos en los que se dividen los 38 remedios florales, existiendo entre ellos una polaridad complementaria.

Los primeros 19 remedios (12 curadores + 7 ayudantes) trabajan el apego. Nos ayudan a sentir lo que no sentimos y necesitamos sentir para integrar las lecciones que hemos venido a aprender y para desarrollar las cualidades del Alma. Nos ayudan por tanto a abrazar, a encarnar.

Los segundos 19 remedios florales trabajan el desapego. Facilitan la incorporación del  aprendizaje contenido en las experiencias vitales, ayudan a trascender el sufrimiento, a soltar, a crecer.

Estos dos grupos contemplados y estudiados de forma complementaria y paralela expresan el ciclo vital desde un punto de vista de aprendizaje emocional y espiritual. Debemos orientar nuestra energía hacia el sentir, centrarnos en los sentimientos. Cuanto más variado es el abanico de sentimientos, cuantos más matices encontramos en ellos, más equilibrados estamos.

El corazón es un maestro. La escucha consciente, atenta y serena del corazón nos pone en contacto con el latido de nuestra Alma. Cuando personalidad y Alma vibran y resuenan en armonía, este exilio temporal del Alma en la Tierra se ilumina viendo su sentido y su propósito. Conscientes de que el sentido es hacia fuera, y en relación con los demás, que todo lo que hagamos en nuestro paso por el mundo, sea con Amor.

Wallingford

Abrazos,

Elena Lorente Guerrero

 

 

 

El Tejido de la Vida: Gratitud, Conexión, Unidad, Amor

De tots els Colors- Bringing Colour to Nursing¡Feliz año nuevo amigos!        

Con este primer post del año nos adentramos en el segundo septenio del blog. Gracias de corazón a todos los que a lo largo de los pasados siete años nos habéis acompañado e inspirado con vuestros testimonios, entrevistas, y comentarios; y a los lectores, por mantener viva la llama.

Dedicaremos un post mensual a la naturaleza y concretamente a nuestro vínculo con ella. Los ciclos y los ritmos biológicos, los hábitos de vida que promueven la salud y estimulan la capacidad curativa del organismo y las flores de Bach serán algunos de los protagonistas.

Y por supuesto, los aspectos invisibles e intangibles del cuidado nos continuarán acompañando en forma de relatos, reflexiones, colaboraciones y post en los que seguiremos compartiendo como hasta ahora, videos y ponencias que van directos al corazón.

Todo ello para que 2017 sea un año en el que vivamos atentos y despiertos al cuidado de lo esencial. Doce meses por delante para reconciliar nuestra personalidad con el verdadero Ser que somos y así desarrollar las cualidades del alma, nuestro máximo potencial.

Pongamos el corazón para que los próximos 359 días tengan sentido, intención y propósito. Que tengamos el coraje (de corazón) de tocar con amor y compasión el alma de las personas que se crucen en nuestro camino, y la valentía (de valor) de mejorar nuestro entorno aportando la magia personal que nos distingue y nos hace únicos.

Si la vida fuera un gran tejido de patchwork, cada uno de nosotros seríamos una pequeña pieza cosida a otras tantas. Todas únicas, irrepetibles, indispensables. Que el hilo que nos une sea el  único que todo lo ata, el amor. ¿Verdad, Eva Gausachs? …

Abrazos y los mejores deseos. Paz y bien para vuestra vida,

Elena Lorente Guerrero

 

El verdadero conocimiento reside en nuestro interior. Dr. Edward Bach, 1936

“Todo verdadero conocimiento viene sólo de nuestro interior, en silenciosa comunicación con nuestra propia alma.

Las doctrinas y la civilización nos han robado el silencio, nos han robado el conocimiento de que lo sabemos todo dentro de nosotros mismos.

Hemos sido inducidos a creer que debemos ser enseñados por otros, y nuestros propios seres espirituales se han visto sumergidos.

La bellota, llevada a cientos de millas de su árbol madre, sabe sin instrucciones como ser un perfecto roble. Los peces del mar, y de los ríos depositan sus huevas y se alejan nadando. Lo mismo sucede con la rana. La serpiente deposita sus huevos en la arena, y continúa su jornada. Pero incluso dentro de la bellota, y en las huevas y huevos, está todo el conocimiento necesario para que los jóvenes se hagan tan perfectos como sus padres.

Las jóvenes golondrinas encuentran su camino hacia sus cuarteles de invierno, a cientos de millas de distancia, mientras los alados padres están ocupados con la segunda nidada.

Necesitamos tanto volver al conocimiento de que dentro de nosotros reside toda la verdad. Recordad que no necesitamos buscar consejos ni enseñanzas que no partan del interior.

Cristo nos enseñó que los lirios del campo crecen bellos, a pesar de que nadie los limpie ni escarde, ni siquiera Salomón que con toda su gloria se vistió como uno de ellos.

Y Buda nos enseñó que todos estamos en el sendero de nuestra autorrealización, una vez librados de sacerdotes y libros.”

Dr. Edward Bach, escrito el 21 de mayo de 1936.

– Obras completas del doctor Edward Bach –

Estudio Piloto sobre el Impacto de los Remedios Florales de Bach en la Mejora del Estrés de los Trabajadores de Servicios de Emergencias y Salud.

De tots els Colors- Bringing Colour to NursingQueridos lectores y amigos:

The British Flower & Vibrational Essences Association (BFVEA), en colaboración con El Centro Bach  y  The Twelve Healers Trustha dirigido un estudio piloto para evaluar el impacto de la terapia con esencias florales en el estrés que sufren los trabajadores de servicios de emergencias y salud (policía, bomberos,  personal de ambulancia, y personal sanitario).

En el estudio podían participar libremente los trabajadores de emergencias y salud. Los participantes fueron asignados al azar a uno de los dos grupos: (i) Terapia individualizada con remedios florales de Bach y (ii) Remedio  de Rescate de Bach ® únicamente . Este último grupo actuó como control.

El estudio multicéntrico fue llevado a cabo por 7 practitioners de todo Reino Unido durante un período de séis meses, de junio a diciembre de 2014.

Encontaron retos importantes en el reclutamiento de participantes y el tamaño de la muestra  fue mucho menor de lo previsto. Utilizaron el cuestionario de 34 preguntas de evaluación rutinaria-medición de resultados CORE-OM al inicio y al final del estudio para valorar la magnitud de los cambios. El instrumento CORE 10 breve fue utilizado para seguir el progreso y proporcionar información a los participantes.

Se escogió CORE-OM porque es una escala  validada de valoración de sufrimiento psicológico que cubre cuatro areas :

– Bienestar subjetivo (4 items).

– Problemas / síntomas (12 items).

– Funcionamiento del sujeto en situaciones cotidianas. (12 items)

– Riesgos /daños (6 items).

Aunque la muestra es pequeña,  los resultados indican que el tratamiento individualizado con remedios florales de Bach y el tratamiento con Bach Rescue Remedy© podría desempeñar un papel útil en el apoyo a los trabajadores de emergencias y de salud para gestionar el estrés relacionado con su trabajo.

No obstante, los resultados muestran que la mejora fue superior entre los que siguieron el tratamiento individualizado;  como era esperable según la filosofía del tratamiento con esencias florales.

Los resultados presentados señalan que es necesaria una muestra mayor que incluya participantes con puntuaciones más altas en el instrumento CORE-OM. Son conscientes también de que la alizanza terapéutica entre practitioners y participantes es una variable de confusión. ¿Qué parte de la mejora o el empeoramiento es debido a la relación terapéutica? Se desconoce y requiere una mayor investigación. 

El estudio incluye también la revisión de algunos de los estudios más importantes realizados anteriormente.

Concluyen que los resultados de esta primera investigación son alentadores y esperan que sean la base para construir futuros estudios con muestras de mayor tamaño.

Podéis consultar el estudio completo en:

http://www.bachcentre.com/centre/research_2015_08.pdf

“La frase más excitante que se puede oír en ciencia, la que anuncia nuevos descubrimientos, no es ¡Eureka! (¡Lo encontré!) sino “¡Es extraño…!”. (Isaac Asimov).

Abrazos,

Elena Lorente Guerrero

El Médico y el Paciente del futuro van de la mano, Dr. Edward Bach.

Una llamada a los colegas de la profesión médica.

“Después de muchos años de investigación, he descubierto que ciertas plantas tienen maravillosas propiedades curativas; y con la ayuda de éstas, un gran número de casos, que el tratamiento ortodoxo sólo podía paliar, son ahora curables.

Por tanto, las enfermedades venideras podrán ser tratadas y prevenidas en esa etapa en que la gente dice: <No estoy lo suficientemente mal como para ir al médico>.

Pero cuando obtengamos la confianza de los quenos rodean en que la enfermedad puede ser atajada en sus primera etapas, y por tanto, cuando seamos capaces de explicarles que en los casos más obstinados y crónicos hay una mejoría cuando se persevera con el tratamiento, nuestra obra se extenderá ampliamente. Porque tendremos un ejército de personas que vendrán a nosotros, días, semanas o meses antes de que, de otra manera, vean su salud desajustada; y segundo, los casos crónicos no sólo vendrán a nosotros cuando busquen alivio al dolor o a las molestias, sino que vendrán para continuar sus casos con la esperanza de obtener una sanación.

Las plantas mencionadas pueden ser utilizadas en conjunción con cualquier tratamiento ortodoxo, o añadidas a cualquier prescripción, y se apresurarán en asistir al tratamiento de todo tipo de casos, agudos o crónicos, para lograr un éxito mayor.

Llegará un tiempo entre nosotros en que la medicina ortodoxa no dará abasto con gran parte de las enfermedades de este país; y ése será el tiempo de obtener la confianza de la gente del pueblo, y de justificar nuestra noble llamada.

Las plantas son tan simples que cualquier estudiante de la naturaleza humana pude comprenderlas, y una de sus propiedades es que nos ayudarán a prevenir los asaltos de los males orgánicos cuando el paciente está en ese estado funcional que, incluso en enfermedades agudos o crónicas, con frecuencia los preceden.” EDWARD BACH. Título original: Letters & Miscellaneous Writings.

***

El paciente del mañana debe comprender que él, sólo él, puede lograr el alivio de sus males, aunque pueda recibir consejo y ayuda de un hermano mayor que lo asistirá en su esfuerzo.

La salud existe cuando hay armonía perfecta entre el alma, la mente y el cuerpo; y esta armonía, sólo esta armonía, es lo único que debe ser obtenido para lograr la curación.

En el futuro, ya no se sentirá orgullo de estar enfermo. (…). EDWARD BACH.

* * *

Queridos lectores:

En el post anterior E. Bach nos presentaba el hospital del futuro y la función del médico del mañana.

En esta carta a sus colegas Bach da protagonismo, ya entonces,  a la prevención de la enfemedad y a la promoción de la salud. Entiende que cuando la enfermedad da la cara, cuando aparecen los síntomas estamos justamente ante las etapas finales y no iniciales de un desequilibrio que se originó previamente. Y él mismo menciona, días, semanas, meses… cuando el paciente nota que no está bien, pero no lo suficientemente mal como para consultar con el médico.

Bach está señalando claramente lo que hoy entendemos como enfermedad subclínica, el conjunto de síntomas, de percepciones subjetivas sin evidencia objetiva, que el paciente vive y siente de forma única y propia. Esa sensación de “no sé que me pasa pero no soy el mismo de siempre”.

De Tots els Colors – Scotland

Las que probablemente van a consultar primero son mayoritariamente mujeres que, si no son víctimas del sesgo de género que impera en el sistema y que las etiqueta de depresivas y/o ansiosas y las manda a casa con un antidepresivo, tendrán “la suerte” de verse sometidas a unas cuantas pruebas diagnósticas que evidenciarán que todo está bien. Así que también tienen muchos números de irse a casa con un antidepresivo… 

http://www.inmujer.gob.es/areasTematicas/salud/publicaciones/Seriesdebartedocumentos/HOME.htm

Existen enfoques que contemplan esos desajustes en sus fases más prematuras. La homotoxicología los aborda, también la oligoterapia, y por supuesto, los cambios en el estilo de vida que promueve el criterio naturista que no busca otra cosa más que devolver la homeostasis poniendo en marcha la fuerza curativa del organismo, lo que los griegos llamaban la Vis Medicatrix Naturae.

¿Y que aporta Bach? Para él la enfermedad es el resultado de un conflicto entre lo que él denomina”el yo espiritual, o ser superior” (el alma) y el “yo mortal” que no es más que la personalidad, el ego. Cuando la personalidad vive en consonancia con los dictados de su Alma el resultado se refleja en forma de salud. Lo contrario abona el terreno, en su alusión más homeopática, a la enfermedad.

De Tots els Colors – Highlands

Por otro lado, Bach supo anticipar lo que hoy en día es una realidad, mucha gente busca otras formas de entender y afrontar lo que le está pasando. Hasta hace unos años había una fractura entre la medicina alopática y “las otras”… pero afortunadamente, esto está cambiando. Hoy la población está reclamando el acceso a otros enfoques que entiendan, trabajen y se centren en la persona, en el ser único e irrepetible que tienen delante, no en otro caso más de “enfermedad X”. Y que además, desde el respeto y la comprensión de ese ser único ofrezcan tratamientos personalizados menos agresivos, menos invasivos y con menor toxicidad.

También están reclamando terapias, pautas de vida que sean respetuosas con lo que cada cual se sienta afín y que en definitiva, van a promover la adherencia terapéutica.

Que lo pidan y que lo exijan como un servicio más de la Sanidad Pública está bien, para mí es el lugar natural donde deberían estar presentes para que el acceso sea posible para todos y no para unos cuantos que se lo pueden pagar.

No quiero entrar en este post en temas de regulación, etc.. no ahora…  Pero lo que está claro es que los pacientes están tomando las riendas, se están empoderando como anticipó Bach y si nos gusta decir que han de ser responsables de su salud y participar de ella, pues seamos honestos y demos respuesta a su demanda, ampliemos las posibilidades.

…Y vuelvo a Bach quien claramente busca la comunión entre su nuevo enfoque y el convencional. Los remedios florales pueden utilizarse junto con cualquier tratamiento ortodoxo ya que actúan como facilitadores. Nos recuerdan el estado natural de equilibrio emocional para que el organismo, por resonancia y por nuestra programacion biológica hacia la salud, recupere la armonía. Como el instrumento  que de tanto usarlo se desafina de vez encuando, a veces sutilmente, pero que está diseñado para interpretar música de la forma más afinada, bella y perfecta posible.

¿De qué se trata entonces? Pues de que todas las miradas confluyan en la persona y en su bienestar de forma inclusiva y no excluyente. Partir de la humildad de que cada enfoque conoce una parte del “todo”, pero no el “todo”. Que cada parte, cada mirada es importante, necesaria, y que trabajando juntos, con el deseo real de aprender y ayudar, podemos complementarnos unos a otros y como resultado, ofrecer esos cuidados integrales y holísticos que intuimos como la evolución natural del paradigma de las profesiones dedicadas a la salud, y que además, nuestros pacientes piden.

Cuando te abres a otras formas de entender la salud, la enfermedad y te sumerges en la apasionante aventura de conocer la naturaleza del ser humano, te das cuenta de que las gafas con las que mirabas el mundo ya no sirven, eran reduccionistas , te mostraban una sóla cara de la realidad, un rectángulo, por ejemplo. Las diferentes gafas nos muestran más caras, y va y resulta que no era un rectángulo, ¡era un cilindro! Por cierto, un cilindro es una figura geométrica formada por la revolución de un rectángulo…

En los próximos post se ampliarán las ideas que introduce Bach sobre “ser el hermano mayor” que aconseja y el desapego de la enfemedad y del síntoma.

Hasta entonces, os deseo todo lo mejor.

De Tots els Colors – Poolewe

Un abrazo,

Elena Lorente Guerrero

El Hospital del Futuro. Edward Bach, febrero de 1931.

Disertación efectuada en Southport por el Dr. Edward Bach,

febrero de 1931

“Venir esta tarde a dar esta disertación no ha sido para mí nada fácil. Ustedes son miembros de una sociedad médica, y yo he venido como médico. Sin embargo la medicina de la que quiero hablar está tan lejos del parecer ortodoxo de hoy, que  hace que haya poco en esta hoja de papel que tenga que ver con el olor del consultorio privado o el hospital, tales como los conocemos en el presente. (…) Demos una ojeada, por el momento, al hospital del futuro.

Será un santuario de paz, esperanza y alegría. Sin prisas ni ruidos, enteramente libre de todos los terribles aparatos y artefactos de hoy, del olor a los antisépticos y anestesias, libre de toda cosa que sugiera enfermedad y sufrimiento. No se molestará el reposo del paciente para efectuar frecuentes tomas de temperatura, que se vera libre de los diarios exámenes con el estetoscopio y de punciones que le imprimen sobre la mente la naturaleza de su enfermedad. No se le tomará constantemente el pulso para sugerir que su corazón late con demasiada aceleración. Pues todas estas cosas evitan la misma atmófera de paz y calma que es tan necesaria para que el paciente tenga una rápida recuperación. Tampoco habrá necesidad de laboratorios, pues el análisis microscópico de los detalles ya no tendrá ninguna importancia, cuando se comprenda por entero que es el paciente el que debe ser tratado y no la enfermedad.

El objetivo de todas estas instituciones es tener una atmósfera de paz, de esperanza, de alegría y de confianza. Todo lo que haga será para estimular al paciente a olvidar su enfermedad, a esforzarse por mejorar; y al mismo tiempo a corregir cualquier falta de su naturaleza, a comprender la lección que debe aprender.

Todo será estimulante y maravilloso en el hospital del futuro, de modo que el paciente buscará ese refugio, no sólo para aliviar su enfermedad, sino también para desarrollar el deseo de vivir mucho más en armonía con los dictados de su alma de lo que ha hecho hasta ahora.

El hospital será la madre del enfermo; lo cogerá en sus brazos, lo tranquillizará y confortará, le dará esperanza, fe y valor para superar sus dificultades.

El médico del mañana sabrá que él, por si mismo, no tiene el poder de curar, pero que si dedica su vida al servicio de sus semejantes, a estudiar la naturaleza humana para poder, en parte, comprender su sentido; si desea, con todo su corazón, aliviar el sufrimiento, y renuncia a todo para ayudar al enfermo, luego puede utilizar su conocimiento para guiarlo, y el poder de curación para aliviar sus dolores. E incluso entonces, su poder y habilidad para ayudarlo crecerá en proporción a la intensidad de su deseo y de su disponibilidad para servir. Debe comprender que la salud, como la vida, es de Dios, y sólo de Dios, que él y sus remedios (florales) son simples instrumentos y agentes del plan divino para ayudar al sufriente a volver a la senda de la ley divina.

No tendrá interés en la patología o en la anatomía mórbida, pues su estudio será de la salud. No tendrá imortancia para el médico que, por ejemplo, la insuficiencia respiratoria sea causada por el bacilo de la tuberculosis, el estreptococo o cualquier otro organismo: pero será muy importante saber por qué el paciente sufre de dificultades respiratorias. Tendrá poca importancia saber qué válvula del corazón está dañada, pero será vital descubrir de qué manera el paciente ha desarrollado equivocadamente aspectos de su amor. Los rayos X ya no serán utilizados para examinar la articulación artrítica, sino que más bien se investigará en la mentalidad del paciente para descubrir la rigidez en su mente.

La prognosis de la enfermedad ya no dependerá de los signos y síntomas físicos, sino de la habilidad del paciente para corregir esa falta y armonizarse con su vida espiritual.

La formación del médico englobará un profundo estudio de la naturaleza humana, una gran percepción de lo puro y lo perfecto,  y una comprensión del estado divino del hombre, y el conocimiento de cómo asistir a quienes sufren, de manera que su relación con su yo espiritual vuelva a ser armónica y pueda llevar nuevamente concordia y salud a su personalidad.

Deberá ser capaz, a partir de la vida e historia del paciente, de comprender el conflicto causante de la enfermedad o desarmonía entre el cuerpo y el alma, y así dar el consejo y el tratamiento necesarios para el alivio del sufrimiento.

También tendrá que estudiar la naturaleza y sus leyes: dialogando con sus poderes curativos podrá utilizarlos en beneficio y provecho del paciente.

El tratamiento del mañana despertará esencialmente cuatro cualidades del paciente:

Primero, PAZ; segundo, ESPERANZA; tercero, ALEGRÍA; y cuarto, CONFIANZA.

Todo el ambiente que le rodea, así como la atención que se preste al paciente, conducirán a este fin. Al rodear al paciente en una atmósfera de salud y luz, se apoyará su recuperación. Al mismo tiempo, los errores del paciente, después de ser diagnosticados, le serán señalados, y ahora puede darle asistencia y apoyo para que pueda superarlos.

Además de esto, estos maravillosos remedios (florales) serán administrados para abrir esos canales que más limitan la luz del alma, de manera que el paciente pueda ser sacado a flote con la virtud curativa”. (…). EDWARD BACH.

* * *

¡Qué conferencia tan preciosa! ¿verdad? y qué precioso también ser testigos de tantos profesionales de la salud que en su realidad más inmediata, en su quehacer diario, están construyendo, hoy, ese hospital que visualizaba Bach, centrado en las personas,  en los cuidados holísticos y humanistas.

Las entrevistas de la categoría “Brillan con Luz Propia” os darán a conocer a algunos de los protagonistas que están construyendo esta nueva realidad y que forman parte de la querida familia del blog.

Dejo para la reflexión personal el hospital que dibuja Bach y la función del médico del futuro para resaltar una idea de la conferencia:

El hospital será la madre del enfermo; lo cogerá en sus brazos, lo tranquillizará y confortará, le dará esperanza, fe y valor para superar sus dificultades”.

E. Bach está sugieriendo que el hospital del futuro está también en nuestro interior. Es el espacio personal donde nos permitimos ser nosotros  mismos, un templo de recogimiento, de silencio y escucha atenta.

Cuando la personalidad contacta con el Alma, todo el conocimiento nos es revelado; está en nosotros, siempre lo ha estado. Sólo hay que saber mirar adentro para re-cor-dar quiénes somos y que el médico interior emerja.

Curarse es un proceso parcial e incompleto de afuera hacia adentro.

Sanar es un proceso global y completo de adentro hacia afuera.

Hay muchos temas que podrían ser desarrollados a partir de esta conferencia, pero creo que sería demasiada información y reflexión contenida en una única publicación. Atendiendo al principio de sencillez de Bach, voy a ir trabajándolos poco a poco en una serie de post que estoy preparando.

En un próxima publicación presentaré al paciente del futuro que visualizó Bach. Y posteriormente, voy a iniciar una serie titulada “El Sistema Floral de Bach: La Luz que nunca se Apaga” para desarrollar en profundidad qué son los Remedios Florales, cómo y dónde actúan. Cómo entendía Bach la salud y la enfermedad, e interpretaba los síntomas físicos.

Abordaré también la gran diferencia que hay entre “dar flores” y hacer Terapia Floral. Cómo se llega a un Diagnóstico Floral y a la Prescripción de los Remedios, etc.. Todo ello desde mi aprendizaje y experiencia como Bach Practitioner y Enfermera, con la máxima humildad y rigor posibles.

Ya sabéis que soy una enamorada de Edward Bach. Ahondar en su trabajo y su filosofía es una historia de amor interminable. Con cada lectura en profundidad un nuevo velo se descorre, un nuevo aspecto sutil nos es revelado.

El conocimiento llega cuando estamos preparados para comprenderlo, integrarlo y recrearlo. Así que tengo paciencia y confianza en todo lo que me queda por aprender de la grandeza de E. Bach.

Espero de corazón que disfrutéis de todo lo que compartiremos.

De tots els Colors – The Highlands of Scotland

Un abrazo,

Elena Lorente Guerrero