Naturaleza, Palabras y Música para el Alma

Esta mañana me sorprendió el otoño.  Uno de los árboles del bosque que parte muy cerca de casa y que lleva hasta el río, es el primero, cada año, en señalar el cambio de estación. Invariablemente, las mismas tres hojas se tiñen de dorado anunciando el final del verano.

Si algo nos ha llamado la atención este verano generosamente largo ha sido la práctica ausencia de abejas revoloteando por el jardín.  El romero, el tomillo, la lavanda, los geranios, las fucsias y las tomateras expusieron sus flores con alegría esperando pacientemente la visita de mariposas y abejas que nunca llegaron…

La misma impresión han tenido amigos de la costa este que también cultivan flores y hortalizas en su jardín. Reflexionando al respecto,  descubro a Marla Spivak, profesora de entomología en la Universidad de Minnesota,  que investiga junto a sus alumnos la biología y el comportamiento de las abejas para preservar a este insecto tan esencial. En su interesante charla TED explica porqué están desaparenciendo las abejas y cómo podemos ayudarlas de forma sencilla y directa.

 

Somos naturaleza. Es palpable como el contacto con el aire, con la luz del  sol, y de la luna, sentir la lluvia en la cara, pisar descalzos la hierba aún  mojada por el rocío de la  mañana, hundir los dedos en la tierra, respirar vida en definitiva, nos conecta con nuestro verdadero Ser, y nos alinea con lo trascendente. Re-cor-damos nuestra interdependencia y participación con Todo.

Esta certeza también nos la proporciona la experiencia  de la música y la palabra viva, verdadero alimento para el Alma, especialmente cuando se combinan con la exquisitez y la sensibilidad con que lo logra nuestro querido poeta y escritor Fco. Javier Expósito Lorenzo acompañado por S. Pombo y C. Leyva en este Encuentro con lo Sutil que se celebró recientemente:

 

Cuando creamos espacio, también estamos creando tiempo para vivir en la Esencia, en el Ser.

Abrazos,

Elena Lorente Guerrero

Cuidados-Personas-Compasión: Espiral y Círculo

Queridos amigos:

La vida no es lineal, sino en círculo. Asimismo, crecer es un proceso en espiral. Es así en lo macro y en lo micro, en lo tangible y en lo sutil. Y así  fue también en las #3JHUCI.

La primera mesa, moderada por María Ángeles Prieto, socióloga, enfermera y profesora de la EASP, estuvo dedicada a la experiencia del paciente en la UCI y fue directa al corazón de los asistentes. El testimonio de Carmen Prieto (expaciente de UCI del Hospital de Montilla, Córdoba), Aroa López (Enfermera de urgencias, Hospital Universitario Vall d´Hebron, Barcelona)  y Esther Peinado (Madre de Héctor y estudiante de enfermería, Hospital Universitario La Fe, Valencia) fundió a toda la sala en una sóla Alma.

Comparto con vosotros el módulo que ya está disponible gracias a Proyecto HU-CI. Os animo  a escuchar la experiencia de estas tres mujeres valientes y  a conectar con el poder de la resiliencia. Un gran aprendizaje para todos, porque sin duda, todos hemos sido, somos o seremos pacientes en algún momento de nuestra vida.

Carmen, Aroa, Esther y  el pequeño Héctor, que vive en la Luz y en el Amor,  atravesaron un verdadero desierto y fue su inagotable determinación la que logró la alquimia de transformar ese montón de arena en el que parecían hundirse sin remedio, en tierra fértil, en cambios visibles y tangibles en los cuidados.

Escucharlas es imprescindible para todos los que nos dedicamos a cuidar, ¡Tenemos tánto que aprender de ellas! Del mismo modo, es fundamental para los estudiantes que os estáis formando y que estáis empezando a contactar con el mundo sanitario ya desde vuestras primeras prácticas.

Al mismo tiempo, os invito a escuchar las ponencias del módulo dedicado a la Compasión en la HUCI. Moderados por Gabi Heras – Médico Intensivista y creador del Proyecto HU-CI, Gonzalo Brito – Psicólogo Clínico, Enric Benito – Oncólogo y Paliativista,  y una servidora,  creamos una conferencia coral sobre el cuidado  compasivo. Un placer y un honor participar en esta mesa tan preciosa y tan necesaria.

Y conectando con el incio del post, deciros que este módulo, que tenía un propósito explícito, vio elevado su sentido, si cabe, gracias a las semillas que generosamente sembraron Carmen, Aroa, Esther y Héctor el día anterior.

En estas terceras jornadas dedicadas a la humanización de la sanidad no hubo principio ni tampoco hubo final, sino más bien una concatenación de personas y experiencias. Un círculo creador de vida que podéis disfrutar visitando el Canal HUCI tube.

Estad preparados, eso sí, porque son contenidos que os harán sentir, que os harán pensar, que os harán vibrar. Pura inspiración e impulso.

Feliz viaje a ese espacio personal, silencioso e íntimo donde las vivencias, ajenas al tiempo, nos transforman para resurgir más libres, más sabios, más ligeros, con el Alma expandida en forma de una hermosa espiral. El proceso interminable de aprendizaje, metamorfosis y crecimiento interior que es vivir.

Gracias de corazón a Proyecto HU-CI y a todos los que hicisteis posible las #3JHUCI.

Abrazos para todos,

Elena Lorente Guerrero

 

El Tejido de la Vida: Gratitud, Conexión, Unidad, Amor

De tots els Colors- Bringing Colour to Nursing¡Feliz año nuevo amigos!        

Con este primer post del año nos adentramos en el segundo septenio del blog. Gracias de corazón a todos los que a lo largo de los pasados siete años nos habéis acompañado e inspirado con vuestros testimonios, entrevistas, y comentarios; y a los lectores, por mantener viva la llama.

2017 promete ser un año potente en cuanto a entrevistas. Vamos a tener la oportunidad de seguir conociendo a personas que brillan con una luz hermosa y sobre todo, propia. Entre ellas,  Mamen Segovia, coordinadora de la organización nacional de trasplantes hasta 2016, miembro del Proyecto HU-CI y una de las grandes referentes de la enfermería española.

También a Belén Viloria, alma mater del gran evento anual TEDxValladolid que organiza de forma altruista y que da a conocer ideas que mejoran la vida y el mundo. Y disfrutaremos, cómo no, de historias con alma como la que nos regalará Meritxell Tàpia, enfermera especializada en cuidados intensivos que, tras su experiencia como paciente de UCI, se enamoró de la H y desde entonces está humanizando la unidad de cuidados intensivos del hospital donde trabaja.

Por otro lado, dedicaremos un post mensual a la naturaleza y concretamente a nuestro vínculo con ella. Los ciclos y los ritmos biológicos, los hábitos de vida que promueven la salud y estimulan la capacidad curativa del organismo y las flores de Bach serán algunos de los protagonistas.

Y por supuesto, los aspectos invisibles e intangibles del cuidado nos continuarán acompañando en forma de relatos, reflexiones, colaboraciones y post en los que seguiremos compartiendo como hasta ahora, videos y ponencias que van directos al corazón.

Todo ello para que 2017 sea un año en el que vivamos atentos y despiertos al cuidado de lo esencial. Doce meses por delante para reconciliar nuestra personalidad con el verdadero Ser que somos y así desarrollar las cualidades del alma, nuestro máximo potencial.

Pongamos el corazón para que los próximos 359 días tengan sentido, intención y propósito. Que tengamos el coraje (de corazón) de tocar con amor y compasión el alma de las personas que se crucen en nuestro camino, y la valentía (de valor) de mejorar nuestro entorno aportando la magia personal que nos distingue y nos hace únicos.

Si la vida fuera un gran tejido de patchwork, cada uno de nosotros seríamos una pequeña pieza cosida a otras tantas. Todas únicas, irrepetibles, indispensables. Que el hilo que nos une sea el  único que todo lo ata, el amor. ¿Verdad Eva Gausachs? …

Abrazos y los mejores deseos. Paz y bien para vuestra vida,

Elena Lorente Guerrero

 

La mañana interior

“Así como el ayer y las épocas históricas son parte del pasado, así como el trabajo de hoy es presente, ciertas visiones fugaces y experiencias parciales de la vida que hay en la naturaleza, en el viento y la lluvia que nuncan mueren, son verdaderamente futuras, o mejor dicho atemporales, perennes, jóvenes, sagradas.

Los hombres respetables,

¿Dónde viven?

Susurran entre los robles,,

Y suspiran en el heno;

Verano e invierno, noche y día,

Fuera, en las praderas, ahí viven.

Nunca mueren

Ni gimotean, ni lloran,

Ni nos piden compasión

Con ojos húmedos.

De buena gana abonan las tierras

De todo aquel que se lo pida:

Al océano la riqueza,

A la pradera la salud,

Al Tiempo su duración,

A las rocas la fuerza,

A las estrellas la luz,

A los agotados la noche

A los atareados el día,

A los ociosos el juego;

Y así su buen ánimo nunca cesa,

Pues todos son sus deudores, y todos sus amigos”.

Musketaquid.  Henry David Thoreau

* * *

…Tiempo de silencio, queridos amigos.

Felices días de descanso y renovación para todos.

 ¡Hasta pronto!

Agradecida,

Elena Lorente Guerrero

#12Visibles12M, Enfermeras: fuerza y motor del cambio en la sociedad

Queridos amigos:

Hoy tengo el gusto de presentaros a dos compañeros enfermeros, Fernando Campaña editor de Nuestraenfermería.es e Isidro Manrique autor de elenfermerodelpendiente. Ambos, desde sus respectivos blogs y con su presencia diaria en las redes sociales, aportan conocimiento y visibilidad a la enfermería contribuyendo así a construir la profesión.

Hoy además,  no es un día cualquiera;  hoy es el día internacional de la enfermería, y para celebrarlo Nuestraenfermería repite la iniciativa del año pasado publicando 12 posts en 12 horas. Este año las publicaciones se repartirán entre ambos blogs, Nuestraenfermeria.es y Elenfermerodelpendiente.com, 6 en cada uno de ellos, de manera alterna. Una maravillosa forma de trabajar en red y de crear lazos entre compañeros.

Con el hashtag #12Visibles12M y bajo el lema  “12 de mayo, una mirada a la enfermería” todos los participantes explican  su relación con la enfermería y su aportación a la profesión.

Me siento muy honrada de colaborar en esta fantástica iniciativa, y desde aquí agradezco de corazón a Fernando e Isidro que me hayan invitado a participar. Feliz de sumar por una #EnfermeríaVisible.

Hoy amigos, tenemos un gran día por delante para disfrutar de la lectura e inmersión en las  reflexiones personales de compañeros enfermeros comprometidos con esta profesión tan preciosa que si algo tiene es corazón y alma. Ya sabéis, cada hora, puntualmente, tendremos a punto una dosis de mirada enfermera.

Comparto con vosotros el post que he preparado, y que publica Nuestraenfermería y el increíble sol de verano que hoy ilumina y calienta las tierras altas escocesas para celebrar el día de la enfermería, la fiesta de todos.

Abrazos y ¡Feliz día!

Enfermeras: fuerza y motor del cambio en la sociedad

Soy así porque soy enfermera, soy enfermera porque soy así. Con esta contundencia se expresa Cristina Francisco en su libro “Memorias de una Enfermera”.

No podría estar más de acuerdo con ella. Para mi ser enfermera es algo más que ejercer una profesión, es una manera de ser y de estar en el mundo, una responsabilidad y un compromiso social.  

Las enfermeras somos fuerza y motor del cambio en la sociedad, es cierto, pero nos hace falta creérnoslo. Hasta ahora hemos centrado gran parte de nuestra energía hacia afuera, trabajando para hacer visible nuestra aportación a la sociedad, buscando el reconocimiento de las personas. Creo que lo estamos consiguiendo; prueba de ello es que prácticamente cada semana se publica en la prensa un artículo reconociendo el trabajo de las Enfermeras.

Sin embargo, ¿Somos nosotras, las propias Enfermeras conscientes de nuestra grandeza? ¿Le damos valor? ¿La potenciamos?

Creo que necesitamos redirigir la energía hacia dentro, hacia el propio colectivo. Hace falta generar consciencia de nuestro valor y capacidad transformadora entre las propias enfermeras, y traducirlo en acciones concretas generadoras de cambio. Esta es sin duda una de las funciones de los blogs y de la participación de las Enfermeras en las redes sociales, un camino para hacer visible la profesión.

Por eso es fundamental que estemos presentes y participemos en los espacios de reflexión e intercambio de ideas. Es fundamental que la mirada enfermera, nuestros valores, nuestra experiencia y conocimiento contribuyan a la mejora de la sociedad a todos los niveles, no sólo respecto a la salud, bienestar y calidad de vida; también en educación, política, economía, medio ambiente porque nuestra visión y aportación a la sociedad es única y específica.

Piénsalo por un momento, las Enfermeras acompañamos a las personas en todas las etapas de la vida, estamos presentes en todos los acontecimientos vitales. Eso es muy potente y muy grande. El día en que todas y cada una de las enfermeras del mundo despertemos, le demos valor y nos impliquemos activamente, algo cambiará en la sociedad.

Todo eso fue lo que me que me motivó a crear -De tots els Colors- hace ya casi siete años. Debo confesar que me siento más instrumento que autora, ya que el blog se ha ido construyendo y adquiriendo carácter propio gracias a la participación de todas las personas que han abierto su corazón y nos han ido regalado sus experiencias, su sabiduría, su propia historia.

La presencia en las redes y el blog son para mí una forma de compartir lo que me fascina, lo que me enamora, y por encima de todo, una forma más de cuidar. Por un lado, contribuyendo a generar consciencia y visibilizar los aspectos de nuestro trabajo que tocan las capas más sutiles, y nos revelan lo único, irrepetible y singular de cada persona a la que cuidamos. Me parece imprescindible mostrar como el cuidado de los aspectos invisibles, intangibles y esenciales del ser humano tienen repercusión y resultados muy visibles en la salud.

Por otro lado, contribuyendo a la humanización de los cuidados y de la sanidad con mi apoyo incondicional al Proyecto HU-CI, movimiento social y proyecto de investigación internacional que lidera Gabi Heras, médico intensivista, y que está transformando el sistema sanitario poniendo a las personas en el centro y la H de humano en los cuidados.

Al mismo tiempo, además del cuidado humanizado, y con alma, trabajo para aportar rigor, conocimiento y visibilidad a la Enfermería y la Medicina Integrativa. Creo sinceramente que la salud y la enfermedad son tan complejas como lo es el ser humano. Creo también que es momento de ampliar la mirada y contemplar a las personas desde todos los ángulos y perspectivas posibles tanto en la salud como en procesos de enfermedad. Es momento ya de sumar lo mejor de todos los enfoques disponibles para poder ofrecer así los mejores cuidados.

Esta es mi aportación, y mi granito de arena. La enfermería la construimos no sólo los profesionales, todas las personas, la sociedad entera. Hoy, día internacional de la enfermería es sin duda, ¡la fiesta de todos!

Abrazos,

Elena Lorente Guerrero

El poder de la vulnerabilidad

De tots els Colors- Bringing Colour to NursingQueridos Amigos:

Estrenamos 2016. Muchos son los que hacen revisión del año que acabamos de dejar atrás y la lista de intenciones para los próximos 365 días. Aunque tal vez todo se reduce a conocer y aceptar QUE SOY para trascencerlo y elevarlo a ¿QUIÉN QUIERO SER?

Para ello hay que poner ciertas cualidades sobre la mesa, ser honestos y reconocernos  vulnerables. Quien sabe mucho al respecto es  la investigadora cualitativa Brené Brown quien lleva más de diez años estudiando la vulnerabilidad, la conexión humana, nuestra capacidad de empatía, de pertenencia, de amar.

Buceando en las historias de los demás en busca de datos e información medible, controlable, predecible, Brown se topó con la horma de su zapato. Le tocó abrir el corazón para enfrentarse a su propia y escondida vulnerabilidad. Eso, en plena labor investigadora, desembocó en una crisis nerviosa en toda regla, si bien su terapeuta le aseguró que sólo se trataba de su despertar espiritual.

Esta investigadora cualitativa comparte en su charla TEDxHouston todo lo aprendido tras escuchar tantas historias ajenas y  tras, inesperadamente, conocerse a si misma. Os dejo algunas de las ideas principales:

Sobre la conexión:

  • La conexión es lo que da sentido y finalidad a nuestras vidas.
  • Para que exista conexión debemos mostrarnos, y mostranos nos hace vulnerables.
  • Sentir vergüenza es universal, todos la sentimos. Es el miedo a la desconexión.
  • El sentimiento “no soy lo suficiente…bueno, etc…” y de no merecimiento de amor y pertenencia refuerza la vergüenza.
  • Las personas que tienen un mayor sentido de amor y pertenencia son las que se sienten dignas de ello.

La vulnerabilidad:

  • Es el nucleo de la vergüenza.
  • Pero también es donde nace la conexión, la dicha, la creatividad, la pertenencia y el amor.
  • Es la ruta de acceso a la dignidad.

Sobre el merecimiento:

  • Cuando creemos “soy suficiente…” dejamos de gritar y empezamos a escuchar.
  • Sentirnos dignos, merecedores nos ayuda a ser más amables con nosotros mismos y con los demás.

Las cuatro “C” de las personas genuinas:

  • Tienen el CORAJE de ser imperfectas.
  • Son COMPASIVAS, amables con ellas mismas primero, con los demás después.
  • Están CONECTADAS. Como resultado de su autenticidad pueden renunciar a ser quienes creían ser para ser lo que son.
  • CONFÍAN. Aceptan la vulnerabilidad en su vida, la consideran necesaria.

Concluye que la vulnerabilidad y la ternura son importantes ya que sentirse vulnerable es sentirse vivo. Que hay que amar con todo el corazón aunque no haya garantías y ejercer la gratitud y la dicha.

Vulnerabilidad, conexión, coraje, compasión, confianza, entrega, autenticidad, gratitud, amor. Sin duda, todo un reto para el nuevo año.

¡Feliz 2016!

Elena Lorente Guerrero

El tapiz de Penélope

De tots els Colors- Bringing Colour to NursingJusto me siento a escribir este post y un recuerdo inesperado me transporta a mi infancia, a la etapa de primaria. Clase de matemáticas, sentada frente a un cuaderno estudiando el diagrama de Venn. Conjuntos y más conjuntos agrupando, compartiendo elementos.

Un paso sigue a otro paso. No es en línea recta que avanzamos sino siguiendo el contorno de un círculo, cosiendo puntada a puntada, la vida. Cosemos, descosemos, como Penélope tejiendo su eterno tapiz, hasta que el último aliento anuda y concluye la obra que es vivir.

Una tía de  mi padre, Felicidad, fue una de las mujeres que marcaron mi infancia. Inteligente, elegante, viajada, culta. Virtuosa bordadora, hacía volar sus dedos de tal manera que el encaje de bolillos parecía tener vida propia, parecía responder al hechizo de su varita mágica.

Ella me enseñó que para ver la belleza y la perfección de un bordado, tenía que fijarme no sólo en el anverso, sino también en el reverso. El reverso revela la puntada certera, los hilos sueltos, la pulcritud, el orden, la labor bien rematada.

Como Penélope, tejemos los anillos que conforman nuestra vida, conjuntos que se relacionan, se complementan, se unen, se separan, llenando el espacio invisible del gran círculo de la vida.

Como no hay palabra dicha que no nos toque caminar…las personas que cuidamos a personas vivimos situaciones que nos ponen en contacto con aspectos propios no resueltos, o lo que es más duro todavía, con aspectos que creíamos cerrados, zanjados, trascendidos y que de repente nos sacuden girando inesperadamente el tapiz, mostrando las puntadas flojas, los hilos sueltos…

De repente, inexplicablemente… un nudo se suelta, y nos toca como a Penélope descoser para volver a coser lo cosido. Nos toca pulir, sanar el reverso de nuestra vida.

Este es el desafío y el regalo que me hace una de las personas queridas a las que cuido. Dando sus últimas puntadas, revisando el reverso de su vida, lleva varias semanas poniéndome delante un espejo en el que a menudo se refleja mi madre. 

La vida tiene infinitas e insospechadas maneras de brindarnos la ocasión de trabajar la humildad,  de repasar las puntadas, de anudar de nuevo, de cerrar círculos. Es duro, duele, pero al mismo tiempo es una hermosa oportunidad de aprendizaje,  de crecimiento.

Gracias,

Elena