Entrevista a CARME RABADÀ Presidenta de Ampgil y ALBERT ARCARONS Activista: “Que uno de nuestros cuatro hijos sea homosexual nos ha enriquecido plenamente”.

Queridos Amigos:

Os presento a Carme Rabadà,  presidenta de AMPGIL (Associació de mares i pares de gays i lesbianes) y a Albert Arcarons, presidente de la Asociación internacional de familias por la diversidad sexual. Son matrimonio y tienen 2 hijas y 2 hijos en común. Uno de ellos, Jordi, es homosexual.

 * * *

  • ¿Cómo reaccionasteis cuando vuestro hijo os dijo que era homosexual?

CARME: Cuando nuestro hijo nos dijo que era homosexual tuvimos un shock, como tiene cualquier padre y madre que se entera, no te lo imaginas. La diferencia entre mi marido y yo fue que él dijo:

“ya te llevaremos a un psicólogo para que te cure”

y yo no es que me lo imaginase, pero había tenido alguna vez aquella sensación de “es diferente de los demás”. Al tener 2 hijos ya notaba que él era diferente al otro pero no sabía ver en qué.

Lo que hacemos muchas madres que pensamos que tal vez nuestro hijo o hija es homosexual es no preguntarlo por miedo a que nos conteste que sí.

A partir de aquí estuvimos un par de años aceptando a nuestro hijo, desde el primer momento, eso si, el amor es demasiado fuerte para romperse, pero la verdad es que no hablábamos del tema.

Fue entonces cuando fuimos a una asociación- Ampgil-que es la asociación que yo presido en este momento y allí me ayudaron a ver la necesidad de hablar  del tema y fue cuando en casa empezamos a hacerlo.

Primero me hago activista yo, después mi marido, ahora lo somos los dos.

  • ¿Os ha cambiado la vida?

CARME: Nos ha cambiado totalmente la vida. Tener claro que tu hijo forma parte de una minoría te ayuda a aceptar todo el resto de minorías que pueda haber, es algo que te enriquece plenamente.

Nos sentimos muy afortunados, contentísimos, estamos agradecidos. No podía pasar otra cosa mejor que tener un hijo gay para hacernos abrir todos los horizontes.

ALBERT: Te abre a la diversidad. Incluso la relación con el otro hijo y las hijas ha mejorado mucho, es mucho más abierta.

  • ¿Qué edad tenía vuestro hijo cuando os lo dijo? ¿Por qué en ese momento?

CARME: Jordi tenía entonces 21años. Acababa de pasar una relación con una chica ,  no debía de sentirse bien, estuvo unos días meditando y vio que realmente necesitaba salir de ese armario.

Él  empezó diciendo:

“quizá también me gusten los hombres”…

que es lo que hacen muchos gays o tal vez soy bisexual porque salía con una chica, sin embargo cuando descubren el sentimiento del enamoramiento, entonces es cuando se dan cuenta de que “tal vez pueda salir con alguna mujer, pero yo realmente me enamoro de un hombre”.

Nosotros como padres nunca estamos hablando de sexo, siempre estamos hablando de sentimientos. Nuestro hijo homosexual y nuestro hijo heterosexual son idénticos, lo único que varía es que mi hijo mayor se enamorará de una chica y mi hijo menor de un chico.

Estructuralmente son idénticos, los sentimientos son los mismos. El sentimiento del deseo, del amor nace a la misma edad, no hay ningún tipo de diferencia.

ALBERT: No tienen nada que ver las prácticas sexuales con la orientación afectivo-sexual, con el sentimiento, con enamorarse.

  • ¿Cuándo nace AMPGIL?

CARME: El pasado noviembre celebramos 15 años de la asociación. Nace porque hay una madre que viene de EEUU, allí existen cientos de asociaciones de este tipo y cuando llega a Barcelona busca una asociación, y no encuentra ninguna. Ella junto con dos o tres madres más constituye Ampgil.

Pasan muchos años y estas tres madres solas hacen lo que pueden, hasta que esto empieza a tirar adelante. La presidenta anterior a mi es la que realmente ha hecho más activa la Asociación porque ha creído que nuestro principal objetivo no sólo es acoger a los padres y madres, sino que se ha de trabajar por los jóvenes.

ALBERT: Nosotros tenemos que velar por las personas de 0 a 17 años,  una vez ya son mayores de edad  ya se montan sus propias asociaciones, ya se espabilan.

CARME: La presidenta anterior, como he dicho, vió que no era suficiente con acoger a los padres y madres sinó que se había de trabajar por los niños,  niñas y  jóvenes, y es cuando empezamos a hacer actos relacionados con esta franja de edad como decía mi marido: de 0 a 17 años.

ALBERT: Lo que nos han explicado sobre la identidad de género, si una persona se siente hombre o mujer,  es que a los 3 ó 4 años de edad ya está adquirida y la orientación afectivo-sexual, de quien se enamora uno,  es entre los 7 y los 10 años de edad que es generalmente cuando separan a los niños y las niñas por ejemplo en los vestuarios de las piscinas, por algo los separan. A esta edad ya empiezan los niños y las niñas a saber quien les gusta.

CARME: A pesar de eso hay muchos chicos y chicas que hasta que  son bien mayores no lo tienen claro, ellos tienen una intuición, se preguntan ¿Por qué me pasa esto, por qué siento esto? parece que soy diferente de mi compañero/compañera…

ALBERT: A veces es porque no quieren serlo y siempre se hacen la pregunta y se responden que no porque la sociedad les ha enseñado que ser gay es malo y ser hétero es lo correcto y pasan años desde que se despierta la sexualidad hasta que salen del armario con estos sufrimientos internos de esconderse, de no decirlo.

Lo tienen que pasar ellos solos porque no lo comparten con sus padres ni con nadie y este es el gran peligro.

ALBERT: Una de las cosas en las que me ha ayudado mi hijo es en dejar de ser machista porque claro, ¿por qué existe la homofobia? Porque de alguna manera se piensa que tienen comportamientos de personas que socialmente se han considerado o se siguen considerando de segunda categoría, las mujeres, y los estigmatizan.

  • ¿Por qué decides hacerte activista?

CARME: Entré en la asociación hace séis o siete años porque mi hijo me dijo que fuera. Nosotros pensábamos que habiendo aceptado a nuestro hijo era suficiente, pero con esto evidentemente no es suficiente, se ha de aceptar al hijo o a la hija y compartir su vida, eso es lo importante.

Entonces como mi hijo debió ver que no había suficiente con lo que habíamos hecho nosotros insistió en que fuera a la asociación, y yo pensaba: “bueno, para que calle iré, pero yo no lo necesito”; estaba bien convencida de que no era necesario”.

Fui a la asociación y hablando con la antigua presidenta me di cuenta de que no estábamos haciendo nada.

ALBERT: Te preguntan:

“¿En casa veis películas en las que los protagonistas sean homosexuales igual que veis de las otras?”

No.

“¿En casa tenéis revistas, libros que traten sobre homosexualidad?”

No.

“¿En casa habláis del tema?”

No.

y entonces es cuando te das cuenta:

¡En casa tenemos un problema! Esto no lo hemos integrado. Siempre decimos que esto no se ha de aceptar, se ha de compartir la vida del hijo.

CARME: Esto último es muy bonito y cuesta mucho que sea así porque tenemos toda una serie de padres y madres que, sobretodo al principio de saberlo, cuando les dices:

“¿No veis que es el mismo chico/chica hoy que ayer? si ayer lo amabais lo tenéis que seguir amando, si ayer era inteligente hoy sigue siéndolo”.

Pero claro es un trancazo tan fuerte que hay muchos padres y madres que llegan a decir, más madres que padres:

“He perdido a mi hijo”

y es porque no se ajusta a sus expectativas y porque deja de ser como  pensaban que era… Entonces han de recuperarlo y ese es el proceso que nosotros ayudamos a hacer. Recuperar ese hijo que en un momento dado se ha perdido.

ALBERT: Antes de que nazca su hijo muchos padres ya quieren saber si será niño o niña, ya tienen el nombre pensado, ya se imaginan como será su hijo/hija: “será arquitecto, se casará, tendrá hijos…”

Cuando te dicen que es gay todas estas expectativas se van de repente y pierdes al hijo. Tienes que volver a descubrir y reconstruir a tu hijo. Es durísimo porque además todo lo que me habían enseñado a mí de los homosexuales es que eran unos pervertidos, unos promiscuos, malas personas, pederastas, todo era malo, y lo primero que piensas es:

“¿Cómo puede ser que un hijo mío haya salido así si yo a los cuatro los he educado igual?”

CARME: y que no es así, es un buen chico.

ALBERT: ¡ Claro! Y entonces te rompe los esquemas. Todo lo que te han enseñado no es la realidad, y tienes que buscar la verdadera realidad.

  • Vuestro hijo fue muy generoso deseando compartir su vida con vosotros; que participaseis.

ALBERT: Sí, él quería recibir el mismo trato que sus hermanos.

CARME: La gente ha de tener muy claro qué es la vida pública y qué es la vida privada. La vida privada es lo que puedas hacer con tu pareja en la cama y a nadie le interesa. Pero tu vida pública, por ejemplo si yo ahora te pregunto: ¿Qué estás casado?  ¿tienes hijos?  Todas estas cosas no las pueden decir.

ALBERT: ¿Por qué uno de mis hijos no ha de poder exteriorizar todo esto y los otros si?

CARME: Nos podemos encontrar con chicos y chicas que ya antes de decírselo a sus padres y  madres tenían una mala relación con ellos o madres y padres que no sabían lo que hacía su hijo.

No podemos pretender que estos padres y madres estén mejor que antes al saber que su hijo es homosexual, eso es imposible. Pero si  piensas que lo sabes todo de tu hijo o hija,  porque es de aquellos que llegan a casa y te explican lo que han hecho, etc.,  … resulta que lo más importante no lo sabías…

  • Y ahora presides l’Associació de Mares i Pares de Gays i Lesbianes, AMPGIL.

CARME: La expresidenta ya llevaba 10 años y había dejado muy bien encarriladas las cosas, sintió la necesidad de poner en marcha la asociación nacional.

Como miembros de la asociación dispuestos a trabajar  éramos solo unos cuantos padres y madres, porque en las asociaciones ya se sabe, entra mucha  gente pero dispuesta a trabajar no hay tantos, ¿no? Y me propuso que lo fuera yo. No me sentía preparada,  pero como ya llevaba varios años desarrollando las funciones de secretaria y cuando entré en la asociación mis palabras fueron: “vengo aquí para ver si puedo hacer algo, no porque necesite ayuda” y a partir de aquí dijeron: fantástico! porque necesitamos gente que trabaje.

Tenemos claro lo que queremos. Cuando has entrado tanto en el tema has de decirlo a los 4 vientos, se ha de expandir.

ALBERT: Además  AMPGIL Catalunya funda AMPGYL España. Generalmente cuando el hijo o la hija sale del armario y te lo dice, los padres y madres nos encerramos en el armario, y entonces has de hacer el mismo proceso que ha hecho tu hijo o hija y llega un momento en que te sientes tan ahogado que también tienes la necesidad de decírselo a todo el mundo, te abres y lo dices a los 4 vientos.

CARME: es como cuando te explican algo y te dicen:” no se lo digas a nadie”, bueno tú estás allí, pero en el momento en que puedes decírselo a una sola persona ¡uf! es un alivio.

Fíjate lo nuestro que es tan importante, piensas ¿A quien le interesa? A nadie, pero pasa el tiempo y dices ¡qué puñeta! Le interesa a todo el mundo porque si digo algo de Jordi, he de decir lo que sea, que tiene novio, o que se va de viaje…

  • ¿Cuál es la misión de AMPGIL?

CARME: En Ampgil Acogemos, Escuchamos, Compartimos, y ayudamos a no silenciar los Sentimientos.

Hay muchas madres y padres  que no son activistas pero les decimos que dentro de su círculo de relación pueden hacer algo, todos podemos hacer alguna cosa. Realmente los padres y las madres que va saliendo del armario ayudan muchísimo.

ALBERT: Hace poco Carme fue a comprar a una tienda de lencería del barrio y el dependiente le dijo:

“ven te daré una cosa que es una mariconada …” y ella le contestó: “ ¡ah! Pues muy bien porque mi hijo es maricón y le encantará”.

CARME: La gente se queda parada pero es muy importante, ayuda a normalizar.

ALBERT: en la siguiente ocasión ya se lo piensan. No somos conscientes del leguaje que utilizamos, la homofobia que hay es tremenda.

“A la pell de l’Altre” es un reportaje divulgativo con motivo del 15 aniversario de Ampgil. Recoge los testimonios de personas homosexuales y de sus familiares. Disponible en:

 

  • ¿Cuáles son las prioridades de la Asociación?

CARME: Que cambie la educación, que llegue esta realidad a toda la sociedad y que se den cuenta de que una  educación no  heterocéntrica no significa que vaya a haber más gays o lesbianas, serán los que serán, pero en cambio todo el mundo será más buena persona. 

ALBERT: Se trata de educar en la verdad, explicar lo que es el sexo biológico, que es la educación afectivo-sexual, qué es la identidad de género, que son las prácticas sexuales, que son los roles de género. Todo esto que no nos han explicado nunca debería enseñarse en estas asignaturas de valores y ciudadanía. Además para mí homofobia, machismo y violencia de género son hermanos gemelos.

  • ¿Padres y madres acuden a Ampgyl por igual?

CARME: Al principio vienen más las madres, después también vienen muchos padres pero normalmente el primer paso mayoritariamente lo dan las mujeres, las madres, llevamos la parte social nosotras. Si vas a comprar al mercado te preguntarán si estás casada, si tienes hijos, si tu hijo se ha casado…, mi marido puede estar yendo a comprar durante 10 años que nunca le preguntarán nada.

ALBERT: La parte social  de la familia la lleva mayoritariamente la mujer.

CARME: Ahora tenemos dos madres que están super preocupadas porque además de haberse enterado de que su hijo es gay les preocupa qué dirá la gente, y les preocupa enormemente.

 ALBERT: Educar, educar y educar para erradicar la homofobia.

  • A lo largo del tiempo la demostración afectiva entre mujeres, al margen de la orientación sexual, ha estado más aceptada socialmente; no ha despertado sospecha…

CARME: Es cierto. Más del 90% de la asociación son chicos, lesbianas poquísimas. Sólo en el momento que se plantean ser madres surge la necesidad de exteriorizarlo pero mientras tanto pueden vivir tranquilamente y no pasa nada, con los chicos son más de demostrar, necesitan expresarse en el ámbito social.

Nosotros siempre decimos que la revolución feminista es la misma que están haciendo ahora los gays, y las lesbianas desde hace un tiempo. El día del orgullo gay también entra la mujer, pero hasta hace poco era el hombre el que se movía.

ALBERT: Marca más la genética cultural que la biológica, es más fácil la convivencia entre dos personas del mismo sexo, se comparten las tareas. En parejas de diferente  sexo todavía lo hace mayoritariamente la mujer. Al hombre no le han enseñado ni le enseñan a ser cuidador.

CARME: Afortunadamente está cambiando, pero cuantos matrimonios se rompen porque la mujer es quien se encarga de las tareas de casa.

  • Homosexualidad y Sociedad ¿Estructura heterocéntrica?

CARME Y ALBERT: ¡Totalmente!

CARME: Es importantísimo que reaccione todo el mundo. El trabajo que hacemos es en todos los estamentos: vamos a la Generalitat, a la Diputación, a los Ayuntamientos.  Este año que estamos trabajando el tema de la salud estamos yendo a todos los entes oficiales de salud y ahora como queremos hacer el Congreso también a todos los Colegios de profesionales de la salud a ver de qué manera nos pueden ayudar.

Hicimos una charla muy importante a matronas y es curiosísimo como ya en el preparto las mujeres ya están predispuestas, por ejemplo: “tú que llevas un niño y yo una niña, ¿a ver si seremos consuegras?” Y claro decían las matronas, estos comentarios los escuchamos nosotras, ¿Qué podemos decir? Nuestra respuesta es “pues muy sencillo: siempre que a tu hijo le gusten las niñas y a la tuya le gusten los niños”. Esta respuesta, buf! De las cuarenta o cincuenta matronas que había sólo una dijo, ah! Pues yo lo aplicaré!

ALBERT: la gente tiene miedo de hablar de este tema.

CARME: para la gente es fortísimo pero nos tenemos que acostumbrar a hablar así. Hay un joven antropólogo y psicopedagogo que hace charlas de este tipo y explica que cuando un niño nace ya se le da una maletita y esta maletita pesa, porque el niño no puede llorar, ha de ser fuerte, etc., la niña dulce, princesita. Cuando en la escuela se cae un niño y llora se le dice: ¡“va hombre que no te has hecho nada”!, cae una niña: “Qué te han hecho” o “ay pobrecita”.

ALBERT: Hace dos años hicimos un estudio patrocinado por la Unión Europea junto con Italia e Inglaterra,  dentro del Proyecto Dafne, nosotros en España,  sobre qué hace la Administración hacia las familias que tienen hijos LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales),  encontramos que sólo la Comunidad de Madrid tiene un convenio con una asociación de gays y lesbianas, con un psicólogo a disposición de los padres, es lo único que hay en toda España.

CARME: Una madre que vino hace poco a la asociación y que está en pleno proceso de aceptación nos explicaba que le dijo a su hijo que no fuera a casa con su novio y si le acompañaba, que en la escalera no  montaran el numerito. ¿Porqué? ¿Acaso no lo hacen los heteros y lo encontramos correcto?

ALBERT: Si entras en la escalera y hay una pareja hetero dándose un beso ¿A ti te molesta? No están enamorados, es bonito. Ahora si son dos hombres o dos mujeres sí. En la pareja de heteros en el beso ven el enamoramiento, en los homosexuales ven la práctica sexual.

CARME: Para los hombres, ver besarse a dos hombres ¡qué asco!, ver dos mujeres les pone.

CARME: Es un tema muy importante. Siempre se presupone que eres heterosexual. Por ejemplo vas a un hospital y nadie te pregunta, y si eres homosexual te puedes sentir incómodo compartiendo habitación con alguien de tu mismo sexo.

O el ginecólogo le preguntará a una mujer sobre los métodos anticonceptivos que usa, ¿y si es lesbiana y no los necesita?

ALBERT: La homosexualidad es la primera fuente de inmigración interna que existe, los jóvenes que viven en pueblos vienen a la ciudad para poder respirar.

CARME: Y ya no hablemos de la inmigración de fuera. Hay muchos italianos aquí debido a la homofobia que existe en su país.

ALBERT: y sudamericanos, magrebíes, son sociedades muy machistas todavía donde los homosexuales sufren mucho. Los gays tienen doble discriminación: inmigrantes y homosexuales. Las lesbianas triple: inmigrantes, homosexuales y mujeres.

CARME: Las personas que han recibido una herencia cultural o educacional en la que tiene tanta importancia lo que dirá la gente, lo tienen mucho más difícil.

  • Homosexualidad y política. Un discurso y una doble moral.

CARME: Si y ahora que estamos de cara a las elecciones, lo que llegaremos a oír.

ALBERT: Mi hijo es de convergays que es la sectorial de Covergència y hace poco presentó a Artur Mas y compañía una serie de carteles y cosas. Nuestro hijo desde los 16 años que está en la JNC, en política. Y claro nosotros le decíamos “¿Cómo puedes ser de un partido que te está negando tus derechos? “Y el dijo, padres si yo puedo hacer algo, lo podré hacer mejor desde dentro que desde fuera.

CARME: Él comparte las ideas del partido, y podrá trabajar desde dentro mejor que desde fuera y realmente es así.

ALBERT: Sí, ha creado el convergays, hace dos años lo presentó a Artur Mas. Hace poco hizo una presentación con toda una serie de reivindicaciones del grupo convergays de Convergència sobre educación, etc. y también estaba allí el Alcalde de Figueres que es el que presenta Convergència como número 1 para Girona y que es gay.

CARME: Fíjate la diferencia. ¿cómo queréis que el partido no crea en esto si el líder por Girona es gay?

ALBERT: Buscan el voto de los gays evidentemente, pero el cambio que ha hecho Convergència!  De hace unos años cuando salió la ley de matrimonio que dio libre voto y de los 10 diputados solo 2 votaron a favor, a ahora que ya tienen un número uno que es gay. Ayudará a normalizar una realidad.

CARMEN: Es importante para la visibilización de una realidad.

  • El descubrimiento dela sexualidad en la adolescencia, cuando empiezan a sentir interés por el otro ¿Qué ocurre si ese otro es de su  mismo sexo?

ALBERT: Una de las cosas que me dijo la antigua presidenta de la Asociación para entender esto fue: ¿ tú si te levantas una mañana puedes decir?:  “hoy me enamoraré de la persona que se me siente al lado en el autobús”, contesté: no… ella me dijo: el amor es un sentimiento innato en las personas. La emoción que sientes, las cosquillas en la barriga, el rubor, etc.. todo esto, el primer amor, a nuestros hijos les ha estado negado.

CARME: Tienen el mismo sentimiento, no hay ninguna diferencia.

ALBERT: Evidentemente no hay ninguna diferencia entre lo que siente un joven heterosexual de uno homosexual. La única diferencia entre mi hijo hetero y mi hijo gay es que uno se enamorará de una mujer y el otro de un hombre. El amor que sienten hacia la otra persona es el mismo.

CARME: El niño que sufre mucho es el que tiene mucha pluma y pasa a ser el maricón de la clase como ha pasado con un niño, hijo de un padre y madre asociados,  que le dijo a su madre: “mamá es que yo dejé de ser Álex, pasé a ser el maricón”, nadie le llamaba por su nombre, estuvo así durante tres años y su madre sin enterarse. Y la madre decía ¿Cómo puede ser que no nos hayamos enterado, que no hayamos visto una situación como esta?

ALBERT: La mayoría de gays no son deportistas, no les gusta el deporte porque desde pequeños el vesturario les causa pánico. Tú imagínate un adolescente que en plena pubertad entra en el vestuario ve al compañero que le gusta allí desnudo y tiene una erección, al principio todo esto no lo controlas ¿Qué le pasa a ese niño? Que lo machacan vivo.

  • ¿Estáis presentes en las Asociacines de Madres y Padres de las Escuelas?

CARME: Es donde nos cuesta más entrar. Tenemos prevista una reunión con FAPAES y FAPAC, no te dicen que no respecto a la colaboración, pero hechos no ves ni uno.

ALBERT: Propones una charla para padres sobre homosexualidad y no va nadie porque “yo no tengo este problema en casa, y si voy pensarán que lo tengo”. Ahora ya ponemos títulos del tipo “Cuando tus hijos no son como tú esperabas”.

CARME: Dentro de los roles de género ahora empieza a haber padres y mares que se preocupan porque hay niños que a los 4 años les gusta jugar con barbies, con cocinas. Aquél niño al que reiteradamente le gusta jugar a cocinar o con barbies a partir de los 8 años lo empieza a pasar mal, los propios compañeros de la escuela ya le cuestionan su orientación sexual, ya le llaman maricón.

ALBERT: Y se van cerrando, según donde estén ya no jugará con la muñeca, no se la levará al parque por ejemplo.

CARME: El año pasado hicimos el congreso de educación e implicamos a profesores.

ALBERT: Invitamos al acto desde al presidente Montilla, Ernest Maragall, toda la rama de educación de la Generalitat y del Ayuntamiento también e incluso a todos los directores de Institutos de Cataluña, que sepamos nosotros, de educación no vino nadie.

CARME: El tema de los más pequeños es muy importante. La AMPGYL (la asociación estatal) está trabajando el tema de transexualidad. Aquí no hay ninguna asociación específica para madres y padres de transexuales y lo que hacemos si vienen es acogerlos evidentemente, pero no es un tema  que estemos tratando cada día.

  • La sexualidad en las personas mayores es una realidad negada ¿Cómo lo viven los homosexuales?

CARME: Las personas de 60 años nos veneran porque ojalá hubieran tenido una madre y un padre como nosotros, han cambiado mucho las cosas en estos años. No han podido tener una vida familiar digna porque sus padres no lo han aceptado.

ALBERT: hay personas de 70, 80 años que todavía no se lo han dicho a la familia.

CARME: Si esta persona ha tenido la suerte de encontrar una pareja con quien compartir su vida, cuando llega la plenitud de su vida que es la vejez ¿ dónde ha de ir? A un lugar donde no le dejarán estar en una habitación con  la persona amada. Tendrá que compartir la habitación con otro hombre que no será el suyo.

  • ¿Qué aspectos trabajáis respecto a homosexualidad y salud?

ALBERT: Hay un estudio de la Dra. Cailin Ryan de la State University de San Francisco publicado en la revista Pediatrics en el 2009, en el que demuestra la importancia y repercusión de la aceptación familiar en la salud física y mental de los adolescentes lgtb (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales).

Las diferencias entre un hijo o una hija aceptado o no aceptado por la familia se manifiestan en unos índices de 840% en los intentos de suicidio, un 340%  en prácticas sexuales sin protección, un 340 % de drogodependencias, 590% de depresiones fuertes.

La Dra. Ryan vendrá en mayo a presentar su estudio “Family rejection as a predictor of negative health outcomes in white and latino lesbian, gay and bisexual young adults”  a los profesionales de la salud: médicos de familia, enfermeras, psiquiatras, psicólogos, pediatras, y otra para el resto de la sociedad.

CARME: <Familia sana sociedad sana>, es el lema de nuestro congreso.

  • ¿Qué pediríais a las Enfermeras?

ALBERT: Las enfermeras que estáis en los institutos sóis básicas y esto lo tenéis que tener clarísimo para poder ayudar a los jóvenes.

CARME: y cuando un adolescente os consulta y quizá os explica algo que no tiene nada que ver detectar qué es lo que le está pasando realmente.

Nosotros hemos tenido la suerte de tener una médico de familia que lo ha entendido perfectamente y ha hecho un folleto para el CAP para los padres y las madres y otro para las hijas y los hijos.

Ella explica que desde que lo ha entendido la cantidad de madres que han ido a su consulta diciendo que no saben lo que tienen, que aparentemente estaban deprimidas y está captando tal cantidad de cosas que automáticamente les da el folleto en el que aparece la asociación y estas madres vienen y pueden abordar la causa de su malestar.

Y los jóvenes igual, pueden estar fatal y no saben que les pasa. A veces van al psicólogo o psiquiatra y todavía hoy hay profesionales que lamentablemente  no están preparados en estos temas y que no hacen lo que hay que hacer, es denunciable pero la gente tampoco sabe que es denunciable, y es un círculo que hay que cambiar.

ALBERT: Un niño al que le hagan bullying por algún otro motivo: porque sea gordo, porque sea negro, por lo que sea, llega a casa y dice mamá me dicen que soy negro y me están haciendo la puñeta y su madre o su padre le dice: tú eres negro porque nosotros también lo somos.

Al que acosan por maricón, éste llega a casa y no puede decir nada porque en casa no lo saben y se lo tiene que tragar el solo y entonces sólo salen adelante los que son muy fuertes y los otros quedan marcados.

CARME: Además tanto el gordo, como el gafitas acaba siendo además maricón, el insulto siempre está. También nos encontramos muchos niños que sufren acoso, bullying en la escuela y no lo son, simplemente  son afeminados.

ALBERT: tienen unos roles de género no normativos, y nada más, pero su orientación es hetero. Y conocemos algún chico ya mayor que ha sufrido acoso en la escuela, insultos homófobos y sin embargo es hetero.

Nos gustaría hacer talleres para las enfermeras para que conozcan lo que explicaba antes mi marido sobre la cadena simbólica.

* * *

Estimados Carme y Albert:

Muchas Gracias por vuestro testimonio y por la gran labor  de acogida, acompañamiento y difusión que estáis llevando a cabo.

Gracias por ser un ejemplo, ¡Queda mucho por hacer!

Abrazos,

Elena Lorente Guerrero

Anuncios

* CECÍLIA Y MERCÈ:¡De seda más!…La aventura de vivir en color.

Entrevista realizada por <De tots els Colors>: Elena Lorente Guerrero.


CECÍLIA I MÈRCÈ: APERTURA, CONFIANZA Y VALOR.


¿Quien está detrás de DESEDAMÁS?

Hola, somos Cecília y Mercè, y somos hermanas. Compartimos vida, familia y trabajo. Lo que comenzó como una afición y un sueño, desde hace una década se ha convertido en nuestra forma de vida. Y es que realmente nuestro trabajo está tan entrelazado en nuestra vida que no podríamos separar una cosa de la otra.

Nos consideramos muy afortunadas, porque podemos vivir realizando lo que nos gusta. No es fácil y a veces puede resultar muy duro, pero no lo cambiaríamos por nada.

Vamos vendiendo nuestras sedas y creaciones en ferias de artesanía, muchas de ellas lejos de casa. Esto nos ha permitido disfrutar de muchas experiencias.

No pondremos nuestro currículum, que es largo, pues hemos participado en numeras exposiciones y concursos. Sólo apuntaremos que hemos quedado finalistas en las dos últimas ediciones de los Premios Nacionales de Artesanía (y es algo de lo que nos sentimos particularmente orgullosas).

  • Vuestra infancia entre ropa, máquinas de coser, ganchillos, madera… Familia, manos y alma.

CECÍLIA: Tengo muchos recuerdos de telas, botones, ovillos de lana, ganchillos. La máquina de coser omnipresente y siempre proyectos en marcha. No recuerdo la primera vez que cosí a máquina o hice mi primera labor de ganchillo, porque fue algo adquirido al mismo tiempo que aprendía a leer o escribir. Siempre estuvo presente. Hice vestidos para muñecas desde pequeña, y empecé a llevar la ropa que yo misma me cosía con 12 años. En casa, y especialmente nuestra madre, siempre nos animó a crear y realizar cosas por nosotras mismas.

MERCÈ: Desde niñas nos han dado rienda suelta a la imaginación y al juego, lo que nos ha ayudado a que ese juego se haya convertido en una forma de vida.


  • ¿Cómo era vuestra vida antes de “desedamás”?

CECÍLIA: Mucho más prosaica, aunque no menos feliz, pues aunque el inicio de este proyecto fue en un momento difícil de mi vida, no dejé de apreciar todo lo que me estaba aportando esta experiencia. Lo que sí puedo decir es que todo esto me hizo tomar las riendas de mi vida a muchos niveles y que la sensación a partir de ese momento fue de libertad. Una libertad que proviene del poder que da depender de ti mismo para ganarte la vida. Esto puede parecer obvio, pero a veces al trabajar para otros caemos en la trampa de la “seguridad”.

MERCÈ: Era ingeniera técnica química, y estaba trabajando de ello (digo era, ya que no sé si recuerdo algo!). Creo que mis conocimientos de química se han ido diluyendo entre colores y texturas, aunque algo queda….igual más de la parte ingeniera.

  • “El talleret” Conservo recuerdos de risas, lecturas, pasteles, seda, lana y la amistad  como hilo conductor.

CECÍLIA: “El talleret” funcionó los viernes por la noche durante dos largos años. Reunía a las mujeres y amigas de la familia. Empezó dos meses antes de navidad para confeccionar regalos para toda la familia, y nos lo pasamos tan bien que decidimos instaurarlo oficialmente. Allí cosíamos, ganchillábamos, merendábamos y sobre todo compartíamos. Casi siempre risas, y también momentos trascendentes. Marta, mi hija de 23 años, recuerda “el talleret” con nostalgia, y de vez en cuando dice que deberíamos hacerlo otra vez, pero hay cosas que surgen y no se pueden forzar…

MERCÈ: Fue el principio donde se fue cociendo a fuego lento desedamas, comienzos en que empezamos a pintar y a coser de nuevo después de reencontrarnos (yo había estado trabajando fuera unos seis años y retorné a Igualada.

  • ¿Cuándo surge la necesidad de convertir vuestra afición en profesión?

CECÍLIA: Creo que esta necesidad estuvo latente siempre en mí. Hace poco me encontré a un amigo con el que había trabajado hace años, y me recordó algo que ya había olvidado: en una convención de empresa, en la que por la noche a veces salen conversaciones trascendentales, comentando lo que nos gustaría hacer en un futuro, yo dije que lo que me gustaría sería tener una tienda de manualidades y enseñar; ‘… has conseguido lo que querías…’ me dijo, y es cierto. Incluso es mejor de lo que había imaginado. Las circunstancias hicieron el resto.

MERCÈ: Hay un momento en que la afición domina y tu mente y tus ganas se decantan hacia allí. Entonces hay que decidir si seguir con el trabajo “convencional” o lanzarte a una aventura que solo sabes cuando empieza.


Os presentáis en vuestro blog: “pintar seda una forma de vida.”

CECÍLIA: La pintura en seda es una alegoría de la vida. Tiene unas características particulares que la convierten en especial, además de que los factores ambientales de humedad y temperatura afectan al modo en que la pintura se comporta. Por ello, cuando pintas en seda, puedes partir de una idea, pero es muy difícil que quede exactamente como piensas. Así, inicias un diálogo con la seda y la pintura, en el que lo importante es disfrutar del proceso. Si te obcecas en conseguir un resultado de una forma determinada puede ser muy frustrante. Aquí es donde entra la alegoría: puedes y debes tener objetivos en la vida, pero tienes que saber amoldarte a los cambios y disfrutar del camino.

Por otro lado, pintar es una forma de meditación. Cuando estás pintando, te centras en el color, en cómo el pincel se desliza por la seda, en el susurro de este movimiento…

MERCÈ: Es un aventura en color donde el aprendizaje y la sorpresa es continuo y hay que aprender a convivir con ellos. A veces lo consigo y otras no.


  • ¿Cómo ha ido evolucionando “desedamás”?

CECÍLIA: Empezamos pintando pañuelos y foulares para amigos y familiares, luego nos atrevimos con algún cuadro, aprendimos a enmarcar… Nos atrevimos con las primeras ferias de artesanía, en las que vendíamos cuadros, lámparas, marca-páginas y bisutería, todo en seda pintada por nosotras y pieza única. Un día una propuesta de nuestra madre nos hizo cambiar el rumbo.

MERCÈ: Es una evolución continua, creo que sobretodo con mucho trabajo.


  • En un momento con gran oferta y de poca fidelidad por parte de los usuarios, la dedicación, la innovación son primordiales. Aún así, siempre habláis en términos de gratitud y de gratificación.

CECÍLIA: Desde que empezamos, además de familia y amigos (tengo que decir que tenemos una familia genial y unos amigos incondicionales), muchos de nuestros clientes nos han ayudado en nuestro camino. No solo porque nos hayan comprado, sino porque nos han animado y confiado en nosotras. Algunos de ellos tienen más cuadros en su casa que nosotras en el taller. Y esto es lo que nos llena, porque necesitamos que nos compren para comer y llenar la barriga, pero cuando alguien se enamora de alguna de nuestras obras nos emociona, y eso llena nuestras almas.

MERCÈ: Siempre nos sorprende y nos alegra que a la gente le guste lo que hacemos y nos lo comunique. Estar haciendo lo que te gusta y que puedas vivir de ello, ¿Cómo no vamos a estar agradecidas?


  • Vuestra última apuesta el patchwork.

CECÍLIA: Sí, gracias a una propuesta de nuestra madre para uno de sus proyectos, nos planteamos pintar seda para patchwork. Creo que cuando empezamos no nos imaginábamos todo lo que estamos realizando actualmente, no solo en productos para vender sino también a nivel creativo personal. El patchwork y el arte textil tienen unas posibilidades creativas enormes, y juntamente con la pintura en seda nos proporciona muchos recursos artísticos. Por suerte, teníamos un bagaje de costura aprendido durante la infancia que nos ha resultado muy útil. Yo estoy absolutamente “enganchada” al patchwork, sobre todo con sedas…

MERCÈ: Es la última evolución que nos ha llevado al arte textil y al patchwork, descubriendo un mundo de posibilidades tanto en la pintura en seda como en sus aplicaciones hacia este mundo con texturas.

  • Co-crear. Vuestros kits se pueden transformar en multitud de posibilidades.

CECÍLIA: Siempre nos ha gustado buscar un punto diferencial con la oferta que hay en el mercado, por eso apostamos por una línea en la que nuestro producto sólo es el punto de partida o una parte del proyecto, y que el resto dependa de quien está realizando la obra. Hay una línea de la que estamos especialmente orgullosas, que son los “paneles de inspiración”, (piezas únicas en seda pintada), llamados así precisamente porque pretendemos que sirvan para inspirar y crear obras diferentes. Realmente co-crear es la palabra que mejor lo define.

MERCÈ: Esa es la idea, nosotras pintamos una parte y proponemos una idea de cómo transformar esa obra, la otra parte de la creación la dejamos en las manos de quien nos lo compra.


  • “Coser y cantar”….muchas personas a través del patchwork, el punto de cruz, la pintura, descubren su creatividad.

CECÍLIA: Hay mucha gente que cuando ve piezas creadas artesanalmente dice … yo no soy creativo…, pero no es cierto, porque la creatividad no está sólo en realizar cosas artesanales. También se puede ser creativo cocinando, haciendo jardinería, en las relaciones, jugando con tus hijos o explicando historias. Creo que todos tenemos nuestra parte de creatividad, solo que muchas veces no nos permitimos explorarla y descubrir en qué parcela y con qué herramientas la podemos desarrollar. Hay un gran miedo a “no hacerlo bien”. Es una de los grandes mitos que intentamos derribar cuando damos cursos. Cuando te permites ser creativo y experimentar sin miedo a equivocarte es genial.

MERCÈ: Son trabajos que nos ayudan a encontrar nuestra parte creativa, muchos de ellos porque no son complicados y aunque se necesite paciencia, poco a poco vas creando una gran obra. Creo que son como una meditación, sobretodo cuando son repetitivos, como el punto de cruz, acolchar…


  • Los viernes por la tarde taller abierto y gratuito para madres.

CECÍLIA: Bueno, creo que surgió como un recuerdo del “talleret” pero en unas circunstancias y con unos objetivos algo diferentes. El principal motivo es compartir un espacio creativo. Normalmente, y especialmente para las madres, cuesta tener un momento y un espacio para realizar esas pequeñas cosas que te gustan, ya sea pintar, ganchillar, coser… y la idea es ofrecer un marco para ello. También es un poco egoísta, porque me encanta reunir a la gente y compartir risas, conversaciones y manos que crean cosas…

MERCÈ: Volver a los orígenes!


  • ¿Dónde te vacías?

CECÍLIA: El cielo. Mirar el cielo. Lo miro y de forma espontánea el pecho se me ensancha y me sale una inspiración lenta y profunda. Mirar el cielo me hace ser consciente en un instante de lo pequeña y grande que soy, de la material y etérea… Es un recurso muy rápido y que siempre está cerca. Siempre me sorprende que me provoque estas sensaciones. Además actualmente tengo el privilegio de vivir en el campo, y apreciarlo todavía más.

Por la noche, en la cama antes de dormirme, hago un pequeño repaso del día e intento dejar lastre…

MERCÈ: Pintando


  • ¿De qué te llenas?

CECÍLIA: La vida misma. De las personas que tengo al lado: mi compañero, del que aprendo mucho; mi hermana, socia, amiga…; mis hijas, las mayores que ya vuelan solas y la pequeña Joana que con tres años también es mi maestra; nuestra madre, de la que admiro muchas de sus cualidades.  Los Amigos con Mayúsculas, que son muchos; algunos llegaron y se quedaron cerca, otros pasaron pero siguen cercanos. Otros nuevos que llegarán.

En definitiva la vida misma.

MERCÈ: De andar en la montaña, de amigos, de familia, de pintar y coser…

  • Creatividad, intuición, alma.

CECÍLIA: Todo va unido. Escucharnos, fluir, aprender, tener mentes, corazones y alma abiertos. Cuando dejamos de lado la mente, es cuando trabajamos más intuitivamente y somos más creativos y sinceros.

Hace poco hice un curso de “art journaling” con una artista, Dina Wakley, y decía “no pienses, pinta, pinta, pinta”…

MERCÈ: No soy muy intuitiva, me cuesta dejarme llevar y al final hago demasiado caso a la razón. Tengo que trabajar más este tema.

  • ¿Algo más que queráis compartir con nosotros?

CECÍLIA: Creo que la vida nos brinda cada día un pequeño regalo. A veces, es tan pequeño que puede pasar desapercibido. Otras veces estamos mirando hacia otro lado y no nos damos cuenta. O quizás la rutina nos lleva de la mano y no lo vemos… Pero está ahí, por eso necesitamos de la intuición para percibirlo allí donde esté, de la creatividad para apreciarlo como se merece y del alma para que lo atesore y nos proporcione luz cuando la necesitemos.

Gracias Elena por darnos la oportunidad de compartir esto, y gracias sobre todo por tu amistad, que es un gran tesoro.

MERCÈ: Agradeceros el ratito que habéis pasado leyéndonos y agradecer a Elena la oportunidad.

<De tots els Colors>: Gracias Cecília y Mercè por compartir con nosotros vuestra magia, luz y color!