El tapiz de Penélope

De tots els Colors- Bringing Colour to NursingJusto me siento a escribir este post y un recuerdo inesperado me transporta a mi infancia, a la etapa de primaria. Clase de matemáticas, sentada frente a un cuaderno estudiando el diagrama de Venn. Conjuntos y más conjuntos agrupando, compartiendo elementos.

Un paso sigue a otro paso. No es en línea recta que avanzamos sino siguiendo el contorno de un círculo, cosiendo puntada a puntada, la vida. Cosemos, descosemos, como Penélope tejiendo su eterno tapiz, hasta que el último aliento anuda y concluye la obra que es vivir.

Una tía de  mi padre, Felicidad, fue una de las mujeres que marcaron mi infancia. Inteligente, elegante, viajada, culta. Virtuosa bordadora, hacía volar sus dedos de tal manera que el encaje de bolillos parecía tener vida propia, parecía responder al hechizo de su varita mágica.

Ella me enseñó que para ver la belleza y la perfección de un bordado, tenía que fijarme no sólo en el anverso, sino también en el reverso. El reverso revela la puntada certera, los hilos sueltos, la pulcritud, el orden, la labor bien rematada.

Como Penélope, tejemos los anillos que conforman nuestra vida, conjuntos que se relacionan, se complementan, se unen, se separan, llenando el espacio invisible del gran círculo de la vida.

Como no hay palabra dicha que no nos toque caminar…las personas que cuidamos a personas vivimos situaciones que nos ponen en contacto con aspectos propios no resueltos, o lo que es más duro todavía, con aspectos que creíamos cerrados, zanjados, trascendidos y que de repente nos sacuden girando inesperadamente el tapiz, mostrando las puntadas flojas, los hilos sueltos…

De repente, inexplicablemente… un nudo se suelta, y nos toca como a Penélope descoser para volver a coser lo cosido. Nos toca pulir, sanar el reverso de nuestra vida.

Este es el desafío y el regalo que me hace una de las personas queridas a las que cuido. Dando sus últimas puntadas, revisando el reverso de su vida, lleva varias semanas poniéndome delante un espejo en el que a menudo se refleja mi madre. 

La vida tiene infinitas e insospechadas maneras de brindarnos la ocasión de trabajar la humildad,  de repasar las puntadas, de anudar de nuevo, de cerrar círculos. Es duro, duele, pero al mismo tiempo es una hermosa oportunidad de aprendizaje,  de crecimiento.

Gracias,

Elena

 

 

Anuncios

Entrevista a ISABEL CRESPO, Enfermera Comunitaria. Cuida con Sabiduría, Entusiasmo y Compromiso: “Trabajarte y Trascender lo propio facilita el Acompañamiento y la Empatía”.


Entrevista realizada por <De tots els Colors>: Elena Lorente Guerrero.

ISABEL CRESPO MARTÍNEZ:

Que el pilar de mi trabajo sea la alimentación saludable no es casualidad, conozco muy bien lo que es luchar por sentirme bien con mi cuerpo y buscar una alimentación más sana para mí, con lo que conlleva eso de resistencias y luchas internas… Además de conocer los nutrientes y las propiedades de los alimentos, me interesa la energía de los mismos y como influye en la salud física y emocional.

– Trabajo habitualmente con sofrología, diferentes técnicas de respiración consciente, y recientemente he empezado a aplicar Flores de Bach en el cuidado de las úlceras y las heridas con buenos resultados. Deseo investigar al respecto para crear evidencia científica.

En un ámbito sanitario rígido y con gran dificultad para incorporar cambios, es muy importante sentir viva la llama de lo nuevo, de lo fresco, de lo diferente. Y aunque los obstáculos están ahí, poco a poco lo fresco se va introduciendo… sutilmente y con fuerza!

Me llamo Isabel Crespo, trabajo como Enfermera en un Centro de Atención Primaria. Tengo 41 años y me siento catalana- andaluza. Nací en Barcelona de padres andaluces; el Sur siempre va conmigo…

Me gusta ser quien soy, una persona alegre y viva. Me apasiona intuir lo que está por llegar y descubrir el maravilloso abanico de oportunidades que la vida me presenta. Me siento afortunada de crecer trabajando y trabajar creciendo en lo que me gusta, sintiéndome enfermera. MI TRABAJO ME ENRIQUECE.

  • ¿POR QUÉ ERES ENFERMERA?

Soy enfermera por vocación. Desde muy pequeña me ha gustado ayudar, saber que tu labor tiene una recompensa, que puedes ayudar a las personas enfermas a sentirse mejor, es la satisfacción más grande que se puede sentir, ningún otro trabajo te lo puede dar.

Como dice Daniel Grippo en su libro “El trabajo bien hecho”, el trabajo desde el punto de vista más positivo, es plenitud, gratificación, aprendizaje, crecimiento y recompensa. Es una manera de expresar nuestra personalidad, desarrollar nuestra energía particular y dejar así nuestra huella en el mundo. Siento que estoy dejando una huella en este mundo, por como soy y por lo que hago, eso me hace muy feliz.

Me apasiona descubrir nuevas formas de hacer las cosas, me hace sentir viva. En un ámbito sanitario rígido y con gran dificultad para incorporar cambios, es muy importante sentir viva la llama de lo nuevo, de lo fresco, de lo diferente. Y aunque los obstáculos están ahí, poco a poco lo fresco se va introduciendo sutilmente y con fuerza.

La perseverancia y la paciencia son valores intrínsecos en mí. Sé cómo me gusta trabajar, y  también sé que el Sistema me lo esta poniendo difícil; pero soy optimista, voy avanzando despacio, pero segura de lo que quiero ser y de lo que siento ser: una enfermera que integra los Conocimientos Enfermeros junto a las Terapias Naturales, sin olvidar poner conciencia en todo lo que hago. Respeto a la persona que atiendo con empatía y escucha, mucha escucha.


  • LA ALIMENTACIÓN SALUDABLE Y ARMONIOSA ES UNO DE TUS PILARES DE TRABAJO.

Las estrategias para la prevención primaria de la obesidad nos hablan de promocionar una alimentación variada, equilibrada y saludable. También de aumentar el consumo de frutas, verduras, cereales integrales y legumbres, y moderar el consumo de alimentos elaborados, dulces y bollería. Incluye además  promoción del ejercicio físico, etc…Y a pesar de todas estas estrategias y de toda la información disponible desde diferentes ámbitos, mis compañeras y yo nos encontramos diagnosticando cada día “Alteraciones de la nutrición por exceso”.

¿Se trata de falta de información? Creo que no. Es cuestión de falta de autocuidado que es lo que más se ve en Atención primaria y lo que más me preocupa.

Hemos pasado de una labor maternalista a una promoción del autocuidado y la autoresponsabilidad;  ese es el mensaje de nuestra dirección y es hacia donde se dirige la línea de trabajo de la Enfermera de Atención primaria.

Que el pilar de mi trabajo sea la alimentación saludable no es casualidad, conozco muy bien lo que es luchar por sentirme bien con mi cuerpo y buscar una alimentación más sana para mí, con lo que conlleva eso de resistencias y luchas internas… Y buscar y buscar hasta llegar a donde estoy ahora: feliz del camino hecho y con ganas de transmitirlo a los que como yo, buscan sentirse sanos con los alimentos que nos da la madre tierra.

En mi camino de descubrir otra forma de alimentarte de forma más saludable, me he ido formando y he aprendido mucho. Al principio me encaminé por conocer muy bien y específicamente los nutrientes y las propiedades de los alimentos. Y recientemente me interesa más “la energía de los alimentos” y cómo potenciarlos según la forma de cocinarlos, es fascinante!!!!!!. Tengamos siempre presente que somos energía y podemos comer en armonía con la naturaleza.

La calidad de nuestra alimentación está ligada a la calidad de nuestra salud y cada uno de nosotros somos responsables de nuestra salud y por tanto, es importante  la búsqueda de una alimentación más sana para conquistar la salud, ese preciado tesoro…

  • ¿CÓMO ENFOCAS LAS VISITAS RELACIONADAS CON DIETA Y ALIMENTACIÓN ?

Desde que trabajo en Atención Primaria la Educación para la Salud sobre  alimentación es una parte importante de mi trabajo diario y le doy tal valor, que este tipo de visita está separada del resto. También es una estrategia que me ayuda a conocer qué importancia le da a la alimentación el usuario. Mi enfoque de la visita de enfermería en alimentación ha ido cambiando a medida que yo me iba formando y como no! de mis propias vivencias. Puedo entender mejor las emociones que sienten las personas con sobrepeso, por que yo las he vivido.

Una de las cosas que más me sorprenden de mi trabajo diario es la falta de conciencia sobre lo que comemos. En general se come para obtener una satisfacción inmediata, nos dejamos llevar por el aspecto del alimento: el gusto, el color, el olor, etc… sin pensar qué necesita nuestro cuerpo para estar más sano y energético desde el plano emocional, sensorial o social, pero….. ¿Quién se ha parado a pensar si lo que comemos lo necesita nuestro cuerpo físico o sólo nuestra parte emocional?

Cuando una persona acude  por primera vez a la consulta para control de la alimentación, lo primero que hago es una evaluación del estado nutricional (historia clínica, encuesta dietética y examen físico) además de conocer el resultado de la analítica, que el médico ha solicitado antes de mi visita. La historia Clínica proporciona una información muy valiosa para conocer desde cuando el paciente tiene desequilibrios en la alimentación y por qué. En algunos casos el estrés, la ansiedad o la depresión son condicionantes para padecer un trastorno en la alimentación. Por tanto, toda la información que aporta el paciente me ayuda en la estrategia a seguir.

Tras la primera visita vendrán más si la persona está motivada para cambiar su alimentación y ha tomado la responsabilidad de hacerlo. El camino es laborioso y habrá resistencias, pero la experiencia me dice que si se quiere se puede, el apoyo emocional es muy importante cuando aparecen los miedos y las inseguridades y en ese momento el trabajo de enfermería se hace más y más interesante iniciando un vinculo que nos enriquece mutuamente.


  • ¿CÓMO ACOGEN LOS USUARIOS LOS PLANTEAMIENTOS QUE LES PROPONES EN CUANTO A CAMBIOS EN EL ESTILO DE VIDA Y RESPONSABILIDAD DE LA PROPIA SALUD?

Son curiosas las reacciones que veo. Por norma general se sorprenden, no están acostumbrados a decidir ellos mismos y cuando les pregunto hasta donde están dispuestos a llegar, se producen diferentes reacciones, algunos no me contestan ni tampoco vuelven a la consulta y en cambio otros por curiosidad y también compromiso con ellos mismos, vuelven para iniciar los cambios alimenticios que su cuerpo les esta pidiendo hace tiempo.

Vivimos en la cultura del “no esfuerzo” y precisamente si quieres cambiar hábitos necesitas esfuerzo y acompañamiento. Y esto es lo que yo ofrezco.

Las personas estaban acostumbradas desde siempre a que la enfermera les dijera lo que tenían que hacer. Ahora en cambio, tras proporcionar la información necesaria sobre alimentación, ejercicio, etc…. y conocer el grado de motivación, se pacta hasta donde quieren y pueden llegar. El resultado es mejor y la satisfacción es mutua. Ha llegado el momento de que el propio usuario sea el responsable de su salud y no el Sistema Sanitario, como nos han hecho creer hasta ahora.


  • ¿ENCAJA TU PERFIL PROFESIONAL HOLÍSTICO EN EL MODELO DE ATENCIÓN PIRMARIA?

Menuda pregunta! pues en este momento no te  sabría decir si encajo o no en el modelo de Atención Primaria. Me siento en plena transición, haciéndome muchas preguntas sobre mi trabajo. Cuanto más me conozco más preguntas me hago y día a día analizo el trabajo hecho y me cuestiono si hay otra forma diferente de hacerlo. Me gusta trabajar en la Sanidad Pública, pero saber si encajo o no, todavía no lo sé…

  • ¿UTILIZAS HABITUALMENTE ALGUNA TERAPIA NATURAL Y/O COMPLEMENTARIA EN TU PRÁCTICA DIARIA?

Aunque el tiempo y la estructura de las agendas no me lo facilita, en la medida que puedo me organizo para poder aplicar alguna terapia natural y/o complementaria, es vital para mí y necesaria para las personas que atiendo. Me gustaría otra realidad, a día de hoy no es posible, pero también sé que el futuro se encamina hacía las terapias naturales y/o complementarias; solo queda esperar, en una espera activa y sin desfallecer. Lo bueno está por llegar!

La sofrología, que es el estudio de la mente en equilibrio, es muy interesante para gestionar el estrés, y en la consulta utilizo la relajación dinámica que es una técnica sofrológica; sus áreas de acción son: el cuerpo, la mente, las emociones como integración cuerpo mente y los valores y la conducta. Rápidamente se notan los efectos en personas que padecen estrés o en hipertensión arterial, consiguiendo normalizar los valores.

Las técnicas de respiración también forman parte de mi día a día, sobretodo en casos de “síndrome de bata blanca” (personas que presentan cifras de tensión arterial elevada por el hecho de acudir a un centro de salud), o cuadros de ansiedad. Las técnicas que enseño son:  respiración diafragmática (es la que más les gusta), la alterna, y la respiración energética. Lo fundamental es que sepan tomar conciencia de la respiración para aprender a llegar a un lugar donde encontrarán paz y tranquilidad, es muy gratificante para ellos.

Las Flores de Bach y las Esencias Florales de Bush las utilizo fuera de la consulta. La Terapia Floral me ha ayudado mucho en mi autoconocimiento, a vencer el miedo a contactar con mis emociones, y a aprender a través de ellas.

Recientemente he empezado a aplicar Flores de Bach en el cuidado de las úlceras y las heridas con buenos resultados. Aunque es algo muy reciente, los resultados son muy satisfactorios y mi deseo es  realizar un trabajo de investigación para crear evidencia científica.


  • ¿QUÉ ES LO MÁS GRATIFICANTE PARA TÍ?

Saber del trabajo bien hecho y expresar en él mi creatividad y mi forma de ser; me ayuda a desarrollarme y a crecer como persona.

¿Qué más puedo pedirle a la vida? descubrirme cada día superando mis propios miedos y aprender de los tiempos difíciles, dedicando tiempo a conocerme más y a reflexionar acerca de mi misma y de mi trabajo.

  • ¿DESEAS COMPARTIR ALGUNA EXPERIENCIA QUE TE HAYA CONMOVIDO ESPECIALMENTE?

Los días vividos como enfermera asistencial en Hospital de día de Oncología del Hospital  Vall d’Hebron. Antes de empezar a trabajar en el Ámbito de Atención Primaria trabajé  12 años en el Hospital Vall d’ Hebron, 6 de ellos en Hospital de día de Oncología.

Cada uno de los pacientes que conocí me enseñaron “a vivir” y aprendí muchísimo de ellos; me han dejado una huella que forma parte de quien soy ahora. Conocer que estas en los últimos momentos de tu vida te hace expresarte libremente y ellos me explicaban que sabían que iban a morir. Algunos de ellos me pidieron que les acompañara a morir. En aquellos momentos yo era una enfermera muy diferente a la que soy ahora,  y no disponía de los recursos necesarios para poder autogestionar mis emociones. Recuerdo que en algunos momentos lloraba de impotencia por las historias personales tan injustas que veía.

Con el tiempo he comprendido lo que me ayudó a nivel profesional y personal trabajar en aquella Unidad. Allí conocí la lucha, el coraje, la supervivencia y la valentía, especialmente de las mujeres que padecían cáncer, aquella experiencia me ha enriquecido muchísimo.

Nuria era una de esas mujeres coraje, dulce y alegre, con una gran sonrisa y madre de un pequeño. En sus últimos momentos, cuando se inició la perfusión de mórfico y todos sabíamos que no despertaría, su lucha finalizaba,…  , en ese momento Nuria me pidió que no la dejara sola y estuve con ella acariciándola dulcemente y diciéndole que estaba con ella y que no tuviera miedo, fue un momento mágico, ahí entendí el significado de la palabra ayuda.

Había visto morir a varios pacientes en el Hospital, pero aquel acompañamiento fue mágico para mí; comprendí  que puedes abandonar el mundo terrenal dulce y apaciblemente. Eso es lo que desea cualquier persona y lo deseo también para mí.

Desde aquí envío mi agradecimiento a tí Nuria, y a cada uno de los que cuidé y ya no están con nosotros en cuerpo, pero sí en Espíritu. GRACIAS DE CORAZÓN.


  • ¿DÓNDE TE VACÍAS?

Gracias a mi trabajo de crecimiento personal me conozco más y tengo un lugar donde vaciarme y ser libre para pensar, decir o hacer, sintiéndome quien soy y no quien pensaba que era. Una persona  libre que puede llegar donde se proponga, porqué ahora sé quien soy.

– Me vacío en contacto con la Madre tierra, ella nos sustenta, nos nutre, nos da cobijo y seguridad. Los árboles me inspiran muchísima seguridad y con ellos, se que estoy a salvo, que nada malo me puede suceder. El árbol tiene raíces fuertes y duras, arraigadas a la tierra y  ramas que soportan el frio y el calor sin desfallecer. Me parece tan fascinante y de tal belleza que hay momentos que me quedo hipnotizada mirándolos.

Desde muy pequeña siempre me he sentido acompañada por los árboles y a ellos recurro cuando tengo un momento de perturbación, para tomar contacto con la tierra y ver la realidad como es, sin dejarme arrastrar por las emociones.

Me preocupa la Naturaleza, las personas vivimos obsesionados por nuestro propio crecimiento, construyendo y produciendo cosas que en realidad no necesitamos, y no nos detenemos a pensar cuanto afecta eso al medio ambiente. La Madre Tierra debe soportar una carga muy pesada, tan pesada que ya estamos notando los efectos devastadores. Ppor eso cada uno de nosotros con su granito de arena, debe construir la Naturaleza del mañana, con mucho respeto a la tierra que nos vio nacer.

– La Meditación también me ayuda a vaciarme, el dominio de la postura, la observación, regular la respiración, la interiorización y la concentración te hace entrar poco a poco en un estado meditativo. Toda persona experimenta el estado meditativo de forma espontánea en algún momento de su vida. A veces contemplando un paisaje, escuchando música, en una relación amorosa, caminando por el bosque, …en ese momento  cesa el pensamiento y los condicionantes mentales y solo existe la esencia, lo que realmente eres.

– El circulo de mujeres es otra herramienta que tengo para poder vaciarme y sentirme libre, cada una de nosotras explica como se siente en ese momento y el resto escuchan sin intervenir, sin juzgar, con una escucha activa y respetuosa. Es muy poderoso.

– Y el MLC -método de liberación de corazas- que practico una vez por semana, me conecta con mi cuerpo y me ayuda a liberar las corazas que oprimen mi cuerpo y a vaciarme para volverme  a llenar de plenitud.

  • ¿DE QUÉ TE LLENAS?

Cuando conecto con la energía del Sur bailando flamenco, mi Alma se llena a rebosar y me siento llena de felicidad. Además del flamenco, que me encanta, cualquier baile me llena muchísimo.

Un paseo por la montaña y ver los diferentes colores del bosque o escuchar el murmullo de un  riachuelo, incluso ver los animales danzar, es todo un espectáculo.

El sentido del humor es otra buena forma de llenarme. Herencia de mi madre, mis risas son espectaculares y nadie queda libre de su efecto! ji,ji.


¡Doy fe de tu risa y de su poder transformador…!


  • ¿QUÉ HAS APRENDIDO DE LAS PERSONAS A LAS QUE CUIDAS?

Desde que inicié mis primeros días como enfermera no he parado de aprender acerca de las personas que cuido. Ellos confían en mi y me ayudan a crecer como persona y como profesional de enfermería, y con ellos continuo adelante  mi camino de descubrir lo mejor que les puedo ofrecer, para que puedan restablecer su salud lo antes posible. Y en este feedback enfermera- paciente es donde me enriquezco más. Los pacientes me ayudan a superar mis miedos y límites y me ayudan a ser cada día mejor persona y mayor profesional. Tengo mucho que agradecerles y desde aquí les envió un saludo muy afectuoso a cada uno de ellos: a los que estuvieron, y a los que están conmigo MUCHISIMAS GRACIAS.

A día de hoy continúo formándome para aprender a llegar a ellos desde diferentes áreas, especialmente desde las Terapias Naturales.


  • ¿EN QUÉ PROYECTOS ESTÁS TRABAJANDO ACTUALMENTE?

Desde hace unos meses  estoy trabajando en la cura de heridas, úlceras vasculares y quistes sacros aplicando Flores de Bach con un asombroso resultado: cicatrizan rápidamente; especialmente en el quiste sacro, la evolución en la cicatrización es muy rápida, con un tejido de granulación especialmente vivo, y limpio que jamás había visto en otras heridas curadas con los apósitos convencionales.

Es muy satisfactorio para mi ver como aplicando suero fisiológico impregnado en Flores de Bach el tejido desvitalizado, lleno de esfacelos, se convierte poco a poco y a medida que pasan los días en un tejido vivo y con ganas de cicatrizar.

Durante mi desarrollo en este tipo de práctica me he encontrado con todo tipo de dificultades, y he ido aprendiendo de ellas hasta llegar a donde estoy ahora: el patrón transpersonal es mi guía a la hora de preparar el tratamiento adecuado. Los patrones transpersonales son todas las aplicaciones florales que no vienen descritas por caracteristicas de la personalidad. En este caso no se interpreta el por qué de lo que ocurre, sinó la forma en la que ello se manifiesta, traduciéndose esta manifestación al lenguaje floral.

Es muy interesante conocer en qué momento apareció la herida y realizar una anamnesis lo más completa posible para orientar correctamente el tratamiento floral a seguir. A veces no resulta fácil, en una primera visita todavía no se ha establecido la confianza suficiente para que el paciente te explique lo que le ocurre. Pero a medida que pasan los días vas obteniendo la información necesaria para poder realizar el preparado floral más adecuado para la persona. Aunque en Atención Primaria sólo se dispone de 10 minutos por visita y me es complicado realizar este tipo de tratamiento de las heridas, eso no me detiene en mi objetivo, al contrario, viendo los resultados me motiva mucho más cada día.

  • ¿QUÉ CONSIDERAS OBSOLETO EN LA ATENCIÓN PRIMARIA DE SALUD? ¿QUÉ PROPONDRÍAS?

La Atención primaria no funciona, y no lo digo yo, lo dicen los directivos que no dejan de estudiar como cambiar la forma de trabajar para evitar el colapso que estamos padeciendo. La sociedad está cambiando muy deprisa y nos pide una demanda para la que no estamos preparados: los trastornos adaptativos, emocionales, las ingestas compulsivas de alimentación, las adicciones al tabaco, al alcohol y otras drogas, los malos tratos, todas estas situaciones forman parte del día a día de una enfermera de Atención Primaria. Además, no olvidemos el seguimiento del paciente crónico.

Cada vez más formadas y con gran motivación, las enfermeras de Atención Primaria hacemos lo que podemos en un sistema obsoleto que no nos deja respirar y desarrollar nuestra creatividad. Poco a poco las cosas van cambiando, pero queda mucho por recorrer y no hay tiempo que perder.

  • ¿QUÉ MENSAJE TE GUSTARÍA TRANSMITIR A LOS ESTUDIANTES DE ENFERMERÍA?

Que disfruten y desarrollen su creatividad lo máximo que puedan, que cultiven la escucha y la empatía, y el resto… vendrá rodado!


  • ¿DESEAS COMPARTIR ALGO MÁS CON NOSOTROS?

Envio un saludo muy afectuoso a mis amigos, por como son y lo que me aportan;  el amor de cada uno de ellos es mi gran tesoro. GRACIAS!

Un recuerdo especial para Ana María Flores por su profesionalidad y su gran ayuda, con ella he aprendido a conocerme.

Y finalmente y no menos importante, darte las gracias a Elena por ser como eres y haber creado este blog que nos permite sentirnos unidas, y dar a conocer la gran labor que se está haciendo desde el campo de las Terapias naturales. Muchísimas gracias.

<De tots els Colors>: Querida Isabel, muchas gracias por abrir tu corazón. Subyace en tu testimonio el gran trabajo personal que has llevado a cabo de autoconocimiento y reconciliación. Desprendes la Alegría de quien ha sido capaz de dejar atrás los temores para vivir con plenitud.  Atreverte a descubir ese poder personal como Mujer y como Enfermera es pura valentía y potencial transformador…

Entrevista a PABLO SAZ, Médico Naturista: “Los cambios en el estilo de vida y la incorporación de las terapias complementarias en el sistema sanitario reducen costes y mejoran la salud de la población.

Queridos amigos:

Es un honor dar la bienvenida a la familia del blog a PABLO SAZ PEIRÓ, uno de los mayores expertos y referentes en Medicina Naturista y una de las personas más sencillas, honestas, coherentes y respetuosas que he tenido el gusto de conocer.

Pablo es  Licenciado en Medicina y Cirugía por la  Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza. Desde 1990  es Doctor Cum Laude  en Medicina y Cirugía, grado que obtuvo con su tesis doctoral:   “Fuentes mineromedicinales de la provincia de Huesca” . Es también Especialista en Hidrología Médica.

Desde 1993 ejerce como docente en el Departamento de Microbiología, Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza.  Es Director-Coordinador del Curso de Postgrado de Medicina Naturista de la Universidad de ZaragozaHa ejercido como Director de tesis y como miembro de tribunales de tesis.

Sus principales líneas de investigación giran en torno a la hidrología médica, estudios epidemiológicos, y medicina naturista.

Desde Abril de 2002 es Miembro de Honor de la Cátedra de Medicina del Instituto Superior de Ciencias Médicas J. Finlay de Camagüey, Cuba.  También es director del grupo de  investigación  Eudokia, declarado grupo de investigación emergente por la comunidad autónoma de  Aragón.

Además de numerosas publicaciones en revistas científicas colabora habitualmente en las revistas de difusión: “Integral”, “Corricolari”, “Natura Medicatrix” y “Cuerpo Mente” y dirige la Revista “Medicina Naturista”.

En 2007 recibió el Premio Ramon Pignatelli al mejor trabajo de investigación sobre aguas mineromedicinales en Aragón.

Su labor docente e investigadora no le ha apartado de lo esencial, las personas. Pablo sigue visitando a pacientes a diario en su consulta. 

  • ¿CUÁLES FUERON TUS INICIOS COMO MÉDICO Y CONCRETAMENTE COMO MÉDICO NATURISTA?

Estudiando Medicina, estaba interno en el Departamento de Cirugía, y ese verano me invitó un amigo a participar en un campamento de Lanza del Vasto, seguidor de Gandhi y la no-violencia y fundador de la Comunidad del Arca. Allí conocí la dieta vegetariana y luego, a través de la práctica de esta dieta, a hacerme preguntas sobre ella y en relación con diferentes estilos de vida y la salud, qué aspectos tenía diferentes la medicina naturista que no se contemplaban dentro de la carrera de medicina. Eso me motivó a estudiar en otras partes y paralelamente mientras acababa Medicina, enfocado también al estudio de terapias no convencionales o complementarias y hacia otra forma de hacer medicina.

  •  ¿ENCAJASTE BIEN EN EL ENTORNO SANITARIO?

Bueno, el encaje personal fue que a partir de ahí he hecho muy poca cirugía…ja, ja. Justo cuando acabé la carrera apareció la revista “Integral”, se creó la Sociedad Española de Médicos Naturistas y a partir de ahí establecí un cambio de muchas actitudes y otra forma de enfocar la Medicina.

Aunque siempre me he considerado un médico muy clásico; quiero decir, que entiendo la medicina ortodoxa o convencional he llegado a entender también que la medicina que practico es una de las más ortodoxas, en el sentido de que confía en la capacidad curativa del cuerpo humano. Es una medicina tradicional a nivel europeo, de las que mejor sigue los principios hipocráticos, que son los fundamentos de la Medicina en Occidente.

Entiendo perfectamente la medicina convencional que usa medicamentos y cirugía, pero como principio básico deberíamos tener la confianza en la capacidad curativa del cuerpo sin abandonar todo lo convencional. Este aspecto tradicional de la medicina natural debería formar parte del aprendizaje de todo médico, debería estar presente en las facultades de medicina. 

  • NO COMO ALTERNATIVA, SINÓ COMO UN SABER INCORPORADO.

 Eso es. Esos principios básicos en la actualidad prácticamente no se enseñan, se ha quedado todo ”ahí”  olvidado o se da por hecho. A veces le decimos al paciente “lo mejor es que se cuide, cuide su alimentación, haga ejercicio” y no le explicamos los cuidados, damos por hecho que eso lo entiende.

Pero realmente es un potencial que lo entendamos nosotros como médicos, entender por ejemplo que la fiebre es una reacción, un síntoma y que en general es una respuesta que produce el organismo y que la mayoría de veces es buena. Pero lo damos por hecho, y la actitud del médico a veces es dar antitérmicos, medicamentos que se contradicen con lo que se da por hecho, que es natural y bueno, respetar esa fiebre.

  • CUANDO SE TRATA DE NIÑOS, MUCHOS PADRES SE ASUSTAN EN CUANTO APARECEN LAS PRIMERAS DÉCIMAS DE FIEBRE, Y ACUDEN A LOS SERVICIOS DE URGENCIAS PARA QUE SE ELIMINE ESA FIEBRE INMEDIATAMENTE.

Es cierto y si tú no les haces eso, si no se les explica bien pues salen rápido a otro centro de referencia porque piensan “en urgencias no nos han atendido”.

Realmente el detalle está en que eso que es convencional, básico en medicina, incluso a los propios médicos en la carrera de medicina no se nos enseña. Y en los casos que se nos enseña bien porque has tenido un profesor que te dice lo buena que es la fiebre, que hay que respetarla, de repente llegas a hacer el MIR a un servicio de urgencias y tus compañeros residentes mayores te dicen: “pero tú ¿de dónde has salido que no das antitérmicos?

Entonces se crean otros hábitos, que pasan al común de la gente, y la gente ante la fiebre se siente mal e intenta cortarla… hay que entenderlo. Por eso estar dentro de la medicina convencional te ayuda a comprender a  esa mayoría de gente,  esos padres tan asustados que quieren cortar la fiebre. Nosotros, de alguna manera, tenemos que ponernos en su lugar, hacerles comprender para poder quitarles ese miedo a base de explicaciones.

  •  A LOS MÉDICOS LES FALTA ESA CULTURA DE BASE.
Claro, ahora pienso que se está recuperando a base de grandes interrogantes que algunos estudiantes de medicina se plantean, o a veces de casualidades; pienso que fue la que me tocó a mí y nos ha tocado a muchos que nos planteamos otras facetas de pensamiento, otros interrogantes…
 
  •  ¿CUÁLES SON LOS PILARES DE LA MEDICINA NATURISTA?

El gran principio es entender la enorme capacidad que tiene el cuerpo de regularse por sí mismo, y la mayoría de las veces, de poner en marcha a través de signos, síntomas, y síndromes que nos parecen enfermedades, mecanismos de reajuste, o  mecanismos curativos.

Todo esto facilita la comprensión de que la enfermedad, a veces, lo que pone en marcha es lo que los griegos llamaban la Vis Medicatrix Naturae, la fuerza curativa del organismo. Curiosamente además, las bases más modernas de la medicina, de la fisiología, de la inmunología, incluso la microbiología, nos están hablando de este principio, y nos lo presentan cada día de modo más clarificante.

Pongo el ejemplo de la microbiología, porque lo que la mayoría de la gente entiende es “microbio-humano”, el cuerpo no puede con esos microbios, necesitamos un antibiótico ¿no?  Cuando la realidad más grande es que nuestro cuerpo está estructurado por una gran cantidad de células, pero por cada célula hay ciento cincuenta bacterias y más de mil virus que conviven y esas bacterias protegen nuestro medio y actúan como auto-reguladoras y defensoras.

Desde la microbiología estamos entendiendo la gran capacidad que tiene el mundo microbiano de reajustar enfermedades, incluso enfermedades infecciosas.Hoy en día tenemos gran capacidad para conocer ese gran principio de la medicina naturista, mucho más que en épocas anteriores.

-La otra parte de la medicina naturista, también muy importante, es poner en marcha el conocimiento que nosotros tenemos aplicable a nuestra salud a nivel educacional, de modificar estilos de vida, y a nivel medioambiental.

-Y el otro principio es que las condiciones medioambientales van a favorecer también esa gran capacidad que poseemos.Todo ello nos lleva a entender que bien educados, con pocos recursos, en general con los recursos más sencillos de saber utilizar el agua, la comida, la dieta, el ejercicio, no solamente podemos mantener la salud en buen estado, sino que además nos sirven como terapias básicas para recuperar la salud.

Por lo tanto, cosas muy sencillas como serían las plantas medicinales,  regular la dieta, o hacer ayuno en el momento adecuado, o utilizar el agua como terapia, una hidroterapia sencilla, es básico y probablemente es lo más potente a la hora de mantener y recuperar la salud.

La pena es que la mayoría de estas técnicas sencillas han sido olvidadas en aras de una medicina más medicalizada, un uso muy extendido de medicamentos y la gran utilización de los medios quirúrgicos más agresivos dentro de la medicina.

  • ¿DE QUÉ VIVIRÍA LA INDUSTRIA  FARMACÉUTICA?

Bueno… actualmente hay dos modelos médicos en el mundo que han sido propuestos por la Organización Panamericana de Salud  como modelos muy interesantes que son el cubano y otra parte que se ha puesto en marcha en Perú. Son dos países que de repente se quedan apenas sin medicamentos y que ponen en marcha la utilización de recursos naturales sin sufrir a penas su sistema de salud, incluso mejoran los niveles de salud y de atención. Esto nos podría hacer reflexionar mucho sobre la potencia que tienen estos medios.

  • ADEMÁS, LE CEDEN LA RESPONSABILIDAD DE SU SALUD AL USUARIO…

Esto es otro aspecto de la medicina naturista, el responsable es el paciente. Curiosamente los griegos ya lo tenían, los hombres libres de Grecia decidían en consulta con el médico. El médico les trasladaba la responsabilidad y era el hombre libre el que decidía.

Y en nuestra medicina aparece una ley, desde hace poco, la ley de Autonomía del paciente, que ampara que al paciente se le informe de las diferentes posibilidades que tiene para que él decida. Esto realmente ha sido un avance legal y un avance en la perspectiva de reconocer esa capacidad.

Cuando el paciente nos pregunta:

¿Y usted qué más sabe?

La respuesta debería ser:

-Pues yo sé esto pero debes entender que el que más sabe de tu cuerpo eres tú, y el que tiene todo el potencial para resolverlo eres tú.

De repente le das su responsabilidad y junto con esa responsabilidad le das unos medios, le ofreces todo lo que tú sabes o tienes en ese momento, pero dejas que él decida.

  • EXISTE LA CREENCIA GENERALIZADA EN CUANTO  A LOS REMEDIOS NATURALES: “SON ÚTILES  PARA ENFERMEDADES SENCILLAS O CRÓNICAS, PERO NO SON EFECTIVOS EN SITUACIONES AGUDAS EN LAS QUE SE BUSCA UN RESULTADO RÁPIDO “¿QUÉ OPINAS AL RESPECTO?

El detalle es que se piensa que lo más agresivo puede resolverte más rápidamente la urgencia. Yo pienso que en la urgencia es cuando mejor actúa la capacidad curativa del propio organismo, y los profesionales de la salud que atendemos esas urgencias tendríamos que estar muy pendientes de facilitar esa respuesta.

Es cierto que a veces un aparato de respuesta, por ejemplo para resolver una parada cardiaca, es muy útil, pero también hemos de pensar que la respuesta de resolución de esa parada está en tanto en cuanto  facilitas esa respuesta. A veces incluso el utilizar un medio muy agresivo no la facilita sino que la impide, la bloquea. Ahí estaría también el arte de “cómo hacerlo”.

Otros ejemplos  serían que normalmente pensamos que ante una otitis aguda, le doy el antibiótico y le resuelvo la otitis. Pocas veces pensamos que casi el 85% de las otitis medias agudas se resuelven espontáneamente, y en general mucho más rápido que si intervienes con un antibiótico.

La intervención con el antibiótico puede crear resistencias, y que generes expectativas falsas que hagan que se reproduzcan las otitis y se den otitis de repetición.  La otitis la tratan con un antibiótico, le dan un  antitérmico para quitarle la fiebre, le dan un calmante y  no tiene dolor, le ha suprimido una cantidad de síntomas y no se ha resuelto nada. Hemos de entender que a veces el propio cuerpo va a ir resolviendo la situación a pesar de los medicamentos que se le den.

Actualmente estamos volviendo a cuestionarnos ¿resuelve más el tratamiento agresivo o resuelve más por si sólo el medio sencillo? Una de las herramientas  que tenemos es hacer muchas revisiones, estudiar muchos casos, compararlos, lo que sería la medicina basada en la evidencia, basada en estudios. Y los resultados que estamos obteniendo es que lo que parecía que teníamos que resolver con grandes medicamentos, vemos que se resuelve simplemente con lo que llamaríamos efecto placebo, o entendiendo al paciente.

Un ejemplo serían las depresiones graves, tenemos que tratarlas con un fármaco porque las plantas que hacen ese efecto o las psicoterapias breves, la atención al paciente no hacen ya efecto. La verdad es que se ha demostrado que el efecto placebo que acompaña a veces una psicoterapia breve, una relación de atención y escucha por parte del profesional, solamente atendiendo su consulta médica, resuelve tan bien o mejor que todos los medicamentos antidepresivos.

Entonces, haciendo revisión de distintos estudios, llegamos a la conclusión de que el efecto placebo no tiene los efectos de tener que dejar una medicación antidepresiva, los efectos de crear dependencia al medicamento.

Hemos de entender también que el efecto placebo no es dejar al enfermo a la aventura, sino darle una atención, se le escucha, le recetas como medicamento un placebo pero le induces también a hacer una terapia sencilla breve, a veces incluso de escucha, proponiéndole salidas en un momento de depresión.

Cuando todos estos detalles se empiezan a entender, nos acaban dando la razón: probablemente  la intervención mejor en todos los aspectos suele ser la más sencilla, facilitarle el camino a la persona.

  •  ¿QUÉ PROPONE EL ENFOQUE NATURISTA PARA TRATAR PROCESOS TAN MEDICALIZADOS COMO EL CÁNCER, LAS ENFERMEDADES AUTOINMUNES, ..?

El enfoque sigue siendo el que poníamos de base, ver qué capacidad de respuesta tiene el cuerpo.

Y luego una segunda parte que sería preguntarnos que estamos siendo muy agresivos para tratar estas enfermedades cuando existen ya estudios que demuestran en animales, en personas todavía no tanto, que cuando  dejas en evolución espontanea tumores, y mientras tanto cuidas al animal, le regulas la alimentación, le regulas el ejercicio, dejas que el animal se cuide, al final la calidad de vida y la supervivencia en años es más larga en estos animales que han mantenido los tumores que en los que han sido sometidos a terapias agresivas.

Yo pienso que nos lleva a preguntarnos si no estamos siendo demasiado agresivos con una persona que tiene esta enfermedad. También sabemos por diferentes trabajos y distintos niveles de evidencia que cuando al paciente le hacemos lo básico, es decir, confiamos en su capacidad curativa, le regulamos la alimentación, le ajustamos el ejercicio físico, utiliza plantas inhibidoras de tumores la calidad de vida y la supervivencia probablemente mejora muchísimo. Hasta ahora había pocos estudios, pero cada día aumentan.

Cuento una anécdota especial, durante muchos años se creyó que no estaba indicado que los pacientes oncológicos utilizasen tratamientos como la hidroterapia, o que fueran a balnearios ya que agravaba la enfermedad. Se empiezan a hacer estudios en pacientes que tienen cáncer y se les trata con hidroterapia sencilla, y se demuestra que todos estos pacientes mejoran su sistema inmunológico en todos los aspectos.

Respecto a las enfermedades autoinmunes, se está utilizando una gran cantidad de medicación, y una de las cosas que según mi punto de vista también está cambiando actualmente es que se pensaba que una enfermedad autoinmune era para siempre, era un enfermo clasificado “para siempre”, es decir siempre vas a tener ese problema de reacción de autoinmunidad.

Hoy en día lo que se está viendo es que hay cambios a lo largo del tiempo, a lo largo de la vida, y que medicaciones que se estaban dando para controlar estas enfermedades autoinmunes, dependiendo de los cuidados que tiene el enfermo, dependiendo de la modificación de hábitos, de cambios ambientales, el enfermo cambia. Y hay enfermos que mejoran y dejan de necesitar esa medicación crónica.

Hasta hace unos años nos parecía imposible que a una persona que tuviese este tipo de enfermedades se le pudiese retirar un inmunosupresor, o un corticoide. Hoy en día se está demostrando que se están produciendo cambios, y que hay enfermos que realmente sin esa medicación tienen una supervivencia igual y mejoran su reacción auto-inmunitaria.  Esto nos está dando mucho que pensar…

  • SI, AUNQUE SOLAMENTE A UNA PARTE DE LOS PROFESIONALES DE LA SALUD…

Si…, yo pienso que cada vez hay más partes. Por ejemplo, de los primeros cambios que hubo algunos se dieron en enfermos que  habían sido trasplantados de corazón. Era el mismo enfermo el que se negaba de tomar la medicación, porque a consecuencia de ésta se encontraba mal y decidía no tomarla; y la sorpresa fue para los médicos que les estaban diciendo que no lo dejaran: el enfermo mejoraba, no tenía reacción y a pesar de los seguimientos, etc… no se encontrase ninguna reacción.

En principio han quedado como casos aislados…, pero yo pienso que estos casos aislados de pacientes que tomaron su propia decisión han dado mucho que pensar.

  • LA MEDICINA ALOPÁTICA ACOSTUMBRA A POLIMEDICALIZAR LOS PROCESOS CRÓNICOS CON SUPRESORES DE SÍNTOMAS, ENTRE OTROS… ¿QUÉ OFRECE LAS PERSPECTIVA NATURISTA?

Si, ¿Y qué hacemos con el enfermo que nos queda crónico y que lleva un saco de medicamentos todos los días?

La medicina naturista ha aportado últimamente dos cosas muy importantes:

-Una es respecto a la idea que también existía de que las enfermedades crónicas eran para siempre y con tendencia a empeorar.  Una gran aportación ha sido que algunas de estas enfermedades crónicas, por ejemplo enfermedades reumáticas, arterioesclerosis, problemas de obstrucción de coronarias, demostraron desde los estudios de Dean Ornish y ahora más estudios sobre ellas, que los cambios de hábitos y estilo de vida del paciente  modificaban estas enfermedades crónicas, y que  lo que pensábamos respecto a que una obstrucción en la  coronaria producida por una arterioesclerosis cada vez iba a estar más obstruida, que eso no tenía remedio y cada vez ser iría obstruyendo más.

Hoy en día se ha demostrado que el cambio en la alimentación, ejercicio,  efectos de la meditación sobre el paciente, desobstruye las coronarias. Esto ha dado en vuelco a  lo que pensábamos sobre las enfermedades crónicas.

-Y la gran importancia que tiene aplicar cambios en el estilo de vida. Las grandes modificaciones de estas enfermedades no se dan manteniéndolas con un saco de medicación sino introduciendo cambios en el estilo de vida.

En la experiencia que comentaba antes en Perú, debido al gran gasto sanitario que tenía su sistema de salud  llevaron a cabo una experiencia con enfermos crónicos que gastaban muchísima medicación.

La mayoría de la población está envejeciendo, va a tener más enfermedades crónicas con lo cual el gasto en medicamentos va a ser enorme. Entonces la propuesta fue hacer un programa de cambios en el estilo de vida, en el que proponemos dentro de nuestro centro de salud:

Un médico que está formado en medicina naturista, técnicas sencillas de acupuntura, un fisioterapeuta que haga rehabilitación, un psicoterapeuta, dos enfermeras y dos o tres ayudantes.

Se montan estos pequeños centros de salud para atender enfermos crónicos cuya medicación no les estaba haciendo ningún efecto y además estaban empeorando. El resultado es que estos enfermos mejoran espectacularmente, es decir, hay una mayor efectividad y por supuesto menos costes, porque dejan de tomar la mayor parte de medicamentos que estaban tomando, se reduce el gasto sanitario, hay una mayor eficiencia.

  • ¿CON QUE TIPO DE ENFERMOS SE LLEVÓ A CABO ESTA EXPERIENCIA?

Sobre todo  enfermos reumáticos, hipertensos, diabéticos, arteroesclerosis, enfermos con problemas psicológicos, depresión, que no mejoraban a pesar de la medicación que tomaban.

Se van eligiendo este tipo de enfermos que van de especialista en especialista, cada uno les va cargando de medicación y no sólo no hay respuesta alguna, sino que cada vez supone más gasto.

Entonces ellos vuelven a un médico que no les recomienda más medicamentos, sino que intenta quitarles los que toman y les propone cambios de hábitos. Se crean grupos de ayuda al ejercicio, de relajación, interviene el fisioterapeuta para recuperar con ejercicio, con masajes y con técnicas de fisioterapia, su dolor. La mejora, la respuesta al tratamiento es espectacular y además disminuye gastos.

El modelo está presentado en la Sociedad Panamericana de Salud como un modelo efectivo para enfermedades crónicas y que además ha disminuido el gasto sanitario. Realmente es algo no sólo a  imitar sino a poner en marcha.

Lo gracioso fue que a todos los que han intervenido en este programa les he invitado a venir a España, han estado hablando con políticos en un momento determinado  y les pareció estupenda la idea pero nunca se ha llevado a cabo a pesar de que hoy en día se habla por todos sitios de la necesidad de controlar el gasto y ver por donde conseguimos efectividad dentro de nuestro sistema sanitario.

  •  ESTO ADEMÁS, NO SALE A LA LUZ; LA POBLACIÓN NO LLEGA A CONOCER LAS PROPUESTAS DE CAMBIO.

Claro, el detalle también es que a la gente le planteamos las noticias a veces espectaculares, o digamos lo que quiere saber desde un punto de vista de una prensa que le interesa mover lo que quiere en un momento determinado.

¿La gente de la calle demanda en su sistema sanitario que le resuelvan los problemas con terapias? No hay noticias sobre ello, pero si sobre el  medicamento nuevo, y va a tener la publicidad en todos los medios de comunicación en parte porque va a pagarla y porque interesa que ese producto lo tenga todo el mundo y lo demande.

  • CLARO, ES COMO LO QUE ESTÁ OCURRIENDO CON LOS ARÁNDANOS, POR EJEMPLO. SON TAN ÚTILES EN LA PREVENCIÓN DE LAS INFECCIONES DE ORINA QUE YA LOS ENCONTRAMOS SINTETIZADOS EN FORMA DE PASTILLA, JARABE, COMO MEDICAMENTO EN DEFINITIVA, CUANDO HA SIDO UN REMEDIO NATURAL UTILIZADO DESDE SIEMPRE.

Si, así empieza a venderse y empieza a haber un poco de publicidad para que la gente pueda comprarse la pastilla de arándanos. De alguna manera ha servido para promocionar las frutas.

Ha ocurrido igual con las bayas de Goji, en un momento determinado la gente se entera de que una baya tiene propiedades excepcionales, pero habría que decir que las propiedades excepcionales están en las bayas que se venden en la frutería cerca de tu casa, que son las mejores y de esas no te van a hacer publicidad.

Realmente se debería hacer publicidad en ese sentido, los medios de comunicación y los medios sanitarios de cada una de las comunidades deberían promocionar la alimentación de producción local en ese sentido.

  • ¿CUÁL ES LA ALIMENTACIÓN MÁS ADECUADA DESDE TU PUNTO DE VISTA?

Desde mi punto de vista, y mi conocimiento, para mí la  mejor alimentación en estos momentos es la alimentación vegana, que es una alimentación vegetariana que no necesita utilizar los recursos incluso de derivados animales. Esta alimentación fue muy criticada hasta 1970, se consideraba que era insuficiente, que tenía carencias. Era la literatura médica de una cultura que hasta ese momento no lo había vivido.

En cambio la cultura china, la cultura hindú sí que han vivido este tipo de dieta, es algo normal. Pero para nuestra cultura no era una cosa asequible y parecía algo extraño, lleno de matices religiosos, de matices de otras culturas.

Pero hoy en día es una dieta que se ha sometido a más estudios, a más controles en cuanto a ver si era carente y ha demostrado todo lo contrario, que no es carente en nada y que además a nivel preventivo y curativo de las enfermedades que más afectan al mundo occidental, que serían enfermedades metabólicas, diabetes, obesidad, problemas cardiacos, incluso el cáncer, resulta que es la dieta más preventiva en todos los aspectos y que se definiría también como recomendable a nivel internacional. 

  • RESPECTO AL CONSUMO DE LECHE DE VACA Y DERIVADOS, Y SUS BENEFICIOS VS PERJUICIOS, EXISTE DEBATE Y CONTROVERSIA. ¿QUÉ OPINAS AL RESPECTO?

A mí me encanta la leche, creo que me encantaba la leche de mi madre, de esa casi me acuerdo poco ya. Tengo buenos recuerdos de infancia de las leches de cabra porque se ordeñaban en mi casa, y me las ofrecían. Incluso una gran variedad de quesos en pequeñas cantidades es una de las cosas que me encanta, incluso algún yogur.

La segunda parte es que desde hace unos años hasta ahora he tenido cantidad de pacientes a los que les he tenido que recomendar que no tomasen leche, y han tenido mejorías espectaculares.

Otra de las cosas es que la mayoría de las leches que hay en el mercado no me recuerdan ni me saben a leche buena y entiendo que tengo gustos y afinidades por leches de distintos animales, y a pesar de eso encuentro que no son agradables y que incluso pueden sentar mal.

Y luego hay algo más, existe una gran  literatura médica que cada día se va ampliando sobre la leche y derivados que revela que están apareciendo demasiados tóxicos en la leche como consecuencia de las manipulaciones que sufre, demasiados efectos secundarios.

Se encuentran también muchas relaciones causantes de enfermedades autoinmunes sobre todo del aparato digestivo, de enfermedades alérgicas, de enfermedades de rechazo a la leche. Hasta ahora se había hablado muy poco de ellas, pero cada día se conocen más.

Se pensaba que la raza blanca, que hemos sido pastores,  estamos más adaptados a las leches, pero en otros tipos de  raza la rechazaban bastante en cuando se hacían mayores. Un ejemplo es la raza china.

En estos momentos la cultura china rica tiene muy pocos hijos, China les prohíbe tener más de uno por pareja. Curiosamente se está perdiendo gran parte de la lactancia materna, se están dejando de utilizar leches vegetales, y por moda se están utilizando leches de otras culturas que China importa.

Entre la gente más rica de China se ha puesto de moda que utilicen leche de vaca, leche de animales y derivados y la verdad es que están teniendo un aumento espectacular de infecciones de repetición, otitis, catarros, reacciones inflamatorias, reacciones de intolerancia a la leche que hasta ahora no se conocían de forma habitual en los niños chinos.

Esto nos está dando el reflejo de ¿qué pasa con la leche de animales? Probablemente no es un alimento tan bueno como lo teníamos considerado. 

  • ES COMPLEJO CAMBIAR HÁBITOS Y DECONSTRUIR CREENCIAS COMO EL MITO DE LA NECESIDAD DE LA LECHE EN LA INFANCIA.

Está comprobado también que todos los aspectos nutritivos de la leche, si el niño tiene comida alrededor y otro tipo de alimentos, las cubre perfectamente.

Cada cultura se ha adaptado durante un tiempo y a veces ha sobrevivido gracias a la leche. Yo en este momento no me atrevería a criticar que una gran cantidad de niños en la India van a depender a veces de la leche de la vaca que tienen al lado, que tradicionalmente han considerado sagrada y además les ha servido para sobrevivir en un momento determinado.

Y probablemente gracias a la adaptación que han tenido de sus padres, sus abuelos que han sido pastores, que han cuidado muy bien de la vaca, pues ellos aguantan muy bien la leche y les sirve como alimento nutritivo. Va a depender mucho de la relación, de la cultura, de la calidad el hablar de la utilización de este alimento.

No obstante, pienso que si me haces la pregunta es porque tenemos interrogantes sobre ella y mi respuesta creo que no te ha dado ninguna solución sino que más bien hemos colocado más interrogantes…

  • ES CIERTO; PLANTEO LA CUESTIÓN DE LA LECHE NO BUSCANDO UN POSICIONAMIENTO RADICAL, SINÓ CON ÁNIMO DE REFLEXIONAR SOBRE SI ES UN ALIMENTO CONVENIENTE, INDISPENSABLE, … Y PENSANDO NO SÓLO EN LOS NIÑOS, TAMBIÉN EN LAS MUJERES, LA OSTEOPOROSIS,… LA INDUSTRIA LÁCTEA ES POTENTE.

Es una industria movida en Europa y con muchos problemas al respecto. Hoy en día están comprando la leche a los ganaderos de las granjas, les pagan a un año vista, dejan unas deudas enormes, y muchos ganaderos están pendientes de esa industria con muchos problemas.

Y otra cosa que está pasando en Europa es que hasta ahora nos han estado vendiendo que una de las soluciones para la osteoporosis era la leche y realmente la utilización de leche o concentrados de leche, yogures, queso, lo que han demostrado es que no sólo no solucionan la osteoporosis,  sino que hay más osteoporosis entre la población que toma más cantidad de estos productos. Al parecer, porque la acidificación que produce el exceso de proteínas aportadas en la dieta roba calcio del hueso.

En las culturas y en los lugares en los que no se utiliza leche y la dieta es un poco más baja en proteínas, tienen bastante menos descalcificación. 

  • RESPECTO A LOS NIÑOS, ME PREOCUPA EL USO TAN SISTEMÁTICO DE MEDICAMENTOS COMO APIRETAL (PARACETAMOL), DALSY (IBUPROFENO), VENTOLÍN (SALBUTAMOL) Y OTROS YA DESDE LOS PRIMEROS MESES DE VIDA. ¿CREES QUE PUEDE TENER CONSECUENCIAS A MEDIO-LARGO PLAZO?

En realidad, pienso que afortunadamente no,  porque si no, les habría hecho bastante, bastante daño. Pero la verdad es que se está abusando de estas medicaciones, pienso que su cuerpo tiene muchos recursos y gracias a eso no les hace tanto daño.

Gracias a los recursos que tiene el cuerpo para liberarse de estos productos que de alguna manera son tóxicos,  no pasa gran cosa o no pasa casi nada, pero la verdad es que se usa y se superabusa de todos estos productos.

  •  TAL COMO EXPLICABAS ANTERIORMENTE, PARA UN ORGANISMO TAN JOVEN COMO EL DE UN NIÑO, LA DIETA, EL REPOSO, VA A SER LO QUE MÁS LE VA A AYUDAR A RESTABLECER SU SALUD.

Sí, el niño responde a veces ante una fiebre o  una infección. La fiebre un poquito alta le produce cansancio, le produce sueño, con lo cual descansa. Le quita el apetito, con lo cual sólo toma líquidos, y en general esa forma de reaccionar del organismo le ayuda a que ponga en marcha sus recursos.

De repente le cortas la fiebre, le cortas también esa sensación que tenía de cansancio con lo cual empieza a moverse, hace que se destape, se complique y a veces que esté más días atascado o que tenga facilidad para repetir los procesos con más frecuencia.

Realmente yo pienso que más que favorecer, está atascando al niño en procesos a veces respiratorios,  de amigdalitis, de otitis, o de catarros de repetición durante más tiempo del que tendría que estar que si se le dejase evolucionar normalmente. 

  • SERÁ TRABAJO DE TODOS EDUCAR A LA POBLACIÓN AL RESPECTO.

La revolución que está habiendo en este momento yo pienso que en parte tiene que ver con el personal médico y de enfermería, que han cambiado de creencias, pero en parte también con las madres. Cuando una madre vuelve a “recuperar el pequeño sentido común” y se pregunta “¿pero qué está pasando? No puede ser que le tenga que estar dando tanta medicación a mi hijo” pues se recupera la sensibilidad.

También es verdad que si no dispusiéramos de un sistema sanitario gratuito y tuviéramos que pagar todas las visitas y medicaciones, si tuviéramos que estar pagando todos estos servicios pensaríamos ¡pero qué barbaridad!.

  • ¿QUÉ PAISES SON PIONEROS EN MEDICINA NATURISTA? ¿ESTÁ INTEGRADA EN SU SISTEMA SANITARIO?

Pienso que es un movimiento a nivel mundial. Los pioneros en Europa han sido Centroeuropa, Alemania concretamente, porque su sistema de seguridad social nació casi con el naturismo en Europa.

En EEUU, lo que he comentado de Perú, y Cuba. Y en los países con medicinas tradicionales como China cuando ha recuperado todo su sistema de Medicina Tradicional, la India con su medicina Ayurvédica, Japón,  está habiendo un gran movimiento de recuperación de su medicina tradicional para llevarla al mundo de la convencional.

Cuando estos paises fueron culturizados por Occidente, se machacó su medicina a todos los niveles; es decir, fue despreciada diciendo que las medicinas tradicionales no servían, que no eran culturales. Tuvieron un momento de aguante, de ir en contra casi de la medicina convencional, los que aguantaban. 

Pero últimamente están teniendo un resurgir, han visto  lo eficaces que son, lo provechosas que pueden ser y están surgiendo movimientos de integración, de ver que dentro de lo convencional son potentes, son medicinas que deben aprenderse y que deben integrarse dentro de lo convencional. No tienen que estar encontradas, no tienen que ser excluyentes. Como comentabas, hay que aprovechar lo mejor de cada una.

Y justamente ese mismo movimiento  de China, India y Japón está pasando en EEUU. Hay un gran movimiento médico de lo que se llama medicina integrativa, la medicina que aprovecha indudablemente todas las terapias que estaban dentro de lo no convencional, las incluye en el mundo de lo convencional y se las ofrece al paciente.

Lo que estamos observando  al integrar estas medicinas tradicionales o no convencionales es que realmente resultan efectivas y que además el paciente las elige porque muchas de ellas son menos agresivas y mucho más eficaces a la hora de resolver problemas.

  • ¿CUÁL ES LA REALIDAD ASISTENCIAL Y DOCENTE EN ESPAÑA? ¿HACIA DÓNDE AVANZA?

Aquí lo que se ha movido ha sido a nivel de pequeños grupos, personas a las que les gusta el tema, que lo viven, y que hacen muchos sacrificios para que esto se mantenga.

Soy de la opinión de que aquí en España tenemos muchas posibilidades, podríamos haber desarrollado muy bien todas estas terapias, pero hemos estado marginados dentro del sistema convencional tan potente que tiene España; un sistema sanitario gratuito pero basado en medicación y en los avances de la cirugía.

Hasta ahora estas terapias no le han interesado, no las ha incluido y hemos estado marginados, incluso hemos trabajado más en el desarrollo de estas terapias en otros países que en el propio  porque no había oportunidad.

En el ámbito universitario, apareció primero Granada ya en el 90, luego en  Zaragoza hemos tenido cursos desde 1992, desarrollamos cursos de medicina naturista, de acupuntura, de homeopatía pero solamente porque a médicos, enfermeras, fisioterapeutas, profesionales del mundo de la salud, les interesa casi más a nivel personal porque en su trabajo lo pueden desarrollar como quisieran.

Estamos ofreciendo una formación yo pienso que muy buena, pero no práctica en el sentido de que no la aplicamos en nuestro sistema de salud. Hasta el punto de que a mí me resulta un poco… en parte ridículo, lo siguiente, por ejemplo: tenemos dentro de los Jardines Botánicos de Madrid, Barcelona, o en Jaca uno de los mejores herbarios que existe, viene gente de todo el mundo para conocer plantas medicinales, para llevárselas a su país y ver qué aplicaciones tienen. Hemos desarrollado cosas también a nivel médico y de atención que son aprovechables para ellos y  nosotros lo tenemos totalmente ignorado.

En otros países tener esos medios hace que los biólogos y los agrónomos del herbario estén al servicio de los farmacéuticos de la zona y que el farmacéutico esté  al servicio del hospital y que el hospital pueda utilizar todas las plantas medicinales que tiene a su disposición.

En España tenemos muchos recursos que podríamos desarrollar mucho más. Pienso que todo está ahí con intenciones, pero a nivel político todo está parado. Cataluña intentó hacer un avance intentando poner en marcha todas las terapias no convencionales pero ha quedado parado.

El Ministerio de Sanidad tiene borradores que cada día los recicla, hace un nuevo borrador, da entrada a otro y hace un nuevo borrador, y estamos así desde 1992; o sea, casi 20 años haciendo borradores y  no damos el paso hacia delante.

  • LO LAMENTABLE ES QUE HAY UNA PARTE DEL SISTEMA SANITARIO QUE DESPRECIA Y DESACREDITA ESTOS ENFOQUES Y TERAPIAS. AL MISMO TIEMPO, QUIENES QUIEREN ACCEDER A ELLAS HAN DE DESEMBOLSAR SU DINERO, Y  NO TODO EL MUNDO ESTÁ EN SITUACIÓN DE PODER HACERLO.

Lo curioso además y la pena es que la gente que lo sigue desacreditando es justamente la gente que no lo conoce.

Uno de los pasos importantes es que cuando la gente conoce y empieza a introducirse en este mundo, se dan cuenta de que son recursos que habría que aprovechar perfectamente para la salud. Sigue siendo también penoso que haya profesionales que no lo conocen y además lo atacan. Yo entiendo que el ataque surge cuando hay algo que desconoces, y normalmente ante el desconocimiento suele haber miedo…

  • LA PROLIFERACIÓN DE CURSOS, Y FORMACIONES BREVES ASEQUIBLES PARA TODO EL MUNDO SIN NECESIDAD DE FORMACIÓN PREVIA EN CIENCIAS DE LA SALUD HA CONTRIBUIDO A CREAR UNA CIERTA INCERTIDUMBRE Y GENERAR DESCONFIANZA.

El hecho de que a nivel convencional las terapias no se hayan reconocido, el hecho de que no sea una medicina integrativa aprovechando todos los valores, tiene como consecuencia eso,  que la gente esté en el otro lado, en el mundo del curandero, del no formado que va haciendo sus estudios y va aprovechando, Hacienda le da permiso para poner un cartel y va y se lo pone.

Se crea una gran confusión que no se ha resuelto. Y el detalle de no resolver todas estas cosas está creando una mala imagen de todo lo que podría estar siendo aprovechando perfectamente.

Vamos a criticar que alguien ha utilizado mal una planta, que ha hecho mal una manipulación pero tenemos que cuestionarnos también que tenemos un montón de escuelas de fisioterapia que deberían entrenar para manipular bien, utilizar bien todas las técnicas de masaje, pero se ha creado una fisioterapia de aparatos que minusvalora al fisioterapeuta que está trabajando a veces 3 ó 4 horas atendiendo mal a sus pacientes y desaprovechando sus manos, sus manipulaciones y a veces su saber.

Tenemos unas escuelas de fisioterapia en toda España que son banderas, con fisioterapeutas bien formados y que manipulan perfectamente, pero eso necesita ser aprovechado por el sistema de salud; muchos han de desarrollar sus conocimientos estableciéndose en una consulta privada.

  • DESDE LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE MÉDICOS NATURISTAS ¿ESTÁIS REALIZANDO ALGUNA ACCIÓN A FAVOR DE LA INTEGRACIÓN DEL ENFOQUE NATURISTA EN LAS FACULTADES DE MEDICINA?

Cuando nosotros empezamos a proponer protocolos para la formación de médicos residentes, de lo que se estaba hablando era de que ya no iba a haber más especialidades, el sistema no está por que haya más especialidades sino todo lo contrario, está por quitar especialidades y reintegrar.

La segunda propuesta es que yo pienso que no se trata ya de crear una nueva especialidad, sinó que deberíamos hablar de cómo aprovechamos recursos y trasladar las experiencias al estilo cubano y peruano a nuestro sistema sanitario.

Es decir, formar médicos de nuestro sistema nacional de salud con capacidad integradora de  terapias y que pueden resolver problemas.

Además, nuestro sistema de salud está montado igual que el cubano. Nosotros fuimos a copiar el modelo cubano antes de traer aquí los centros de salud.

El modelo cubano en dos o tres años se recicló para poder utilizar todas las terapias no convencionales, esto quiere decir, que todos los médicos, enfermeras, todos los que conforman el sistema de salud están perfectamente formados para que con muy poco tiempo reciclen y apliquen todas las técnicas que podrían ser complementarias al sistema de salud actual.

Nuestros profesionales están muy bien formados anatómicamente, a nivel de utilización de plantas en un momento determinado, están muy bien formados a la hora de atender el paciente, de conocer el proceso de su enfermedad.

Cuando enseñas estas terapias complementarias a estos profesionales, en muy poco tiempo están formados para que puedan utilizarlas.

Los cubanos y los peruanos lo han adaptado y lo han aprovechado de una forma maravillosa en lugar de fiarse del que está en la calle y dice que tiene conocimientos, pero que va a tocar la piel, va a hacer un masaje y no sabe lo que hay debajo. Mejor aprovecha  a tu personal sanitario que ya lo tienes formado, le enseñas una técnica de masaje pero detrás ya tiene sus años de formación en anatomía, fisiología, y conoce lo que maneja.

  •  ¿EN QUÉ PROYECTOS ESTÁS TRABJANDO ACTUALMENTE?

Actualmente estoy trabajando en tres proyectos:

– Uno de ellos, ver pacientes todos los días.

– Otro, la formación de postgrado en medicina naturista de la universidad de Zaragoza que se mantiene todavía a pesar de los altibajos, las amenazas, muchas contras y muchas pegas que hemos tenido, pero llevamos 20 años de este curso que se ha mantenido ahí.

  • ¡¿AMENAZAS?!

Si, amenazas en la misma dirección que comentábamos antes, gente que no lo conoce, que piensa que no es algo serio,  científico o aplicable cuando realmente estamos haciendo todo lo contrario.

En la Universidad de Zaragoza tenemos el curso de postgrado, hay un grupo también de investigación de terapias, y publicamos una revista  desde hace 10 años. Esta revista partió de los alumnos que hicieron el curso, y luego se unió a la  Sociedad Europea de Medicina Naturista Clásica. Empezó como una revista pequeña revista de difusión y ahora está indexada en el índice médico español, en bases de datos internacionales médicas y en poco tiempo ha ganado bastante prestigio como publicación.

– Otro proyecto en el  que también estamos trabajando es en el Colegio de Médicos y  la Organización Médica Colegial para que estas terapias se introduzcan en el sistema sanitario, para que los profesionales las integren y se pueda llevar a cabo una medicina integrativa que las incluya y aproveche.

  • EN CATALUÑA, LAS ENFERMERAS TENEMOS MUCHO INTERÉS TANTO EN FORMARNOS EN TERAPIAS NATURALES Y/O COMPLEMENTARIAS COMO EN TENER ESPACIO PARA DESARROLLARLAS Y TRABAJAR CON ELLAS.

Hay una cosa para mí muy sorprendente dentro del mundo de la enfermería, y es que las grandes bases de la enfermería han sido las terapias naturales; es decir, que todo el mundo de los cuidados de enfermería,  los cuidados básicos del enfermo,  que el enfermo pase a responsabilizarse de su salud porque adquiere conocimientos, todo esto ha sido la base de la enfermería. Cuando hablas de medicina naturista y de terapias complementarias realmente son la base de la enfermería,  lo que enriquece como persona y como profesional de la salud.

Al igual que decía que ha de ser la base para el personal médico, también lo ha de ser para enfermería,  y cuando dices, ¿una enfermera aplica clases de yoga, plantas medicinales, cuidados básicos? Es que es lo que ha enriquecido el mundo de la enfermería, aprender todo esto. Yo pienso que va con la profesión.

Pienso que es un redescubrimiento que el mundo de la enfermería aplique estas terapias. Si  nuestro sistema de salud las llevase a cabo y les diera facilidades para desarrollarlas se enriquecería enormemente.

  •   ¿QUÉ ES LO QUE HAS APRENDIDO DURANTE TODOS ESTOS AÑOS?  ¿QUÉ HA SIDO LO QUE TE HA RESULTADO MÁS ÚTIL A NIVEL PERSONAL Y PROFESIONAL?

 Hay cosas sencillas, y a veces son de las que más aprendes. Trabajamos todos los días y de todo lo que hemos aprendido quizá no nos sirve nada, porque cada día aprendemos lo que nos sirve para ese momento.

Uno de los detalles es que aparentemente, a nivel personal, he estado estudiando mucho tiempo, y de repente, tengo que resolver un problema y tengo que empe zar a aprender de lo que tengo que resolver.

Y otro detalle también pero ya a nivel profesional, es que me encuentro con alguien que me pregunta:

-¿Y qué hago?

Y la respuesta es que le tengo que preguntar yo a él :

-¿Y qué es lo que puedes hacer? Es decir, parece que le tenga que dar yo la respuesta y cada día entiendo más que es el enfermo el que me dice a mí lo que puede hacer.

Recuerdo una persona que influyó también en mi formación, era Felipe de Torres un señor maestro que estuvo en Zaragoza durante varios años. Él hablaba de la capacidad que tiene el cuerpo con sus síntomas, cómo te explica lo que necesita cuando estás enfermo.

Recuerdo como anécdota a una persona a quien había estado viendo, recomendándole: deje de comer, repose mucho y cuando se encuentre un poco reposado, muévase un poco, tome el sol y empiece a andar.

Entonces vinieron a verme el enfermo y sus  hijos y prácticamente le dije lo mismo. Y entonces me dijo: ¡tú te has puesto de acuerdo con Felipe de Torres para mandarme lo mismo!

No nos habíamos puesto de acuerdo, el enfermo me había contado que eso es lo que le convenía, si me dice que no tiene apetito le digo que no coma, si me dice que está cansado le digo que descanse. Los dos le dijimos cosas aparentemente raras, pero en el fondo fue lo que nos dijo él, lo que en aquel momento daba la impresión que necesitaba.

  • ¿QUÉ OPINAS DE LA HOMEOPATÍA? 

La homeopatía entra dentro de un sistema médico, es una forma de utilización del medicamento muy interesante, es muy interesante aprender de ella. La homeopatía se basa en la utilización de medicamentos diluidos, dinamizados, pero medicamentos.

La base está en la capacidad que tiene el cuerpo, pero también en hacer un examen detallado de los síntomas, de las reacciones que tiene parecidas a ese medicamento que le vas a recomendar. Sigue siendo una forma de utilizar medicamentos. Hay que aprenderse muy bien, cómo reaccionan en el cuerpo  y como los puedes utilizar.

Ha sido todo un movimiento europeo, pienso que muy interesante, pero desde mi punto de vista habría que depurarlo bastante. La homeopatía tiene una investigación muy desconsiderada dentro del mundo de la investigación, pero muy rica.

Durante muchos años se investigó sobre el propio paciente y a veces sobre el propio médico. Es una investigación en humanos difícil de repetir hoy en día porque los códigos éticos casi no lo permiten, pero debería aprovecharse toda esa riqueza investigada que existe y añadir ahora nuevas investigaciones sobre lo que hay y elegir lo bueno de la homeopatía, porque la verdad es que al no ser a veces utilizada de forma muy ortodoxa, pues vendemos homeopatía en todos los sitios, la compra todo el mundo y la puede utilizar porque no pasa  nada, porque no tiene ningún efecto secundario.

Eso no es así, y la verdad es que sí son medicamentos, no tienen efectos secundarios pero tienen patogénesis; es decir,  un medicamento homeopático puede producir una reacción de agravamiento, o reacciones medicamentosas que es muy interesante conocer a la hora de tomarlo.

  • ¿QUE NOS RECOMENDARÍAS PARA CUIDAR NUESTRA SALUD?

Normalmente cada uno tenemos “una salud” relativa, es decir el estado de bienestar físico, psicológico, espiritual y ambiental que es lo que cuenta la OMS pero cada uno de nosotros tenemos una “cuota de salud” en cada momento.

Un aspecto básico  que recomiendo a todo el mundo es que conozcan muy bien la salud que tienen y que aprovechen esa salud que tienen, esa parte buena.

Otros a lo mejor recomendarían lo contrario y dirían, pues hazte muchos diagnósticos preventivos, muchos screening para ver  si encuentras algo malo para extirpártelo, y ponerte al día, o si eres calvo ponte pelo, o si tienes la nariz torcida arreglártela.

Yo recomendaría lo contrario, ver la parte saludable que tenemos y pensar, bueno esto sí que está bien, tengo que vivirlo y disfrutarlo. A veces es una recomendación que la damos por hecha, pero pienso que es lo que realmente nos da salud. El concepto general y relativo de salud es el bienestar que en ese momento nosotros percibimos para poder seguir hacia delante. Y eso a veces lo tiene gente que está calva, coja, tiene un poquito de aquí, un poquito de allá, pero que cuando le preguntas ¿cómo estás? Te contesta, muy bien.

Lo importante es ver el potencial que tenemos cada uno,  a veces el solo hecho de estar vivos, de estar aquí, es una oportunidad que tienes y es cuestión de agarrarse a ella y disfrutarla.

*  * *

Muchas gracias Pablo. Es un honor tenerte en el blog.  Tu testimonio llega  en plena crisis del sistema sanitario,  con los gobiernos central y autonómicos custionándose  la sostenibilidad del mismo. Una buena oportunidad para desenpolvar los borradores y poner en marcha los proyectos que en otros paises han demostrado una mejora en los resultados de salud de la población, y en la reducción del gasto sanitario.

Estoy convencida de que tus palabras ayudarán a tomar conciencia del papel fundamental y activo que tenemos cada uno de nosotros respecto a nuestra salud.

Es un gusto la sencillez y la cercanía con la que transmites los principios básicos de la medicina naturista, y una alegría que nos recuerdes que Somos Esencialmente y Potencialmente, SANOS.

Elena Lorente Guerrero

* * *

Pablo Saz nos facilita un enlace de acceso a artículos científicos sobre Medicina Naturista de varios autores además de él mismo. Disponible AQUí.

Entrevista a PILAR SÁNCHEZ-CUENCA, Enfermera y Defensora de los Usuarios del Sistema Sanitario Público de las Illes Balears: “La visión de la realidad que aportan los gestores enfermeros es única; creo que en esto reside la fuerza y también es la causa del recelo que sienten los otros gestores”

Queridos Amigos:

Es un honor contar con el testimonio de PIlar Sánchez-Cuenca, Enfermera con una larga trayectoria y experiencia tanto a nivel asistencial, como en gestión y docencia.

Su testimonio nos acerca un trocito de la realidad que ha construido nuestra historia enfermera, un auténtico regalo. Al mismo tiempo, es un lujo aprender de esta mujer tuvo el coraje y la valentía de abrir camino y marcar la diferencia en una época difícil y compleja fuertemente marcada por el sesgo de género, por ser mujer y por ser mujer y Enfemera.

* * *

Me llamo Pilar Sánchez-Cuenca, soy enfermera. Estudié ATS en la Escuela de ATS de San Francisco en Madrid (1968-1971) y posteriormente  convalidé el título por Diplomada Universitaria de Enfermería por la UNED en 1985.

Aunque he nacido en Madrid 1948, vivo en Palma de Mallorca desde 1988, ciudad que considero “mi casa”. Vine para incorporarme al proyecto de gestión del Hospital Son Dureta y me sentí atrapada desde el primer momento. La intensidad del proyecto, la calidad de vida de Mallorca y la calidez de las personas con las que compartí trabajo y amistad, hicieron que tanto mis hijos como yo decidiéramos quedarnos aquí.

Desde marzo de 2010 ejerzo el cargo de Defensora dels Usuaris del Sistema Sanitari Públic de les Illes Balears, y anteriormente fui Directora de la Escuela de Enfermería y Fisioterapia de la Universitat de les Illes Balears (UIB), desde 2007 hasta  marzo de 2010.

De 2000 hasta 2007 fui Directora del Departamento de Enfermería y Fisioterapia de la UIB.

He ejercido la docencia como Profesora Titular de Escuela Universitaria en las asignaturas de Enfermería Médico Quirúrgica, Administración de Servicios de Enfermería y Cuidados Paliativos de la carrera de Enfermería en la Escuela de Enfermería y Fisioterapia de la UIB. También fui Profesora colaboradora, entre otros, en el Curso de Postgrado de Gestión de Servicios Sanitarios  y  en el de Cooperación al Desarrollo, que se han desarrollado a lo largo de diferentes cursos en la UIB.

He trabajado como enfermera asistencial en hospitalización de medicina interna en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid (1971-1972) y como enfermera en hospitalización de pacientes adultos oncológicos en el Hospital Son Dureta de Palma (1992-1993, 1994-2000). Este tiempo aunque corto, ha sido vital para no olvidar la esencia de ser enfermera durante las etapas de gestión.

La trayectoria más larga ha  sido en  diferentes puestos de gestión:

– Directora de Organización y Sistemas, Complejo Hospitalario de Santiago de Compostela, España (1994).

– Directora de Enfermería, Hospital de Verín, Ourense (1993-1994).

-Coordinadora del equipo de trabajo del Ministerio de Sanidad para la definición y medida de la producción enfermera en el ámbito hospitalario, Proyecto Signo II-Enfermería (1989-1993).

-Directora de Enfermería,  Hospital Son Dureta, Palma de Mallorca (1988-1992).

-Subdirectora del Hospital 12 de Octubre, Madrid (1986-1987), Supervisora de Dietética, Hospital Puerta de Hierro, Madrid (1985-1986), Supervisora de Hospitalización, Hospital Puerta de Hierro (1972-1973; 1976-1985).

Compaginando mi trabajo he intentado dar salida a otras inquietudes personales. Desde el año 2000 he venido colaborando en organizaciones comprometidas con la defensa de los servicios públicos.

Primero en el OCSP (observatorio para la calidad de los servicios públicos), siendo evaluadora principal del Premio Ciudadanía a la calidad de los servicios públicos en tres ediciones y después presidiendo  la Fundación Internacional para los Compromisos de Calidad hasta el mes de febrero de 2010.

Desde abril de 2008 hasta mi nombramiento como Defensora dels Usuaris del Sistema Públic de Salut he formado parte del Consejo Económico y Social de Baleares en representación del Consell de Mallorca.

  • ¿Que destacarías de tus inicios como Enfemera?

Inicié mis pasos como enfermera en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid –entonces se llamaba Clínica Puerta de hierro- al acabar mis estudios de ATS en el año 1971.

En esa época se estaban abriendo los grandes centros hospitalarios de todas las capitales de provincia y la oferta de trabajo superaba ampliamente el número de tituladas que salían de las escuelas.

Empezar mi trabajo profesional en un hospital como Puerta de Hierro me influyó profundamente por el estilo de gestión del centro, por la organización y sobre todo por la cultura enfermera. Los valores que me supieron transmitir no se me olvidaron nunca.

Dos personas del equipo directivo de enfermería me marcaron de manera importante, María Caballero, Mari Paz Mompart y sobre todo, Milagros Segura. Nunca le agradeceré bastante a Milagros su ejemplo y su generosidad para compartir su conocimiento y experiencia.

Me acuerdo que cuando me incorporé de enfermera y veía con admiración a las supervisoras –se distinguían en el uniforme por llevar un cinturón ancho azul marino- pensaba que nunca llegaría a ser como ellas…

 

  • ¿Qué ha caracterizado tu trayectoria profesional?

Mi trayectoria profesional ha sido bastante atípica, ya que al año de trabajar como enfermera me  inicié en la gestión como supervisora de hospitalización. Esto fue debido a que en Puerta de Hierro existía una idea clara de la importancia de tener otro estilo de supervisión para liderar la profesionalización de los cuidados y se puso en marcha un proceso de selección de personas para ser formadas en uno de los primeros cursos de supervisión en enfermería.

Tuve la suerte de estar en el sitio adecuado en el momento oportuno y fui seleccionada. Enseguida comprendí la importancia de tener un liderazgo sobre las propias enfermeras; lo normal era que las enfermeras considerasen a los médicos como los jefes naturales y que la supervisora sólo sirviese para organizar los turnos y hacer los pedidos de la unidad. Cambiar eso fue un reto apasionante desde el primer momento.

 

  • Respecto a tu experiencia como Enfemera oncológica ¿Qué aspectos del cuidado tenían especial relavancia para ti?

Cuando dejé la dirección de enfermería tuve claro que quería recuperar mis raíces enfermeras y que esta recuperación sería más completa si lo hacía como enfermera “a turno rodado” en una unidad de hospitalización.  La elección de la unidad fue debida a la pasión por el liderazgo de los cuidados y al compromiso con los pacientes que me supo transmitir la supervisora, Ascensión Maya.

Cuando llegué a la unidad desconocía todo, había dejado la práctica asistencial usando jeringas de cristal que se reutilizaban y cuando volví ¡tenía que usar abbocats  portacaths, bombas de infusión, quimioterapia  etc!

Eso en cuanto a la técnica, pero además los pacientes oncológicos requerían una atención personalizada, integral, tanto de los riesgos del tratamiento y control de las complicaciones de la evolución de la enfermedad como de las necesidades emocionales y psicológicas que supone enfrentarse a una enfermedad que provoca, en quien la padece y en sus allegados, un efecto emocional devastador.

Tuve que aprenderlo todo nuevamente y, hasta que me sentí segura, sufrí bastante pero al mismo tiempo  notaba una gran energía interior. Tuve que sacar lo mejor de mí misma. Fue muy gratificante encontrar el reconocimiento inmediato que hace el paciente y la familia cuando siente que son bien atendidos.

Es una gratitud inmensa, sobre todo cuando les ayudas en el trance de la muerte y el duelo. Tuve la suerte de compartir una equipo profesional excelente que me enseñó a ser enfermera “de verdad”.

Entre los aspectos del cuidado  que tenían mayor relevancia era transmitir  seguridad en el manejo de tratamientos complejos, el respeto al sufrimiento, y sobre todo, el esfuerzo por mantener la dignidad del paciente ante el deterioro físico que provoca el avance de la enfermedad oncológica.

Aprendí a manejar la información acercándola al paciente para hacerla soportable, a manejar las emociones y a mantener un entorno terapéutico en todo momento. Lo que más me costaba era a cuidar a los chicos jóvenes y adolescentes con leucemias u otro tipo de cáncer. Verlos enfrentarse a la enfermedad y al tratamiento cuando estaban empezando vivir …rompía el corazón.

 

  • ¿Cuándo surge tu inquietud por la gestión?

En el año 1986 se publica el Decreto de organización y funcionamiento de los hospitales  del recientemente creado Sistema Nacional de Salud y pidieron mi colaboración para formar parte del primer equipo de gestión según la nueva orientación.

Yo había pasado la selección para ocupar puestos de gestión que realizó el Ministerio de Sanidad. Me nombraron subdirectora de enfermería del Hospital Doce de Octubre de Madrid –entonces se llamaba 2 de Octubre, fecha que conmemoraba el nombramiento de Franco como Jefe del Estado-.

Fue el primer hospital que tenía un gerente que no era médico y que la dirección de enfermería estaba al mismo nivel que la dirección médica y la de los servicios generales.

Este hecho puso en pie de guerra al sindicato médico y a la organización médica colegial y fue el detonante de una huelga a nivel nacional que duró más de seis meses y supuso la alteración del funcionamiento de prácticamente todos los hospitales españoles.

Enseguida me di cuenta de la capacidad de cambio que tiene la gestión y la oportunidad de tomar decisiones que aportan valor enfermero.

 

  • Háblanos de los diferentes cargos que has ocupado y ocupas como gestora: coyuntura, dificultades, …

He ocupado diferentes cargos de gestión, cada uno tiene aspectos diferentes según el lugar y el ámbito de actuación, pero todos tiene en común la posición estratégica, es decir la capacidad de mirar la totalidad de la organización y de imaginarse el futuro.

Tengo un recuerdo muy especial de la etapa de coordinación del Proyecto SIGNO II-Enfermería para la definición del producto enfermero y la imputación de sus costes en el conjunto del proceso asistencial.

Estamos hablando del año 1991-1992 y algunas de las avanzadas propuestas que se hicieron siguen de actualidad. Otras han sido superadas o transformadas, pero supusieron un potente embrión de cambio.

Recuerdo la vez que presenté el proyecto ante un auditorio eminentemente masculino y eminentemente médico en la Fundación Jiménez Díaz. Me sentí potente y orgullosa de representar a la profesión enfermera.

Ante el tono paternalista de algunas preguntas tuve que responder de tal manera que después un gerente me pidió disculpas. Eran tiempos difíciles.

 

  • ¿Cómo ha sido la relacióncon el resto de gestores?

Cuando empecé era un mundo muy masculino, había pocas gerentes o directoras y sólo se veía la enfermería como un elemento instrumental para la verdadera atención que era la que daban los médicos.

Cambiar la posición fue difícil pero se avanzó bastante rápido al principio aunque con mucho desgaste personal mío y del resto del equipo de enfermería. Mi relación ha estado más condicionada a las personas que a los cargos.

A los directivos de enfermería se nos pedían informes detallados de todo, justificar cualquier aspecto, fundamentar cualquier solicitud. Nada de lo cual era necesario para el director médico o el de gestión,  que con su palabra era suficiente para iniciar un planteamiento determinado.

La necesidad de superación sirvió para aprender muy por delante de los demás.

 

  • ¿Qué distingue la gestión desde la mirada enfermera de la que realizan otros profesionales de la salud?

Desde mi punto de vista la visión de la realidad que aportan los gestores enfermeros es única. Además tienen un conocimiento global y en detalle de cómo funciona la organización.

El estar en contacto con los pacientes a lo largo de todos los procesos, durante todo el día y durante todos los días del año aporta una visión y un conocimiento únicos.

Creo que en esto reside la fuerza y también es la causa del recelo que sienten los otros gestores.

 

  • ¿Cómo se consigue gestionar bien a las personas, los recursos de que dispones, las situaciones críticas?

Bueno, conseguir esto es muy difícil cuando te enfrentas a una organización que ya está en marcha, con una cultura que se arrastra desde atrás con muchas inercias para el cambio, sin poder seleccionar el personal de nueva incorporación, con diferentes visiones de lo que hay que hacer. Es más fácil cuando se abre un centro nuevo.

De todas maneras, aunque existe una metodología para la elaboración de un plan estratégico, el éxito al final depende tu capacidad para la negociación y el entendimiento con los otros. Sin olvidar la capacidad de ilusionar con un proyecto.

 

  • ¿Cómo llegas a la docencia?

La docencia me ha acompañado en cada etapa profesional, pero dar el paso a la universidad fue una oportunidad que no hubiera podido realizar sin el apoyo de compañeros de otras etapas que ya eran profesores.

Mi recuerdo y gratitud especial para Joan de Pedro y Carmen Alorda, sin su apoyo creo que no me hubiera atrevido a dar el paso, primero como profesora asociada y luego como profesora titular.

 

  • ¿Qué te ha aportado?

Muchísimo. Tuve que volver a empezar una actividad nueva con cincuenta años. Tuve que reconocer lo que no sabía, fundamentar el conocimiento adquirido, profundizar en el marco conceptual enfermero para no desvirtuar el enfoque de la enfermería médico quirúrgica y aprender técnicas pedagógicas.

Ser profesora universitaria me ha permitido entrar en contacto con otras áreas de conocimiento y sobre todo, estar contacto con los estudiantes. Cada curso tú tienes un año más y los estudiantes nuevos siguen teniendo los mismos años. Esto supone un gran reto.

Al poco de llegar, algunos compañeros me pidieron que optase a la dirección del Departamento de Enfermería y Fisioterapia y esto me permitió ampliar el horizonte dentro de la universidad. Tuve que desarrollar otras estrategias para poder tomar decisiones en un entorno académico muy clasista, donde el valor reside en ser catedrático o doctor no en tus resultados ni en el valor social de tu conocimiento.

Después de siete años como directora del Departamento fui elegida  Directora de la Escuela de Enfermería y Fisioterapia en el momento crucial del cambio de los planes de estudio para adaptarlos al llamado Proceso de Bolonia

Además de dirigir la puesta en marcha de los planes de estudios adaptados al marco Europeo de Educación Superior  para las carreras de Enfermería y de Fisioterapia, he formado parte del Consejo de Gobierno, del Claustro Universitario y de diferentes comisiones académicas. También he dirigido el proyecto de cooperación entre la UIB y la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho de Tarija, Bolivia.

 

  • ¿Trabajas en alguna línea de investigación?

Este es mi punto más débil porque la gestión ocupa mucho tiempo y absorbe mucha de la energía que se necesita para la investigación. Aún así he participado en numerosos congresos y reuniones científicas como conferenciante y como miembro de los comités científico y organizador.

De la producción científica quiero destacar mi participación en el Proyecto Signo, en el Plan de Salud de las Islas Baleares, la elaboración del material docente de la asignatura Enfermería Médico Quirúrgica I y mi colaboración en diferentes proyectos de investigación como el dirigido por Concepción Zaforteza sobre la relación de las enfermeras de las unidades cuidados intensivos con los familiares de los pacientes críticos.

 

  • ¿Cuáles son los retos de futuro para la Enfermeras?

Desde mi experiencia,  las nuevas enfermeras se tienen que enfrentar a varios retos, uno de ellos es que no pierdan la visión y los valores enfermeros que les hemos impregnado en la Escuela cuando se incorporan al sistema sanitario.

Otro reto es que continúen formándose como parte de ese compromiso personal para dar la mejor atención posible en cada momento. Este conocimiento debe estar fundamentado científicamente, aportar evidencia, disminuir la variabilidad de la práctica y aumentar la seguridad de los pacientes.

Es importante que los nuevos graduados reconozcan que no han acabado de estudiar, que deben investigar y que ese conocimiento nuevo lo deben transferir a la práctica. Las nuevas generaciones son las que tiene que construir un mundo mejor, más solidario y más justo.

  • ¿Qué es lo que te sigue apasionando?

Me sigue apasionando descubrir que hay cosas por hacer,  mucho por aprender. Me sigue doliendo descubrir las injusticias y la dificultad para corregirlas.

 

Me siento emocionada y orgullosa. Soy la única mujer y la única enfermera entre los defensores de pacientes/usuarios de España y espero en los cinco años que dura el mandato mejorar el funcionamiento de los servicios asistenciales de nuestra comunidad autónoma y de manera especial la atención a los colectivos más vulnerables.

 

  • ¿Deseas compartir algo más con nosotros?

Sólo me queda dar las gracias a Elena Lorente por haberme dado esta oportunidad para participar en el blog. Estaré encantada de seguir en contacto.

* * *

Muchas gracias Pilar y ¡ Bienvenida a la familia del blog!

¡Felicidades! Te deseamos lo mejor en tu andadura como Defensora de los Usuarios.  Eres la primera mujer y también la primera Enfermera ocupando este cargo en España. ¡Adelante!

Abrazos,

Elena Lorente Guerrero

Entrevista a CRISTINA FRANCISCO, Enfermera y Profesora de Enfermería de la Universidad de Alcalá: “Aplicar el pensamiento enfermero desarrollado y los modelos de cuidados en la práctica, con la metodología propia, el proceso de cuidados y las clasificaciones más oportunas es lo que haría visible nuestra aportación a la salud y al bienestar de los beneficiarios de los cuidados enfermeros”

Queridos Amigos:

Tenemos a grandes Enfermeras referentes en España, y una de ellas es Cristina Francisco.

Es importante nutrirnos de las vivencias y de la experiencia de Enfermeras  que como Cristina, forman parte de la historia de la Enfermería española.

Con sus valores, y su ejemplo contribuye a construir la disciplina y la profesión. Inspira a las profesionales que ejercemos sea cual sea nuestro ámbito profesional. Y es también, una luz que alumbra el camino para las futuras Enfermeras.

Es un honor darle la Bienvenida a la familia del blog y aprender con ella.

* * *

Me llamo Cristina Francisco, soy enfermera desde el año 1970. Ejercí en la clínica en diferentes hospitales de Madrid y Guadalajara, la mayor parte del tiempo en unidades de cuidados intensivos.

Cuando yo comencé a trabajar como enfermera coincidió con la apertura de las primeras unidades de estas características y me supuso un reto muy estimulante, aprendimos todos juntos (enfermeras y médicos), recuerdo esta época como muy positiva en mi vida laboral.

He desempeñado diferentes puestos de gestión, como supervisora de unidad y como supervisora de área.

Posteriormente pasé a ocuparme de la planificación y desarrollo de la formación continuada en el hospital de Guadalajara. Más tarde me incorporo como profesora en la Escuela de Enfermería de esta misma ciudad.

Después vuelvo a Madrid como responsable de la unidad de Formación, Calidad e Investigación en el hospital Ramón y Cajal y otro periodo como supervisora en la unidad de pediatría de este mismo hospital.

Desde el año 1993 ejerzo como profesora en el Departamento de Enfermería de la Universidad de Alcalá.

Esto es a grandes rasgos mi vida profesional, de la que tengo la sensación de haber disfrutado mucho, he conocido a colegas muy interesantes, a gente con grandes valores, me quedan amistades de todos los lugares por los que he pasado y recuerdos muy gratos de mucha de la gente que he cuidado.

  • ¿Quién es Cristina Francisco en Esencia?

Pues soy una señora mayor, a punto de cumplir 60 años y ¿qué soy en esencia?, pues una profesora en los estudios de enfermería que trato de hacerlo lo mejor que puedo, de estar cerca de las estudiantes y los estudiantes, aunque a veces pienso que la diferencia de edad, que cada año es mayor por mi parte, es un impedimento… porque ellas y ellos siempre tienen la misma edad.

Y, en esencia, soy también madre, una madre que se siente muy orgullosa de sus hijos, soy una persona muy familiar, quiero mucho a mi familia más íntima, y muy amiga de mis amigas y de mis amigos.

Después de lo vivido, lo bueno, lo menos bueno y lo malo… me gusta la vida, comer, ir al cine, pasear, charlar, mirar fotografías, leer una novela, ver amanecer cada día y trabajar… en fin, las cosas cotidianas que están a nuestro alrededor y que después de cada palo, valoro más.

  • ¿Eres así porque eres Enfermera, o eres Enfermera porque eres así?

No se lo que es antes, esto me preguntaba mi hija María cuando tenia once o doce años, y no se cuando me he hecho como soy.

Yo iba a ser maestra, que era lo único que se podía estudiar en la ciudad en la que vivía (Guadalajara), pero casualmente, cuando iba a empezar comenzaron los estudios de Enfermería (ATS, por entonces) y decidí estudiar enfermería (aunque nos llamábamos ATS, yo siempre me identifiqué más con el nombre de enfermera, no se porqué).

La decisión fue porque como enfermera podía ir a trabajar a Madrid, y como maestra hubiese tenido que hacerlo en un pueblo. Entonces, para mi, Madrid representaba el no va más de lo cosmopolita.

Aunque pienso que la práctica de la enfermería, las enfermeras con las que he compartido el trabajo y las personas a las que he cuidado, son quienes me han ido haciendo como soy, sobre todo me han ayudado a desarrollar la parte más empática de mí, que era precisamente a lo que se refería mi hija cuando me lo preguntó, al verme actuar con una persona mayor a la que le atropelló un coche en la calle.

  • ¿Qué destacarías de tu trayectoria profesional?

Como comentaba anteriormente, empecé ejerciendo en la clínica. Trabajando en la UCI del hospital Ramón y Cajal, a mediados de los años 1970, coincidiendo con el cambio del plan de estudios, el curso de nivelación, y a nivel más general con los “cambios sociales y políticos”, conocí a una de las enfermeras que más influido en mi evolución, Lucía Mazarrasa, esta enfermera que era responsable de la formación continuada en la hospital, me abrió el campo de la enfermería como disciplina.

En esta época, y apoyada en lo que nos transmitía Lucia y los nuevos estudios, hice mis primeros trabajos y participación en Congresos, era un momento en que estas iniciativas contaban con el apoyo de los organismos y las instrucciones profesionales.

A partir de ese momento he compartido periodos con dedicación a la clínica y a la docencia, y también de una manera permanente a mi propia formación, reglada y no reglada, desarrollando una actividad científica e investigadora que finalmente concluye con mi doctorado.

Aunque, al hablar de mi trayectoria profesional, una conclusión que me gustaría destacar es que he disfrutado mucho con el ejercicio de la enfermería en sus diferentes ámbitos, no puedo saber como hubiese hecho otra cosa que no fuese la enfermería, pero lo que es cierto es que haciéndola he experimentado muchas satisfacciones.

Esta es una reflexión que frecuentemente hago con las estudiantes, les digo que pueden ser diversas las razones que les hagan haber llevado a estudiar y más tarde a ejercer la enfermería, pero que tengan la seguridad de que si se comprometen con un ejercicio profesional responsable serán muy felices.

  • ¿Qué aprendiste en tu etapa como Enfemera asistencial?

Muchas cosas, y de todas las personas que coinciden en los diferentes momentos de los cuidados.

De las colegas he aprendido y aprendo constantemente. Recuerdo a un compañero que hablaba con las personas que estaban en coma, más tarde entendí que había explicaciones teóricas que fundamentaban esta manera de proceder.

A otras compañeras que eran muy minuciosas con el cuidado de las necesidades básicas y las técnicas de los enfermos que cuidaban, a quienes se relacionaban muy bien con los enfermos y con el equipo, estas formas de hacer las fui incorporando a mi manera de hacer.

Actualmente cuando me acerco a la clínica para el seguimiento de las estudiantes en sus prácticas observo actitudes similares.

De los enfermos también se aprende, recuerdo a personas que las guardo en mi memoria como modelos para cuando yo esté enferma. Igual que me hubiese gustado ser tan exquisita como Pilar Moreno con la higiene de mis pacientes, me gustaría llevar la enfermedad con tanta dignidad como lo hicieron Marcos, Elena o Teresa.

Un ejercicio de repaso a mi vida. Fue como coger una maraña muy liada y empezar a tirar de un cabo para ir haciendo un ovillo ordenado.

Viví momentos mágicos, porque un recuerdo me llevaba a otro, y este a otro, así comenzaron a cobrar cuerpo personas y situaciones de los diferentes momentos y cada vez eran más nítidas.

Aunque lo que ocurre con el recuerdo de las vivencias es que unas son positivas y me producían un buen estado de ánimo, me ponían contenta, pero también se materializaban recuerdos negativos y el efecto era el contrario.

Mientras escribía hubo momentos en los que me descubría con una sonrisa y otros en los que llegaba a llorar.

  • ¿Qué te aporta la docencia?

Me considero una privilegiada por dedicarme a esta área del ejercicio profesional. Me pagan por leer, estudiar, explicar e investigar y sobre todo por acompañar a jóvenes para que aprendan a ser enfermeras.

Aunque la dedicación a la docencia tiene una doble vivencia, por una parte, está el que no existen límites, se los pone cada uno, siempre se puede estudiar más, investigar más, preparar más y mejor las actividades con las estudiantes, compartir más con los colegas, hacerlo mejor…, la otra parte es que el poderlo haber hecho mejor frustra cuando no se hace tan bien como se hubiese deseado.

Las estudiantes aportan muchas satisfacciones, les ves como crecen en conocimientos y actitudes, y sobre todo cuando vuelven como profesionales, después de un tiempo tituladas, y valoran positivamente su paso por la escuela.

  • ¿Qué cualidades, valores y comptencias consideras imprescindibles en una Enfermera?

La competencia profesional. La identificación de los cuidados humanos como la razón de ser de la enfermería y que se fundamente todo lo relacionado con ellos en los conocimientos que les den significado y por supuesto que se satisfagan de manera sistemática.

Claro que para ello es necesario establecer una buena relación de ayuda y amparar todas las acciones en principios éticos y deontológicos, pero con las bases conceptuales y metodológicas que comento.

Habrá personas que prefieran que les atienda una enfermera simpática, pero para otras puede ser más atractivo que sea seria, ocurre lo mismo con que hayan optado a la enfermería por “una llamada irresistible de vocación” o que lo hayan hecho por no poder acceder a otros estudios.

Pienso que lo que si quieren todas las personas que necesitan atención enfermera es que se les atienda con profesionalidad, que no es otra cosa que con conocimientos, actitudes y habilidades que se aprenden y desarrollan, primero durante el proceso de formación y después con una práctica reflexiva.

  • ¿Qué urge en Enfermería?

Delimitar de una vez por todas el objeto de estudio de la disciplina y de interés de la profesión, que no es otro que los cuidados de salud de las personas y los grupos, como lo vienen poniendo de manifiesto las teóricas y pensadoras.

Y sobre esta base investigar, construir explicaciones para fundamentar y enriquecer la práctica cuidadora, desde todos los ámbitos.

Para completar el circulo hacerse preguntas en la práctica que lleven a nuevas áreas de estudio e investigación, y así continuamente fundamentando los cuidados, aplicándolos, haciéndose nuevas preguntas, explicándolas y nuevamente aplicando los cuidados con las nuevas explicaciones.

Aunque puede sonar poco original es necesario aplicar el pensamiento enfermero desarrollado, los modelos de cuidados, en la práctica y hacerlo con la metodología propia, el proceso de cuidados y las clasificaciones más oportunas.

Esta necesidad se viene planteando desde los años 1970 y no termina de cuajar y sin embargo es lo que haría visible nuestra aportación a la salud y bienestar de los beneficiarios de los cuidados enfermeros.

  • ¿Qué transformaciones consideras necesarias en el Sistema Sanitario?

La salud es un derecho de todas las personas por el hecho de serlo, es lo que recogen las declaraciones de los organismos internacionales.

Por lo tanto considero que los gobiernos, la sociedad, tienen que garantizar que todas las personas reciban la atención que precisan para gozar de la mejor salud posible.

Dicho esto, entiendo que un sistema de salud tiene que garantizar la accesibilidad y equidad a toda la población, a toda.

Y por supuesto respetar las decisiones de cada persona considerándola como sujeto activo de su proceso.

Por otra parte, respecto a las profesionales enfermeras, me parece que deben ser consideradas como cualquier otro profesional que tiene un campo propio. No entiendo bien que se pueda elegir médico y no se pueda elegir enfermera, por ejemplo.

  • Háblanos de tu trabajo como cooperante.

Hablar de mi actividad en países pobres como cooperante es muy pretencioso. Si que he realizado algunas actividades en países Africanos (Angola, Guinea Ecuatorial y Mozambique) y en América Latina (Nicaragua, El Salvador y Colombia), pero la actividad de cooperante requiere de una dedicación y manteniendo en las acciones que yo no realizo.

Mi estancia más larga fue en Guinea Ecuatorial, que ejercí como profesora en la Escuela de Enfermería durante un cuatrimestre, experiencia que fue muy significativa en todos los aspectos de mi vida.

Otras actividades han sido aportaciones concretas, “como experta” en algún proyecto, la coordinación de un proyecto de estudiantes de la Universidad de Alcalá en Centroamérica y la dirección de un proyecto de alfabetización para personas desplazadas en Colombia.

  • ¿Qué te ha impresionado más?

La generosidad de quienes menos tienen. Así de concreto y sin tenerlo que pensar.

Las gentes de las zonas más pobres son más generosas, parece como si existiera una relación entre cuanto menos se tiene más se comparte.

  • ¿Cómo cuidan de los niños, de los ancianos? ¿Cuáles son su valores?

Ancianos he visto pocos en los lugares que he estado, aquí en nuestro entorno las plazas están llenas de personas mayores, en los países pobres están llenas de niñas y niños.

A los ancianos se les respeta, son un referente de sabiduría y experiencias para los más jóvenes.

En cuanto a los niños y niñas es muy llamativos verles sonreír, es raro ver llorar a una criatura, como se les suele nombrar.

No se suelen observar cuidados especiales con los más pequeños, ni mimos especiales, ni expresiones especialmente tiernas.

Si que se ve, frecuentemente, que los que son un poco más crecidos se ocupan de los más pequeños, y sobre todo de lo que impresionan es de estar felices, contentos… da mucho gusto ver a los niños y a las niñas por la calle, vestidos pobremente pero contentos, aunque sea vendiendo cualquier cosa con una cesta en la cabeza, aunque, por supuesto, es más grato verles con la cartera ir a la escuela.

  • ¿Qué deberíamos aprender de ellos e incorporar en nuestra forma de cuidar, y de entender el continuum salud-enfermerdad-muerte?

No se, no tengo conocimientos, ni percepciones para hablar de esto. Me parece que se ayudan mucho entre ellos cuando tienen cualquier problema.

Si que he observa que ante cualquier acontecimiento, positivo o negativo, como puede ser la primera comunión, la fiesta de los 15 años de las niñas, el matrimonio, la emigración, una situación de enfermedad, la muere, etc., son situaciones que congregan a la familia y a los cercanos, pues bien, la respuesta además de la participación se pone de manifiesto porque cada persona aporta lo que puede, lo que tiene, dinero, comida, su trabajo.

Me parece que podríamos aprender de su sentido de la solidaridad para todos los momentos de la vida.

  • ¿Dónde te vacías?

Me cuesta vaciarme, me cuesta pedir ayuda en la cosa de los sentimientos, decir que estoy mal, sin embargo para las cuestiones materiales es todo lo contrario, pido ayuda sin pudor.

Generalmente me reconcomo y rumio los problemas hasta que se solucionan o aprendo a convivir con ellos.

  •  ¿De qué te llenas?

De mi familia más intima y de mis amigas y amigos.

  • ¿Qué te apasiona?

No se, creo que nada me gusta tanto como para apasionarme, me gustan muchas cosas, que comentaba anteriormente, pero apasionarme… solamente la utopía de vivir en un mundo más justo, más sostenible y mejor preparado para la vida futura.

  • En un momento complejo como el que etamos viviendo ¿Qué mensaje transmitirías a la sociedad?

Sería bueno que cada persona fuésemos capaces de ser con los demás como somos, y nos gusta que sean, con nosotras y nosotros.

  • ¿Deseas compartir algo más con nosotros?

Me parece que con mis respuestas he compartido mis pensamientos y sensibilidades sobre la profesión y la vida en general.

¿Qué más puedo compartir? Simplemente daros las gracias por dedicarme vuestro tiempo.

* * *

Muchas gracias Cristina por compartir tus experiencias con la misma cercanía y autenticidad que percibí al leer tus memorias.

Gracias por tu mensaje claro para las Enfemeras y gracias sobre todo, por ser así.

Abrazos,

Elena Lorente Guerrero


Entrevista a MANUELA GUERRERO: Una historia personal de superación del cáncer desde el autoconocimiento y la autonomía.

Me llamo Manuela Guerrero y tengo 65 años. Mi vida ha sido una vida sencilla: ocuparme de casa, cuidar de mi hija, pero… siempre con inquietudes. No me he conformado con ser la clásica mujer de casa, siempre he tenido inquietud por aprender, por el conocimiento del cuerpo, de la persona. Para mí la salud es muy importante porque no me gusta depender de nadie. Busco información sobre  temas relacionados con la salud para ayudarme, para estar preparada, y para poder decidir. Es muy importante porque quiero vivir bien, con tranquilidad y no pasivamente. Me gusta disfrutar, voy buscando soluciones.

La salud es muy importante porque reflejas también un optimismo, unas ganas de vivir. Si siempre estás enferma siempre tienes una apatía, una tristeza, y el que está a tu lado… aburres, ¿eh? Te lo digo de verdad.  No me gusta ser una carga para nadie.

  • Fuiste una adelantada a tu tiempo iniciándote en temas relacionados con el cuidado integral.

Si, empecé a hacer yoga antes de los 30 años. Tengo una buena amiga, Montse, pensamos parecido, hablamos mucho, compartimos opiniones… Ella encontró un libro sobre  yoga, lo leímos y estuvimos comentándolo. Ella es una chica tímida y  yo también pero me dijo: “¿por qué no nos apuntamos a un sitio que hagan yoga? así sabremos más lo que es porque estamos leyendo pero la gente cuando hablas de yoga te mira raro”. Y empezamos a hacer yoga con una chica que hacía las clases en  su casa . Enseñaba lo que aprendía pero no era profesora y llegó un momento en que aquello nos pareció poco.

Entonces fuimos a un centro que había en la calle Entenza. Hacíamos yoga, íbamos a conferencias, nos explicaban lo que servía para el cuerpo, para la mente, la importancia de la respiración para que la sangre circule bien… y sentimos como nos iba beneficiando físicamente. Tengo una buena elasticidad y  reflejos después de tantos años practicando; más que cuando era joven!  y los huesos los tenía muy bien hasta el tratamiento con quimioterapia… Yo sólo decía que hacía ejercicio, no decía qué tipo porque era joven y no me atrevía, pero luego de mayor perdí la vergüenza y me he atrevido a decirlo.

Y ahora es algo normal, todo el mundo hace yoga pero igualmente a veces hay que especificar: es un yoga de ejercicio físico, de respiración, no es un yoga espiritual. Si les hablas de yoga espiritual se asustan, como si fueras a una secta y eso no es así, el yoga te ayuda a potenciar la capacidad de relajación.

  • ¿Cómo lo llevaba tu marido?

Bueno,  como yo le explicaba lo que hacía y me veía que estaba bien, pues a Paco no le importaba, pero nunca le había hablado de la parte espiritual porque sabía que no lo iba a entender mucho y pensaba que ya llegaría  el momento en que se lo puediera decir, y llegó. Ha visto el resultado  y lo ha aceptado. Él no hace yoga, pero me escucha y apoya.

  • Además de la práctica de yoga ¿Fuiste incorporando en tu vida las terapias naturales y/o complementarias?

Siempre me ha interesado el mundo de las plantas, las hierbas. Ya desde pequeñita estuvieron presentes en casa, mi padre y parte de su familia utilizaban las plantas. Mi abuela hacía cataplasmas de hierbas para los dolores. Recuerdo que mi padre le pedía a mi madre infusiones de tomillo para depurarse porque tenía los ojos  rojizos y  no se le curaban y cuando hacía tomas continuas de tomillo y lavados tópicos mejoraba. Se lavaba con agua y sal para despejar la nariz y respirar mejor. Todas esas cosas las he vivido en casa. Y más tarde, con mi amiga Montse, descubrimos un herbolario en Barcelona en el que pedía consejo cuando necesitaba algún remedio.

Conforme fue pasando el tiempo fui conociendo la homeopatía. Yo soy  mujer de radio más que de televisión, a nuestra edad somos hijas de radio, para mí es más inmediata que la tv en muchas cosas, y escuchaba programas que hablaban de terapias naturales y me gustaban.

Soy una mujer muy autodidacta porque no tengo estudios, tengo lo básico, he aprendido mucho escuchando a médicos, a gente que no creía y que contrastaba en las tertulias y a partir de lo que escuchaba y de lo que había experimentado en mi misma y comprobado que funcionaba, fui construyendo mi opinión y mi criterio.

Empecé a utilizar homeopatía ya con 50 años coincidiendo con el climaterio y la menopausia. No quería tomar hormonas ni nada parecido porque creo que te benefician momentáneamente pero te traen otros problemas, y junto con Montse nos informamos, nos movimos y encontramos a una médico que nos habló ya entonces de la soja y de la homeopatía y me fue muy bien. El padre de esta médico había sido un terapeuta autodidacta, sus hijas  estudiaron y siguieron su camino y decidimos que nos trataran ellas porque eran médicos y nos convencían más.

  • Este camino de crecimiento con Montse, tu compañera de viaje… ¿Te ayudó cuando llegó el diagnóstico de cáncer de colon?

Si, me ayudó mucho. Y creo que me he puesto bien por la confianza que he tenido en muchas cosas: en que iba a salir adelante, y que estos tratamientos complementarios en los que mucha gente no cree pero yo sí, me iban a solucionar muchas cosas.

  • ¿Cuándo empezaste a notar que algo no iba bien?

Llevaba un par de años que no me encontraba bien, tenía malestar, diarreas, la doctora decía que tenía gastritis. Al cabo de 1 año estuve una semana muy enferma, no podía ni andar hasta el CAP y volvieron a diagnosticarme gastritis. Me tomé el tratamiento que me recetó, me fue bien, pero yo me levantaba por la mañana y no me encontraba bien, estaba como extraña, tenía malestar, decaimiento… y un día fui a ver a mi médico, la Dra. González Moreno, que por cierto le tengo que dar las gracias porque estoy aquí gracias a ella, por su insistencia en querer hacerme pruebas.

Ella también creía que era una gastritis pero quería que me hiciera pruebas para asegurarse y ajustar el tratamiento pero yo no quería porque pensaba que no me sedarían. Me explicó que sí y me hicieron una fibrogastroscopia. Confirmaron gastritis y me trató. Mejoré pero al cabo de un tiempo seguía sin encontrarme bien, siempre tenía pequeñas infecciones de orina, y me propuso hacer una colonoscopia y salió bien. Pero seguía igual, y al cabo de medio año, como  no mejoraba volví a su consulta y recomendó una segunda colonoscopia y también salió bien. Me hizo una analítica al año de empezar con molestias y salieron los resultados alterados, y solicitó una tercera colonoscopia. Seguía cansada, malhumorada. Ahí me encontraron el tumor, noviembre de 2006.

Yo le dije al médico que me hizo la colonoscopia: “oiga: ¿en un año me puede salir esto? “Y él se puso un poco rojo y me dijo que no me podía responder muy claramente. Le dije que me habían hecho dos el año anterior! y él fue sincero y me dijo que “era tan pequeño que igual el año pasado no lo ví y este año ha crecido un poco y lo he visto, pero es que he tenido que estar buscando, buscando, porque la doctora ha insistido tanto!” Y le agradecí la sinceridad. Él me vio muy convencida.

  • ¿Cuál fue tu reacción cuando te confirmaron que era cáncer?

Cuando me dijeron que era cáncer me quedé impactada, no supe qué decir. He tenido suerte porque los médicos han sido delicados a la hora de informarme, desenfadados, y eso me ha ayudado mucho. Cuando me operaron por laparoscopia, me dijeron que había ido todo muy bien, pero cuando me dieron el alta  el cirujano Dr. Díez Caballero, me dijo que tenía que ir al oncólogo y me lo tomé muy mal, ¿Por qué si todo había quedado limpio? Era por prevención. El cirujano  estaba convencido de que yo me curaría. Me dijo así mismo: los oncólogos quieren asegurarse y te voy a decir una cosa, nosotros enviamos a los enfermos bien y ellos nos los mandan mal, claro la quimio perjudica mucho.

Yo confié mucho en él porque lo vi tan convencido de que me curaría y eso te da fuerza.

Cuando me visitó el oncólogo y me dijo que necesitaba quimioterapia se me juntó el cielo con la tierra, no entendía nada:  ¿estoy bien pero he de hacer quimioterapia?, y me explicó sobre las células, la prevención, has tenido 2 ganglios afectados sinó no habría hecho falta.

  • ¿Cómo afrontaste el tratamiento con quimioterapia?

En aquel momento no era muy consciente de lo que estaba pasando,  hice una especie de muro, de negación, dije: yo tengo que salir adelante, voy a buscar mis soluciones y me voy a curar. Me crecí y me sentí con una fuerza que yo no conocía,  lo había escuchado en otras mujeres y me costaba creerlo, pero eso a mí me pasó y ahora me lo creo.

Yo luché para estar bien, pensé en mi interior: he tenido estos ganglios pero no voy a tener más. Voy a buscar mis remedios, yo me voy a curar. Entre lo que me dijo el cirujano el Dr. Díez Caballero y lo que yo quería que fuese, creo que me ayudó.

A veces los médicos me preguntan, porque les he dado muchos problemas: “¿Y usted cómo se lo tomó?”

Pues yo creo que no era demasiado consciente de lo que me estaba pasando, me cerré en una idea propia e hice lo que yo quería. Ellos me daban medicación para el estómago, para hacer bien la digestión, para el hígado,¡ yo que sé cuántas pastillas! Y en unas horas concretas, parecía un sonajero con tanta pastilla y yo pensaba: “cuando llegue a casa dejaré tantas pastillas” y efectivamente cuando llegué a casa fui eliminando pastillas y mi hija Mireia me decía: “¡Mamá no hagas eso!” Y le contestaba: “tú déjame”… Las que veía importantes no ¿pero la medicación para que me siente bien la comida? ya me haré una infusión!

El Dr. Carles, el oncólogo,  me dijo que era la primera enferma que a él, no para su equipo, había tenido problemas con la quimio, que la rechazase y me parecía que a él esto en el fondo le sabía mal. Pero también le fue bien porque conmigo pudo ver que tipos de quimio iban mejor. Se reunían oncólogos, el digestólogo, mejoraron la quimioterapia pero seguía sentándome mal, con muchas secuelas.

Un día en casa me encontraba fatal, vio mi amiga Montse y me vio tan mal que esperó que llegara mi marido y mi hija y llamaron a la oncóloga y me llevó a la Deixeus. Sólo mirarme me dijo que me iba a ingresar. Me tuvieron una semana sin quimio con sueros para recuperarme. Al cabo de 15 días volvieron con la quimioterapia. Me ingresaban de martes a viernes para que me pusieran la quimio super controlada, pero ya las últimas veces me sentía fatal, toda la comida me sentaba mal,  ni siquiera mejoró escogiéndola con el dietista.

Una de los días me sentía super hinchada y al cabo de dos días me dijeron que iban a interrumpir la quimioterapia definitivamente “porque tu cuerpo la está rechazando y no lo podemos forzar más, tenía el hígado muy mal”. No acabé el tratamiento completo que ellos habían propuesto.

  • Antes de ese momento ¿Te habías planteado dejar la quimioterapia ?

Siii, si, veía que me sentaba tan mal, a mi me habían dicho que estaba curada y que me ponían aquello por si acaso, le decía a Mireia “lo voy a dejar”,  ella me decía ” no la dejes. ¿Quieres que busque una alternativa?”  No puedo decir que la quimio no me haya ayudado porque no lo sé. Lo que sé es que me ponía malísima, yo veía que estaba controlada, pero otras personas  a pesar de algunas molestias podían irse a su casa y hacer una vida un poquito normal, pero yo no.

Continuamente me planteaba “¿Mme va bien, me va mal?” y los médicos me decían que se tenía que poner. Yo más que nada tenía miedo de que  hubiera alguna célula por ahí perdida. Por eso admití ponérmela. Si yo hubiera tenido más conocimientos de tratamientos nuevos como ahora sé lo hubiera dejado, pero como no era así me quedé con la quimioterapia. Luego si me he enterado de muchas mas cosas…

  • ¿Además de los médicos  recuerdas algún otro profesional de la salud que te haya ayudado especialmente?

Las enfermeras, a mi me trataban muy bien. Estuve ingresada en diferentes plantas, nunca estaba en la misma, las recorrí todas, ya me conocían todas. Yo he sido una buena enferma, no he molestado…

  • ¡¿Buena enferma?! cuando una persona se siente mal hace lo que puede…

Yo creo que las enfermeras te agradecen que tú también sepas cuidarte un poquito. Yo nunca estaba en la cama, estaba sentada o paseando, es una cosa que tengo en mente.

Cuando estoy enferma no quiero estar en la cama, la cama me da la sensación de que estoy mucho más enferma de lo que estoy. Atenciones recibí muchas, se preocupaban de que la dieta fuera la mejor para mi, que tuviera compota de manzana natural, no podía tomar ningún lácteo. Todas me han tratado siempre  muy bien, con mucho cariño y siempre gente joven.

  • ¿Algún profesional de la salud se ocupó de acompañarte a nivel emocional?

No. Posiblemente si que hubiese necesitado un poco ese tipo de cuidado, pero no. Hay un aspecto de mi que es positivo y negativo al mismo tiempo. Doy  la imagen de ser muy fuerte, yo creo… y la gente no se preocupa tanto de ti, al contrario, posiblemente como me veían habladora… me veían bien. Luego cuando se iban y me quedaba sola…

  • ¿Qué tratamientos naturales / complementarios compaginaste con la quimioterapia?

Cuando me operaron yo me encontraba bien, es después que te ponen enferma los oncólogos con la quimio. Yo sabía lo que era una quimio pero de saberlo a vivirlo cambia, no tiene nada que ver! Los conocimientos no vividos son distintos. Cuando el oncólogo me explicó los efectos secundarios de la quimioterapia yo pensé: “yo me quiero ayudar, no tengo bastante con lo que me vas a dar con la quimio” y busqué soluciones complementarias.

Como no tengo ordenador, se lo dije a mi hija Mireia y me ayudó. Dio la casualidad que una compañera suya cuyo padre había pasado un cáncer de colon  tomó litros de aloe vera y eso le fue de maravilla para aliviar las molestias gástricas. Mireia lo comentó  con la persona de confianza a la que suelo consultar en la tienda donde acostumbro a comprar, y lo ratificó, y le recomendó también unas pastillas de hongos Reishi, también leche de almendras. ¡Llegó Mireia cargada de cosas!

He bebido litros y litros de aloe vera y lo dejé por iniciativa propia cuando consideré que ya había tomado suficiente y no quería que el cuerpo se acostumbrara. Tengo varios lugares de confianza donde compro, en cada sitio hay personas más preparadas en unos temas u otros.

Me recomendaron unas pastillas para la toxididad hepática porque notaba que mi hígado se intoxicaba con tanta quimio, y siempre me controlaban la función hepática en las analíticas. Se lo expliqué directamente a la oncóloga para prevenir interferencias en los tratamientos y me preguntó qué estaba tomando.

Le expliqué que tomaba aloe vera y me preguntó qué era, se lo expliqué, también la dosis, y me dijo que de acuerdo y que me aconsejaba que de momento no tomase un hongo que no recordaba como se llamaba porque habían comprobado que con la quimio no es muy compatible. Eso me asustó un poco y decidí no tomar de momento el hongo Reishi. Supe de este hongo a a través de Discovery Dsalud, una revista completa en la que hay información alternativa sobre cáncer. No están bien mirados los oncólogos que proponen otro tipo de tratamientos, les cuesta entrar, pero son un grupo, han hecho congresos en  Valencia…

Cuando se acabó la quimio inicié el tratamiento con el hongo Reishi y la persona de la tienda dietética me dijo: ” La Dra. X del Hospital Clínico de Barcelona la Dra. X ha venido aquí, se ha informado y se lo está recetando a los pacientes y les va bien”. Y yo lo comprobé en mi misma: las analíticas ya no salían tan mal, los marcadores tumorales bajaron. Hay que saber la dosis terapéutica, etc.. y se lo dije a la oncóloga y me preguntó como me notaba, le dije que mejor y ella corroboró que las analíticas salían mejor y le dije:

-“Mire yo creo en estas cosas y me van bien, si no me funcionara no me lo tomaría. Lo que yo no quiero es engañarme ni engañar”.

-Me dijo: ” ¿tu te conoces tu cuerpo?”

-Y le contesté: “Pues bastante”.

-Me contestó: “Bueno, Manuela  pues tú misma….”

Creo que la gente a veces se enferma porque no conoce su cuerpo, hay que saber lo que te sienta bien cuando comes, como reaccionas  ante según que medicación, …si le prestas atención a tu cuerpo, te ayudas más.

Si es un dolor intenso y puedes decir con esta pastilla tengo suficiente, pero si es un pequeño dolor y lo puedo aguntar, para qué voy a tomarlas, vivo con ello, no me medico enseguida para no tener moletias ni dolor.

  • Cuando has explicado a los oncólogos, a los médicos que han intervenido en tu proceso que estabas utilizando paralelamente tratamientos naturales ¿Han tenido interés en conocerlos, en investigar, o se ha quedado el tema encima de la mesa?

Se ha quedado encima de la mesa. Ellos me miraban, me escuchaban, no me decían que no lo tomara, lo respetaban… sobretodo los médicos jóvenes. Los médicos más mayores no me decían nada porque me veían segura, convencida. Me miraban  un poquito así como diciendo “bueno, haz lo que quieras”.

  • ¿Tampoco les preocupaba que puedieran interferir o potenciar la quimioterapia?

No, no, no me preguntaban. Les decía que me habían funcionado, que me iba bien. Me visitaban, me veían mejor, la analítica estaba mejor, pues se callaban.

Al digestólogo le dije que me estaba tomando aloe vera y me preguntó qué era eso y se lo expliqué. Se me quedó mirando y le dije:

-“mire doctor, ya sé que ponen aloe vera al jabón, a los limpiadores del hogar, pero no tiene nada que ver una cosa con la otra. Una cosa es el márketing y otra cosa es el aloe vera medicinal, aunque el primero desprestigie al uso medicinal”. Me hizo un gesto: bueno, vale.

Pero como vió que estaba bien a nivel digestivo y hepático la segunda vez me preguntó qué dosis tomaba -3 tomas al día antes de las comidas-, si era líquido. Le  expliqué dónde lo vendían, las diferentes calidades, “ya sé que en el supermercado también lo venden como tantas otras cosas naturales”…

No sé si en lo sucesivo lo probará o recomendará a sus pacientes. Muchas personas lo pasan muy mal. Yo había tomado muchas pastillas para facilitar la digestión, para el hígado, para proteger la mucosa, he tomado tantas medicaciones! El jarabe para proteger la mucosa me iba bien al principio pero un rato después de tomarlo me encontraba mal.

Fue el único que mostró interés por el aloe vera, no es muy mayor, debe tener unos 49 años.

  • ¿Quién fue tu apoyo a lo largo de todo el proceso?

Mi hija Mireia, es a quien tengo que agradecerle mucho, ¡pero mucho!

Mireia, aunque sea hija única, es muy independiente, es suya sin embargo la encuentras cuando la necesitas. Ella con respecto a la familia sabe que la tiene y la quiere pero no forma parte de su vida. Sin embargo ante un problema grave yo me la he encontrado al cien por cien, turnándose con su padre, hablando con los médicos, incluso llamándole yo la atención a veces cuando ella manifestaba su desacuerdo con algunas decisiones.

Tenía detalles que me ayudaban, por ejemplo me traía un bocadillito de jamón que luego me sentaba fatal pero me apetecía en aquel momento, se quedaba muchas noches haciéndome compañía, me explicaba cosas, nos reíamos, me distraía.

El Dr. Carles, el oncólogo, me dijo una vez:

-“Es usted una enferma muy pesada que siempre se queja”- y me hizo un gesto señalándome a Mireia.

“Pega caña su hija”… y ella le contestó:

-“No, yo no pego caña, es que yo quiero saber el por qué de las cosas”.-  Mireia  no paraba de preguntar.

Con Paco, mi marido también, pero era distinto. Mi hija me ayudó a nivel emocional, nunca le pedía nada, con su apoyo moral tenía bastante. Mi marido me ayudó en casa.

  • ¿Tener criterio es ser pesada?

Igual si. A veces solucionaba muchas cosas con las enfermeras especialistas en oncología, otras veces con el médico. Igualmente veía que trataban a mi hija con mucho cariño y agrado. Las enfermeras reconocieron que: “la mayoría de las personas vienen aquí, aceptan lo que se les dice, lo que hay, es por falta de conocimientos” Pero Mireia no, ella  se informaba, preguntaba, rebatía.

Actualmente me encuentro bien, superando las pequeñas secuelas que aún quedan. La Dra. Marta Suárez es quien está realizando el seguimiento, los controles y me siento arropada por ella. Agradezco su buena disposición yla alegría que me transmite cuando una prueba sale bien, se alegra conmigo, no por mí.

  • ¿Has cambiado a partir de la experiencia de cáncer?

A ver,  el 100% no cambias yo por lo menos. Hay gente que dice que si, igual tiene fuerzas para eso,  yo tanto no, y menos cuando eres mayor. Pero si que cambias en la forma de vivir, me ha ayudado a hacer las cosas más en consonancia con lo que yo soy.

A  mi la vida cotidiana, la monotonía me ha agobiado siempre, había pasado etapas de tristeza por ese motivo, las superaba ,pero las he tenido. Una vida tan lineal no va conmigo, yo elegí una vida así, luego de mayor me di cuenta, y fui buscando soluciones.

Antes del cáncer estaba más aburrida, más triste, y ahora me encuentro más contenta, por la mañana estoy más optimista, si tengo que hacer cosas que no me gustan las hago de otra manera, he asumido cosas que antes me costaban. Hay pequeñas cosas que antes no me distraían y ahora me distraen, le estoy sacando más partido a la vida.

Solucioné además un tema pendiente. Una de mis hermanas y yo estábamos distanciadas, mis padres hacía años que habían fallecido, yo quería mucho a mis padres, y cuando enfermé pensé mucho en ellos y más en mi madre, la encontraba a faltar.

En aquel momento necesitaba a mi madre, la necesitas porque es la que realmente te da todo por nada y pensé que esta situación  no les gustaría nada ni a mi madre ni a mi padre. Además no sabía si iba a vivir o   no… ¡pues ahora es el momento! llamé a mi hermana y me limpié el sentimiento de que lo tenía que haber hecho  antes, no quería seguir así. Puse en orden temas que estaban pendientes.

  • ¿Deseas compartir algo más con nosotros?

No sólo me dirijo a las personas que tienen o han tenido cáncer,  sino a cualquier persona que vea que puede solucionarse sus pequeñas cosas:  ¡que lo haga!, se sentirá bien.

Que luchen, que no tiren la toalla, que tienes épocas buenas y épocas malas. Creo que siempre hay que buscar alternativas para todas las cosas  y más en medicina, que hay muchas. Hay que tomar ejemplo de Alemania y Suiza que hace muchos años que han incorporado en la sanidad pública la homeopatía y las terapias naturales.

Es importante tener una autonomía propia, no sólo a nivel económico, sino ser tú misma y trabajar el propio conocimiento del cuerpo y de la persona.

Quiero agradecer también los cuidados recibidos por los médicos, enfermeras y profesionales sanitarios que me han atendido durante el proceso de enfermedad. Me he sentido cuidada y acompañada.

*  * *

Muchas gracias Manuela por compartir tu experiencia. Admiro tu confianza, tu determinación y tu coraje en momentos de tanta fragilidad. Tu testimonio es un faro de luz que nos ilumina a todos.

Al mismo tiempo, tus vivencias nos obligan a reflexionar sobre quién o qué es el centro de atención de nuestro sistema sanitario y sobre cómo estamos cuidando.

Abrazos,

Elena Lorente Guerrero

 

Entrevista a JAVIER MELLONI, Teólogo, Antropólogo y Jesuita: Experto en diálogo interreligioso.

Queridos Amigos:

Es un honor dar la Bienvenida a la familia del blog a Javier Melloni. Su testimonio es un bálsamo para el Alma. Una guía breve y concreta para acallar el ruido…, para interiorizarnos, y conectar con lo que somos en Esencia.

* * *

Nací en Barcelona en 1962 como cuarto hijo de cinco hermanos, de padre italiano y madre catalana. Entré en la Compañía de Jesús a los dieciocho años y desde entonces la semilla que se plantó en este terreno fértil ha ido creciendo. No hubiera crecido tanto en otro lugar y por ello amo la tierra que me nutre. Es abierta, le toca el sol y hay una simpática diversidad de especies que convivimos con mutuo respeto.

  • ¿Cuándo supiste que Dios era tu camino?

Se manifestó a los catorce años en forma de un Amor incandescente. Irrumpía a ráfagas en mí y me llamaba a entregarme del todo a ese Fuego. Amor pedía amor para dar combustible a esas llamas.

  • ¿Cómo ha ido evolucionando tu fe a lo largo de estos años?

De un modo paulatino e irreversible. Estudié primero antropología y ello me sacó de mi eurocentrismo y y también de mi cristianocentrismo. Empecé a vislumbrar sabidurías que complementaban a la nuestra sin oponerse entre ellas. Tenía la impresión de que comenzaban donde en Occidente habíamos acabado. Pero la experiencia definitiva fue la estancia de nueve meses que pasé en la India hace ahora doce años. Nueve meses: el tiempo de una nueva gestación y la ocasión de un nuevo nacimiento.

La India supuso encontrarme con una civilización milenaria cuyas alturas espirituales llegan a los Himalayas. Yo conocía los Pirineos y los Alpes, pero no había sospechado que pudiera haber nieves tan puras y valles tan profundos. Pobreza y riqueza significan allí cosas muy diferentes que en Occidente, sin negar que tienen que resolver problemas sociales muy serios.

  • El diálogo interreligioso, ¿permite priorizar a Dios en lugar del dogma, la tradición, la cultura?

Lo que permite el diálogo interreligioso es dos cosas: descubrir que la propia tradición religiosa es sólo un acceso posible al Misterio y a la vez permite abrirse a la riqueza espiritual de la humanidad, que hoy percibimos como un patrimonio común y necesario para dar respuesta a los grandes retos que tenemos como personas y como especie.

  • ¿Qué hizo despertar en ti el interés por otras religiones y filosofías como el hinduismo, budismo, zen, …?

La búsqueda de la interioridad y el modo de acceder al corazón de la Realidad. El Dios personal bíblico es de una gran belleza pero con frecuencia es demasiado antropomórfico.

Por otro lado, la teología cristiana del S.XX estaba marcada por la muerte de Dios preconizada por Nietzsche y por Auswichzt. Sin negar el escándalo del mal, yo percibía su presencia, su discreta presencia en todo y nuestra teología y filosofía sobre la ausencia de Dios no me satisfacía. Era demasiado mental. Buscaba un silenciamento capaz de revelar su presencia en todo.

Y esto es lo que aportan sobre todo los caminos de oriente: la sabiduría del silenciamiento para que entonces la Presencia hable.

  • ¿En qué se han equivocado las religiones para causar cierto rechazo cuando la búsqueda de sentido de vida es inherente al ser humano?

Las religiones se han equivocado en su pretensión de totalidad, que les ha hecho secuestrar el Misterio. Cada una ha pensado que agotaba los caminos hacia el Absoluto absolutizando su propio camino, en lugar de aceptar y de alegrarse de que puedan haber otros múltiples accesos para llegar a esa misma Plenitud.

  • La Espiritualidad y el crecimiento personal están tomando gran relevancia en nuestra sociedad ¿Qué crees que está motivando esta vuelta a lo trascendente?

Creo que hay dos razones: por un lado vemos que el ritmo frenético que nos hemos impuesto para lograr más bienestar material nos produce un vacío espiritual porque no cuidamos esa profundidad que nos constituye como seres humanos.

Por otro lado, estamos descubriendo que no es necesaria la rigidez de una determinada religión para ir en busca de la trascendencia. Vamos entendiendo que la verdadera experiencia espiritual no encierra sino que abre.

  • Espiritualidad, creencia y religión son diferentes. ¿Qué tienen en común?

Podríamos decir que las religiones son las copas; la espiritualidad, el vino; las creencias, las denominaciones de origen de cada vino, y la mística es beber de ese vino hasta embriagarse. Cuando se confunde la copa con el vino y el vino con la experiencia de beberlo es cuando surgen los conflictos.

¿Son necesarias las copas para beber el vino? Unos considerarán que sí, y serán practicantes de una determinada tradición. Otros preferirán beber el vino directamente de la bota, con el riesgo de que se les escape entre las manos o no sepan ponerle límite.

Lo característico de nuestro tiempo es que cada cual es libre y responsable de sus propias decisiones, sin amenazas que nos infantilicen.

  • Los ejercicios espirituales que propones en la Cova de Sant Ignasi combinan oración, respiración, meditación. ¿Qué se consigue?

Hace quinientos años, Ignacio de Loyola se retiró durante un año en una cueva a la entrada de Manresa a hacer de ermitaño. Antes había pasado por Montserrat donde aprendió algunos métodos de oración.

Durante meses en la cueva fue traspasando capas de su ser atravesando infiernos y culpabilidades hasta llegar a un lugar de pura luz. Todo ello lo fue anotando en un cuaderno que luego se convertirían en los Ejercicios Espirituales, una de las pocas prácticas iniciáticas que existen en Occidente.

Actualmente existe una casa de espiritualidad construida sobre esta cueva donde tratamos de actualizar la propuesta de San Ignacio con elementos de Oriente, como el Yoga, Chi Kung, dieta vegetariana, etc.

  • Es bueno y necesario retirarse de vez en cuando para hacer revisión de vida. Puede ser revelador, pero lo ideal es poder estar en paz y armonía en el día a día: en el atasco yendo a trabajar, en la cola del súper, etc. ¿Cómo se consigue?

Poniendo conciencia a cada acto que hacemos. Al tomar conciencia, se abre un espacio entre nosotros y la situación y este espacio se llena de autopresencia y de Presencia.

Además de esto, me parece indispensable que al comenzar y al acabar el día uno disponga de un tiempo –su duración depende de cada cual- en el que disponerse a ofrecer a lo que ese día viviré y al acabar el día, recogerse para agradecerlo y ofrendarse de nuevo.

  • Escucharnos y escuchar ¿Por qué nos cuesta tanto?

Porque vivimos extrovertidos. Pensamos que todo vendrá de fuera y corremos y corremos tras ello sin darnos tiempo de recibir lo que estamos buscando y que ya está ahí, pero no lo percibimos.

  • El valor del silencio…

El silencio no es la ausencia de ruido sino de ego. El ruido del ego es el murmullo continuo de lo que hay que conseguir o que defender.

El silencio, en cambio, es el acallamiento de ese murmullo, un estado de apertura y de agradecimiento ante una Presencia que está permanentemente en todo y a la que se llega por medio de la autopresencia.

  • ¿Qué nos recomendarías para acallar el ruido mental que tantas veces nos acompaña?

Lo más básico y sencillo es tomar conciencia de la respiración y entrar en ella. La respiración contiene el ritmo fundamental de la vida: acoger y entregar, recibir y ofrecer.

Además de los espacios más largos que deberíamos cuidar al comenzar y acabar el día a los que me he referido anteriormente, durante la jornada también es muy bueno detenerse por unos momentos y escuchar este ritmo de la respiración para percibir que la vida se nos está dando continuamente como don, mucho antes de que pretendamos conseguir algo.

Lo más importante se es ofrecido continuamente y no nos enteramos. Conectar con la respiración es el modo más sencillo, más cercano, más inmediato de sumergirse en el don continuo en el que somos, nos movemos y existimos.

  • ¿Qué es para ti el AMOR?

Plenitud compartida. Cuanto más se comparte, más plenitud genera.

  • El valor de la gratitud…

Es el retorno a la inocencia y una de las actitudes más nobles del ser humano. En cambio, la exigencia y la sospecha engendran monstruos.

  • La madurez en la oración…

Está en no pedir nada sino abrirse a la Presencia que está siempre en todo. Orar es abrirse y recibirse desde la profundidad que late en todo.

  • ¿Dónde reside la paz?

En aceptarlo todo y aceptarse del todo. Entonces, dejamos que se manifieste esa Presencia que está en la transparencia del ahora recibido sin condiciones ni expectativas.

  • Las Enfermeras cuidamos de las personas en su globalidad y complejidad. La dimensión espiritual, que no tiene porque ser religiosa, toma especial relevancia en situaciones de enfermedad o final de vida. ¿Qué opinas de este aspecto del cuidado?

Las enfermeras estáis presentes en un momento límite de las personas, como es la enfermedad, el dolor o la cercanía de la muerte, el último viaje.

Es un momento propicio para que caigan los mecanismos de defensa y se entreabra esa dimensión que puede estar olvidada, relegada, o negada. Escuchar el momento de cada paciente para dejar que se abra en él esos poros de su piel es una tarea sagrada.

Cuanto más se trabaja y escucha uno interiormente, más capacidad hay para escuchar lo que late en la otra persona y encontrar las palabras, gestos y silencios adecuados para conectarle con esa dimensión que le pertenece.

  • ¿En qué proyectos estás trabajando actualmente?

Tengo proyectos en los tres ámbitos en los que me muevo: la docencia, el acompañamiento espiritual y la escritura.

En la docencia, ir profundizando en la mística comparada entre las tradiciones espirituales.

En las propuestas de acompañamiento espiritual, ir creciendo en el camino de la no-dualidad.

En el campo de la escritura, tengo varios libros comenzados. Trabajo como un pintor o un escultor en su taller, que tiene varias piezas comenzadas a la vez, en función de encargos o de impulsos personales.

Pero, en verdad, el proyecto más importante de todos es llegar a no tener proyectos y dejarme configurar desde el fondo de mi ser por la Presencia que en todo momento nos engendra.

  • ¿Qué te apasiona?

Todo aquello que contenga verdad, belleza y bondad, venga de donde venga y vaya hacia donde vaya, porque proviene de la misma Fuente.

  • ¿Qué nos recomiendas para cuidar de nuestra salud espiritual?

Saber lo que nos nutre y darnos tiempo para ello.

Las cosas esenciales son de orden diario: el comer, el dormir, la higiene. También ha de ser diario el tiempo de nutrirse interiormente si queremos tener salud espiritual.

  • ¿Te gustaría compartir algo más con nosotros?

Todo. Nada nos pertenece. Así que lo desearía compartir todo.

  • ¿Nos regalas una oración?

¡Oh Profundidad infinita que asomas por doquier!,

danos la obertura de la mente y del corazón

para que podamos reconocerte en todo.

Que cada instante sea el camino por el que volvamos a ti

del mismo modo que tú vienes a nosotros en cada situación.

Que todo momento sea la oportunidad y la celebración

de este encuentro que se hace transparente a tu Presencia.

 * * *

Muchas gracias Javier, tus reflexiones son a la vez una preciosa meditación y una oración.

Tus propuestas nos invitan a descubrir  a nuestro maestro interior en lo sencillo y lo cotidiano.

Abrazos y los mejores deseos,

Elena Lorente Guerrero