La ruta de la Luz

“Creo que el Universo es una Evolución.
Creo que la Evolución se dirige hacia el Espíritu.
Creo que el Espíritu desemboca en lo Personal.
Creo que lo Personal supremo es el Cristo-Universal”.

– Pierre Teilhard de Chardin –

 

Queridos Amigos:

Hemos dejado atrás el día más corto y más oscuro del año con su noche más larga para, una vez más, re-nacer en la Luz. 

Pero la Luz no es un destino.  Vivir en la Luz es una elección, un punto de partida, y un camino. Una senda de consciencia y responsabilidad para desarrollar nuestro máximo potencial;  para crecer y evolucionar en sabiduría, bondad y amor.

Ser generosos, ser agradecidos y ponernos al servicio de los demás son los instrumentos que mejor nos guiarán para permanecer serenos, centrados, orientados y atentos en la ruta de la Luz.

Vivir en la luz es aprender a dar con el corazón entregado y sin condiciones. Dando sin que deje rastro en nuestra memoria, sin esperar reconocimiento, recompensa ni premio.

Vivir en la Luz es también aprender a recibir con el corazón humilde y abierto. Presto a esculpir los dones que nos son dados para así tener siempre la oportunidad de RE-COR-DAR con gratitud.

Cierto es que avanzando en la ruta de la Luz también nos asaltan las sombras, las dudas, los temores, las incertidumbres que sutil e insidiosamente llegan a sofocar y a ensordecer la comunicación con nuestra Alma.

Todo en la naturaleza tiene su forma, su geometría, su estructura y su función. Un patrón armónico que hace que todo encaje y fluya de manera precisa y perfecta.

Las Esencias florales de Bach nos aportan luz cuando nos asaltan las sombras. Son amplificadores de consciencia; actúan por resonancia empática facilitándonos el proceso de re-cor-dar lo que somos, en Esencia. De este modo, nuestra personalidad, nuestro Espíritu y nuestra Alma vuelven a vibrar en sintonía, en armonía, en la Luz…

Os dejo esta magnífica conferencia de Julian Barnard sobre la geometría oculta de las flores. Disponible AQUÍ.

Tal como afirma J.Barnard, para poder ver necesitamos desarrollar una nueva forma de mirar…

* * * 

Que viváis un 2018 luminoso y pleno,

Elena Lorente Guerrero

 

Anuncios