Entrevista a MARÍA JESÚS BLÁZQUEZ, Bióloga, Cofundadora de la Asociación “Vía Láctea”y del Colectivo”Otra Biología”: “Nuestra dimensión espiritual, la trascendencia y repercusión que tiene el comienzo de la vida para cada persona y la sociedad en general, están silenciadas”

Queridos Amigos:

Es un privilegio y una auténtica delicia presentaros a María Jesús Blázquez, Bióloga y Catedrática de Biología-Geología en el Instituto Félix de Azara, en Zaragoza durante 38 años. Su precioso libro “El Instituto. Huellas y semillas” recoge su experiencia y ha impulsado la creación de su blog.

María Jesús es también autora de otro libro fundamental “Abrazar la muerte cuando se espera la vida”  y de las guías educativas: “Bebés y cachorros. Los humanos también somos mamíferos”, y “La Ecología al comienzo de nuestra vida”.

Defensora y activista por la dignidad y los derechos de la mujer y del bebé, es cofundadora de la Asociación de madres: Vía Láctea, y directora de los cursos de Maternidad (2004-2009) organizados por la Universidad de Zaragoza en Jaca. Colaboró en UNICEF-Aragón como responsable del programa de Lactancia Materna, en la iniciativa: Hospital Amigo de los Niños.

Maria Jesús es cofundadora  también del Colectivo Otra Biología que trabaja por  el desarrollo del libre pensamiento en ciencia: “contribuir  a difundir  toda la información necesaria para poder  tener una visión crítica, lo más objetiva posible, de algunos aspectos relacionados con la vida”.

Y lo más importante de su vida,  es madre de dos hijos y de dos hijas.

La entrevista que sigue a continuación es un viaje al verdadero “país de las maravillas”, las que nunca nos mostraron y nos conectan con la verdad eterna de la naturaleza y con la vida.

Abrid la mente y el corazón, conectad con el pulso de la vida y disfrutad del don que tiene María Jesús para explicar lo complejo de manera sencilla. Un testimonio riguroso, rebelde que es a la vez, un articulazo y una bella sinfonía.

* * *

  • ¿Cuáles son las realidades invisibles, silenciadas, o negadas respecto al comienzo de la vida?

El comienzo de la vida se ha medicalizado, se duda y olvida la capacidad autorreguladora de nuestro organismo, interfiriendo con un intervencionismo cada vez mayor por parte de los llamados expertos. Se silencia nuestra dimensión espiritual y la trascendencia y repercusión que tiene el comienzo de la vida para cada persona y la sociedad en general. Pues según sean los cuidados que recibimos al comienzo de la vida, así cuidaremos de nosotros, de los demás y de la Tierra.

En nuestra civilización tecnocrática se habla más que nunca de ecología y sin embargo vivimos en desconexión con la naturaleza, olvidando la importancia del hábitat al comienzo de la vida, desde que somos una célula durante el desarrollo embrionario, en la vida intrauterina, durante la gestación, en el parto cuando nacemos y en los primeros años de vida.

Durante la vida intrauterina nos impregnamos de las influencias que recibimos a través de los sentidos, pensamientos, sentimientos y emociones de nuestra madre. Todo lo que acontece durante el comienzo de la vida deja una huella prenatal que nos influirá a lo largo de la vida, según confirman numerosos autores e investigaciones.

En todos los ámbitos, se olvida que somos más de lo que vemos y no es casual porque el modelo de referencia con el que se interpreta la vida solo contempla la materia y el funcionamiento del organismo como una máquina ignorando que la realidad puede expresarse a otros niveles como la energía y la información. Einstein, decía: « la materia no existe, solo existe la dinámica de campo.

Curiosamente es la propia ciencia la que nos demuestra que además del cuerpo físico tenemos un cuerpo energético formado por campos electromagnéticos, el llamado biocampo que tiene la información de nuestros pensamientos, ideas, intenciones y emociones, tal y como describen las culturas tradicionales con otros nombres, como Prana, Chi, Aura.

Interacción del campo biomagnético entre los individuos.

Fuente: (Oschman, 2008) Oschman, J. (2008). Medicina energética: la base científica. Buenos Aires.Uriel Satori.

Biocampo. Ana María Oliva

 

 

 

 

 

 

 

  • ¿Qué valor específico aporta la mirada femenina a las ciencias naturales?

Cuando se observa y contempla la naturaleza con mirada femenina se percibe que el medio ambiente es energía universal y abarca desde el sol, los planetas hasta nuestros propios pensamientos y toda esta energía influye en nuestra biología, de forma directa o indirecta. Somos como peces nadando en un mar de energía. Todo está conectado.

Se valora la ecología profunda que entiende la vida desde la interconexión de todo con todo, el aire, el sol, la tierra, el agua, los seres vivos, incluidos los seres humanos. Comprendiendo la trascendencia de la dependencia entre todos los seres vivos que colaboran y mantienen de forma natural el equilibrio entre todos los niveles para que la vida se mantenga en el gran ecosistema que es la Tierra.

Se comprende y siente el valor de la naturaleza como creadora y sustentadora de la vida y no es un objeto pasivo al que manipular y explotar para producir con el fin de obtener beneficio.

Y también se valora y visibiliza la importancia de la autogestión y los cuidados para la salud.

  • ¿Qué falta y qué sobra en los textos de biología?

Los libros de texto de Biología omiten algunos conceptos y distorsionan otros que conviene subsanar porque han quedado invalidados por hallazgos científicos recientes. Reflejan el paradigma dominante que siguen los científicos en la actualidad según el cual la vida es fruto del azar y funciona mecánicamente. Sin embargo la propia ciencia aporta datos que desmontan ese paradigma.

Sobra biotecnología ((clonación, hijos a la carta, terapia génica, sobre los transgénicos…etc) y sin embargo no se habla de la ciencia de la Epigenética, que demuestra la influencia del ambiente (alimentación, aire, agua, pensamientos, emociones) en la manifestación de los genes.

Se deposita todo el protagonismo en los genes y en el núcleo celular cuando la propia genética demuestra que no estamos determinados por los genes sino que estos están activos o silenciados dependiendo de la influencia ambiental.

Se continúa mostrando el llamado dogma central de la biología, según el cual un gen determina la formación de una proteína que influye en un carácter cuando ya ha quedado demostrado universalmente que no es válido pues se ha comprobado que un solo gen puede codificar hasta más de treinta mil proteínas distintas. Se siguen presentando como válidas las famosas leyes de Mendel cuando ya está demostrado que no se cumplen.

No explican la importancia del equilibrio del medio para el mundo microbiano que es soporte vital para los seres vivos y sin embargo dedican páginas para hablar de las enfermedades de origen infeccioso perpetuando la idea del malditismo microbiano.

Falta explicar el valor saludable del suelo sano y la agricultura ecológica y sin embargo se dedican páginas a ensalzar las ventajas de los organismos modificados genéticamente. Somos el país europeo que adoctrina en las escuelas sobre ventajas de los transgénicos cuando en otros países está prohibido su cultivo. En definitiva, los textos de biología están intoxicados de ingeniería genética sin advertir de sus riesgos y peligros para la salud.

Se dedica toda la atención al estudio de la composición química de la materia viva, la llamada bioquímica que más bien es necroquímica pues se estudia en el laboratorio separando y fragmentando la vida. No se nombran otros niveles de la realidad como la energía y la información, me refiero no a la energía química del ATP sino a la dimensión electromagnética de los seres vivos, al biocampo.

Una pregunta que jamás se plantean es: ¿De dónde llega la información para que se desarrolle un ser a partir de una célula? ¿Cómo sabe la célula lo que tiene que hacer?

Se muestra la célula como una bolsa marcando en el núcleo toda la importancia y jerarquía cuando hoy ya se conoce que la célula se comporta como una antena de emite y recibe gracias a los microtúbulos y las membranas que representan el internet corporal y facilitan la conexión al instante de todo lo que sucede en el organismo. Y para facilitar esa conexión es imprescindible el colágeno y el agua «el agua que acompaña la vida»1.

El colágeno es la proteína que constituye el bloque básico de nuestro cuerpo. Las fibras de colágeno, están reordenadas y se comportan como cristales líquidos, forman una red electrónica semiconductora, llamada matriz viviente, que se extiende por todo el cuerpo, es capaz de responder y optimizar la intercomunicación entre las células de todo el organismo y le permite funcionar como un todo coherente y coordinado.


1 Gran aportación de SZENT GYÖRGYI. Dijo que las PROTEÍNAS son SEMICONDUCTORES son el escenario sobre el cual se despliega el teatro de la vida. Y los actores son unidades moviles muy pequeñas como los electrones y protones.
Conducción muy precisa muy baja energía.
Interacción a distancia.
Electrones fluyen por las fibras, protones por el agua. Van a la velocidad de la luz y se mueven como una onda, ueden pasar de un extremo de la proteína al otro. ¿Cuántos electrones están moviéndose en cada momento? La materia no esta localizada en un punto del espacio. Si los electrones de una persona pasan al cuerpo de otra. Es uno de los principios de la mecánica cuántica esto explica la sanación a distancia.
La transferencia de electrones es esencial para la vida.

——————————————————————————————————————–El agua está en nuestro organismo en un porcentaje del 70%, y presenta una estructura diferente al agua del grifo o el agua embotellada, una estructura hexagonal, se conoce como «agua estructurada», «agua viva», «agua estructurada», a la que han dedicado su atención importantes científicos, algunos destacados con el premios nobel, como Ernst Schrödinger (1887-1961), Premio Nobel de física 1933 quien afirmaba «El secreto de la vida está en el agua, en el agua que preserva el orden» y el descubridor de la vitamina C, A. Szent Györgyi (1893-1986), Premio Nobel 1937, según el cual «La vida es agua danzando al son de los sólidos». Y otros como, Mu Shik Jhon (1932-2004), descubrió la estructura hexagonal del agua y transmite información a todas las células. Gracias a la moderna tecnología, como la resonancia magnética nuclear, se ha podido verificar que las moléculas del agua corporal se agrupan mediante enlaces de hidrógeno por un breve espacio de tiempo formando anillos hexagonales, realizan lo que se conoce como danza del agua.

Según el profesor de bioingeniería de la universidad de Washington, Gerad Pollack, la mayor parte del agua de nuestro cuerpo es un agua más viscosa, densa y alcalina, su fórmula es: H3O2, presenta propiedades específicas diferentes al agua ordinaria, es capaz de almacenar y suministrar más energía, aumenta la función inmunitaria, contiene más oxígeno disuelto, elimina mejor las toxinas, activa las enzimas, revitaliza las células, facilita la comunicación eléctrica entre las células, es rica en electrones que evitan la formación de radicales libres.

Amplifica y transporta en un instante, vibraciones, señales e información como lo hacen cristales sólidos, semejantes al del cuarzo, que se emplean en los circuitos electrónicos de alta tecnología. Lo que permite que cada parte de nuestro cuerpo esté en comunicación con todas las demás partes.

Dichas propiedades son las que caracterizan el agua de un organismo sano porque en el caso de enfermedad se pierde esa estructura interna. Así, el ADN normal está rodeado de agua hexagonal, por el contrario el agua que rodea al ADN anormal no es agua hexagonal. Y cuando muere un organismo desaparece la organización del agua se pierde la estructura hexagonal, tal y como describía Mae Wan Ho (2010), descubridora del «cristal líquido del agua», «el agua cuántica coherente hace la vida en la tierra».

El libro: «La base científica de la Medicina energética» de James L. Oschman facilita la comprensión de nuestra dimensión energética. Explica cómo fluyen la electricidad y los campos magnéticos de nuestros órganos y por qué es posible tratar bioenergéticamente las enfermedades sin necesidad de fármacos. Y también es muy recomendable el documental: «La matriz viviente».

• La idea principal propuesta por Oschman es que la “energía”, a la que nombran y experimenta los sanadores, no es más que los campos bioelectromagnéticos propios de la actividad vital del
cuerpo.

• Su visión del cuerpo como un cristal líquido bajo tensión, capaz de vibrar ante un número de frecuencias, algunas de ellas en la gama de la luz visible”.

Las sucesivas reformas educativas han ido reduciendo cada vez más su estudio hasta casi hacerlo desaparecer. Solo se imparten dos horas a la semana en Biología y Geología de tercero de la ESO y en bachillerato es optativa.

Y los libros de texto de Biología, de secundaria o de Bachillerato, no ofrecen una información básica para el autoconocimiento personal.

Son invisibles y falta la explicación de la anatomía y fisiología de algunos órganos, como son: el clítoris, el útero, las glándulas mamarias. Tampoco muestran imágenes de madres
amamantando a sus criaturas ni mujeres pariendo en una posición saludable.

El útero, se muestra de perfil y seccionado sin explicar nada sobre sus fibras musculares, ni su papel esencial para comprender el funcionamiento del mismo durante el orgasmo y el parto, así como para conocer el por qué hay prácticas y rutinas hospitalarias que aumentan el dolor en el parto, y por qué hay mujeres que pueden llegar a tener partos gozosos2, incluso con orgasmos durante el proceso del parto.

No se explican los cambios a lo largo del ciclo femenino, de la temperatura basal, ni de la apertura del cuello del útero, o en el mucus cervical, la influencia de la luz en el ciclo…Todo ello provoca una desconexión con la propia naturaleza cíclica femenina y un entreguismo a los expertos impidiendo la autogestión en salud.


2 El documental, producido por la educadora prenatal, Debra Pascali-Bonaro. Muestra la naturaleza íntima del parto y nacimiento, así como la importancia de un ambiente sereno y amoroso para facilitar la capacidad natural de la mujer para parir gozosamente y la de su bebé para nacer. En https://www.youtube.com/watch?v=JHDqWIJtG0E se puede ver el momento en el que Amber tiene un orgasmo durante la dilatación.


No enseñan la fisiología de la fertilidad, ni se muestra la complejidad fisiológica del «cervix uterino». Presentan la dimensión fecunda del ser humano como un problema y los anticonceptivos como solución. Ofrecen amplia información sobre las técnicas de reproducción artificial y ninguna sobre las causas del aumento de la infertilidad en la actualidad, como por ejemplo los efectos dañinos de los disruptores endocrinos. Cuando son miles de mujeres las afectadas por endometriosis. Tampoco aparece ninguna referencia sobre las alternativas naturales contra la infertilidad 3.

Reducen la sexualidad a la genitalidad. Y la asocian a riesgo y peligro, sin hacer referencia a los aspectos beneficiosos de la expresión sexual en la salud física y psicosocial. No se explica la fisiología del placer, palabra está ausente en el currículo escolar.

No se explican. La fisiología de la lactancia materna, ni la bioquímica de la leche humana y sus ventajas para la salud.

Sin embargo se muestran imágenes de madres separadas de sus criaturas recién nacidas que toman biberón en vez de mamar del pecho de su madre. Se invisibiliza la función fisiológica de las glándulas mamarias, nutricias sustentadoras de la vida, capaces de transformar los nutrientes de la sangre en leche, así como de sus propiedades inmunitarias.

No explican la base fisiológica del deseo materno, ni las funciones de las hormonas implicadas durante las relaciones sexuales, el parto y la lactancia, endofinas, oxitocina y prolactina, que permite comprender el concepto de la sexualidad en su sentido más amplio.

Tampoco se explican Los fluidos del organismo y su valor biológico. Sangre menstrual, mucus cervical, leche materna, están ausentes sin merecer un trato equiparable a la formación de la orina, por ejemplo a la que se dedica una buena atención.

Asocian gestación, parto y nacimiento con riesgo, dificultad y enfermedad. Como mínimo los textos escolares deberían incluir la definición de parto que se presenta en la Estrategia de Atención al Parto Normal (EAPN), aprobada por el Ministerio de Sanidad (2007)4. Y explicar el parto y la lactancia materna desde la perspectiva de la ecología para comprender la importancia que tienen las condiciones ambientales para facilitar o interferir su fisiología.

Presentan imágenes de mujeres de parto, tumbadas. Cuando está demostrado científicamente desde antes de 1985 que la posición tumbada es la que más dificulta el parto.

Presentan la episiotomía como necesaria. Esto es muy grave pues desde 1980 se conoce que no hay ninguna base científica para practicarla.

——————————————————————————————————————–

3 La Naprotecnología, ofrece alternativas naturales contra dicha infertilidad, utilizando entre otros análisis el del mucus cervical, su aspecto, como por ejemplo los centímetros que se extiende sin romperse…etc. y está logrando un porcentaje de éxitos similares a la «fecundación in vitro», pero con la gran diferencia de que las parejas conciben a sus bebés de mediante una relación sexual natural.

4 El parto normal es un proceso fisiológico que evoluciona de forma espontánea y en el que no habría que hacer nada, respetando la fisiología y el ritmo propio de cada mujer. El nacimiento es uno de los acontecimientos más importantes en la vida de las personas y las familias, es el modo en que se abre la puerta a la vida, y nos marca con una huella indeleble. Que la experiencia sea satisfactoria, íntima y placentera depende de ese factor que hoy llamamos humanización. Respetar la fisiología y el ritmo de cada mujer para parir y cada bebé para nacer facilita que el proceso ocurra de la forma más segura, si no hay razones para intervenir. El objetivo de la Estrategia, según recomiendan los más recientes estudios científicos, es devolver al parto el lugar que le corresponde dentro de la esfera de la vida íntima, la salud y la sexualidad de la mujer, dejar de tratarlo de forma similar a una enfermedad. Ministerio de Sanidad, EAPN (Estrategia de Atención al Parto Normal). (Ministerio de Sanidad, 2007).


No se tiene en cuenta el estudio del comienzo de la vida desde la perspectiva de la ecología según la cual, el cuerpo de la madre es el hábitat del recién nacido y el nicho ecológico es la lactancia materna.

En los textos de biología se presta más dedicación a lo excepcional que a lo fisiológico, saludable y normal.

Presentan la biotecnología como solución a problemas y sin embargo no incluyen información sobre las causas que los generan. Es una tarea pendiente subsanar las distorsiones informativas sobre biotecnología -clonación, hijos-as a la carta, terapia génica, transgénicos…etc- que se muestran en los textos de biología como verdad suprema y sin embargo muchos de ellos son ineficaces y con efectos dañinos.

  • ¿Tiene sentido seguir enseñando biología, química, física, geometría, etc… de manera compartimentada?

Está diseñado así por parte del sistema educativo, y también en el ámbito científico hay una excesiva especialización y desconexión entre las ciencias. Sin embargo cada docente puede intentar vías de conexión para lo cual es imprescindible que su materia esté centrada en la vida y para lograrlo es necesario sentirlo así.

Es un arte hacer compatible el programa de obligado cumplimiento y ofrecer dichas vías y herramientas para que el alumnado pueda descubrir que todo está conectado.

  • Existe una desconexión entre el estudio de las ciencias de la vida con la realidad que nos rodea. Los alumnos aprenden en las aulas alejados del contacto con la naturaleza y del conocimiento empírico.

Así es, el aula no facilita la conexión con el ser, roba creatividad, libertad de observación y movimiento, sin embargo siempre se pueden encontrar vías de aproximación, quizá a través del autoconocimiento, empezando por la propia vibración personal, el latido, la respiración, el sentir a otra persona al lado.

También en la universidad predomina la investigación en el laboratorio para lo cual es necesario fragmentar la vida, estudiando el ser vivo o la célula cuando están sin vida.
Es curioso que el microscopio de campo oscuro que permite la observación de las células en vivo, sea un desconocido aunque se conoce hace cien años.

En cuanto a las aulas como hábitat me gustaría señalar que pasan miles de horas sentados en sillas que perjudican seriamente su salud. Persianas bajadas la mayor parte del tiempo porque reflejan en las pizarras y por el uso y abuso de pantallas digitales. Se da la espalda a la vida.

  • ¿Es la nueva biología una aproximación más fiel a la verdad eterna de la naturaleza?

Así es, frente a la lucha competitiva la nueva biología interpreta la vida basada en la cooperación, el apoyo mutuo, la simbiosis. La vida como resultado del funcionamiento conjunto.

El Dr. Máximo Sandín, que ha sido profesor de bioantropología en la Universidad autónoma de Madrid, es uno de los científicos españoles de referencia internacional en la llamada Nueva Biología, describe así la naturaleza.

«Una naturaleza de increíble complejidad, de integración, de comunicación, entre los organismos y el ambiente, en la que todos sus componentes son necesarios para su funcionamiento equilibrado. En la que todos, especialmente las astronómicas cifras de bacterias y virus en que vivimos inmersos, en nuestro interior y en nuestro exterior, en los mares y en los suelos, están conectados en una compleja red de la vida que comunica el mundo orgánico con el inorgánico y que convierte a la Naturaleza en algo vivo. Con ganas de vivir».

  • ¿Cuál sería tu propuesta para transformar la enseñanza de las ciencias puras en un proceso transversal, integral y participativo en colegios e institutos?

Mucho más importante que programar esos contenidos para alcanzar esos objetivos, sería que toda persona dedicada a la docencia realizara un proceso de autoconocimiento en el cual fortaleciera su capacidad de relación con las demás personas y descubriera su dimensión espiritual y la conexión que existe en todo el universo, encontrando el significado profundo del «todos somos uno». Después todo sería mucho más fácil.

  • Aragón congrega un núcleo potente de científicos, docentes e investigadores que estáis cuestionando algunos de los conceptos básicos e intocables de la ciencia. Desde los centros de enseñanza, la Universidad y otros espacios estáis trabajando por la apertura y la evolución del conocimiento.

Aragón es tierra pionera en muchas iniciativas y en relación a su pregunta efectivamente hay un modesto grupo, el colectivo Otra Biología, integrado por docentes de instituto y de la universidad y del ámbito sanitario reunidos con la finalidad de contribuir a difundir toda la información necesaria para poder tener una visión crítica, lo más objetiva posible, de algunos aspectos relacionados con la vida, facilitando materiales didácticos y herramientas para llevar al aula datos científicos que desmontan los dogmas con los que por desgracia se sigue adoctrinando en los libros de texto.

  • Defiendes una nueva y más amplia comprensión de la maternidad, del nacimiento y de la lactancia materna para elevar la consciencia y transformar el mundo.

Sí, desde que fui madre despertó en mí esa necesidad de la ayuda de madre a madre a la que me he dedicado durante treinta años como voluntaria en la Asociación Vía Láctea de la que soy cofundadora.

Wilhelm Reich (1950) decía «La civilización comenzará el día en que la preocupación por el bienestar de los recién nacidos prevalezca sobre cualquier otra consideración». Y como dice Casilda Rodriagañez «el amor materno es el prototipo de todas las formas de amor».

Todavía está pendiente recuperar la dignidad de la maternidad. La mujer madre tiene a cuidar de su criatura y también tiene derecho al trabajo. En nuestro país los permisos por maternidad son insuficientes y una muestra clara de la falta de conocimiento y sensibilidad que hay sobre la importancia del comienzo de la vida.

Se habla mucho de la violencia y nada sobre su origen. Las carencias afectivas al comienzo de la vida son la principal causa de esa violencia. Los estudios que hizo J. Prescott7, a 49 grupos humanos de todo el mundo, mostraron que aquellos grupos poco afectivos con sus niños y sus niñas, y con muy poco contacto piel a piel, presentaban altos niveles de violencia en la edad adulta. Sin embargo, la agresividad era casi nula entre los pueblos que mantenían un contacto muy estrecho con sus criaturas.

Prescott sostiene que a través del contacto físico y emocional con la madre, se produce una asociación neuronal que quedará registrada en los circuitos del bienestar, y cuando no se toca y no se rodea de afecto a las criaturas, los sistemas cerebrales del placer no se desarrollan.. Las consecuencias tienen una repercusión social y una cultura basada en el egocentrismo, la violencia y el autoritarismo.

Numerosos científicos coinciden con Prescott, Wilhelm Reich, Ahsley Montagu, Michel Odent, . Nils Berman, Debra Niehoff, Martin H. Teicher, James McKenna, Casilda Rodrigáñez, entre otros, llegan a las mismas conclusiones, las vivencias prenatales influyen en el comportamiento, modelan la arquitectura neuronal que marcará la personalidad del adulto y son decisivas para crear una cultura de paz. Y demuestran que la criatura que en los primeros meses es acariciada, abrazada, reconfortada y hablada con dulzura, aprende a acariciar, abrazar a reconfortar y a hablar con dulzura, aprende a amar a otros.

No es casual que en el Reino Unido se haya aprobado en el año 2014 y por unanimidad política una iniciativa parlamentaria conocida como «Los 1001 Primeros Días», con la finalidad de proteger y favorecer los cuidados y experiencias de los niños y las niñas durante sus primeros 1001 días, es decir, desde la concepción hasta la edad de dos años. Demuestra la repercusión individual y social que tiene el cuidado del comienzo de la vida.

El costo de no tratar adecuadamente la salud mental perinatal y el maltrato infantil – ambos estrechamente vinculados y evitables. Se ha estimado en 23 billones £, cada año. Esto es equivalente a más de dos tercios del Presupuesto anual para la Defensa.

Alrededor del 26% de los bebés (198.000) en el Reino Unido se calcula que viven dentro de la situación familiar compleja, de riesgo con problemas como el abuso de sustancias, enfermedad mental o violencia doméstica. Y el 36% de revisiones de casos graves implican un bebé menor de un año de edad.

7 http://www.violence.de/prescott/bulletin/article-es.html

  • Eres docente y coordinadora de cursos de formación sobre lactancia materna en hospitales y Colegios de Enfermería. ¿Qué mensaje te gustaría transmitir a los profesionales de la salud? ¿Qué retos tenemos por delante?

Lo fui sólo durante los inicios, han pasado ya más de veinte años desde que colaboramos en la organización del primer curso de lactancia materna que se celebró en el colegio de Enfermería en Zaragoza. Fue una etapa apasionante porque había que transmutar una cierta resistencia por parte de algunos sectores que tenían cierto temor ante el impulso de las madres, sin embargo fue posible mantener armonía, respeto y colaboración que han sido los pilares de la asociación vía láctea en su relación con los profesionales.

Ahora después de tantos años y de haber escrito sobre estudios en investigaciones científicas sobre lactancia materna quiero resaltar lo que me parece más importante. Las grandes conocedoras del arte de lactar y amamantar son las criaturas que saben lo que tienen que hacer sin haber hecho ningún curso de lactancia y nada más nacer. Eso sí, para que sigan su instinto necesitan que no se las interfiera.

Hasta que no se observó a la criatura y se escuchó a las madres se estuvo dando recomendaciones erróneas como aquella que decía que había que amamantar cada tres horas y unos minutos de cada lado.

Afortunadamente eso ya se ha subsanado. Y han sido necesarios muchos estudios para devolver a las madres y a las criaturas lo que se las arrebató en nombre de la ciencia y que sin embargo escondía el mayor experimento que se ha realizado con el ser humano por un fin puramente mercantilista que carecía de todo criterio científico, separando a madres y criaturas.

Siempre me gusta recordar para que no olvidemos el origen de este experimento atroz que ha sido la imposición mercantilista de la lactancia artificial que la leche artificial se empezó a fabricar en 1867, con el fin de dar salida a un excedente en la producción de la leche de vaca. La idea fue de Henri Nestlé, comerciante suizo de origen alemán, que combinó azúcar, y harina cocinada con malta a la que solo debía agregarse agua.

Nestlé, descubrió la rentabilidad económica que tenía pues los costes de producción eran bajos. Presentaba su producto como «tan correcto científicamente que no deja nada que desear» y aseguraba «las propias madres harán publicidad por mí». Queda mucho por recuperar.

Se han dedicado décadas para favorecer la lactancia materna y harán falta otras tantas para recuperar el parto normal y fisiológico y la crianza. Mientras sigamos con un permiso de maternidad tan escaso es que no hemos comprendido la importancia de los cuidados al comienzo de la vida.

A los profesionales de la salud me gustaría darles las gracias, especialmente a las y los más rebeldes que cada día trabajan por cambiar las cosas, a quienes arriesgan y se saltan protocolos por estar más en sintonía con las personas enfermas. Tiene mucho mérito haber estudiado tanto con la intención de ayudar a las demás personas y luego enfrentarse a las grandes contradicciones que se viven en la práctica de los centros sanitarios que tienen una gran resistencia ante los cambios. Es admirable su fortaleza.

  • Me gustaría que nos hablaras de la inteligencia de la vida expresada como homeostasis y salud. Lo macro y lo micro.

No tenemos una respuesta para estas preguntas:

-¿Cómo sabe la célula lo que tiene que hacer?

-¿Cómo es posible a partir de una célula se desarrolle un ser humano?

-¿Cómo es posible que se mantenga la temperatura constante de nuestro organismo o el Ph?

-¿Cómo crece y se renuevan las células, el cuerpo?

-¿Cómo se adapta el cuerpo a situaciones que antes no ha estado?

-¿Dónde está esa información?

Según la hipótesis revolucionaria del bioquímico británico, Ruper Sheldrake, que experimentó una gran transformación después de vivir en un ashram en India. Las especies animales, vegetales o minerales y organismos desde las moléculas y organismos hasta sociedades e incluso galaxias enteras, están conformadas por los campos mórficos o de información que son sistemas de control que organizan y mantienen la forma del cuerpo, ayudan a recuperarse de las lesiones o enfermedades.

Sheldrake usa un ejemplo para explicar su teoría. Con lo que sucede en sucesivas cristalizaciones en un laboratorio, la primera necesita más tiempo para realizarse y cada vez que se repite el tiempo se acorta, aunque se haga el experimento en lugares muy alejados.

Sheldrake lo explica diciendo que las mismas moléculas, “aprendieron” gracias al campo de energía. Y este cambio en el tiempo de cristalización genera graves complicaciones en los laboratorios farmacéuticos.

Lo que se aprende o se hace en un lugar de la tierra, influye energéticamente en otros lugares. Es una energía invisible, el Misterio, trabajando de un modo que aún no podemos comprender del todo.

  • Los colores, las formas, la espiral tan presente en la naturaleza ¿Nos ayudan a comprender la vida?

Las espirales son consustanciales con la vida misma. Todo gira en el universo. En espiral se mueven las galaxias, los vórtices en el agua, en la tierra, los huracanes, las moléculas en las plantas, flores y frutos.

En nuestro organismo, desde el nivel molecular, proteínas, el ADN que es una espiral que está en movimiento, en los microtúbulos celulares, en los vasos sanguíneos, en el corazón que es una doble hélice y la electricidad que entra por los ventrículos, crea un campo magnético en espiral y afecta a cada molécula del ADN, es una resonancia entre el corazón y el ADN. Es decir, según sentimos así se comporta nuestro ADN.

Los colores es también una forma de comunicación entre los seres vivos.

  • ¿Qué tienen en común la ecología de la vida, espiritualidad y humanismo?

Todo y uno de los libros que mejor han profundizado en esta correlación es la revolucionaria obra de Edward Goldsmith, El Tao de la Ecología.

No es posible aproximarse a la vida ni buscar modelos para interpretarla si se parte de una negación de la espiritualidad y el humanismo.

  • Las investigaciones más recientes sobre epigenética, efecto placebo, o mindfulness, entre otros, están aportando un mayor conocimiento y comprensión sobre los mecanismos que ponen en marcha la capacidad curativa y regenerativa del organismo. Hace 30 años era magia, hoy es ciencia. ¿Evolucionamos hacia una verdadera ciencia con mayor consciencia?

Estoy absolutamente convencía de ello y cada vez son más las pruebas y las personas de referencia.

  • Como continuación a la pregunta anterior, es cierto que necesitamos encontrar los métodos, las herramientas y el lenguaje apropiados para demostrar científicamente algunas terapias y tratamientos naturales/complementarios que hasta ahora se sustentan en la evidencia experiencial. Sin embargo, en España estamos viviendo una etapa de oscurantismo y retroceso que niega cualquier evidencia científica o empírica y que bloquea el avance e investigación al respecto.

En España se ha pretendido prohibir terapias y tratamientos que están permitidos y valorados en Europa. Es un insulto a nuestra inteligencia que pretendan asustarnos para impedir que se conozcan otras formas de sanación y curación.

Antes comentaba hasta qué punto estamos sufriendo las consecuencias de tener como referente para interpretar la vida un modelo materialista, mecanicista reduccionista, la medicina occidental se ha centrado en el cuerpo físico pero también tenemos un cuerpo energético electromagnético que nos envuelve, son ondas y frecuencias.

Citando palabras del doctor Manel Ballester, cardiólogo profesor de la universidad de Lérida.

Según el paradigma «einsteiniano» de la medicina vibracional, el ser humano sería como un organismo multidimensional constituido de sistemas físico/celulares en interacción dinámica con unos campos de energía complejos que funcionan como reguladores. La medicina vibracional intenta curar las enfermedades manipulando estos campos de energías sutiles, por el procedimiento de aportar energía al cuerpo, en vez de manipular sus células y sus órganos con productos químicos o con el bisturí.

Manel Ballester Rodés. Eminente cardiólogo, Jefe de la Unidad de Cardiología del Hospital Arnau de Vilanova de Lleida y Catedrático de Medicina en la Universidad de Lleida, empezó a cuestionarse las bases científico-médicas actuales a raíz de las increíbles experiencias que contaban sus pacientes tras haber sufrido un paro cardiaco con muerte temporal, comenzó entonces sus investigaciones y llegó a conclusiones y resultados sorprendentes poniendo en práctica en consulta privada la medicina energética en personas con graves problemas de salud como los mencionados anteriormente.

UNA VISIÓN ENERGÉTICA DE LA MEDICINA. PRIMERA PARTE. Disponible AQUÍ.

UNA VISIÓN ENERGÉTICA DE LA MEDICINA. SEGUNDA PARTE. Disponible AQUÍ.

Es la propia ciencia la que desmonta al viejo paradigma materialista y una de las causas por las que resulta tan difícil comprender el comportamiento de los niveles, energético y de la información es la falta formación en Biofísica en los científicos de las ciencias de la salud.

Falta formación en física moderna, biofísica y actualización en ciencia, se vive anclados en dogmas y opiniones olvidando la observación y los hechos. Esa etapa de oscurantismo efectivamente está orquestada por grupos de control y poder que generan toda esa confusión para impedir que aflore la autenticidad y así seguir con su hegemonía.

Sin embargo por mucho que sigan enredando y contaminando no van a conseguir parar este despertar. Soy optimista al respecto porque tenemos el poder de decidir y cada vez somos más, por eso se ha orquestado esta campaña atemorizadora que mezcla y confunde temas.

  • Háblanos de tu evolución personal: del enfoque de la biología clásica hacia una nueva biología. ¿Qué factores fueron clave en ese proceso?

Ha sido mi propia biografía la que me ha facilitado esa transformación.

Nacer en un pueblo de la sierra, criarme entre vacas.

Experimentar personalmente el poder autorregulador de mi cuerpo cuando he estado enferma, la vis natura medicatrix que gracias al Dr. Pablo Saz pude comprobar en mi proceso de curación cuando he estado enferma.

Gozar de partos libres en los nacimientos de mis criaturas, en un hábitat que nos facilitaba el funcionamiento fisiológico del proceso, naturalmente en mi propio hogar, acompañada de una matrona que confiaba en la capacidad de las mujeres para parir y de las criaturas para nacer, mi querida amiga Carmen Pascual. Amamantar por años.

Conocer la obra de Casilda Rodrigañez y la de Máximo Sandín.

La vida me ha regalado experiencias para aprender y experimentar en mi misma que la base teórica de la vieja biología dogmática se está desmoronando y por desgracia sus aplicaciones prácticas siguen estando presentes.

  • ¿Cuál es el aprendizaje tras toda una vida dedicada a la educación?

Voy a responder con cuatro palabras, gratitud, conexión, compromiso y rebeldía.

Si volviera a empezar, volvería a dedicarme a la docencia.

Y en mi libro: El Instituto. Huellas y semillas, he escrito mucho más sobre ese aprendizaje. En breve estará el audio de todos los capítulos que se podrá escuchar gratis, en el blog: https://mariajesusblazquez.wordpress.com/

  • ¿En qué proyectos estás trabajando actualmente?

Disfrutando de lo sencillo y lo cotidiano de la vida doméstica y del aprendizaje de los cuidados a mi madre y la familia. En una etapa de aquietamiento después de tantos años de activismo. Pinto cuadros, escribo y vivo en contacto con la naturaleza.

  • Pensando en el estudio de la vida ¿Qué te sigue sorprendiendo y maravillando?

Que en lo más sencillo está la complejidad y el misterio de la vida.

Observar y contemplar es el mayor deleite para sumergirse en el misterio de la vida.

Una flor de pensamiento que se recupera después de estar cubierta de nieve.

El ir y venir de los pájaros, gorriones, petirrojos, colirrojos y carboneros que picotean las olivas que están en el suelo.

La biografía de las semillas desde su alojamiento en los semilleros, el traslado de las plántulas al huerto, su crecimiento, su llegada a la cocina para cocinarlos.

Las yemas y los brotes de los rosales y de los árboles que están arropaditas y abultadas avisando que llegará la primavera.

Contemplar a mis gatos cuando se acurrucan los tres juntos.

Y seguir leyendo libros y artículos inspiradores de rebeldía. Como el libro que estoy leyendo ahora sobre Whilhem Reich que ha escrito Jesús García Blanca. Lo recomiendo. Los biones, el orgón…¡Lo que nos queda todavía por descubrir!

  • ¿Deseas compartir algo más con nosotros?

Mi agradecimiento por haberme entrevistado.

* * * 

Photo by JM Solé

 

Querida María Jesús:

¡Es un honor darte la Bienvenida a la familia del blog! Gracias por tu entrega y generosidad. Por tu cariño y cercanía durante las conversaciones que forjaron la entrevista y por todo el conocimiento que transmites con tanta belleza y sencillez.

Tu testimonio, cuajado de valores sólidos, auténticos y perdurables, nutre el Alma,  deja huella y sin lugar a dudas, sembrará semillas de luz y discernimiento.

Gracias también por la pasión y el amor que rezuman tus palabras…; por mostrarnos un soplo de tu Espíritu…

Recibe un abrazo enorme repleto de buenos deseos,

Elena Lorente Guerrero

 

 

 

Anuncios

De la cultura del exceso, a la cultura de la quietud

Sal del círculo del tiempo
para entrar en el círculo del amor.

RUMI

 

Vimos sumergidos en la cultura del exceso. Exceso no sólo de estímulos y de consumo; exceso también de vida externalizada y expuesta. Exceso de trabajo, de objetivos, de metas, de prisa. Retroalimentados a golpe de adrenalina.

Vivimos bañados en el exceso del yo, fragmentados por la tensión de la exageración y la exigencia autoimpuesta. Autocontemplación  y ensimismamiento desbordante por el exceso de lo que no somos, de lo que parece ser y no es. Existencia maquillada, exigente, esclava de la mirada de (des)conocidos cotidianos.

Andamos por la vida con los puños cerrados agarrando experiencias, aferrados a la satisfacción inmediata, intensa… Puños cerrados por los que paradójicamente, se escurre la vida; la plenitud que no era…

Caminos divergentes rompen la norma para  llevarnos:

De la cultura del exceso, a la cultura de la quietud.
De la intensidad a la profundidad.
De la insatisfacción al gozo.
De la separación a la Unidad.

La verdad diáfana y clara de lo que somos
se vierte en la quietud,
Escuchando la voz anterior a la palabra:
El silencio.

 

El poeta hindú, Kabir expresa con gran belleza la verdad última:

“¿Qué puedes llevarte de aqui?
llegas al mundo con los puños cerrados
y sales de él con las palmas abiertas”.

Necesitamos abrir las manos para recibir la vida; para agradecer y cultivar los dones que nos han sido dados y para ofrecerlos a los demás; el verdadero camino hacia una experiencia espiritual encarnada, trascendente, luminosa, y auténtica.

Photo by JM Solé

Elena Lorente Guerrero

Lectura recomendada:
PERFECTA BRILLANTE QUIETUD, Más allá del yo individual. David Carse. Editorial GAIA.

 

El verdadero conocimiento reside en nuestro interior. Dr. Edward Bach, 1936

“Todo verdadero conocimiento viene sólo de nuestro interior, en silenciosa comunicación con nuestra propia alma.

Las doctrinas y la civilización nos han robado el silencio, nos han robado el conocimiento de que lo sabemos todo dentro de nosotros mismos.

Hemos sido inducidos a creer que debemos ser enseñados por otros, y nuestros propios seres espirituales se han visto sumergidos.

La bellota, llevada a cientos de millas de su árbol madre, sabe sin instrucciones como ser un perfecto roble. Los peces del mar, y de los ríos depositan sus huevas y se alejan nadando. Lo mismo sucede con la rana. La serpiente deposita sus huevos en la arena, y continúa su jornada. Pero incluso dentro de la bellota, y en las huevas y huevos, está todo el conocimiento necesario para que los jóvenes se hagan tan perfectos como sus padres.

Las jóvenes golondrinas encuentran su camino hacia sus cuarteles de invierno, a cientos de millas de distancia, mientras los alados padres están ocupados con la segunda nidada.

Necesitamos tanto volver al conocimiento de que dentro de nosotros reside toda la verdad. Recordad que no necesitamos buscar consejos ni enseñanzas que no partan del interior.

Cristo nos enseñó que los lirios del campo crecen bellos, a pesar de que nadie los limpie ni escarde, ni siquiera Salomón que con toda su gloria se vistió como uno de ellos.

Y Buda nos enseñó que todos estamos en el sendero de nuestra autorrealización, una vez librados de sacerdotes y libros.”

Dr. Edward Bach, escrito el 21 de mayo de 1936.

– Obras completas del doctor Edward Bach –

Entrevista a JAVIER EXPÓSITO, Periodista, Escritor y Poeta.”Cuando nos habla el corazón debemos expresar nuestros sentimientos a aquellos que amamos porque somos como apóstoles que llevamos luz en las palabras”

Javier Expósito Lorenzo es periodista, escritor y poeta. Autor de Más alto que el aire, Breviario para el alma y Pájaros en los bolsillos.

Compagina la escritura con sus labores como responsable de comunicación y literario en Fundación Banco Santander.

Dirige también la Colección Obra Fundamental y de sus Cuadernos que recupera a escritores nacidos entre finales del XIX y principios del XX que fueron olvidados o textos inéditos que aporten una vertiente humanística a la figura de esos escritores relegados por la marcha de la historia.

Javier Expósito ha antologado y prologado con gran belleza los inéditos del poeta León Felipe en Castillo interior.

Queridos Amigos:

La verdadera presentación de Javier Expósito viene a continuación cuando en comunión con sus palabras, algo se abra en tu interior resonando en una espiral de sabiduría, esperanza y sobre todo, Amor.

Javier va directo al corazón. Te lo cuenta todo al oído, es para ti, sólo para ti… y la grandeza de tu Ser.

Fotografía cedida por Javier Expósito

 

  • Escribes desde niño ¿Cuál ha sido tu búsqueda vital?

La pregunta ya tiene de por sí una paradoja en su interior…creo que no hay búsqueda vital, puesto que la vida ya la tenemos y nos ha sido dada para vivirla con consciencia y alegría…sí hay quizá deseos de ser lo que uno ha venido a ser, de encontrar ese tesoro que se esconde dentro de nosotros, y para ello, nos animamos desde que empezamos a tener consciencia a buscar esas herramientas que nos ayuden a acercarnos a ese ser que aguarda ahí dentro para celebrarse.

Pero si hubiera una búsqueda vital esa sería la vuelta a la unidad, puesto que a lo largo de nuestra vida, desde nada mas nacer nos vamos fragmentando, ycualquier posterior búsqueda interior o exterior es una derivada de ésta hastavolver a unir los trozos en que nos habíamos roto.

Relacionado con la escritura, que es lo que me preguntas, comencé a escribir con ocho o nueve años por lo que recuerdo, pero antes de eso ya devoraba libros de historia, paleontología, novelas ilustradas o enciclopedias que me caían en las manos o que estaban en el primer anaquel de la librería a la que llegaba alzando los brazos. Había aprendido a leer pronto y manejar vocabularios y pensamientos, aunque siempre tuve la sensación de que leer era más abrir una corriente interiorque daba sentido a todo lo que le llegaba a través de la palabra, y que no hacíafalta casi esforzarse en comprender, pues sin saberlo, un día, la semilla en la que no había reparado, surgía cuando menos esperaba en el momento adecuado…no hubiera sentido nunca la necesidad de escribir sin leer antes…llevaba eso al juego, y emulaba al Quijote, daba nombres de personajes históricos a mis soldaditos…de alguna manera leía para disfrutar de mi soledad, mejor dicho, para hallar esa soledad que me conectaba quizá al silencio primigenio en el útero materno, o más aún, de huir de las emociones de ruptura (otra vez la unidad) que había en mi casa con la separación de mis padres…leía para hallar otros mundos…

Muy de pequeño llegó también el cine, otra de mis pasiones de niño, a aquellos programas de sesión doble de los años setenta y ochenta, a los que acudíamos todos los fines de semana que mi padre tenía nuestra custodia…de ahí viene mi escritura visual en la mayoría de relatos o historias que compongo …

El afán creativo que impulsaba la escritura, en su fondo, era quizá el intento de crear un mundo más feliz y escapar a él el mayor tiempo posible; un mundo que no me defraudara tanto y que ya intuía dentro de mí, en el silencio de la lectura o la escritura, a solas en una especie de meditación conmigo mismo.

  •  ¿Cuáles fueron las corazas que mantuvieron prisionero a tu niño interior? ¿Cómo te liberaste de ellas?

Empezaré por la segunda pregunta. Mi niño interior aún no se ha liberado del todo de sus corazas. Te confesaré que, hace unos meses, saqué una foto de cuando tenía año y medio más o menos y que tenía mi abuela en su casa. La colgué en la pared del estudio donde escribo, porque quería recordar el niño que había sido, la paz y la profundidad que había en sus ojos, la seriedad pero a la vez la compasión y el buen humor que esbozaba en su expresión, el ansia de saber, la alegría, todo aquello que yo veía en los ojos de aquel niño que fui y que colgaba ahora de la pared, quería recordarlo yo para traerlo de vuelta a casa…y en eso estoy desde hace unos meses, y eso hice en “Más alto que el aire”, o en estos “Pájaros en los bolsillos”, sacar a ese niño interior para que se divirtiera de una vez, sacarlo del sótano donde había estado oscurecido y sometido a su propia ansia de víctima.

El niño es un creador sin tiempo, es un apóstol de la inocencia, es un devorador de oscuridad porque abre su pecho y el amor desde él se hace onda que todo lo arrasa. Traer de regreso al niño que fue héroe ya al venir, a aquel niño que perdí por el camino en mi infancia y que desterré a las mazmorras de los dragones en mi adolescencia, es un deber, una responsabilidad y un merecimiento.

A mi niño interior lo ensombreció el miedo inoculado como un veneno, que corrompe la confianza interior, genera falta de autoestima y ausencia de amor, a través del sentimiento de que la figura central de su existencia, la mujer con la que había estado unido de alguna manera desde su nacimiento y en cuyo útero se había formado, era su “pinche tirano” como diría Carlos Castaneda, ese personaje que toma en esta vida el papel de opositor esencial, y a la vez de más grande maestro, si uno sabe decir sí a la oportunidad inmensa de trabajo espiritual que esto representa.

  •  ¿Qué lugares, qué vivencias te han conectado con lo divino?

Lo divino está dentro de nosotros en cuanto que somos seres con alma, y aunque los debates sobre la separación de cuerpo y alma vienen desde casi los tiempos remotos, creo que estos vienen a ser tan estériles como dudar de la unión entre la Naturaleza y el hombre. Si somos hacedores de que el cielo venga a la tierra y que la tierra venga al cielo, creo que estamos diciendo algo semejante a que el cuerpo sea del alma como el alma del cuerpo. Y esta quizá es la mejor época para que este hacer tome forma consciente.

Parece que me desvío de la pregunta, pero creo que no, cualquier lugar y cualquier vivencia pueden conectarte con lo divino, ahora mucho más que antes, porque la espiritualidad está más democratizada que nunca y como el anillo único en “El señor de los anillos” busca a su dueño, sólo que ahora puede serlo cualquiera, no como antes cuando el conocimiento espiritual se ocultaba y daba a unos pocos…

Pero decía que Naturaleza y hombre van unidos, como cuerpo y alma mientras aquél existe, o cielo y tierra porque todo es una unidad y está conectado, no lo olvidemos. Y en ese sentido, la mayoría de mis experiencias de integración con lo que me rodea, cuando me he sentido en paz y lleno de serenidad, y por lo tanto de amor, han sido en la contemplación de la naturaleza, en las montañas del Caball Verd en Alicante, en Las Batuecas de Salamanca, en un acantilado de la Isla de Pascua asombrado ante la línea del Ecuador en el horizonte, o tumbado sobre una piedra en El Escorial viendo pasar estrellas fugaces una noche de agosto, o echado sobre la hierba mirando el cielo de pequeño…han sido tantos y tantos momentos pasados en la Naturaleza en los que me he sentido parte de un todo que no tenía nombre porque no necesitaba ser nombrado, y que se hallaba tan dentro como tan fuera de mí, que a veces iban del objeto al sujeto, como mirar una cascada, o acaso saborear tras una caminata de horas un higo para entender el milagro que significa todo esto…

Creo que nuestras auras están relacionadas con nuestro adn, que son como una especie de banda magnética que se pone en comunicación con las otras bandas magnéticas de los seres vivientes con los que nos vamos cruzando: otras personas, animales, montañas, minerales, etc. Si no cómo entender que en un avión al pasar justo por los Andes mientras meditaba tuviera una de estas increíbles experiencias de kundalini. Ahí se juntó el aura de la montaña con mi aura y ambos intercambiaron información que andaba en los adns de cada uno, para mí necesaria en mi crecimiento justo en ese momento y que contenía la banda magnética (por llamarla así) o aura de la propia montaña.

También estas experiencias de lo absoluto, como las llamaba un profesor mío de periodismo, José Carlos Fajardo, que han tenido muchos personajes conocidos y personas anónimas a lo largo de la historia, puedan sucederte en una iglesia, de manera que la vivencia divina tenga lugar desde la creencia al sujeto, como me pasó cerca de mi primera comunión en la capilla de mi colegio, solo con el silencio y la inmensidad… Hay tantas formas de contacto divino como almas existen en el Universo… y algunas de lo mas sencillo, sin grandes alharacas.

  •  Tu espiritualidad es un mapa cruzado por diferentes carreteras ¿Qué tienen encomún todas ellas?

Creo que como buen periodista, soy aprendiz de todo y maestro de nada. He probado el Diseño Humano, la Astrología, las constelaciones familiares, estuve en reuniones de Testigos de Jehová, he leído a cabalistas, budistas, Papas, sabios cristianos, sufíes, protestantes, y cada uno de ellos tiene un trocito de la Verdad, porque cada uno de nosotros tenemos un trocito de la Verdad dentro de nosotros.

Nadie tiene la razón, porque la razón no se atiene a nadie. Vaga como una entelequia, un sueño que un día anida en una cabeza y otro día anida en otra.

Cuando hay Verdad, creo que se revela por sí misma, como sucede con el ejemplo del Maestro Jesús, de Confucio, de Buda o los avatares, o incluso cuando seres tan increíbles como San Francisco de Asís dejan todo y tras pasar su época de prueba y búsqueda, o Agustín de Hipona, dedican toda su energía al ejemplo.

ScotlandCreo que todas las carreteras o caminos espirituales si llevan verdad, conducen al mismo sitio. Y antes o después, llegarás allí si no te sales por exceso de velocidad (que sería el ego) o por pereza (falta de voluntad y consciencia).

  •  ¿Cómo has ido evolucionando espiritualmente?

La espiritualidad la tuve desde siempre dentro. De eso no me cabe duda a estas alturas. Creo que todo ha sido un ir de dentro hacia afuera y de fuera hacia dentro…como diría…todo estaba en mí al principio, y de repente se me olvidó, como si con cada herida que la vida me iba abriendo, una parte de esa espiritualidad se fuera apagando o retrayendo poco a poco, aunque siempre sintiera como si un hilo con un globo de gas estuviera atado a mi cintura para no olvidarme, un hilo que tiraba de mí hacia las alturas cuando más me apretaba la gravedad al suelo.

Entonces fue como si una vez abiertas las heridas, todo lo que me pasara después a partir de los treinta y dos o treinta tres, fuera un despertarse de aquello que había estado olvidado, y aquel único globo que se había mantenido fueran entonces tres, cuatro o cinco que poco a poco iban elevando más mi espíritu hacia las alturas según iba dándome cuenta de que las heridas estaban ahí para ser curadas, y que sanarlas significaba reconocer y recordar muchas cosas, trabajarse y evolucionar en la consciencia. Por eso digo que fue todo como un ir de dentro hacia afuera para volver hacia dentro, y en ésas estoy ahora.

  •  Vivir es un proceso continuo de transformación, morimos y renacemos viviendo muchas vidas en una sola ¿Por qué duele tanto crecer?

No sólo vivimos muchas vidas en ésta, sino que algunas de las vidas que tuvimos (asumo la reencarnación del alma) tienen su efecto en ésta, igual que las circunstancias históricas de los acontecimientos pasados tienen sus consecuencias en nuestros momentos actuales. La ley del karma funciona tanto para lo pequeño como para lo grande, o lo que es arriba es abajo, que decía Hermes Trimegisto en el Kybalion.

Aceptar la transformación continua es labor de héroes, por eso cuando nos resistimos a salir de nuestros espacios de comodidad, de confort, sea en lo que sea, no estamos aceptando esa fuerza descomunal de la revolución interior que viene con la transformación y que tiene mucho de aventura y de probarse para llegar a ser el que uno es.

Este juego de ensayo y error que de alguna manera la ciencia toma desde la hipótesis a la prueba empírica y que nosotros llevamos de la creación a la proyección de esa creación en nuestra vida diaria. Cuando nosotros empezamos a controlar ese proceso de pensamiento creativo que sacude nuestra realidad externa, comenzamos a ser magos de la realización y entonces es cuando la vida como proceso de transformación se convierte en un juego de disfrute, puesto que tontos seríamos si nos dedicáramos a crear cosas que nos hacen sufrir.

Por eso creo que los que se dedican con sus pensamientos no a transformar su realidad para divertirse más, sino a seguir proyectando sufrimientos en su vida y algunas veces en la de los demás, lo que hacen es no aceptar el juego de que aquí no se pierde ni se gana, sino que sólo se juega y que fallar, perder o mejor dicho, equivocarse es un sinónimo de ganancia y divertimento. Quien sigue en ese círculo de sabotearse y desconfiar, no ha aceptado que todo es causa y efecto y que eso conlleva transformación continua.

  •  Estuviste al borde del precipicio, miraste al abismo, y en un ejercicio de confianza absoluta, decidiste saltar al vacío y volar más alto que el aire…

A los que nos consideramos artistas nos ha gustado siempre eso de “la atracción del abismo” una especie de síndrome que se da en muchos creadores de que desde la sombra continua y la infelicidad se puede crear mucho mejor que desde la felicidad. No creo que sea así, lo que sí creo es que cuando se ha alcanzado el estado de paz y serenidad total no se necesita escribir ni aportar esa experiencia a los demás, porque basta el estado de presencia para hacer que otros se sientan mejor, porque la presencia sola modifica ya a los otros y el ambiente alrededor…en ese estado no se necesita purgar nada, ni hacerse terapia con el arte, porque no hay nada de lo que hacer terapia. Fíjate en Jesús, Sócrates, Buda o iluminados como Francisco de Asís, o Ramana Maharsi en sus últimos años, que no necesitaban escribir nada. La sola presencia de estos seres bastaba para ayudar a otros.

En ese sentido, la noche oscura del alma a la que te refieres, y que no está presente ya en estos seres, sigue presente en mí, y enlazándola con la pregunta anterior, es parte de esa transformación, y parte de la vía purgativa que transmitían Dionisio Aeropagita, Proclo, Marsilio Ficino, Giordano Bruno o el propio Juan de la Cruz, o muchos otros y que habla de esa mirada al abismo y la caída hacia los infiernos para ascender con la luz ganada y la sombra aceptada en un estado de iluminación mucho más pleno. Esa noche oscura suele venir a través de una pérdida, y esa pérdida en mi caso fue el abandono de una pareja, algo que tocó en mi herida más profunda, ese abandono (de afecto materno por ejemplo en mi infancia o de mi padre cuando se marchó de casa) del amor primero en mi vida y así de no sentirse elegido de algún modo. A todo esto, se le sumó el recuerdo de una relación, la más importante de mi vida hasta ahora, en la que había quedado mucha culpa destiñendo de algún modo el amor verdadero que había entre dos almas, ese que sólo desea la felicidad del ser amado y que no sabe de celos ni de pequeñeces. O sea que fue un momento catártico que, desde la ausencia me hizo conectar con el amor que había dentro de mí.

El clic fue darse cuenta de que tenía que acabarse el seguir mendigando amor cuando el amor estaba dentro de mí. Buscar fuera llevaba siempre al deseo insatisfecho, a la decepción profunda. Por eso, mi ser se liberó de alguna manera, hizo terapia y se elevó en aquel libro que mi personalidad no escribió de ninguna manera, “Más alto que el aire. Breviario para el alma, sino que fue mi daimon, ese dios ignorado que llevamos dentro, esa voz que representa al anima cósmica el que de alguna manera me utilizó como escriba para que diera fe de cosas que a todos nos duelen y nos ensalzan o de que el amor es la energía más potente del Universo, y que llevamos un Sol de amor dentro que es fuente inagotable de combustible. Cuánto sentido tiene ese mensaje de Jesús de que nos amemos a nosotros mismos como al prójimo.

  • Y le diste no sólo sentido sino valor compartiéndolo en tu precioso breviario para el alma que, como dices en el  prefacio, es un ejercicio de entrega y rendición.

Dhttps://i1.wp.com/image.casadellibro.com/a/l/t0/23/9788494170423.jpge alguna manera “Más alto que el aire, Breviario para el alma” fue un sucederse de sensaciones y conexiones que, a través de la palabra, me  elevaron en una corriente que no podía controlar, y eso era lo maravilloso, que  con cada texto daba cabezazos, me sonreía o me caían lagrimones y el corazón casi me estallaba…eso no me había pasado nunca escribiendo porque lo hacía con la cabeza, y ahora estaba en el corazón, y poco después, cuando aquella canalización digamos que se consolidó de algún modo en la creación de textos, fluía en eso que llama James Hillman, el pensamiento del corazón o el corazón de léon que llamaban los maestros árabes a esa combinación de mente y corazón que da el punto exacto a la comprensión futura de esas palabras. En ese libro me había entregado por primera vez, y lo mejor de todo es que no pensé en que fuera un libro o en que lo leyera la gente, es decir, que lo desposeí de ego durante su realización, de modo que luego, cuando lo terminé, me di cuenta que si me había sanado a mí, y que no me reconocía al leerlo desde el Javier de personalidad que era, podría hacer lo propio con los demás, y que les ayudara a reconocerse en lo que precisamente no eran en su personalidad.

 

  • En tus textos humanidad y espiritualidad convergen, lo que nos ata y lo que nos  sublima ¿Qué nos hace a la vez tan humanos y tan deseosos al mismo tiempo de experimentar a Dios?

La historia de la humanidad es un remedo de lo que fuimos, una imagen lejana de lo que fue antes de la caída y el olvido de lo que somos. Desde esa marcha del Paraíso (no marcha externa, sino que creo que destierro de nuestro propio interior), nos hemos comportado como funambulistas que hacen equilibrios sobre el alambre (una imagen que el propio poeta León Felipe para describirse ponía en sus cartas para hablar de su lucha entre la luz y la sombra) que es esta Tierra a punto de caer hacia ese infierno en el que seguimos creyendo o ese cielo que nos salvará.

Por eso inventamos la religión, para buscar la salvación que pensábamos no tener dentro de nosotros mismos, y ahora nos estamos dando cuenta que la salvación está dentro de cada uno, como nos enseñó Jesús, como nos enseñan aquellos que cambian y que ven como su vida, y las de los de alrededor cambian. De manera no cómoda, es cierto, con mucho sufrimiento también, es verdad, porque no hay ataduras rotas que no cuesten lucha, y esfuerzo, y también algo de sufrimiento, pero un sufrimiento con dirección, una sombra que esconde en su interior un tesoro, una sublimación, un despertar inaudito a la luz que todo ser humano guarda. En realidad, somos dioses de algún modo, y lo que deseamos experimentar es la grandeza de nuestra propia naturaleza sin cortapisas, sin engaños, y por eso mismo, cuando nos estamos acercando a dios nos estamos acercando a nosotros mismos, porque siempre ha sido así y siempre será.

  • Tu mensaje no habla de negar o trascender lo humano para alcanzar lo divino, sino de sumergirnos en lo humano, en la sombra, vivirla, aceptarla y amarla para descubrir la luz.

Cómo vamos a trascender lo humano para llegar a lo divino, cuando lo divino es uno con nosotros y nos habita. Nos negaríamos entonces. Cuando en el libro de Job Dios encarga a uno de los ángeles que está junto a él que tiente y ponga a prueba a su bien amado siervo Job, y Lucifer se ofrece como voluntario, ya nos está diciendo el autor de algún modo que dentro de Dios (o sea, dentro de nosotros porque somos dios) ya está implícita la oposición o la sombra como la llama Jung, y que ésta forma parte de nuestra naturaleza.

De algún modo Lucifer, o el diablo está dentro de nosotros, pero no hemos de verlo como algo fuera de la Unidad, del amor, sino como una parte también con su función dentro de nosotros mismos, que nos hace de oposición, de fustigador para que saquemos nuestra fuerza, nuestro mayor potencia, y sigamos hacia delante…sólo quien encuentra en ello un reto, una manera de crecer, de a partir de esos sucesos tristes, sombríos o malos pensamientos entrever la luz que hay detrás aguardando como un tesoro encendido, puede integrar los dos. Y no hay otra manera de aceptarse. Somos nuestros defectos y nuestras virtudes, pero si nuestros defectos constituyen lo que llamamos nuestra oscuridad, nuestra sombra o escombros, cuando los aceptamos, cuando los integramos, esa sombra que portan se transforma en energía que estará a nuestra disposición para cualquier cosa que afrontemos. Es entonces cuando nos convertimos en dioses, cuando somos uno con la Unidad y nos hemos compadecido en la com-pasión de nuestra oscuridad y la hemos bendecido dándole la condición de nueva luz.

  • Como es arriba es abajo ¿Somos todos puentes de luz?

Estamos ahora precisamente en ese momento en que todos sacamos nuestra sombra para convertirla en luz, porque ese es el paso previo a la integración, y la apertura del corazón…Lo estamos viendo en las instituciones políticas, en la Iglesia, en las empresas, en los gobiernos, y en nuestros amigos, o en la misma mujer como género, y eso conlleva sacar todo el sufrimiento acumulado, pero nos toca darle sentido para que se haga luz. Por eso, como decía Trimegisto, a quien se identifica con Thoht, el maestro y deidad egipcia, “como es a lo pequeño es a lo grande…como es arriba es abajo”, como es a la sombra es a la luz, como es a lo femenino es a lo masculino, como es al cielo es a la tierra, todo tiene su correspondencia, pero todo está en la misma línea, no hay un núcleo distinto, todo forma parte del mismo núcleo.

  • Lo primero fue el verbo. Háblanos del poder de las palabras…

Jesús les dice a sus discípulos, “lo que yo os diga en la oscuridad, decidlo a la luz  lo que os digo al oído, predicadlo sobre la tierra”, que no es más que una explicación de que cuando nos habla el corazón debemos expresar nuestros sentimientos a aquellos que amamos, porque cuando nos oímos, somos como apóstoles que llevamos luz en las palabras porque éstas tienen la energía del corazón. Y sabemos, por los cabalistas, por los grandes predicadores, profetas y maestros espirituales, que la palabra siempre ha sido un vehículo del espíritu bien utilizada, y un vehículo de la sombra llevada por el odio, como nos demostró Hitler en la Alemania nazi con sus aplastantes y enfervorecidos discursos o nos han demostrado otros grandes líderes a través de la historia.

La oración, como se ha comprobado incluso de manera científica, tiene poder para sanar, y mejorar la condición de la gente. Aún recuerdo ese documental de la BBC hace años sobre el efecto de la oración y el nombre en esa oración de gente enferma de cáncer y cómo sucedían mejorías en la gente a la que se nombraba en la oración. La confesión desde lo negativo siempre ha liberado de un pecado, pero si la eximimos de culpa judeocristiana y la convertimos en una manera de compartir, se convierte en sanación.

 ¿No es acaso la escritura de un libro espiritual relatando la propia experiencia una confesión? Y si es desde el corazón, al ser compartida, no se convierte en sanación? En las palabras anida el amor como energía, y la voz del hombre es el instrumento que proporciona esa onda que se transmite como una ola llena de sentimiento, y cuanto más esté afinada en lo espiritual, más poder tendrá su onda y su reverberación en los otros. Escrita y hablada. Y si no, sólo hace falta ver el poder que dan no sólo Jesús al Padrenuestro o la oración, sino Mahoma, Buda o el budismo a los mantras u otras religiones a la palabra repetida y su energía.

 

  • Has prologado “Castillo Interior” de León Felipe ¿Por qué es una obra fundamental?

Bueno, Castillo Interior forma parte de una colección que dirijo para Fundación Banco Santander, Obra Fundamental, en la que recuperamos escritores y humanistas que fueron olvidados por muchas causas, nacidos entre finales del XIX y principios del XX.  León Felipe, el poeta que recuperamos en “Castillo interior” tiene mucho de mí, o más bien yo tengo mucho de él. Recogemos cosas inéditas suyas y unas cartas espirituales y emocionales fantásticas, sin parangón en la literatura del momento y del exilio, que tiene con Juan Larrea, uno de los grandes maestros espirituales de la poesía española en pleno siglo XX.

Como cartas son un tesoro de amistad y de sabiduría. Ha sido un placer y un honor prologar y compilar este libro e investigarlo junto al catedrático Gonzalo Santonja. Un tipo que escribe un libro como “Ganarás la luz” en 1942, y que habla del poeta prometeico, como aquel que ha de convertirse en héroe, o del poeta próximo que llegará con el viento, por encima del aire, y que hablará de una nueva tierra y de un nuevo cielo…sin duda León Felipe doraba su alma, y escribía con el corazón. Intentó que su vida y su obra fueran lo mismo. Salvaba a los pobres y a los ricos porque como él decía, de lo que se trata aquí es del hombre, de todos los hombres. Un tipo así es fundamental.

  • Nos atrae todo lo que viene de oriente y su filosofía, pero tenemos olvidados a grandes místicos como Santa Teresa y sus “Moradas” o San Juan de la Cruz cuando nos habla de  “La noche oscura del Alma”.

No creo que los tengamos olvidados, sino que se les malinterpreta normalmente. Si uno lee las Moradas de Santa Teresa puede hacer un recorrido por los siete chakras y si lees cosas de Juan de la Cruz te puedes ir al Bhagavad Gita sin ningún problema porque tienen mucho que ver, tanto en los personajes como en las noches oscuras del alma que plantean y en la visión de lo divino. De hecho hay estudios sobre el tema.

 Es cierto que siempre nos ha atraído Oriente pero fue en Egipto donde comenzó todo y de ahí fue extendiéndose para volver de nuevo desde el budismo el confucionismo, y después con el primer cristianismo, que no deja de ser oriental. En esa era axial de doctrinas espirituales muy profundas quedó marcada mucho la historia espiritual de la Humanidad. Sin embargo, en Europa hay grandes místicos desde siempre, el Maestro Eckhart en el siglo XII, Hildegarda von Binden, toda la corriente italiana del Renacimiento, o Agustín de Hipona y su magisterio, pero nos fijamos más en Oriente. Pero como decías antes, todos son carreteras que llevan al mismo destino.

  • Pájaros en los Bolsillos es tu segunda publicación pero tus pájaros llevaban mucho tiempo esperando volar…

Llevaban más de diez años esperando, y en realidad el proceso de aprendizaje de este libro me ha llevado a entender que cuando más obsesionado estás con algo, y esperas desde el ego la realización de algo, más trabas te va poniendo la vida, hasta que te olvidas, y si realmente aquello te pertenece de algún modo, irá hacia ti, como así ha sido, después de editoriales perdidas, de segundos premios, para llegar al mejor editor posible, La Huerta Grande, con unos seres amorosos y solícitos que son Phil y Joaquín. Es la parábola del sembrador de Jesús de algún modo.

  • Los cuentos atraen a niños y también a adultos. En los tuyos hay humor, hay sátira, crudeza, también inocencia. ¿Los cuentos como espejo de la vida?

Estos cuentos son ventanas abiertas en una crisis de identidad. Los comencé a escribir hará doce o trece años, y como digo, en una crisis de identidad uno (en mi caso) busca abrir ventanas por las que entre el aire, y el niño interior que reposaba en este caso languidecido, oscurecido en el sótano, tenía tantas ganas de jugar que no sólo lo hizo en la vida normal, dejando la casa manga por hombro, sino que en la escritura se puso a inventar mundos y universos dejándolos como mundos en los que el lector se sumerja un rato. Y claro, por ahí pasan todo tipo de sentimientos y emociones en perpetua locura surrealista, desde la ira a la extrañeza, lo mágico y lo cotidiano unidos, el humor, la tristeza, y sobre todo también el amor y la ausencia de este. En el libro hay mucha transformación y también niños extraños que son mirados de forma distinta por los que les rodean.

No concibo el día a día sin el milagro, y estos cuentos quizá ya hace años eran una manera primera de decirlo.

 

  • Los pájaros de tus cuentos despliegan del todo sus alas cuando, como tú mismo dices, acompañado por la música los haces volar de tu voz.

Bueno, no entiendo una presentación de un libro sin hacer algo distinto para el espectador o el lector. Creo que la música, combinada con la palabra, provoca en el espectador una doble atención, porque puedes llegar por el oído con la música que abre la puerta del alma y la palabra aprovecha para introducirse como un pegador de carteles que nos deja toda la estancia llena de mensajes que luego nuestro inconsciente leerá con calma. O tal vez al revés, la palabra hace de cuña y la música luego limpia todo como si fuera una corriente de agua…todo depende de qué se nos estimula antes y si somos auditivos o kinestésicos, nuestro proceso es distinto. Música y palabra, desde luego combinan y mi voz no es sino un vehículo que aportará la energía que quieran los de arriba…hasta que me dejen afónico…ja, ja, ja…

Para “Más alto que el aire” conté con Suria Pombo y Jorge Cebrián, dos grandes músicos y amigos que crearon música para los textos del libro y fuimos a ciudades como Zamora, Soria, Valladolid, Madrid, León y otros lugares con un ramillete de quince textos con quince composiciones.

Con “Pájaros en los bolsillos”, hicimos lo mismo con los cuentos, y además le pedí a un extraordinario compositor y cantautor que, además dibuja como los ángeles y es astrólogo y muchas más cosas Guillermo Hernandez-Coronado, que me hiciera una canción que se llamó “Pájaros en los bolsillos”.

 

  • “Juegos de empeño y rendición” es el título de tu próxima publicación, tu primera novela. ¿A dónde nos invitarás a viajar?

En realidad creo que te refieres a “Cuaderno de Pascua”, mi eterna primera novela que es un diario que no es novela, que es cuadernos de viajes, que es ensayo, y que al final, ya no sé ni lo que es…y que está a medias…pero que tras mi próximo viaje a Perú, al Titicaca, y a Tiguanaco, posiblemente tendrá su fin. Sólo puedo adelantar que estos sitios están relacionados con la Isla de Pascua y gran parte de la cultura precolombina, pero muy pre…

“Juegos de empeños y rendición” es un libro que surgió de una voz interior mientras dormía, que gritó con fuerza…!Juegos de empeño y rendición!, y luego me dictó las tres primeras frases:

“¿Por qué te empeñas?

Porque soy yo…

Pues deja de ser tú…”

Así comienza este libro. A partir de una voz que me habla en sueños. Lo terminé en cosa de mes y medio y tiene que ver en su manera de crearse con “Más alto que el aire”. Es un libro con poco más de ciento veinte páginas que habla de que la vida es un juego o una sucesión de juegos en la que nos empeñamos muchas veces en ser humanos para después rendirnos y ser sublimes, un poco como decías tú antes….va a ser un libro más intenso quizá que “Más alto que el aire” con más zonas oscuras y quizá también más mensaje.

  • Además de dedicado a la literatura ¿En qué otros proyectos estás trabajando actualmente?

Trabajo en la Fundación del Banco Santander, como he dicho..hace cosa de un año decidí recortarme el salario y trabajar menos horas para dedicarme a las cosas que más amo y vivir mi sueño de la escritura y otros sueños. Por ejemplo llevar un espectáculo de música y palabras para el alma, como lo llamamos con Suria Pombo y Jorge Cebrián.

Ahora quizá hagamos algo como conmemoración final a Santa Teresa en los teatros del Canal, un maridaje de música y palabras, pero no está cerrado. Además de eso, pronto llegará un proyecto sobre la Sombra, pero no quiero hablar de cosas que aún no se han dado. Hay que bajar la energía a la tierra y fructificarla. De momento, vamos presente a presente.

  • Como poeta ¿Cuál es para ti la función de la poesía?

La poesía quizá es como un destornillador del alma. Decía Walt Whitman, como pongo en la cita inicial de “Más alto que el aire”, que un escritor “no puede hacer nada más satisfactorio para los hombres, que revelarles las infinitas posibilidades de sus almas”, y eso es lo que hace la poesía como género, creo yo. Revelar espacios y dimensiones desconocidas de las palabras y del alma humana.

Decodificar el misterio del silencio a través de la palabra para que ésta cree, a su vez, de manera milagrosa, dentro de cada uno, más silencio en cuanto que se acalle el pensamiento y sólo se comprenda todo como un ámbito completo, y nos sintamos parte de la propia existencia, descubridores de un milagro. Juan de la Cruz, Rilke, Whitman, Vicente Gallego, ahora son algunos ejemplos…

  • ¿Dónde te vacías? ¿De qué te llenas?

A veces creo que vaciarme es seguir en el ansia de la búsqueda, pero luego entiendo que cuando me vacío de verdad, no hay búsqueda. Es como si vaciara una habitación y la dejara sin muebles. Si la vacío poco a poco, y al final dejo un par de cosas, una repisa, un par de libros, una estantería, echaré de menos muchas otras cosas e iré a por más objetos que la llenen; pero si la dejo completamente vacía, no echo de menos nada, y estoy conforme, porque nada hay que me mueva a ir más allá. Y entonces sólo se trata de estar. Ahí acaba la búsqueda. No hay más deseos de objeto, no hay más hambre de cosas. Supongo que de eso me gustaría llenarme, como me lleno cuando estoy delante de una cascada y oigo su caer, y me da igual estar desnudo o estar vestido y me quedo absorto contemplándola, porque de alguna manera me hago cascada, y no necesito nada, nada, sólo ser cascada.

  • ¿Deseas compartir algo más con nosotros?

Que no me deis mucha bola porque un día me daré cuenta, cuando sea más viejito, si me dejan, que todo lo que decía no eran más que tonterías, porque al final lo que importaba de verdad era abrazar a tus sobrinos o tus hijos una tarde, besar a tu chica con el corazón en la mano, abrazar a tu madre cuando te lo pidió de corazón o dar presencia a los que no la tenían cuando te la rogaron con los ojos. Hacer acción del espíritu, eso es llevar el cielo a la tierra. Que si cada uno nos hacemos a nosotros mismos, los primeros, la vida más cómoda y la vivimos con más alegría, lo estaremos haciendo de alguna manera, para los otros sin darnos cuenta.

Javier Expósito Lorenzo

Javier Expósito Lorenzo

 

De tots els Colors- Bringing Colour to NursingQueridos lectores:

Javier Expósito posee la magia del ilusionista, la destreza del prestidigitador, y el don del alquimista. Lanza las palabras al aire como si fueran naipes, para recogerlas después con las manos abiertas hilvanándolas con una armonía y una belleza que verdaderamente tocan el alma.

Estas páginas, que bien podrían ser un libro, son un auténtico regalo, especialmente este año, que es el año internacional de la luz.

Su testimonio es una joya para imprimir, leer y releer. Un mapa del tesoro espiritual para tener en la mesilla de noche, bien cerca, velando el sueño, atento al momento en que el espíritu se libera de la atadura del cuerpo físico para viajar a otros planos.

Qué buena guía para inspirar ese viaje de ida al mundo verdadero que, aunque abandonamos sólo momentáneamente, tanto añoramos. Y de igual modo, una luz que acaricia, acompaña y orienta el camino de vuelta a nuestro hogar temporal.

Querido Javier, infinitas gracias por darte a nosotros con corazón y alma, por inspirarnos, por ser un puente de luz.

Desde aquí te deseamos todo lo mejor. Gracias de corazón por tu generosidad y por brillar con luz propia de forma tan potente, tan clara y en la justa medida, sin cegar.

Elena Lorente Guerrero

¿El Sentido de la Vida o una Vida Vivida con Sentido?

“La Espiritualidad es un aspecto esencial del ser humano. Es una vida interior, algo que no es mente y cuerpo sino espíritu. Es algo más amplio que la religión, un proceso dinámico mediante el cual la gente encuentra transcendencia, un sentido final a su vida.” Christina Puchalski en la entrevista publicada por “El Mundo”: “Hacen falta médicos que sean capaces de conectar con el paciente” disponible AQUÍ.

 

¿Buscamos todos el sentido de la vida? No lo sé. Lo que si sé es que al menos la mayoría de nosotros queremos vivir una vida con sentido.

Vivir es tomar decisiones. Desde que nos despertamos hasta que nos acostamos estamos constantemente eligiendo,  decidiendo.

En este mundo tan individualista y competitivo en el que vivimos nos enseñaron a valorar nuestras decisiones en función del resultado obtenido. Sin embargo el paradigma está cambiando y estamos aprendiendo que no hay buenas o malas decisiones, sino experiencias y aprendizaje. 

Las decisiones responsables, las que tienen más sentido en  cada momento y circunstancia suelen ser las menos egocéntricas y las que nos hacen sentir bien independientemente del resultado.

¿Por qué? ¿Por qué a mí? Son preguntas de difícil respuesta ante muchísimas situaciones de la vida. Son preguntas en las que mucha gente se queda atrapada…

Tener consciencia de que somos seres trascendentes y eternos nos pone en contacto con nuestra esencia última o primera, según se mire. Nos hace conscientes de que toda circunstancia es a la vez perfecta en sí misma, y una oportunidad de crecimiento. Si cambiamos de ángulo, cambia la perspectiva, y también cambia la pregunta:

¿Para qué? ¿Qué aprendizaje subyace a esta vivencia? ¿De qué modo puedo transformarlo en algo positivo y bueno que ofrecer a los demás?

El ¿Por qué? nos atrapa. El ¿Para qué? nos libera.

De tots els Colors – El hombre en busca de sentido – Ardmair

Hablar de la búsqueda del sentido es hablar de Victor E. Frankl, psiquiatra, neurólogo,  padre de la Logoterapia (psicoterapia centrada en la búsqueda de sentido) y del Análisis Existencial. 

Su vida y su obra se desarrollan en el contexto de la segunda guerra mundial. Frankl sobrevivió al Holocausto. Estuvo prisionero durante tres años en varios campos de concentración. Parte de su familia murió en ellos, y él mismo muchas veces estuvo a punto de ser exterminado.

Experimentó el sufrimiento absoluto y la ausencia de sentido. Fue testigo de la semilla del odio que habita en todo ser humano, pero también de la semilla de bondad que coexiste. 

En los campos de concentración comprendió que la fortaleza física no valía nada. Sólo los más fuertes de espíritu, los que tenían una voluntad de sentido mayor que ellos mismos sobrevivían al hambre, al dolor, al frío,…

¿Podemos cambiar nuestras circunstancias? muchas veces no, pero:

Al hombre se le puede arrebatar todo, salvo una cosa: la última de las libertades humanas, la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias para decidir su propio camino”. V. Frankl.”El Hombre en Busca de Sentido“. Disponible AQUÍ.


* * *

Conferencia del Dr. Frankl. Puedes activar los subtítulos en varios idiomas: https://www.youtube.com/watch?v=inhtKyqdSl8

De tots els Colors – Espiritualidad – Inverewe Garden

 

“En realidad no importa lo que esperamos de la vida,

lo que importa es lo que la vida espera de nosotros“. Victor Frankl.

Un abrazo,

 Elena Lorente Guerrero

 

LA CURACIÓN DESDE LA PERSPECTIVA DE EDWARD BACH. (VI)

Obras completas del Doctor Edward Bach.


CÚRESE USTED MISMO

(Publicado por C.W.Daniel Co., 1931)

Una explicación de la causa real y de la curación de la enfermedad.

Capítulo seis

(…) “No tiene sentido ocuparse de los fracasos de la moderna ciencia médica, salvo dos excepciones; la destrucción es inútil si no levanta un edificio mejor, y como en medicina ya se han establecido las bases de un edificio más nuevo, concentrémonos en agregar una o dos piedras a ese templo. Tampoco sirve hoy una crítica adversa sobre el valor actual de la profesión; es el sistema lo que está profundamente equivocado, no los hombres, pues es un sistema donde el médico, tan sólo por razones económicas, no tiene tiempo para administrar un tratamiento tranquilo y pacífico, ni dispone del tiempo necesario para meditar y pensar cómo desarrollar la herencia de quienes dedican sus vidas a atender a los enfermos. (…)

Amanece sobre nosotros un nuevo y mejor arte de la curación. Hace cien años la homeopatía de Hahnemann fue el primer resplandor de la luz matutina después de una larga noche de tieneblas, y puede que desempeñe un gran papel en la medicina del futuro.

Además, la atención que se dedica actualmente a mejorar las condiciones de vida y establecer una dieta más pura y depurada es un avance hacia la prevención de la enfermerdad; y aquellos movimientos orientados a dar a conocer a la gente tanto la conexión entre los fracasos espirituales y la enfermedad como la curación que puede obtenerse por medio del perfeccionamiento de la mente, están abriendo el camino hacia la llegada de ese brillante amanecer cuya radiante luz hará desaparecer las oscuridades de la enfermedad.

Recordemos que la enfermedad es un enemigo común, y que cada uno de nosotros que conquiste un fragmento de ella está ayudándose no sólo a sí mismo sino también a toda la humanidad. Habrá que emplear una determinada, pero definitiva cantidad de energía antes de que su derrota sea completa; todos y cada uno de nosotros debemos esforzarnos para lograr este resultado, y aquellos que sean más grandes y fuertes tendrán no sólo que realizar su tarea, sino también ayudar a sus hermanos más débiles.

Como es natural, la primera forma de evitar que se extienda y aumente la enfermedad es dejar de cometer esas acciones que le dan más poder; la segunda, eliminar de nuestra naturaleza nuestros propios defectos. Una vez liberados, seremos libres para ayudar a los demás. Y no es tan difícil como pudiera parecer a primera vista; se espera que hagamos lo posible, y sabemos que esto es posible si cada uno de nosotros escucha los dictados de su alma. La vida no nos exige grandes sacrificios impensables: nos pide que efectuemos su recorrido con alegría en el corazón, y seamos una bendición para aquellos que nos rodean, de forma que si dejamos el mundo sólo una pizca mejor de lo que era antes de nuestra visita, hayamos cumplido nuestra misión.

(…) Las tareas de la vida, en todas sus ramas, desde la más baja hasta la más exaltada, deben ser realizadas, y el divino guía de nuestros destinos sabe en qué lugar colocarnos para realizarlas mejor; todo cuanto se espera que hagamos es cumplir bien y jubilosamente con ese cometido. Hay santos en las mesas de trabajo de la fábrica. (…) A nadie en esta tierra se le pide que haga más de lo que está a su alcance hacer, y si nos esforzamos por sacar lo mejor de nuestro interior, guiados siempre por el yo superior, se nos ofrecerá la posibilidad de lograr la salud y la felicidad.

Durante la mayor parte de los dos últimos milenios la civilización occidental ha pasado por una era de intenso materialismo, y se ha perdido en gran parte la conciencia de lado espiritual de nuetra naturaleza y la existencia, en una actitud mental que ha colocado a las posesiones mundanales, a las ambiciones, deseos y placeres por encima de las cosas reales de la vida. La verdadera razón de la existencia del ser humano en la tierra ha quedado ensombrecida por su ansiedad de obtener de su encarnación sólo bienes terrenales. (…)

La verdadera naturaleza de nuestro yo superior, el conocimiento de una vida previa y otra  posterior, aparte de la actual, ha significado muy poco, en lugar de ser la guía y el estímulo de cada una de nuestras acciones. Hemos tendido a rehuir las grandes cosas e intentado hacer la vida lo más cómoda posible, retirando lo suprafísico de nuestras mentes y dependiendo de los placeres terrenales para compensar nuestros esfuerzos. Así, la posición, el rango, la riqueza y las posesiones mundanales se han convertido en la meta de estos siglos; y como todas esas cosas son transitorias y sólo pueden obtenerse y conservarse a base de ansiedad y concentración sobre las cosas materiales, la verdadera paz interna y la felicidad de las generaciones pasadas han estado infinitamente por debajo de lo que corresponde al deber de la humanidad.

La verdadera paz de la mente y el alma está con nosotros cuando progresamos espiritualmente, y eso no puede obtenerse solamente con la acumulación de riquezas, por grandes que éstas sean.

Pero los tiempos están cambiando y hay muchas indicaciones de que la civilización ha comenzado a pasar de la era del puro materialismo al deseo de las realidades y verdades del universo.

El interés general y el rápido aumento que hoy se demuestra por el conocimiento de las verdades suprafísicas, el creciente número de quienes desean información sobre la existencia antes y después de la vida, el hallazgo de métodos para vencer la enfermedad por intermedio de la fe y técnicas espirituales, y la búsqueda de las antiguas enseñanzas y la sabiduría de Oriente, son signos de que la gente de hoy hay empezado a vislumbrar la realidad de las cosas.

Así, cuando llega el tema de la curación, se comprende que también éste tenga que ponerse a la altura de los tiempos y cambiar sus métodos apartándose del materialismo grosero y tendiendo hacia una ciencia fundada en las realidades de la verdad, y gobernada por las mismas leyes divinas que rigen nuestras naturalezas.

La curación pasará del dominio de los métodos físicos de tratamiento del cuerpo físico a la curación mental y espiritual que, al restablecer la armonía entre la mente y el alma, erradicará la auténtica causa de la enfermedad, y permitirá luego la utilización de medios físicos, si éstos fueran necesarios, para completar la curación del cuerpo.

Parece totalmente posible que, a menos que la profesión médica se dé cuenta de estos hechos y avance con el crecimiento espiritual del pueblo, el arte de la curación pasará a manos de las órdenes religiosas o a manos de los legítimos sanadores que existen en toda generación, pero que hasta ahora han vivido más o menos ignorados, impidiéndoseles seguir la llamada de su naturaleza ante la actitud de los ortodoxos.

Así pues, el médico del futuro tendrá dos finalidades principales en las que orientarse:

  • La primera será ayudar al paciente a alcanzar un conocimiento de sí mismo y señalarle los errores fundamentales que puede estar cometiendo, los defectos de su caracter que tenga que remediar, los defectos de su naturaleza que tenga que erradicar y sustituir por las virtudes correspondientes.

Semejante médico tendrá que haber estudiado profundamente las leyes que rigen a la humanidad y a la propia naturaleza humana, de forma que pueda reconocer en todos los que a el acuden, los elementos que causan el conflicto entre alma y personalidad. Tiene que poder aconsejar al paciente cómo restablecer la armonía requerida, qué acciones contra la unidad tiene que suspender y qué virtudes tiene que desarrollar necesariamente para limpiar sus defectos.

Cada caso requerirá un cuidadoso estudio, y sólo quienes hayan dedicado gran parte de su vida al conocimiento de la humanidad, y en cuyos corazones arda el deseo de ayudar, podrán emprender con éxito esta gloriosa y divina labor en pro de la humanidad: abrir los ojos al que padece e iluminarle sobre la razón de su existencia, inspirarle esperanza, consuelo y confianza que le permitan conquistar su enfermedad.

  • El segundo deber del médico será administrar los remedios que ayuden al cuerpo físico a recobrar fuerzas y permitan a la mente serenarse, ampliar su punto de vista y esforzarse en pos de la perfección, trayendo paz y armonía a toda la personalidad. Tales remedios se encuentran en la naturaleza, (…) algunos de éstos son conocidos y otros muchos son buscados actualmente por los médicos en diferentes partes del mundo, especialmente en nuestra madre la India, y no hay duda de que, cuando estas investigaciones se desarrollen más, recuperaremos gran parte de los conocimientos que se tenían hace dos mil años, y el sanador del futuro tendrá a su disposición los maravillosos remedios naturales, que fueron divinamente colocados para que el ser humano aliviara sus dolencias.

De este modo, la abolición de la enfermedad dependerá de que la humanidad descubra la verdad de las leyes inalterables de nuestro universo y de que se adapte con humildad y obediencia a estas leyes, trayendo así la paz entre su alma y su ser, y recobrando la verdadera alegría y felicidad de la vida.

Y la parte correspondiente al médico consistirá en ayudar al que sufre aconocer esa verdad, en indicarle los medios por los que podrá obtener la armonía, inspirarle con la fe en su divinidad que todo lo puede, y administrar remedios físicos que le ayuden a armonizar su personalidad y curar su cuerpo.”

***

Queridos Lectores:

Poco tengo que comentar de este capítulo de “Cúrese usted mismo”. Sigue  maravillándome la gran sensibilidad y clarividencia de Edward Bach…

El texto merece una lectura detenida para apreciar  los matices de algunos conceptos aparentemente simples… pero llenos de significado…

Los mejores deseos de salud y armonía para vuestras vidas,


<Det tots els Colors>: Elena Lorente Guerrero.

Entrevista a VICENT GUILLEM, Doctor en Ciencias Químicas, Investiga sobre la predisposición genética al cáncer en el Hospital Clínico Universitario de Valencia. “Una Espiritualidad bien entendida haría progresar enormemente a la Ciencia en beneficio de la Humanidad”.

Vicent Guillem Primo es Doctor en Ciencias Químicas por la Universidad de Valencia. Trabaja actualmente en el Servicio de Hematología y Oncología del Hospital Clínico Universitario de Valencia como investigador en la determinación de la predisposición genética al cáncer.

En su tiempo libre se dedica a la práctica del reiki con fines terapéuticos, de forma gratuita y totalmente desinteresada.También realiza charlas gratuitas para dar a conocer la relación entre emociones-salud y enfermedad.

Es autor del libro “Las Leyes Espirituales” que contiene un mensaje de Amor  para toda la humanidad y que difunde de manera gratuita y desinteresada. 

* * *

 

  • ¿Cuál ha sido el motor de tu vida, tu búsqueda interior?

Buena pregunta… siempre desde pequeño me he cuestionado las preguntas que creo que todos nos hacemos: ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? ¿Quiénes somos? Como no encontraba respuestas a estas preguntas ni en la religión, ni en la ciencia, podríamos decir que era una persona agnóstica. Y  aunque vivía una vida normal, esa necesidad de encontrar respuestas estaba ahí latente.

Otra de  las cosas que anhelaba era conocer el Amor. Esa ha sido una búsqueda de toda mi vida.

Cuando tenía veintipocos años empecé a tener algunas enfermedades y recurrí a la medicina convencional para intentar resolverlas, pero no encontraba que nada cambiara. En ese momento conocí a una persona, la que es ahora mi mujer, que atendía a la gente gratuitamente en su casa; ponía las manos, pasaba energía y pensé: “voy a probar, no tengo nada que perder”…

Y ella fue la que me hizo reflexionar sobre que todas las enfermedades físicas que yo tenía eran consecuencia de un malestar emocional. En esos diálogos ella me decía cosas de mi mismo que yo no le había contado a nadie. Y yo le preguntaba: “¿Cómo sabes eso si yo no se lo he contado a nadie?” Y ella me decía que le ayudaban para ayudarme. “¿Pero quién te ayuda?” le preguntaba. Y ella me decía: “Los hermanos de luz”, que era como ella llamaba a los Guías Espirituales.

A partir de entonces empecé a tomar muy en cuenta aquellos mensajes que me llegaban a través de ella. Sentía que esos mensajes que escuchaba eran reales, pues acertaban de lleno en lo que me pasaba, en cuáles eran mis problemas, y me ayudaban a superarlos. Y entonces aproveché aquella ayuda para profundizar más en las respuestas que buscaba.

Ese fue el principio de mi cambio espiritual.

  • Parece algo sorprendente teniendo en cuenta que procedes del paradigma científico riguroso.

Sí, soy Doctor en Bioquímica, he tenido una formación científica. Cuando ocurrió todo esto estaba estudiando  la carrera, en segundo o tercero, pero no encontraba que una cosa estuviera reñida con la otra.

Es cierto que con la educación que hemos recibido nos han hecho pensar que todo lo que no se pueda medir con un aparato parece que no exista. Pero yo también me he dejado guiar mucho por mis percepciones, y siempre he querido saber la verdad. Un buen investigador es aquel que quiere saber la verdad y para poder llegar a la verdad tienes que profundizar e investigar en campos que no están labrados. Creo que la investigación sobre temas supuestamente paranormales no tendría porque ser un tabú para la ciencia, bien al contrario,  son campos inexplorados de los que podríamos aprender mucho. No creo que la ciencia esté reñida con la Espiritualidad, sino sólo con la superstición y el fanatismo. Más bien al contrario, creo que una espiritualidad bien entendida haría progresar enormemente a la ciencia en beneficio de la humanidad, y no en beneficio de los intereses económicos particulares, como ocurre en la actualidad.

  • Eso desmontaría algunos negocios…

Sí, creo que ese es uno de los motivos por los que se ha puesto tantas trabas a la investigación de lo Espiritual porque se nos caerían todos los esquemas. Sabríamos a qué venimos, y no sería tan fácil manipularnos ¿no?

  • ¿Y cuál ha sido tu evolución desde ese primer contacto con la energía hasta llegar a “Las leyes espirituales”?

Bueno, tiene mucho que ver con todas las experiencias vividas con mi mujer. Ella es la que ,digamos, hizo de intermediaria para ese primer contacto con el mundo Espiritual.

Uno de mis primeros pasos fue el trasmitir energías, llamémosle reiki. Ella me dijo que yo tenía buenas energías, que podía pasar energía para aliviar dolores, y empecé a aplicarlo con gente conocida. Luego a cualquiera  que quisiera. Siempre gratuitamente. Y luego surgió la necesidad de empezar a dar a conocer aquello que había aprendido y que me estaba sirviendo tanto.

Fue entonces cuando empezamos a hacer las charlas sobre el origen emocional de la enfermedad, y ya el paso siguiente fue empezar a hablar de lo espiritual, y la necesidad de escribir o plasmar en un libro todo ese conocimiento espiritual que había tenido la oportunidad de conocer.

Sabiendo que todo eso es un conocimiento que no es mío, ni me pertenece y que por tanto, es algo para compartir, y compartir implica no obtener beneficio de ello.

Por eso el libro se vende a precio de coste, y el archivo en pdf, que no genera ningún coste, se puede descargar gratuitamente.

Libro en pdf disponible en: “Las leyes espirituales”

Audiolibro disponible en: http://lasleyesespirituales.blogspot.com/2009/03/contribuye-la-difusion-del-libro-las.html

Blog y Agenda de Charlas disponible en: Las Leyes Espirituales-Agenda de Charlas

La intención al escribir el libro y divulgar su mensaje a través de charlas ha sido compartir algo que a mí me ha servido para encontrarle sentido a la vida y que, como a mí, creo que a otras personas también les puede ayudar a encontrarle sentido a la vida.

  • ¡Has sido valiente!

Supongo que sí. Hay que vencer muchos miedos, el miedo al rechazo, el miedo a lo que van a pensar los demás de ti. Si te va a perjudicar o no a nivel laboral, lo que va a pensar de ti la familia,… Todo eso hay que ir venciéndolo porque si te quedas con ese miedo no dirías nada. Pero también te reconforta que los demás te hagan saber que les ha ayudado mucho, que encuentran respuestas a preguntas que todo el mundo se hace. Eso también es un impulso para seguir.

Bueno. Creo el haber tenido esa formación científica no es casualidad. Considero  que era algo necesario para que luego cuando llegara el momento de dar a conocer este mensaje pudiera tener credibilidad. Lamentablemente, en este mundo, la misma cosa dicha por una persona con un título de Doctor, o con una carrera, tiene más credibilidad que si lo dice alguien no titulado, porque en este mundo se valora mucho el  estatus a nivel intelectual.

Yo ahora entiendo que era necesario para que la gente se pare a escuchar lo que estás diciendo sin prejuicios. No tendría que ser así. Creo que si un mensaje es verdadero y el que lo transmite lo vive, lo comprende y lo transmite tal y conforme es, debería ser suficiente para que fuera escuchado. Pero en este mundo sabemos que los prejuicios están ahí y a veces necesitas de algún título para que te escuchen, aunque si dices cosas que no tienen sentido pues seguramente ni aún siendo catedrático, merecerías la atención de los demás.

  • Quizá por eso te escogieron…

Tal vez…Yo creo que son elecciones que se toman antes de nacer; uno viene ya con un propósito e intenta aplicarlo en la vida.

Aunque en mi juventud  todavía no conocía lo espiritual, me intentaba dejar llevar por lo que intuía. Y cuando estaba haciendo lo que me llenaba, lo veía como que ese era mi camino en la vida, y eso me hacía sentir bien. En ese momento me llenaban mucho los estudios, y luego me he dado cuenta de que tener una formación científica era en realidad el camino para poder tener acceso a la gente y poder hablarles sobre espiritualidad sin que te consideren un desequilibrado, porque tu formación te avala como alguien serio e inteligente, que difícilmente se deja persuadir por la superstición y el fanatismo.

Creo que además vivimos una época favorable para el desarrollo de la espiritualidad, porque hay más gente predispuesta abrirse a estos temas y si  lo que oyen les ayuda a abrir todavía más la conciencia, entonces ese mensaje se extiende todavía más.

Pues que muchas enfermedades, y esto incluye muchos cánceres, son la manifestación física de un problema emocional. Detrás de muchos cánceres hay conflictos emocionales muy fuertes, y el cuerpo lo que hace es responder a ese malestar emocional. Si se resolvieran esos problemas emocionales las enfermedades se podrían curar sin necesidad de tratamientos químicos.

He comprobado que es así porque lo he vivido  en primera persona, por lo que te he contado al principio. Yo tenía ciertos problemas físicos que con la medicina alopática no se solucionaron. Sin embargo haciendo cambios a nivel emocional se han curado. Luego descubrí el  trabajo de otros investigadores como pueden ser:

– El Dr. Hamer  sobre el cáncer.

– El Dr Ilan Wittstein en el área de las enfermedades cardiovaculares.

– El Dr Richard Davidson sobre el asma.

Y vi que realmente había bases científicas sólidas para demostrar la vinculación entre los conflictos emocionales y las enfermedades físicas.

Eso no quiere decir que el cien por cien de las enfermedades sea consecuencia de problemas emocionales, pero muchas sí lo son.

  • Cuando se habla de enfermerdad y de curación, a menudo se utilizan expresiones del tipo: “la lucha contra la enfermedad, atacar, vencer”… Me sorprende que podamos pretender acercarnos a la salud usando términos y actitudes agresivas. Pienso que tiene más sentido hablar desde una actitud conciliadora con el propio organismo y en términos asociados a la restauración de la homeostasis.

Yo creo que es porque tenemos un concepto de la enfermedad para mi, equivocado. El Dr. Hamer concibe muchas enfermedades como un programa biológico de la naturaleza que intenta paliar una situación de emergencia orgánica. Es decir, que la enfermedad en sí misma no es la causante del problema, si no que forma parte en sí misma de un programa biológico para intentar solucionarlo.

Desde esa perspectiva, por ejemplo, un cáncer de pulmón, se concibe como un programa biológico para captar oxígeno cuando el cuerpo ha detectado que la cantidad de oxígeno que le llega es insuficiente para continuar con la vida.

Esos tumores que crecen en el pulmón tienen una función, que es  poder captar el oxígeno que por la vía normal esa persona ya no está captando, una especie de pulmón de emergencia. Si tú ahora destruyes eso, estás perjudicando a tu cuerpo. Lo que habría que saber es por qué se ha producido esa falta de oxígeno: puede ser por una causa física, como puede ser en el fumador que ha degradado sus pulmones por el tabaco. Pero puede ser también por una causa emocional, cuando una persona vive un conflicto de miedo, ansiedad o angustia.

Y en un caso del segundo tipo, si tú resuelves ese conflicto, empezarás a respirar con normalidad y ya no necesitarás ese pulmón de emergencia. Cuando el cuerpo detecte que ya no le hace falta, desactivará todo lo que ha creado y poco a poco, lo que llamamos enfermedad irá desapareciendo.

En realidad, a veces, lo que nosotros llamamos enfermedad y vemos  como algo negativo, es la manera que tiene el cuerpo de continuar con la vida. Si no activáramos ese mecanismo seguramente nos moriríamos.

En la medicina del Dr. Hamer, todo lo que sea tratamientos que agreden al cuerpo y que imposibilitan la vuelta a la normalidad no se utilizan. No se utiliza quimioterapia, no se utiliza radioterapia, y se favorece el uso de tratamientos que respetan el equilibrio biológico, pero sin olvidar que si la enfermedad viene de un conflicto emocional, tienes que intentar saber en qué consiste el conflicto y luego resolverlo porque si no, el tratamiento que utilices aunque sea no agresivo, no va a conseguir revertir el proceso.

Sí, porque con su propuesta pone en jaque todo el modelo de medicina alopática y el comercio con la salud que controlan las compañías farmacéuticas. A una compañía farmacéutica lo que le interesa es tener consumidores de por vida de sus productos.

El Premio Nobel de Medicina en 1993, el bioquímico Richard Roberts dice al respecto de esto:

“Las farmacéuticas a menudo no están tan interesadas en curarle a usted como en sacarle dinero. Están interesadas en líneas de investigación no para curar sino sólo para cronificar dolencias con medicamentos cronificadores, mucho más rentables que los que curan del todo y de una vez para siempre”.

Afirma que muchas de las enfermedades que hoy son crónicas tienen cura pero que:

  “los laboratorios prefieren esperar, con la complicidad de los políticos”.

Si una enfermedad se puede curar haciendo un cambio emocional, a nivel psicológico, eso no les da dinero. Son tratamientos demasiado baratos para que las farmacéuticas lo encajen. Y creo que de ahí está el motivo de la persecución contra Hamer. El hecho de que su concepción de la enfermedad y de su tratamiento no sale rentable a las farmacéuticas.

Sí. Por ejemplo hay riesgo de desarrollar leucemias. Eso está reconocido por la medicina convencional. No es nada oculto. Pero es cierto que muchos pacientes lo desconocen.

Antes de un tratamiento los pacientes deben  firmar un consentimiento, y en ese momento reciben información sobre el tratamiento y sus efectos secundarios.  Pero esta información es un poco como la letra pequeña de los seguros, algo que no puedes asimilar en pocos minutos y más si no tienes la formación suficiente para poder entender lo que significa.

Predomina más el criterio del médico que te dice que ese tratamiento es para curarte, y la gente confía en eso.

Pero una vez reciben los ciclos de quimioterapia empiezan a notar los efectos secundarios, y muchos se echan atrás porque saben que eso les está provocando mucho daño, lo viven en sí mismos.

Son tratamientos que tienen muchos efectos secundarios porque no distinguen entre células sanas y células “tumorales” y además su beneficio terapéutico es dudoso, teniendo en cuenta la enorme toxicidad que generan.

Hay gente importante dentro de la ciencia oficial que pone en duda la eficacia de estos tratamientos como El Dr Tim Hunt , bioquímico y premio nobel de medicina en 2001 que dice :

”Salvo excepciones, los tratamientos farmacológicos contra el cancer no tienen mucho éxito. La quimioterapia no es muy efectiva en general. No se centra en las células cancerígenas, afecta a todas. Se te cae el pelo y te sientes enfermo. La quimioterapia es una terapia poco racional.”

Lo que pasa es que siempre lo justifican diciendo que es el mal necesario por el que hay que pasar, y en eso no estoy de acuerdo. Creo que sí  hay alternativas de tratamiento.

  • ¿De qué alternativas se trata?

Si un cáncer es consecuencia de un conflicto emocional el primer paso es resolver el conflicto. Es decir, que debe existir una terapia emocional enfocada a identificar el conflicto y  a ayudar en su resolución. Esta etapa es ineludible, porque si no se desactiva el programa biológico nada de lo que hagas  nivel físico va a revertir el proceso.

 Luego, una vez desactivado este programa biológico, hay tratamientos a nivel físico que ayudan en el proceso espontaneo de regeneración. Yo soy partidario de los tratamientos no agresivos.

Un tratamiento que suelo recomendar es el Renoven, (conocido antes como Biobac, un estimulador del sistema inmune) o el Ukrain. Las terapias que ofrece la medicina naturista, la Homeopatía, o la terapias energéticas, como el reiki también son beneficiosas.

A veces es necesario utilizar fármacos, como antiinflamatorios, corticoides o antibióticos, o realizar intervenciones quirúrgicas para eliminar algún tejido muy dañado.

  • ¿Encaja tu trabajo con la forma de entender el proceso de enfermar?

Bueno mi trabajo es de laboratorio, yo no decido sobre los tratamientos. Yo lo que intento con mi trabajo es precisamente poner de manifiesto cuáles son las consecuencias negativas de los tratamientos que se están dando.

La medicina oficial no va a  admitir  un no rotundo a un tratamiento, pero cuando en combinación con la genética demuestras por ejemplo que la gente que tiene una genética más débil tiene una supervivencia menor y riesgo mayor de desarrollar una leucemia  por el tratamiento, lo pueden tomar en cuenta y pueden evitar dar ciertos fármacos a las personas que pueden ser más susceptibles tener  efectos secundarios. Intentamos ir publicando trabajos en esa línea para que se pueda poner de manifiesto que son tratamientos muy agresivos.

Eso es lo máximo que puedo hacer dentro del ámbito laboral. Luego, ya fuera de él, pues hacemos las charlas e intentamos que la gente sepa que muchas enfermedades vienen de problemas emocionales y que hay alternativas para tratarlas.

  • Me apena ver a pesonas enfermar y morir como consecuencia de la quimioterapia, no del cáncer.

En el contexto de la enfermedad dirán que es una complicación de la misma, o que se iba a morir de todas maneras.

Es muy difícil demostrar lo contario, porque no tienes manera de comprobar qué pasaría si se tratara de  otro modo, porque eso ellos no lo van a permitir. Ellos dan por hecho que si no lo trataran iría todavía peor, lo cual no tiene porque ser cierto.

  • ¿Cómo podemos vivir nuestras emociones de manera más consciente y comprender su conexión con la salud?

Pues primero siendo totalmente sinceros con nosotros mismos. Si estamos sufriendo a nivel emocional, reconocer que estamos sufriendo, y empezar a investigar, a profundizar en las causas de nuestro sufrimiento, y una vez las sabemos, empezar a cambiar nuestra vida para que esas causas desaparezcan.

Si esa persona sufre, por ejemplo, porque vive una relación de pareja donde no es feliz porque no está enamorada, pues ahí tiene que tomar una decisión, que puede ser dejar esa relación. Mientras no tome esa decisión seguirá sufriendo y manifestando enfermedades causadas por ese sufrimiento. Es decir, tomar las riendas de la vida para que la vida sea un reflejo de lo que uno siente.

Visto desde ese punto de vista, la enfermedad física es algo beneficioso, porque a veces hasta que no pasa eso no te das cuenta, o no quieres darte cuenta, y cuando viene la enfermedad es cuando tomas conciencia de que tienes que hacer un cambio en tu vida. Es un revulsivo que te hace cambiar.

  • Existe bibliografía sobre simbología de la enfermedad, el mismo Dr. Hamer relaciona emociones concretas con órganos específicos afectados. ¿Qué opinas al respecto?

El doctor Hamer tiene escritos varios libros sobre el tema. Tal vez “El resumen de la nueva medicina germánica” del propio Dr. Hamer sería un libro para tener una idea del tema.

  • El miedo es una de las emociones más tóxicas.

Si, el miedo, el odio, la agresividad, la tristeza,.. lo que llamamos en mi libro Las Leyes Espirituales, “los egosentimientos”, que son los sentimientos negativos que te hacen sufrir, son los que causan las enfermedades.

En el libro hablamos de diferentes egosentimientos, de cómo reconocerlos, de cómo superarlos, y esto repercute no sólo en una mejor salud física, sino sobretodo en que el interior se encuentra mejor, y cuando uno se encuentra mejor interiormente también lo refleja el cuerpo.

  •  ¿Cómo se ocnsigue la coherencia entre pensamiento, sentimiento y acción?

Primero hay que saber de dónde viene todo eso. En el libro hablamos de que una cosa es sentir y otra es pensar.

El egoísmo se infiltra a través del pensamiento y eso modifica el sentimiento. Lo que recomiendo en el libro es que cada uno profundice en él mismo, y para hacerlo tiene que distinguir lo que siente de lo que piensa.

Dentro de lo se piensa está toda la influencia de la educación que hemos recibido. Y si es una educación represiva pensaremos en contra de lo que sentimos, y si actuamos por lo que pensamos en contra de lo que sentimos es cuando empezamos a tomar decisiones equivocadas que nos hacen sufrir. Por eso es importante que reflexionemos si lo que hacemos es un reflejo de lo que sentimos o  es un reflejo de lo que pensamos.

Cuando hablo de sentimientos me refiero a sentimientos de Amor. Si es un reflejo de lo que pensamos y lo que pensamos va en contra de lo que sentimos, estaremos actuando obligadamente, sin sentirlo y esto genera infelicidad.

  • ¿El resumen del libro es que necesitamos trascender el egoísmo?

El resumen del libro es que tenemos que buscar la felicidad, y que para buscarla tenemos que desarrollar los sentimientos y liberarnos del egoísmo.

El egoísmo se manifiesta de muchas maneras. A veces pensamos que egoísta es la persona que materialmente quiere tenerlo todo y no comparte lo que tiene. Pero el egoísmo es mucho más que eso. Tiene muchas facetas, y si no las reconocemos, se apoderan de nuestra vida, y vivimos una vida de sufrimiento.

  • ¿Qué es para ti la energía? ¿Todos podemos ser canales de energía? ¿Es necesario formarse para ello?

Para mí la Energía es algo que existe de manera natural, todos tenemos un cuerpo energético. Cuando hablo de Energía me refiero a la Energía Vital que todo ser humano tiene.

Todos tenemos un cuerpo energético que es el que vitaliza el cuerpo físico, y ese cuerpo energético también sufre el impacto de los conflictos emocionales. Y es entonces cuando ese cuerpo energético se desvitaliza, y la parte del cuerpo físico que está asociada a esa parte del cuerpo energético es la que sufre luego las enfermedades.

A través de la utilización de esas energías podemos intentar restablecer la conexión energética.

Todos tenemos potencialidad para transmitir energías, generalmente se hace a través de las manos, es lo que antes se conocía como imposición de manos, y que ahora se le llama reiki u otros nombres.

Todo eso es una potencialidad del ser humano y se desarrolla a través de la práctica y el deseo de ayudar desinteresadamente a los demás. Es decir, no hace falta que nadie te abra ningún canal y por supuesto, cobrar por transmitir energías para mi es algo que manifiesta el egoísmo del ser humano, porque la energía es gratuita, gratis se te da y gratis deberíamos utilizarla.

Creo que toda persona que quiera transmitir energías tiene que pensar que esa capacidad depende de él mismo, no de que nadie le abra ningún chakra. Y con la práctica se desarrolla la capacidad, como en el deporte.

  • ¿Se necesita tener algún conocimiento específico para transmitir energía?

Hay técnicas que te pueden enseñar a saber dónde poner las manos, cómo está configurado el cuerpo energético, dónde están los chakras que serían los centros de energía más importantes, cómo mover las manos; los movimientos circulares siempre son más potentes a la hora de transmitir energías. Pero  para aprender todo eso hay muchos libros que uno puede leer y que le pueden asesorar.

Al final, lo que es más efectivo es dejarse llevar por la intuición. Aunque no tengas conocimientos sobre cómo está configurado el cuerpo astral, poniendo las manos donde duele ya haces mucho.

Y luego dejarte llevar por la sensibilidad. Hay muchas personas que nacieron con esa capacidad o la descubrieron de una manera intuitiva y no tuvieron ninguna formación intelectual sobre ese tema y sin embargo pasaban energía. En realidad, con la voluntad se puede hacer mucho más que con la inteligencia.

  • Muchas personas que reciben terapias energética están en situación de enfermedad, dolor, sufrimiento ¿Puede afectar a la persona que transmite energía?

Es cierto que cuando pasas energías puedes percibir el malestar de la otra persona, y en ocasiones cuando acabas la sesión también puedes sentirte un poco agotado. Pero si esa labor la haces desinteresadamente, el malestar te durará un ratito. Enseguida te volverás a recargar, porque la idea no es que transmitas tu propia energía vital, si no que seas un canal de una energía superior. Si se hace de manera altruista, no repercute negativamente en ti. Todo lo contrario, te beneficia.

Pero si lo haces de manera egoísta con propósito de ganar dinero, seguramente lo que vas a hacer es aportar de tu propia energía vital y entonces sí que puede repercutir en tu salud, porque te descargas y pueden aparecer problemas, dolores en tu propio cuerpo semejantes a los que padecen los enfermos.

El hecho de que puedas percibir el malestar de otra persona es algo positivo porque demuestra que hay una conexión y una sensibilidad. Como decía, si estás percibiendo algo de la otra persona esa sensación va a pasar, no se va a quedar contigo. Otra cosa es que si tú tienes ese mismo problema al tocar a la otra persona es  como si estuvieras activando lo tuyo propio, y eso sería un reflejo de que tú también tienes que trabajarte ese tema. Si es algo duradero es porque hay algo en ti que también está de esa manera, y a veces lo único que hace el otro es ser un espejo.

Por eso creo que la mejor higiene para transmitir el Reiki es el trabajo del interior con uno mismo, intentar estar bien interiormente, intentar luchar para que el propio egoísmo no se apodere de ti.

Es cierto que es complicado estar siempre bien porque en la vida hay muchos quebraderos de cabeza, y circunstancias que te hacen sufrir. Pero por lo menos el rato que vas a transmitir energía, intenta alejarte de todos los problemas y estar receptivo para que las entidades más avanzadas del mundo espiritual te transmitan energía para la persona que estás tratando.

  •  ¿Existen las energías negativas?

El egoísmo atrae energías negativas. Existen energías de alta vibración, que son las del Amor y de baja vibración, que son las del egoísmo.

En el plano espiritual, por el hecho de pasar allí, no te conviertes en mejor persona de lo que eres. Hay espíritus que pasan al otro plano y no hacen ningún cambio y se quedan ahí para molestar. Pero no tienen un poder ilimitado, sólo pueden actuar si tú les dejas, y que tú les dejes es que te comportes egoístamente. Si te comportas egoístamente atraes la influencia de espíritus que son afines a lo que estás haciendo. Si tú actúas con Amor te deshaces de esa influencia.

  • Entonces, ¿No es neceario protegerse?

Bueno, es que para mí la protección es el hacer las cosas desinteresadamente. Eso te atrae la colaboración de espíritus más avanzados que te van a ayudar y con esa ayuda ya estás protegido del todo.

  • Actualmente parece que “todo” es espiritual… ¿Qué opinas al respecto?

En el tema de la Espiritualidad hay un 1% de verdad y el resto es superstición e ideas equivocadas, como el tarot, que son un saca dinero y que lo estropean todo.

No todo lo que supuestamente tiene la etiqueta de Espiritual lo es de verdad. El egoísmo también está ahí infiltrado, y hay muchas cosas que no son ciertas. Se ha hecho un popurrí y el que no ha profundizado lo mete todo en el mismo saco.

Por eso todo lo espiritual está tan mal visto, porque se mezcla con cosas que realmente son superchería. Hay gente que dice, sí yo también hago cosas espirituales, tiro las cartas, y yo pienso, “¿y eso qué tiene que ver con la espiritualidad?” Pero para mucha gente está mezclado.

Mi propósito en el próximo libro es ir separando lo que para mí es Espiritualidad de lo que no lo es, porque mucha gente está confundida, aparentemente lo dan todo por bueno, y hay muchas cosas que lo que hacen es liar a la gente.

Muchas personas creen que la espiritualidad es hacer cursos donde aprenden cosas nuevas que tienen nombres llamativos. Solo hacen cambios superficiales, de cara a la galería. Piensan que por hacer reiki, o hacer yoga está todo hecho.  Pero la espiritualidad es el cambio del interior, o sea, vencer el egoísmo y desarrollar los sentimientos. Si uno hace yoga y luego sigue actuando tan egoístamente como siempre, ¿de qué le sirve?

  • Desde diferentes ámbitos nos llega un mensaje unificado: trascender el egoísmo en todas sus manifestaciones, tomar conciencia de nuestra responsabilidad como seres humanos y perseverar en el amor incondicional ¿Estamos en el umbral de un salto cualitativo en el proceso evolutivo global?

Sí, yo creo que es una buena época para evolucionar porque ya hay mucha gente que quiere hacerlo. La diferencia entre esta época y otras épocas es la cantidad de personas que quieren hacer este cambio.

Pero hay que tener en cuenta de dónde partimos. Partimos de un mundo basado en el egoísmo. Las personas que dominan el mundo se rigen por valores egoístas. El sistema económico es un sistema totalmente egoísta, el que tiene más es el que domina a los demás. Todas estas crisis económicas que estamos viviendo están controladas por personas concretas; o sea, no es algo difuso y vago que aparece por casualidad. Quieren hacernos creer que son crisis de mercados, pero detrás de los mercados hay personas y esas personas son las que generan las crisis.

Pero creo que si sacamos buena lección de todo esto nos va a servir para evolucionar, porque nos daremos cuenta de que si basamos la vida en el éxito nos pueden pasar cosas como las que están pasando ahora, que se venga todo a pique.

Tenemos que buscar algo más duradero y más profundo, que nos llene más y que eso sea la fuerza por la que luchar en la vida, y yo creo que eso es el Amor.

Es importante recordar que en este mundo estamos de paso, que venimos muchas veces, y el objetivo de venir tantas veces es poco a poco ir eliminando el egoísmo y desarrollando los sentimientos.

Si todos decidiéramos hacer ese cambio, seguramente el mundo cambiaría muy rápidamente. Pero no va a ser en un año, no va a ser en el 2012…, ni va a pasar nada por pasar una fecha determinada. Creo que va a ser un cambio gradual y que si persistimos todos en ese cambio pues en cuestión de décadas o de algún siglo, se dará un cambio muy fuerte.  Tampoco van a venir de fuera a tocarnos con una varita y a hacernos mejores de lo que somos. Es algo que nos lo tenemos que ganar nosotros  mismos con nuestro cambio.

Realmente sólo nos podemos cambiar cada uno a sí mismo, y con ese cambio tal vez demos ejemplo a los demás y todos decidan tomar ese camino, y la suma de muchos cambios individuales traerá el cambio colectivo.

Mi deseo es que lleguemos a ser una sociedad regida por el Amor, que cada ser humano sea un hermano y que disfrutemos tanto de la felicidad de los demás como de la nuestra.

  • ¿Qué mensaje transmitirías a las personas que se enfrentan al final de la vida? ¿Y a sus seres queridos?

Que en realidad la muerte no existe, lo que hay es un cambio de estado.

Lo que ocurre en la muerte es que nos despojamos de un vestido gastado, que es el cuerpo, para regresar a la vida en el plano espiritual que en realidad es nuestro verdadero hogar.

Que todos nos volveremos a ver con los seres queridos cuando pasemos al plano espiritual, a veces antes, porque se comunican con nosotros y nos tranquilizan para que sepamos que están bien y que podemos seguir con nuestra vida. Es decir, que los vínculos de Amor no se rompen con la muerte. Es cierto que hay un tiempo en el que no estamos físicamente juntos, pero la vida de los que se mueren continúa, y en general es mucho mejor en el otro lado que en este.

No hay que tener ni temor ni pesar por ellos. A veces los familiares sufren por el ser querido que ha pasado al otro plano y los que están allí se entristecen al ver que están sufriendo por ellos cuando en realidad están bien.

Creo que debemos de dejar de sufrir tanto por la muerte porque no es nada malo.

  • Sufrimos por el ser querido que se marcha, y también por como será nuestra vida sin él.

Sí. Aunque sepas que tu ser querido continua vivo, el no tenerlo al lado te hace sentir que le echas de menos, y eso es normal. Pero creo que nos debería reconfortar el pensar que ese ser sigue viviendo y que en algún momento nos reencontraremos con él.

Incluso hay momentos en que también nos vamos a encontrar con ellos. Durante una etapa del sueño nos separamos del cuerpo físico y viajamos al plano espiritual. Hay veces que soñamos con los seres queridos que se fueron al otro lado, y ese sueño es un reflejo, una vivencia real, sólo que cuando regresamos no tenemos conciencia completa de esa experiencia. Pero ese sueño generalmente quiere decir que durante el tiempo que hemos estado dormidos hemos contactado con ellos.

  • Entiendo que al morir nos despojemos del cuerpo físico pero ¿Qué ocurre con lo intangible, con la personalidad? ¿Se pierde, cambia en la siguiente encarnación?

Tú siempre eres tú. La diferencia es que cuando pasas al otro plano te darás cuenta de que en esa vida, por ejemplo, tú te has llamado Elena, y en otra vida te has llamado de otra manera. Pero tu forma de ser, tus sentimientos, tu voluntad, todo es igual. Tú no cambias cuando estás en el otro lado, sigues siendo tú.

Y volverás a encarnar y seguirás siendo tú, lo único que cambiará es que temporalmente olvidarás algunos recuerdos, pero tu forma de ser, tu personalidad, tus sentimientos, continuarán.

La confusión sobre lo que ocurre con el Ser sucede porque nos identificamos excesivamente con el cuerpo y vemos el espíritu como si fuera algo ajeno, cuando en realidad nosotros somos el Espíritu y el cuerpo es un vestido.

Cuando tú pases al otro plano seguirás siendo tú, tal y conforme eres ahora, la diferencia es que tomarás conciencia de cosas que antes estaban ocultas para ti. Si a un ciego de nacimiento lo operan y consigue ver, sigue siendo el  mismo,  lo que ocurre es que puede ver cosas que antes no veía, pero sigue siendo el mismo.

  • El espacio-tiempo es un concepto de este plano terrenal. En el plano espiritual ¿Existe el tiempo?

En el otro plano no hay tiempo como lo consideramos aquí, pero si es cierto que hay cambios. Digamos que el tiempo viene a ser un intento de medir la intensidad de los cambios. Cuando pasamos allí el concepto del tiempo es diferente, eso sí que es cierto.

  • ¿Es el plano espiritual igual para todos?

Tu destino cuando pasas al otro lado depende de cómo te hayas comportado en esta vida. El asesino no se va a encontrar con un mundo perfecto. Irá a las regiones del plano espiritual más bajas, donde se reúnen los espíritus de esa vibración y como se reúne con otros seres como él, pues entre ellos se hacen sufrir.

Pero eso no quiere decir que sea un estado perpetuo, siempre habrá oportunidad de tomar conciencia de los errores y de cambiar, y en ese momento. Cuando uno decide cambiar, recibe ayuda y se le dan oportunidades para poder rectificar. Se vuelve a encarnar para rectificar aquello que se ha hecho mal en otras vidas.

  • ¿Crees que la física cuántica podrá llegar a demostrar todo lo que explicas sobre el mundo espiritual

Creo que no. Es como intentar medir con un aparato propiedades que son propias del Espíritu. Puedes llegar a medir cambios energéticos, habrá aparatos que puedan llegar a medir la energía sutil pero más allá de eso… A no ser que la medicina cuántica o la física cuántica empiece a hacerse más extensible a otras cosas.

Del mismo modo, espero que en el futuro las terapias que se apliquen a nivel físico sean de esa naturaleza, luz, vibración,  pero creo que seguirá siendo necesario solucionar los conflictos emocionales. Porque por muchos tratamientos energéticos que se reciban, como por ejemplo el Reiki que es un tratamiento energético,  por sí mismo no puede curar una enfermedad de origen emocional.  Aunque intente reinstaurar el flujo energético, si al día siguiente esa persona vuelve a estar mal emocionalmente, se volverá a interrumpir. Creo que hace falta algo más que eso.

  • Las enfermerdades crónicas conllevan un desgaste físico, psico-emocional para las personas que las sufren y para sus familiares ¿Qué les dirías?

Bueno, habrá enfermedades crónicas consecuencia de conflictos emocionales que están cronificados también y saliendo de ellos se puede resolver la enfermedad.

Pero también es verdad que hay enfermedades que se pasan como prueba en la vida, como por ejemplo una enfermedad congénita. Las enfermedades de esa naturaleza no se pueden curar, más bien el Espíritu tiene que encajar que ha venido a pasar por esa prueba y que tiene que hacer todo lo posible para evolucionar. Y cuando pase esta vida la enfermedad morirá con el cuerpo físico.

Muchas veces estas enfermedades son consecuencia de lo vivido en otras vidas y uno las elige para empezar a restaurar cosas negativas que se han hecho o para vivir experiencias que le van a ayudar en el camino interior.

  • Serían una oportunidad de crecimiento…

Exacto, siempre lo son. Además son elecciones que uno toma antes de encarnar, y a nadie se le obliga a enfrentarse a cosas que no quiere vivir. Es una forma de aprendizaje bastante rápida y algunos Espíritus las eligen para avanzar en su situación de estancamiento espiritual.

Durante la encarnación, antes y después siempre recibes ayuda espiritual. Lo que ocurre es que cuando estás en el otro plano la ayuda es más directa, evidente. Cuando estás aquí es más de tipo intuitivo. Eso es así porque la idea es que tú tomes decisiones por tí mismo, no porque te sientas obligado por alguien más avanzado. Y así es como se evoluciona, los guías se limitan a darte consejo de forma sutil para que tú mismo decidas lo que quieras hacer.

  • En el caso de demencias, Alzheimer, la mente está muy lejos, pero el Espítiu está muy presente…

A veces son oportunidades para que se despierte la sensibilidad, en ocasiones hasta que la mente no pierde el control no se desarrolla la sensibilidad.

Son enfermedades que aunque pueden parecer algo negativo, para ese Espíritu son como una oportunidad de volver a ser niños en el final de vida.

También hay enfermedades de este tipo consecuencia de que uno quiera olvidar cosas que le han pasado en la vida que le han hecho sufrir, o que en su conciencia no le dejan tranquilo. Es un mecanismo biológico para olvidar lo que a uno le hace sufrir.

Es también una oportunidad de aprendizaje, sobre todo para desarrollar los sentimientos. Hay personas que toda la vida han sido muy duras y no han manifestado los sentimientos y al perder el control mental empiezan a expresar la sensibilidad y son como niños. 

Algunas personas que piensan que eso es algo malo, “mira como se ha quedado, parece un niño” y en realidad es algo bueno porque está sacando sentimientos, y eso es lo más importante que existe.

  • ¿Qué dirías a las madres, padres y educadores?

Que se metan en la piel de los niños, porque los niños son muy sensibles. A veces pensamos que por el hecho de ser niños no se dan cuenta de muchas cosas, cuando en realidad el niño es más sensible que el adulto porque tiene menos prejuicios y barreras.

Así que creo que deberíamos intentar que los niños crecieran con libertad, con Amor. Darles cariño, comprensión, para que cuando sean adultos ellos también puedan hacer lo mismo con los niños que vengan detrás.

Creo que los niños son el futuro de la humanidad  y si criamos una generación de niños que hayan vivido el Amor, el mundo cambiará en una generación, serán niños que conocen el Amor. Tenemos que poner especial énfasis en la propia mejora espiritual para que se note en los niños. Si nos cuesta ser comprensivos y tenemos que poner prioridades en la comprensión, pongámosla sobre todo en los niños, porque de verdad que el niño cuando viene a este mundo lo hace sin ninguna barrera, con su potencialidad totalmente abierta, y a medida que va viviendo en este mundo se va cerrando o se va abriendo más.

La tarea de los adultos es impedir que se cierren para no sufrir, facilitarles la libertad  y el cariño para que se desarrollen en libertad.

  • Cada vez hay más niños diagnosticados de déficit de atención e hiperactividad ¿Qué opinas al respecto?

Yo creo que refleja problemas ambientales, los conflictos en las familias. El niño muchas veces lo utiliza como válvula de escape.

En muchas ocasiones no es el niño el que tiene el problema, sino los padres a quienes cuesta ser comprensivos y pacientes. Es normal que los niños sean activos, hay niños más tranquilos, otros menos,  hay niños más estudiosos, pero eso no es ninguna enfermedad.

Generalmente como digo, es un reflejo de que el niño no se siente querido y atendido. Lamentablemente sólo le hacemos caso cuando saca malas notas. Qué triste, ¿no? Y pensamos que con una medicación se va a resolver algo, cuando en realidad es sólo una tapadera.

Y tantos niños medicados es un reflejo de que no hay una sensibilidad y una comprensión con los hijos. A la mayoría de gente le molesta tener que atenderles,  porque querer a un hijo no sólo es atenderle en lo material. Es también preocuparse de su bienestar interior, y hay muchos padres que se olvidan de esa faceta porque  están muy pendientes de sí mismos y valoran poco la parte emocional, tanto la suya como la de los niños, y las frustraciones de problemas de adultos las acaban volcando en los hijos que no tienen nada que ver con ello.

Ante un diagnóstico de niño hiperactivo, tal vez deberían diagnosticar a los padres…

  • ¿Qué mensaje transmitirías a los profesionales de la salud?

En la actualidad se mira mucho como está el cuerpo y  no se mira nada como está el interior, la parte anímica. Y hasta que no miremos la parte anímica nunca vamos a curar las enfermedades, simplemente pondremos parches.

Lamentablemente, conforme está montado el sistema de salud, es muy difícil que ese cambio se dé, ya que hay poco tiempo para dedicar a cada persona. Está todo muy robotizado.

Hay cosas muy buenas, también hay que hablar de lo que está bien. Hemos avanzado mucho comparado con cómo estaba hace cincuenta años, pero no nos podemos quedar estancados, y creo que en temas como el cáncer de momento, hay un estancamiento. No es porque no haya gente que esté aportando cosas nuevas, que la hay. Es por el egoísmo del ser humano, que no permite que esas mejoras se acaben implantando. Pero espero que eso cambie con el tiempo.

A lo mejor tiene que caer todo tal y conforme está ahora para rehacerlo de nuevo. Llegará un momento en que no se podrán pagar las facturas de todo, de los tratamientos, y se tendrá que buscar otra cosa.

  • “Las leyes espirituales” han supuesto un antes y un después en tu vida ¿En qué te ha transformado?

La verdad es que sí que ha cambiado bastante nuestra  vida, pero ha sido un cambio paulatino, no ha sido de la noche a la mañana. Si llego a pensar hace diez años como cambiaría mi vida…

Yo llevaba una vida anónima, bastante sencilla y discreta como tantas personas, dedicada a las cosas de la familia y el trabajo. Para dar a conocer  Las Leyes Espirituales tanto mi mujer como yo hemos tenido que darnos a conocer a la gente, y mucha gente se acerca a nosotros buscando ayuda. Eso te exige bastante preparación, dedicación y responsabilidad. 

El nivel de responsabilidad de mi vida ha aumentado un 1000 x 100, se ha disparado.  Pero nos ha valido la pena, porque la intención que tenemos es que este mensaje pueda ayudar a los demás y creo que realmente está siendo así. Muchas personas nos han agradecido a mi mujer y a mí este libro. Este cambio ha sido algo deseado y querido y no me siento arrepentido de nada.

  • ¿Cuál es para tí el sentido de nuestra existencia?

Evolucionar para desarrollar el Amor. Venimos aquí a desarrollar los sentimientos. Y en cada una de las vidas que vivimos aprendemos un poquito. Lo que nos dejamos por aprender queda para la próxima. Y lo que hayamos aprendido ya está superado, es un conocimiento que queda en nosotros para siempre, como un aprendizaje ya superado.

Somos más amorosos, y poco a poco de no tener nada de Amor llegaremos a experimentar el Amor Incondicional, que es la meta de ese camino. A todos nos queda mucho por recorrer…

  • …¡Qué fácil es de decir y qué dificil de hacer!

Ja, ja…sí, pero nadie nos obliga a hacer nada que no queramos hacer,  ni nos pone fechas límite. Es al ritmo que cada uno quiera. Y además, tenemos todo el tiempo por delante, somos inmortales.

  • ¿Quién es Vicent Guillem en Esencia?

Pues un Espíritu que ha venido a evolucionar, como todos los demás. Que se lo toma muy en serio, y que hace lo que puede y lo que siente.

  • ¿Deseas compartir algo más con nosotros?

A este mundo venimos a algo más que a trabajar, que a pagar la hipoteca, ser más sexys, o tener éxito. Eso no tiene ninguna importancia. Lo  importante es desarrollar los sentimientos, y es lo único que nos llevaremos al otro lado.

Por lo tanto, nada merece más la pena que eso. No hay una fecha tope. Hay personas que piensan que por ser mayores ya no  pueden cambiar y eso no es así. Da igual tener 90 años, siempre es buen momento para empezar a vivir desde el sentimiento.  Siempre es buen momento para cambiar interiormente.

Buscad vuestra libertad y vuestra felicidad. Amad y luchad para ser felices, porque es lo único que merece la pena en la vida. 

Un abrazo para todos.

* * *

Gracias de corazón Vicent por tu testimonio intenso, generoso y valiente. Gracias por compartir con nosotros tu aprendizaje en el Amor y por dedicar tu vida, con sencillez, humildad y coherencia, a mejorar la nuestra…

Los mejores deseos para ti y para tu mujer, que la Luz y el Amor os acompañen siempre.

Elena Lorente Guerrero