Demencia: Cuidando con el corazón abierto.

Sigue siendo el gran tabú de nuestra sociedad, y no me refiero a la muerte, que también lo es; si no a la demencia.

Muchas personas conviven con ella sin atreverse a consultar por temor al diagnóstico que intuyen como certero. Algunas familias tratan de justificar los síntomas por el mismo motivo y por miedo al estigma social que rodea a la demencia.

Como consecuencia, la evidencia del deterioro progresivo favorece el aislamiento, la soledad y la tristeza en la persona con demencia. Paralelamente, sus familiares viven con ansiedad y frustración  esa realidad que les aplasta sin contemplaciones y les exige reorganizar su vida sí o sí.

Cuidar a una persona con demencia es un ejercicio de comprensión y de amor incondicional diario que nos exige vaciarnos de nosotros mismos y acercarnos a nuestro ser querido con el corazón abierto.

Su mente puede estar enredada en el pasado, ocupada construyendo una frase de cuatro palabras, o tratando de reconocer a quien tienen delante.  Pero he podido experimentar como una mirada, una sonrisa, una caricia de verdad pueden contener toda la información que deseamos transmitir, y como las personas con demencia comprenden ese lenguaje. Somos seres emocionales.

Es más, las emociones persisten mucho tiempo después de un acontecimiento. Lo que para nosotros es ya pasado, por ejemplo que un familiar se haya despedido y marchado, puede seguir generando inquietud en la persona con demencia durante bastante tiempo después. Detectar y acompañar sus emociones  favorece que se sientan seguros, queridos y a salvo.   Os invito a leer el artículo: Alzheimer’s patients can still feel emotion long after memories have vanished.

Del mismo modo, la forma en que nos dirigimos es de suma importancia. Hacerlo con delicadeza, manteniendo nuestra mirada a la altura de sus ojos, con voz cálida, suave, y acompañádonos de una sonrisa suele garantizarles que pueden confiar en ese desconocido que se aproxima a hablar con ellos. Es uno de los grandes regalos que nos ofrecen, su confianza incondicional.

De tots els Colors – Demencia

Este post es un homenaje a las personas con demencia que cuido día a día. Guardo con cariño y agradecimiento momentos imborrables en los que he podido vislumbrar su alma.

Recuerdo especialmente a Juana, siempre alegre, regalando su sonrisa y sus abrazos de verdad. Agnes que de vez en cuando cogía mi mano entre las suyas, tan ancianas, me miraba y de repente podía contemplar su eterna sabiduría ajena a la demencia, al espacio y el tiempo. John quien conservó hasta el último momento su gentileza y el sentido del humor. Katie, Louise, Ann, cada una de ellas me enseña que aunque su mente esté muy lejos, su luz, su espíritu está siempre presente.

No me olvido de los otros protagonistas, muchas veces en la sombra, la familia. Ellos también merecen ser nombrados, escuchados y cuidados. La demencia de su ser querido es una tierra árida por la que deben transitar. Les exige re-conocer a esa persona que ya no es quien solía ser, y aprender a relacionarse de nuevo con ella sin expectativas ni exigencias. Aceptar esa nueva realidad, vivirla con generosidad y amor es una prueba diaria.

Queridos lectores, deseo que esta reflexión contribuya a romper con los prejuicios y el estigma social y a crear lazos de comprensión y solidaridad.

En demencia, el Amor es el camino y el Amor es la respuesta.

Un abrazo,

Elena Lorente Guerrero

 

Anuncios

Entrevista a DÀMARIS GELABERT, Pedagoga y Musicoterapeuta:”Cantar nutre el cerebro, potencia las hormonas que favorecen el bienestar y reduce las que favorecen la agresividad.”

Queridos Amigos:

Dàmaris Gelabert es pedagoga y musicoterapeuta. Junto con su marido Álex, también músico,  acercan la música a los niños para que desde la cuna, incorporen los aprendizajes básicos para la vida de un modo alegre, divertido, y participativo.

Con las canciones, sus partituras, las fichas para colorear, y los CD libros, los niños se divierten y aprenden a: -decir adiós al chupete o al pañal-, -vestirse solo/a- , -lavarse los dientes-, -recoger los juguetes-,  …

Su proyecto musical incluye también actividades formativas  dirigidas a las madres y padres, maestros, educadores y niños, diseñadas para vivir en directo la importancia de la estimulación musical en la vida del niño.

* * *

 

  • ¿Cómo surgió tu vínculo con la música?

Tuve la suerte de nacer en una familia muy sensible con la música y el arte. Recuerdo una infancia muy musical: cantaba con mi hermano, que tocaba la guitarra, fui al conservatorio y hasta llegué a tocar la bandurria en una tuna.

Y como me gustaban muchísimo los niños, cuando tuve que decidir qué carrera estudiar, escogí Pedagogía y me incliné hacia el área de terapéutica.

  • ¿En qué momento hiciste de la música tu profesión?

Empecé a trabajar como profesional con 17 años, haciendo teatro musical y muchos singles de radio.

Después, los estudios empezaron a llamarme para grabar canciones infantiles, dibujos animados, cuentos…

Todo el mundo me decía que tenía una voz ideal para esto, lo cual ya había empezado a sospechar cuando veía que a mis sobrinos les gustaba mucho oírme cantar.

Cuando acabé Pedagogía hice un postgrado de Musicoterapia en Barcelona. Combinaba la docencia en diferentes escuelas como especialista de música, con grabaciones en estudio y la participación en algunos grupos. Fue así como conocí a mi marido, Álex, que también es músico. Entonces nos propusieron ir a Estados Unidos…

  • ¿Qué aprendiste allíÍ?

Fuimos juntos a estudiar al “Berklee College of Music”, una escuela de música moderna en Boston. Allí la formación en musicoterapia aún no estaba definida, pero estudié “Professional Music”, una carrera que orienté hacia la educación musical y la musicoterapia.

Fueron dos años y medio intensos en los que adquirí mucha experiencia, porque tuve la fortuna de trabajar como voluntaria con una persona muy reconocida allí, Karen Wacks, que me presentó a muchos musicoterapeutas, que me enseñaron cómo trabajaban.

  • …Y llegó el proyecto final de carrera.

Cuando trabajaba con niños pequeños en escuelas de educación infantil y en el primer ciclo de primaria empecé a imaginar qué ocurriría si en lugar de pensar tanto cómo explicar las cosas a los niños, les cantásemos una canción explicando aquello que queremos decir. ¿Sería más fácil para ellos aprenderlas?

Yo sabía del poder de la canción y había comprobado cómo cambiaba la dinámica de la clase cuando empezaba a cantar. Memorizaban lo que yo cantaba de manera más fácil y sencilla que cualquier cosa que les pudiera explicar de otra manera.

Así que trabajé en un proyecto diseñado para explicar los conceptos musicales básicos con canciones.

Sí, el proyecto lo desarrollé en catalán, pero hice una adaptación al inglés para que me lo pudieran corregir y obtuve una nota fantástica.

Todo el mundo me animó a editarlo porque decían que era una muy buena idea.

  • ¿Qué ocurrió cuando volviste a Cataluña?

Cuando regresé con el proyecto bajo el brazo pensé: “Este es un material buenísimo, lo venderé por todos sitios, me haré famosa”… Y me llevé mi primera decepción porque nadie me lo quería editar. Era complicado y aún más hacerlo como yo quería: un CD-libro, con las partituras, una serie de objetivos a trabajar en clase, etc.

Finalmente, mi marido y yo decidimos liarnos la manta a la cabeza, crear un sello discográfico y editarlo nosotros mismos. Fue la génesis de “Tot Sona Records”.

 

  • ¿Qué principio estructural siguen tus canciones para niños?

La adquisición de aprendizajes básicos, de hábitos y de rutinas para cualquier niño, no sólo incluidos aquellos con necesidades específicas, es muy fácil desde la canción.

No es lo mismo que tú digas:

“Venga, recoge, has de hacerlo…”

que empezar a cantar:

“Recojamos, recojamos”,

porque en el momento en que suena la música aquello se transforma en un juego, en algo divertido que el niño disfruta y entiende.

  • ¿Qué es la musicoterapia? ¿Cuál es la función del musicoterapeuta?

La musicoterapia es una técnica que emplea la herramienta de la música bajo la supervisión de un profesional con el propósito de restaurar la salud.

Música y Salud son conceptos muy amplios. Con el primero hablamos de voz, de ritmo, de cuerpo, de movimiento. Y con el segundo nos referimos a salud física, pero también mental, emocional…

Por eso la musicoterapia tiene muchas áreas de aplicación:  embarazadas, neonatos, pacientes en coma o en cuidados paliativos… incluso en drogodependencias.

Se piensa erróneamente que musicoterapia es escuchar un tipo determinado de música cuando quieres dejar de fumar, u otro tipo cuando quieres dormirte. En realidad esto no funciona así. Una de las cosas esenciales en musicoterapia es tener en cuenta el historial sonoro de la persona.

Además de analizar su historial clínico el musicoterapeuta habla con las personas del entorno del paciente, investiga qué canciones le cantaban de pequeño, que música le gusta, cómo es su universo familiar, qué culturas le rodean, si en casa hay algún instrumento…

Todo esto le da pistas de cómo ha sido el historial sonoro de esa persona, que habrá influido en su recorrido por la vida y le habrá afectado o no de una manera u otra.

Es en base a este historial sonoro previo al trabajo con el paciente, que se decide cuáles serán los instrumentos, las canciones y las técnicas que se utilizarán en la terapia.

  • ¿Qué opinas de la música como generadora de salud?

Varios estudios realizados en Alemania corroboran que cantar nutre el cerebro de una manera mucho más importante de lo que pensábamos. Tiene relación con la bioquímica cerebral: el canto potencia las hormonas que favorecen el bienestar y reduce las que favorecen la agresividad.

Siempre que doy charlas a las familias les digo que han de cantar mucho en familia porque eso cohesiona al grupo. Se percibe cuando trabajas con un grupo o con personas que han cantado en un coro; y también cuando vas a un macro-concierto.

De repente todo el mundo se pone a cantar la misma canción y experimentas una sensación de pertenencia a los otros, te sientes ligado a ellos de alguna manera.

  • Las músicas también tienen su pulsación, su corazón.

Si, cuando sigues el ritmo tocando las palmas sientes el corazón de aquella canción. Esto es lo que se conoce como la pulsación y todas las canciones la tienen, como nosotros. Por esto hay que buscar canciones que se acerquen a nuestra pulsación.

Si el propósito es relajarse se deben escuchar música con una pulsación por debajo de la nuestra. Si la meta es el estímulo, canciones con pulsaciones que estén por encima.

En Musicoterapia se entiende la relajación como un descenso de los biorritmos, del ritmo corporal.

En algunas sesiones de relajación se utiliza en la primera audición música con una pulsación muy cercana a la de la persona, en la segunda audición por debajo, y en la tercera, si el propósito es la relajación profunda ,todavía más lenta.

En la naturaleza todo tiende a sincronizarse, y en nuestro cuerpo ocurre igual.

  • Háblanos de la musicoterapia en la gestación y en la infancia.

Todo lo que le transmites al niño en estas etapas es esencial, pero hay mucha confusión al respecto. Por ejemplo: “Baby Einstein” se vio envuelto en una gran polémica y acusaciones de fraude porque no se puede probar científicamente que tu hijo será más inteligente si escucha el tipo de música que ellos utilizaban en sus videos.

Al contrario, lo que sí se ha demostrado es que si dejas a un bebé delante del televisor, seguramente cuando sea mayor tendrá más problemas a nivel cognitivo y en su relación con los demás.

Un niño, sobre todo si es pequeño, necesita, jugar, tocar, explorar y no estar durante horas quieto frente a la pantalla.  

Hay estudios que demuestran que toda esa generación que ha estado muchas horas delante del televisor no es más inteligente sino al revés.

Quizás esos niños reconocen la música de Mozart pero no saben seguir el ritmo porque no han gateado y no han integrado bien la coordinación.

  • ¿Qué tipos de sonidos y de música son los más recomendables para los niños?

Hay muchas teorías sobre esto. Lo que sí puedo asegurar es que la música a un volumen muy alto o muy compleja no les gusta, ni intra-uterinamente ni de pequeños.

Sí les gusta, en cambio, aquella música que la madre ha escuchado durante el embarazo o para relajarse. 

Recomiendo siempre a las madres que les canten a sus hijos por la potencia que tiene la voz a nivel afectivo. Cuando la voz les llega con melodía, como las canciones de cuna, que son muy bonitas, sirven de refuerzo y aumentan la autoestima de los bebés.

Más que escuchar música, las mamás deberían cantar. La música llega al bebé a través de la pared abdominal, pero muy difuminada. En cambio, la voz de la madre se transmite por el canal óseo.

El cuerpo de la mujer embarazada es como un violonchelo, de forma que el útero -que es donde está el bebe- es el equivalente a la caja de resonancia; por tanto el sonido llega de una manera muy especial.

Además, las mamás solemos tener la voz más aguda y esta frecuencia se transmite mejor por vía ósea; la vibración es a nivel interno.

 
  • Además de componer e interpretar, dedicas tiempo a la docencia.

Soy profesora en el Máster de Musicoterapia de la UPF. Además imparto la asignatura de Músicoterapia en la Escuela Universitaria Gimbernat y también realizo diferentes cursos y talleres relacionados con la música, la músicoterapia y la primera infancia.

  •  Háblanos de tu proyecto educativo de los 0 a los 3 años.

Respondiendo a una demanda de las escuelas hace cinco años, impartí unos cursos de formación de estimulación musical para la etapa de 0 a 3 años y me percaté que las educadoras eran conscientes de la importancia de la música pero no sabían cómo incorporarla.

Entonces decidí crear un programa. Consiste en combinar la formación teórica de las educadoras con sesiones prácticas en las que yo misma paso por todas las clases para que ellas vean cómo se hace.

Está funcionando muy bien y hay bastantes escuelas que ya están trabajando con este programa.

 

 

 

  • ¿Qué mensaje te gustaría transmitir a las familias y a los educadores?

La música que nos acompaña en la primera etapa de nuestra vida queda para siempre. Olvidaremos algunas cosas, pero jamás las canciones que escuchamos en nuestra infancia.

 

* * *

Dàmaris es pura luz. Su voz es cálida, cristalina, acogedora…

Cuando habla, su melodía te atrapa, te arropa, te mece, y consigue que conectes con memorias antiguas, con sensaciones de la primera infancia, cuando nuestro universo giraba en torno a la madre, que nos nutría, protegía y cuidaba. Esa fue mi sensación escuchando a Dàmaris, un auténtico placer.

Gracias de corazón por tu testimonio, por tu tiempo, y por la gran labor que llevas a cabo junto con Álex: acercar la música a los niños y llenarlos de canciones  inteligentes,  con alma, para aprender a vivir, y para re-cor-dar siempre…

¡Bienvenida a la familia del blog!

Abrazos,

Elena Lorente Guerrero

* Entrevista a Mª Àngels Fajardo, Profesora de español y francés en Londres.”Conocer a tantísimas personas con culturas y pasados tan diferentes al mío me ha hecho reflexionar sobre lo que tengo, lo que consideraba correcto,… y me ha ayudado a crecer como persona”.

Entrevista realizada por <De tots els Colors>: Elena Lorente Guerrero.

Mª ÀNGELS FAJARDO DURÁN:

El modelo educativo británico te prepara mucho más como adulto, independiente y parte de la sociedad:

Desde pequeñitos te inculcan una cultura de comunidad y respeto. Eso se refleja en todos los profesores que están mucho más involucrados con la vida escolar; forman parte de ella y son elemento necesario. Todo profesor es educador, e incluso en las entrevistas es prácticamente necesario que demuestres que te puedes involucrar con la escuela de otro modo fuera de lo que es tu asignatura.

– En todas las escuelas inglesas existen las Asambleas, cada mañana ser reúnen profesores y alumnos antes de iniciar las clases.  La escuela además, permite a los estudiantes tomar parte en las decisiones que les afectan  través de la figura del delegado de curso y del consejo de estudiantes que se reúne regularmente con el director/a del centro. Asimismo, los alumnos entrevistan a los candidatos a profesor y ¡te aseguro que sus preguntas no son mucho mas fáciles de responder que las del director!

A los 15 años, los estudiantes realizan prácticas laborales en varias empresas de la zona. El objetivo es que tengan una primera experiencia sobre lo que es formar parte del mundo laboral, y una primera toma de contacto con lo que ellos creen que podría ser su futura carrera. Creo que es una experiencia muy positiva ya que les permite ser tratados como adultos responsables.

Los jóvenes:

– Creo que mi mejor consejo es que disfruten de cada momento porque no volverá, y que salgan a conocer mundo, a conocer otras realidades y otras personas que les enriquezcan y les haga abrir los ojos, crecer y madurar. Y que lo hagan todo siendo fieles a sus principios y valores, siendo personas íntegras y sobre todo, teniendo respeto por ellos y por los que les rodean.

He aprendido:

– Conocer a tantísimas personas con culturas y pasados tan diferentes al mío te hace reflexionar sobre lo que tienes, lo que considerabas correcto, y te ayuda a crecer como persona. si das una oportunidad a algo nuevo, puede convertirse en algo muy bueno.


Me llamo Mª Àngels Fajardo, me fui a Inglaterra cuando tenía unos 22 anos, en cuanto acabé la carrera universitaria. Estudié Traducción e Interpretación en la UAB, por lo que los idiomas siempre han sido mi fuerte y lo que ha movido mi vida.

En aquella época mis padres vivían y trabajaban en el extranjero, en Túnez, a consecuencia de la mala situación que ya se daba en Catalunya en el sector textil. Mi hermano, 8 años mayor que yo, ya tenía planes de ir a vivir con su novia por lo que me quedaba una poco solitaria en casa. Y me planteé la siguiente cuestión:

¿Me busco pareja, un trabajo serio y empiezo a ahorrar para comprar un piso?… ¿O me voy y descubro lo que me depara el futuro? ¡Y escogí la segunda! Londres fue una decisión fácil: hablaba el idioma, había estado ya en un intercambio Erasmus y mi mejor amiga me podía acoger temporalmente. En teoría me fui un mes “para probar”… ¡y de eso hace ya más de 9 años!

  • ¿QUÉ REALIDAD TE ENCONTRASTE? ¿CÓMO FUE TU PROCESO DE ADAPTACIÓN?

Fue algo muy divertido, la verdad. Había estudiado inglés desde los 9 años y en una escuela de idiomas después del colegio, pero ¡nadie te prepara para un acento londinense! Me costaba bastante entenderles, seguirles y tenía que preguntar todo 3 veces…pero la necesidad es la mejor maestra y ahora conozco cosas en inglés que desconozco en español porque las he conocido estando fuera. ¡Qué paradoja!

El clima y la comida son otros elementos, parte de toda adaptación a un país como Londres. Para el clima, es fácil… ¡no hay remedio! Es frío, triste, húmedo, gris y muy duro. No hay nada que se pueda hacer al respecto. Nunca me acostumbraré pero parece que con los años se hace un pelín más llevadero…

Y en cuanto a la comida, se aprende a apreciar un “roast dinner” pero nunca se podrá comparar con una paella, una tortilla de patatas de la abuela o un riquísimo “pa amb tomàquet” con jamón.

Londres es una ciudad enorme y tan diversa que se podría llamar de cualquier otra manera; es un mini mundo. De hecho, tardé en conocer a personas puramente británicas.

Por otro lado, fue parte de mi aprendizaje y desarrollo como persona el conocer a tantísimas personas con culturas y pasados tan diferentes al mío. Te hace reflexionar sobre lo que tienes, lo que considerabas correcto y cómo te gustaría seguir hacia delante.

A mi me gustaría pensar que he adoptado lo positivo sin perder mi identidad. Y con respecto al estereotipo británico que todos tenemos en la cabeza…bueno, hay cosas que son ciertas y cosas que no. Nunca andan con paraguas, por ejemplo. ..

Están tan acostumbrados a la lluvia y es tan fina que el paraguas resulta inútil. Por otro lado, pueden ser un tanto fríos. Pero hay que ir sin ideas preconcebidas…nunca serán españoles y por lo tanto no se les puede pedir que sientan del mismo modo. Sólo necesitas conocerles un poco mejor y entenderles; en el fondo, son personas que disfrutan de la compañía de la gente, que les gusta reunirse en el pub con sus amigos y relajarse después del trabajo, y que pueden convertirse en tan buenos amigos como alguien que comparte tu propia nacionalidad.

  • Y A NIVEL LABORAL ¿CÓMO TE ACERCASTE AL MUNDO DE LA EDUCACIÓN?

Lo de ser profesora siempre había sido una idea que me rondaba por la cabeza y que, en el fondo, sabÍa que podría realizar algún día.
Trabajaba en el aeropuerto de Heathrow como agente de facturación. Llevaba muchos años y el trabajo nunca me motivó ni me planteaba ningún desafío intelectual. Así que me cambié a un contrato especial de horas reducidas con lo cual sólo trabajaba unos 12 días al mes.

Al mismo tiempo, mi mejor amiga, con la que viví al principio, vió un anuncio en el periódico para asistente de conversación de español en una escuela. Me presenté sin saber mucho y sin experiencia previa pero me cogieron!

Pasé un año y durante ese año mis compañeras de departamento insistieron en que tenía maderade profesora y en que debería solicitar una plaza para el curso de formación. Así que les hice caso. Y me alegro mucho.

Es muchísimo más fácil que hacerlo en España, sobre todo ahora que lo han convertido en un máster. Ni siquiera tienes que pagar ni un duro por cursarlo, al contrario; el gobierno te paga un sueldo a través de una beca. ¡Es genial!

Además, hay dos vías de acceso y en mi caso, escogí la más práctica. Trabajaba desde el primer día en la escuela de lunes a jueves y los viernes iba a clases. Nada de grandes exámenes ni teorías, trabajo puro y duro. Y muchísimas observaciones de mi mentora y mi coordinador del curso.

Fue el año mas difícil de mi vida pero no lo cambiaría jamás por dos años de universidad, exámenes, miles de euros y la pelea contínua y ridícula de las oposiciones. Parece que, en vez de facilitar el camino a los educadores, se les esté poniendo más y más obstáculos.

  • ¿CÓMO ESTÁ ESTRUCTURADA LA EDUCACIÓN EN INGLATERRA?

Bueno, es una pregunta muy amplia pero intentaré simplificarla. En líneas generales se divide en guardería, primaria y secundaria. Después están las universidades y otros centros similares, como los ‘colleges’ o institutos de carreras vocacionales.

La mayoría de escuelas son públicas, a diferencia de España, siendo las privadas e internacionales una minoría reservada a los más adinerados y elitistas. Sin embargo, dentro de la categoría pública ¡hay muchísima variedad!

A los once años, cuando se realiza el paso de la escuela primaria a la secundaria, los alumnos se preparan para una prueba importante que se llama el 11+ (eleven plus). Se miden varios procesos cognitivos, psicotécnicos, etc y sólo los que superen el mínimo establecido podrán optar a escuelas mas selectivas, aun dentro del sector público o estatal. Estas escuelas se llaman Grammar schools y son muchos los padres que pelean por una plaza. Los que no superen la prueba, por el contrario, deberán resignarse a una Comprehensive school, que como la palabra indica, lo comprende un poco todo.

Por otro lado, están las escuelas afiliadas a algún tipo de fe o religión. Éstas también tienen muy buena reputación; si no tanto a nivel académico, si a nivel de comportamiento y disciplina. Luego, el factor geográfico también influye mucho. No es lo mismo ir a una escuela en ciertos barrios londinenses que ir a una fuera de Londres en zonas más rurales.

Yo, por ejemplo, completé mi formación en una Grammar school; ¡tuve mucha suerte! Era además un colegio femenino, con chicas procedentes de familias acomodadas y con altas aspiraciones. Las alumnas allí representaban las notas máximas estatales, sabían que a la escuela se iba a trabajar y los padres eran de lo más exigentes. Después de mi formación y hasta día de hoy, estoy trabajando en una Comprehensive school afiliada a la Iglesia Anglicana. El nivel académico es mucho más bajo y se nota especialmente cuando eres profesora de idiomas.

Por otro lado, los alumnos se comportan sumamente bien en clase y fuera de ella. Proceden de familias más humildes y la mayoría vive en el mismo pueblo, por lo que se consideran parte de la misma comunidad a la que tratan con mucho respeto.  Asimismo, agradecen al profesorado su labor con pequeños gestos en el día a día y los padres son mucho más comprensivos e igualmente agradecidos.

  • COMPARATIVAMENTE ¿QUÉ VENTAJAS ENCUENTRAS RESPECTO AL MODELO ESPAÑOL?

A grandes rasgos, opino que el modelo británico te prepara mucho más como adulto, independiente y parte de la sociedad.

Aun así, creo que en España ¡las cosas han cambiado mucho desde que yo iba a la escuela! Yo recuerdo los típicos profesores que aparecían con los mismos apuntes que usaron para enseñar a mi hermano y a mi primo diez años antes; y recuerdo asignaturas llenas de mucha teoría, mucho libro de texto y poca aplicación al mundo real.

Al finalizar la escuela, ¡yo no me sentía preparada para nada! Sólo para responder a preguntas de examen a modo de loro de repetición. Si no me equivoco la situación ha cambiado aunque no es perfecta.

En Inglaterra, desde pequeñitos te inculcan una cultura de comunidad y respeto. Eso se refleja en todos los profesores que están mucho más involucrados con la vida escolar; forman parte de ella y son elemento necesario. Es difícil explicarlo. Todo profesor es educador, e incluso en las entrevistas es prácticamente necesario que demuestres que te puedes involucrar con la escuela de otro modo fuera de lo que es tu asignatura. Por ejemplo, yo canto y he estado ayudando a organizar un musical, participando en los ensayos después del horario escolar durante varios meses. Es algo que casi viene dado con el puesto, sinó ya no te consideran un candidato tan fuerte.

También, existe un aspecto muy positivo en todas las escuelas inglesas que son las asambleas. Es un concepto un tanto difícil de entender. Consiste en reunir al alumnado y profesorado todas las mañanas en una asamblea. Se hablan de temas varios, ya sean de actualidad o personales, durante unos 10 minutos; estos son presentados por profesores aunque se reservan varias ocasiones para los alumnos. Es una oportunidad para reunir a los estudiantes, centrarles en la tarea que les espera e inculcarles una vez más los valores que imparte la escuela. Algunos lo consideramos, en ocasiones, algo similar a un lavado de  cerebro ¡pero funciona a las mil maravillas!

Para terminar, la escuela permite a los estudiantes tomar parte en las decisiones que les afectan. Por ejemplo, tienen delegados en todos los cursos que representan a los demás compañeros de su mismo año y un consejo de estudiantes que se reúne regularmente con el director/a del centro. Asimismo, los alumnos entrevistan a los candidatos a profesor y ¡te aseguro que sus preguntas no son mucho mas fáciles de responder que las del director!

  • ¿CUÁL ES LA SITUACIÓN ACTUAL DE LA EDUCACIÓN EN INGLATERRA?

Creo que es un sector muy solicitado debido a su estabilidad laboral. Dada la situación en que vivimos, ser profesor hoy en día es todo un seguro de vida.
Se han ido realizando muchos cambios pequeños según el gobierno pero siempre se han mantenido las directrices generales.  Es un sistema que da prioridad a lo que llaman materias-pilar (centrales): el inglés, las matemáticas y las ciencias.  Esas han sido siempre las principales dando a todo lo demás un segundo plano. Sin embargo, la dedicación que le dan a su propia lengua deja mucho que desear. Se dedican al estudio de la literatura y los grandes escritores dejando olvidada la gramática y su función. No es de extrañar, pues, que un estudiante de 12 o 13 años no sepa distinguir un nombre de un adjetivo o un verbo. Es más, ¡ni siquiera conocen su término gramatical!

En general, es un sector en modificación constante y por lo tanto muy criticado también.

  • ¿EN QUÉ SE VAN A TRADUCIR LOS RECORTES?…

Bueno, estamos pasando por una época muy desfavorable. Los recortes van afectar a muchas áreas de la educación y está afectando incluso a la clasificación de los centros escolares.

Unas de las materias más afectadas es la educación física. En Inglaterra, esta asignatura es vista con muy buenos ojos. Además, existe una cultura positiva por la que se congratula no sólo al estudiante académico sino también al estudiante que sobresale en el campo deportivo.
Se le dedican más horas semanales a los deportes que a los idiomas, por ejemplo. No hay que olvidar que allí se practican múltiples deportes: rugby, fútbol, hockey, criquet, béisbol, baloncesto, atletismo…Y en los 2 últimos años de escuela, se imparte también con teoría para formar posibles entrenadores y profesores de la materia.
Con el dinero del gobierno y el equivalente de las comunidades o diputaciones, las escuelas podían gozar de instalaciones excelentes y recursos varios. Estos también contribuían a la cohesión de la comunidad entre escuelas primarias y secundarias, a la vez que entre poblaciones. Tras los recortes, muchas escuelas se han visto obligadas a reducir sus actividades dejando a muchos niños sin poder practicar ni desarrollar esa faceta.

En cuanto a su impacto en la clasificación del centro, muchas escuelas se han visto obligadas a convertirse en ‘academies” (academias). Hasta día de hoy, las academias tenían muy mala reputación por reunir a alumnos de aptitudes académicas muy pobres, problemas de disciplina y resultados muy bajos. Por otro lado, son mas independientes con respecto al gobierno. Reciben el dinero de un espónsor y son libres de modificar el currículo.

A raíz de los cambios introducidos por el actual gobierno, muchas escuelas con buena calidad de enseñanza se quedaron sin las subvenciones que normalmente recibían en favor de las escuelas con peor calidad de enseñanza, para que así estas últimas puedan mejorar su situación. Como resultado, las buenas escuelas han cambiado su estatus a academias. Así se aseguran seguir recibiendo dinero y pueden modificar el contenido del currículo en función a la especialidad del centro.

  • HÁBLANOS DE TU TRABAJO EN LA ESCUELA.

Como comenté antes, en la actualidad trabajo como profesora de español y francés en una escuela secundaria, especializada en informática y matemáticas, afiliada a la Iglesia Anglicana donde la dignidad y el respeto son los pilares y valores que se inculcan.

Está situada a las afueras de Londres en una región que se llama Buckinghamshire, y en una aldea donde todos se conocen y con algo más de 2.000 habitantes. Toda esa zona es muy rural y esta rodeada de los típicos campos de cultivo, granjas, pastos para ovejas y vacas, y donde no es raro tener que ir a paso de tortuga por la carretera debido a un tractor o camión que transporta balas de paja.

De ahí que los alumnos con los que trato, aunque hayan excepciones, sean mucho mas pacíficos y bien educados. Para ellos la familia y la comunidad en la que viven es lo principal; se les ha inculcado los valores que nuestros padres nos inculcaron en nuestro tiempo y son niños muy cariñosos.

Cuando yo entré a trabajar, era el segundo año que se impartía español en ese centro. Sólo habían dos cursos que lo tenían como asignatura, por lo que estaba claro que, en primer lugar, iba a empezar dando muchas más horas de francés; y, en segundo lugar, era mi tarea desarrollar e impulsar el estudio del español.

Siendo la única profesora de español ¡no está siendo tarea fácil! Sin embargo, me siento orgulosa de haber organizado dos viajes a España con éxito, y de que este año el número de estudiantes que escogieron español como asignatura de GCSE (los primeros exámenes importantes a los 15 años que contarán para su vida laboral) subió de 7 a 30. ¡algo bien debo estar haciendo!

También, visito escuelas primarias semanalmente para darles clases de francés. Hace unos años que para los maestros de primaria no es necesario saber un idioma extranjero, por lo que se coordinan con las escuelas secundarias de la zona, quienes envían a sus profesores de idiomas a dar las clases.

  • ¿QUÉ TIPO DE DIFICULTADES TE ENCUENTRAS EN LAS AULAS?

En mi caso particular, son pocas debido al tipo de escuela. La mayoría están relacionadas con la tardanza, en algunos casos, en la entrega de los deberes, aunque siempre son los mismos; y la falta de material, debido al nivel socio-económico del que proceden.

Después, son muchísimos los alumnos que tienen algún tipo de dificultad de aprendizaje. No se…quizá ya existían en mi tiempo pero no estaban detectadas oficialmente. Desde dislexia al síndrome de Asperger pasando por dificultades al estructurar un discurso, la escritura, capacidad de concentración o TDAH. Existen varias categorías y a aquellos con condiciones más graves se les asigna una “Learning Support Assistant”, que traducido seria una asistente al aprendizaje.

  • ¿QUÉ CUALIDADES PERSONALES, APTITUDES, VALORES FALTA TRABAJAR EN LAS AULAS?

Mi opinión se basa en lo que he visto que se hace en las escuelas en las que he trabajado y también en lo que yo considero que me faltó durante mi época escolar y de formación.
Creo que se debería cultivar más ese sentimiento de pertenecer a un colectivo donde tu persona está valorada y donde se valora a los demás. A algunos les debe sonar ridículo pero ¿cuántas veces hemos deseado en nuestro trabajo, por ejemplo, que se nos valorase un poco más o que no se nos tratara como un crío o como un número más? Pues, para un adolescente, el contar para algo más que para una estadística de educación también significa mucho.

A mi parecer, un estudiante debería poder ver en su profesor o tutor a alguien más en quien poder confiar o a quien poder acudir si necesita consejo. No estoy insinuando que nos convirtamos en consejeros de adolescentes pero sí en un portal más al que puedan acudir; no olvidemos que pasan gran parte de sus vidas entre las paredes de una escuela: lo que ven, oyen, observan, viven y experimentan es lo que les ‘moldea’ como futuros adultos. De esa manera, seríamos más los que podríamos transferir esos valores que escasean tantísimo en nuestra sociedad actual: como el respeto, los modales, la dignidad por uno mismo, la filosofía del trabajo…

  •  ¿CÓMO DEBERÍAN IMPLICARSE  LAS MADRES Y PADRES EN LA EDUCACIÓN DE SUS HIJOS?

En general, creo que hay bastantes padres que se implican en la educación de sus hijos, pero, por desgracia, el tipo de sociedad en la que nos hemos convertido hace que cada vez se impliquen menos.

Hoy en día, según mi experiencia, los padres siguen acudiendo a las reuniones de padres y siguen teniendo conversaciones con la escuela cuando es necesario. Sin embargo, hay veces que esa conexión falla a  un nivel más básico; me refiero a la hora de sentarse con ellos a hacer los deberes, prestarles ayuda, comprobar que están progresando y completando las tareas, etc. Pero como digo, las familias tampoco son lo que eran. Al menos en Inglaterra hay un elevado número de familias desestructuradas o monoparentales, por lo que a veces, los alumnos no han podido completar los deberes porque estuvieron el fin de semana con el padre y se olvidaron los libros en casa de la madre, o los hicieron pero no lo pudieron imprimir porque en la casa de los abuelos no tienen impresora, etc.

  • SEGÚN TU OPINIÓN ¿EN QUÉ ESTÁ FALLANDO EL SISTEMA EDUCATIVO EN GENERAL?  ¿QUÉ DEBERÍA MEJORAR?

En España, creo que es un sistema demasiado académico que no contribuye a la formación de los alumnos como personas adultas.

En Inglaterra, estamos demasiado presionados por los resultados en los exámenes y, como consecuencia, practicamos demasiado el “spoon feeding”; es decir, el dárselo todo masticado.

Bueno, esa es mi modesta opinión, tras mi corta experiencia en la educación…Mejorarlo no va a ser fácil porque tiene que ser una labor común, en equipo, y respaldada por el centro y el sector educativo en general. Es muy difícil hacer tu trabajo al 100% en cada clase, cada hora de cada día y de cada trimestre de cada año pero si el profesorado se siente respaldado en el centro en el que trabaja y todos tienen el mismo objetivo (colectivo y no personal), la carga se aligera y los alumnos se benefician.

  • ¿QUÉ MODELO EDUCATIVO TE PARECE MÁS FAVORABLE PARA EL DESARROLLO DE LAS CAPACIDADES INDIVIDUALES?

Basándome en el modelo que yo viví cuando era estudiante, creo que escojo el británico.
Aunque aún se está trabajando mucho en el desarrollo de su independencia a los 17 y 18 años, en general, un alumno en Inglaterra llega a ser una persona adulta antes que un alumno en España.

A los 15 años, se les envía a todos a realizar prácticas laborales en varias empresas de la zona. El objetivo es que ellos tengan una primera experiencia de lo que es formar parte del mundo laboral, y una primera toma de contacto con lo que ellos creen que podría ser su futura carrera. Creo que es una experiencia muy positiva ya que les permite ser tratados como adultos responsables y parte de un colectivo al que no pueden fallar.

Asimismo, el 80% de alumnos de 17 y 18 años tiene un trabajo a tiempo parcial o de fin de semana que compagina con los estudios. Eso significa que desde muy temprano aprenden a trabajar con otras personas y a valorar lo que es recibir su propio salario.

  • ¿QUÉ ES LO QUE MÁS TE LLENA DE TU PROFESIÓN?

Sin duda las caritas de descubrimiento que se iluminan cuando por fin entienden lo que les estás explicando o cuando entienden lo que les acabas de decir en una lengua que hasta hace cuatro días no conocían. ¡No tiene precio! Como tampoco tiene precio cuando te hacen sentir especial por ser quien eres y por lo que haces en la escuela. Por ejemplo, cuando colaboré en el musical, trabajé con alumnos a los que nunca había dado clase y de los que no sabía ni sus nombres.  Sin embargo, el ultimo día todos me hicieron un regalo simbólico y, lo más importante, me agradecieron mi ayuda sin la cual, en sus propias palabras, no podrían haberlo logrado. ¡Aún me saludan en los pasillos y me dicen que me echan de menos!

  •  ¿CÓMO ES TU VIDA EN LONDRES, TU DÍA A DÍA…? 

¡Como la del resto del mundo! Me levanto, voy a trabajar, me reúno con mis amigos todo lo posible, tengo mis problemas y me voy de vacaciones (principalmente a Barcelona) a desconectar siempre que puedo.

Lo que si es cierto, es que llevo un ritmo de vida muy estresante…mucho más que si viviera en Mataró; ¡y eso que no tengo hijos! Pero es que Londres te obliga a veces a vivir para trabajar y no al revés, como debería ser.

Mis amistades allí se han convertido en pieza clave en el tipo de vida que llevo. Aunque siempre tendré a mi familia, los amigos son los que comparten mi día a día y los que lo ven desde el mismo punto de vista que yo. Sin ellos, la distancia y la rutina serían mucho más duras.

  • ¿QUÉ APRENDIZAJES HAS ADQUIRIDO A NIVEL PERSONAL Y PROFESIONAL VIVIENDO FUERA DEL ENTORNO FAMILIAR DESDE TAN JOVEN?

¡Muchísimas cosas! A nivel profesional, he realizados trabajos que nunca pensé que pudiera realizar. Sobre todo, trabajos de atención al público, por lo que he desarrollado cualidades y aptitudes que jamás hubiera logrado de otra manera.

Y, por supuesto, he conseguido ser profesora y vivir de ello; y eso estoy más que segura que, de haberme quedado en España, jamás hubiera logrado. Y es que en Inglaterra te facilitan toda la formación necesaria para el puesto de trabajo; luego, te tienes que esforzar si quieres subir escalones.

También puedo decir que sé cantar. ¡Aún me da la risa cuando lo digo! Voy regularmente a clases de canto y eso sí que es una faceta de mi persona que nunca hubiera conseguido explorar si me hubiera quedado. Y mucho menos cantar soul y R&B y cantarlo bien. No lo hago de manera profesional (nunca estudié música como tal) pero es mi vía de escape, lo que me llena fuera de mi trabajo, lo que me hace feliz y lo que pone una sonrisa en mi cara.

A nivel personal, ¡por donde empezar! Simplemente he descubierto a la persona que quería ser. Es curioso pero lo que vives en un lugar te marca mucho. En España siempre he sido la chica tímida, que nunca salía, que tenía pocos amigas, ningún novio, todo lo opuesto a popular y que siempre ha sido una buena estudiante (algunos dirían empollona).

Pero ésa era yo antes de convertirme en persona adulta. Descubrí que soy una chica simpática, a la que le encanta salir y divertirse, con muchísimos amigos con los que compartir aficiones diferentes y dispares entre si, que sonríe continuamente, independiente, fuerte y emprendedora. Aún me dan mucho miedo los cambios y nunca me caracterizaré por ser espontánea ni aventurera, pero he aprendido que si das una oportunidad a algo nuevo, puede convertirse en algo muy bueno.


  • ¿QUÉ ES LO QUE TE HACE VIBRAR?

Cantar, bailar, un paisaje de otoño, descubrir cosas nuevas, darme cuenta de lo maravilloso que es aprender algo nuevo cada día, conocer a alguien que te hace sonreír y sentir bien.

  • ¿QUÉ  OPINAS DE LOS ALTERCADOS QUE TUVIERON LUGAR EN LOS BARRIOS DE LONDRES EN AGOSTO DE 2011?

Me sorprendió muchísimo. Nunca se había dado esa situación desde que yo estoy allí y todos los británicos se han echado las manos a la cabeza. No se pueden creer que haya ese tipo de personas, capaces de saquear la ciudad de ese modo, perjudicando incluso a su propio vecino, el mismo que les proporciona el periódico, los cigarrillos o la barra de chocolate todas las mañanas.  Todos han salido en los medios a condenar lo ocurrido y todos mis amigos se pusieron en contacto conmigo para concordar en lo que el resto del mundo opinaba, denunciando lo ocurrido.
Lo bueno que ha estado haciendo el gobierno, es que ha ido castigando a todo el que ha conseguido culpar de manera muy eficiente; no sólo con la cárcel, multas, etc. Sinó también castigando a los padres de los menores (por ejemplo, retirándoles las ayudas del estado, los pisos subvencionados…) por no haber sabido evitar que sus propios hijos acabaran siendo unos delincuentes y por lo tanto, atacando un poco la raíz del problema.

  • ¿QUÉ MENSAJE TE GUSTARÍA TRANSMITIR A LOS JÓVENES?

Bueno, los jóvenes de hoy en día cuentan con muchas más ventajas que los jóvenes de mi época. Eso es ley de vida.  Conocen más, viajan más… Aún así, creo que mi mejor consejo es que disfruten de cada momento porque no volverá, y que salgan a conocer mundo, a conocer otras realidades y otras personas que les enriquezcan y les haga abrir los ojos, crecer y madurar. Y que lo hagan todo siendo fieles a sus principios y valores, siendo personas íntegras y sobre todo, teniendo respeto por ellos y por los que les rodean.

  • ¿DESEAS COMPARTIR ALGO MÁS CON NOSOTROS?

Sí. Aunque no se pueda apreciar por escrito, quiero compartir una sonrisa con todos vosotros. Muchas de las personas que me conocen dicen, que siempre estoy sonriendo, que lo que mejor me define y lo que más recuerdan de mí es mi sonrisa. Yo les contesto que se la debo a mi madre.

<De tots els Colors>:   La vida nos hizo coincidir en los pasillos de uno de los aeropuertos de Londres pocos días antes a la Navidad de 2010, viendo nevar por las cristaleras y sabiendo que nuestro avión no volaría. Nos esperaba una larga noche por delante… Todavía nos sentimos agradecidos por tu amabilidad y cordialidad con nosotros…

De ese tiempo compartido conversando, tomando chocolate caliente y entre algunas risas,  surgió la idea de entrevistarte para que los lectores conocieran tu historia de vida,  interesante, entusiasta y comprometida. Estoy convencida de que inspirará a otros jóvenes.

Gracias por tu generosidad Mª Àngels, es un placer tenerte en el blog y aprender de tus vivencias que abrirse al mundo es la mejor manera de crecer, de desarrollar comprensión y  empatía, y una fantástica manera de descubrir que son muchas las cosas que nos acercan y nos unen a los demás…

LA CURACIÓN DESDE LA PERSPECTIVA DE EDWARD BACH. (V)

Obras completas del Doctor Edward Bach.


CÚRESE USTED MISMO

(Publicado por C.W.Daniel Co., 1931)

Una explicación de la causa real y de la curación de la enfermedad.

Capítulo cinco

Debido a que la carencia de individualidad (es decir, el permitir la interferencia con la personalidad que impide cumplir los mandatos del Ser Supremo) es de tanta importancia en la producción de la enfermedad, y dado que ésta suele inciarse muy temprano en la vida, pasemos ahora a considerar la verdadera relación entre padres e hijos, maestros y discípulos.

En lo fundamental, el oficio de la paternidad consiste en ser el medio privilegiado (y, desde luego, el privilegio debe ser considerado divino) que permite al Alma entrar en contacto con este mundo por el bien de su evolución. Apropiadamente entendido, es probable que no haya para la humanidad oportunidad más grande que ésta, ser el agente del nacimiento físico de un alma y tener el cuidado de la joven personalidad durante los primeros años de su existencia en la tierra.

La actitud de los padres debería ser, globalmente, dar al recién llegado todos los consejos espirituales, mentales y físicos de que sean capaces, reconrdando siempre que el pequeño es un alma individual que ha venido al mundo para obtener su propia experiencia y conocimientos, a su manera, según los dictados de su ser superior, y que hay que darle toda la libertad posible par que se desarrolle sin impedimentos.

El oficio de la paternidad es un servicio divino, y debería ser respetado como tal, o incluso más que cualquier otra tarea que tengamos que desempeñar. Siempre tenemos que tener presente que nada deberá ser pedido a cambio al niño, pues sólo consiste en dar, y sólo dar, suavidad, amor, protección y guía hasta que el alma se haga cargo de la joven personalidad.

Deberá enseñársele, desde el principio, independencia, individualidad y libertad, y hay que animar al niño, tan pronto como sea posible, a pensar y obrar por sí mismo. Todo control paterno debe quedar poco a poco reducido conforme se vaya desarrollando la capacidad de valerse por sí mismo y, más adelante, ninguna imposición o idea falsa de deber filial debe obstaculizar los dictados del alma del niño.

La paternidad es un oficio de la vida que pasa de unos a otros, y es en esencia un consejo temporal de guía y protección durante un breve período que, transcurrido un tiempo, debería cesar en sus esfuerzos y dejar al objeto de su atención libre de avanzar solo.

Pero recuérdese que el niño, de quien podemos tener el cuidado temporal, puede ser un alma mucho más grande y anterior que la nuestra, quizá espiritualmente superior a nosotros, por lo que el control y la protección deberán limitarse a las necesidades de la joven personalidad.

La paternidad es un deber sagrado, temporal en su carácter y que pasa de generación en generación. No comprende nada que no sea servicio y no hay obligación de retorno por parte del joven, ya que éste debe ser libre de desarrollarse a su manera, y prepararse todo lo posible para cumplir el mismo oficio unos pocos años más tarde. (…)

Los padres deberían guardarse particularmente contra cualquier deseo de moldear la joven personalidad de acuerdo a sus propias ideas o deseos, y deberían refrenarse de ejercer algún tipo de control indebido o de reclamación de favores a cambio de su deber natural y privilegio divino de ser el medio de ayuda a un alma para que ésta tome contacto con el mundo. Y cualquier deseo de controlar o conformar a la joven vida por motivos personales es una forma terrible de codicia que no deberá ser consentida nunca, porque si arraiga en el joven padre o madre, con los años se convertirán en auténticos vampiros. Si hay el menor deseo de dominio, habrá que comprobarlo desde el principio. Debemos negarnos a ser esclavos de la codicia, que nos impulsa a poseer a los demás. Debemos estimular en nosotros el arte de dar, y desarrollarlo hasta que lave toda huella de acción adversa.

El maestro deberá tener siempre presente que este oficio consiste únicamente en dar al joven una guía y la oportunidad de  aprender las cosas del mundo y de la vida, de forma que el niño pueda absorber el conocimiento a su manera, y si se le da la libertad, instintivamente elegirá lo que sea necesario para el éxito  de su vida. He aquí, de nuevo, porque no debe darse otra cosa que un cariñoso cuidado y guía que permita al estudiante obtener el conocimiento que requiere.

Los niños deberían recordar que el oficio de padre, como emblema del poder creativo, es divino en su misión, pero que no implica restricción en el desarrollo  ni obligaciones que puedan obstaculizar la vida y el trabajo que les dicta su alma. Es imposible estimar en esta presente civilización el sufrimiento callado, la restricción de las naturalezas y el desarrollo de caracteres dominantes que produce el desconocimiento de este hecho. En casi todas las familias, padres e hijos se construyen prisiones por motivos enteramente falsos y una equivocada concepción de la relación entre padres e hijos. Estas prisiones apresan la libertad, coartan la vida, evitan el desarrollo natural y traen infelicidad a todos los implicados, desarrollando desórdenes mentales, nerviosos e incluso físicos que afligen a las personas, provocando un muy amplio promedio de las enfermedades de nuestro tiempo.

Nunca se recalcará los suficiente sobre el hecho de que cada una de las almas encarnadas en este mundo está aquí con el específico propósito de obtener experiencia y comprensión, para perfeccionar su pesonalidad en pos de esos ideales que subyacen en nuestra alma. No importa cuál sea nuestra relación con los demás: marido y mujer, hermano, hermana, padre e hijo, o maestro y hombre, todos atentamos contra nuestros semejantes si obstaculizamos por motivos de deseo personal la evolución de otra alma. Nuestra obligación es obedecer los dictados de nuestra conciencia, y esto nunca nos llevará a ejercer domino sobre otra personalidad. Dejemos que cada uno recuerde que su alma ha dispuesto para él una labor en particular, y que a menos que la realice, aunque no sea consciente de ello, dará lugar a un conflicto inevitable entre su alma y su personalidad, conflicto que necesariamente provocará desórdenes físicos.

Es cierto que un individuo puede dedicar su vida a otro, pero antes de hacerlo debe estar absolutamente seguro de que ésta es una orden de su alma, y de que no ha existido ningún tipo de sugestión de una persona dominante, o falsas ideas de deber mal entendido. Que recuerde también que venimos a este mundo para ganar batallas, para adquirir fuerza contra quienes quieren controlarnos, y para avanzar hasta ese estado en el que pasamos por la vida cumpliendo nuestro deber tranquila y sosegadamente, no impedidos ni influenciados por ningún ser viviente, guiados con serenidad por la voz de nuestro yo superior.

Para muchos, la principal batalla que habrán de librar serán en su hogar, donde antes de lograr la libertad para obtener victorias en el mundo, tendrán que liberarse a sí mismos del dominio y control adversos de algún familiar cercano.
Cualquier individuo, adulto o niño, cuya parte de o bra en esta vida es liberarse del control dominante de otra persona, deberá recordar los siguiente:

primero, que a su pretendido opresor hay que considerarle de la misma manera que se considera a un rival deportivo, como una personalidad con la que estamos jugando al juego de la vida, sin el menor asomo de amargura, y hay que pensar que de no ser por esa clase de rival, no tendríamos oportunidad de desarrollar nuestro propio valor e individualidad.

y en segundo lugar, que las auténticas victorias de la vida vienen del amor y el cariño, y que en tal contexto no hay que usar ninguna fuerza, cualquiera que ésta sea; pues desarrollando firmemente nuestra propia naturaleza, sintiendo compasión, cariño, y a ser posible, afecto – o mejor, amor – hacia el rival, con el tiempo podremos seguir con tranquilidad y seguridad la llamada de la conciencia sin permitir la menor interferencia.

Aquellos que son dominantes requiren mucha ayuda y consejos para poder realizar la gran verdad universal de la unidad y para entender la alegría de la fraternidad. Perderse estas cosas es perderse la auténtica felicidad de la vida, y tenemos que ayudar a eas personas en la medida de nuestras posibilidades. La debilidad por nuestra parte, que permite a éstos extender su influencia, no les ayudará en absoluto; una gentil negativa a someternos a su cntrol y un esfuerzo porque entiendan la alegría de dar, les ayudará a ascender el empinado camino.

La obtención de nuestra libertad, el logro de nuestra individualidad e independencia requerirá en muchos casos una gran dosis de valor y fe. Pero en la horas más oscuras, y cuando el éxito es totalmente inaccesible, recordemos siempre que nuestras almas sólo nos procuran tareas que somos capaces de llevar a cabo, y que con nuestro propio valor y nuestra fe en la divinidad interior, la victoria llegará para todos aquellos que perseveran en su esfuerzo.

* * *

Queridos lectores:

Después de un tiempo de silencio…, reanudo la actividad del blog con este nuevo capítulo de  “Cúrese usted mismo”” de Edward Bach. Probablemente este texto en particular, llega en el momento más oportuno…

Bach continúa haciendo hincapié en la importancia de desarrollar nuestra individualidad. Nos habla, y tengamos presente la fecha del texto…,  de la misión de los padres y madres como maestros y guías que acompañan a los hijos/as en su crecimiento respetando los dictados de su Alma, ayudándoles a dearrollar sus propias cualidades con Amor y sin coacción.

Nos recuerda también que, en muchas ocasiones,  los hijos son verdaderos maestros para sus padres y madres, y prioriza la necesidad de no someternos a las personalidades dominantes,y manipuladoras que lejos de desear nuestro bien, viven centradas en el egoísmo.

La familia, sea cuál sea su estructura, es el nucleo donde los niños aprenden, crecen y se desarrollan como personas, donde adquieren principios y valores que van germinando en su interacción con el resto de la comunidad.

Este texto de Bach y su reflexión, me han conectado con los acontecimientos vividos en las últimas semanas, con la movilización de miles de jóvenes y no tan jóvenes que, a día de hoy, están ejerciendo su individualidad de manera solidaria. Están mostrando sus valores y  reclamando explicaciones y soluciones a aquellos que guiados por el deseo de poder, nos han estado dominando  para mantener un sistema insostenible, que beneficia a unos pocos a expensas del esfuerzo de muchos.

Por fin nos estamos convenciendo de nuestro poder transformador. La sociedad ha madurado, estamos evolucionando…


<Det tots els Colors>: Elena Lorente Guerrero.

LA CURACIÓN DESDE LA PERSPECTIVA DE EDWARD BACH. (IV)

Obras completas del Doctor Edward Bach.


CÚRESE USTED MISMO

(Publicado por C.W.Daniel Co., 1931)

Una explicación de la causa real y de la curación de la enfermedad

Capítulo cuatro:

“De este modo vemos que no hay nada accidental en la enfermedad, ni en su tipo ni en la parte del cuerpo que es afectada; tal como otros resultados de la energía siguen la ley de causa y efecto. Algunas enfermedades pueden ser causadas por medios físicos directos, como aquéllas asociadas con ciertos venenos, accidentes y heridas, y grandes excesos; pero la enfermedad, en general, es debida a algunos errores básicos en nuestra constitución, como en los ejemplos ya citados.

Y así, una curación final y completa exige, no sólo el empleo de medios físicos, eligiendo siempre los mejores métodos que se conozcan en el arte de la curación, sino también el esfuerzo de eliminar cualquier defecto de nuestra naturaleza; porque en definitiva la curación viene del interior, del alma en sí, que con su benevolencia irradia armonía a través de la personalidad, cuando se le permite hacerlo.

Dado que hay una raíz principal en toda enfermedad, a saber egoísmo, también hay un método seguro y principal de aliviar todo sufrimiento: la conversión del egoísmo en dedicación a los demás. Con sólo desarrollar suficientemente la cualidad de olvidarnos de nosotros mismos en el amor y cuidado de los que nos rodean, disfrutando de la gloriosa aventura de adquirir conocimiento y ayudar a los demás, nuestros males y dolencias personales pronto llegará a su fin. Es la gran aspiración final: la pérdida de nuestros propios intereses en servicio  de la humanidad. No importa en qué estación de la vida nos haya colocado  nuestra divinidad. Ya tengamos un negocio o una profesión, ricos o pobres, monarcas o mendigos, a todos nos es posible llevar a cabo la tarea  en nuestras respectivas vocaciones y,  no obstante, llegar a ser verdaderas bendiciones para aquellos que nos rodean, comunicándoles el divino amor fraternal.

Pero la gran mayoría de nosotros tenemos mucho camino por recorrer antes de alcanzar este estado de perfección, aunque sorprende cuán rápidamente puede avanzar cualquier individuo si se esfuerza seriamente, probando así que no se confía de su pobre personalidad, sino que tiene fe implícita, que por el ejemplo y las enseñanzas de los grandes maestros del mundo es capaz de unirse con su propia alma, con la divinidad interior, y así todas las cosas son posibles. En muchos de nosotros hay uno o más defectos adversos que impiden particularmente nuestro avance, y es ese defecto, o defectos, los que debemos especialmente descubrir en nosotros, y mientras, trabajamos por desarrollar y extender el lado amoroso de nuestra naturaleza hacia el mundo, esforzándonos al mismo tiempo por borrar cualquier defecto en particular, llenando nuestra propia naturaleza con la virtud opuesta.

Al principio esto puede resultar un poco difícil, pero sólo al principio, pues es sorprendente lo rápido que crece una virtud auténticamente buscada, junto con el conocimiento de que con la ayuda de la divinidad interior, si perseveramos, el fracaso es imposible.

En el desarrollo del amor universal interior debemos aprender a darnos cuenta cada vez más que cada ser humano es hijo del Creador, que tiene en su interior la chispa divina,y que un día, y a su debido tiempo, alcanzará la perfección que todos anhelamos.

Por otra parte, la cuestión de la verdad o el error, del bien y el mal, es puramente relativa. Lo que está bien en la evolución natural del aborigen, estaría mal para el ser más ilustrado de nuestra civilización, y lo que para nosotros puede ser incluso un virtud, puede estar fuera de lugar, y ser incluso malo, en quien ha alcanzado la estapa del discipulado. Lo que nosotros denominamos erróneo o malo es en realidad bueno en otro lugar,  y por tanto algo puramente relativo. Recordemos también que el mismo patrón de idealismo es también relativo.

Por ello  hemos de tener compasión y caridad por los demás porque nos queda por recorrer aún un largo camino para alcanzar el nivel de nuestros hermanos mayores cuya luz brilla a través del mundo en todas las épocas. (…) Cuán infinitamente más deberíamos reconocer nuestra propia fragilidad, humildemente, ante el gran Arquitecto del universo!

Si la crueldad o el odio cierran paso a nuestro progreso, recordemos que el amor es el fundamento de la creación, que en cada alma viviente hay algo bueno,  y que en los mejores de nosotros hay algo malo. Buscando lo bueno en los demás,  incluso en quienes primero nos ofendieron, aprenderemos a desarrrollar, aunque sólo sea un poco de compasión, y la esperanza de que puedan vislumbrar mejor camino; luego aparecerá el deseo de ayudarles a elevarse. La conquista final de todos se hará por medio del amor y la bondad, y cuando hayamos desarrollado suficientemente estas dos cualidades nada será capaz de asaltarnos, ya que estaremos llenos de compasión y no ofreceremos resistencia; pues, una vez más, por la misma ley de causa y efecto, la resistencia es la que nos perjudica.

Nuestro objetivo en la vida es seguir los dictados de nuestro yo superior sin dejarnos desviar por la influencia de los otros y esto sólo puede conseguirse siguiendo amablemente nuestra propia senda, pero al mismo tiempo sin interferir con la personalidad de otro o causar el menor perjuicio por cualquier método de odio o crueldad.

Debemos esforzarnos en aprender el amor por los demás, comenzando quizá con un individuo o incluso un animal, y dejar que este amor se desarrolle y extienda cada vez más, hasta que sus defectos opuestos desaparezcan automáticamente. El amor engendra amor, así como el odio engendra odio.

– La cura del egoísmo se efectúa dirigiendo a los demás el cuidado y la atención que dedicamos a nosotros mismos, aumentando así su bienestar hasta olvidarnos de nosotros mismos en el empeño. (…) no hay forma más segura de curar el egoísmo y los subsiguientes desórdenes que ese método.

– La inestabilidad puede ser erradicada desarrollando la autodeterminación, tomando decisiones y actuando con decisión en lugar de vacilar y dudar. Aunque en principio cometamos errores,  es mejor actuar que dejar perder las oportunidades por falta de decisión. La determinación no tardará en desarrollarse, el miedo a zambullirse en la vida desaparecerá, y las experiencias guiarán nuestra mente a efectuar juicios mejores.

– Para erradicar la ignorancia no debemos temer las experiencias, sino actuar con la mente despierta y los ojos y los oídos bien abiertos para captar toda partícula de conocimiento que se pueda obtener. Al mismo tiempo, debemos mantenernos flexibles de pensamiento para evitar que las ideas preconcebidas y los prejuicios formados nos priven de la oportunidad de obtener un conocimiento más amplio y más fresco. Debemos estar siempre dispuestos a expandir la mente y rechazar cualquier idea, por firmemente arraigada que esté, si una amplia experiencia nos muestra una verdad mejor.

– Al igual que el orgullo, la codicia es un gran obstáculo al progreso, y éstos deben ser eliminados sin contemplaciones. Los resultados de la codicia son bastante graves, porque conducen a interferir en el desarrollo anímico de nuestros semejantes. Debemos darnos cuenta de que cada ser está aquí para desarrollar su propia evolución de acuerdo a los dictados de su  alma, y sólo de su alma, y de que ninguno de nosotros debe hacer nada, salvo alentar a nuestro hermano en ese desarrollo. Debemos ayudarle a tener esperanza y, si está a nuestro alcance, aumentar su conocimiento y sus oportunidades de progreso en este mundo.

Así también nos gustaría que los otros nos ayudaran a ascender por el dificultuso y empinado sendero de montaña que es la vida,  así del mismo modo debemos estar siempre listos para tender una mano solidaria y brindar la experiencia de nuestros amplios conocimientos a un hermano más débil o más joven. Deberá ser una actitud similar a la del padre con el hijo, al maestro con el hombre, o del camarada al camarada, dando cuidados, amor y protección en la medida que se necesiten y sean beneficiosos, sin interferir nunca con la evolución natural de la personalidad, que sólo debe ser dictada por el alma.

Muchos de nosotros cuando éramos niños y en las primeras etapas de la vida, estábamos mucho más cerca de nuestra alma de lo que estamos años después, y tenemos entonces ideas más claras de nuestra función en la vida, de los esfuerzos que se esperan que hagamos y del carácter que debemos desarrollar. La razón para esto es que el materialismo y las circunstancias de nuestra época, y las personalidades con las que nos asociemos, nos alejan de la voz de nuestro ser superior y nos atan firmemente a los lugares comunes con su falta de ideales, todo lo cuál es evidente en esta civilización. Dejemos que los padres, el maestro, y los camaradas se afanen siempre por alentar el crecimiento del ser superior en aquellos sobre los cuales recaen el maravilloso privilegio y la oportunidad de ejercer su influencia, pero exijámosles que dejen en libertad a los demás, igual que ellos esperan recibir también esa libertad.

Así, de forma similar, busquemos los defectos de nuestra propia constitución y eliminémoslos desarrollando la virtud opuesta, suprimiendo así de nuestra naturaleza la causa del conflicto entre el alma y la personalidad, que es la primera causa básica  de la enfermedad. Esta acción, por si misma, si el paciente tiene confianza y fortaleza, brindará alivio, salud y alegría.

Tenemos que aprender a desarrollar nuestra individualidad de acuerdo a los dictados de nuestra alma sin temer a ningún ser humano y sin que nadie interfiera o nos disuada de desarrollar nuestra evolución, ni del cumplimiento de nuestras obligaciones y de suministrar ayuda a nuestros semejantes. Cuanto más avancemos, más grandes serán las bendiciones para todos aquellos que nos rodeen.

Tenemos que cuidarnos especialmente en nuestra ayuda a los demás, quienes quiera que éstos sean, de esar seguros de que el deseo de ayudarles procede de los dictados de nuestro ser interior y no de un falso sentido del deber impuesto por sugestión o por la influencia de una personalidad dominante.

Una de las tragedias que resultan de los convencionalismos modernos es de este tipo, y es imposible calcular las miles de vidas obstruidas, las muchas oportunidades  perdidas, la penas y el sufrimiento causados (…).  Pensemos en tantos hombres y mujeres a los que se ha impedido quizá hacer una gran obra en pro de la humanidad porque su personalidad fue atrapada por la influencia de un individuo del que no tuvieron valor de desapegarse; los niños que, desde edad muy temprana, sienten la llamada de una vocación y, sin embargo, por dificultades de las circunstancias, disuasión  de otros y debilidad de propósitos, se adentran en otra rama de la vida, en la que ni se sienten felices ni capaces de desarrollar su evolución como de otro modo podían haber hecho. Son sólo los dictados de nuestra cociencia los que pueden decirnos dónde está nuestro deber, con quién o con quiénes hemos de  servir; pero, en cualquier caso, hemos de obedecer sus mandatos hasta el máximo de nuestras capacidades.

Por último, no tengamos miedo de zambullirnos en la vida; estamos aquí para obtener experiencia y conocimiento, y poco aprenderemos si no enfrentamos las realidades y ponemos nuestro empeño. Esta experiencia puede obtenerse a la vuelta de cada esquina, y las verdades de la naturaleza y la humanidad pueden alcanzar la misma efectividad, o más quizá, en una casa de campo que entre el ruido y las prisas de una ciudad.”

* * *

Queridos Lectores:

Actualmente podemos encontrar flores de Bach fácilmente y en diferentes presentaciones. El hecho de que esté al alcance de todos de manera tan sencilla y accesible  favorece que  lleguen a todo el mundo, lo cual es muy positivo. Del mismo modo, es fácil caer en el error de banalizar unos remedios tan útiles y facilitadores de crecimiento interior,  y de salud.

Deseo que este acercamiento al pensamiento de Edward Bach amplie el horizonte de conocimiento más allá de los frascos y las flores…, y os acerque a la gran riqueza interior que podemos llegar a alcanzar.

Los tan mencionados ” aquí y ahora”, y el “conócete a ti mismo”, tienen sentido cuando están en relación con los demás, cuando nos ayudan a poner conciencia de nuestra libertad para decidir y por tanto, de nuestra huella y responsabilidad en el mundo, nuestro mundo más cercano, cotidiano e inmediato…


<Det tots els Colors>: Elena Lorente Guerrero.

Entrevista a MARTA MERCADÉ mujer, profesora y madre. “La aceptación familiar y el apoyo social son fundamentales para las personas afectadas por una enfermedad mental.”

MARTA MERCADÉ ISANT:

El hecho de tener una enfermedad y convivir con la sensación de que la has de esconder porque la gente no lo puede entender hace que la angustia se duplique porque, además de tener la enfermedad, has de poner energía en evitar que los demás se enteren.

Hemos de ser capaces de aceptar que hay personas afectadas por enfermedades mentales, muchas más de lo que pensamos. Son personas que conviven con nosotros y que probablemente tenemos muy cerca, pero a las que no podremos ayudar mientras nuestra sociedad las siga negando.


Me llamo Marta Mercadé,  soy profesora de inglés y alemán en un instituto de secundaria. Estudié filología inglesa y después me reenganché y estudié filología alemana.  Posteriormente realicé un máster en didáctica de la enseñanza del alemán. Hace dos años aprobé las oposiciones a catedrática, tengo la cátedra de secundaria.

Soy madre de un niño de 12 años, Nil, y de una niña de 8, Elsa. Y soy viuda.

Me quedé viuda hace 5 años, cuando Elsa todavía no tenía 3 años y Nil tenía 7.

Mi marido estaba enfermo, sufría depresiones, y finalmente… se suicidó. El pasado mes de mayo se cumplieron 5 años.

  • ¿DESDE CUÁNDO SUFRÍA TU MARIDO EPISODIOS DE TRISTEZA?

Cuando  nos conocimos él ya estaba enfermo, lo que pasa es que tantos años atrás, yo evidentemente era muy joven, no sabía qué era una depresión ni las consecuencias que podía llegar a tener

Sí que sabía que tenía una depresión, pero con 20 años te imaginas que encontrando un buen médico, con un poco de medicación y con tu amor, será suficiente para tirar adelante.

Es más, una vez siendo novios, Joan me dijo que quería que dejáramos la relación, yo no lo entendía porque estábamos bien como pareja. Joan me dijo que sabía que esto que le pasaba le pasaría siempre y no quería arrastrarme con ese problema, con esa enfermedad.

Yo le contesté que en todo caso, la decisión de si quería continuar a su lado o no sabiendo esto era mía. Y decidí que quería seguir con él.

  • ¿EL DIAGNÓSTICO ERA DEPRESIÓN?

Sufría depresiones pero no sé si estaba bien diagnosticado. Un poco de ansiedad, un poco de estrés, pero el tipo de depresiones que tenía yo creo que ya eran endógenas.

Tan pronto estaba bien como, sin ningún motivo aparente, se empezaba a hundir en si mismo, le invadía aquel sentimiento de inferioridad de “yo no sirvo para nada, esto no lo sé hacer, no tengo amigos”,… todo negativo.

Después poco a poco se iba recuperando, volvía a estar bien. Había más temporadas buenas que malas al principio, luego con los años eso fue cambiando y llegó un momento en que estaba dos meses bien y tres mal, hasta que al final se enlazaban los meses de estar mal.

  • ¿QUÉ CREES QUE PROPICIÓ EL EMPEORAMIENTO?

Yo pienso que el primer motivo fue que él nunca fue plenamente consciente del alcance de su enfermedad, consciente quizás sí, pero no lo aceptaba.

Cuando se encontraba un poco bien anulaba algunas visitas,, renunciaba a la ayuda profesional, dejaba de tomar bien la medicación sin consultarlo con el médico. Nunca hizo del todo bien ningún tratamiento, cuando se encontraba un poco mejor…, lo dejaba.

Creo que este fue uno de los principales problemas que lo llevó a no aceptar lo que pasaba y tomarse en serio que tenía que ponerse en manos de un buen profesional, y finalmente al suicidio.

Otra de las cosas fue evidentemente el tipo de enfermedad que era. Yo creo que si hubiera sido no sé, un cáncer de estómago, cuesta decir la palabra cáncer, pero decir que tienes una depresión y que tienes que ir al médico o al psicólogo,… intentábamos esconderlo tanto como podíamos porque él no quería que lo hablara con nadie, excepto con mis padres.

Más tarde ya entendió que yo tenía necesidad de poder hablar o de compartir mi angustia con la familia o amigos más íntimos. Pero él siempre intentó esconderlo, tenía amigos que no sabían que tenía depresiones.

El hecho de tener una enfermedad y convivir con  la sensación de que la has de esconder porque la gente no lo puede entender hace que la angustia se duplique porque ,además de tener la enfermedad, has de poner energía en evitar que los demás se enteren.

  •  ¿HUBO ALGÚN PUNTO DE INFLEXIÓN A LO LARGO DE SU PROCESO?

Recuerdo que cuando nació la niña, Joan tuvo un periodo de euforia que no le había conocido hasta entonces. Deseaba aprender a volar y comprarse una avioneta. Después de aquel difícil verano vino el bajón en picado, pasó un otoño horroroso. Y me di cuenta de que estaba empeorando. Nunca lo había visto así, pasando de la euforia a la depresión extrema.

Empecé a leer libros sobre depresión, trastorno bipolar, etc. y a plantearle la búsqueda de otra opinión más, ir a otro psiquiatra para descartar un trastorno bipolar,  pero él negaba la fase de euforia.

No paré hasta que los visitó un psiquiatra que nos habían recomendado, el jefe de psiquiatría del Hospital Valle Hebrón en aquel momento. Pienso que quizás es un buen psiquiatra pero con Joan no comenzó bien porque fue demasiado duro en su primera intervención diciéndole “está en tus manos que te quieras curar o no”.

Le hizo análisis y pruebas y le dijo que tenía una descompensación química  además del carácter introspectivo. Le recetó un inyectable diario y en 15 días ¡noté un cambio!  La medicación que le recetó le iba bien, estaba mucho mejor.

Pero Joan anuló la siguiente visita, ponía excusas para no ir…

Fue una pena. Aquel psiquiatra no estableció una relación terapéutica con Joan, le presionó demasiado en la primera visita y él ya no quiso volver.

Lo vi después, porque cuando mi marido murió necesité informes médicos para realizar los trámites legales y aquél psiquiatra no quiso hacerme ningún informe. Yo le dije que no necesitaba una etiqueta diagnóstica concreta, sólo que había visitado a mi marido y que estaba en tratamiento con él. No me lo quiso hacer, no se quiso implicar .

No pongo en duda sus conocimientos como médico psiquiatra, pero como persona me defraudó. Fue una situación muy desagradable.

  • ¿QUÉ OCURRIÓ DESPUÉS DE ESE EPISODIO DE EUFORIA-TRISTEZA EXTREMA?

Joan siempre había trabajado en la empresa familiar de género de punto, pero estaba cansado de eso.

Es cierto que era pesimista de base pero, con visión de futuro, ya vio que China perjudicaría a la industria téxtil como ha pasado y está pasando. Vio que no había futuro.

Estaba cansado de trabajar en la empresa y quería hacer lo que toda la vida había querido hacer: conducir camiones.

Yo fui la primera que me opuse. Entendía que necesitara un cambio de trabajo pero me parecía que trabajar de camionero no era la actividad que más le convenía. Le decía que él estaba acostumbrado a la flexibilidad de horarios, comía en casa, hacia una pequeña siesta, y de eso a pasar a conducir 8 horas diarias, dormir en las cabinas, … No estaba acostumbrado a eso, y con la enfermedad que él tenía y la medicación que tomaba consideraba que no podía hacer ese trabajo. Conduciendo de noche podía ser un peligro para los demás.

Y él no quería ver nada, contra- argumentaba continuamente. Al final, como no podía seguir discutiendo con él todo el día, le apoyé.

  • ¿SIGUIÓ ADELANTE CON SU PROYECTO?

Si y con éxito. Aunque prepararse para aprobar los carnets de camión no es fácil precisamente, los aprobó todos. Estuvo mucho tiempo estudiando y trabajando. Hacía las dos cosas, con la familia en contra, prácticamente a escondidas, se pasaba las noches estudiando y finalmente trabajó como camionero.

Cuando se  suicidó llevaba un año, año y medio aproximadamente trabajando en una empresa y contento.

Yo creo que este fue el último intento que él hizo para superar su depresión. En teoría ya tenía lo que todo el mundo considera necesario para ser feliz: “tengo una familia, tengo unos hijos preciosos, no tengo problemas económicos, tengo un trabajo que hasta ahora me ha gustado, lo tengo todo, pero aun así, no estoy bien”.

Supongo que al ver que  contra todo pronóstico lo había conseguido pero aún así, le volvía a pasar lo mismo,… al llegar la primavera debió pensar, ¡pues a la porra, no puedo más!

Aunque él no me lo contó jamás, yo  imagino que debió ser así.

  • ¿DEJÓ ALGÚN MENSAJE PARA VOSOTROS?

Me dejó una carta, si. Yo evidentemente no noté nada. A veces piensas, ¿pero cómo puede ser que no notara nada?

Lo preparó con días de antelación. Dejó una única carta de despedida. A  mí me dedicó la mayor parte de la carta, hablaba de los niños también, era una de las mejores cosas que le habían pasado pero que aún así no le habían dado suficiente fuerza. Decía que estaba cansado de la inseguridad que llevaba arrastrando durante tantos años y de siempre tener que disimular delante de la gente. Veía que no era como los demás, era luchar una vez y otra y no acabar de superarlo. Ya estaba  cansado de luchar contra lo mismo…

  •  QUÉ DURO…

Si, es cierto. Leías la carta y veías un sentimiento de inferioridad y una autoestima bajísima que impactaba. Me decía que sobretodo no me sintiera culpable, que yo había hecho todo lo que podía y más! y que sencillamente nadie podía hacer nada más, que se había acabado.

Yo pienso que tuvo mucho coraje, cuando la gente me decía: “¡qué egoísta, con todo lo que te ha hecho pasar!”

¡¿Qué egoísta?! para mí no era egoismo sinó una última salida. Estaba enfermo. Además la carta  no era una nota improvisada sinó una revisión cronológica de vida, empezaba por sus padres, después por mí, los niños y acababa conmigo diciéndome que sabía que yo pasaría una temporada muy difícil pero que él sabía que era fuerte y que saldría adelante y que sólo esperaba que algún día encontrara a alguien que pudiera hacer de padre a nuestros hijos.

El mensaje era este. La carta era muy dura porque reflejaba una decisión pensada, meditada.

Yo de hecho Elena, al encontrar la carta ya lo pensé, sabiendo lo perfeccionista y meticuloso que era, y que cuando quería hacer algo lo conseguía… pensé, no habrá sido un intento,  no. Lo ha hecho y así fue.

  • ¿HUBO ALGÚN INTENTO CON ANTERIORIDAD?

No, nunca. Él se suicidó en mayo, pero el noviembre anterior un amigo nuestro tuvo un infarto y estuvo muchos días enfermo. Y un día estábamos cenando, como si lo viera ahora, una tortilla con bacon y una ensalada, y yo le comentaba:

“Ostras, que mala suerte ha tenido Albert” y él contestó:

“si que es mala suerte, si, porque tantas ganas de vivir que tiene Alberto y que le pase a él esto. Esto me tendría que pasar a  mí, y así acabar de una vez con todo”. Joan continuó cenando como si nada, yo creo que no fue ni consciente de lo que dijo.

Yo no me pude ni acabar la dichosa tortilla, que me quedé atónita “¿Pero que me está diciendo? ¿Qué ojalá se muriera?”

Aquella noche cuando nos fuimos a la cama yo no podía dormir, en cuanto noté que él respiraba profundamente, me levanté, subí a la buhardilla y lloré toda la noche de angustia porque capté la profundidad de lo que había dicho, él quería morirse.

  • ¿CÓMO AFECTÓ A TUS HIJOS?

Elsa ni se dio cuenta, todavía no tenía 3 años. Hasta al cabo de 15 días no se lo dijimos porque estaba acostumbrada a los horarios de su padre con el camión,  a veces pasaba una semana sin ver a los niños.

Nil pobrecito estaba desesperado, con 7 años se enteró perfectamente de todo. Yo enseguida hablé con la psicóloga de la escuela, le expliqué lo que había pasado y le pedí consejo sobre qué debía hacer con los niños.

Me dijo  que con 7 años Nil no entendería nada, y finalmente decidimos decirle que había sido un accidente, sin entrar en detalles,  sin decir nada más.

Ha sido un accidente, no especificando con el camión, sólo un accidente. Intenté no engrosar demasiado la mentira pensando en el día que tuviera que deconstruirla.

A pesar de lo que le dijimos y de tener sólo 7 años él veía que algo no cuadraba, y me preguntaba:

“¿Cómo es que papá ha tenido un accidente si él no bebe nunca? ¿Le ha deslumbrado algún coche? Además papá siempre conduce despacio. Hacía comentarios y preguntaba ¿Cómo ha ocurrido? Y le contestaba que no lo sabía.

Nil le decía a mi madre  que cuando fuera mayor sería mosso d’esquadra para que le explicasen que le había ocurrido a su padre, “porque como vosotros no me lo queréis contar …”

  • TU DESEO ERA LLEGAR A EXPLICARLE LO OCURRIDO ¿VERDAD?

Si,  siempre.

Yo pensaba que a lo mejor Nil  intuía lo que había pasado, pero no. Y el verano de 2009 se lo expliqué, me armé de valor y se lo expliqué.

Ya hacía tiempo que tenía esta preocupación: “que no se lo digan, que nadie se lo explique antes que yo. Que le pueda explicar yo la verdad. Soy yo quien se lo tiene que decir, no la gente de la calle.”

Fue  a raíz de un incidente con otro niño durante un recreo en el que discutieron: < ha sido gol, no ha sido gol> cosas de niños, y el compañero le dijo: “Pues tú te mereces que se te haya muerto tu padre”. Y esto ocurrió en dos ocasiones, y piensas: “pues este niño, lo mismo que le ha dicho esto, le puede decir, que se merece que su padre se haya suicidado. Y me lo destrozarán.”

No sabía cuál sería el mejor momento, pero me asesoré con amigos psicólogos y con mi psicóloga y me aconsejaron que fuera antes de que llegara a la adolescencia porque no sabemos cómo será su adolescencia, si será de esas turbulentas o la pasará tranquila.

Entonces pensé que si lo tenía que hacer antes, mejor hacerlo entre quinto y sexto porque el niño aún está en una escuela pequeña, tiene a sus amigos de toda la vida, está en un entorno conocido y seguro.

  •  ¿CÓMO LO AFRONTÓ NIL?

En verano de 2009 se lo expliqué y ni lo sabía ni lo intuía. Se quedó perplejo, no se lo podía creer, empezó a llorar, a llorar, él ya sabía lo que significa la palabra suicidio.

Empecé explicándole que su padre estaba enfermo. Nil me preguntaba si tenía dolor de barriga, o en una pierna, y yo le contestaba que tenía una enfermedad mental, esas que están en la cabeza y no se ven.

“¿Entonces si no se ven como se sabe?” Y se lo fui explicando, quería que él mismo llegara a la conclusión de que se mató, pero no fue así, tuve que decírselo yo.  Él me preguntaba cómo había sucedido pensando en que hubiera sido un accidente, que quizá se  había quedado dormido conduciendo…

Pero tuve que decirle que no, que lo hizo expresamente, se quitó la vida.

Entonces quiso saber detalles de dónde y cómo lo  había hecho y su primera reacción fue buscar un culpable:

“¿Y cómo es que aquella mañana tú no lo oíste?” “¿Qué no te pusiste el despertador”?” Y seguía insistiendo como diciéndome “tú tendrías que haberlo oído, tú tendrías que haberlo visto”.

Supongo que es normal, necesitaba encontrar un motivo, una respuesta del tipo: se habría podido evitar…

Después  me preguntó  si algún miembro más de la  familia había tenido depresión alguna vez y mi actitud fue tranquilizarlo, sin faltar a la verdad.

“¿Y a ti, también te podría pasar?” “A mi no me ha pasado nunca, pero si podría ser que mamá tuviera una depresión pero bueno, se va al médico, etc..” intenté calmarlo un poco.

Estuvo un día o dos mal, haciendo preguntas…, no las típicas preguntas que  yo me esperaba sino cosas.. que yo pensaba “¿y esto que tiene que ver?”  preguntaba cosas respecto a su padre que no se relacionaban ni con la muerte, ni con la enfermedad. Por ejemplo, un día me preguntó que si yo hubiera sabido que su padre se mataría, si me hubiera casado igual! Me lo dijo este verano, no tenía ni doce años. Le dije que yo quería a su padre, y que cuando me casé sabía que estaba enfermo, y lo hice a pesar de todo. Pero pensé: “¡vaya pregunta!”

  • QUÉ TAREA TAN DÍFICIL PARA UNA MADRE…

Si, seguía preguntándome si a mí me pasaría, y yo aprovechaba esas ocasiones para transmitirle el mensaje que considero primordial: que cuando algo nos angustia es bueno hablarlo con los padres, con los hermanos, los amigos, las personas que nos quieren. Hay que saber pedir ayuda, guardarlo dentro nos perjudica.

Intenté que el camino quedara abierto, que siempre que quisiera hablar, me preguntase y yo le contestaría, siempre podremos hablar. Le dije, “sabes que voy a una psicóloga cuando lo necesito y como también es psicóloga infantil, nos ha ofrecido su ayuda si la necesitas, no porque te pase nada en especial, sino para poder desahogarte, si quieres…

Después de dos o tres días de pasarlo mal no quiso hablar nunca más. Un día en una salida con las bicicletas le dije tranquilamente que si quería saber algo más de su padre me lo podía preguntar abiertamente. Y me contestó algo sobre la rueda trasera de mi bicicleta, como diciendo, no quiero hablar del tema.

  • ¿CÓMO LO LLEVA AHORA?

Ahora por lo menos lo sabe, no lo ha procesado, lo tiene aparcado en un lugar donde no le hace daño, en espera. Saldrá cuando tenga que salir.

A pesar de la angustia que suponía para mí pensar que no se enterara por otra persona, que no se lo explicaran mal. No se lo conté para liberarme de ese peso, sino porque creo que tiene derecho a saber como murió su padre, poderlo hablar y compartir. Cuando llegue el momento oportuno también se lo explicaré a Elsa y tal vez Nil podrá ayudarme a hacerlo. Estoy segura de que será un gran apoyo para su hermana.

  •  NACER Y VIVIR EN UN PUEBLO PEQUEÑO ¿CONDICIONÓ LA VIDA DE JOAN, INFLUYÓ EN EL CURSO DE SU ENFERMEDAD?

Joan  me lo decía: “Hasta que no he sido adulto no me he dado cuenta de lo que me pasaba, ahora lo veo, mirando hacia atrás.Cuando tenía doce años ya tenía depresiones, porque estaba en casa y estaba deseando irme al internado, estaba en el internado y estaba deseando volver a casa, esta especie de ansiedad de no sentirme bien en ninguna parte, una continua angustia interior.En aquél momento no sabía lo que era, era un niño de 12 años, pero ahora sé que yo ya no estaba bien.Pero en aquel momento no se le daba la importancia que tenía, se pensaba que eran problemas con los estudios, …”

Joan y su familia eran de un pueblo pequeño. Estas enfermedades no se aceptan bien en ningún lugar, pero en un pueblo pequeño, todavía menos. La ignorancia, la negación, los tabúes y el estigma social pesan más.

 

  • ¿ES POR ESTE MOTIVO QUE DESEAS COMPARTIR TU VIVENCIA, PARA ROMPER CON LA ESTIGMATIZACIÓN SOCIAL DE LA ENFERMEDAD MENTAL?

Si, así es. Cuando vi el anuncio del programa que realizó Tv3 en diciembre de 2008 sobre las enfermedades mentales sentí un impulso, un instinto, llamé y ofrecí mi testimonio. Tomaron los datos y al cabo de 1 semana me llamó Mónica Huguet para entrevistarme. Estaba interesada en mi testimonio sobre suicidio, me invitó a escoger un lugar en el que yo me sintiera cómoda para realizar la entrevista y escogí  la playa donde Joan y yo íbamos siempre; es un lugar que me conecta con él.

Le expliqué a Nil mi colaboración en el programa para que supiera que aunque no es fácil hablar de lo que ocurrió, mi testimonio podía ayudar a otras personas. A pesar de que cada vez que hablas de lo sucedido todo se remueve,  pienso que hacerlo ayuda a llamar a las cosas por su nombre y a aceptarlo.

Por eso también aprovecho la oportunidad de participar en tu blog,  donde he podido explicar ampliamente mi experiencia con la esperanza de que ayude a otras personas.

 

  • ADMIRO TU CORAJE, NO TENGO PALABRAS…

Mira Elena, el pasado mes de mayo hizo 5 años, antes yo no hubiera podía hablar de todo esto, sólo recordarlo ya me ponía a llorar. Y ahora hay momentos en que todavía lloro, pienso en él, veo alguna foto o escucho alguna canción que me lo recuerda y lloro pensando “¿cómo no pediste ayuda?”

Hay momentos especialmente difíciles por ejemplo en los cumpleaños de mis hijos,  ellos están muy contentos, pero yo me paso el día llorando recordando cuando estábamos en el hospital, con la alegría inmensa de sentir que empieza una nueva vida, tenemos un hijo sano. En esos momentos sí que pienso….también a final de curso en los festivales de la escuela, pienso lo orgulloso que estaría Joan de sus hijos.

O cuando hay algún problema, claro que tengo a mis padres, mucho apoyo de amigos que me quieren, pero pienso que siempre me toca a mí, estoy sola, la que está delante recibiendo los golpes soy yo, y piensas, ¡Joan! …. A veces hablo con él: “no sé dónde estás pero estoy segura de que me ves, de que me oyes, de que ves a los niños y sabes que están bien”.

Joan  me decía en la carta que sabía que soy fuerte y que saldría adelante con los niños, y a veces le dijo: “mira chico, hago lo que puedo, estoy sola y hago lo que puedo” y le hablo como si lo tuviera delante.

Ahora te reirás, un día me levanté y al abrir el grifo no había agua. Joan me había enseñado mil veces como solucionarlo si me pasaba, un cambio de grifos complicadísimo que me había enseñado mil veces, y no me había fijado nunca, y aquél día por la mañana estaba enfadadísima porque no recordaba cómo hacerlo! Es una tontería, pero me acuerdo también en momentos así.

Lo peor es cuando pienso lo que se ha perdido con los niños, porque creo que podríamos haber encontrado una solución, podríamos haber seguido luchando juntos.

  •  ¿QUIÉN FUE TU APOYO DURANTE LOS AÑOS DE CONVIVENCIA CON JOAN?

Mis padres, siempre.

Algunas veces también nos discutíamos con Joan: cuando dejaba de acudir a las visitas, o tomaba mal la medicación, o dejaba la psicoterapia. No llegó a  hacer nunca una terapia psicológica continuada que le ayudara a llegar al fondo del problema. Yo ya no podía luchar más, le decía que no podía ir todo el día detrás vigilando si se había tomado o no la medicación. Tengo dos hijos pequeños a quienes también tengo que cuidar.

Entonces iba a ver a mis padres llorando, necesitaba desahogarme y mi madre siempre me decía que tuviera paciencia, es una buena persona, el padre de tus hijos y yo le decía: “ si  mama, la historia de siempre, buena persona,  buen marido, padre de mis hijos, ¡pero es que ya no puedo más!”

Y sé que cuando yo acababa las fuerzas y la paciencia mi madre y mi padre siempre me recordaban que Joan estaba enfermo, y lo mucho que nos quería. Joan a veces se sinceraba con mis padres y les hablaba de su enfermedad, con ellos se sentía cómodo y comprendido.

Siempre me han ayudado mis padres y los amigos, tengo la suerte de tener buenos amigos.

  •  ¿CÓMO FUE TU PROCESO DE DUELO?

El primer medio año no tenía ni tiempo ni ganas de ir a la psicóloga porque sólo pensaba en sacar a mis hijos adelante y en continuar con mi vida y pensaba, ya me saldrá el disgusto más adelante.

Además fue un tiempo en el que la gente no entendía lo que había pasado. Recuerdo que vino un amigo a casa y recriminaba, ¡cómo te ha podido hacer esto! Y yo le dije: “ a mí no me ha hecho nada, estaba enfermo, se lo ha hecho a él”. Su amigo no lo entendía…

Tuve que luchar además contra la incomprensión de algunas personas. Una de las cosas que a mí me tranquilizaba era saber que él ya no sufría más y esto me ayudaba a mí a seguir adelante. Y llegó un momento  en que me dije: ” lo mismo que él ya ha dejado de sufrir,  también ha llegado el momento de que los que estamos aquí dejemos de llorar y sufrir, y nos pongamos las pilas para salir adelante. No sólo por mi hija y por mi hijo, que son la prioridad evidentemente, también por mí.

Pasé el primer medio año mal, evidentemente, pero el bajón fuerte no llegó hasta  los ocho-nueve meses después de su muerte aproximadamente. Entonces fui a la psicóloga 2 años seguidos, después lo dejé una temporada. Y ahora hace 1 año que vuelvo a ir, no por el proceso de duelo que ya está superado afortunadamente, sino porque me ayuda en algunos aspectos respecto a mis hijos, como por ejemplo cuando tuve que prepararme para explicárselo a Nil.

  • Y ACTUALMENTE ¿CÓMO ES TU DÍA A DÍA?

Yo diría que no tengo grandes planes de futuro, cuando ocurrió esto pensé que todo aquello de: “el día de mañana, el rinconcito que hay que guardar para el día de mañana”…

A mí el día de mañana me ha cambiado tan drásticamente, que no quiero hacer grandes planes a largo plazo. Vivo y disfruto el presente con las mismas responsabilidades y compromiso de siempre, concentrada en sacar a mis hijos adelante e intentar educarlos lo mejor que pueda a pesar de estar sola. Ver que mis hijos están bien es lo que más me ayuda.

En cuanto a mi trabajo, disfruto con lo que hago. Hace un par de cursos por ejemplo, tuve un grupo de 9 niños, sólo 9, pero era un grupo durísimo. Creía que podría llevar a un grupo de sólo 9 niños pero cuando acabó el curso pensé: “admítelo, no has podido!”. Conseguí muy poco, pero yo ya tenía clarísimo que no haría clase de inglés con aquellos niños. ¿Inglés? Ni inglés, ni catalán ni castellano! A esos niños sencillamente había que escucharlos porque cuando te contaban lo que habían hecho el fin de semana o algo que pasaba en su casa,…eran historias durísimas.

Me gusta mi trabajo. Estar todo el día con niños y gente joven te mantiene en la dinámica de estar activa y al día.

  •  ¿QUÉ MENSAJE TE GUSTARÍA TRANSMITIR A LA SOCIEDAD?

Que hemos de ser capaces de aceptar que hay personas afectadas por enfermedades,  muchas más de lo que pensamos. Son personas que conviven con nosotros y que probablemente tenemos muy cerca, pero a las que no podremos ayudar mientras nuestra sociedad las siga negando.

Si las personas pudieran hablarlo abiertamente les ayudaría mucho. Es imprescindible  poder compartirlo y que no continúe siendo un tabú ni un estigma social.

Las personas que necesitan ayuda de un psiquiatra  no están locas, están enfermas.

  • MÁS ALLÁ DE LA ENFERMEDAD… ¿QUIÉN ERA JOAN EN ESENCIA?

Era una persona extraordinaria, una persona muy honesta, muy cariñoso. Él me aportó muchísimo, su generosidad. Era una persona afable, que no tenía nunca un no para nadie. Creo que en esencia, Joan era una muy buena persona.

De tots els Colors-  Bringing Colour to NursingLa sonrisa de Marta  refleja a la mujer que yo conozco: fuerte, abierta, franca, y acogedora. Contagia energía, vitalidad y su presencia transmite la solidez y  entereza que se vislumbra a través de sus palabras.

Querida Marta,  agradezco de corazón tu valentía, coraje y generosidad; tu testimonio toca el alma . Espero que tu deseo sincero y comprometido de  hacer visible la realidad de la enfermedad mental y de ayudar a los demás, se vea cumplido.

Elena Lorente Guerrero

Entrevista a MONTSERRAT BAYEGO, Enfermera comprometida con la Vida, con la Esencia del Ser Humano: “Sería un gran logro que las Terapias Naturales y/o Complementarias llegaran a ser apreciadas y respetadas por todos los profesionales de la salud.”

Entrevista realizada por <De tots els Colors>: Elena Lorente Guerrero.

Montserrat Bayego i Salvador es Enfermera, Matrona, Especialista en Enfermería Pediátrica, Fisioterapeuta, Licenciada en Antropología social y cultural, Bach Practitioner y Experta en Terapias Naturales y Complementarias.

Docente colaboradora en diversas instituciones, entre ellas el Col.legi Oficial d’Infermeria de Barcelona (COIB), impartiendo formación para Enfermeras sobre Terapia Floral de Bach, Masaje Infantil, Tacto Terapéutico y Reflexoterapia Podal. Participa también en proyectos de educación para la comunidad centrados en el ámbito familiar.

Fue docente de  Terapia Floral de Bach en el Postgrado de Enfermería y Terapias Naturales de la recientemente desaparecida E.U.I. Santa Madrona de Barcelona.

Autora de contenidos en la web del COIB “La Infermera Virtual.

Desde 1991 ejerce la Enfermería de forma autónoma en el espacio compartido CENTRE D’ASSESSORAMENT desde la perspectiva de las Terapias Naturales y/o Complementarias.

MONTSERRAT BAYEGO I SALVADOR:

“LA ESPERANZA es llegar a ver como van de la mano la Enfermería y la Medicina convencional con las Terapias Naturales y Complementarias dentro de la estructura sanitaria. Que puedan llegar a todos/as y que sea una opción libre.”

“FELICIDAD ES: sentir que se está donde se debe estar, haciendo lo conveniente, compartiendo la vida con personas queridas, que nada sobra ni falta y con motivación para seguir creando y disfrutando de todo ello. ¿Sería esto un patrón vibratorio favorable? Si lo fuera, sería felicidad y seguramente, salud.”

 


¿CUÁL HA SIDO TU TRAYECTORIA PROFESIONAL?

Todo empezó estudiando enfermería. Estaba entre biología o medicina. Y después de pasar la selectividad para la segunda, en el último momento, decidí Enfermería. Fue una “no casualidad especial”. Una compañera de estudios previos me habló de la Enfermería, concretamente de Santa Madrona y, en aquel momento, ya a punto de matricularme, tomé una alternativa. Ahora no la cambiaría, pero no sé si entonces fue reflexionada o no, fue como un impulso. Hubo momentos de crisis en la carrera pero con la claridad de estar donde tenía que estar y con la idea que era para después poder ser matrona. Las criaturas son lo más perfecto y su nacimiento lo más extraordinario. Después sentí que, para poder ejercer mejor, los conocimientos de Fisioterapia me ayudarían y completarían como profesional, así como  también la especialidad de Pediatría.

Aunque todos estos estudios fueran desde el academicismo más convencional, mi experiencia más intima y personal siempre había estado acompañada del mundo natural, ya desde una vivencia en el ámbito familiar. Cuando entré al mundo laboral ponía  en práctica todo lo que había aprendido, pero no podía evitar estar constantemente intentando encontrar otros remedios y otra forma de cuidar a las personas. Los estudios de Enfermería, en aquellos años finales de los 70s., no me podían aportar  la visión que  necesitaba. Fue cuando tuve que buscar en la Naturopatía, era lo más parecido.

Tengo que agradecer a una persona, Esther Menoyo, la misma compañera que en su día me hablo de la Enfermería. Apareció otra vez en mi vida y me mostró un nuevo camino a recorrer: la reflexoterapia podal; también por una “no casualidad” y también en el “momento especial”. Acababa de nacer mi segundo hijo y se avecinaban grandes cambios para mí hacia una orientación definitiva. Procuré formarme en todas las terapias que me fue posible quedando sobretodo fuertemente impresionada por la terapia floral del Dr. Bach, a la cual le debo mucho personal y profesionalmente. Y, finalmente, para entender todavía más al ser humano, volví a la universidad para estudiar Antropología social y cultural. Y, nunca se sabe, quizás …

Si te parece bien, primero explicaré el paso por el sistema sanitario oficial. Hacia el 1982, más o menos, conseguí una plaza en propiedad de asistencia primaria en la seguridad social. Una plaza muy cómoda, cerca de casa, ideal. Pero donde no podía tener iniciativas ni trabajar en coherencia con mis ideas de salud/enfermedad/persona. Hacia el 1985, quizás tomando como excusa el nacimiento del segundo hijo y para poder ocuparme mejor de los dos tomé excedencia. Así también podría aprovechar para estudiar todo lo relacionado con las terapias complementarias mencionado anteriormente.

Hacía poco tiempo había empezado a colaborar como comadrona en las sesiones de preparación maternal en una clínica, donde conocí a la que seria la compañera de proyecto del Centre d’Assessorament.

Antes de trabajar en el ambulatorio, y desde que acabé Enfermería el 1977, había estado haciendo muy variadas suplencias en muchos centros hospitalarios sobretodo como matrona. Y antes de abrir el centro también estuve en la consulta de medicina biológica a la que debo y tengo que agradecer experiencia, sobretodo en reflexoterapia podal; un nombre muy muy querido: Dra. Montserrat Noguera.

Llegó el momento oportuno y después de trabajar las ideas sobre el papel durante más de un año con Neus Calleja, mi compañera, “nació” el Centre d’Assessorament que está a punto de cumplir 20 años. Ella es psicóloga, acababa de tener a su primera hija y no sé bien como fue, nos encontramos hablando de todo lo que se podría llegar a hacer con los/as pequeños/as, y preguntándonos porqué no se estaba haciendo.

Las dos estábamos “buscando” nuestro camino. Fue así como decidimos caminar juntas ofreciendo a la población aquello que encontrábamos en falta: estimulación infantil y asesoramiento para promover la salud integral en el ámbito familiar. Convirtiéndose el Centre d’Assessorament, también, en el espacio óptimo para desarrollar una Enfermería diferente, sin abandonar todo lo aprendido de forma convencional pero aplicándolo desde otras perspectivas y completándolo con otras técnicas.


  • ¿CUÁL FUE LA RESPUESTA DE LA POBLACIÓN ANTE UNA CONSULTA PRIVADA DE ENFERMERÍA VEINTE AÑOS ATRÁS ?

No fue fácil. No era habitual una enfermera en consulta autónoma si no era para practicar curas, tomar la tensión arterial y poner inyecciones. En aquel momento, por lo que recuerdo,  la gente no sabía muy bien que era una enfermera, que podía hacer, cuales eran las funciones propias que podíamos desempeñar.  Aún nos veían como el/la ATS.

Una enfermera que, autónomamente, pretendiese atender a las personas aconsejando sobre formas de vida saludable para promover la salud, como cuidarse para prevenir la enfermedad, así como remedios que podían contribuir a curarse de su estado mórbido, era una cosa impensable.

Así que quizás no te podías presentar como enfermera aunque siempre quedaba implícito. Trabajaba aportando otras maneras de cuidar desde las Terapias naturales y Complementarias aunque los/as usuarios/as no estaban acostumbrados a que fuera una enfermera fuera del sistema la que hiciera éste trabajo. Nunca colgué títulos en las paredes, tampoco uso bata sanitaria. Si alguien pregunta le explico quién soy, que he estudiado y porqué trabajo de esta manera.

Pienso que los títulos solo quieren decir que se ha tenido la posibilidad y el privilegio de aprender, pero no necesariamente asegura que se ha aprendido lo suficiente. En realidad, siempre nos estamos formando y la mejor escuela es la vida, nuestros propios hijos como espejos y, como no, las personas que acuden a la consulta a quienes (unos y otros) quiero aquí agradecer públicamente su confianza. Fue para comprender y conocer más al ser humano en el mundo que finalmente me licencié en Antropología Social y Cultural.

Cuando empecé a trabajar de forma liberal en el Centre d’Assessorament, no sabía donde llegaría pero supongo que en el fondo lo que deseaba era lo que ha acabado pasando. Poder hablarlo abiertamente,  que  reconozcan tu trabajo como enfermera los/las clientes pero también el colegio profesional, y, finalmente, poderlo transmitir a través de acciones docentes diversas.

Me siento feliz, y es muy importante para mí poder hablar de terapias naturales y Complementarias como instrumentos a utilizar en las funciones propias de la Enfermería. Es como un regalo, conseguido con mucho esfuerzo pero un regalo. Y un privilegio y agradecimiento llegar a ver que tareas que quizás escondías o por las que casi eras perseguida en aquella época, ahora son apreciadas y reconocidas.


¿TE SENTISTE EN ALGÚN MOMENTO PERSEGUIDA O SEÑALADA CUANDO EMPEZASTE A TRABAJAR CON TERAPIAS COMPLEMENTARIAS?

Hace muchos años sí cuando, en calidad de matrona, intentaba que los partos fueran de otra manera, distinto de cómo se estaban asistiendo en los centros hospitalarios.

Después, al salir del sistema sanitario convencional y trabajar como profesional liberal fue muy diferente. Cada uno en su casa o en su Centro propio de trabajo hace las cosas como cree oportuno. Y si las personas que acuden lo hacen libremente, y normalmente son personas que ya tienen claro estas otras formas de proceder en el terreno de la salud y la enfermedad, entonces todo es fácil, espontáneo, una gozada y un privilegio.

Recuerdo, con enorme agradecimiento, la vez que en la Escuela Universitaria de Enfermería,tristemente desaparecida, Santa Madronala enfermera y profesora Dolores Martínez, que había sido mi tutora cuando estudié en dicha escuela, se enteró de cómo estaba trabajando de forma autónoma. Me ofreció poder ir un día a explicarlo a los alumnos de tercero de enfermería. Y otra enfermera y profesora, Marta Torroja, me ofreció un tiempo de sus clases para que lo pudiera hacer. Fue un honor que también le agradezco.

No sabía bien que explicar, hice unas transparencias y conté cómo había surgido la idea de montar el centro, como había derivado hacia una asistencia diferente para promover la salud utilizando las terapias complementarias.

Fue la primera vez que mencioné las flores de Bach, dándoles una relevancia en mi ejercicio profesional. Para  mí son una pasión, no lo puedo disimular. Me acuerdo que estaban todos los alumnos y en la última fila estaba mi tutora, y cuando acabamos dijo: “podrías hacer un proyecto y presentarlo porque quizá pueda interesar esto”.

La semana siguiente ya tenían un proyecto sobre la mesa. El cual fue valorado con mucho cariño por la Directora de la Escuela, Montserrat Teixidor, y así empezó la asignatura optativa de terapia floral del postgrado que en aquellos días se impartía en dicha escuela.

¡Tengo que agradecer tanto!, que nunca agradeceré lo suficiente. Para mi fue un salto de lo subterráneo a la meseta, con el sol brillante; fue un salto enorme, de una forma inesperada.

Pienso que he tenido la gran suerte de encontrar personas en mi camino que me han dado la posibilidad de visibilizar lo que estaba haciendo y compartirlo. En otra ocasión y de una manera semejante pude llevar las flores de Bach al colegio oficial de enfermería de Barcelona de la mano de Núria Rossell. La ocasión no la puedes dejar perder.  Muchas gracias también al colegio por haber confiado en estos contenidos y haberlos valorado como adecuados a la práctica enfermera.

 

  • ¿QUÉ OFRECES ACTUALMENTE EN TU CONSULTA?

Ofrezco diversas formas de atención que integran una única manera de acompañar, de cuidar, desde el conocimiento enfermero y las terapias nombradas, para preservar la salud o para encontrar remedios cuando se está enfermo.

Hago propuestas y cada persona se acoge a aquellos consejos y/o tratamientos que en aquel momento consideran que les pueden ser de utilidad. Para mi es de gran trascendencia la autonomía del/la cliente/a. Cada persona ha de decidir y ser responsable de su salud.

Acuden personas de todas las edades, familias enteras. Para estar mejor de salud y para recuperarla cuando enferman.


 

  • ¿CON QUÉ TERAPIAS ACOSTUMBRAS A TRABAJAR?

Todo lo aprendido en Naturopatía ha sido de mucha utilidad: fitoterapia, dietoterapia, homeopatía, oligoterapia, algún tipo de masaje, conceptos generales del higienismo, de cuidar de ti mismo de la manera más natural posible, no alejarte de la naturaleza, la hidroterapia, …todo lo que normalmente abarca la Naturopatía.

Así como “leí” distinto la enfermería que había aprendido, lo mismo hice con la fisioterapia. Nunca he utilizado aparatos, sólo  las manos. Practico terapias reflejas y energéticas, y busco la rehabilitación de la persona desde el conocimiento del propio cuerpo, con una buena higiene postural y teniendo muy en cuenta como las emociones se “fijan” en los músculos trastornando todo el organismo.

Muy especialmente trabajo con la terapia floral del Dr. Bach. Considero que es de gran utilidad para prevenir la enfermedad si consideramos su origen emocional. Es de gran ayuda para las personas en cualquier etapa y condición vital.

  • ¿QUÉ RELACIÓN EXISTE ENTRE ENERGÍA-SALUD Y ENFERMEDAD?

Pienso que no habría vida si no hubiese energía, entiendo que la concreción de la vida, de esta energía, es el cuerpo material que tenemos, y, considero,  que salud y enfermedad son dos expresiones diferentes de esta vida, de esta energía que se concreta en un cuerpo.

Entonces, siempre que hay un desequilibrio en esta energía, que es lo que realmente da la vida al cuerpo que le es vehículo, cuando está disarmónica, la forma de manifestarse la desarmonía son las alteraciones que vemos en dicho cuerpo, lo que llamamos enfermedad, los síntomas que se manifiestan.

Vivimos en un continuum salud-enfermedad. Todos, a lo largo de nuestra vida terrenal, en tanto que seres imperfectos que nos desequilibramos constantemente y nos reequilibramos, vamos pasando por diferentes momentos de salud y enfermedad.

Pero hace falta diferenciar la enfermedad que solo es todavía disfunción, y que sería un fluctuación de la salud ligera y relativamente fácil de reequilibrar, de la que ya no es disfunción sino que es degeneración, lo que llamamos cronicidad. En éste segundo supuesto, puede ser que podamos conseguir un cierto reequilibrio pero no una curación completa en el sentido físico. Sí una curación en el sentido energético.

Quisiera aclarar, antes de seguir adelante, que el hecho de hablar de energía no obvia la existencia de gérmenes potencialmente infectivos, de tóxicos de diversas procedencias, de alimentos no convenientes, etc, como elementos generadores de enfermedad.

Si una persona está viviendo demasiado tiempo con un desequilibrio energético importante, puede llegar el momento en que el daño hace mella en el cuerpo físico. Éste se deteriora y empieza a degenerar, aparece una lesión orgánica, a veces sistémica, y puede, con el tiempo, llegar a un punto de no retorno por lo que hace a la lesión tisular.

Dicho de otra forma, a pesar de que el cuerpo humano tiene una gran capacidad de regeneración, puede llegar al agotamiento de dicha capacidad. Pero la energía siempre es reequilibrable mientras no llegamos al final de la vida. Puede haber curación energética aunque el cuerpo ya no se pueda curar y sobrevenga la muerte del organismo.  Gracias a la armonización de la misma podrá morir en paz.


 

  • ¿Y  ES VISIBLE A LOS OJOS?

Yo pienso que muy visible a los ojos, pero más visible en el bienestar de la persona. Aquella persona a quien has visto sufrir mucho, que ha padecido una enfermedad grave, llega a a la fase final de vida y  va  reconciliándose consigo mismo/a y con todo lo que le rodea.

Dicho de otra forma, va reequilibrando sus emociones, su energía. Pronto morirá porque el cuerpo físico ya está muy deteriorado. Aún así,  puede morir en paz, feliz, con serenidad. Podríamos quizás decir “curado” espiritualmente hablando.

  • ¿ES LO MISMO ENFERMEDAD DISFUNCIONAL QUE ENFERMEDAD SUBCLÍNICA?

No necesariamente; si entendemos por subclínico que la persona no presenta síntomas objetivables. Más bien se parecen si consideramos subclínico que no hay pruebas, por ejemplo una analítica en la que puedas demostrar que allí ocurre algo, pero disfuncionalmente  hay síntomas perfectamente observables. No es tan fácil ni exacto el límite.

Hay muchas personas que, por ejemplo, tienen muchas molestias en su aparato digestivo. Si no podemos objetivar al explorar según diferentes técnicas, quizás no se podrá etiquetar una patología médicamente hablando.

Pero la persona se siente muy mal, puede presentar importante flatulencia, vomitar, tener malas digestiones, puede presentar muchas molestias reales observables. Esto es una disfunción, y a cualquier nivel del organismo puede haber una disfunción. Y si persiste puede acabar siendo una lesión en los tejidos, de más difícil recuperación.

Podemos considerar la disfunción como la fase en la que el cuerpo “se queja” a nivel energético y lo exterioriza en forma de síntoma. Los tejidos no están dañados por eso la medicina convencional puede no ver nada radiológicamente,  ni haciendo analíticas, ni haciendo ecografías. Pero energéticamente está disfuncional y  la persona tiene los síntomas. Y esto es lo que es curable, porque si la energía se reequilibra, como la parte orgánica del cuerpo no está dañada, la persona se puede volver a encontrar bien, perfectamente.

La medicina, a veces,  empieza a actuar cuando tiene datos objetivos para entender ese síntoma y puede ser demasiado tarde para curar. Por suerte, cada vez más está trabajando de forma preventiva aconsejando modos de vida saludable.

Algunas veces, se puede estar tratando el síntoma de tal manera que lo que se hace es “taparlo, disimularlo, anularlo” pero no se está actuando en la causa. Quizás la disfunción aparentemente mejora, pero se manifestará disfuncional por otro lado. El cuerpo es uno, todas sus partes se relacionan y están interconectadas.

Podemos hacer una metáfora: una olla a presión con cuatro o cinco válvulas de escape. Si tapamos una (un síntoma),  el vapor saldrá por  otra válvula (otro síntoma) y si las tapásemos todas, llegado a un punto explotaría.

Quizás no guste esta comparación. Pero es una realidad que el cuerpo necesita bajar la tensión que le produce un exceso de tóxicos acumulados,  o de energía que no circula, en forma de síntomas. El organismo humano siempre se esfuerza para sacar hacia fuera como sea lo que le está entorpeciendo. Y lo hará hasta el agotamiento: la enfermedad incurable.
DESDE LA PESPECTIVA QUE TE DA AÑOS DE EXPERIENCIA Y FORMACIÓN ¿PIENSAS QUE EL ORIGEN DE LA ENFERMEDAD SERÍA UN PATRÓN VIBRATORIO DISTORSIONADO?

Considero que cualquier fenómeno siempre es multifactorial, siempre hay más de una causa. El origen de la enfermedad también. Pero lo que no podemos obviar es este  nivel mas intimo y esencial de la persona que es el energético. Si el cuerpo energético no está bien ¿como podrá estar bien todo lo demás?.

Es la sensación que podemos obtener al observar una persona que se alimenta muy bien, está muy bien cuidada y acompañada, tiene todos los recursos humanos considerados necesarios, puede dormir todas las horas recomendables, no pasa nunca frío, respira aire limpio, etc… pero, si no es feliz ¿estará sana?  ¿Qué es ser feliz?, ¿como se siente o está una persona feliz?

Es difícil de explicar y existen muchas maneras de hacerlo desde el sentir de cada uno/a. Una muy sencilla:  sentir que se está donde se debe estar, haciendo lo conveniente, compartiendo la vida con personas queridas, que nada sobra ni falta y con motivación para seguir creando y disfrutando de todo ello. ¿Seria esto un patrón vibratorio correcto? Si lo fuera, sería felicidad y seguramente, salud.


 

  • HABLANDO DE LAS CAUSAS MULTIFACTORIALES DE LA ENFERMEDAD ¿ESTAR EN ARMONÍA PERMITE SER MENOS VULNERABLE A LOS FACTORES EXTERNOS?

Estar en armonía de alguna forma puede ser un escudo protector si hablamos de energía. Lo mismo que si habláramos de personas seguras de sí mismas, pensaríamos que tendrían mayor facilidad para afrontar situaciones difíciles.

Un buen equilibrio también puede facilitar  encontrar y escoger el recurso adecuado, y que éste resulte útil para la resolución del problema de salud.

Y fijémonos, ya no hablamos de enfermedad, sino de problema de salud. La salud de determinada persona ahora tiene un  problema. No necesariamente la persona está o se siente enferma.

El concepto “estar enfermo” a veces es un poco duro porque es como “instalarse” en un estado. No tiene tanto esa connotación de continuum salud-enfermedad según la cual la persona podría decir: mi salud ahora está deficitaria pero la puedo mejorar. Es decir: Esperanza y responsabilidad.


 

  • ¿CÓMO PODEMOS PROTEGERNOS DESDE LA PREVENCIÓN FRENTE A TRANSGÉNICOS, CONTAMINACIÓN ELECTROMAGNÉTICA, RADIACIONES, …?

Primero no angustiándonos excesivamente pues es una realidad que no podemos obviar fácilmente, nos ha tocado vivir esta época.

¿Y por qué no angustiarse excesivamente? pues porqué el sufrimiento que nos produce angustiarnos pensando que no lo podemos evitar también es contraproducente y perjudicial.

Es bueno que confiemos en el ser humano y en su capacidad para adaptarse al medio. Pero, por supuesto, sería bueno evitar todo  lo que podamos aquello que nos puede perjudicar.

Desde la perspectiva que estamos presentando hay que considerar que el cuerpo siempre intentará deshacerse de lo que le molesta y esto es lo que llamamos enfermedad. Cuantas más sustancias le pongamos que le sean ajenas, más síntomas hará, más se quejará, más enfermedad tendremos.

Si queremos prevención lo primero es no ensuciar el terreno. Estaríamos hablando de evitar un exceso de aditivos, alimentos modificados,…y lo que queramos considerar como tóxico. La idea sería mantener el cuerpo lo más limpio posible en todos los aspectos, sobretodo por dentro.

Y cuando decimos el cuerpo, también decimos la mente. Determinados pensamientos también generan toxinas capaces de enfermarnos: la rabia, la envidia, el miedo,…


 

  • ¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE TERAPIAS NATURALES Y TERAPIAS COMPLEMENTARIAS ?

Desde mi punto de vista, quizá no podemos decir que haya terapias naturales, o diríamos que las que lo eran ya no lo son. Antes  íbamos a un herbolario, o  algunas personas iban a la montaña y cogían las plantas y se las tomaban. Había un diálogo más directo con la naturaleza. Un uso aprendido por transmisión oral o  por empirismo puro y duro: lo utilizo y me va bien. Quizás así podríamos hablar de terapias naturales.

Después todo se ha transformado, se ha tecnificado tanto, que cuando tomas una pastilla de alcachofera, por ejemplo, ¿es una terapia natural?, para mí no.

El término Complementarias viene a dar una explicación: que no son alternativas. Decir de algo que es  alternativo puede tener una connotación  excluyente: “hago lo uno o lo otro”, tengo que escoger, pero no las dos cosas a la vez.

La medicina convencional, en parte,  las ha considerado alternativas porqué no las ha reconocido como útiles. No las ha integrado, las ha separado y lo que es peor, normalmente las ha desacreditado por desconocimiento.

La idea de complementariedad es precisamente considerar que no es una alternativa. Podemos hacer una cosa y la otra, ir de la mano, pueden ir juntas. Pero tenemos que hacerlo bien hecho, y si hay alguna contraindicación, alguna interferencia,  hemos de procurar no caer en un error que podría perjudicar al usuario/a.


 

  • ADEMÁS LAS CLASIFICAMOS EN TERAPIAS NATURALES, MANUALES, ENERGÉTICAS, …

Si, es muy difícil clasificarlas a mi modo de ver. Pero los humanos necesitamos clasificar para entender y por tanto, si es así, bienvenida sea cualquier clasificación que sirva para comprender y enumerar todas las que sea posible para darlas a conocer.

 

  • EN MUCHAS OCASIONES LAS PERSONAS LLEGAN A LAS TERAPIAS NATURALES Y/O COMPLEMENTARIAS COMO ÚLTIMA ALTERNATIVA ¿QUÉ OPINAS AL RESPECTO?

Que es una realidad y que sería bueno que no fuera así. Considero que en nuestro trabajo como enfermeras educadoras para la salud, seria interesante que lo fuéramos transmitiendo a la población, y en voz bien alta: cuando más efectivas son estas terapias es como preventivo o como promotoras de salud.

También es comprensible y normal que si durante una época, desde el desconocimiento, se han visto algunas prácticas como cosas de brujería,  un poco oscuras, extrañas,…. y no se les ha dado confianza, validación y oficialidad. Se entiende entonces que muchas personas lleguen a ellas como último recurso.

Otras, en cambio, quizás por su historia y usos familiares ya las tienen incorporadas de manera natural cuando enferman. Esta forma de cuidarse y cuidar forma parte de su tradición familiar ancestral.

Considero que cualquier tratamiento útil para el ser humano, nunca es tarde cuando llega. Las TNyC siempre tienen recursos a aplicar y beneficios a ofrecer.

Pero en mi modesta opinión, tanto en la medicina convencional como en la natural, y por ende en la enfermería, siempre hemos de ir a priorizar la prevención y la promoción de la salud por muchos motivos:

– uno porque si podemos llegar a sufrir menos mejor.

–  otro porque cuidarse es algo bueno que puede llegar incluso a dar satisfacción.

– Y otra razón más material y que tendrían que entender los gobiernos: porque sería mucho más barato. Nos ahorraríamos mucho dinero y muchas tareas.


  • PARTE DE LA POBLACIÓN ESTÁ ACOSTUMBRADA A TOMAR UN FÁRMACO CUANDO APARECE EL PRIMER SÍNTOMA, POR EJEMPLO UN RESFRIADO. VIVEN LA ENFERMEDAD COMO ALGO AJENO A SOLUCIONAR INMEDIATAMENTE. SIN EMBARGO, CUANDO EMPIEZAN A TRATARSE DESDE EL ENFOQUE DE LAS TERAPIAS NATURALES DESCUBREN QUE SON PROTAGONISTAS DE SU PROCESO DE SALUD-ENFERMEDAD Y DESARROLAN UN TRABAJO PERSONAL DE AUTOCONOCIMIENTO. ¿QUÉ OPINAS AL RESPECTO?

No todas las personas están dispuestas a aceptar que encontrarse mal puede no ser negativo.

Todavía hay muchas personas que no admiten o no consideran oportuno tener dolor ni un rato, ni un poquito, o tener mocos ni un día ni  medio día, o tener tos ni dos ni tres días, o tener mucha fiebre durante 12 horas.

Quizás esto es así porque se les ha explicado o han entendido que estas dolencias pueden esconder un peligro. Y el ser humano tiende e intenta evitar o neutralizar rápidamente cualquier amenaza.

Y, por otro lado el mensaje que nos han transmitido es  ¿para qué sufrir? Quizás el concepto sufrir no lo tenemos entendido como información, sino solamente como padecimiento e incomodidad.

Cuando una persona tiene síntomas, por ejemplo fiebre, ésta le está avisando de que algo pasa y, además, es uno de los mecanismos que puede poner bajo control la infección que puede haber. La inflamación también es un estado resolutivo si se la acompaña convenientemente hasta que el organismo vuelve a su estado normal. En ningún momento se está afirmando que se deba evitar una consulta médica y quizás algún tratamiento.

Solamente se trata de estar informado de cómo funcionan las capacidades del cuerpo humano para estar alerta, escucharlo y obrar en consecuencia.

Esto permitiría comprender que a menudo,  los vómitos o las diarreas son una manera de expulsar algo que entorpece el buen funcionamiento del organismo y no se debe cortar. Por poner otro ejemplo, cuando presentamos alguna alteración en la piel: picor, enrojecimiento, aunque el diagnóstico sea banal, tendemos a buscar soluciones supresivas inmediatas porqué esta apertura del cuerpo para expulsar nos resulta molesta  y no tenemos la paciencia de dejar que acabe de vaciar, de limpiar.

Esta sería una diferencia muy clara entre un cuerpo de conocimientos y el otro. Uno ayuda al cuerpo a que expulse hacia fuera lo que haga falta durante el tiempo que haga falta y lo acompaña, y el otro no, el otro considera que aquello no ha de ser así y lo para.

En general, las personas que adquieren este conocimiento se van sintiendo cada vez más seguras, tienen menos miedo, son más responsables y trabajan para su salud en colaboración con los profesionales sanitarios.


 

  • ¿PUEDE CAUSAR ENFERMEDAD LA SUPRESIÓN CONTINUA DE SÍNTOMAS?

Desde la perspectiva de la medicina natural y de cómo funcionan las  TNyC sí. Alguien que lo explica muy bien es Hans-Heinrich Reckeweg.

Se podría decir que “enfermedad suprimida se convierte en enfermedad diferida”. Como la metáfora de la olla a presión antes mencionada y las válvulas de escape. Tapamos un síntoma por un lado y la tensión orgánica sigue existiendo; y si el cuerpo aun es potente acaba saliendo por algún otro sitio en forma de otros síntomas. Si está agotado, ya no podrá. Aquel cuerpo estará quizás llegando  a fases degenerativas…, esto nos lo explica Reckeweg con sus 6 fases en un continuum salud/enfermedad.


 

  • ¿EN QUÉ ÉPOCA?

Reckeweg y el planteamiento que el llama homotoxicología, si mal no recuerdo, lo plantea en el año 1955,  ya ves, hace tiempo.

  • DESDE TU PARADIGMA ¿QUÉ  FACTORES CONSIDERAS QUE INFLUYEN EN LAS ENFERMEDADES AUTOINMUNES?

No es mi paradigma… es el conjunto de muchos contenidos que aprendes, que observas, o que consideras que pueden ser de una determinada manera y producir unos efectos.

Si consideramos que somos energía, todo aquello que desequilibre esa energía nos puede enfermar y desorganizar a nivel inmunitario.

Una forma de  evidenciarlo puede ser observando como las emociones son “recogidas” por el Sistema Nervioso Central a nivel del hipotálamo en el cerebro medio. Y como, en función de la calidad de las emociones, se producirán regulaciones distintas a nivel hormonal, sistema inmunitario, circulatorio, etc.

Más allá de que estemos programados, de que tengamos sistemas supuestamente autónomos que hacen que funcionemos, no estamos aislados del exterior. Entonces, todo lo que vivenciamos y experimentamos, lo que captamos con nuestros sistemas sensoriales va a decidir de alguna manera nuestra salud.

Aferencias desequilibradoras que persistan pueden, seguramente, contribuir a estas enfermedades autoinmunes.  Pero, obviamente, no podemos considerar causas únicas. Todo es multifactorial, como ya se ha comentado anteriormente.

  • ALGUNAS PERSONAS HABLAN CONTINUAMENTE DE SUS ENFERMEDADES…

Sería una lástima como bien dices,  que pueda haber personas que han llegado a  un punto en que su vida es la enfermedad; en lugar de ser la enfermedad solamente una circunstancia de su vida.

Todos podemos estar enfermos, pero no por estar enfermos hemos de dejar de vivir. Y podemos estar  muy enfermos y aún así ser felices. Nos puede doler alguna parte de nuestro cuerpo o todo en conjunto, pero quizás estar bien porque hay otras cosas más interesantes en ese momento.

Quizás habrá quien esté leyendo y dirá: si claro, no es un dolor de muelas en lo que yo estoy pensando, es en un cáncer, en una enfermedad degenerativa; pero todos sabemos que  hay personas con cáncer que no están mal emocionalmente hablando. Están muy enfermas pero en paz. Y otras personas con padecimientos menos graves que se encuentran muy tristes, espiritualmente perdidas, no encuentran su lugar, su camino en la vida, con o sin enfermedad.

Para sentir la enfermedad como lo que es se ha de comprender por qué se  enferma. También me parece importante tener en cuenta el derecho que uno/a tiene de estar enfermo y de protegerse de la manera que  siente que es la mejor en aquel momento.

La productividad nos lleva a disimular la enfermedad y es un problema importante que tenemos como sociedad: “me tomaré esto, esto y lo otro”. Además en la televisión así lo promueven.

La primera vez que vi anuncios de medicamentos en TV me asusté mucho porque no sabía si eran conscientes de lo que estaban haciendo, están diciendo a la población: “si tengo dolor de cabeza lo paro con tal fármaco”,  y a trabajar como si no pasara nada. Tenemos fiebre, mocos, tos, y lo mismo.

A veces desde los medios de comunicación se transmite el siguiente mensaje: no pares, no pienses, no te escuches, no te responsabilices de tu salud. En un momento dado estos medicamentos son útiles, pero sistemáticamente, ¿ no podemos permitirnos el lujo de ponernos enfermos? …que miedo…

Para dar espacio al auto cuidado, o cuidado de los demás desde un enfoque más higienista, la sociedad debería permitir que una persona pudiera estar dos días en casa si está resfriado/a y cuidarlo desde el reposo.

Y, por otro lado, éste seria un buen ejemplo para nuestros/as niños/as para que sean responsables de su salud en un futuro;  la valoren como un bien tan preciado del que tal vez, no todos podrán disfrutar de igual manera.


 

INFANCIA-FAMILIA Y SALUD ES UNO DE TUS EJES PRINCIPALES DE TRABAJO, HÁBLANOS DE ELLO.

Tal como hemos hablado al principio, el Centre d’Assessorament se creó a partir de la idea de ofrecer a la población servicios que encontrábamos a faltar,  dirigidos a la infancia y la familia.

Pienso que todo se puede mejorar siempre, todo es cambiable, todo es trascendible, pero las criaturas todavía son “limpias”, nuevas, y hay que preservarlas de todo aquello que pueda resultarles nocivo. Son el futuro.

Promocionar su salud a todos los niveles del ser  es importantísimo. Hacer una buena prevención es nuestro deber y nuestra responsabilidad, así como enseñarles a ejercer la suya, a medida que van creciendo.

¿Cómo se les alimenta? ¿ Cómo se les “respeta” la enfermad? ¿Con que sería mejor que no entrara en contacto su organismo…?

Trabajar por el futuro de la humanidad es trabajar con y para las criaturas para conseguir que crezcan lo más sanas posible. Lo que ya está hecho con los mayores hecho está, pero lo que estamos proyectando que sea lo mejor que esté en nuestras manos.


 

¿CÓMO ACEPTAN LAS CRIATURAS LAS TERAPIAS NATURALES Y/O COMPLENTARIAS?

Las criaturas bien, en general. Si  rechazan algo pienso que es porque no les conviene pues son muy inteligentes e intuitivas.

En cualquier caso  me gusta ser siempre muy sencilla con ellas. Tienen una fuerza interna de curación extraordinaria y cuanto menos intervengamos mejor.

Considero importante trabajar para que padres y madres comprendan que muchos de los supuestos problemas que tienen sus hijos/as son, en realidad, derivaciones de sus propios problemas e inseguridades.

Si presentan síntomas primero es conveniente tener un dictamen pediátrico. Después podemos tratar de solucionar dichos síntomas con remedios lo  más naturales y sencillos posible los cuales, facilitarán y dejarán que ellos/as mismos/as se curen. Normalmente es así,  sin obviar  la existencia de enfermedades importantes y graves en la infancia.

La mayor parte de las veces las enfermedades banales, benignas, y propias de la infancia resultan un paso madurativo. Las madres y padres lo cuentan: <después de la fiebre hizo un estirón>. Y no es sólo un crecimiento en talla, sino que hacen un salto evolutivo en todas sus dimensiones.

Muchas veces hablamos con las familias sobre como cuidar a los niños/as enfermos/as. Procuramos que padres y madres pierdan el miedo a la enfermedad. Que sepan como cuidarlos/as cuando tienen fiebre, como hidratarlos y alimentarlos de forma conveniente y, muy importante, hacerlo creando un ambiente muy agradable.

Pienso que hay que organizar un ambiente muy lúdico alrededor de la criatura enferma, muy especial, mucho juego, mucha seguridad, que la criatura se sienta muy bien, muy querida, muy cuidada y se curan mucho mas rápido y mucho mejor. Este ambiente puede resultar el mejor y más potente fármaco.


 

  • QUIZÁS ALGUNOS NIÑOS/AS  QUERRÁN ESTAR ENFERMOS  PARA PASÁRSELO BIEN

¿Y quien dice que no sea así …y que no sea algo bueno que así pase?

Pensemos, ¿porque se pone enferma una criatura?  pues porque quizás está pasando un mal momento, una etapa difícil,… igual que los adultos.

Puede que alguien considere que los pequeños/as no tienen problemas pero los tienen igual, a su medida.

Los mayores acostumbramos a enfermar cuando ya llevamos una temporada  muy cansados, o muy estresados, o hemos tenido un disgusto, o… y entonces el sistema inmunitario hace un bajón y…aparecen síntomas, sobreviene el estado de enfermedad.

Las criaturas igual, llegan a un punto en que emocionalmente necesitan un reposo,  una restauración.  En este momento sería bueno que pudieran quedarse en casa unos días. Quizás no haría falta ningún tratamiento la mayoría de veces si se les pudiera proporcionar una parada, un quedarse en casa en un ambiente bien relajado y bien lúdico; pienso que serviría muy mucho, sería una buena inversión de futuro para su salud a todos niveles.


 

  • EN CUANTO A EDUCACIÓN EN LA COMUNIDAD. ¿EN QUÉ PROYECTOS ESTÁS TRABAJANDO ACTUALMENTE?

Estoy colaborando con el Ayuntamiento de Sant Adrià de Besòs que está trabajando en un proyecto educativo y que está procurando información a padres y madres para que se impliquen mucho en el cuidado de sus hijos/as y en su educación.

Gracias a la propuesta de Cristina Santacreu, me ocupo de impartir las sesiones para los padres y madres, y a veces abuelos/as, del grupo 0-6 años. También están los grupos 6-12 y 12-18. Supongo que buscaron una enfermera porque en el grupo 0-6 siempre hay muchas dudas sobre alimentación, sobre enfermedades infantiles, sobre muchos temas relacionadas con la salud.

En la “Escola de famílies”, intentamos abarcar  todas aquellas temáticas en las que padres y madres puedan tener inquietudes y dificultades.

Nadie nos enseña a ser padres y madres ¿verdad? y no es fácil. Afortunadamente, hay muchos padres y madres que se lo cuestionan y que agradecen tener un espacio donde compartir y reflexionar estos temas.

No son conferencias, son encuentros donde exponer ideas y encontrar soluciones que favorecerán a las criaturas y a la familia en general. Normalmente, como se ha dicho,  hablamos de alimentación, de lactancia materna, cómo cuidar a niños/as cuando están enfermos, temas de hábitos y límites, hablamos del juego y los juguetes, de estimulación del desarrollo y masaje infantil, del inicio de la escolarización, del manejo emocional de celos y rabietas, etc…


 

  • ¡QUÉ INTERESANTE!

Sí, y muy agradable, porque los padres y madres son muy agradecidos y muy colaboradores. Aportan mucho, hablan de su día a día con las criaturas, traen ejemplos que pueden ser solución para otros. Como profesional intentas solamente aportar otras ideas, enfoques. En definitiva,  moderar, modular y religarlo todo.

El objetivo principal es que los padres y madres no sólo sean responsables, sino que también disfruten con sus pequeños/as durante la crianza.


 

  • ¿QUÉ TE APORTA LA DOCENCIA?

No es la parte más importante de mis tareas profesionales aunque no me importaría que lo fuera. He de decir que me lo paso muy bien compartiendo conocimiento con los/las colegas.

No considero que yo sepa grandes cosas, pero  me gusta compartirlas. Disfruto mucho realmente y soy consciente que yo aprendo más que los/as alumnos/as. Aprendo muchísimo cuando me dedico a la docencia.

Hay que invertir mucho tiempo de preparación, pero es muy gratificante. Y considero que es un lujo poder hablar de temas que nunca hubiera pensado poder presentar en los ambientes académicos oficiales.

Y, finalmente, para mi es importante y gratificante ver el interés y agradecimiento de las personas que asisten a las clases. Su implicación, cómo lo ponen en práctica  con convencimiento y obteniendo buenos resultados. En definitiva, poniendo de manifiesto que otras formas de cuidar están llegando a muchas personas. Todo esto para mi es emocionante, de verdad.


 

  • DESDE TUS INICIOS HASTA AHORA ¿CÓMO HAN IDO EVOLUCIONANDO LAS TERAPIAS NATURALES Y/O COMPLEMENTARIAS A NIVEL DE INTEGRACIÓN EN LA SOCIEDAD Y EN EL SISTEMA SANITARIO?

No lo explicaré de una manera cuantitativa, pues desconozco números  estadísticos en los que ampararme, sino de una forma cualitativa desde la observación de las personas a quién tengo la gran suerte de atender. O también se puede explicar desde la observación de cómo  la gente habla o de cómo se expresa la prensa al respecto,  o por el posicionamiento de los colegios profesionales sanitarios en un momento dado.

Pienso que ha sido un “hacer visible” algo que ya existía de forma discreta, a veces un poco escondida y poco en manos de las enfermeras.

Antes, hablar de terapias naturales y/o Complementarias era pensar en otro tipo de profesionales no sanitarios. Esta manera de cuidar a las personas o de preservar su salud por fin ha entrado en el mundo sanitario. Solamente falta que entre en el sistema hegemónico, oficial. Pienso que falta muy poco, de hecho están en marcha diversas pruebas piloto para implementar este tipo de técnicas en hospitales y centros de asistencia primaria de la sanidad pública.

La esperanza es llegar a ver como van de la mano la enfermería y la medicina convencional con dichas terapias y dentro de la estructura sanitaria. Que pueda llegar a todos/as y que pueda ser una opción libre.

Hace un tiempo para las personas que desconocían el tema podía parecer algo mágico, etéreo.  Ahora son practicas dignas  ejercidas en un contexto profesional. Avaladas en nuestro caso por el colegio de Enfermería  de Barcelona que nos respalda plenamente, dándoles categoría de conocimiento científico.

Finalmente, se observa que también es una necesidad, la gente es muy inteligente, en el fondo sabe lo que quiere a pesar de que no siempre ejerza sus derechos y su responsabilidad para con su salud.

Cada vez vemos más personas que piden otras formas de tratamiento y de cuidados, sobre todo, si no han obtenido resultados, o a veces, desgraciadamente, después de alguna experiencia no deseada.

En cualquier situación de la vida, si una cosa no me va bien, no me funciona ¿Qué haré? Buscaré respuestas, soluciones, en otro lugar.  Considero que estamos en este momento, la gente busca otras ayudas, y en este buscar  está encontrando todo este mundo que no es nuevo, es el más antiguo de todos.

Pienso que tarde o temprano la medicina más ortodoxa tendrá que hacer una apertura. La enfermería ya ha recorrido gran parte de este camino porque las Enfermeras estamos siempre muy cerca del ser humano observando sus necesidades, mirando desde sus ojos, y empatizando con sus emociones. No miramos solamente desde el protocolo, desde el dogma, desde el academicismo, sino que tratamos de dar las respuestas más adecuadas y humanizadas, desde nuestra profesionalidad,  a las necesidades de cada persona, en cada momento, en su continuum salud/enfermedad.

  • NOS ADENTRAMOS EN UN TEMA QUE TE APASIONA: LA TERAPIA FLORAL DE BACH: ¿QUÉ SON Y QUÉ NO SON LAS FLORES DE BACH?

¿Te refieres a qué son y qué no son desde el punto de vista de cómo actúan o qué nos pueden aportar?

En este momento, aunque se habla mucho de ellas, todavía hay mucha confusión en general sobre qué son los remedios florales , para qué sirven, hay publicidad a veces un poco confusa…No es un fármaco tal como se entienden los considerados como tales. Sus efectos no son de orden químico.

Puede tener un formato aparentemente convencional pero estamos trabajando con un producto, con un remedio que actúa a unos niveles muy diferentes, no cuantitativos sino cualitativos,  más vibracionales, explicables desde las leyes físicas.

Actúa tanto en la esencia y profundidad de la persona, que necesariamente ha de haber la implicación de la misma. Su voluntad y  conciencia de lo que está haciendo y para que le servirá.

Esto es lo que no siempre es entendido y no siempre se está utilizando de esta forma, sino que quizá se usa demasiado sintomatológicamente.

Por ejemplo, una persona nos cuenta que tiene miedo y le damos un remedio supuestamente para el miedo. Pero,

– ¿cuál es su miedo?,  ¿ desde cuándo tiene miedo?,  ¿por qué cree que tiene miedo?,  ¿qué le impide hacer este miedo?,  ¿cómo le hace sentir o reaccionar el hecho de sentir miedo?,  ¿qué le representa en su vida, en si mismo/misma o en las relaciones con las otras personas?, ¿o con lo que hace o deja de hacer porque tiene este miedo?

Todo esto quiere decir que la persona pasa por un proceso de introspección y  junto con el terapeuta reflexiona acerca de su miedo. Este modo de proceder lleva  más lejos que escoger un remedio de una forma rápida y, a veces, más superficial.

Dicho de otro modo, lo que podemos llamar miedo, para diferentes personas puede significar diversidad de sentimientos  y, por tanto,  se tratarán con diferentes remedios y/o combinaciones de los mismos. Incluso con algunas flores no clasificadas o identificadas como remedios para el miedo. Lo que sí estaremos haciendo, de este modo, es trabajar específicamente el miedo de aquella persona en cuestión.

En mi opinión es terapia floral cuando obramos de esta manera, desde la explicación muy clara de los significados emocionales, el diálogo, el consenso con quién tomará las flores, que se implique, sepa qué se está haciendo, quiera hacerlo, sea su momento.

Considero que no sería terapia floral utilizar los remedios como si de un fármaco convencional se tratara, identificandolos de una forma rápida y estandarizada.

Algún terapeuta tal vez  no “explique” a su cliente los remedios escogidos. Aquel usuario/a toma flores pero no sabe qué está tomando o para qué. ¿Le harán efecto? Sí. Pero hay una parte de la terapia, que es el aprendizaje que hace a partir de lo que sentirá y experimentará con las flores, que puede quedar obviada. Es decir, la persona puede no identificar las sensaciones que experimenta, no toma consciencia. Por tanto, quizás no las podrá incorporar como herramientas emocionales útiles para un futuro.


 

  • ¿CÓMO ACTÚAN EN LOS BEBES, LOS NIÑOS, LOS ANIMALES?

Quizás alguien puede pensar: con ellos no podemos hablar, no van a tomar consciencia.

¿Y quién dice que ellos no tomen consciencia? Puede que no podamos dialogar como con una persona adulta, pro con las criaturas se puede hablar aunque ellas  no hablen, puedes ver los cambios en su cuerpo, en su mirada, en su tono muscular, respiración y todo esto dice mucho de ellas, de su sentir y de su estado emocional.

Con un animal también nos podemos comunicar, al tocarlo también podemos tener percepción de cómo se manifiesta a partir de lo que le administras.

La diferencia con el animal humano  es aquella tercera capa de cerebro más externa, el neo-córtex, la cual nos permite que aquello que sentimos, lo razonemos y lo expliquemos. Si tenemos este plus, ¿por qué no aprovecharlo?

Mas allá de lo que sentiremos y del efecto que nos harán las flores, si lo podemos razonar y “hablar” seremos capaces de realizar un aprendizaje, crear un nuevo patrón de comportamiento, de respuesta  útil y adaptativa a nuestras circunstancias, incluso podremos sentir distinto.

Por tanto, no sólo nos harán efecto cuando las estemos tomando y un poco más en diferido al terminar la fórmula, sino que podemos conseguir  un mecanismo emocional “automático” favorable. Esto se puede adquirir a partir del dialogo entre uno mismo y el efecto que nos produce tomar el remedio.

 

  • ¿QUIERES DECIR QUE PUEDE LLEGAR UN MOMENTO EN QUE SIN TOMAR EL REMEDIO FLORAL SE CONSIGA REALIZAR UN CAMBIO DE ACTITUD?

Sí, si lo  has aprendido. El remedio floral es un facilitador, amplia la consciencia en este sentido. Si además se pone en marcha tu “acto volitivo”, tu razonamiento, todavía es más fácil, más potente, más profundo y permanece más en el tiempo, y queda como una herramienta que tu ya tendrás para usar en un futuro desequilibrio.

No es que las flores te  aporten dicha herramienta,  ya tenías esta capacidad pero quizás no la usabas o lo hacías de una forma desfavorable para tu persona. El remedio floral te la recuerda y te la despierta, la pone en marcha, a punto, para que siempre esté allí para utilizarla.

Hay muchas capacidades que pueden estar “dormidas”, no es que no estén; siempre se ha dicho que del cerebro solo utilizamos una parte muy pequeña. Por ejemplo, la intuición la hemos dejado dormir mucho pero todos/as la tenemos.

Así pues, trabajando de forma adecuada y el tiempo suficiente con los remedios florales específicos para cada persona en un momento concreto, y siguiendo su proceso vital, podemos conseguir grandes progresos en cada ser.

  • CUANDO DICES QUE LA ESENCIA FLORAL DESPIERTA LA CONSCIENCIA ¿TE REFIERES A NIVEL DE SISTEMA NERVIOSO, DE ENERGÍA? ¿CÓMO SE TRADUCE ESA INFORMACIÓN?

Imaginemos que tú estas vibrando de una forma un poco disfuncional y decides tomar un remedio floral. Entonces se solapa la vibración de la flor a las vibraciones que representan tu padecimiento. No es que la incorpores sino que se solapan. Cuando pones las ondas vibratorias unas al lado de las otras,  se produce la influencia de una sobre la otra, y le cambia la forma de la onda, la frecuencia vibratoria.

¿Qué pasa si estás vibrando disfuncionalmente y le pones al lado el recuerdo, el patrón de cómo sería la forma funcional, armónica de vibrar? Lo que acaba ocurriendo es que te va “llevando” hacia la frecuencia vibratoria “saludable” como por mimetismo.

Y entonces ¿que percibes? lo sientes desde la emoción y lo explicas desde la razón, desde el neo-córtex. Tienes una percepción, una sensación que en tanto que eres ser humano y tienes capacidad de razonamiento, además, “te la explicas”. Y, por tanto,  puedes memorizar la “textura emocional” experimentada,  utilizarla de una manera  apropiada y, además,  eres capaz de reproducirla y de reutilizarla en posteriores experiencias vitales.

En niños muy pequeños que han tomado flores podemos observar que han percibido el efecto y su utilidad. Aunque no puedan explicar verbalmente lo que han sentido, queda claro que el beneficio lo han experimentado porque al cabo de un tiempo de no tomar flores, y en un momento en que no se sienten bien, deben relacionar su estado con la experiencia anterior y suelen recordar y reconocen el frasco de los remedios florales. Entiendo, por tanto, que han tenido conciencia del beneficio y además aprendizaje de para qué les sirve. Y esto es una evidencia.

 

  • ¿CUÁL ES LA HERRAMIENTA DE DIGANÓSTICO DEL TERAPEUTA FLORAL?

No podemos concretar así de fácil, porque cada terapeuta floral o cada estilo de terapeuta floral tiene su herramienta.

¿Como lo hacía el Dr. Bach?,  a partir de una entrevista.  Como cuando lo llevamos a cabo en una consulta de enfermería o como la puede hacer otra profesional de la salud hablando con la persona. La herramienta en estos casos es pues, la entrevista.

Pero el material que se recoge mediante  dicha “entrevista floral” la manera en que se reflexiona para llegar a un diagnóstico  es desde la “perspectiva floral”.

Por ejemplo, no interesa a tal edad operaron a aquella persona de tal cosa, sino si en aquel momento previamente pasó por alguna experiencia especial. O si el hecho de que la operasen le supuso un “corte” en un momento de su vida que le provocó dejar de hacer determinadas cosas. O si hubo un antes y un después,  si desde que le operaron de aquello ya  nunca más…, o ya siempre… o que tipo de emoción  le molesta ahora. Lo que interesa es esta “textura emocional” explicativa alrededor del suceso.

Podemos encontrar terapeutas florales que llegan a los remedios que la persona tomará de otras formas muy diversas. Por ejemplo,  ofreciendo a la persona que consulta que ella misma intuitivamente escoja unas botellas, las que le llamen la atención.  No soy nadie para opinar o juzgar las diversas prácticas. Pero, en calidad de profesional de la salud, de Enfermera, me quedo con el método  tal como la explica Bach: la entrevista floral.


 

  • ¿CREES QUE HAY UN USO DEMASIADO SUPERFLUO DEL REMEDIO DE RESCATE, DEL RESCUE REMEDY?

Es cierto que muchas personas “entran” en el conocimiento de los remedios florales desde el remedio de rescate, “Rescue remedy”. También es cierto que el uso actual no es exactamente el que dictó Bach, pero es una forma de empezar a conocer las flores.

¿Qué sea superficial o no? Pienso que aún estamos en un “boom” de las flores, se utilizan de muchas formas, cada cual sabrá encontrar su manera y después ya nos permitiremos ser más puristas. Serlo demasiado de entrada,  podría ser un obstáculo para que haya esta apertura. Pero esto es solo una opinión.

  • ¿ESTÁN INTENTANDO ALOPATIZAR LAS FLORES DE BACH LOS LABORATORIOS FARMACÉUTICOS?

Diría que todos aquellos productos o remedios que, en un principio, se  consideraron naturales, han acabado bastante alopatizados.

Pero, en cualquier caso es el usuario/a que lo utiliza, y el terapeuta o el profesional que lo aconseja,  los que le pueden dar un uso más o menos alopático o no.

Antes podíamos acudir a los herbolarios, donde había grandes conocedores de las plantas medicinales, y podíamos comprar a granel una  mezcla para un determinado problema. Ahora vamos a una tienda donde  encontramos las mismas plantas en 50 formatos y mezclas o más.  Y ya todo son marcas.

Pienso que este proceder es alopatizar aquello que en principio era más natural. Vivimos en un mundo que funciona así. Seria bueno reflexionar acerca de tanta producción, tanto gasto y el consiguiente desmesurado consumo.

Comparto contigo la pasión por la Terapia Floral de Bach, un  modo de acercarnos y comprender la complejidad del ser humano, de favorecer el desarrollo y el crecimiento interior tal como Bach proponía: con Humildad, Sencillez y Compasión. Me encantaría que preparáramos juntas un monográfico en torno la Terapia Floral de Bach. ¿Te apetece?

¡Seguro que lo haremos!


 

  • CUANDO ENTRAS EN UNA FARMACIA DA LA IMPRESIÓN DE QUE TODOS ESTAMOS PRE-ENFERMOS…

Pues sí, una anécdota: Una señora, alrededor de 65-70 años,  me explicó que había ido al médico. Entre todas las preguntas que le formuló le dijo, ¿y usted qué toma para dormir?. La señora, después de quedarse perpleja, le respondió al médico: “un libro”. Y el médico aún se quedó más perplejo, pues presuponía y daba `por cierto a priori, que una señora de aquella edad tenía que estar usando algún fármaco para poder dormir.

Quizás lo primero seria preguntarle cómo duerme. Y si explicara que tenía algún problema, intentar encontrar la causa y, por supuesto, no dar como única salida un fármaco.

No sé si tu pregunta iba un poco por ahí al decir que parece que estemos todos pre-enfermos. Según el ejemplo, parecería que porque tiene esta edad, y se supone que las personas de esta edad ya no duermen bien,  ¿todas tienen que estar tomando un fármaco para dormir? no sé… diría que somos esencialmente sanos, que a menudo nos desequilibramos y enfermamos,  no quiero pensar lo contrario, no pienso que seamos esencialmente enfermos.

 

  • ¿QUÉ IMPORTANCIA TIENE EL USO DE LAS TERAPIAS NATURALES Y/O COMPLEMENTARIAS COMO ELEMENTO EN LAS INTERVENCIONES AUTÓNOMAS DE ENFERMERÍA?

Tanta como cualquier otra herramienta técnica enfermera. Pero más relevancia tendrán cuando el sistema sanitario hegemónico las reconozca y las preste como un derecho más de las personas para gestionar su salud.

Las enfermeras ahora ya las reconocen, o almenos así se percibe cuando se ofrece la posibilidad de hacer unos estudios en estos campos y no faltan personas que se apunten. Se pone de manifiesto un interés enorme en adquirir estos conocimientos. El Colegio Oficial de Enfermería de Barcelona incluso acredita a los profesionales titulados y con experiencia.(D.A.C.)

Ahora bien, donde chocamos siempre es en el momento de ponerlo en práctica dentro del sistema sanitario oficial. Hoy, como intervención autónoma y en el ejercicio libre de la profesión, ya no tenemos demasiadas dificultades. Pero cuando una enfermera está trabajando en cualquier establecimiento público, si lo considera oportuno, también debiera poder ejercer de forma autónoma ofreciendo estas terapias a quién las desee.


 

  • ¿HACIA DÓNDE AVANZAN LAS TERAPIAS NATURALES Y/O COMPLEMENTARIAS?

¿Hacia dónde avanzan?  Hacia ser universales, en el sentido de que puedan llegar a todo el mundo. Esto es lo que  supongo que acabará pasando.

Se está intentando que sean conocidas y aprovechadas desde la prevención y la promoción de la salud,  no como último recurso. Para que así  puedan encontrar su lugar dentro del sistema hegemónico. Pienso que sería muy interesante que así sucediera.

Y avanzan para llegar a ser complementarias de verdad, es decir, que  puedan ir de la mano de las otras, que se las valore, que se hable de ellas, que se dignifiquen en el sentido de considerar que son valiosas y efectivas. Que sean una opción en el sistema público. Una opción respetada por todos los profesionales de la salud.


 

  • ¿DESEAS COMPARTIR ALGO MÁS CON NOSOTROS?

Considero que seríaa útil que todas estas terapias ayudaran a las personas a comprender que ellas son las responsables de su salud. “Alopatizar” los remedios considerados naturales nos aleja de esta idea.

Pienso  que no deberíamos caer en esta trampa, las terapias en cuestión se usan de forma coherente cuando  ayudan a la persona a que tome consciencia de si misma, de cómo funciona su cuerpo, de las capacidades de autocuración de su organismo.

Cuando estamos enfermos aprovechamos los conocimientos y prácticas de todos los profesionales que nos pueden ayudar, pero cada uno es responsable de sí mismo, no se han de delegar responsabilidades ni decisiones. Decidir de qué forma nos dejamos ayudar o por quién es muy importante. Tener responsabilidad por la propia salud y darle la importancia que merece. Y no sólo la del cuerpo, sino también la de la mente, el espíritu, las emociones,… si las emociones no son armónicas podemos llegar a enfermar.


 

  • HABLAS DE LA IMPORTANCIA DE TOMAR CONSCIENCIA DE UNO MISMO, DE ENSEÑAR A TENER CRITERIO, A PENSAR, A DECIDIR…

Y creer en la persona, confiar en sus capacidades. ¿Qué pasa a menudo con el paradigma más hegemónico? es paternalista, es jerárquico, no cree en la persona, le dice cómo tiene que hacer las cosas sin preguntarle su opinión sobre lo que le puede convenir. Si está de acuerdo o no, si tendrá las posibilidades de ponerlo en práctica o le será imposible llevarlo a cabo… No negocia, no pregunta, no pide la opinión.

Es muy importante, y es una oportunidad para cada persona aprovechar el momento en que está enferma para aprender de sí misma. Y es una tarea importante para Enfermería  la aplicación de estas terapias  de forma que eduquen a la población para la salud. Una salud consciente y responsable. Contribuir a que el usuario/a se autogestione.

Lo considero primordial, mucho más que entrar en discusión sobre si una terapia es mejor o más eficaz que otra. Si es mejor fitoterapia, o flores de Bach o oligoelementos o  cualquier otra.

Para cada persona, en un momento dado será mejor una terapia u otra ,o quizás ninguna. Algunas veces será suficiente sólo seguir una alimentación saludable, o esperar a que pase el síntoma y confiar en que su cuerpo podrá reequilibrarse de nuevo. Y si el organismo está ya muy enfermo ¿qué nos queda? ¿no hacer nada? Almenos que esté lo más confortable y se reconcilie consigo mismo y con el mundo.

Por último,  remarcar que no hay que esperar a usar las Terapias Naturales y/o Complementarias cuando ya lo hemos probado todo y parece que ya no hay nada más que hacer. Los contenidos de conocimiento en los que se basan dichas terapias  pueden incluso definir una manera de vivir. No es solamente un remedio para cuando tengo un problema, sino que es  una manera  de cuidar de mi mismo. No debieran ser  un lujo, ni un último recurso a probar, sirven para promocionar la salud y prevenir la enfermedad. Ayudan a crecer como ser humano. Y pueden ser placenteras pues, al recibir un tratamiento de este tipo, uno/a se siente cuidado/a, se siente a sí mismo como ser, y esto es muy importante.

Desde aquí animo a Enfermería, a los compañeros y compañeras, a pensar nuevos proyectos para llegar al máximo de usuarios/as posible, a llevar a cabo investigación adecuada a este tipo de terapias, a poner empeño en su estudio y, cómo no, ahondar en su filosofía.


<De tots els Colors>: “Muchas gracias Montserrat, admiro profundamente tu comprensión del ser humano y tu compromiso con la Enfermería y la Sociedad. Comparto tu pensamiento: El sistema sanitario necesita humanizarse, contemplar a la persona de forma global.

La separación cuerpo-mente y espíritu y la hiperfragmentación de cada parte  nos alejan de la perspectiva del Todo.

Recojo tu invitación y tu llamada para que las Enfermeras lideremos el cambio,  porque el futuro, la evolución de los cuidados y del enfoque terapéutico por parte de todos los profesionales de la salud será holístico, o no será…”

Os facilito los enlaces a materiales de Montserrat Bayego publicados en la web “La Enfermera Virtual” del COIB.