ENFERMERÍA Y MEDICINA INTEGRATIVA AL DÍA. Número 14, Septiembre 2018. Con la colaboración de MONTSERRAT GUILLAUMET, Doctora en Enfermería y Experta en Comunicación Terapéutica: “La esencia de la complejidad del cuidado y la comunicación terapéutica”

Queridos Amigos:

Abrimos esta nueva entrega de Enfermería y Medicina Integrativa dando la Bienvenida a Montserrat Guillaumet Olives, Doctora en Enfermería, Jefa de area docente y profesora de Comunicación y TIC y Comunicación Terapéutica de la EUI Sant Pau (UAB).

Es un privilegio y un honor contar con la colaboración de Montserrat que se une a la familia del blog para hablarnos de Comunicación Terapéutica. Un reto nada fácil teniendo en cuenta lo mucho que ya se ha escrito al respecto. Sin embargo, Montse tiene el arte de iluminar los aspectos más sutiles, sensibles y esenciales de esta herramienta fundamental para los profesionales que trabajamos con personas.

Querida Montse, te agradezco de todo corazón la ilusión, la honestidad y la calidad humana que me has transmitido siempre. Hay personas que tienen ángel;  y tú Montse, eres una de ellas.

* * *

Soy enfermera, actualmente desarrollo mi profesión en el ámbito docente e investigador. Es muy alentador acompañar a las/os estudiantes que han elegido cuidar a otros, aunque en un inicio, no siempre conocen el significado de cuidar y el impacto que puede tener en la propia evolución personal, y a la inversa.
 
Creo que es importante no olvidar nuestra etapa de estudiante para poder comprender y transmitir el conocimiento científico y tácito, de manera próxima y creible. En docencia, como en otros ámbitos, es esencial mantener la ilusión y creer en lo que se enseña. La racionalidad acompañada de la emoción permite transmitir con fluidez y recibir con motivación.
 
Poco a poco me interesé por la comunicación social y, más tarde por la comunicación terapéutica. Ha sido un proceso al que contribuyeron algunas Maestras así como ciertas experiencias vitales; el “estar al otro lado del pijama”, ha sido uno de los mejores escenarios que han contribuido a la reflexión y al aprendizaje, en un marco humanista.

La esencia de la complejidad del cuidado y la comunicación terapéutica.
Por Montserrat Guillaumet Olives

Hola a todos, en primer lugar permitidme  agradecer a Elena su amable invitación a participar en este blog. Para mi es todo un privilegio el poder compartir, con cierta modestia, algunas ideas.

La línea del blog: “Cuidando lo invisible, lo intangible, lo esencial…”me conecta con aquellos aspectos de la comunicación que, en mi caso, han ido adquiriendo fuerza y consistencia a medida que mi carrera profesional ha ido avanzando, desde la asistencia a la docencia.  Fuerza, en la defensa de aquellos aspectos comunicativos más allá de lo instrumental y consistencia en la integración de una visión compleja de la comunicación social y terapéutica. Mi itinerario personal, “al otro lado del pijama”, también ha incidido en la transformación de una visión más poliédrica del proceso comunicativo, de la relación y del cuidado enfermero.

Antoine de Saint-Exupéry, nos transmitió uno de los mensajes más bellos de su libro: Lo esencial es invisible a los ojos. Sin embargo, aquello que no se ve, lo impalpable,  lo etéreo, existe, es perceptible,  y configura la esencia  y relevancia del fenómeno. Si realizamos una analogía con la comunicación, encontramos que más allá de las técnicas (reformulación, postura, parafraseo…) está el trato, más relacionado con aspectos éticos y morales.

Las técnicas comunicativas surgen a partir del “hacer”; se entrenan. Tienen una naturaleza instrumental, casi mecánica. Se puede aprender a escuchar, a través de las pausas, los silencios, la postura, la síntesis o el parafraseo. La modulación de la voz o el uso de una frase determinada frente a una situación compleja, también se entrena. Las técnicas conducen a una comunicación Efectiva.

El trato, parte del “ser”; del sentimiento, de la emoción, de los valores y de la vivencia. Su naturaleza es más subjetiva. El autoconocimiento y la experiencia facilitan su aprendizaje. Las técnicas son más visibles que el trato; éste es más etéreo; el buen trato es esencial para que la comunicación sea Afectiva y se produzca un vínculo.

La técnica se percibe mejor cuando se recibe. Así, el receptor puede identificar con palabras, la postura del buen comunicador, sus gestos, la repetición de sus palabras, la conclusión de su mensaje. El trato, sin embargo en general, se percibe mejor cuando está ausente. Una actitud nociva, un juicio espontáneo, unas palabras fuera de contexto, aleja el establecimiento de confianza y el establecimiento de un vínculo.

En el ámbito profesional y más concretamente en el cuidado, Watson sostiene que la sensibilidad en un encuentro interpersonal constituye una de las principales herramientas terapéuticas que dispone la enfermera. Cuando el paciente, según la misma la autora, detecta en ella un interés verdadero, es susceptible de establecer una relación de confianza, fe y esperanza, en el marco del cuidado enfermero.

Lo invisible, es esencial en el cuidado. Cuidar desde una mirada humana, es decir, ver al paciente como una persona que piensa y siente (como la propia enfermera), sin jerarquía, y no como una enfermedad o un número, es el pilar para el establecimiento de la comunicación terapéutica.

La comunicación terapéutica, según Valverde, es una comunicación específica en el marco de una relación en la cual, una persona tiene un rol de ayuda hacia otra. Es un enfoque, continúa la autora, en el que el epicentro del trabajo es el paciente; su narrativa, su experiencia de  salud y de sufrimiento así como su significado; del mismo modo, incluye la manera en que el profesional le escucha, le atiende y dialoga con él sobre esa experiencia.

El uso magistral de técnicas de comunicación, puede transmitir corrección pero lejanía.  Cuando no se acompaña de un buen trato, en el cuidado, no conduce hacia una relación terapéutica. El buen trato es percibido por el paciente cuando se siente respetado, escuchado; cuando percibe, en el profesional, interés y respeto por lo que siente, por sus palabras, por sus silencios. El paciente intuye, con ello, una relación cálida, abierta y próxima. La ayuda, en este escenario, es posible, fluye.

Marie de Hennezel sostiene que una comunicación que ignora o niega los sentimientos del otro, es una comunicación que no ayuda. Por lo tanto, una relación es terapéutica si incluye aspectos actitudinales y éticos de la enfermera, como profesional y como persona. Implica también, el “estar por el otro”, por lo que siente, olvidándose un poco de uno, del propio marco de referencia; ello conlleva evitar juicios de valor y la aceptación del paciente tal y como se muestra.

La comunicación terapéutica no se integra en una formación ordinaria. Los conceptos y las teorías pueden coadyuvar al mapeo intelectual. La pericia se adquiere, en la formación, a través de metodologías activas que fomenten el autoconocimiento, la reflexión y el análisis crítico a partir de situaciones de cuidado y finalmente, en la práctica, el Rol Modeling,  sostenido con un trabajo personal continuado de reflexión sobre la práctica.

Aspectos más intangibles que visibles en una relación terapéutica incluyen la empatía, la congruencia, la aceptación, según Rogers. También la compasión, la presencia, la humildad o  el respeto. Su condición de invisibilidad, como veíamos en un inicio, no significa que no se muestren. Su exposición la perciben, con más intensidad, aquellos que lo reciben, y su carencia produce malestar y desasosiego, de manera particular en situación de salud comprometida.

La comunicación terapéutica es compleja, va más allá de la técnica y de la teoría, aunque las incluya. Requiere un proceso de aprendizaje paralelo, personal y profesional. Uno no aprende a ser empático ni congruente a partir de un modelo teórico, éste le puede orientar. Se requiere intencionalidad, un trabajo de exploración personal para poder dar un sentido a la comunicación, a la relación, al cuidado. En definitiva, descubrir lo esencial y apostar por ello, dar relevancia a lo invisible, al verdadero valor de nuestros encuentros.

Dra. Montserrat Guillaumet Olives.
EUI-Sant Pau (UAB)

_____________________________________________________________________

  • Mayeroff M. On caring.NY:Harper &Row;1990.
  • Collectif SFAP. Relation d’aide en soins infirmiers.Paris: Elsevier Masson; 2007.
  • Valverde Gefaell, C. Comunicación terapéutica en enfermería.Madrid: DAE, S.L; 2007.
  • De Hennezel M. Le souci de l’autre. Paris: Robert Laffont; 2004.
  • Watson J. Le caring. Philosophie et science des soins infirmiers.Paris: Éditions Seli Arslan, 1998.
  • Giordani B. La relación de ayuda: de Rogers a Carkhuff. 2ª ed. Bilbao: Desclée de Brouwer; 1997.
  • De Saint-Exupery A. El principito. Mexico: ed. Latinoamericana; 1998.

* * * 

Entramos de lleno en la segunda parte del post resonando con las palabras de Montserrat Guillaumet. Su reflexión, su propuesta es potente y poderosa. Aprender a comunicarnos de manera terapéutica con las personas que cuidamos, y la mejora continua no es una opción, es una responsabilidad.

Las publicaciones científicas que hemos recogido para esta entrega no tenían intención monotemática a priori, pero la influencia del ambiente y del medioambiente en nuestra salud cada día toma más relevancia:

  • Los efectos en la salud de la contaminación del aire: es momento de actuar. Rana Al-Jaibachi, Ross N. Cuthbert, Amanda Callaghan. Publicado en Biology Letters.
    Los microplásticos (MP) son contaminantes ubicuos que se encuentran en los ecosistemas marinos, de agua dulce y terrestres. Con tantos MP en sistemas acuáticos, es inevitable que sean ingeridos por organismos acuáticos y transferidos a través de la cadena alimentaria. Sin embargo, hasta la fecha, ningún estudio ha considerado si los MP se pueden transmitir por medio de la transferencia ontogénica, es decir, entre las etapas de la vida que usan hábitats diferentes.” Sigue leyendo AQUÍ.
  • Ciertos contaminantes pueden contribuir a mala salud renal. Publicado en ‘CLINICAL JOURNAL OF THE AMERICAN SOCIETY OF NEPHROLOGY’.
    “Las sustancias per- y polifluoroalquilo (PFAS) son un gran grupo de compuestos no biodegradables fabricados utilizados en procesos industriales y productos de consumo, y están en todas partes en el medio ambiente. Los seres humanos están expuestos al PFAS a través de tierra, alimentos, agua, suelo y aire contaminados. Recientemente, se han detectado en bases militares, donde se usan en espumas acuosas contra incendios, así como en suministros de agua públicos a partir de contaminación industrial y en productos agrícolas y cultivos.” Sigue leyendo AQUÍ.
  • Impacto ambiental de los estrógenos en la vida humana, animal y vegetal: una revisión crítica. MuhammadAdeel, XiaomingSon, ,YuanyuanWang, DennisFrancis, YuesuoYang. Publicado en Environment International.
    Desde el comienzo de la industrialización global, los estrógenos esteroides se han convertido en una preocupación emergente y grave. En todo el mundo, los estrógenos esteroides, incluida la estrona, el estradiol y el estriol, plantean serias amenazas para el suelo, las plantas, los recursos hídricos y los seres humanos. De hecho, los estrógenos han ganado una atención notable en los últimos años, debido a sus concentraciones cada vez mayores en el suelo y el agua en todo el mundo. Se ha expresado preocupación con respecto a la entrada de estrógenos en la cadena alimentaria humana, que a su vez se relaciona con la forma en que las plantas toman los estrógenos y el metabolismo.“. Sigue leyendo AQUÍ.
  • Productos farmacéuticos y disruptores endocrinos en mariscos crudos y cocidos del mercado europeo: Concentraciones y niveles de exposición humana. Diana Álvarez-Muñoz, Sara Rodríguez-Mozaz, Silke Jacobs, Albert Serra-Compte, Nuria Cáceres, (…). Publicado en Environment international.
    “Los productos farmacéuticos (PhAC) y los compuestos disruptores endocrinos (EDC) son sustancias químicas de interés emergente que pueden acumularse en los productos del mar vendidos en los mercados. Estos compuestos pueden representar un riesgo para los consumidores a través de los efectos sobre el sistema reproductivo humano, los trastornos metabólicos, la patogénesis del cáncer de mama o el desarrollo de resistencia microbiana. Medir sus niveles en pescados y mariscos altamente consumidos es importante para evaluar los riesgos potenciales para la salud humana. Además, el efecto de cocinar en los niveles de contaminantes es relevante para investigar.” Sigue leyendo AQUÍ
    .
  • El ejercicio y una mejor alimentación reducen la necesidad de fármacos en pacientes hipertensos. “Hombres y mujeres con presión arterial alta redujeron la necesidad de medicamentos antihipertensivos durante las 16 semanas posteriores a realizar cambios en el estilo de vida, según un estudio que se presenta en la ‘Joint Hypertension 2018 Scientific Sessions’ de la Asociación Americana del Corazón, una conferencia anual centrada en avances recientes en la investigación de la hipertensión, que se celebra este año en Chicago.”. Sigue leyendo AQUÍ y AQUÍ.

Y de interés para nuestros mayores, tanto el último enlace referenciado, como los siguientes artículos:

  • Desaconsejan el uso generalizado de estatinas en personas mayores. “Las estatinas no se asocian con una reducción de las enfermedades cardiovasculares o la muerte en personas sanas mayores de 75 años, según un estudio liderado por el Instituto Universitario de Investigación de Atención Primaria Jordi Gol y el Instituto de Investigación Biomédica de Girona. Los científicos no apoyan el uso generalizado de estatinas en personas mayores, pero sí el tratamiento en personas seleccionadas, como las personas de 75-84 años con diabetes tipo 2, dicen los investigadores.” Sigue leyendo AQUÍ.
  • Una dosis diaria baja de Aspirina no prolonga la vida sana en los mayores. Publicado en ‘NEW ENGLAND JOURNAL OF MEDICINE’. “En un gran ensayo clínico para determinar los riesgos y beneficios de la dosis baja diaria de Aspirina en adultos sanos sin episodios cardiovasculares previos, la aspirina no prolongó la vida sana e independiente (vida libre de demencia o discapacidad física persistente)”. Sigue leyendo AQUÍ.

Respecto a formación, es mucha la oferta a vuestra disposición. Nos han parecido muy interesantes las siguientes propuestas:

* Formación en Salud Vital y Medicina Integrativa. 2ª edición (2018-2020). Centro Asociado UNED-Bergara en colaboración con el Centro de Salud Vital Zuhaizpe. Dirigido a licenciados y graduados en medicina, enfermería, fisioterapia, psicología, farmacia y biología. Información disponible AQUÍ.

* Formación en logoterapia y análisis existencial. 5 ª promoción Noviembre 2019 – Julio 2021.  Alea Formación. Dirigido a Licenciados en ciencias humanas y sociales que trabajen en relación de ayuda: enfermeras, psicólogos, médicos, pedagogos, trabajadores sociales, sociólogos. Información disponibble AQUÍ.

* Seminario Psicopatología del posparto I: la madre. Madrid, 10 octubre 2018.  Instituto europeo de Salud Mental perinatal. Imparten Ibone Olza y Gabriella Blanco. Información disponible AQUÍ.

Nos despedimos con la ponencia (en castellano) sobre el buen trato hacia las personas mayores a cargo de Nuria Carcavilla, Directora de la Revista QMayor Magazine dentro del marco “Los jueves enfermeros”. del COIBA

Y ¡Cómo no! con dos lecturas recomendadas de diferente estilo e igual belleza:

  • El extraño orden de las cosas. La vida, los sentimientos y la creación de las culturas. Antonio Damasio. Editorial: Ediciones Destino.
  • El hombre que plantaba árboles. Jean Giono. Editorial: JOSE J. DE OLAÑETA.

Nos encontramos de nuevo el próximo mes de octubre. Hasta entonces, disfrutad de la luz y los colores que visten los bosques de otoño…

Photo by JM Solé

¡Salud!

Elena Lorente Guerrero

Anuncios