ENFERMERÍA Y MEDICINA INTEGRATIVA AL DÍA. Número 16, Noviembre 2018. Con la colaboración de JORDI CAMPO, Fisioterapeuta y Osteópata: “Estudios científicos y sentido común”

Queridos Amigos:

Un mes más, nos complace compartir con vosotros las últimas novedades en Enfermería y Medicina Integrativa. En esta ocasión, nuestro fisioterapeuta y osteópata de cabecera, Jordi Campo Neila, abre la entrega de Noviembre con una reflexión muy interesante y que llega sin duda, en el momento oportuno.

Para aquellos que os acercáis por primera vez a esta sección del blog y queráis saber más sobre Jordi Campo, AQUÍ y AQUÍ tenéis a vuestra disposición sus anteriores artículos. ¡Imprescindibles!

¡Adelante con la lectura!

* * *

Estudios científicos y sentido común, por Jordi Campo Neila

Hace pocos días durante la asistencia a un congreso sobre terapias manuales se produjo un hecho que me hizo pensar y os quiero comentar.

Un eminente profesor de fisioterapia (especialista en terapia manual) explicó un caso que se habían encontrado en su grupo de trabajo y que les había desorientado. Tenía que ver con el tratamiento sobre una determinada patología recurrente y a la que no sabían dar una solución rápida y eficiente.

Buscando en la bibliografía existente, encontraron información publicada en una eminente revista médica a partir de estudios científicos de una referente mundial en el tema. A partir de aquí establecieron un plan de tratamiento basado en el protocolo que establecía esta Doctora.

Cuando el grupo de trabajo del profesor empezó a aplicar el plan de tratamiento propuesto por la Doctora se dieron cuenta que en un determinado momento los pacientes dejaban de progresar e incluso retrocedían en la resolución de la patología.

El profesor, en un posterior congreso, le expuso su problemática a la Doctora y la respuesta de ella fue que a ellos también les había pasado. Incluso el grupo de la Doctora había tenido que volver a abordar el estudio y rectificar el artículo que habían publicado tiempo atrás especificando los errores y cambios realizados. Al mismo tiempo, la Doctora le comentó que quien se asesorase bibliográficamente en su primer estudio caería en el mismo error.

Este caso nos hace pensar que la ciencia médica no es una ciencia exacta. Hay múltiples factores que determinan un proceso y por lo tanto siempre debemos leer y estudiar con ojo crítico cualquier afirmación o teoría que se nos presenta.

En todas nuestras acciones y afirmaciones debemos utilizar una de las bases del espíritu crítico, el sentido común. Lo que ayer creíamos que era un dogma, hoy puede ser incorrecto.

Lo que hoy creemos que es la “verdad, lo acertado”, mañana se puede transformar en un error porque el avance en medicina es constante y el saber está al alcance de todos a través de la era digital. Pero siempre se debe pasar por el tamiz del sentido común todas las afirmaciones, novedades o estudios científicos que se nos presenten.

Últimamente con el lema “comprobado científicamente” damos por válido cualquier estudio, afirmación, proceso,…. como si fuera una verdad divina. Os invito a vivir con un espíritu crítico, a abrir los ojos, a sentir, escuchar y pasar por el tamiz de la experiencia y el sentido común cualquiera de estas propuestas o afirmaciones que han estado “comprovadas científicamente”. Al mismo tiempo os invito a avanzar con estas mismas premisas, a investigar, a hacerse cada día preguntas sobre nuestro trabajo, como mejorarlo y evolucionar.

El mundo evoluciona a partir de inflexiones que han visto determinadas personas de que la realidad o la verdad pueden ser diferentes a lo que creíamos hasta la fecha. La evolución sólo es posible a partir de un ejercicio auto evaluativo, constante, riguroso y de la revisión de las propias metodologías en base a los conocimientos que vamos adquiriendo.

Jordi Campo Neila
Fisioterapeuta y Osteópata

* * *

Agradecemos a Jordi Campo su reflexión escrita con sencillez y claridad porque esto nos afecta a todos, tanto a los profesionales de la salud, como a la población en general. Son tiempos convulsos para la investigación científica, financiación de la misma y publicación de resultados. 

¿Medicina basada en la evidencia? Sin ir más lejos, el British Medical Journal denuncia que el 50% de los resultados de ensayos clínicos no se llega a publicar. Además, los investigadores académicos tienen menos probabilidades de publicar que los que trabajan en la industria farmacéutica. Muchos de esos estudios son financiados con dinero público, es decir, con el dinero de todos. No olvidemos además,  los conflictos de intereses por todos conocidos… y casos que merecen ser destacados como el reciente caso Cochrane – y apoyo a Peter Gøtzsche.

Sin más, nos adentramos en la segunda parte del post que como siempre, esperamos sea de vuestro interés.

  • Más del 90% de los niños en todo el mundo respiran aire tóxico a diario. ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD. “Respirar aire contaminado es una de las principales amenazas para la salud de los más jóvenes. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 93% de la población infantil está expuesta a altos niveles de partículas finas que superan los límites de calidad del aire. En total, unos 1.800 millones de niños menores de 15 años respiran aire sucio a diario.
    El estudio señala que los más pequeños son más vulnerables a los efectos de la polución porque respiran más rápido que los adultos, por lo que absorben un mayor número de partículas nocivas. En este sentido, la altura también es un factor determinante: en la etapa de crecimiento, en la que tanto el cuerpo como el cerebro de los pequeños están en pleno desarrollo, viven más cerca del suelo, que acumula una mayor concentración de contaminantes.”(Sigue leyendo AQUÍ).
  • Cuando los padres hacen ejercicio, los niños son más saludables, incluso de adultos. Publicado en DIABETES. “Un estudio dirigido por Kristin Stanford, investigadora de Fisiología y Biología Celular de la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Ohio en el Centro Médico Wexner, Estados Unidos, ha concluido que el ejercicio paterno tiene un impacto significativo en la salud metabólica de los hijos hasta su edad adulta. Sigue leyendo AQUÍ.

  • La microbiota intestinal, un factor de riesgo en el desarrollo de diabetes 1. Publicado en ‘DIABETES CARE’. “Científicos del Centro de Investigación Biomédica en Red de Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBEROBN) han descubierto que la microbiota intestinal en niños con diabetes tipo 1 es diferente a la de los niños sanos.
    Aunque estudios anteriores ya habían relacionado la microbiota con la génesis de algunas enfermedades autoinmunes, y también con el control glucémico, en esta ocasión los niños con diabetes 1 presentaron un perfil de microbiota intestinal con una menor diversidad y con una mayor proporción de bacterias proinflamatorias”, explica Queipo Ortuño.
    Además, se asoció con una alteración de la integridad de la barrera intestinal y con un aumento de la inflamación de bajo grado y de la respuesta autoinmune comparados con los niños con MODY y con niños sanos”. Sigue leyendo AQUÍ.
  • Descubren una relación entre la flora intestinal y la esclerosis múltiple. Publicado en ‘SCIENCE TRANSLATIONAL MEDICINE’. “Un estudio desarrollado por la Universidad de Zúrich en el que han colaborado investigadores del grupo de Neuroimmunología Clínica del Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR) y el Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña (Cemcat) ha descubierto que la microbiota gastrointestinal podría desempeñar un papel mucho mayor en el origen de la esclerosis múltiple de lo que se creía hasta el momento. Sigue leyendo AQUÍ.

  • La mala calidad del desayuno empeora la salud cardiovascular en la infancia. Publicado en ‘NUTRIENTS’. “Un estudio de la UPNA aboga por que los programas de educación nutricional subrayen la necesidad de reducir los alimentos de alta densidad energética.
    Un estudio llevado a cabo por el Instituto de Innovación y Sostenibilidad en la Cadena Agroalimentaria (IS-FOOD) de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) ha concluido que la calidad nutricional del desayuno se asocia con importantes factores de riesgo cardiovascular y metabólico en niños y niñas con sobrepeso, incluso en aquellos con buena forma física que practican ejercicio a diario.” Sigue leyendo AQUÍ.

Respecto a Formación y experiencia clínica para enfermeras y médicos integrativos:

El Royal London Hospital for Integrated Medicine (RLHIM) forma parte del University College London Hospitals NHS Foundation Trust y es el centro de medicina integrativa más grande de Europa. Su Departamento de Educación ofrece formación introductoria y avanzada en medicina complementaria integrada para profesionales de la salud colegiados.

También organizan Jornadas de puertas abiertas / días introductorios para profesionales de la salud colegiados dos veces al año para profesionales, lo que brinda la oportunidad de probar la enseñanza, recorrer el hospital y reunirse con los profesores, el personal del hospital y los estudiantes que se están formando.

Al mismo tiempo, facilitan experiencia clínica para
profesionales de la salud cualificados, y colegiados ofreciendo la posibilidad de visitar el hospital como observadores y formación adecuada. Toda la información disponible AQUÍ.

Si no la habéis visto todavía, no os perdáis Okja, de Bong Joon-ho. Una historia de amistad y valores que os hará sentir y pensar…

Y ya para finalinar, os recomendamos varias lecturas:

  •  Las Terapias Complementarias y el pensamiento enfermero, una nueva visión del cuidado.Trabajo Fin de Grado realizado por María Ángela Timis,Tutora: Asunción Salvador Palacios. E.U. Enfermería de Zamora, Mayo 2017. Disponible AQUÍ.

  • La enfermedad ¿qué es y para qué sirve? (SALUD Y VIDA NATURAL). Karmelo Bizkarra. Ediciones Obelisco.

Nos despedimos hasta la entrega de Diciembre agradeciendo la lectura y difusión que hacéis de las publicaciones de Enfermería y Medicina Integrativa. Os deseamos todo lo mejor y sobre todo…

Photo by JM Solé

Photo by JM Solé

¡Salud!

Elena Lorente Guerrero

 

 

 

Anuncios

Homeopatía: Pros y Contras. El British Medical Journal abre el debate

De tots els Colors-  Bringing Colour to NursingQueridos Amigos:

The British Medical Journal, una de las revistas médicas más influyentes, respetadas y con mayor impacto en el sector sanitario, abre el debate sobre el uso de la homeopatía con el siguiente artículo: http://www.bmj.com/content/351/bmj.h3735

Por un lado, Edzard Ernst, profesor emérito de la Universidad de Exeter, se pronuncia en contra de la homeopatía y lo hace basándose en las siguientes premisas:

Los principios que sustentan la homeopatía no son científicos.

La acción de la homeopatía no tiene explicación racional.

Los medicamentos homeopáticos están generalmente demasiado diluidos para tener ningún efecto.

No existe evidencia científica de su eficacia:

  • Numerosos ensayos han probado la eficacia clínica de la homeopatía porque sus resultados están directamente relacionados con el diseño del estudio.
  • La evaluación más completa, independiente y rigurosa de la homeopatía fue publicada a principios de este año por la Australian National Health and Medical Research Council. En línea con evaluaciones anteriores, se llegó a la conclusión de que “la homeopatía no debe usarse para tratar las condiciones de salud que son crónicas , serio, o podría llegar a ser grave “.
  • Los beneficios percibidos de la homeopatía son causados ​​por efectos no específicos. Una vez que éstos se controlan adecuadamente en los ensayos, los resultados tienden a mostrar que los remedios homeopáticos altamente diluidos son indistinguibles de los placebos.

La homeopatía puede causar daños:

  • Como los remedios homeopáticos carecen de moléculas activas, es poco probable que cause efectos adversos graves. Sin embargo, en las palabras del informe australiano: “Las personas que eligen la homeopatía pueden poner en riesgo su salud si rechazan o retardan los tratamientos para los que hay buena evidencia para la seguridad y la eficacia.”
  • Sin embargo, los homeópatas siguen defendiendo sus tratamientos para muchas enfermedades que amenazan la vida. Otros recomiendan sus remedios como alternativa a la inmunización convencional.
  • Debido a que la relación beneficio-riesgo de la homeopatía es claramente positiva, incluso su uso como placebo no nocivo es criticable ya que en tales casos sería preferible tranquilizar a los pacientes.

Finalmente critica el gasto anual de la Unión Europea en remedios homeopáticos y antroposóficos considerando que podría dirigirse de forma más útil en otros objetivos.

En contraposición, Peter Fisher, director de investigación de Medicina Integrativa del London Royal Hospital, se pronuncia a favor de la homeopatía contraargumentando en los siguientes términos:

Base científica:

  • La homeopatía está basada en el concepto de que “lo similar cura lo similar”. La homeopatía se originó con el médico alemán Samuel Hahnemann (1755-1843). Las líneas científicas de similitud están presentes también en el Corpus Hipocrático, en la obra de Paracelso, y en las tradiciones médicas de varios países asiáticos.

Explicación racional:

  • La homeopatía es parte de una familia de fenómenos toxicológicos y farmacológicos caracterizados por reacciones secundarias, inversas o paradójicas a los medicamentos o las toxinas en función de la dosis, el tiempo o de ambos. Estos incluyen hormesis (el efecto paradójico, estimulante, o beneficioso de las dosis bajas de toxinas), la farmacología paradójica, y el efecto rebote.

Comparte con Ernst que la controversia en homeopatía recae en que algunos medicamentos están altamente diluidos, incluyendo diluciones “ultra-moleculares”, en las que es muy poco probable que cualquiera de material original está presente. Señala que esta es una gran preocupación científica y la fuente de la opinión de que la homeopatía no funciona porque no hay principio activo.

Evidencia científica de la efectividad de la homeopatía:

  • La reciente investigación in vitro muestra efectos repetibles, (por ejemplo, la inhibición de la desgranulación de basófilos por histamina1 altamente diluido) mientras que la investigación física básica muestra que el proceso de fabricación homeopático cambia la estructura del diluyente, incluyendo la formación de nano partículas de sílice y gas.La investigación física es de poca relevancia clínica, pero proporciona un posible mecanismo de acción de las diluciones altas controvertidos.

  • Respecto al informe de la Australian National Health and Medical Research, Fisher cuestiona y denuncia los métodos empleados para revisar la evidencia en homeopatía: sesgos en los resultados y varios meta-análisis clave fueron inexplicablemente omitidos.

  • Un meta-análisis publicado en la revista The Lancet en 2005 llegó a la conclusión de que hay “evidencia débil de un efecto específico de los remedios homeopáticos”, basada en los resultados de tan sólo ocho ensayos. Sorprendentemente, este meta-análisis no dio indicios de la identidad de estos ocho ensayos.
  • Otras revisiones recientes han llegado conclusiones más favorables, incluyendo una evaluación de tecnologías sanitarias encargada por el gobierno federal suizo que concluyó que la homeopatía es “probablemente” eficaz para las infecciones del tracto respiratorio superior y las alergias.

Los lectores interesados ​​en la evidencia clínica puede acceder a la base de datos CORE-HOM de investigación clínica de forma gratuita https://www.hri-research.org/resources/research-databases/core-hom/. Incluye 1.117 ensayos clínicos sobre homeopatía, de los cuales unos 300 son ensayos controlados aleatorios.

  • Estudios realizados en Francia y Alemania muestran que los médicos que integran la homeopatía en su práctica tienen mejores resultados que los que no lo hacen, para los problemas de salud que se tratan comunmente. Los costos son equivalentes y se utilizan menos medicamentos potencialmente peligrosos y antibióticos. 

  • El mayor estudio de efectividad comparativa de la homeopatía es el EPI3. Se trata de un estudio francés a nivel nacional, coordinado por el departamento de farmacoepidemiología de la Universidad de Burdeos que compara los resultados del tratamiento de los trastornos musculoesqueléticos, infección del tracto respiratorio superior, trastornos del sueño, ansiedad y depresión en términos de beneficio clínico, atención médica y medicamentos , efectos adversos, y pérdida de oportunidad terapéutica. Llega a las mismas conclusiones que el estudio citado anteriormente.

Y finalmente, Fisher señala que los profesionales de salud capacitados en la homeopatía no se oponen a la utilización de los tratamientos convencionales, incluida la inmunización (www.facultyofhomeopathy.org/media/position-statements/immunisation).

Según Fisher, los médicos deberían incorporar la homeopatía en las recomendaciones a sus pacientes.

El debate está abierto y queda mucho por hacer. Citando a Ortega y Gasset:

“Ciencia es todo aquello sobre lo cual siempre cabe discusión. “

Feliz día,

Elena Lorente Guerrero