Meditación y jardinería: un camino hacia el Ser

Queridos Amigos:

Estamos a punto de publicar la nueva entrega de Enfermería y Medicina Integrativa al día y posteriormente, el día 10, la última entrevista del año que nos acercará a la dura e injusta verdad que viven los refugiados.

Esta es la última reflexión personal y tiene por objetivo conectar los últimos días del año, con  el inicio del que viene.  Lo sé…, nos empeñamos en acotar la vida cuando la verdadera comprensión no está regida ni por el espacio ni por el tiempo, sino por el continuum que es vivir; por el transitar con suavidad las horas, los días, los meses,  las estaciones…

Y es que la vida, las relaciones, son como las estaciones. Las recorremos con la única pertenencia que importa, el amor que nos une y nos sostiene, recordando que todo crece, nada muere, todo se transforma. Primavera…, Verano…, Otoño…, Invierno…, y la certeza de que volverá otra vez la Primavera.

La meditación y el arte de la jardinería de Ark Redwood, Ediciones Siruela, es un libro sencillo y ameno que trata sobre las estaciones del año, jardinería, cuidados, atención y consciencia. Un viaje que nos sumerge en el disfrute de aquietar la mente y hacer silencio para, además de observar, aprender a escuchar el lenguaje de la naturaleza.

A través del devenir de las estaciones, del cuidado de la tierra, y del cultivo de las semillas, las flores y las plantas, aprendemos el valor de relacionarnos de forma respetuosa y amorosa con todos los seres vivos y con todos los elementos de la naturaleza. Porque dedicarnos al cuidado de un huerto, de las plantas de un balcón, de una terraza, o incluso de una sola maceta, nos enseña mucho sobre nosotros mismos; revela nuestras virtudes y las aristas del ego.

Del mismo modo que las Enfermeras sabemos que los cuidados no pueden ni deben organizarse por tareas, sino que han de centrarse en la persona y en sus necesidades, así mismo ha de ser con las plantas y con las flores. Cada una necesita su propia frecuencia de riego, de abono, y el lugar exacto donde vivir para crecer feliz.

Todas, sin excepción, necesitan atención, respeto y cariño.

Abrazos,

Elena Lorente Guerrero

 

 

Anuncios

El Tejido de la Vida: Gratitud, Conexión, Unidad, Amor

De tots els Colors- Bringing Colour to Nursing¡Feliz año nuevo amigos!        

Con este primer post del año nos adentramos en el segundo septenio del blog. Gracias de corazón a todos los que a lo largo de los pasados siete años nos habéis acompañado e inspirado con vuestros testimonios, entrevistas, y comentarios; y a los lectores, por mantener viva la llama.

2017 promete ser un año potente en cuanto a entrevistas. Vamos a tener la oportunidad de seguir conociendo a personas que brillan con una luz hermosa y sobre todo, propia. Entre ellas,  Mamen Segovia, coordinadora de la organización nacional de trasplantes hasta 2016, miembro del Proyecto HU-CI y una de las grandes referentes de la enfermería española.

También a Belén Viloria, alma mater del gran evento anual TEDxValladolid que organiza de forma altruista y que da a conocer ideas que mejoran la vida y el mundo. Y disfrutaremos, cómo no, de historias con alma como la que nos regalará Meritxell Tàpia, enfermera especializada en cuidados intensivos que, tras su experiencia como paciente de UCI, se enamoró de la H y desde entonces está humanizando la unidad de cuidados intensivos del hospital donde trabaja.

Por otro lado, dedicaremos un post mensual a la naturaleza y concretamente a nuestro vínculo con ella. Los ciclos y los ritmos biológicos, los hábitos de vida que promueven la salud y estimulan la capacidad curativa del organismo y las flores de Bach serán algunos de los protagonistas.

Y por supuesto, los aspectos invisibles e intangibles del cuidado nos continuarán acompañando en forma de relatos, reflexiones, colaboraciones y post en los que seguiremos compartiendo como hasta ahora, videos y ponencias que van directos al corazón.

Todo ello para que 2017 sea un año en el que vivamos atentos y despiertos al cuidado de lo esencial. Doce meses por delante para reconciliar nuestra personalidad con el verdadero Ser que somos y así desarrollar las cualidades del alma, nuestro máximo potencial.

Pongamos el corazón para que los próximos 359 días tengan sentido, intención y propósito. Que tengamos el coraje (de corazón) de tocar con amor y compasión el alma de las personas que se crucen en nuestro camino, y la valentía (de valor) de mejorar nuestro entorno aportando la magia personal que nos distingue y nos hace únicos.

Si la vida fuera un gran tejido de patchwork, cada uno de nosotros seríamos una pequeña pieza cosida a otras tantas. Todas únicas, irrepetibles, indispensables. Que el hilo que nos une sea el  único que todo lo ata, el amor. ¿Verdad Eva Gausachs? …

Abrazos y los mejores deseos. Paz y bien para vuestra vida,

Elena Lorente Guerrero