Entrevista a DOLORES RAIGÓN, Doctora en Ingeniería Agrónoma y Catedrática de la UPV: “El sistema actual (convencional) de producir alimentos es insostenible por la gran dependencia de recursos fósiles y por sus consecuencias en salud y medio ambiente”

Queridos Amigos:

Es un placer presentaros a Mª Dolores Raigón Jiménez, Doctora en Ingeniería Agrónoma por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Catedrática del área de Edafología y Química Agrícola, Profesora en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural (ETSIAMN) y Presidenta de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica.

Lola Raigón es una de las mayores expertas en nuestro país sobre producción ecológica. Investiga sobre biodiversidad, calidad de los alimentos ecológicos vs convencionales y su efecto sobre la salud.

Lola es una mujer cercana y amable que nos ofrece una clase magistral en forma de entrevista. Todo el conocimiento que pone a nuestra disposición nos ayuda a estar mejor informados, y a ser más conscientes para que nuestras decisiones de compra sean más responsables, saludables y sostenibles con la sociedad y con el medio ambiente. Es fundamental y es urgente…

 

  • Vamos a empezar por el principio porque todavía existe confusión. Alimentos ecológicos, biológicos, orgánicos ¿Son lo mismo?

La producción ecológica en Europa, y por tanto en España, se encuentra regulada por el Reglamento (CE) 834/2007, y otros reglamentos de aplicación. Estos reglamentos que controlan la producción ecológica son de uso en todos los Estados miembros de la Unión Europea.

En España existen competencias delegadas en materia de Agricultura a las Comunidades Autónomas, y son éstas las que recogen los Reglamentos europeos y cada una de ellas particulariza los objetivos y principios, normas generales de producción, y además define las posibles formas en las que se puede llevar a cabo la certificación o régimen de control, que lo puede realizar la propia administración autonómica, empresas vinculadas a la administración o empresas privadas que finalmente tienen que rendir cuentas a la administración central ya a Bruselas.

Todos los productos que se pongan en el mercado haciendo uso de los términos “ecológico”, “biológico”, “orgánico” o sus acrónimos “bio” y “eco”, han de estar certificados y están amparados por la Normativa de producción ecológica, y las diferencias en los términos es debida exclusivamente a las diferentes lenguas de la UE, así los alemanes y españoles adoptamos el término ecológico y eco, OKO, los franceses el término biológico y bio, y en la gran mayoría de los países el término orgánico, pero todos los productos etiquetados con estos términos en alimentación están protegidos por la normativa europea y son términos protegidos y deben de responder a un único sistema de producción, limpio sin el empleo de sustancias químicas de síntesis.

  • ¿En qué consististe la alimentación ecológica?

Cuando hablamos de agricultura, ganadería y transformación, y por tanto alimentación ecológica, tenemos que indicar que se trata de un sistema productivo cuyos objetivos principales son:

1) trabajar con los ecosistemas de forma integrada;

2) mantener y mejorar la fertilidad de los suelos;

3) producir alimentos libres de residuos químicos;

4) utilizar el mayor número de recursos renovables y locales;

5) mantener la diversidad genética del sistema y de su entorno;

6) evitar la contaminación resultante de las técnicas agrarias;

7) permitir que los agricultores realicen su trabajo de forma saludable.

Así que la alimentación ecológica es un concepto muy amplio que recoge los objetivos de producir y consumir de forma equilibrada. Cuando consumimos alimentos ecológicos, de forma directa estamos consumiendo alimentos equilibrados que van a contribuir a la nutrición equilibrada. Pero de forma indirecta estamos influyendo en el medioambiente, la mitigación de cambio climático, la salud, la cultura, los valores, la biodiversidad, etc…es decir todos los atributos en los que la producción ecológica repercute.

  • ¿Cuáles son los beneficios de la alimentación ecológica para la salud?

Principalmente creo que los beneficios para la salud se centran en:

1) La carga química (pesticidas, antibióticos, nitratos, aditivos alimentarios) disminuye o no existe.

2) Los alimentos contribuyen con mayor densidad nutricional.

3) Se disminuyen los impactos ambientales en la producción y por tanto se contribuye a la salud ambiental.

Así, los alimentos ecológicos producidos mediante técnicas ecológicas, tienen que cumplir con el reglamento de producción y ello implica que no se pueden utilizar sustancias químicas de síntesis, como biocidas o fertilizantes químicos de síntesis, por ello en la composición de los alimentos no se incluyen residuos de fitosanitarios, ni de otros tóxicos, como los nitratos acumulados en algunos alimentos de origen vegetal, como lechugas, espinacas, etc.

Por otro lado, cuando hablamos de alimentos de origen ganadero, hay que considerar que la producción animal debe de cumplir también la normativa y ello implica el bienestar animal, la alimentación ecológica de los animales y la limitación en el uso de medicamentos, antibióticos, etc., por lo que los alimentos obtenidos no van a presentar en la carne, leche y sus derivados, residuos de medicamentos ni sustancias secundarias de los mismos, que pueden ser perjudiciales, a corto o largo plazo. Y además el empleo de aditivos alimentarios está limitado en la producción de alimentos ecológicos elaborados.

Destacar también que en diversos estudios se ha puesto de manifiesto que los alimentos ecológicos presentan mayor concentración nutricional (proteínas de alto valor biológico, vitaminas, minerales); en concreto:

-mayor concentración en proteínas (tanto en alimentos de origen animal como vegetal)

-mayor contenido vitamínico (en pimientos, frutos cítricos, tomates, etc.)

mayor contenido mineral (en coles, lechugas, espinas, etc.)

-mayor nivel de sustancias antioxidantes (en manzanas, frutas rojas, aceite de oliva, etc.)

  • ¿Qué impacto tiene la producción ecológica y la biodiversidad del cultivo en la sostenibilidad económica y medioambiental tanto local como mundial?

Hablar de agricultura ecológica es hablar de biodiversidad, como aspecto más significativo, ya que como propósito, en las granjas se deben integrar los sistemas agrícolas y ganaderos, lo que implica aumento de la diversidad; así mismo mantener la fertilidad de un suelo implica el incremento de los microorganismos del mismo, necesarios para los ciclos elementales de la materia orgánica, la sanidad vegetal debe realizarse a través del equilibrio del ecosistema, con técnicas como son la introducción de setos, que pueden contener fauna beneficiosa, o la implantación dentro de la misma parcela de técnicas de asociación y rotación de cultivos, o la introducción de variedades y razas ganaderas  autóctonas que le dan al territorio un considerable valor añadido.

  • ¿Cómo influye el empaquetado, la distribución del producto, el estilo de compra y la conservación de los alimentos ecológicos a nivel nutricional?

Todos los aspectos influyen en la comercialización de los alimentos ecológicos. Hace unos años cuando los alimentos ecológicos tenían menos presencia en España, el consumidor ecológico admitía cualquier formato, granel, frutas con taras, etc.

Hoy en día donde se aprecia una convencionalización de los alimentos ecológicos, los niveles de exigencia del mercado ecológico están prácticamente a la misma altura que los del mercado convencional, eso está haciendo que el circuito de la distribución está globalizando lo referente a los alimentos ecológicos, aunque existen excepciones, se mantienen las iniciativas de las eco-cestas, donde el consumidor compra directamente los productos al agricultora a través de diferentes formatos (distribución a domicilio, en la propia finca, en grupos de consumo, etc.

Otras iniciativas similares son los mercados de la Tierra, donde se recupera el antiguo concepto de mercado de alimentos y en estos escenarios, existe mayor flexibilidad. En cualquier caso, en todos los circuitos se deben cumplir las normativas de seguridad e higiene de los alimentos.

Estas cuestiones tienen una relativa influencia a nivel nutricional, siendo el factor más importante el momento óptimo de recolección, de manera que si en el modelo de eco-cestas, los alimentos vegetales se recolectan justa para configurar las cestas y distribuirlas, si se ha respetado ese momento de recolección, los niveles nutricionales serán los acordes con el alimento, a la par que los atributos sensoriales.

  • Pensando en la economía familiar, el precio de los alimentos ecológicos es caro comparado con el de los alimentos convencionales. ¿Qué le dirías a una familia a la hora de llenar la cesta de la compra?

Desgraciadamente, el precio de un alimento, viene marcado por factores muy alejados a la producción.

Una manera de incidir en el precio de los alimentos es intervenir en la cadena de distribución de los mismos, impulsando los circuitos cortos y los mercados de proximidad. Los alimentos ecológicos son caros dependiendo de donde se compren y cuales han sido los canales de distribución.

Pero lo más importante, es que deberíamos de ser capaces de establecer el precio de un alimento por unidad de nutriente, en lugar de por kg de producto. Me explico, si las necesidades de vitamina C son de 60 mg/día y el zumo de una naranja ecológica los contiene, no necesitamos exprimir dos naranjas convencionales para llegar a estas necesidades. Si la producción de lechugas convencionales contiene un 5% más de agua, son nutrientes de menos que se consumen.

Estos datos que el consumidor desconoce, alcanzan gran importancia cuando la falta de nutrientes se refleja en el estado sanitario, influyendo también en el coste familiar y social.

Por otro lado, nunca nos planteamos los costes indirectos que presenta la producción convencional y que algún día tendremos que pagar, como por ejemplo el coste medioambiental o el coste en salud.

Por estas razones la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) recientemente ha realizado un estudio donde concluye que los alimentos ecológicos no son caros, que son caros los “no ecológicos”, ya que por 1 euro que hay que pagar por un alimento “no ecológico” hay que contribuir con el pago de otro euro (de las arcas sociales) para subsanar los efectos sobre la salud, más otro euro (de las arcas sociales) para subsanar los problemas medioambientales derivados de la agricultura convencional.

  • Actualmente tenemos muchos conocimientos sobre la composición de los alimentos, qué nos aportan, y qué nutrientes necesitamos para vivir. En contraposición, vivimos un momento de exaltación de los sabores, las texturas, las técnicas de elaboración y presentación de los alimentos.

Efectivamente las técnicas analíticas y los avances en bromatología están en la línea de contribuir al conocimiento en la alimentación y la nutrición.

También es cierto que los hábitos alimenticios han cambiado, por el estilo de vida, y el consumo de alimentos frescos o sin procesar es cada vez más bajo y los alimentos procesados se consumen en mayor medida, y ello tiene un riesgo asociado alto, porque la manipulación de los alimentos procesados, en cuanto a texturas, colores e incluso sabores está implícita en la transformación, de igual manera que el incremento en algunas sustancias que el abuso en la ingesta puede ocasionar problemas en la salud, como puede ser el alto contenido el sal, azúcares refinados o grasas saturadas.

Esta tremenda actuación en los alimentos procesados, nos puede llevar a situaciones, como por ejemplo, comercializar un producto con sabor a yogur, que no contenga nada de yogur, pero que el sabor lo aporten otras sustancias químicas. Este procedimiento no está autorizado en ecológico, pero si se observa cada vez más una alta presencia de productos transformados ecológicos en el mercado.

En cualquier caso y según los últimos trabajos publicados, los alimentos ecológicos salen mejor valorados en la percepción sensorial, lo que significa que sabores, aromas, etc…se manifiestan en diferente medida en los alimentos ecológicos. Así en los alimentos frescos ecológicos, la mayor percepción de sabores y aromas está relacionada con las recolecciones en su momento adecuado, la mayor síntesis de compuestos bioactivos que influyen en el sabor y en el olor y el equilibrio global del alimento.

Y en los alimentos elaborados, porque el proceso de transformación no permite la incorporación de los aditivos alimentarios, que por un lado contribuyen a la distorsión del equilibrio natural de los sabores, y por otro lado, algunos presentan problemas para la salud.

  • Además de la familia, la escuela es fundamental en el aprendizaje y la adquisición de buenos hábitos de vida y en la promoción de los mismos. Algunas escuelas están empezando a ofrecer un menú basado en alimentos ecológicos, de proximidad y temporada. ¿Existe concienciación a nivel de políticas de salud/educación?

Existen pocas políticas (lo cual es de una ceguera social tremenda) que recojan la importancia que significa una alimentación coherente (ecológica, de temporada y de proximidad) en los colegios. En algunas iniciativas, se trata de incorporar la fruta o las legumbres, aunque no se indica qué tipo de fruta, de legumbre o con qué frecuencia.

Aunque también existen casos de éxito donde la fuerza de voluntad de las AMPAS han hecho posible la puesta en escena de modelos de comedor que recojan las características de ecológico, de temporada y de proximidad, en estos casos lo que se ha visto que funciona muy bien es cuando los colegios presentan cocina propia, y l@s cociner@s se implican en el proceso. Bueno no sólo l@s cociner@s sino tod@s l@s actores del colegio, asumiendo cada uno de ellos el rol necesario.

  • Traslado la misma pregunta a las políticas hospitalarias. Se destinan partidas presupuestarias a la adquisición de la última tecnología para el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad, lo cual está bien, pero se omite la importancia del tipo y la calidad de los alimentos y de la dieta como pilar fundamental de la salud y como parte del tratamiento de la enfermedad.

En el caso hospitalario la situación se complica muchísimo más, el tema de la diversidad de las dietas, los costes de la comida, las exigencias de la individualidad de algunos alimentos (galletas, pan, aceite, etc.) son factores que complican mucho la puesta en escena de alimentos ecológicos en los centros hospitalarios.

Existe una tarea pendiente que consiste en evaluar cuanta de esa comida hospitalaria se tira directamente a la basura, eso nos daría información de lo insostenible que es ese modelo.

Pero además de esos factores, a veces existen unas incoherencias en los alimentos, que dejan mucho que desear. Por ejemplo, cuando se encuentra jamón de york en dietas blandas, sin caer en la cuenta que estos alimentos vienen con una carga en nitratos/nitritos altísima, que es lo menos adecuado para un enfermo con problemas en el estómago.

Creo que en los hospitales falta mucha conciencia del tema alimentario.

  • ¿Dónde sitúas a España en cuanto a concienciación, producción y cultura ecológica? ¿Qué países son referentes? ¿Qué podemos aprender de ellos?

La gráfica que aparece abajo se corresponde con los datos de evolución de la superficie de cultivo ecológico en España (primer país de la Unión Europea en producción). Estos datos son la estadística que recoge el Ministerio de Agricultura respecto al año 2015, el 2016 todavía no ha sido publicado. En el 2015 se han alcanzado las cifras más altas y la previsión del 2016 siguen con tendencias crecientes. Por lo tanto, a nivel de la UE, España es el primer país productor, y quinto a nivel mundial.

A nivel de consumo, los datos también han sido muy buenos, ya que el consumo interno en el 2015 en España se ha situado entre los diez primeros países de mayor consumo de alimentos ecológicos.

Teniendo en cuenta que las cifras estadísticas presentan el desfase temporal, los datos oficiales del barómetro de consumo ecológico en España nos dicen:

Que el gasto total de alimentos ecológicos en España en 2015, ascendió a 1.500 millones de euros, existiendo un 24,5% de incremento, respecto al 2014, aunque en el total sólo significa un 1,51% del total del gasto alimentario.

De los 1.500 millones de euros, el 77% del total (1.154 millones de euros) se destinó a la compra de alimentos de origen vegetal, de los que 769 millones son frescos y 385 millones elaborados. El resto (23% del total, es decir, 344 millones de euros) se destinó al consumo de alimentos de origen animal, 210 millones de euros a fresco y 134 millones de euros a elaborados.

Estas cifras prometen ir creciendo en los siguientes años y posicionan a España no solo como país productor sino también como consumidor de alimentos ecológicos.

NOTA: En los años 2012, 2013 y 2014 se excluye de los totales el apartado “6 Otras superficies” para homologarlo con los datos de Eurostat de dichos años. Según la definición de Eurostat en esos años, en el apartado “6 Otras superficies (cultivos específicos)” se incluían las superficies correspondientes a: Terreno forestal y plan tas silvestres (sin uso ganadero), Rosa de Damasco, Árboles de navidad y otras superficies no incluidas en ningún otro lugar. En lo s datos de 2015 no se excluye ninguna superficie de forma expresa.

Lo que podemos aprender de algunos países del entorno es la apuesta política, con programas de investigación que pueda ayudar directamente a productores y a potenciar el consumo.

  • Me gustaría que nos explicaras los peligros para la salud de los productos fitosanitarios y químicos utilizados en el cultivo convencional de cereales, hortalizas, vegetales y en la alimentación del ganado, producción de carne y productos lácteos. ¿Cómo afecta a adultos,  bebés,  fetos y  niños?

Según el Informe de la Relatora Especial sobre el derecho a la alimentación, en la Asamblea General de enero de 2017 en Naciones Unidas, se cita textualmente…

La evolución tecnológica en la fabricación de plaguicidas, entre otras innovaciones en materia de agricultura, ha contribuido sin duda a que la producción agrícola haya logrado mantenerse al nivel de los incrementos sin precedentes en la demanda de alimentos. Sin embargo, ello se ha logrado a costa de la salud humana y el medio ambiente, y al mismo tiempo el aumento de la producción de alimentos no ha logrado eliminar el hambre en todo el mundo. La dependencia de plaguicidas peligrosos es una solución a corto plazo que menoscaba el derecho a una alimentación adecuada y el derecho a la salud de las generaciones presentes y futuras.”

Se cita que los plaguicidas peligrosos implican un costo considerable para los Gobiernos y tienen consecuencias desastrosas para el medio ambiente, la salud humana y la sociedad en su conjunto, afectando a diversos derechos humanos y sometiendo a determinados grupos a un mayor riesgo de ver vulnerados sus derechos.

La exposición a plaguicidas se ha vinculado al cáncer, a la enfermedad de Alzheimer y a la enfermedad de Parkinson, a trastornos hormonales, a problemas de desarrollo y a esterilidad.

Los plaguicidas también pueden tener numerosos efectos neurológicos, como pérdida de memoria o de coordinación o reducción de la capacidad visual o motriz.

Otros posibles efectos son, por ejemplo, el asma, las alergias y la hipersensibilidad. Con frecuencia estos síntomas son muy sutiles y la comunidad médica puede no reconocerlos como un efecto clínico de los plaguicidas.

Además, los efectos crónicos de los plaguicidas pueden tardar meses o años en manifestarse tras la exposición, lo cual plantea un desafío importante a la hora de tratar de exigir cuentas y acceder a un recurso efectivo, incluidas intervenciones preventivas.

A pesar de que ha quedado bien demostrado el grave riesgo que numerosos plaguicidas constituyen para la salud humana, estos siguen utilizándose. Aun en los casos en que se ha prohibido o limitado su uso, el riesgo de contaminación puede persistir durante muchos decenios, y los plaguicidas pueden seguir acumulándose en las fuentes alimentarias.

En muchos casos, los posibles efectos sobre la salud de un plaguicida no se estudian ampliamente antes de que este salga al mercado, algo particularmente cierto en el caso de los principios “inactivos” que se añaden para aumentar la eficacia del principio activo del plaguicida, que pueden no someterse a pruebas y que rara vez se reflejan en las etiquetas de los productos.

Tampoco se ha estudiado debidamente la combinación de efectos resultante de estar expuesto a múltiples plaguicidas a través de los alimentos, el agua, el suelo y el aire.

Los niños son el sector de población más vulnerable a la contaminación por plaguicidas, puesto que sus órganos no han terminado de desarrollarse y porque, por su menor tamaño, están expuestos a mayores dosis por unidad de peso corporal.

Los niveles y la actividad de enzimas clave para destoxificar los plaguicidas son mucho menores en los niños que en los adultos. Entre los efectos para la salud que guardan relación con la exposición a plaguicidas durante la infancia cabe mencionar problemas en el desarrollo intelectual, efectos negativos en el comportamiento y otras anomalías del desarrollo.

Nuevas investigaciones están poniendo de manifiesto que la exposición a plaguicidas, aun en niveles bajos, como por ejemplo como consecuencia de su deriva en el viento o de residuos en los alimentos, puede resultar muy perjudicial para la salud de los niños, alterando su desarrollo mental y fisiológico y provocando, posiblemente, una vida de enfermedades y trastornos.

Las mujeres embarazadas que están expuestas a plaguicidas corren mayor riesgo de sufrir abortos espontáneos y partos prematuros, y sus bebés, de sufrir malformaciones congénitas. Estudios han constatado regularmente la presencia de diversos plaguicidas en el cordón umbilical y las primeras heces de los recién nacidos, probando la existencia de una exposición prenatal.

La exposición puede transmitirse desde cualquiera de los progenitores. El período más crítico para la exposición en el caso del padre es tres meses antes de la concepción, mientras que cuando más peligrosa resulta la exposición de la madre es a partir del mes previo a la concepción y durante el primer trimestre del embarazo.

Datos recientes apuntan a que la exposición a plaguicidas de las mujeres embarazadas lleva aparejado un mayor riesgo de leucemia infantil, así como de otros tipos de cáncer, autismo y problemas respiratorios. Por ejemplo, los plaguicidas neurotóxicos pueden atravesar la barrera placentaria y afectar al sistema nervioso en desarrollo del feto, mientras que otros productos químicos tóxicos pueden incidir negativamente en su sistema inmunitario aún por desarrollar.

Los plaguicidas también pueden llegar al bebé a través de la leche de la madre, lo cual resulta particularmente preocupante, dado que la leche materna es la única fuente de alimento de muchos bebés y el metabolismo de estos no está lo suficientemente desarrollado como para poder combatir productos químicos peligrosos.

Los plaguicidas también pueden bioacumularse en los animales de granja como consecuencia de piensos contaminados. A menudo se aplican insecticidas a las aves de corral y los huevos, y a su vez la leche y otros productos lácteos pueden contener diversas sustancias por bioacumulación y almacenamiento en el tejido adiposo de los animales. Esto resulta especialmente preocupante, puesto que la leche de vaca es a menudo un componente básico de la dieta humana, sobre todo en los niños.

  • Los agricultores son uno de los colectivos más vulnerables a sufrir el efecto de los plaguicidas en la salud: cáncer, enfermedades del sistema nervioso y degenerativas. Sin embargo, agricultores y ganaderos justifican el uso de fitoquímicos para poder garantizar la explotación y la producción. ¿Qué alternativas se pueden ofrecer? ¿Interesan?…

Lo más importante es que los agricultores y ganaderos entiendan que lo más importante es mantener el equilibrio en el sistema, y bajo estas condiciones no es tan necesaria la aplicación de plaguicidas. Pongo un ejemplo, cuando se abusa de la fertilización nitrogenada de síntesis, se produce un crecimiento más intensificado de los brotes tiernos de las plantas. Estos brotes tiernos son una base del alimento de los pulgones, por lo tanto una consecuencia inmediata del desequilibrio en la fertilización, conlleva la presencia de una plaga, si las condiciones climáticas son adecuadas también. Por ello, la base del control está en las buenas prácticas fertilizantes.

En cualquier caso, en los últimos años las empresas han desarrollado una amplia gama de compuestos de naturaleza orgánica y no de síntesis que se pueden emplear en la sanidad vegetal, como extractos de aceites esenciales, etc. Estas sustancias naturales se están aplicando con éxito en agricultura ecológica y convencional, siendo ya una alternativa más respetuosa con el medio ambiente y con los propios agricultores, como aplicadores de las sustancias.

  • ¿Existe algún estudio comparativo sobre alimentación ecológica vs alimentación convencional vinculado con epigenética y salud?

La mayoría de los estudios consideran que la salud es la razón principal por la que los consumidores compran alimentos orgánicos. Es difícil evaluar el impacto en los seres humanos, sobre todo, teniendo en cuenta que el consumo de alimentos orgánicos está fuertemente correlacionado con varios indicadores de un estilo de dieta y vida saludable, que también influyen en el estado de salud. Estos indicadores incluyen una ingesta de mayor diversidad de alimentos, comparativamente alta de frutas, verduras y productos integrales y un bajo consumo de carne, menor incidencia de sedentarismo, etc.

Algunos estudios in vitro han demostrado una mayor actividad antimutagénica y antioxidante (Crinnion, 2010), así como una inhibición más eficaz de la proliferación de células cancerígenas por alimentos orgánicos en comparación con alimentos convencionales.

La mayoría de los experimentos con modelos animales de laboratorio alimentados ecológicamente han demostrado diferencias significativas en el peso, el crecimiento, la fertilidad, el estado hormonal y el estado inmunológico versus los alimentados convencionalmente (Roselli et al., 2012; Średnicka-Tober et al., 2015; Velimirov et al., 2010), corroborando que no se trata sólo de cadenas de causa-efecto simples, sino más bien del pluralismo de interacciones entre redes biológicas de los animales, siendo uno de los causantes de estas diferencias, el mayor valor nutricional de las dietas ecológicas (Chhabra et al., 2013).

En un estudio realizado a 3000 niños alimentados con productos lácteos orgánicos durante la infancia y cuyas madres consumían productos lácteos orgánicos durante el embarazo se demostró que los niños tenían menos alergias o menos casos de eccema que sus respectivos controles, concluyendo que el mayor contenido en ácidos grasos beneficiosos en la leche ecológica como la posible explicación biológica para este hallazgo (Kummeling et al., 2008).

En otro estudio realizado a 28192 madres noruegas primerizas, con el fin de evaluar las asociaciones entre el consumo de alimentos orgánicos durante el embarazo y el riesgo de preeclampsia (estado patológico de la mujer en el embarazo que se caracteriza por hipertensión arterial, edemas, presencia de proteínas en la orina y aumento excesivo de peso), se observó una reducción significativa en la prevalencia de la preeclampsia, en las madres que informaron consumo frecuente de hortalizas ecológicas, mientras que no se encontró asociación con las otras madres que manifestaron ingesta no ecológica (Torjusen et al., 2014), debido a la no exposición a los pesticidas, a la mayor presencia de metabolitos secundarios y a la influencia de las hortalizas ecológicas sobre la composición de la microbiota intestinal.

Otros estudios han reportado asociación de dieta ecológica con menor incidencia de linfoma no Hodgkin (Bradbury et al., 2014).

En otro estudio donde se analizó la interacción de la ingesta en el riesgo de enfermedad cardiovascular, se evaluaron parámetros biométricos en 150 varones sanos y 50 pacientes masculinos con enfermedad renal. Los resultados indicaron que la dieta ecológica redujo los factores de riesgo cardiovascular tanto en individuos sanos como en los enfermos (De Lorenzo et al., 2010).

Algunos argumentos científicos sugieren un fuerte papel protector de la frecuencia de consumo de alimentos orgánicos con respecto al riesgo de parecer diabetes tipo 2 e hipertensión en varones (Baudry et al., 2015) y al riesgo de sobrepeso y obesidad (Kesse-Guyoy et al., 2017), concluyendo que las pautas nutricionales deben ser revisadas en función de las prácticas agrícolas ejecutadas en la producción de alimentos.

Afortunadamente en los últimos años se estás mostrando evidencias de las repercusiones de la ingesta de los alimentos ecológicos sobre la salud.

  • Teniendo en cuenta la contaminación de los suelos ¿Es posible una agricultura 100% ecológica?

Es posible, aunque constaría un poco de tiempo. La normativa de producción ecológica obliga que el tiempo que deben pasar los suelos cuando hacen la transición de agricultura no ecológica a ecológica es de 2 a 3 años, dependiendo del cultivo. Además, durante el proceso de transición se van realizando análisis a los suelos para evaluar el nivel de eliminación de las sustancias tóxicas.

Estos procesos pueden estar regulados en dos o tres años, pero los niveles nutricionales de los suelos, sobre todo, los de materia orgánica, tardan mucho más en alcanzarse, por eso son procesos lentos. Pero es mucho más eficaz ir cambiando a modelos no contaminantes, que seguir contaminando los suelos, con la aplicación de plaguicidas.

  • Muchas de las variedades de vegetales y hortalizas son cruces que se han dado de forma natural a lo largo de los años. No son alimentos “puros”, silvestres. ¿Como afecta empezar a cultivar de forma ecológica una variedad concreta de una hortaliza? ¿Es sostenible cultivar tantas variedades de tomate, por ejemplo?

Con la aparición de la agricultura hace unos 10000 años se inició un proceso lento, pero continuado de domesticación de las plantas, que ha desembocado en los actuales recursos fitogenéticos que tiene la humanidad a su alcance. En este proceso evolutivo milenario, se calcula que el ser humano ha utilizado más de 8000 especies vegetales comestibles. Esta coadaptación ha estado determinada por la localización de estas especies, que han evolucionado condicionadas por diversas circunstancias, como son las condiciones de clima y suelo, el tipo de cultura y el desarrollo de la agricultura en los diferentes territorios.

Esta especificidad ha sido la clave para el mantenimiento de la diversidad genética, posibilitando a su vez que fuera incrementándose. Esta diversidad de especies y variedades, adaptadas a cada zona y de elevada heterogeneidad, han dotado de gran estabilidad a los agrosistemas, ayudando a superar las diferentes problemáticas y circunstancias adversas presentes en cada época y territorio, dotando a su vez de una gran estabilidad productiva a lo largo del tiempo.

Efectivamente, fruto del trabajo de los agricultores a lo largo de los últimos 10000 años, las variedades tradicionales surgen por el continuo esfuerzo de éstos en la mejora de sus cultivos, lograda gracias a la constante observación de las complejas interrelaciones entre el cultivo, su entorno ecológico y la sociedad y cultura cambiantes.

De este modo, las variedades locales han sido modeladas poco a poco en las sucesivas generaciones para responder a unas necesidades y exigencias de los consumidores (calidad organoléptica: textura, sabor, presencia, etc.), unos requerimientos productivos (resistencia a enfermedades y plagas, adaptación climática y edafológica, etc.) y unas premisas agroculturales (buena producción de semillas y fácil reproducción, adaptación a los sistemas de riego y fertilización tradicional, etc.)

De este modo, siglos de selección natural y artificial han dado lugar a un patrimonio de una riqueza considerable en cuanto a ecotipos distintos, tantos como lugares y culturas diversas los han aprovechado.

La historia y origen de estas variedades definen por lo tanto sus características actuales. De forma general, puede decirse que son variedades de elevada calidad organoléptica y especialmente adaptadas a sus zonas de cultivo, tanto al tipo de suelo, como al clima y a las patologías típicas de la zona (debido a los criterios de presión de selección que se ha ejercido sobre ellas).

La agricultura ecológica comparte de forma general el carácter de agricultura de bajos insumos con la agricultura tradicional de donde surgen las variedades locales, por lo que supone un marco idóneo para su recuperación. El uso de estas variedades no sólo es factible, sino deseable y aconsejable en muchos aspectos.

Por un lado, el incremento de la diversidad agrícola es un objetivo per se de la agricultura ecológica, ya que es el medio por el cual se obtienen las funciones de estabilidad, control biológico de plagas y enfermedades.

Además, el dirigir esta diversidad hacia el uso de variedades locales fomenta otro de sus principios, el de revalorización de los saberes locales y tradiciones que suponen una herencia cultural considerable y constituiría un paso hacia la recuperación por parte de los agricultores de su autosuficiencia.

A diferencia de las semillas convencionales, en su selección han primado entre otros la calidad organoléptica, cualidad que los consumidores de productos ecológicos valoran especialmente. Por otro lado, el uso de estas variedades sería especialmente deseable en este tipo de agricultura en la región del Mediterráneo.

Por el momento la mayor parte de semillas comercializadas proviene de otros países, siendo desarrolladas para su cultivo en condiciones y lugares muy alejados a las prácticas hortícolas ecológicas aplicables en el ámbito mediterráneo, disponiendo en la actualidad de muy poca semilla ecológica autóctona.

En este contexto, el agricultor podría producir su propia semilla ecológica a partir de variedades locales, que por su origen están especialmente adaptadas a las condiciones agroclimáticas de donde surgieron.

Por ello, la agricultura ecológica necesita como estrategia de desarrollo, como herramienta de trabajo la diversidad cultivada. Y el manejo de esa diversidad es el elemento sustancial y sustantivo que realmente imprime carácter a la producción ecológica, convirtiéndola en una opción realmente de futuro para la agricultura.

Esta estrategia debe fundamentarse en el manejo del agrosistema como una totalidad, creando un agroecosistema más complejo y diverso, y por tanto de menor riesgo. Y dentro de este agroecosistema, el papel de la biodiversidad cultivada, y en concreto la utilización de las variedades locales supone uno de las bases principales para su configuración.

Por ello, es importante cultivar con variedades locales en ecológico e incrementar el número de ecotipos o variedades que se empleen, bien de tomate, pimiento, lechugas y de cualquier especie cultivada.

  • ¿Qué opinas de los alimentos transgénicos?

En primer lugar, no existen alimentos transgénicos, existen cultivos transgénicos que provienen de semillas transgénicas o genéticamente modificadas, pero el término “alimentos transgénicos” no existe.

Los cultivos pueden someterse a ingeniería genética a través de las semillas (organismos modificados genéticamente (OMG)), en algunos casos el objetivo es que los propios cultivos produzcan los plaguicidas. Los cultivos genéticamente modificados afectan a la salud humana, a insectos beneficiosos, a los ecosistemas de los suelos y a la vida acuática.

Por ejemplo, se han desarrollado variedades transgénicas de soja y maíz que son capaces de producir endotoxinas de Bacillus thuringiensis (Bt) que actúan como insecticidas. Si bien el uso de cultivos de Bt ha permitido reducir la utilización de insecticidas sintéticos convencionales, los posibles riesgos que estos cultivos plantean siguen generando controversia.

El mejor ejemplo de esa controversia generada por los cultivos genéticamente modificados es el glifosato, principio activo de algunos herbicidas, como Roundup, que permiten a los agricultores destruir las malas hierbas pero no los cultivos.

Si bien estos plaguicidas se han presentado como menos tóxicos y persistentes que los herbicidas tradicionales, existe una considerable división de opiniones acerca del efecto del glicofosato en el medio ambiente: algunos estudios han señalado efectos negativos en la diversidad biológica, la flora y fauna silvestres y el contenido en nutrientes del suelo. También existen preocupaciones con respecto a la salud humana. En 2015, la OMS anunció que el glifosato era un potente carcinógeno.

En Europa, la normativa referente a los cultivos genéticamente modificados ejemplifica el principio de precaución. Si se sospecha que una medida o política corre el riesgo de ocasionar daños a la población o el medio ambiente, en ausencia de consenso científico la carga de la prueba recae en quienes adoptan dicha medida o política, que deberán demostrar que no es perjudicial, esto es un arma de doble filo, porque en muchos casos los informes los realizan las propias empresas y curiosamente el resultado es favorable.

Por el contrario, en los Estados Unidos de América, el mayor productor de cultivos genéticamente modificados, la normativa sobre este tipo de cultivos ha seguido, por lo general, el concepto de “equivalencia sustancial”, conforme al cual un alimento o cultivo nuevo se compara con uno ya existente y, si es considerado suficientemente similar, se lo engloba en la normativa vigente.

Teniendo en cuenta sus probables efectos graves sobre la salud y el medio ambiente, existe una necesidad urgente de adoptar una normativa holística basada en el principio de precaución, en todos los eslabones de la cadena alimenticia, para hacer frente al proceso de producción con modificación genética y otras nuevas tecnologías a nivel mundial.

  • Teniendo en cuenta la contaminación cruzada por la polinización, y la contaminación de las aguas. ¿Es posible un cultivo libre de transgénicos?

Es tremendamente peligroso, como ya se comprobó con los agricultores ecológicos de Cataluña, que han tenido contaminaciones cruzadas y se han visto obligados a descalificar sus producciones de ecológico. O el caso de un agricultor norteamericano que tuvo una contaminación cruzada y la casa de semillas lo acusó por el uso de un material protegido con patente, cuando él no lo había empleado.

Ejemplos de este tipo ponen de manifiesto los grandes intereses y las fuertes dependencias económicas que hay detrás de estas semillas biotecnológicas y el alto riesgo todavía no evaluado del uso de semillas transgénicas en alimentación y agricultura.

La posibilidad de estar libre de transgénicos es prohibir su cultivo, porque no podemos controlar el resultado de un gen introducido en el ambiente.

  • ¿Qué plataformas de consulta, información y apoyo recomendarías a los ciudadanos para tomar decisiones de compra más conscientes?

Ante el gran número de informaciones y desinformaciones existentes, lo que yo aconsejaría es que contrasten la información, que no se queden con una única fuente.

Hoy en día incluso las revistas de investigación de alto nivel de impacto están muy sujetas a voluntades económicas y por tanto el publicar en una revista puede estar sujeta a voluntades no siempre imparciales.

Por ello, creo que no se pueden recomendar una u otra plataforma de información, sino que se contraste la información recibida.

  • De todas las líneas de investigación que podías haber escogido ¿Qué te motivó a elegir la alimentación ecológica?

Pues imagino que el azar y la necesidad. El azar por tener la suerte de encontrarme en mi camino con compañeros que ya tenían estrategias de peso en el área de la agricultura ecológica, y que me pude incorporar a sus trabajos y comenzar a plantear los propios.

Y la necesidad de contribuir con cuestiones que muy pocos investigadores estaban tratando en aquel momento.

  • ¿En qué estás trabajando actualmente? ¿Cuáles son tus proyectos, tus ilusiones?

Seguimos trabajando con las comparativas de composición, en pimientos, en lechugas, tomates, etc. Estamos finalizando una tesis doctoral que está evaluando calidad en el jamón en función del origen de la carne y el sistema de secado, y como novedad, estamos analizando más tipos de carne y alimentos elaborados.

  • ¿Cuál sería el decálogo para que el alimento sea nuestra medicina y no nuestro veneno?

1)        Ser muy diversos a la hora de comer, incorporando las variaciones tradicionales y las razas autóctonas, mejor adaptadas a las condiciones locales y que van a proporcionar alimentos más equilibrados, y con sabores originarios.

2)        Incorporar al menos tres veces por semana las legumbres ecológicas y en la medida de lo posible mezcladas con cereales.

3)        Disminuir la ingesta de alimentos cárnicos y cuando se consuman éstos, que sean de máxima calidad y ecológicos.

4)        Consumir con criterios de temporalidad.

5)        Consumir con criterios de proximidad.

6)        Limitar el consumo de alimentos transformados.

7)        Limitar el consumo de azúcar refinado.

8)        Cuando se consuman alimentos transformados que éstos contengan poco contenido en sal.

9)        Cuando se consuman alimentos transformados que los ingredientes de éstos no superen el número de cinco.

10)      Disfrutar de los sabores y los valores nutricionales adecuados de los alimentos ecológicos, sabiendo que con ello se contribuye al bienestar propio, al de la familia y al del medio ambiente. Los alimentos ecológicos contribuyen a mantener el equilibrio natural y por lo tanto no abusan de los recursos, sabiendo que éstos van a estar disponibles para las siguientes generaciones.

  • ¿Te gustaría compartir algo más con nosotros?

Creo que deberíamos tener muy presente de que el sistema actual (convencional) de producir alimentos es insostenible, por la gran dependencia de recursos fósiles y por sus consecuencias, en salud y medioambiente. Así que, si queremos apostar por un futuro hay que tener presente que ese futuro significa agricultura ecológica ¡desde ya!

* * *

Querida Lola:

Muchas gracias por tu tiempo y tu generosidad. Es un gusto darte la bienvenida a la familia del blog.

Seguiremos con atención tu trabajo, con la ilusión y la esperanza puestas en que tu testimonio genere cambios visibles, tangibles y absolutamente esenciales para la salud de las personas, y la sostenibilidad del planeta.

Abrazos y ¡hasta pronto!

Elena Lorente Guerrero

 

 

Anuncios

ENFERMERÍA Y MEDICINA INTEGRATIVA AL DÍA. Número 4, Noviembre 2017. Con la colaboración de Mercè Ribera, Médico de familia y Homeópata

Queridos amigos:

Es un honor dar la bienvenida a la familia del blog a Mercè Ribera Guixà, Médico de familia y Homeópata. Si algo caracteriza a Mercè es la delicadeza, el detalle, la sensibilidad y la dulzura exquisita con que acompaña a sus pacientes. Ella misma se presenta, y nos obsequia con una reflexión tan bella como imprescindible…, la primera de muchas otras que vendrán.

* * *

El descubrimiento de la homeopatía en 2005 supuso un cambio de conciencia que me llevó a entender la enfermedad como una respuesta biológica de adaptación del organismo a un desequilibrio interno que es necesario restaurar para recuperar lo que conocemos como salud.

Cuatro años más tarde, una experiencia personal me invitó a profundizar en la reflexión sobre la vida y los orígenes de la enfermedad. Esta reflexión me acercó a una nueva percepción mucho más amplia del ser humano, y es la que mantiene viva mi curiosidad para continuar descubriendo nuevos abordajes terapéuticos para acompañar a los pacientes en su camino para recuperar el equilibrio.

Sentir, sin falsas anestesias. Por Mercè Ribera Guixà

Aquella mañana fría de diciembre recibió el diagnóstico de cáncer. Al salir de la consulta, pequeños copos de nieve caían en aquella ciudad donde no era habitual que el paisaje quedara cubierto de blanco. Sintió la necesidad de abrazar a su madre, que la acompañó a la visita, pero ésta la rechazó por el que pensaría aquella gente que estaba presente alrededor y que podían observar la escena. Pocos minutos después, en el quirófano dónde le estaban practicando una biopsia para definir el grado de extensión, una lágrima resbaló por su mejilla. La enfermera se percató del momento y le indicó que si tenía dolor avisara para aumentar la dosis de anestésico. Ella respondió que todo estaba bien, sólo se trataba del disgusto por la noticia que acabada de recibir. La enfermera se retiró a ordenar el instrumental quirúrgico. Parecía que todo en aquella mañana traía frialdad.

En otro rincón de la ciudad una mujer de acercaba a visitar de forma urgente a su médico de familia. Necesitaba pastillas para poder dormir y dejar de llorar, aquella noche no había podido conciliar el sueño porque su marido le comunicó que se marchaba.

Poco después, un chico joven solicitaba algún tranquilizante porque llevaba unos días más nervioso de lo habitual ya que la próxima semana empezaba en un nuevo trabajo.

En otro espacio, un hombre que había perdido a su esposa recibía el consejo de tener la mente ocupada y volver al trabajo cuanto antes para no sentir el dolor y la tristeza de la pérdida.

En otra consulta de primaria alguien contaba los episodios de palpitaciones que de forma repentina y, aparentemente inexplicable, la asaltaban cada noche cuando se sentaba a descansar delante de la tele.

Y ante la cuna vacía que aguardaba la llegada de aquel bebé que estaba en camino, una pareja sentía la soledad y la incomprensión de su entorno porque sus emociones no eran reconocidas cada vez que alguien repetía, a modo de consuelo, que no debían preocuparse porque eran jóvenes y podrían tener a otro bebé sano.

Estas son algunas pinceladas de pequeñas historias personales que llegan a la consulta de muchos profesionales de la salud, que sólo muestran una pequeña parte de esta creciente necesidad de buscar la forma de no sentir emociones negativas, medicalizar procesos vitales para hacerlos rápidos y fáciles o esconderse detrás del ritmo frenético del día a día que no deja espacio para sentar-se a sentir y respirar las emociones.

Existen procesos vitales por los que no es fácil transitar y que requieren integrar nuestra parte emocional, aunque muchos se desconectaron en un escenario de infancia que no validó las emociones cuando resonaban frases del tipo “los niños no lloran” o “no eres bonita cuando lloras”.

Son muchos los recursos para acompañar la vivencia emocional sin suprimir, esconder ni disfrazar emociones que comportan malestar. Una gran herramienta la encontramos en la homeopatía, que nos puede ser de ayuda en el proceso de observar y mirar hacia adentro, permitir y expresar sin juicios y con conciencia. A través de la valoración del homeópata nos podemos sumergir en nuestras emociones y vivencias personales, acercarnos a un profundo autoconocimiento, y con la prescripción individualizada del remedio más adecuado para cada paciente, modular los niveles de intensidad y duración en el tiempo.

Es necesario respirar las emociones para liberarlas y que no sea el cuerpo físico el que tenga que expresarlas para poder canalizarlas.

Celebrar la vida implica aceptar la vivencia conciente de la pérdida y el dolor, aprovechar la oportunidad de crecimiento que nos ofrece nuestro mundo emocional y, en definitiva, acercarnos a nuestra alma.

Porque en esta necesidad de no sentir, también dejamos de sentir al otro. Y, quizás también, podamos dejar de sentir las mariposas en el estómago cuando la vida nos regala una nueva ilusión.

Mercè Ribera Guixà, Médico de familia y Homeópata.

* * *

Estoy convencida de que después de leer, sentir y respirar el texto de Mercè, todos necesitamos tiempo, espacio y silencio antes de continuar con el siguiente bloque del post. Espero que la amplia información y material que he seleccionado os sea de utilidad.

  • Vivir cerca de zonas verdes se asocia con una mayor atención en niños. Publicado en ‘ENVIRONMENTAL HEALTH PERSPECTIVES’. “Un investigación del Instituto de Salud Global de Barcelona muestra que los escolares entre 7 y 10 años con espacios verdes alrededor de sus viviendas presentan mejores resultados en las pruebas de capacidad de la atención”. Sigue leyendo AQUÍ.
  • Detectan infecciones microbianas en cerebros de fallecidos por alzhéimer. Publicado en ‘SCIENTIFIC REPORTS’. “Expertos de la UAM, que desde hace años analizan una etiología fúngica de la enfermedad, observan ahora infecciones polimicrobianas que acompañarían a la infección principal causada por hongos.” “Nuestra conclusión  es que existen infecciones polimicrobianas en el cerebro de estos pacientes y que las especies concretas que infectan a cada uno de ellos varían dependiendo de cada enfermo. Esto estaría de acuerdo con la variedad que existe en la evolución y severidad en los síntomas clínicos de cada persona con alzhéimer”. ” De acuerdo con el trabajo, esto explicaría por qué existe inflamación en el cerebro en la mayoría de estos pacientes y por qué se observa una estimulación de su sistema inmune.” Sigue leyendo AQUÍ.
  • Nuevo avance en el estudio biológico de la esquizofrenia. Publicado en ‘MOLECULAR PSYCHIATRY’. “Científicos del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM), del grupo de Psiquiatría de la Universidad de Cantabria-IDIVAL, dirigidos por el catedrático Benedicto Crespo-Facorro, han llevado a cabo el mayor análisis en el estudio de la materia blanca cerebral (tejido que permite a las neuronas conectarse) realizado hasta la fecha, cuyo resultado evidencia el efecto global de la esquizofrenia en el cableado del cerebro y recomienda, por ello, evitar investigaciones focalizadas”. Hace más de 40 años que se describió la existencia de alteraciones en la estructura cerebral (mediante TAC) de las personas que sufren esquizofrenia. “Es ahora, sin embargo, cuando podemos decir que, de forma general, existe una alteración en las vías de comunicación (sustancia blanca) entre las distintas regiones de nuestro cerebro. La integridad de esta sustancia que permite el normal funcionamiento mental está alterada, esas anomalías se focalizan en regiones frontales y temporales, dando lugar a síntomas propios de la enfermedad”. Sigue leyendo AQUÍ.
  • La reeducación del movimiento previene problemas asociados al envejecimiento en personas con discapacidad intelectual. Publicado en ‘RESEARCH IN DEVELOPMENTAL DISABILITIES’. “Una investigación del Departamento de Fisiología de la UPV/EHU valida la efectividad del, que trata de potenciar el envejecimiento activo en los entornos laborales. El programa utiliza el conocido como método Feldenkrais, que trata de potenciar su envejecimiento activo en los entornos laborales. El método utiliza el conocido como movimiento consciente y dirige la atención hacia “la búsqueda de patrones de movimientos eficientes y sanos, así como mejorar la postura y refinar habilidades motrices”. Sigue leyendo AQUÍ.

En cuanto a formación:

  • Postgrado en Terapias Naturales. Prevención de la enfermedad, mejora de la salud y del bienestar personal. 5ª edición. Fecha de inicio 12/01/18. Universitat de Lleida. Programa e información disponibles AQUÍ.
  • Máster en Equitación Terapéutica: Aprendizaje y Terapia Asistida con Caballos.Universitat de Vic. Programa e información disponibles AQUÍ.
  • Máster en Promoción de la Actividad Física y la Alimentación Saludable. Universitat de Vic. Programa e información disponibles AQUÍ.

Ciertamente, es momento de reivindicar la vuelta del Postgrado de Medicina Naturista de la Universidad de Zaragoza a la oferta formativa. Este postgrado fue uno de los primeros en ser cancelados hace varios años, aun tratándose de una de las formaciones con mayor prestigio de España. Dirigido por el Dr. Pablo Saz, el Postgrado fue pionero en su día y se mantuvo durante más de veinte años tanto por la calidad y el rigor del programa y de los docentes, como por la gran demanda por parte de los Profesionales de la Salud. Abrió camino inspirando parte de la oferta que hoy sigue vigente y la que surge como novedad.

Ya para terminar, esta buena noticia. La Sociedad Científica de Enfermería en Terapias Naturales (ADEATA) y la Fundación Europea de Medicina Tradicional China firmaron el pasado mes de septiembre un convenio de colaboración.  “Los representantes de la citada Fundación se comprometieron a facilitar el enlace de la data MTC Database, la primera base de datos en español que aglutina más de 830 artículos y trabajos deinvestigación en el campo de la medicina china a nivel internacional.”

Y también la invitación que llega del Col.legi Oficial Infermeres i Infermers Barcelona para participar en la Tercera Jornada Natural de Otoño que tendrá lugar el próximo 22 de Noviembre. Este encuentro es gratuito y está abierto a Enfermeras, Profesionales de la Salud y público en general interesado en las Terapias Naturales y Complementarias. Accede al programa AQUÍ.

Me despido por ahora con un regalo que nos ofrece el portal de Medicina Naturista el acceso gratuito a todos los ejemplares de la Revista Medicina Naturista desde su primer número publicado en el año 2000 hasta la actualidad. A vuestra disposición AQUÍ y también disponibles en el portal de Dialnet.

Hasta la próxima entrega. Os deseo lo mejor.

¡Salud!

Elena Lorente Guerrero

 

 

 

 

Ojos ciegos, despensas llenas

Queridos amigos:

Mañana, 16 de octubre, se celebra el día mundial de la alimentación y justo al día siguiente, el 17, se conmemora el día internacional para la erradicación de la pobreza. Nos esperan dos días llenos de actos, actividades en todo el mundo y hashtags que moverán las redes sociales con la intención de generar conciencia y promover cambios.

Corremos el riesgo de que a partir del día 18 todo quede en buenas intenciones y.. ¡A otra cosa!… A otra cosa, claro está, mientras tengamos las neveras y las despensas llenas. Pero llenas ¿De qué?…

Tristram Stuart publicó en 2011 DESPILFARRO: EL ESCANDALO GLOBAL DE LA COMIDA. Un libro que sigue siendo de tremenda actualidad en el que Stuart plantea que mientras los países ricos desechan  hasta la mitad de sus recursos alimentarios, en los países en desarrollo las pérdidas se deben a la carencia de infraestructuras básicas. El problema entonces no es la falta de alimentos, sino su despilfarro.

Para hacernos una primera idea sobre el tema y conocer el impacto que tiene el despilfarro de comida en el mundo, aquí os dejo su impecable charla TED con un mensaje claro, urgente y del todo imprescindible para abrirnos los ojos a una realidad escondida: las toneladas de alimentos que pudiendo ser consumidos, se tiran.

Explica también como todos, sin ser conscientes, contribuimos al hambre y a la pobreza en el mundo.  Afortunadamente, Stuart nos da la clave para que cada uno de nosotros podamos  frenar el desperdicio mundial de comida.

Para ahondar un poco más en el tema, rescato la entrevista a la Enfermera y Doctora en Antropología Social, Alicia Guidonet en la que reflexiona sobre las crisis alimentarias en  contextos de abundancia con un mensaje de esperanza. Puedes leerla AQUÍ.

Os acerco también dos artículos que tratan sobre alimentación vegetariana y su relación no sólo con la salud y la prevención de la enfermerdad,  sino también como una opción respetuosa con el medio ambiente y sostenible a nivel económico y social.

Y ya para finalizar, os propongo esta lectura que nos invita a pensar en lo que comemos y  a tomar decisiones conscientes:

SOMOS LO QUE COMEMOS. La importancia de los alimentos que decidimos consumir. Peter Singer y Jim Mason. Paidós Ibérica.

 

* * *

 

– PIENSA GLOBALMENTE, ACTÚA LOCALMENTE –

 

Abrazos,

Elena Lorente Guerrero

 

 

 

 

ENFERMERÍA Y MEDICINA INTEGRATIVA AL DÍA. Número 3, Octubre 2017. Con la colaboración de Jordi Campo, Fisioterapeuta y Osteópata

Queridos Amigos:

Es una alegría inmensa dar la bienvenida a la familia del blog a Jordi Campo Neila, Fisioterapeuta y Osteópata. Jordi es un profesional vocacional que a menudo expresa que conforme pasan los años, cuanto más amplía sus conocimientos y más experiencia adquiere  tratando a personas, más preguntas se plantea y mayor es la humildad con la que ejerce su profesión.

Aprendizaje continuo, cuestionamiento constante y reflexión son características que le definen y que junto a su calidad humana, hacen que su práctica diaria sea excelente.

Jordi abre el número de Enfermería y Medicina Integrativa de Octubre con un artículo personal lleno de ciencia y arte; el arte de escuchar con las manos.

* * *

Cuando Elena me comentó que le gustaría que abriera el mes de octubre con un post me entraron varias dudas sobre cómo enfocarlo. Como fisioterapeuta y osteópata ¿De qué podía  yo hablar? ¿Que podía ser interesante y no repetirme?… pronto me allanó el camino pidiéndome que hablara sobre osteopatía, pero que no hiciera una explicación académica de qué es, en qué se basa o los diferentes tipos que hay: estructural, visceral o craneal. Me pidió únicamente que fuera yo y que transmitiera lo que hago en mi práctica diaria como osteópata.

Antes de describir mi manera de trabajar me gustaría explicar cuáles son mis orígenes y mi trayectória.

Estudié fisioterapia y empecé a trabajar como tal en el ámbito de la traumatología y medicina deportiva, por lo que tuve una formación eminentemente cartesiana y científica.  Como muchos fisioterapeutas los primeros trabajos los realicé en centros asociados a mutuas médicas donde hay una prescripción médica con un diagnóstico determinado y nosotros, los fisioterapeutas, nos ceñimos a aplicar el tratamiento. Estos centros priorizan los resultados económicos y el número de sesiones realizadas, por lo que nuestro trabajo de exploración, de dedicación al paciente se ve muy mermado. Lamentablemente, tal y como está la situación laboral actual. este problema ha ido incrementándose.

A los pocos años alguien empezó a hablarme de osteopatía, de otra forma de trabajar, de otra terapia manual. Poco a poco me fue interesando este abordaje más personal, más integrador de la persona hasta cursar los estudios de 4 años en la Universidad. Progresivamente, a mi mente cartesiana le van llegando inputs sobre globalidad, energías, espiritualidad, … conceptos que se introducen lentamente en mi cabeza y que abren nuevos caminos, nuevas formas de entender la enfermedad y de tratar a los pacientes.

A la vez que se abren estas ventanas aparecen multitud de interrogantes. Algunos compañeros aceptan plenamente  estas nuevas ideas y se sumergen, aparentemente y sin ninguna dificultad, en aceptar los nuevos dogmas: captan energías, intuyen, notan movimientos en los huesos que nos describen los profesores. Otros compañeros, más racionales, se quedan con la parte más estructural de la osteopatía, entienden el cuerpo humano como una máquina en movimiento que debe ser equilibrado. Otro grupo en el que me incluyo, derivamos entre dos aguas.

Acabé los estudios de osteopatía con más interrogantes que nunca, y teniendo la sensación de que en ese momento, empieza verdaderamente el camino. Sentí que el trabajo que hasta ese momento estaba realizando, con muchos pacientes al día y con poca dedicación a ellos, no me satisfacía. Podría aportarles más,  más tiempo,  así que reorienté mi actividad a un trabajo personalizado, con tiempo suficiente para cada paciente, para escuchar, valorar, y tratar.

Fuera de la Universidad me encontré otra vez con la misma dicotomía, una corriente de profesionales formados en osteopatía que tenían la necesidad de ser reconocidos por el mundo médico y científico, los cuales querían acercarse a él a través del método y la validación científica. Y por otro lado, otro grupo de profesionales que querían seguir estrictamente con los principios osteopaticos y filosóficos formulados desde el nacimiento de la osteopatía por su creador, el Doctor Still. Principios de globalidad, autocuración, estructura que gobierna la función…  Actualmente, todavía percibo que esto pasa.

Otra vez entre dos aguas y siguiendo mi camino. Como muchos post estudiantes de hoy en día me encuentro delante de postgrados, másters, especializaciones y nuevas formaciones, una amplia oferta. Como terapeuta manual, que es mi vocación, opté por centrarme en lo más esencial: aprender a tocar, palpar, percibir. Me hablaron por primera vez de cosas tan elementales como presencia, atención e intención, elementos básicos para el trabajo de cualquier osteópata, fisioterapeuta o terapeuta manual, y a los que no sé da suficiente importancia en la Universidad.

Actualmente englobo todo el conocimiento que me han transmitido los profesores, mi experiencia con los pacientes -lo que estos me han enseñado- y mis vivencias y lo aplico de una manera sencilla en cada sesión de tratamiento. Cada tratamiento se convierte en un acto con presencia, atención e intención, englobando todas las esferas de la persona.

Los elementos importantes de mis sesiones se basan en:

PRESENCIA

Esencial para el terapeuta estar en el momento presente, el aquí y el ahora. No sólo mi cuerpo si no también mis pensamientos y mi ser están presentes delante del paciente.

Después de una anamnesis y de una exploración del paciente es cuando es más importante la presencia, para poder palpar y percibir.

Me gusta durante la anamnesis escuchar; eso tan difícil hoy en día, porque todo el mundo va muy rápido y no tenemos tiempo. Hoy en día la gente tiene necesidad de hablar, de expresarse y de que les escuchen sin prejuicios ni prisas.

Para mi es fundamental una pregunta:

-¿En qué te puedo ayudar? Sin enfocarme en si tiene un problema o padece de algo.

O quizás dos:  ¿Cómo estás? No solamente como un formalismo, sino con interés. Les pregunto:

-¿Qué te pasa? ¿Qué sientes? Estas preguntas habitualmente abren una comunicación más directa, más personal.

A veces encuentro un largo silencio o una simple sonrisa. Aún recuerdo esos ojos llorosos que un día tras la pregunta me respondieron

-¿Sabes que desde el accidente nadie me lo había preguntado?

Entonces, yo me cuestiono: los fisioterapeutas, osteópatas ¿No hacen estas preguntas en su práctica diaria? ¿No tratan personas?

ATENCIÓN

Una vez enraizado en mi presencia aplico la atención, la proyección de la conciencia. Esto es una cosa que hacemos diariamente. Por ejemplo cuando observamos un grupo de personas y reconocemos a alguien, me fijo en ella, le saludo, le hablo… Cuando estoy delante del paciente me centro mediante la palpación, el tacto y con la guía de mis sentidos me dirijo hacia una zona o un tejido.

INTENCIÓN

Cuando encuentro la zona/tejido a tratar es cuando aplico la intención. Intención de tratamiento, qué pretendo, qué quiero hacer y cómo lo voy a hacer. Es una proyección de la consciencia. Es aquí donde todo mi conocimiento, mi práctica  y experiencia me permiten encaminarme hacia el tratamiento más adecuado.

Como ley en osteopatía, hago mi trabajo, luego me retiro.

Trabajo con técnicas que me han enseñado, importantes, pero creo que realmente lo esencial es esto, el estar presente con atención y con intención.

Siendo estudiante siempre quieres aprender técnicas, cuantas más mejor. Con el tiempo reducimos el número de técnicas que utilizamos y nos damos cuenta de que la presencia es más importante que la técnica.

Para finalizar os cuento una anécdota de un curso de osteopatía. Un eminente profesor inglés nos comentó: os voy a explicar la técnica, la aprenderéis y la haréis a la perfección, pero cuando un paciente vuelva por segunda vez a vuestra consulta no será para que le hagáis una determinada técnica o tratamiento, si no que vendrá a vosotros por lo que sois y por lo que transmitís.

Para finalizar, quiero hacer llegar mi agradecimiento a las personas que me ayudan a continuar trabajando diariamente con vocación, a cada uno de los pacientes que confían en mí y me enseñan cada día y a los profesores que me han transmitido su conocimiento.

Jordi Campo Neila, Fisioterapeuta y Osteópata

* * *

En esta segunda sección del post encontraréis, como es habitual, artículos, formaciones y lecturas que están dirigidos tanto al público en general, como a los profesionales de la salud y de las ciencias humanas. Esperamos sean de vuestro interés:

  • Los hábitos saludables reducen hasta en un 40% los casos de alzhéimer.  Publicado en JANO, medicina y humanidades. “Seis medidas para evitar los factores de riesgo: Actividad física, actividad social, actividad mental, prevención del riesgo vascular, buena alimentación, fomentar la reserva motivacional. ”  Sigue leyendo AQUÍ
  • Descrita la sustancia responsable del sabor y las propiedades del té negro, publicado en ‘JOURNAL OF AGRICULTURAL AND FOOD CHEMISTRY’. “Científicos del área de Alimentación y Salud del Centro IFAPA, Alameda del Obispo, en Córdoba, han identificado y cuantificado por primera vez los compuestos del té negro que producen un efecto protector en el organismo. En concreto, se trata de las teaflavinas, sustancias que además de otorgarle su color oscuro y su sabor característico, son absorbidas en un 94% durante la digestión. Estos componentes aportan las propiedades antioxidantes, anticancerígenas, antimicrobianas, antidiabéticas y cardioprotectoras de esta planta.”. Sigue leyendo AQUÍ.
  • El uso de antibióticos durante el parto favorece las bacterias resistentes en la flora intestinal del recién nacido, publicado en ‘MICROBIOMA’. “La colonización del intestino de un recién nacido por parte de las bacterias que forman la flora o microbiota intestinal resulta clave en la salud que tendrá a lo largo de su vida, hasta el punto de que cualquier alteración que se produzca en esta etapa incrementa el riesgo de sufrir determinadas patologías. Un equipo liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha estudiado los efectos sobre la microbiota intestinal que tiene la administración de antibióticos durante el parto en niños a término (a partir de la semana 37 de gestación) nacidos vaginalmente. Los resultados, que aparecen publicados en la revista Microbiome, muestran alteraciones y sugieren que esta práctica favorece que se establezcan bacterias que portan genes de resistencia.” Sigue leyendo AQUÍ.

  • Hacer ejercicio durante el embarazo es bueno para el feto y la madre, publicado en ‘JAMA’. “Ganancia excesiva de peso, preeclampsia, diabetes gestacional, parto por cesárea, dolor lumbar e incontinencia urinaria, son algunos de los riesgos que tiene llevar una vida poco saludable durante el embarazo. Un estudio realizado por expertos de la Universidad Camilo José Cela (UCJC), publicado en el Journal of American Medicine Association (JAMA), define las pautas de ejercicio físico durante el embarazo que han demostrado mayores beneficios fisiológicos, tanto maternos como fetales. El porcentaje de mujeres que cumplen las recomendaciones de ejercicio durante el embarazo es muy bajo, explica a Sinc María Perales, autora principal del trabajo e investigadora del departamento de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Esto se debe en parte a la incertidumbre existente acerca de qué tipo de ejercicio se debía recomendar y cuál evitar. Sin embargo, el nuevo trabajo confirma que hay sólidas evidencias científicas para asegurar que el ejercicio moderado durante el embarazo es seguro y conveniente para el feto y la madre. Sigue leyendo AQUÍ.

  • La microbiota intestinal regula la acumulación de grasas a través de NFIL3 y el reloj circadiano, publicado en ‘SCIENCE’. “Un estudio cuyos resultados se publican en Science ha concluido que la microbiota ayuda a que absorbamos las grasas que después incorporamos al organismo y vincula estos procesos con el reloj circadiano. Los autores del trabajo analizaron el papel de la proteína NFIL3, que desempeña una función clave en la absorción de lípidos y la acumulación de grasa corporal, y su relación con la microbiota y los ciclos circadianos.” Sigue leyendo AQUÍ.
  • Premio Nobel de Medicina 2017: Jeffrey Hall, Michael Rosbash y Michael Young, por sus descubrimientos sobre los mecanismos moleculares que controlan el ritmo circadiano.“Los científicos Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young han ganado hoy el premio Nobel de Medicina de 2017 “por sus descubrimientos de los mecanismos moleculares que controlan el ritmo circadiano”, los fenómenos biológicos que ocurren rítmicamente alrededor de la misma hora del día, como el sueño. Sus hallazgos, según el jurado, explican cómo las plantas, los animales y las personas sincronizan sus ritmos biológicos con las vueltas del planeta Tierra.” Sigue leyendo AQUÍ.

En cuanto a formación, muy interesante la oferta que ofrece el Instituto Médico de Sofrología Caycediana:

  • CAM. Concentración, atención y memoria dirigido en particular a estudiantes, y personas mayores y a todas las personas que quieran estimular su cerebro, mejorar su concentración, recuperar y mejorar su memoria. Información disponible AQUÍ.
  • Máster Especialista en Sofrología 2017 dirigido tanto a profesionales de la salud como a profesionales de las ciencias humanas. Información disponible AQUÍ.

Y para cerrar la entrega de Octubre, es un honor compartir con vosotros los trabajos de investigación realizados por compañeras Enfermeras. Sus aportación es importante, fundamental para seguir construyendo el conocimiento de la Disciplina Enfermera en su area complementaria/integrativa:

  • Trabajo de fin de grado en Enfermería. Uso de la acupuntura para el manejo del dolor en el trabajo de parto”. Autora: Diana Cervera Fernandes. Universidad Autónoma de Madrid, Facultad de Medicina. Curso académico 2015 – 2016. Disponible AQUÍ.
  • Tesis Doctoral: “Terapias complementarias: Una mirada desde la experiencia de enfermeros de Lanzarote y Gran Canaria”. Autora: Dra. Manuela Cristina Chas Barbeito, Universidad de la Laguna, 2017. Disponible AQUÍ.

Muchas gracias por el el feed-back positivo y el interés que muchos de vosotros habéis expresado respecto a esta sección del blog. Nos encontramos de nuevo en Noviembre con nuevos artículos y con la colaboración de profesionales que trabajan y viven la profesión con las tres C que marcan la diferencia:

* Ciencia, Consciencia y Corazón *

¡Salud!

Elena Lorente Guerrero

 

 

La ternura que sostiene el cielo

Tens poc temps,

flor menuda,

de la naixença a l’esplendor

i al marciment.

Curt és el teu viatge terrenal.

Tens un nom?

Potser sí.

Jo prefereixo creure

que la botànica t’ignora.

Ets la flor.

Ets la flor innominada,

filla de l’atzar i de la terra,

tendresa que sosté el cel.

Agustí Bartra

 

 – A la Teresa Turmo i la Natàlia Araujo, Infermeres, amb Amor –

Cada verano vienen a visitarnos nuestros tres sobrinos. Irrumpen en nuestras vidas como un torbellino de energía, de alegría, de ilusión y de risas. Sin obligaciones, sin tiempo, jugamos, disfrutamos, y aprendemos juntos contemplando por nuestra parte, maravillados y agradecidos, la luz blanca de su Alma.

Una noche, después de la cena, en lugar de sacar los juegos de mesa, de forma espontánea empezamos a hablar sobre la muerte y el morir. Un tema que les interesa y sobre el que tienen numerosas preguntas. Acurrucados alrededor de su tío, se partían de risa con sus historias sobre cómo quisiera él morir y el funeral que quería.

¡Y claro que se reían! Las imágenes que iban surgiendo no eran para menos. Sin embargo, de vez en cuando él les recordaba que, por mucho que rieran, todo lo que les estaba contando iba muy en serio.

Tras las risas, les preguntamos sobre sus inquietudes sobre la muerte, y sobre qué pensaban ellos qué sucedía al morir. Sin titubeos, nos contestaron que esto no se acaba aquí, que la vida continúa.

Y llegó la hora de irse a dormir. Como cada noche escogimos un cuento breve, de los que hacen pensar. Esa noche leímos la fábula “Ninfas y libélulas: explicando la muerte a los niños”, de Doris Stickney.  Conforme el cuento avanzaba, sus rostros se iban iluminando, reafirmando que la muerte forma parte de la vida, y que morir, como proceso transformador, tiene sentido.

Entre risas y reflexiones, mantuvimos una de las conversaciones más importantes, profundas y hermosas, de las que recordaremos toda la vida y que estos días además, me acompaña y me conforta. La apertura, la capacidad de asombro y de conexión con el presente de los niños son enseñanzas que nos ayudan a encajar las pérdidas.

Hace pocas semanas, Teresa y Natàlia desplegaron las alas y con su vuelo de libélula, ya forman parte de la ternura que sostiene el cielo.

Seguiremos adelante, viviendo encarnados, como ninfas, agradecidos por todo lo que nos enseñasteis, y manteniendo vivo vuestro recuerdo hasta que llegue para nosotros, el momento de la transformación y el reencuentro.

Con gratitud,

Elena Lorente Guerrero

 

Hay personas que tocan nuestra mirada y nos descubren el punto exacto de enfoque

EL TEMPS

No més incerta de tan vehement

la sorpresa amb què aculls la llum que esclata

rera el mirall opac i els cortinatges

angoixants i feixucs d’aquest llarg temps de prova.

És així com la vida expressa el seu

misteri i en referma la bellesa.

L’entreteixit del temps no mostra cap

fissura, flueix sempre, ineluctable.

Tot és perfecte i just dins el seu àmbit.

MIQUEL MARTÍ I POL

* * *

Hace ya casi un año. Los recuerdos y el cariño permanecen intactos. Este post, en memoria de Elisabeth, estaba pendiente.

Tras un goteo de minutos, horas, días y largos meses que sumaron años, Elisabeth liberó su Alma de la prisión en la que se había convertido su cuerpo. Y lo hizo con la misma discreción con la que vivió el último capítulo de su vida atrapada en la densa red de la demencia.

Después….. silencio,  una sonrisa de paz, de reconciliación con la vida y esa imagen tan hermosa que nos legó E.Kübler-Ross: la mariposa que una vez liberada de la crisálida, deja atrás el sufrimiento y vuela libre, completa, sana.

Hay personas que tocan nuestra mirada y nos descubren el punto exacto desde donde enfocar para ser capaces de ver con nitidez lo que aparentemente es un plano borroso.  Elisabeth además de tocarnos, se entregó completa e incondicionalmente. Su voluntad, su dignidad estaban en manos de los demás. Así de simple, así de crudo.

Poco a poco, uno a uno, se fueron desconectando los  cables verbales y no verbales que le permitían comunicarse; con la crueldad añadida de que entendía perfectamente todo lo que ocurría a su alrededor. Su cuerpo se convirtió en un muñeco de trapo, inexpresivo, incapaz de sostenerse por si mismo, ni de controlar el más mínimo movimiento. Llegamos a conocerla tan bien que aprendimos a descifrar los códigos al principio y sencillamente a intuir hacia el final, si tenía sed, si tenía hambre, si sentía picor o dolor, si tenía frío o calor, si estaba triste o tenía miedo.

Así transcurrieron los últimos meses de su vida, literalmente en manos de los demás, 24 horas al día, día tras día, sin más opción ni alternativa que la de abrir su corazón y confiar. En muchas ocasiones, su confianza debió ir acompañada de una gran comprensión y aceptación bondadosa y generosa de todos los que tuvimos el privilegio de conocerla y cuidarla.

Depositó en nosotros su vida y su dignidad. Dependía de nosotros ser merecedores de ese regalo, de esa gran responsabilidad que nos obligaba, como un aguijón, a reflexionar y a revisar continuamente nuestra relación con ella y los cuidados.

Los maestros se presentan en la vida bajo los disfraces más insospechados, aquellos que con toda seguridad les hacen pasar fácilmente desapercibidos. Y así, sin más, nos enseñan la primera lección de todas: estar atentos.

Entre otras muchas cosas, el Amor fue el camino para cuidar a Elisabeth. Y sin lugar a dudas, el Amor fue su respuesta.

GRACIAS

“La lección final es aprender a amar y a ser amados incondicionalmente”. E. Kübler-Ross

Abrazos,

Elena Lorente Guerrero

 

 

ENFERMERÍA Y MEDICINA INTEGRATIVA AL DÍA. Número 2, Septiembre 2017. Con la colaboración de Pablo Saz, Médico Naturista

Columpiándome.
Entre la duda y la ciencia, por Pablo Saz Peiró

Estos días andamos un poco revolucionados. Porque se suprimen cursos de Homeopatía, Medicina Naturista o Acupuntura de los Colegios de Médicos y de las Universidades.1 Debemos pensar que si los han suprimido es porque estaban allí y, si han estado allí, igual pueden volver a estar, sólo se necesita que las circunstancias y las personas fluyan de forma sencilla.

Como un reloj de péndulo, para que funcione tiene que realizar su recorrido de forma sencilla y precisa. Puede que parte de ese recorrido, como sucede en un columpio, no nos guste. Lo más desagradable a veces es el tope, la bajada suele ser la que provoca el vértigo y la nausea. Pero si entrenamos el movimiento del columpio al final acabamos disfrutando de todo su recorrido.

Mientras estemos subidos en el columpio y en el péndulo de la vida nos va tocar vivir y contemplar distintas formas de ver y disfrutar de la vida y de la Medicina.

Me asombra cada día cuando me encuentro con los nuevos médicos que han aprobado su residencia y su especialidad y no tienen dudas, se saben casi todas las respuestas correctas de la Medicina aprendida.

A mi me pasa al revés, cada día tengo más dudas y sobre todo cuando me hablan del último descubrimiento o del último medicamento.

Creo que uno de los elementos más encomiables de un investigador es que sigue teniendo dudas incluso de los descubrimientos más certeros.2 Siempre hay nuevas formas de contemplar la realidad y más aún sobre la salud y la enfermedad.

En Medicina estamos muy acostumbrados a ver la capacidad del cuerpo para resolver conflictos urgentes, y también a ver enfermedades crónicas que siguen doliendo y matando pacientes, muchas de ellas por un estilo de vida malísimo.

Es necesario enseñar a nuestros estudiantes de Medicina a ser críticos, no sólo de las terapias llamadas alternativas o complementarias, sino fundamentalmente y en general de todo lo que se enseña en la Facultad de Medicina. Y para ser críticos con la terapias alternativas o  complementarias hay que enseñarlas, porque no se puede criticar lo que no se conoce.

Cada día veo cómo ignorantes supinos se escudan detrás del manual, en la mayoría de ocasiones creyendo o pensando en lo que han estudiado y rechazando aquello que no está en su respuesta correcta.

Demasiada medicación para intentar curar enfermedades con medicaciones o actuaciones demasiado iatrogénicas3.
Demasiada medicación alrededor de la gestación y del parto.
Demasiada medicación incluso para dejar morir.4

Alrededor de las facultades de Medicina aparecen grupos que manejan la injuria, la calumnia y la descalificación para defender su ciencia. La injuria se admite sin prueba por una gran cantidad de lectores.

Mandan suprimir la Homeopatía y lo que según ellos no es científico. Quieren obligar a vacunar o a medicar. Atacan al que no quiere utilizar medicamentos que matan. En general son también grupos peligrosos para salud.

Aprender Medicina, conocer la vida, la higiene, las diferentes terapias a lo largo y ancho del mundo, es para disfrutar y mejorar la vida.

Ante estas situaciones circunstanciales en las que todo nos dice que nuestro columpio va de bajada, no es muy conveniente intentar ir a la contra, a veces hay que centrarse y esperar el momento adecuado para aplicar nuestro impulso y mientras, disfrutar, aunque reciba críticas porque me estoy columpiando.

Pablo Saz Peiró, Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Zaragoza y especialista en Hidrología y Climatología Médicas por la Universidad Complutense de Madrid.

__________________________________________________________________

1 Saz Peiro.Pablo.Editorial.¿Se pueden enseñar las medicinas alternativas, complementarias e integrativas en la universidad?. Medicina Naturista 8(2):3 · July 2014
2 Imogen Evans, Hazel Thornton e Iain Chalmers. Cómo se prueban los tratamientos Una mejor investigación para una mejor atención de salud.The British Library 20006
3 Editor´s Choice Too much chemotherapy,BMJ 2016; 355
4 Moreno Ferrero, Manuel José. Cóctel Lítico ¿Sedación paliativa u homicidio “compasivo”? Medicina naturista, Vol. 6, Nº 1, 2012, págs. 8-14.

* * *

Queridos amigos:

Pablo Saz abre la segunda entrega de “Enfermería y Medicina Integrativa al día” con esta reflexión tan valiente, tan sensata y tan necesaria, que da para pensar, ¡y mucho!

Para mí es un honor aprender y contar contigo en el blog Pablo, porque además de ser un referente para todos los profesionales de la salud y para la población en general, eres una persona muy querida. Gracias de corazón.

Damos paso ahora a la segunda parte del post compartiendo las siguientes publicaciones:

  • El tai-chi de 1 a 3 veces por semana ayuda a prevenir caídas en adultos mayores y en situación de riesgo. Publicado en ‘JOURNAL OF THE AMERICAN GERIATRICS SOCIETY’. “Un estudio de la Universidad de Jaén muestra que esta practica contribuye a una reducción del riesgo de caídas del 43% en comparación con otras intervenciones,  tras un seguimiento de menos de 1 año. Existen evidencias de alta calidad de que el tai-chi reduce significativamente el riesgo de caídas y creemos que hay evidencia científica para que los profesionales de la salud recomienden la práctica del tai chi en adultos mayores”.  Sigue leyendo AQUÍ. 
  • La contaminación por partículas diésel puede exacerbar la alergia a la soja. Publicado en ‘PLOS ONE’. “Un estudio liderado por la Dra. María Jesús Cruz, jefe del grupo de investigación en Neumología Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR) y por los Dres. Xavier Muñoz, Susana Gómez y Daniel Álvarez, del mismo grupo, ha demostrado que una determinada cantidad de soja que por sí sola no provoca alergia, cuando se administra en combinación con partículas diésel hace que los animales de experimentación desarrollen asma. Además, también han descubierto que el mecanismo que desencadena el asma es diferente si está provocada por la alergia pura a la soja o si lo está por la suma de soja y contaminación”. Sigue leyendo AQUÍ.
  • La Sociedad Española de Neurología publica una guía de neuroterapia ocupacional. “La Sección de Estudio de Neuroterapia Ocupacional de la Sociedad Española de Neurología (SEN) ha elaborado una guía de terapia ocupacional enfocada a personas que sufren patologías neurológicas. La idea surgió tras detectar la necesidad de informar a los afectados y a sus familiares acerca de qué pueden hacer tras sufrir una lesión de este tipo, las posibilidades de rehabilitación, las ayudas que existen y el camino para lograr recuperar autonomía, independencia y dignidad. “. Sigue leyendo AQUÍ.
  • El Vall d’Hebron encabeza un proyecto europeo para mejorar el acceso a la sanidad de los inmigrantes más vulnerables.“El Vall d’Hebron lidera ‘MyHealth’, un proyecto europeo que quiere dar respuesta a la falta de acceso a la sanidad de la población inmigrante vulnerable y optimizar la atención sanitaria que reciben en el que colaboran 11 equipos de 7 países y está financiado por la Comisión Europea. El marco de actuación será a través de la atención primaria, ya que se trata de un proyecto hecho con y para las personas que busca hacerlas partícipes para empoderarlas y al mismo tiempo que sea más eficaz.” Sigue leyendo AQUÍ.
  • La práctica musical genera cambios en la organización de redes neuronales. Publicado en ‘HUMAN BRAIN MAPPING’. “Un estudio de la Universidad de las Illes Balears ha investigado los mecanismos que explican cómo tocar un instrumento altera la percepción del propio cuerpo en músicos profesionales. La ínsula: una región cerebral clave”. Sigue leyendo AQUÍ

Al hilo  de “la ínsula, una región cerebral clave”, aquí os dejo “Secretos de la relación corazón-cerebro”, Luciano Sposato, TEDxRiodelaPlata. ¿Cómo se relacionan el cerebro con el corazón? ¿Qué impacto tiene esta relación en cómo entendemos nuestras emociones y cómo tomamos decisiones?

L. Sposato es actualmente Profesor Asociado de Neurología | Kathleen & Dr. Henry Barnett Cátedra de Investigación de Accidentes Cerebrovasculares. Universidad del Oeste, PREVISTA (Programa de Evaluación Epidemiológica del Accidente Cerebral en Tandil, Argentina) con numerosas publicaciones científicas, algunas de las cuales podéis consultar AQUÍ.

En cuanto a formación y conocimiento al día:

  • En la web del NCCIH (National centre for complementary and integrative health) podréis escuchar, de forma gratuita, las videoconferencias educativas dirigidas a profesionales de la salud, estudiantes, y público en general interesados en las últimas investigaciones científicas en relación al enfoque integrativo. Disponible AQUÍ.
  • Pinchando AQUÍ accedéis a la web y al texto completo de la  Revisión sistemática metanarrativa de las intervenciones en demencia con procaína como estrategia de la Terapia Neural”. (2017) Tesis de Elsa Margarita Santa María Sierra, Universidad Nacional de Colombia – Sede Bogotá.
  • Máster en Intervenciones asistidas con perros para profesionales del ámbito social, de la salud y de la educación (2017-2018). Campus doncent Sant Joan de Déu.  Información disponible AQUÍ.
 * * *
A partir de ya, nos ponemos a preparar, con ilusión y energía, el siguiente número que publicaremos a principios de Octubre.

 

Abrazos y Feliz Otoño,

Elena Lorente Guerrero