ENFERMERÍA Y MEDICINA INTEGRATIVA AL DÍA. Número 6, Enero 2018. Con la colaboración de MARGALIDA MIRÓ, Dra. en Enfermería y Experta en Práctica Colaborativa Interprofesional en Salud

  Queridos Amigos:

La primera entrega de Enfermería y Medicina Integrativa de 2018 llega cargada de la energía, la visión y la meta que tan bien nos explica Margalida Miró, a quien todos conocéis por su entrevista y su  artículo publicado recientemente en el blog.

Es un honor contar con la mirada enfemera y experta de Margalida y un lujazo que siempre tenga un ¡Sí, con ilusión! para participar en De tots els Colors.

Esta vez, nos trae el enfoque y el hilo conductor que necesitamos para empezar a re-pensar, re-orientar y re-crear el cuidado de las personas hacia una nueva dirección: participativa, integrativa e integradora.

Querida Marga, es un placer seguir aprendiendo y creciendo contigo. Muchas gracias  por inspirarnos y acompañarnos con tanto cariño y generosidad.

* * *

 

Agradezco de todo corazón a Elena Lorente la invitación a participar, de nuevo, en su blog.

Elena contactó conmigo comentándome que a principios de cada mes suele publicar un post sobre Enfermería y Medicina integrativa y que me invitaba a hacer alguna reflexión sobre el tema.

Decirles de antemano que yo no soy experta en Enfermería, ni Medicina integrativa así que espero que la intervención resulte de interés. Me atreví a aceptar el encargo porque la propuesta de Elena llega en un momento donde estoy investigando, hace unos 7 años, junto con los miembros del Grupo de Investigación Crítica en Salud (GICS) de la Universitat de les Illes Balears, cuestiones relativas al trabajo en equipo interdisciplinar en salud, o lo que también se conoce como práctica colaborativa interprofesional (PCI). De algún modo, me pareció que eran temáticas relacionadas, ya que ambas tratan de integrar la potencialidad de distintas perspectivas profesionales y así atender la salud de la ciudadanía de forma más global, satisfactoria y segura.

A continuación, como si de una entrevista se tratase comento brevemente algunos de los
principales puntos que caracterizan de la PCI en salud.

Espero que les resulte de tanto interés como suelen ser los post que Elena publica en el blog detotselscolors. Muchas gracias, Elena.

 

Colaboración interprofesional: Una mirada integrativa en salud, por Margalida Miró

¿Qué es la práctica colaborativa interprofesional?

Es el proceso donde profesionales de distintos backgrounds se reúnen para resolver problemas, participan en la toma de decisiones reconociendo la responsabilidad compartida de los resultados para proporcionar una atención integral al trabajar con los pacientes, sus familias y las comunidades y ofrecer la más alta calidad de la atención en todos los entornos.

¿Cuáles son las principales características de la PCI?

  • Disponer de metas claras y compartidas en la atención al paciente y la familia.
  •  Tener claros los roles y responsabilidades del equipo. Cada miembro ejecuta sus competencias y además conoce las responsabilidades y funciones de los otros profesionales.
  • Compartir una identidad grupal. Entre los miembros del equipo hay sentimientos de
    pertenencia, respeto, cohesión y confianza en la capacidad del equipo para superar
    obstáculos y materializar la visión que tienen.
  • Ejercer desde la interdependencia e integración de los miembros del equipo.
  • Aplicar enfoques democráticos y de liderazgo compartido. Hay un reconocimiento por parte del líder y del resto del equipo del rendimiento y éxito individual y colectivo.
  • Llevar a cabo esfuerzos para romper los estereotipos y las barreras interprofesionales.
  • Conceder a los profesionales tiempo y espacios para desarrollar el trabajo en equipo.
  • Respetar las diferencias de opinión y perspectivas a través de una comunicación abierta y fluida.

¿Por qué es importante la PCI en salud?

Es reconocida como un elemento clave para la prestación de una atención de calidad, efectiva y segura a la ciudadanía. Los mejores y más rentables resultados para los pacientes y las familias se logran cuando los profesionales trabajan y aprenden juntos, participan en la auditoría clínica de los resultados y generan innovación para garantizar el progreso en la práctica y el servicio.

¿Se incentiva la PCI en el sistema de salud en nuestro país?

Las iniciativas de trabajo colaborativo interdisciplinar se han ido incrementando en los últimos años en todo el mundo. Los países con más largo recorrido sobre este tipo de iniciativas son Australia, Canadá, el Reino Unido y los EE.UU., a éstos se añade Brasil, Nueva Zelanda y Suecia. La PCI es un eje estratégico en las políticas de agencias internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Joint Comission on Acreditation of Healthcare Organizations (EE.UU) y de programas de prestigiosos sistemas de salud como Institute for Healthcare Improvement (Australia), el Institute for Healthcare Improvement (Reino Unido) o Canadian Patient Safety Institute (Canadá).

En nuestro país, desde el año 2005, el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad ha ido incluyendo en los planes nacionales de salud estrategias dirigidas a la mejora de los elementos clave recomendados a nivel internacional sobre colaboración interdisciplinar, y en concreto a la colaboración entre médicos y enfermeras como componente esencial de una cultura de seguridad. Desde entonces, las estrategias nacionales en salud han incorporado la colaboración interdisciplinar como eje prioritario vinculado a la seguridad clínica, principalmente en la estrategia de cuidados paliativos, de Salud Mental o de la cronicidad. En ellos, se apunta que para dar respuestas efectivas e integrales a las necesidades físicas, emocionales, sociales y espirituales de los pacientes y las familias es necesario un modelo colaborativo e interprofesional basado en la coordinación entre los niveles asistenciales y entre los profesionales de salud.

¿Por qué es importante la PCI en salud?

Las organizaciones de salud son cada vez más conscientes que es necesario contar con la información y los conocimientos de muchas disciplinas con el fin de desarrollar soluciones válidas y ofrecer una atención integral a las personas y las familias. Uno de los motivos es que los usuarios plantean demandas cada vez más complejas y crónicas, que requieren de abordajes y tratamientos múltiples. De modo, que es inusual que un único profesional pueda resolver los problemas de salud de la población de forma aislada.

¿Cómo es la realidad de la PCI en salud en nuestro país?

Actualmente los estudios señalan que la PCI, principalmente entre médicos y enfermeras está lejos de lo que podría ser. La práctica interdisciplinar resulta a veces problemática, ya que los profesionales se enfrentan a numerosos retos como, entornos multiprofesionales y complejos donde conviven diversidad de proveedores y donde cada grupo tiene su ámbito de acción y funciones, posiciones dentro de jerarquías, distintas culturas e identidades profesionales, diferentes procesos de socialización profesional y notables diferencias entre formaciones académicas.

¿Cuáles son los principales retos pendientes?

Si se pretende mejorar la eficacia y eficiencia de los equipos de salud se hacen necesarias intervenciones que promuevan el reconocimiento mutuo de la complementariedad y la interdependencia, como la creación de estructuras de gestión horizontal, la promoción de actividades que fomenten la colaboración, la comunicación y la toma de decisiones conjuntas entre enfermeras, médicos y otros profesionales de la salud. Las intervenciones para fomentar la PCI, cuya eficacia ha sido demostrada tienen en común disipar las diferencias profesionales y centrarse en la construcción de alianzas, cooperación y formas saludables de liderazgo con la finalidad de asegurar una atención segura y generar mayor innovación y progreso de los servicios de salud.

Dra. Margalida Miró Bonet
Departamento de Enfermería y Fisioterapia
Universitat de les Illes Balears

_________________________________________________________________

Bibliografía consultada

Paradis E, Leslie M, Gropper MA, Aboumatar HJ, Kitto S, Reeves S. Interprofessional care
in intensive care settings and the factors that impact it: results from a scoping review of ethnographic studies. Journal of critical care. 2013; 28(6): 1062–7.

Reeves S, Lewin S, Espin S, Zwarenstein M. Interprofessional Teamwork for Health and Social Care. Oxford: Wiley-Blackwell; 2010.

Reeves S, McMillan SE, Kachan N, Paradis E, Leslie M, Kitto S. Interprofessional collaboration and family member involvement in intensive care units: emerging themes from a multi-sited ethnography. Journal of Interprofessional Care. 2015; 29(3): 230–237.

Zwarenstein M, Goldman J, Reeves S. Interprofessional collaboration: effects of practice-based interventions on professional practice and healthcare outcomes. Cochrane Database Syst Rev. 2009; 8(3).

* * *

El interesante artículo de Margalida Miró nos abre un gran camino  por recorrer para transformar los retos pendientes en realidad viva. Un proceso en el que todos somos protagonistas y que sólo será posible desde una disposición abierta, generosa, constructiva, co-creadora.

La práctica colaborativa interprofesional en salud nos plantea desafíos muy cercanos y parecidos a los que tenemos por delante como humanidad para aprender a relacionarnos de manera más consciente, respetuosa, y amable (de amabilidad y de amar), con nosotros mismos y con los demás. Aplicable a todos los ámbitos de la vida, incluyendo nuestro vínculo y relación con la naturaleza y con todos los seres vivos del planeta. Como muestra…:

  • La contaminación perjudica la salud en niveles bajos y a corto plazo. PUBLICADO EN ‘JOURNAL OF THE AMERICAN MEDICAL ASSOCIATION”. “Una investigación de la Universidad de Harvard sobre datos recopilados durante 13 años vincula directamente la polución con un aumento de muertes prematuras entre los mayores, incluso cuando esos niveles están dentro de los márgenes que las autoridades ambientales de ese país consideran seguros para la población.” Sigue leyendo AQUÍ.
  • Una dieta saludable se asocia con una mayor autoestima en los menores. PUBLICADO EN ‘BMC PUBLIC HEALTH’. “Así concluye un nuevo estudio realizado en ocho países, entre ellos España, que también recoge datos a la inversa: la autoestima se vincula con pautas que restringen el consumo de azúcares y grasas, y fomentan el de pescados y verduras”. Sigue leyendo AQUÍ.
  • El ejercicio favorece cambios en la composición de la microbiota intestinal, al margen de la dieta. PUBLICADO EN ‘MEDICINE & SCIENCE IN SPORTS & EXERCISE’. “Investigadores de la Universidad de Illinois y la Clínica Mayo en Rochester, Estados Unidos, han aportado la primera evidencia científica de que el ejercicio físico puede causar cambios en la composición de la microbiota intestinal, con independencia de otros factores como la dieta o el consumo de antibióticos”. Sigue leyendo AQUÍ.
  • La acupuntura podría aliviar el dolor vinculado al tratamiento del cáncer de mama. MedlinePlus. Algunos medicamentos comunes contra el cáncer de mama pueden desencadenar dolor en las articulaciones, pero nuevas investigaciones sugieren que la acupuntura puede aliviar ese efecto secundario. Sigue leyendo AQUÍ.
  • Psicoterapia, meditación y cáncer. Pablo Saz Peiró. MEDICINA NATURISTA, 2017; Vol. 11 – N.º 2: 80-84. “Ante el diagnóstico de cáncer, la meditación es particularmente útil para asimilar el susto, ayudar en la elección del tratamiento, mejorar la supervivencia, recuperar el control, saber estar ante la incertidumbre sobre el futuro y el temor de recurrencia, así como mejorar una serie de síntomas físicos y psicológicos, como depresión, ansiedad, insomnio y fatiga.” Sigue leyendo AQUÍ.
  • El papel del propóleo en el estrés oxidativo y el metabolismo lipídico: ensayo controlado y aleatorizado.. Verónica Mujica, Roxana Orrego,Jorge Pérez, Paula Romero, Paz Ovalle, Jessica Zúñiga-Hernández, Miguel Arredondo,Elba Leiva2,3. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine Volume 2017 (2017).Aunque hay evidencia de los beneficios del propóleo en la salud humana, la gran mayoría de los estudios se han llevado a cabo utilizando modelos animales. El presente estudio incluye la caracterización química y la evaluación clínica de los efectos de la administración oral de solución de propóleo sobre el estado oxidativo y la modulación de lípidos en una población humana en Talca, Chile. Los datos informados respaldan el papel del propóleos en diversas enfermedades crónicas, a través de diferentes mecanismos, como el aumento de HDL-c, y el efecto antioxidante debido al aumento de GSH y niveles reducidos de TBARS, ambos marcadores de estrés oxidativo en humanos.” Sigue leyendo AQUÍ.
  • El Congreso internacional de medicina y salud integrativa se celebrará en Baltimore, MD durante los próximo 8 al 11 de Mayo 2018. El tema del Congreso es:
    C
    olaboración en acción: avanzando en la salud integrativa  a través de la investigación, la educación, la práctica clínica y política sanitaria”. Información disponible AQUÍ.
  • El Primer Jueves Enfermero del año (25 de Enero) que organiza el Col.legi Oficial d’Infermeria de les Illes Balears (COIBA) está dedicado a la Situación actual de la investigación en Terapias Naturales desde la visión enfermera: metodologia y aplicación práctica. Conferencia a cargo de la Enfermera y doctora Paloma Echevarría. Información disponible AQUÍEntrada gratuita y retransmisión en directo por streaming mediante el siguiente enlace: http://www.rtvnotycias.es/coiba/0_index1.asp

Y para terminar, os invitamos a disfrutar de estas tres lecturas:

  • La Tesis Doctoral “Evaluación de los resultados NOC (Clasificación de Resultados de Enfermería) en el tratamiento de pacientes con ansiedad, relacionado con dolor, tras intervención de enfermería, manejo de la fitoterapia e intervenciones conductuales”. Autor: Ovidio Céspedes Tuero. Directores: Dra. Dña. Paloma Echevarría Pérez, Dr. D. Albert Sala Llinares. 2015. Facultad de Enfermería. Universidad católica de Murcia. UCAM. Disponible AQUÍ.
  • HISTORIA DE LA MEDICINA NATURISTA ESPAÑOLA. Alejandro Artetxe. Ed. Triacastela.
  • LA VUELTA A LA NATURALEZA. El pensamiento naturista hispano (1890-2000): naturismo libertario, trofología, vegetarismo naturista, vegetarismo social y librecultura. Josep Maria Rosselló. Ed. VIRUS.

* * *

¡Salud!

Elena Lorente Guerrero

Anuncios

Las enfermeras del NO ͠ DO, por Margalida Miró Bonet, Dra. en Enfermería. Universitat de les Illes Balears. Grupo de Investigación Crítica en Salud

Reportaje para prensa, elaborado en el Curso de Divulgación Científica. Opening SCIENCE, Palma de Mallorca, 2013. Proyecto Con-Ciencia Pública.Tutora: Elena Soto

El análisis de los manuales de formación de la época muestra que fueron herramientas políticas y sociales y que muchos de los estereotipos que todavía perviven en la sociedad sobre esta profesión son el resultado de las ideas que durante tres décadas se vertieron en sus páginas.

Por Margalida Miró. Universitat de les Illes Balears.
Grupo de Investigación Crítica en Salud (GICS-IUNICS)

“La vocación de la enfermera no depende en absoluto de la voluntad humana; viene del cielo y el Señor la concede a los que él elige”. “El médico es el superior de la enfermera. El médico es representante de Dios; y la enfermera es subordinado suyo”, estas dos citas extraídas de los manuales de texto usados en la asignatura de Moral profesional, -una de las más importantes en el currículum formativo de las enfermeras españolas entre 1956 y 1976 – evidencia como muchos de los estereotipos, algunos todavía vigentes, arrancan de una época en la que la formación política, religiosa y moral se consideraba fundamental para el cumplimiento de esta profesión.

¿Es casual que perdure el tópico de que la enfermera tiene que ser servicial, abnegada o discreta? y ¿es casual que se relacione esta profesión con las mujeres? Citas como “Mucho más fundamental para la enfermera es estar adornada de cualidades morales, auténticas virtudes de caridad y amor al prójimo” o “La enfermera ha de tener cuidado especial en no arreglarseintencionadamente con miras poco dignas de agradar”, indican que no, y son excelentes ejemplos para ilustrar algunos clichés que todavía se mantienen en la actualidad.

Cuando se realiza una mirada crítica a las representaciones sociales más arraigadas sobre las enfermeras y la enfermería española que perviven hoy en día, nos damos cuenta hasta que punto las ideas vertidas en estos manuales han contribuido a normalizar ciertas narrativas sociales, marginando otras y proporcionando, en definitiva, la
base de lo que consideramos como natural o verdadero de esta profesión.

El análisis de estos manuales muestra que fueron herramientas no sólo culturales, sino también políticas y sociales, que sirvieron para transmitir significados y sentidos relacionados con los modos de ser, pensar, concebir el mundo y de relacionarse de las
enfermeras según un modelo ideal que marcaba cómo debían ser.

Recuperando la memoria histórica

Unidad de nidos. Hospital Son Dureta, Palma. 1963. Foto cedida por Natividad

Para muchas mujeres, y para la Sección Femenina de la Falange, la enfermería fue un proyecto de realización social y profesional durante la dictadura franquista, ya que se trataba de un trabajo acorde a su ‘naturaleza’, una prolongación de las tareas denominadas ‘propias de su sexo’, como podía ser el cuidado de los demás, que ya realizaban habitualmente en el hogar.

Probablemente si nos situamos en el contexto sociopolítico de la época –el tardofranquismo- podríamos comprender algunas de las características de la formación que recibieron las enfermeras españolas, pero la mayoría de ellas como la dureza, el sacrificio, la disciplina y la docilidad social y política fueron especialmente evidentes en su formación en comparación con la de otros profesionales.

En esta época los requisitos exigidos para el acceso a la formación eran tener 17 años cumplidos y el título de Bachillerato elemental o laboral, presentar una carta de recomendación de dos personas de reconocida solvencia moral, superar una prueba de
aptitud de ingreso para acceder al centro y una entrevista personal para comprobar las cualidades vocacionales de la aspirante, presentar un certificado de buena salud, y superar un examen de reválida al finalizar los estudios de tres años académicos. No obstante, la candidata al finalizar tres meses de prueba podía ser admitida definitivamente o expulsada de los estudios.

Los contenidos del plan de estudios de enfermería en España eran en un 70% prácticos y el resto teóricos. La mayoría de asignaturas se denominaban “Nociones de…” porque se daba una parte reducida de los temas que se impartían en las Facultades de Medicina. Y entre las materias se incluían la educación física, formación política, religión y moral  profesional, consideradas fundamentales para el cumplimiento de la profesión, ya que se
pensaba que su práctica diaria acentuaba las condiciones morales de las alumnas y exaltaba su vocación.

En 1955 se publicaron dos órdenes, abolidas años después, que prohibían la coeducación de los/as alumnos/as de ambos sexos en las Escuelas de enfermeras y obligaban a las alumnas a cursar los estudios en régimen de internado, mientras que los estudiantes varones cursaban la carrera por libre (Orden de 4 de Julio de 1955, BOE de 2 de Agosto de 1955). El internado no estaba destinado a cubrir problemas de residencia, sino a asegurar la vida ordenada y casi clerical de las estudiantes. Mientras los hombres cursaban la asignatura de Autopsia médico legal, las mujeres realizaban en su lugar Enseñanzas del hogar.

Representaciones sociales que aún permanecen

A pesar del notable desarrollo académico y profesional de la enfermería española que ha llevado a que, en la actualidad, las enfermeras ejerzan numerosas competencias en el ámbito docente universitario, investigador, clínico, gestor y político, la ciudadanía sigue considerando a esta profesión como propia de mujeres vocacionales, sacrificadas y con especiales virtudes morales, de abnegación y emotividad.

Se sigue pensando que para ser enfermera lo más importante es ser una persona sensible, empática, simpática y con cierta habilidad, sin considerar otro tipo de competencias técnicas o intelectuales. Citas como “No encontrará la enfermera un consejero mejor que la caridad para el ejercicio de su profesión, ella hará que sea servicial, dulce y amable con el enfermo y sus familiares” son un ejemplo de que las actitudes y virtudes de generosidad, caridad, benevolencia, sensibilidad, compasión, paciencia, dignidad, discreción o amor al deber se consideraban fundamentales para que
las enfermeras pudieran cumplir con un buen ejercicio de la profesión.

Unidad de neonatos. Casa de Salud Valdecilla, Santander. 1960. Foto cedida por la Escuela Universitaria de Enfermería. Universidad de Santander.

Otro aspecto afectado por los estereotipos es el de la investigación. Hoy en día, difícilmente se vincula a la enfermería con la ciencia; se la sitúa más cerca de la esfera de lo intuitivo, lo emocional, lo doméstico, lo sentimental o lo moral.

Durante estos veinte años se formó a las enfermeras para exhibir su modestia personal e intelectual, ocultar su conocimiento y capacidad de acción, asegurándose de que no deseaban usurpar los puestos y las funciones de los médicos.

El resultado es que, en la actualidad, todavía se sigue considerando a la enfermería más como una práctica que requiere implicación y compromiso personal que como una profesión que requiere competencia, capacitación, formación, especialización y actualización.

En citas como “Hay que eliminar el individualismo, por inadmisible e ineficaz, la enfermera no buscará el relieve de la personalidad propia; abandonará toda mira absolutista y colaborará modesta y eficazmente el propósito común, con la dirección señalada y la subordinación debida” se pone en evidencia como para las enfermeras los propósitos comunes o colectivos debían prevalecer sobre los méritos o intereses personales. Se las instruía en la colaboración modesta y leal al propósito ajeno, lo que las conducía aún más a su anonimato.

Hospital Son Dureta. 1961. Foto cedida por Natividad Mir

En la actualidad, difícilmente se vincula a la enfermería con la ciencia como profesionales, y a un papel de subordinada del médico. Sigue vigente la idea de la enfermera como ‘la ayudante’ y ‘la mano ejecutora’ del médico; es decir, como la profesional que obedece órdenes, sin criterio, autoridad, ni capacidad o responsabilidad en la toma de decisiones sobre los procesos de salud de los pacientes.

Citas como “El médico es superior a la enfermera por dignidad y por ciencia, y por ambos motivos debe respetarle y manifestarse reconociendo su dignidad y responsabilidad” atestiguan como se las formaba como ejecutoras inteligentes de los designios terapéuticos del médico y como la finalidad de su trabajo era garantizar la aplicación exacta de los métodos de éste o, bien, recoger y comunicar los datos que a éste le hubieran podido pasar inadvertidos.

Aunque ha pasado medio siglo, las relaciones interprofesionales entre médicos y enfermeras arrastran todavía muchos estereotipos transmitidos en estos manuales de formación. “La enfermera debe obedecer al médico con sumisión perfecta. De ejecución y de juicio. El médico lleva la dirección de la cura y asume la responsabilidad. De ordinario, el médico por su ciencia y capacidad es obedecido ciegamente; pues el que asume la responsabilidad última es el médico” En este párrafo queda claro que las relaciones igualitarias y equitativas entre ambos no eran las esperadas, se imponía el principio de jerarquía.

En el siglo XXI la enfermería todavía se concibe como una profesión fundamentalmente manual o técnica que requiere de poca formación especializada para llevarla a cabo ¿De dónde arranca esta idea?

Entre los años 50 y 70 lo más importante en la formación de las enfermeras era practicar y ejercitarse bajo supervisión médica.

Frases como “Estar dispuesta siempre a recibir consejo y avisos antes de actuar. El consejo se debe pedir y recibir de personas competentes.

La enfermera no debe fiarse de su propio parecer en casos dudosos. Mucho menos anteponer su opinión a la de personas competentes. Menos aún a la del médico, superior suyo” ó “La enfermera deberá poseer cierta destreza manual para ejecutar el trabajo encomendado, obedecer los mandatos de las facultades racionales y llevarlo a cabo con rapidez, limpieza y exactitud” ilustran que esta profesión se consideraba un saber complementario y auxiliar de la medicina, en el que la enfermera solo era una “hábil e inteligente ayudante” o un “médico imperfecto” que debía pedir consejo al médico antes de actuar y no debía fiarse de su propio parecer.

Durante este periodo a las enfermeras se las formó sobre todo como agentes morales, sujetos pasivos y sirvientes a la medicina, lo que en la práctica limitaba su capacitación como profesionales autónomos.

“La enfermera debe obedecer al médico con sumisión perfecta.
De ejecución y de juicio”

¿Hasta qué punto estas ideas heredadas del pasado siguen vigentes en la actualidad?

Este reportaje permite reflexionar sobre cómo a través de los manuales publicados entre 1956 y 1976 se transmitieron determinados discursos que han contribuido a perpetuar algunos estereotipos, que la ciudadanía, o incluso algunas enfermeras y otros profesionales de la salud aceptan sin crítica, ni reflexión sobre ellas y la enfermería española.

Es importante recordar que el dominio de ciertos estereotipos sobre las enfermeras puede limitar otras formas de pensamiento sobre estas profesionales y la enfermería poniendo así límites a las posibilidades del conocimiento acerca de esta profesión.

Margalida Miró

͠    ͠     ͠

Trabajos relacionados de la misma autora:

Miró M, Gastaldo D, Nelson S, Gallego G. 2012 Spanish nursing under Franco: reinvention, modernization and repression (1956–1976). Nursing Inquiry 19: 270–280.

Miró M, Gastaldo D, Gallego G. 2008 ¿Por qué somos como somos? Discursos y relaciones de poder en la constitución de la identidad profesional de las enfermeras en España. Enfermería Clínica 18 (1):26-34.

Miró M. 2008. ¿Por qué somos como somos? Continuidades y transformaciones de los discursos y las relaciones de poder en la constitución de la identidad profesional de las enfermeras en España (1956–1976). Tesis doctoral. Universitat de les Illes Balears. España.

La ruta de la Luz

“Creo que el Universo es una Evolución.
Creo que la Evolución se dirige hacia el Espíritu.
Creo que el Espíritu desemboca en lo Personal.
Creo que lo Personal supremo es el Cristo-Universal”.

– Pierre Teilhard de Chardin –

 

Queridos Amigos:

Hemos dejado atrás el día más corto y más oscuro del año con su noche más larga para, una vez más, re-nacer en la Luz. 

Pero la Luz no es un destino.  Vivir en la Luz es una elección, un punto de partida, y un camino. Una senda de consciencia y responsabilidad para desarrollar nuestro máximo potencial;  para crecer y evolucionar en sabiduría, bondad y amor.

Ser generosos, ser agradecidos y ponernos al servicio de los demás son los instrumentos que mejor nos guiarán para permanecer serenos, centrados, orientados y atentos en la ruta de la Luz.

Vivir en la luz es aprender a dar con el corazón entregado y sin condiciones. Dando sin que deje rastro en nuestra memoria, sin esperar reconocimiento, recompensa ni premio.

Vivir en la Luz es también aprender a recibir con el corazón humilde y abierto. Presto a esculpir los dones que nos son dados para así tener siempre la oportunidad de RE-COR-DAR con gratitud.

Cierto es que avanzando en la ruta de la Luz también nos asaltan las sombras, las dudas, los temores, las incertidumbres que sutil e insidiosamente llegan a sofocar y a ensordecer la comunicación con nuestra Alma.

Todo en la naturaleza tiene su forma, su geometría, su estructura y su función. Un patrón armónico que hace que todo encaje y fluya de manera precisa y perfecta.

Las Esencias florales de Bach nos aportan luz cuando nos asaltan las sombras. Son amplificadores de consciencia; actúan por resonancia empática facilitándonos el proceso de re-cor-dar lo que somos, en Esencia. De este modo, nuestra personalidad, nuestro Espíritu y nuestra Alma vuelven a vibrar en sintonía, en armonía, en la Luz…

Os dejo esta magnífica conferencia de Julian Barnard sobre la geometría oculta de las flores. Disponible AQUÍ.

Tal como afirma J.Barnard, para poder ver necesitamos desarrollar una nueva forma de mirar…

* * * 

Que viváis un 2018 luminoso y pleno,

Elena Lorente Guerrero

 

Entrevista a LETICIA CABO, Médico de Emergencias y Voluntaria de Proactiva Open Arms: “No podemos seguir mirando hacia otro lado. Hay que dar voz a quienes no la tienen y gritar la grave crisis humanitaria que se está viviendo en el Mediterráneo”

Queridos Amigos:

La entrevista que viene a continuación no tiene adornos. Es cruda, es dura, es incómoda… Sin embargo, también está llena de sonrisas y de Esperanza.

El mensaje que nos transmite Leticia Cabo es tan contundente, tan urgente, y tan importante,  que no voy a extenderme en la introducción. Son además los propios protagonistas quienes despiden la entrevista.

Desde aquí, hacemos llegar un abrazo cálido y solidario a todas las personas que estáis rescatando en el mar. También a sus familiares, la mayoría de los cuales viven sumidos en la incertidumbre y la angustia de no saber si sus seres queridos consiguieron llegar a tierra vivos, sanos y a salvo.

Nuestro agradecimiento a Teo Pallarès, responsable de comunicación de Proactiva Open Arms, por su amabilidad, y a todo el Equipo por darnos la oportunidad de ser un altavoz para dar a conocer lo que está ocurriendo en el Mediterráneo. No hay nada más Esencial que defender y preservar el derecho a la Vida.

Nuestro apoyo y cariño también para Òscar Camps. Gracias por demostrar que no es necesario creer en los milagros… Los milagros se construyen trabajando todos juntos, codo con codo, día a día.

Y por supuesto, Querida Leticia, un abrazo enorme y muchas gracias por todas las facilidades que han hecho posible esta entrevista.

Gracias por inspirarnos con tu valentía. Gracias por hablar alto, claro y con el Corazón.

* * * 

  • ¿A cuántas personas rescatáis a diario en el mar?

Las cifras son muy variables porque depende de muchos factores. Depende de si es verano o invierno. En época de verano que hay mejor climatología y el mar está más tranquilo, en la zona de Libia salen más embarcaciones de refugiados, entonces siempre hay más rescates.

Ahora, de cara al invierno hay más problemas. Por ejemplo, hace unos días tuvieron que decidir volver a Malta porque había temporal, y cuando hay temporal lo lógico es que no salga tanta gente. Digo lo lógico porque a veces cuando hay mal tiempo las mafias se aprovechan para abaratar los costes del pasaje que les cobran y entonces siempre hay salidas. Pero lo normal es que salgan menos.

Entonces, los rescates ahora bajan un poquito, pero en verano, en cada una de las embarcaciones que rescatamos, dependiendo del modelo de embarcación, puede haber desde 100 – 200 personas, hasta la última que han rescatado por ejemplo, que era de 300 y pico personas.

Cada tres días aproximadamente, en lo que vas a dejar a la gente que has rescatado y volver, pueden ir rescatando a unas 200 o 300 personas. Es variable, pero a mucha, mucha gente, la verdad.

  • ¿Quién viaja en las embarcaciones, mujeres, niños, familias?

Pues de todo, hay una mezcla de personas que vienen por diferentes motivos y de diferentes países. Encontramos de todo tipo de edades y en todo tipo de condiciones.

Si que es verdad que nos encontramos con muchos menores y muchos menores no acompañados, ¡muchísimos! sobre  todo los que vienen de países de origen y de zonas más empobrecidas. Si una familia no puede permitirse económicamente pagar un pasaje para todos los miembros, se lo suelen pagar al miembro más joven de la familia.

Por eso encontramos muchos menores no acompañados y también a muchos adolescentes y jóvenes que buscan una forma de empezar una nueva vida.

Por desgracia ahora también estamos encontrando a muchas mujeres embarazadas. En el trayecto desde sus países de origen hasta llegar a la zona de Libia se encuentran con gente que abusa de ellas. Lamentablemente el ser humano siempre saca lo peor en situaciones de este tipo…

En los últimos rescates hemos encontrado a muchos niños, menores no acompañados y embarazadas.

  • ¿Cuántas personas siguen muriendo cada día en el mar?

Pues muchas y cada día más. Y las noticias que nos llegan también de otras ONGs de rescate en estos últimos meses, es que cada vez hay más ahogados, más desaparecidos.

Hace pocas semanas se encontró una embarcación con 23 mujeres muertas. También hace unos días en uno de los rescates murieron 5 mujeres y un menor que se intentó reanimar por parte de otra organización y no hubo manera.

O sea, va asociado a la pregunta de antes. Cuanto peores condiciones tienen en el mar, más posibilidades de encontrar cadáveres, o de que no lleguemos a encontrar la embarcación y que la gente acabe en el fondo del mar.

Las cifras van sumando, siguen subiendo y van a seguir subiendo. Y el invierno es peligroso.

  • Proactiva Open Arms sois los ojos y la voz de miles de personas que son invisibles para el resto del mundo.

Si, sí. Y también de las miles de personas que nos apoyan a nosotros y todas las ONGs que estamos allí. Sus aportaciones y ayuda económica lo hacen posible. También les representamos a ellos.

Realmente somos una parte pequeñita de toda la gente que está gritando que no entiende lo que está ocurriendo, y que no apoya las políticas que están apoyando que esto suceda.

Somos un granito pequeño representativo de toda la gente que está detrás de nosotros apoyándonos, por suerte.

  • ¿En qué zonas estáis ayudando? ¿A qué tipo de refugiados? ¿De qué están huyendo para lanzarse al mar en esas condiciones, con tan pocas posibilidades de sobrevivir?

Nosotros actualmente estamos trabajando en dos puntos:

En la isla de Lesbos. Una isla pequeña de Grecia, que es donde empezamos a trabajar nosotros, en la recepción de los refugiados que vienen por la vía de Turquía.

Y allí encontramos a gente como comentaba, de diferentes países y por diferentes motivos. Nos encontramos a muchos sirios obviamente, que están huyendo de esa guerra que ya hace 6 años que empezó. También afganos, paquistaníes, eritreos, etc.

Ahora, desde junio del año pasado, estamos trabajando también en el Mediterráneo central, en aguas frente a costas de Libia.

Y allí ya encontramos, además de personas de los países que ya he nombrado, africanos que también se unen a estos flujos migratorios y todos por un motivo diferente, pero a la vez igual.

Algunos por conflictos de guerra, están bombardeando su país y no pueden vivir allí y necesitan un sitio donde empezar de cero. Por conflictos de terrorismo, lo mismo, son zonas completamente atacadas por el terrorismo, por DAESH y tienen que huir de sus países, bien porque no les queda más remedio o porque les amenazan y es la única forma de vida que tienen, conflictos bélicos de todo tipo.

En África, también por pobreza. Entonces por muchos motivos, pero en realidad es el mismo, la búsqueda de una oportunidad de vida, de volver a empezar, de rehacerse.

Muchos flujos que acaban o empiezan en un mismo lugar, pero realmente el motivo al final viene a ser el mismo, y es que necesitan que les ayudemos. Un grito de socorro.

  • ¿Qué ocurre con estas personas una vez rescatadas? ¿Cuáles son los primeros cuidados que les ofrecéis? ¿Cómo se garantizan sus derechos humanos?

Nosotros somos una ONG de rescate y el principio en el que nos basamos es un derecho fundamental de la Declaración Universal de Derechos Humanos que es el derecho a la vida.

Es lo que nosotros podemos hacer, y lo que sabemos hacer también. Es lo que llamamos, el principio de la cadena. Que nadie en esa huida, en esa búsqueda de oportunidades, pierda la vida. Si pierden la vida en el mar no puede seguir el camino de búsqueda.

Nosotros nos basamos en lo primero, intentar salvarles, que no se ahoguen, que no pierdan la vida.

Los primeros cuidados a veces son difíciles de proporcionar porque las condiciones son complejas ya que trabajamos en una embarcación con espacios reducidos. Pero tenemos claro que desde el primer contacto con ellos, desde el contacto visual,y una vez empezamos a hablar con ellos, lo primordial es mostrarles nuestro máximo respeto y nuestro cuidado absoluto. Les dejamos claro que estamos allí para ayudarles.

Intentamos atender todas las necesidades especiales, entendemos que son todos vulnerables, pero sobre todo a mujeres y a niños, o a aquellas personas que han pasado por estos procesos de maltrato en los países de llegada.

Les mostramos todo el cariño., y les ofrecemos toda la ayuda psicológica y los cuidados sanitarios que podemos. Y además de que sepan que les hemos ayudado a que no se ahoguen, lo más importante  es hacerles llegar el mensaje de que que  tienen nuestro cariño y el de todas las personas que están detrás de nosotros apoyándonos para que hagamos este trabajo.

  • Una vez los refugiados llegan a tierra ¿Cuál es el siguiente paso?

Nosotros los llevamos allí donde salvamento marítimo italiano, con la central en Roma, nos dice. Normalmente en las zonas de rescate frente a Libia los llevamos a costas italianas, y allí ya les están esperando los equipos especializados del mismo gobierno.

Nosotros informamos de cuanta gente llevamos: cuántos niños, cuántas embarazadas, si hay algún enfermo, ancianos, y ellos ya están allí esperándonos para atender las necesidades para la cantidad de gente que llega.

Una vez allí, el Gobierno y las ONGs que están en Italia son las que se encargan de su asistencia. Realmente el naufragio complicado empieza ahí. No es lo que hacemos nosotros, empieza una vez toman tierra.

Nosotros ahí ya no entramos, no trabajamos en esa parte de la cadena. Somos una ONG de rescate y nos centramos en eso, pero sí que hay muchas organizaciones que están pendientes y que colaboran en que se intente ayudar en conseguir los papeles, los trámites necesarios y la licencia para poderse quedar. Y sobre todo la asistencia a sus necesidades personales.

Nuestro granito es pequeñito porque lo que viene después es lo complejo, enfrentarse a Europa, a las políticas de no aceptación que hay ahora mismo. El naufragio de tierra es más complejo.

  • Cuando estáis en el mar ¿Qué tipo de dificultades o de conflictos os encontráis con los Gobiernos tanto de los países de salida como de los de acogida?

Pues es una pregunta muy actual porque realmente nos están viniendo problemas serios. Estamos en una situación de bastante gravedad en estos últimos meses.

Hace aproximadamente un par de meses se firmó un acuerdo entre la Unión Europea con Libia por el que se refuerza el trabajo de los guardacostas libios. Reforzar significa que se les está formando, se les está dotando, militarizando y se les ha dado más potestad en más kilómetros de la franja de aguas donde nosotros trabajábamos.

Desde que se ha firmado este acuerdo a ahora estamos teniendo problemas porque a estos guardacostas libios se les ha dado una serie de poderes y una serie de fuerzas que ellos están intentando utilizar en contra de que realicemos nuestro trabajo. Su función es crear una frontera física en el mar e impedir nuestro trabajo y la devolución de aquellos que consiguen llegar a esas millas.

Por lo tanto, nuestro trabajo impide su objetivo y está creando problemas con los guardacostas en algunas misiones. No está fácil, el apoyo ahora mismo en el mar es complicado.

  • ¿Habéis vivido alguna situación de peligro por este hecho?

Si. De hecho este acuerdo compromete obviamente también nuestra seguridad porque les da una serie de poderes en las aguas donde trabajamos a personas que van armadas y que desconocemos. En el ejercicio de sus funciones, nos encontramos que en una de las misiones fueron verbalmente agresivos con nosotros.

En otra se nos disparó, se hicieron unas ráfagas al aire y se nos amenazó. E Incluso en otra misión se secuestró nuestro barco durante dos horas por parte de los guardacostas libios que querían que les acompañáramos, no muy amablemente, hacia Libia.

Por suerte, ellos decidieron poner fin a ese secuestro a las dos horas. Pero claro, la seguridad ya se compromete.

Debido a esto, de las ocho ONGs que estábamos trabajando en esa misma zona, nos quedamos solamente tres ONGs porque no se puede salvaguardar la seguridad de tu personal con esta serie de acuerdos y muchas ONGs han decidido retirarse, lo cual entendemos perfectamente y aceptamos.

Nosotros, pese a todo esto, hemos decidido seguir porque creemos que esta es la causa por la que nacimos (Proactiva Open Arms). Es en lo que creemos, es nuestro único objetivo.

Y como bien dice Òscar, aunque tengamos que cambiar los chalecos salvavidas por chalecos antibalas, de momento la idea es seguir, y el compromiso es firme y es humano.

Así que estamos en una situación grave, un poco insegura, pero tenemos claro qué es lo que queremos hacer, y qué es lo que hay que hacer.

  • ¿Tenéis algún apoyo por parte del gobierno español?

No, al revés. El Gobierno español es uno de los firmantes de ese acuerdo. De hecho, nos consta que algunas unidades de guardacostas libios se han estado formando en España. Así que de momento, no hay ni respuesta ni apoyo por parte de del gobierno español hacia nosotros . No es un tema que interese especialmente.

  • No interesa…, sin embargo, no podemos olvidar que el planeta entero se esta convirtiendo en un campo de refugiados.  Miles de personas viven un éxodo obligado por diferentes motivos, incluyendo los climáticos y los medioambientales. Todos estamos expuestos a esa posibilidad.

A ver, es algo que a nosotros ya nos pasó, hemos recortado la historia, pero realmente nosotros lo vivimos antes que los que están ahora sufriendo esta situación. Y nos volverá a pasar y nos pasará factura.

No podemos olvidar que a nosotros también se nos ayudó. Estamos en una situación privilegiada en este momento y debemos de ayudar a los que lo necesitan. En un futuro esto aparecerá en los libros de historia y se nos caerá la cara de vergüenza por como está respondiendo Europa ante todo esto.

No se nos puede olvidar, ni la memoria histórica, ni que podríamos ser nosotros también a los que nos sucediera algo similar. Hay que ser más humano. Es complejo y triste cuando se analiza.

  • Proactiva Open Arms trabajáis en el mar y también tenéis equipos de trabajo en tierra. Me gustaría que nos contaras quienes formáis parte de esos equipos y cómo transcurre un día de trabajo.

Es diferente el trabajo en Lesbos que el trabajo en el Mediterráneo Central.

En Lesbos es donde tenemos un equipo en tierra, pero relativamente porque actualmente trabajan a medias entre sus tareas en tierra y las lanchas de rescate.

Por un lado, tienen horarios para estar en el mar supervisando si se observa una embarcación en la zona que tiene asignada nuestra ONG en el norte de la isla de Lesbos. Ellos trabajan en una lancha de rescate en la que van un patrón, normalmente uno o dos socorristas, y un polivalente, un navegante de apoyo.

Y en tierra, ellos mismos pueden hacer supervisión en uno de los coches de tango o están disponibles si se les llama de alguna otra zona. Pero no tenemos equipo específico como tal en zonas de refugiados en tierra ahora.

Con respecto al Mediterráneo central, actualmente tenemos operativo sólo uno de los barcos de rescate, el Open Arms, nuestro buque insignia.

Es un barco en el que suele ir una tripulación entre 17 y 19 personas. En este barco a parte de capitán, segundo oficial, marinero, y el equipo de máquinas, vamos dos equipos propiamente de rescate, junto con dos lanchas de rescate también como en Lesbos, en la que en cada una de estas dos lanchas hay siempre un patrón y dos socorristas.

Y luego, en el barco siempre intentamos que haya un equipo sanitario formado por un médico y un enfermero. Con la lancha se hace la asistencia de primera línea, y según van trayéndolos al barco,  los demás vamos haciendo la segunda asistencia.

Y el jefe de misión, claro, que es una persona polivalente muy preparada, con conocimientos de todo tipo sobre marina, rescate, también formados todos como socorristas y tienen conocimientos en primeros auxilios. El jefe de misión es el que coordina todas las asistencias, y todas las maniobras, es el que toma las decisiones. Son personas muy formadas en todos los campos.

En un barco el trabajo en equipo es fundamental. Somos pocos, hay mucho trabajo, y hay que estar organizado y coordinado. Ayudarnos unos a otros, y apoyarnos es fundamental. Trabajamos codo con codo. Vamos, no imagino otra manera de hacerlo.

  • ¿Os acompaña un traductor en las misiones?

En Lesbos ahora mismo no, pero sí que colaboramos con otra organización en ocasiones, o a veces también alguno de los componentes con Humanity Crew colabora como traductor.

En la época de más llegadas los socorristas estuvimos trabajando con traductores, pero nos dimos cuenta de que si el primer contacto con los refugiados, el momento en que nos identificábamos y les calmábamos lo hacíamos en su propia lengua, conectábamos más rápido, y era más humano. Enseguida que te entienden, y saben por qué estamos allí y que vamos a ayudarles se tranquilizan, que es lo más importante al principio.

De todas maneras, es sorprendente que la mayoría de las personas que rescatamos hablan inglés o francés, casi todos, es fácil la comunicación con ellos. Así que  un traductor propiamente, como figura única no llevamos, pero sí llevamos a gente que habla varias lenguas y  la comunicación es fácil.

  • ¿Quién puede hacerse voluntario? ¿Qué requisitos son necesarios para que alguien pueda unirse a vosotros ayudando en el rescate de personas en el mar?

Para estar en el mar, obviamente tiene que ser gente preparada. No es lo mismo que estar en tierra.

Como nuestro equipo es de rescate, tiene que ser gente en relación a estas funciones, como sanitarios, médicos y enfermeras con conocimientos en emergencias, que hayan hecho también si puede ser cooperación, que conozcan el medio del mar, y que tengan nociones de socorrismo. Es el perfil ideal.

Pero los demás también tienen que ser gente preparada. Tanto los socorristas, como los patrones de la embarcación y todos aquellos que vienen como voluntarios son un perfil de gente que tiene que estar preparada porque son situaciones complejas, de mucho estrés, y es difícil de gestionar muchas veces. Hace falta obviamente buena voluntad, pero también preparación, es importante.

  • Y personas con un perfil diferente al sanitario, por ejemplo, abogados ¿Podrían ser de ayuda para vosotros?

Tal vez yo creo que serían más de ayuda una vez en tierra, para que se les pueda informar. Nosotros ya hemos conocido algunas organizaciones que ayudan en este sentido. 

En Italia hay una organización que ha traducido a muchas lenguas un librito donde se explica los derechos de los refugiados, los pasos que tienen que seguir para conseguir los visados, el permiso de asilo y demás.

Si que hay algunas organizaciones que se encargan de eso. Nosotros en primera instancia no tenemos tiempo real para eso, los rescates son rápidos, los tiempos son complejos. En un primer tiempo no hay mucho espacio para eso, pero es algo realmente importante. En el barco el espacio es limitado, somos pocos, y todos tenemos que tener una función como tripulante a parte de la función que desarrollemos dentro del rescate.

Entonces, esta organización ya nos dio algo de información, y ellos son algunos de los que están esperándoles para informarles enseguida de todo esto en cuando llegan a tierra.

  • ¿Cuánto tiempo empleáis en realizar un rescate?

Es muy variable en el mar porque bien influye sobre todo:

  • El número de personas que venga en la embarcación. Porque hay diferentes tipos de embarcaciones. Ahora principalmente estamos viendo dos tipos de embarcaciones:

– Las embarcaciones de goma en las que pueden venir 100 o 200 personas.

– Y las embarcaciones de madera que pueden llegar a tener dos o tres alturas y pueden llevar de 300 a 400 personas.

  • Otros de los factores de los que dependerá el tiempo que necesitemos es si sólo tenemos una embarcación de gente a la que ayudar, o si tenemos varias embarcaciones, que puede ser el caso también.
  • Y el tercer factor importante es como esté la meteo, como esté el mar, que eso nos puede complicar y enlentecer mucho el trabajo.
    Pueden ser desde 3 ó 4 horas una embarcación de poca gente, a poder estar 6 horas seguidas haciendo la transferencia y el rescate de personas. Es muy variable.
  • Si algo va mal en el mar ¿Tenéis posibilidad de algún tipo de ayuda o de apoyo?

Sí. Entiendo que las leyes del mar son diferentes a las de tierra. Y las leyes del mar dicen que si hay una embarcación que necesita ayuda, que está en situación de Mayday, de SOS, el resto de embarcaciones cercanas están obligadas a esa asistencia.

A su vez, si necesitáramos ayuda, al estar en aguas internacionales, guardacostas italianos también nos podrían asistir. Y hay otros medios que, si tuviéramos algún problema, por ley nos tendrían que ayudar.

Por suerte, no lo hemos necesitado de momento. Pero si fuera necesario, entiendo y espero que se acordarán de nosotros.

  • ¿Qué formación, qué entrenamiento recibís los voluntarios que os unís a Proactiva Open Arms? ¿Tenéis apoyo psicológico, periodos de descanso entre cada misión?

Por una parte, las misiones son de 15 días. La tripulación cambia cada 15 días. Se estipuló este tiempo porque son muy agotadoras tanto físicamente como psicológicamente y es un periodo suficiente como para dar todo lo que puedas y luego reparar y descansar.

Respecto a la preparación previa a acudir, se informa mediante dosieres informativos, se dan una serie de charlas antes de ir a la misión donde se explican diferentes cosas importantes, tanto la parte técnica, los protocolos asistenciales, la parte de las situaciones de peligro que nos podemos encontrar, cómo actuar, procedimientos, etc. y la parte psicológica.

Tenemos un equipo de psicólogos que se está ampliando, por suerte. Antes de salir, a cada uno de los voluntarios se nos asigna un psicólogo. Este psicólogo antes de ir a la misión se pone en contacto con nosotros y pasamos una serie de test. Durante la misión también están en contacto con nosotros y atentos a las necesidades que podamos tener. Y también nos apoyan después.Después de la misión es la labor más importante que les viene encima. Se nos hace una evaluación posterior, y un seguimiento personalizado por parte del psicólogo de cada uno.

Está muy reforzado y obviamente tienen un papel fundamental y muy importante porque, aunque sean 15 días, que a priori parece poco tiempo, son 15 días muy intensos, muy duros.

El cuerpo físicamente puede estar al límite, pero la cabeza también porque no es sólo lo que vemos, sino lo que nos hace llegar a pensar de por qué estamos ante esa situación es muy difícil de gestionar. Y ese equipo de psicólogos trabaja muy bien por nuestra salud mental.

  • Claro… Estar yendo y viendo, ese choque, ese contraste tan brutal entre la realidad de aquí y la de allí ha de tener un gran impacto psicológico y emocional en los voluntarios.

Si, lo realmente duro no es la asistencia como tal. Porque el perfil de gente que va está seleccionado y es gente que está más que preparada para hacer lo que hacen en el lugar.

El problema es la parte psicológica. Por mucho que se nos prepare, no nos podemos ni imaginar hasta que no estamos allí la barbaridad de lo que está ocurriendo, y lo que no se nos muestra. Pero la barbaridad es cuando vuelves y empiezas a pensar en como han llegado esas personas a esa situación, como se ha podido permitir.

Cuando llegas al origen del problema, es cuando es difícil de gestionar y racionalizar. Y sobre todo cuando vuelves a tu entorno, a tu mundo de confort, de comodidades y de todo tipo de privilegios, y empiezas a ver el paralelismo entre esos dos mundos y la falta de conexión, por desgracia, que aparentemente hay.

Entonces ahí viene lo complejo de la misión, ahí viene lo difícil. El cuerpo descansa y se recupera, pero la mente necesita…Hay muchas preguntas que uno se hace, y muchas frustraciones que analizar.

Cuando hablas de ello, como ahora; cuando recuerdas, siempre remueve. A mi me genera siempre un punto de frustración porque es cuando más consciente eres de todo lo que está sucediendo allí, y que es un juego político, a fin de cuentas. Que nosotros no tenemos la solución, somos un parche. Recordarlo genera un punto de frustración y rabia, pero a la vez te vuelven las fuerzas para seguir diciendo:

– “Oye, ¡Que esto está pasando! ¿Por qué no nos movemos? ¿Por qué no vamos al origen del problema?”

Por esas personas, no puedo no hacer nada, no puedo estar en mi casa de brazos cruzados, tengo que contarlo. Y por todas las personas que no pueden estar aquí, ahora, pidiendo por sus derechos, lo voy a hacer yo que tengo esta situación privilegiada para hacerlo, y que tengo este medio, como el que tú nos has dado, para transmitirlo. Te remueve, pero sabes que es necesario.

  • Háblanos un poco de ti Leticia. Tú eres médico. Cuando no estás en una misión de rescate con Open Arms ¿Dónde ejerces?

Yo soy médico de emergencias, trabajo en un servicio de emergencias aquí en España, en el Helicóptero de Teruel.

Y en los periodos que puedo hago misiones con Proactiva Open Arms. Y colaboro también desde aquí haciendo charlas, difusión, que a final de cuentas es lo más importante de todo. No el trabajo en el terreno como tal, sino el darle voz a esto, no silenciarlo, que no se olvide la gente que esto sigue pasando ahora mismo, en este momento en que estamos hablando nosotras está ocurriendo, hay alguien en mitad del mar expuesto a esos peligros.

Que no se silencie todo eso es el trabajo más importante cuando volvemos a nuestro día a día.

Una de las mujeres que rescatamos en una de las misiones me dijo:

Mientras tengamos Voz, hay Esperanza”

  • ¿Qué te motivó a unirte a Proactiva Open Arms? ¿Ya habías estado implicada antes en temas de voluntariado? Sospecho que si…

La historia es curiosa. Yo estaba trabajando de voluntaria en un campo de refugiados en Francia. Resulta que una de las personas a las que yo estaba asistiendo, un chico joven, me contó el camino que hizo hasta llegar al campamento de Francia. Él había cruzado desde Turquía a una isla griega, él no sabía el nombre, pero me dijo que había unas personas que él describía vestidas de amarillo, que le habían ayudado a él y a su familia. Que eran unos ángeles, decía.

Y entonces me puse a investigar por internet y conocí a una chica relacionada con Open Arms. El chico me pidió si podíamos escribirles, y me puse en contacto con la organización de parte del chico y de mi parte para agradecerles y comentarles que allí había gente que había pasado por la isla,. Además de agradecerles el trabajo que estaban haciendo, obviamente,como médico de emergencias, me ponía a su disposición si necesitaban a alguien.

Y estando en el campamento de Francia el coordinador sanitario se puso en contacto conmigo para ver si cuanto antes podía ir a la isla de Lesbos. Y en 15 días estaba en Lesbos. Así fue, y de esto ya hace casi 2 años.

  • Háblanos de la labor de concienciación, difusión y educación que estáis llevando a cabo en los Colegios.

Creemos que la difusión es una parte fundamental. Enseñar a los niños que hay otros niños con otras circunstancias, con otras necesidades. Enseñarles que hay un mundo que no es sólo el que vemos a nuestro alrededor. Y enseñarles la importancia de la solidaridad y de todo lo que ellos pueden aportar, aunque aún no lo sepan.

Si conseguimos transmitir ese mensaje a los más pequeños estamos, de alguna manera, plantando esa semilla para que haya un futuro un poco más solidario.

Creemos que es la clave. Los niños son inocentes e ingenuos, en el buen sentido de la palabra, y son sinceros. Cuando les enseñas toda esta situación lo entienden mucho mejor que muchos adultos con sus barreras mentales. Los niños entienden mucho mejor qué es lo que está ocurriendo y como ellos pueden ayudar a otras personas en ese momento o en un futuro.

Entonces, la labor de difusión es fundamental y también lo es porque los niños llegan a casa, se lo dicen a sus padres y abren muchas mentes y espero, plantan semillas de futura solidaridad en este momento. Es sorprendente la respuesta de los niños en los  colegios, y es muy enriquecedor para nosotros.

  • Para las personas que trabajan en Colegios, Institutos, Universidades, que te están leyendo ahora y que quieran contribuir con la sensibilización y difusión ¿Qué deben hacer para organizar una charla en su Centro?

Se pueden poner en contacto con nosotros a través de la página web, hay un apartado para ello. Dos personas  se encargan de contestar a todas las peticiones: comunicacion@proactivaopenarms.org

Intentamos llegar a todas las posibles. Bien va un voluntario en persona, o se intenta hacer una conexión por Skype con el equipo de Lesbos.  La verdad es que intentamos llegar a todos aquellos que quieran formar con la difusión y la sensibilización que es tan importante desde pequeños.

  • Y en el caso de que las Escuelas, y Centros Sociales, etc quieran colaborar recaudando fondos para ayudar a mantener los equipos de rescate en el Mediterráneo ¿Pueden organizar talleres, actividades o mercados solidarios? ¿Se ha hecho?

Si, se ha hecho. ¡Y es magnífico!

He podido formar parte de varias campañas que han hecho algunos colegios de por aquí, de la zona de Valencia, y es maravilloso.

Hay colegios que preparan campañas solidarias muy bonitas, hay otros que hacen huerto solidario.

Durante todo el año van aprendiendo el cultivo ecológico y la importancia de la alimentación sostenible. Después hacen una venta simbólica, un euro por cada una de las verduras que ellos mismos han cultivado, y hacen una donación solidaria bien sea a nuestra organización o a cualquier otra, lo cual me parece una actividad más que completa y bonita de todos los mensajes que puede llegar a aprender un niño.

  • Además de los Colegios ¿Hay algún otro colectivo o centro donde penséis que puede calar el mensaje y contribuir a su difusión?

Cualquier lugar en el que haya personas que quieran escuchar y que estén abiertos a conocer más de lo que está sucediendo, y saber todo lo que ellos pueden aportar es bienvenido. Da igual un centro social, una plaza, un colectivo. Lo importante realmente es que llegue, aunque sólo haya una sola persona sentada delante, o aunque hayan doscientas, lo importante son las ganas de no silenciarlo.

Fui a un centro penitenciario hace poco, y fue increíble. Fue además una iniciativa que surgió de los mismos presos que habían conocido la organización.  Ellos decían que sentían un paralelismo entre la situación de los refugiados y su situación al estar alejados de su familia, vetados de derechos, en una situación muy límite. Obviamente por causas muy diferentes, pero sentían cierto paralelismo en ese encierro.

Y empezaron a hablar con los trabajadores del centro para proponer unas jornadas- Fue la primera vez que en un centro de alto rendimiento se consiguió hacer unas jornadas de difusión, y que se permitió visualizar unos videos nuestros, ya que nunca se habían podido poner videos en ese centro.

Me permitieron la entrada e hicimos unas charlas, hicieron un concurso de poesía para los refugiados, recaudaron dinero de fondos suyos y de familiares. Fue algo muy simbólico, la primera vez que eso ocurría en un centro de alto rendimiento.

Y los presos se sentían bien porque se le había dado también voz a una de sus iniciativas, y también porque se sentían útiles en el sentido de que habían difundido lo que estaba ocurriendo incluso entre los trabajadores del centro penitenciario. Muchos no eran conocedores de la organización, ni de todo esto que está ocurriendo. Así que sintieron orgullosos de ser ellos lo que informaban a gente que tenía contacto con el exterior.

Y en las jornadas que realizamos se sentaron todos, trabajadores del centro e internos, todos juntos. Fue realmente simbólico y bonito, ver como el ser humano es igual independientemente de la situación en la que se encuentre.

Así que animo a todas las personas que tengan cualquier tipo de idea para colaborar con la difusión y la sensibilización de la situación de los refugiados, a que contacten con nosotros, porque toda ayuda es bienvenida.

Por desgracia, no hay muchos espacios donde hablar libremente de lo que está sucediendo porque no es un tema que conmueva especialmente en este momento, pero hay iniciativas y proyectos donde colaborar.

  • Será porque como no lo está viviendo un familiar, un amigo, o un vecino, gente que nos toque de cerca, todo lo que pasa un poco más lejos… ¿Ya no va con nosotros?… ¿No nos afecta?…

Parece lejano, pero realmente no lo es.

Si lo piensas, esto está ocurriendo en el Mediterráneo y el Mediterráneo es el mismo mar que baña las playas donde me encuentro ahora mismo. Las mismas playas de Cataluña, de Valencia, es mar Mediterráneo, a penas a unas millas, a unos kilómetros de donde estamos, está ocurriendo.

Es lejano, pero no lo es realmente. Y estos últimos meses se está intensificando mucho también la llegada de personas a nuestras costas por la zona sur, y es más que cercano.

El problema es que queremos verlo como lejano tal vez como una manera de defensa al dolor que puede producir ser consciente de todo lo que está ocurriendo, pero es más cercano de lo que mucha gente se cree.

  • ¿En qué te ha cambiado esta experiencia tan dura? ¿Qué estrategias personales has desarrollado?

Esto te cambia, de principio a fin. Te hace relativizar muchas de las cosas que antes veías como problemas. Cuando llegas aquí te das cuenta de que no son problemas, son complicaciones, pero no problemas reales.

Relativizas mucho las cosas de la vida y empiezas a apreciar mucho las herramientas que tienes aquí para poder seguir ayudando que antes a lo mejor, no era tan consciente.

Cambia mucho la perspectiva. También se genera un grado de frustración con el entorno de aquí. De por qué nuestros gobiernos no están actuando en ayudar ante esta situación y se empeñan en poner cada vez más barreras, es algo que cuesta de digerir y de entender.

Genera frustración, como explicaba una compañera nuestra, sentirte como si fueras parte de un juego orquestado en el que tenemos una parte, la que nos dejan los Gobiernos que hagamos, pero que no es más que un parche ante un problema más grande y ante el que no tenemos nosotros las herramientas para solucionar. Es complejo, te cambia mucho la perspectiva de la vida.

Al final lo que hago allí y lo que hago aquí es lo mismo. Yo soy médico de emergencias y es a lo que me dedico aquí y en las misiones en mi tiempo libre. De lo que me doy cuenta es que aquí somos privilegiados, tengo muchas más herramientas tanto físicas de materiales, como asistenciales. Asistes a una persona, luego a otra, no tienes ese volumen. Te sientes afortunado, aprendes a apreciar tu trabajo y a valorar la calidad que tenemos aquí.

Por otra parte, te sientes también afortunado de poder seguir haciendo lo que sabes en otros contextos en los que las necesidades son más intensas. La verdad es que yo me siento afortunada de poder compaginarlo.

  • Qué ideas clave les dirías a los padres que te están leyendo para que transmitan a sus hijos.
  • Lo primero es que los niños, por defecto, son personas vulnerables que necesitan la ayuda, el apoyo, el cuidado y el cariño de los adultos.
    Que, igual que sus hijos lo tienen por su parte, las personas que rescatamos en el mar no siempre son afortunados de ir acompañados de sus familiares. O en el caso de estar acompañados, vienen de situaciones muy complejas y necesitan de ese cariño. Por lo tanto, enseñar a sus hijos que hay otros niños, en otras situaciones, que necesitan de nuestro cariño y de nuestro apoyo.
  • Estos niños cuando llegan a Europa tienen el derecho a tener un lugar donde vivir y una educación.
    Que, al igual que sus hijos lo tienen por defecto aquí donde vivimos, estos niños cuando llegan a Europa no tienen estas facilidades y que tal vez podamos entre todos colaborar para que tengan esa oportunidad. Construir esas escuelas, que haya gente que pueda ir a formarlos, buscar esos hogares donde puedan vivir, donde puedan alimentarse.
    Hay que ser conscientes de que esos niños no tienen esas oportunidades al igual que nosotros.

  • Podemos enseñarles que es algo cercano y que seguramente sus hijos puedan también colaborar en la ayuda a estos niños, enviando un mensaje en forma de dibujo, en forma de escrito, de cuento en apoyo a esos niños. Que sientan que son igual que ellos y que hacerles llegar ese mensaje mediante las organizaciones  seguramente ayude mucho a esos niños a sentir que aquí también hay gente que los quiere.
    Que enseñen a sus hijos que tienen formas de colaborar también.
  • El mensaje de empatía y solidaridad con este colectivo es fundamental si queremos apostar porque haya un mundo más igualitario. Y empezando por los niños, que son los que más ayuda necesitan.
    Si lo transmiten a sus hijos, el día de mañana a lo mejor, creamos un mundo un poquito mejor.
  • Cuéntanos, ¿Cómo nació Proactiva Open Arms?

En septiembre de 2015 apareció la imagen de Aylan, el niño que apareció ahogado, muerto en las costas de Turquía. No sé si los lectores recordarán esa imagen…

Pues esa imagen llegó a muchas personas y nos encogió el corazón a muchos, entre ellos a nuestro director, Òscar Camps. Como socorrista de profesión con muchos años de experiencia, y viniendo también de una empresa de socorrismo, se preguntó qué es lo que estaba ocurriendo en esas playas, y cómo podía él ayudar.

Con un dinero ahorrado de su bolsillo y dos compañeros más, se fueron a las mismas playas donde iba a cruzar Aylan para ver lo que estaba ocurriendo y por qué no nos estaban informando de todo realmente y para ver cómo podía ayudar.

Llegaron en septiembre de 2015 al norte de la isla de Lesbos, a la zona de Skala Skamineas y lo que se encontraron allí fue difícil de explicar. Miles de personas cruzando, embarcaciones llegando a diario, personas desesperadas huyendo de los países de guerra, de conflicto, desesperadas, lanzándose al mar con tal de llegar de una forma rápida y próxima a Europa, cruzando muchos de ellos incluso sin saber nadar.

Òscar y las dos personas que fueron al principio empezaron a trabajar literalmente con un neopreno y un par de aletas cada uno, día y noche, sin parar, agotados, desesperados.

Òscar Camps decidió fundar la ONG para de alguna manera, empezar a dar difusión a todo aquello, hacer un llamamiento a más voluntarios del mundo del socorrismo, buscar dinero y apoyo económico, y sobre todo, gritar lo que estaba pasando para poder ayudar de una manera más eficiente.

Y así empezó todo. Y de ahí con donaciones, con apoyo de la sociedad, del pueblo, se empezó a recoger dinero, a recopilar material, más voluntarios y a seguir trabajando de la mejor manera posible. Esto fue en septiembre de 2015, hemos cumplido dos años hace poquito.

Y a posteriori, con el tiempo, en marzo de 2016 se firmó el acuerdo de Europa con Turquía por el que también hubo un cierre de fronteras y un refuerzo del trabajo a nivel de Turquía por lo que empezaron a llegar menos embarcaciones de refugiados ya que buscaban otras rutas de llegada a Europa, como la ruta a través de Libia por el Mediterráneo central.

Tuvimos la suerte de recibir la donación de un barco de Astral, por lo que en junio de 2016 empezamos a trabajar también en Mediterráneo central por estas rutas de llegada aún más salvajes, a las que se unían personas de países africanos que también buscan empezar una vida nueva.

Esta es la historia resumida de cómo empezamos. Llevamos poquito tiempo, somos una ONG pequeña, pero funcionamos gracias al a poyo físico de los voluntarios y al apoyo de mucha gente. Nosotros funcionamos sólo con el dinero que dona la población civil, la gente que quiere colaborar. El equipo de asistencia somos todos voluntarios, nuestra colaboración es altruista.

Llevamos poco tiempo, pero gracias a todo ese apoyo y a las donaciones, hemos podido disponer cada vez de más medios para poder hacer lo que sabemos hacer. Se agradece que podamos seguir funcionando, y se agradece que nos sigan apoyando.

  • ¿A cuántas personas habéis rescatado desde que empezasteis a trabajar hasta ahora?

A muchas. El año pasado alcanzábamos cifras en un año en Mediterráneo central de más de 20.000 personas. Cifras muy elevadas.

La verdad es que a muchas. Y cada vez serán más. Por muchos acuerdos que firme Europa y por muchas barreras que quieran poner, van a seguir llegando.

La gente necesita ayuda, necesita llegar a un sitio seguro donde sus hijos puedan empezar, donde ellos puedan trabajar. Si no es por una zona, será por otra, pero va a seguir habiendo trabajo para las ONG de rescate por desgracia, ojalá que no.

  •  En estos dos mundos tan opuestos en los que te mueves y aparentemente tan diferentes ¿Qué es lo que nos une? ¿Qué es lo que nos hace a todos iguales?

  • Todos somos seres humanos. Todos respiramos. Todos queremos. Todos tenemos familia.
  • Los hijos son lo mismo aquí, que allí.
  • Somos personas exactamente igual, la única diferencia es que hemos nacido en lugares diferentes, con suertes diferentes.
  • No nos diferencia un color de piel, una religión o una cultura, todos somos personas por igual. Es más la suerte, o la no suerte, de dónde haber nacido.
  • Realmente la unión es absoluta, somos Seres Humanos. Y la unión es que el que necesita ayuda puede ser ayudado por el que ha tenido la suerte de poder ayudar. Ese es el vínculo que tendría que ser real.
  • ¿Qué más te gustaría compartir con nosotros?

La pregunta que la gente se hace es:

“Y yo, ¿Qué puedo hacer desde aquí? ¿Cómo puedo ayudar?”

¡ES BIEN SENCILLO!

Realmente, como he dicho antes, trabajar en el terreno es una pieza pequeña. No todo el mundo va a ir al terreno obviamente, hay que estar preparado.

Pero difundirlo, contarlo, buscar medios donde hablarlo.

Decirle a los de arriba, a los políticos, que no estamos de acuerdo con las políticas que están aplicando en este campo. Todo eso, se puede hacer.

La difusión por redes sociales, que es una forma de llegar a mucha gente: Proactiva Open Arms Facebook y Twitter.

Informarse, no desinformarse, no callarlo.

Creo que eso es mucho más importante que lo que pueda ser la colaboración física como tal, o la colaboración económica, que obviamente también es importante porque si no podríamos hacer lo que hacemos.

Pero creo que lo más importante de todo, es compartir el mensaje, decirlo, despertar a la gente, que vea lo qué está ocurriendo.

  • ¿Qué mensaje lanzarías a la sociedad en general y a las personas que te están leyendo para despedir la entrevista?
  • Abre los ojos, no mires para otra parte. Esto está ocurriendo ahora, aquí.
  • Es un problema real en el que nosotros somos también parte del problema, y en nuestras manos está ser parte de la solución.
  • No mires hacia otra parte, escucha todo lo que está ocurriendo.
  • Y escucha con los oídos, pero también con el Corazón.

    “MIENTRAS TENGAMOS VOZ, HAY ESPERANZA     

         

 

ENFERMERÍA Y MEDICINA INTEGRATIVA AL DÍA. Número 5, Diciembre 2017. Con la colaboración de PATRÍCIA MARTÍ, Psicooncóloga y Musicoterapeuta

Queridos Amigos:

Cuando pienso en Patrícia Martí la primera reacción es una enorme sonrisa que ilumina mi corazón. Con su guitarra (inseparables), su cálida voz, y su energía, que es como una brisa exquisita y luminosa,  consigue que conectes con ella y contigo mismo. Como llevado en brazos, te sumerges con naturalidad y suavidad por los rincones del Alma.

Lleva toda la vida formando a profesionales de la salud en Musicoterapia. Fue profesora de la EUI Santa Madrona durante 14 años. Somos muchos los que tuvimos la suerte de ser sus alumnos y de aprender con ella,  porque Patrícia encarna el sello único y el Espíritu de Santa Madrona.

Tiene, además, el don de hacer que lo difícil, parezca fácil. Y una forma maravillosa de acompañar a las personas aunando ciencia, arte, vocación y compasión. Pura armonía.

Me hace muy feliz darle la Bienvenida a la famillia del blog. Disfrutad de su artículo sobre Música, Musicoterapia, y de sus sencillas propuestas de autocuidado.

* * *

Descubrí la musicoterapia en el año 1991, aunque más bien diría que fue la musicoterapia la que apareció en mi camino y vino a mi encuentro. Ello supuso un cambio significativo en mi vida, y supe que mi anhelada búsqueda profesional y vocacional justo empezaba a definirse.

Desde entonces, llevo cerca de veinticinco años dedicándome al cuidado de las personas a través de la musicoterapia.

He acompañado a personas con problemas de deterioro cognitivo y dolor crónico, profesionales en riesgo de burn out, y a enfermos de cáncer.

Es desde este marco desde el que me gustaría hoy compartir algunos aspectos y reflexiones sobre la música y la musicoterapia, y su influencia en la dimensión emocional.

CUIDANDO LAS EMOCIONES CON LA MÚSICA, por Patrícia Martí Augé

La música es un fenómeno universal presente en todas las culturas del mundo. Si analizamos el significado de la música en la naturaleza humana, sin ser ésta necesaria para la supervivencia humana, sin embargo, forma parte importante en su vida diaria.  La música tiene diferentes funciones, con fundamentales implicaciones para la práctica de la musicoterapia.  Algunas de estas funciones son la comunicación, la expresión emocional, la estimulación, la representación simbólica, el placer estético, el entretenimiento, la construcción cultural, la integración identitaria, etc. (1). La multidimensionalidad de la música lleva a una gran variedad de efectos en el ser humano, efectos que han sido recogidos en diferentes referencias que datan de tiempos ancestrales, pero que desde la constitución de la musicoterapia como disciplina propia y científica en 1950, han sido estudiados en sus diferentes contextos y aplicaciones.

Musicoterapia en Oncología

Las intervenciones con musicoterapia tienen una influencia interesante en el estado anímico y pueden, a su vez, mejorar la calidad de vida. En el contexto oncológico, entre otros, la literatura científica recoge estudios dirigidos a evaluar el efecto de la música en el estado de ánimo de pacientes de cáncer y ha mostrado interesantes resultados relacionados con la mejora de su estado emocional y a reducir sus niveles de ansiedad y/o depresión, además de ofrecer ventilación y soporte emocional, y elevar la autoestima(2).

La musicoterapia proporciona al paciente un entorno basado en un medio artístico en el que desarrollar un lenguaje simbólico que permita el acceso a sentimientos desconocidos y una integración creativa de los mismos en la personalidad, dando posibilidad al cambio terapéutico.

Recuerdo el caso de Sara… Sara trajo un día a la sesión de musicoterapia uno de sus CD preferidos, y quiso compartir con el grupo un tema instrumental de la banda sonora de Memorias de África. Lo escuchamos durante unos minutos, tras los que los participantes reflexionaron e hicieron voluntaria y espontáneamente comentarios personales sobre lo que esa audición y escucha les había aportado en ese momento, sus evocaciones, las imágenes proyectadas, y hasta las emociones y sentimientos suscitados. Una vez recogidas estas aportaciones personales, Sara nos explicó por qué había elegido esa pieza musical y lo que significaba para ella. Empezó recitando esa frase tan conocida en el mundo del cine: «Yo tenía una granja en África, al pie de las colinas Ngong». A lo que matizó, “Yo tenía muchas cosas en mi vida antes del cáncer,…tenía mi trabajo, tenía salud, y una vida activa,… normal y feliz… El cáncer me quitó muchas cosas,… y he tenido que aprender a perderlas. Esta música me hace recordar lo perdido, y me acompaña en momentos de desánimo. Aún y así, sé que ahora, estoy aprendiendo a poner en valor otras cosas,…”.

Una frase… Una melodía… Una banda sonora… que tiene la potencia de elicitar emociones y sentimientos en la persona, permitiendo sintonizar, recoger y reflejar de modo no verbal, todo un mundo emocional que las palabras no pueden describir. Una banda sonora que, para Sara, tenía la potencia y fuerza para catalizar y canalizar lo vivido y sentido profundamente. Una muestra de la potencia de la música como canal de proyección y expresión emocional.

Música y emociones.

La música ha sido desde siempre considerada como “el lenguaje de las emociones”, por su especial asociación con la expresión del mundo de los afectos (3). Permite conectar especialmente con nuestro interior, despertando emociones y sentimientos, así como modulando y modificando nuestro estado de ánimo. En situaciones de bloqueo o de habilidades de comunicación limitadas o incluso nulas, la naturaleza no verbal de la música permite la proyección, la expresión y comunicación de sentimientos y emociones, mostrándose eficaz en estos casos.

Tomar consciencia de esta relación existente entre la música y nuestras emociones es lo que nos puede ayudar en el día a día a crear nuestro propio bienestar emocional. La música puede aportar riqueza a nuestra vida emocional y puede ser vivida en cualquier momento, en cualquier espacio y lugar, con cualquier persona, según nuestra elección personal. Si abrimos nuestros oídos y nuestro corazón, podemos entrar en un mundo de experiencias musicales llenas de afectividad, expresión y descubrimiento personal.

¿Cómo cuidarnos con la música? ¿Cómo incorporar la música en nuestro día a día para facilitar nuestra autorregulación emocional? Vamos a abrir las puertas a la música, no sin antes subrayar algunos aspectos importantes.

Las respuestas emocionales a la música son extremadamente personales y es algo frecuente que las personas tengan reacciones emocionales diferentes, e incluso opuestas, ante una misma pieza. Las preferencias personales son las que determinarán en gran medida nuestras respuestas a la música, por lo que no podemos hablar de “recetas musicales”. Esto requiere un cuidado especial y particular del tema, y es lo que a su vez le otorga belleza, riqueza e inmensidad.

Por otra parte, es cierto que, determinados parámetros musicales suelen suscitar una respuesta en una tendencia común. Así, escuchar una música de carácter estimulante puede provocar estados de alegría, fuerza, entusiasmo, euforia… pero en algunas ocasiones puede llegar a despertar también emociones de rabia, irritabilidad, o incluso resentimiento o ira. Las músicas de carácter más tranquilo acostumbran a ir más vinculadas a estados de relax serenidad, calma, pero también de sentimientos de tristeza, desánimo, melancolía, frustración…

Si bien no podemos prever la respuesta emocional de cada persona a una música, sí que podemos cambiar nuestro propio estado de ánimo escuchando música. Esto queda explicado por el principio de Iso de Altshuler, que establece que el estado anímico puede ser alterado siempre y cuando en primer lugar sintonicemos la música con el estado existente, para luego gradualmente cambiar la música en la dirección de cambio deseado. Así, si nos sentimos tristes, y desearíamos estar más alegres, empezaremos por seleccionar y escuchar aquella música que mejor recoja y refleje nuestra experiencia de tristeza. Ella nos permitirá conectar con nuestro ánimo triste, sentirlo, respirarlo. Reconocer el sentimiento o la emoción es el primer paso para poderlo luego canalizar y modular. Después podemos ir seleccionando aquellas otras piezas musicales que se vayan acercando más al estado anímico deseado.

Además de las audiciones musicales, la musicoterapia cuenta con otras técnicas. Si deseamos canalizar emociones, tal vez podamos también contar con nuestro cuerpo y permitirnos mover o bailar al son de la música. Busquemos un momento en el que dispongamos de unos minutos de privacidad y tranquilidad, elijamos una música que mejor sintonice con nuestro estado anímico de ese instante, y dejemos salir un gesto, un movimiento, pequeño o expansivo, lento o rápido, para expresarnos a través del cuerpo. Quizás después nos sintamos algo diferentes.

También podemos apoyarnos en las canciones para modular nuestro estado de ánimo. Pensemos en una canción que nos guste. Respiremos y empecémosla a cantar, recitar o  tararear, según nos sintamos. Acallemos al dictador interno que establece juicios y prejuicios. En esta propuesta no hay espacio para establecer qué es correcto o incorrecto, afinado o desafinado,…en esta propuesta sí hay el hecho de darnos la oportunidad de incorporar una estrategia de autorregulación emocional.

Patrícia Martí Augé, Doctora en Psicología por la Universidad Ramón Llull y Máster en Musicoterapia por la Universidad de Barcelona.
Psicooncóloga y musicoterapeuta en Oncolliga– Fundació Lliga Catalana d’Ajuda Oncològica.
Profesora del Máster de Musicoterapia de la Escola Superior de Música de Catalunya – ESMUC, colabora también como profesora en diferentes postgrados y cursos de Musicoterapia a nivel estatal.

_________________________________________________________________

 (1) Martí, P.  (2000). Visión General y Teoría de la Musicoterapia.  En:  Fundamentos de Musicoterapia (pp. 287-305). Barcelona: Ediciones Morata.

(2) Martí, P. (2016) Efectos de la Musicoterapia en el Estado Anímico y Calidad de Vida de los Pacientes con Cáncer” (Tesis doctoral). Universitat Ramon Llull, Barcelona. Recuperada de:  http://www.tdx.cat/handle/10803/359398

(3)  Winner, E. (1982). Invented worlds. Cambridge, MA: Harvard University Press.

* * *

Buen momento para poner nuestra música preferida de fondo y dar paso a la segunda parte del post en el que encontraréis material diverso, la mayoría del cuál esta vez, referente a la microbiota y su vinculación con el mantenimiento de la salud y la prevención de la enfermedad.

Seguiremos ahondando en ello en próximos post, no por tratarse de algo novedoso, ¡todo lo contrario!, sino por su importancia y por la “reciente” relevancia que está tomando en el campo de la investigación y los cuidados. Afortunadamente…

  • La flora intestinal afecta al éxito de la inmunoterapia oncológica. PUBLICADO EN ‘SCIENCE’. “Las bacterias son fundamentales para la vida y la salud humana. Desde hace años, el papel de la microbiota intestinal va tomando importancia en numerosas enfermedades, entre ellas, el cáncer. Esta semana, la revista Science publica dos estudios sobre cómo los microbios que viven en el tracto digestivo humano pueden influir en la respuesta del cáncer a la inmunoterapia. Ambas investigaciones sugieren que mantener una flora intestinal saludable ayudaría a combatir diversos tumores. Sigue leyendo AQUÍ.
  • Describen cómo un tipo de bacterias de microbiota puede favorecer la metástasis en cáncer colorrectal. PUBLICADO EN ‘SCIENCE’. “Investigadores del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) han participado en un estudio multicéntrico internacional que ha descubierto que algunas bacterias de la microbiota intestinal podrían impulsar metástasis al hígado en casos de tumor de cáncer colorrectal. Queda claro que la microbiota tiene un papel importante en el desarrollo del cáncer y muy probablemente lo tendrá en el tratamiento del cáncer”. Sigue leyendo AQUÍ.
  • Vinculan la presencia de un hongo en el intestino con el riesgo cardiovascular. PUBLICADO EN ‘BENEFICIAL MICROBES’. “Estudio liderado por Matilde Rodríguez Chacón, del Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili y José Manuel Fernández-Real, del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición. Durante la investigación se ha realizado un análisis exhaustivo para explorar la posible contribución de la micobiota intestinal a la arterosclerosis subclínica en un grupo bien caracterizado de sujetos obesos y no obesos. Los hallazgos obtenidos ponen de manifiesto que el Mucor racemosus podría ser un biomarcador relevante de riesgo cardiovascular. Sigue leyendo AQUÍ.
  • Las escuelas que usan alimentos de proximidad abaratan el comedor. PUBLICADO EN ‘GACETA SANITARIA’. “El Grupo de Investigación de Salud Pública de la Universidad de Alicante analiza la política de compra de alimentos de proximidad en los centros de educación primaria de Andalucía, Canarias y Principado de Asturias, donde existen iniciativas para incentivar su consumo. El estudio desvela que las escuelas con este tipo de alimentos de proximidad son las que ofrecen un menú más barato y saludable.” Sigue leyendo AQUÍ.
  • Al respecto, os interesará también la recientemente publicada Entrevista  a DOLORES RAIGÓN,  Dra.en Ingeniería Agrónoma y Catedrática de la UPV.  Disponible AQUÍ.
  • Los días de más contaminación se producen más infartos de miocardio.PUBLICADO EN ‘INTERNATIONAL JOURNAL OF CARDIOLOGY’. “Expertos del CIBER de Enfermedades Cardiovasculares y del Vall d’Hebron Barcelona Campus Hospitalari han realizado un estudio que demuestra que los días en que los niveles de contaminación atmosférica son más elevados en el área metropolitana de Barcelona se producen más ataques de corazón. Las políticas medioambientales que favorecen la reducción de la contaminación tendrían un impacto muy positivo en la salud del corazón de los ciudadanos. Si se redujeran 10 μg/m3 la concentración de PM 2,5, se podrían evitar al menos un 7,67% de las muertes que se producen en las primeras 24 horas de un infarto grave en Barcelona, lo que supondría como mínimo una reducción de 5 muertes al año”. Sigue leyendo AQUÍ.
  • Los cánceres colorrectal, de riñón y de vejiga, asociados a la contaminación. PUBLICADO EN ‘ENVIRONMENTAL HEALTH PERSPECTIVES’. “La contaminación atmosférica está clasificada como cancerígena para las personas por su relación con el cáncer de pulmón, pero hay poca evidencia científica de su posible asociación con otros tipos de cáncer. Ahora, un estudio epidemiológico a gran escala realizado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y la Sociedad Americana contra el Cáncer vincula algunos contaminantes del aire con la mortalidad por cáncer de riñón, vejiga y colorrectal.” Sigue leyendo AQUÍ.

A continuación, y en relación con varios de los artículos anteriormente referenciados, compartimos dos eventos que os pueden interesar:

  • XXXI Simposium de Biorregulación: Nuevas aplicaciones clínicas de los probióticos. Heel España.

            Programa-madrid-simposium-biorregulacion-2018

           Programa-barcelona-simposium-biorregulacion-2018

           Programa-valencia-simposium-biorregulacion-2018

           Programa-sevilla-simposium-biorregulacion-2018

 

  • Las  III Jornadas de Enfermería Integrativa de Cantabria que se celebrarán el 6 de abril del 2018 en el Paraninfo de la Magdalena llevando por título: “Microbiota intestinal y salud : cuidando de tus bacterias”. Puedes leer más al respecto AQUÍ.

El  Grupo de Enfermería Integrativa del Colegio de Enfermería de Cantabria organiza distintas actividades, entre ellas las jornadas, para formar a todos los que estén interesados en el campo de la Microbiota Intestinal. 

Al mismo tiempo, os recomendamos que visitéis su Web TV donde encontraréis las ponencias de los participantes en las II Jornadas de Enfermería Integrativa de Cantabria y IV Nacionales que se celebraron el pasado mes de Abril. Disponible AQUÍ.

En cuanto a formación, este mes recomendamos la propuesta de la Fundación Index:

  •  Curso a distancia en Metodología e Investigación aplicada a los cuidados, acreditado por la Comisión de Formación Continuada del SNS . Información disponible AQUÍ.

Y ya para terminar, nos alegra poner a vuestra disposición un artículo y la Tesis Doctoral de la compañera Enfermera Neus Esmel; trabajos necesarios que contribuyen a construir el Conocimiento Enfermero en el ámbito integrativo.

  • Muñoz Muñoz, José Manuel. La Enfermería en el ámbito de las Medicinas Tradicionales y Complementarias. Index de Enfermería [Index Enferm] (edición digital) 2017; 26 (3). Disponible AQUÍ.
  • Tesis Doctoral INFLUENCIA DE LA REFLEXOLOGÍA EN LA CALIDAD DE VIDA DE LOS ESTUDIANTES DE ENFERMERIA Neus Esmel Esmel,  Universitat Rovira i Virgili. Departamento de Enfemería, 2016. Disponible AQUÍ.

Muchas gracias a todos. El próximo número, que publicaremos a principios de Enero de 2018, ya está en marcha.

¡Salud!

Elena Lorente Guerrero

 

 

Meditación y jardinería: un camino hacia el Ser

Queridos Amigos:

Estamos a punto de publicar la nueva entrega de Enfermería y Medicina Integrativa al día y posteriormente, el día 10, la última entrevista del año que nos acercará a la dura e injusta verdad que viven los refugiados.

Esta es la última reflexión personal y tiene por objetivo conectar los últimos días del año, con  el inicio del que viene.  Lo sé…, nos empeñamos en acotar la vida cuando la verdadera comprensión no está regida ni por el espacio ni por el tiempo, sino por el continuum que es vivir; por el transitar con suavidad las horas, los días, los meses,  las estaciones…

Y es que la vida, las relaciones, son como las estaciones. Las recorremos con la única pertenencia que importa, el amor que nos une y nos sostiene, recordando que todo crece, nada muere, todo se transforma. Primavera…, Verano…, Otoño…, Invierno…, y la certeza de que volverá otra vez la Primavera.

La meditación y el arte de la jardinería de Ark Redwood, Ediciones Siruela, es un libro sencillo y ameno que trata sobre las estaciones del año, jardinería, cuidados, atención y consciencia. Un viaje que nos sumerge en el disfrute de aquietar la mente y hacer silencio para, además de observar, aprender a escuchar el lenguaje de la naturaleza.

A través del devenir de las estaciones, del cuidado de la tierra, y del cultivo de las semillas, las flores y las plantas, aprendemos el valor de relacionarnos de forma respetuosa y amorosa con todos los seres vivos y con todos los elementos de la naturaleza. Porque dedicarnos al cuidado de un huerto, de las plantas de un balcón, de una terraza, o incluso de una sola maceta, nos enseña mucho sobre nosotros mismos; revela nuestras virtudes y las aristas del ego.

Del mismo modo que las Enfermeras sabemos que los cuidados no pueden ni deben organizarse por tareas, sino que han de centrarse en la persona y en sus necesidades, así mismo ha de ser con las plantas y con las flores. Cada una necesita su propia frecuencia de riego, de abono, y el lugar exacto donde vivir para crecer feliz.

Todas, sin excepción, necesitan atención, respeto y cariño.

Abrazos,

Elena Lorente Guerrero

 

 

Entrevista a DOLORES RAIGÓN, Doctora en Ingeniería Agrónoma y Catedrática de la UPV: “El sistema actual (convencional) de producir alimentos es insostenible por la gran dependencia de recursos fósiles y por sus consecuencias en salud y medio ambiente”

Queridos Amigos:

Es un placer presentaros a Mª Dolores Raigón Jiménez, Doctora en Ingeniería Agrónoma por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Catedrática del área de Edafología y Química Agrícola, Profesora en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural (ETSIAMN) y Presidenta de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica.

Lola Raigón es una de las mayores expertas en nuestro país sobre producción ecológica. Investiga sobre biodiversidad, calidad de los alimentos ecológicos vs convencionales y su efecto sobre la salud.

Lola es una mujer cercana y amable que nos ofrece una clase magistral en forma de entrevista. Todo el conocimiento que pone a nuestra disposición nos ayuda a estar mejor informados, y a ser más conscientes para que nuestras decisiones de compra sean más responsables, saludables y sostenibles con la sociedad y con el medio ambiente. Es fundamental y es urgente…

 

  • Vamos a empezar por el principio porque todavía existe confusión. Alimentos ecológicos, biológicos, orgánicos ¿Son lo mismo?

La producción ecológica en Europa, y por tanto en España, se encuentra regulada por el Reglamento (CE) 834/2007, y otros reglamentos de aplicación. Estos reglamentos que controlan la producción ecológica son de uso en todos los Estados miembros de la Unión Europea.

En España existen competencias delegadas en materia de Agricultura a las Comunidades Autónomas, y son éstas las que recogen los Reglamentos europeos y cada una de ellas particulariza los objetivos y principios, normas generales de producción, y además define las posibles formas en las que se puede llevar a cabo la certificación o régimen de control, que lo puede realizar la propia administración autonómica, empresas vinculadas a la administración o empresas privadas que finalmente tienen que rendir cuentas a la administración central ya a Bruselas.

Todos los productos que se pongan en el mercado haciendo uso de los términos “ecológico”, “biológico”, “orgánico” o sus acrónimos “bio” y “eco”, han de estar certificados y están amparados por la Normativa de producción ecológica, y las diferencias en los términos es debida exclusivamente a las diferentes lenguas de la UE, así los alemanes y españoles adoptamos el término ecológico y eco, OKO, los franceses el término biológico y bio, y en la gran mayoría de los países el término orgánico, pero todos los productos etiquetados con estos términos en alimentación están protegidos por la normativa europea y son términos protegidos y deben de responder a un único sistema de producción, limpio sin el empleo de sustancias químicas de síntesis.

  • ¿En qué consististe la alimentación ecológica?

Cuando hablamos de agricultura, ganadería y transformación, y por tanto alimentación ecológica, tenemos que indicar que se trata de un sistema productivo cuyos objetivos principales son:

1) trabajar con los ecosistemas de forma integrada;

2) mantener y mejorar la fertilidad de los suelos;

3) producir alimentos libres de residuos químicos;

4) utilizar el mayor número de recursos renovables y locales;

5) mantener la diversidad genética del sistema y de su entorno;

6) evitar la contaminación resultante de las técnicas agrarias;

7) permitir que los agricultores realicen su trabajo de forma saludable.

Así que la alimentación ecológica es un concepto muy amplio que recoge los objetivos de producir y consumir de forma equilibrada. Cuando consumimos alimentos ecológicos, de forma directa estamos consumiendo alimentos equilibrados que van a contribuir a la nutrición equilibrada. Pero de forma indirecta estamos influyendo en el medioambiente, la mitigación de cambio climático, la salud, la cultura, los valores, la biodiversidad, etc…es decir todos los atributos en los que la producción ecológica repercute.

  • ¿Cuáles son los beneficios de la alimentación ecológica para la salud?

Principalmente creo que los beneficios para la salud se centran en:

1) La carga química (pesticidas, antibióticos, nitratos, aditivos alimentarios) disminuye o no existe.

2) Los alimentos contribuyen con mayor densidad nutricional.

3) Se disminuyen los impactos ambientales en la producción y por tanto se contribuye a la salud ambiental.

Así, los alimentos ecológicos producidos mediante técnicas ecológicas, tienen que cumplir con el reglamento de producción y ello implica que no se pueden utilizar sustancias químicas de síntesis, como biocidas o fertilizantes químicos de síntesis, por ello en la composición de los alimentos no se incluyen residuos de fitosanitarios, ni de otros tóxicos, como los nitratos acumulados en algunos alimentos de origen vegetal, como lechugas, espinacas, etc.

Por otro lado, cuando hablamos de alimentos de origen ganadero, hay que considerar que la producción animal debe de cumplir también la normativa y ello implica el bienestar animal, la alimentación ecológica de los animales y la limitación en el uso de medicamentos, antibióticos, etc., por lo que los alimentos obtenidos no van a presentar en la carne, leche y sus derivados, residuos de medicamentos ni sustancias secundarias de los mismos, que pueden ser perjudiciales, a corto o largo plazo. Y además el empleo de aditivos alimentarios está limitado en la producción de alimentos ecológicos elaborados.

Destacar también que en diversos estudios se ha puesto de manifiesto que los alimentos ecológicos presentan mayor concentración nutricional (proteínas de alto valor biológico, vitaminas, minerales); en concreto:

-mayor concentración en proteínas (tanto en alimentos de origen animal como vegetal)

-mayor contenido vitamínico (en pimientos, frutos cítricos, tomates, etc.)

mayor contenido mineral (en coles, lechugas, espinas, etc.)

-mayor nivel de sustancias antioxidantes (en manzanas, frutas rojas, aceite de oliva, etc.)

  • ¿Qué impacto tiene la producción ecológica y la biodiversidad del cultivo en la sostenibilidad económica y medioambiental tanto local como mundial?

Hablar de agricultura ecológica es hablar de biodiversidad, como aspecto más significativo, ya que como propósito, en las granjas se deben integrar los sistemas agrícolas y ganaderos, lo que implica aumento de la diversidad; así mismo mantener la fertilidad de un suelo implica el incremento de los microorganismos del mismo, necesarios para los ciclos elementales de la materia orgánica, la sanidad vegetal debe realizarse a través del equilibrio del ecosistema, con técnicas como son la introducción de setos, que pueden contener fauna beneficiosa, o la implantación dentro de la misma parcela de técnicas de asociación y rotación de cultivos, o la introducción de variedades y razas ganaderas  autóctonas que le dan al territorio un considerable valor añadido.

  • ¿Cómo influye el empaquetado, la distribución del producto, el estilo de compra y la conservación de los alimentos ecológicos a nivel nutricional?

Todos los aspectos influyen en la comercialización de los alimentos ecológicos. Hace unos años cuando los alimentos ecológicos tenían menos presencia en España, el consumidor ecológico admitía cualquier formato, granel, frutas con taras, etc.

Hoy en día donde se aprecia una convencionalización de los alimentos ecológicos, los niveles de exigencia del mercado ecológico están prácticamente a la misma altura que los del mercado convencional, eso está haciendo que el circuito de la distribución está globalizando lo referente a los alimentos ecológicos, aunque existen excepciones, se mantienen las iniciativas de las eco-cestas, donde el consumidor compra directamente los productos al agricultora a través de diferentes formatos (distribución a domicilio, en la propia finca, en grupos de consumo, etc.

Otras iniciativas similares son los mercados de la Tierra, donde se recupera el antiguo concepto de mercado de alimentos y en estos escenarios, existe mayor flexibilidad. En cualquier caso, en todos los circuitos se deben cumplir las normativas de seguridad e higiene de los alimentos.

Estas cuestiones tienen una relativa influencia a nivel nutricional, siendo el factor más importante el momento óptimo de recolección, de manera que si en el modelo de eco-cestas, los alimentos vegetales se recolectan justa para configurar las cestas y distribuirlas, si se ha respetado ese momento de recolección, los niveles nutricionales serán los acordes con el alimento, a la par que los atributos sensoriales.

  • Pensando en la economía familiar, el precio de los alimentos ecológicos es caro comparado con el de los alimentos convencionales. ¿Qué le dirías a una familia a la hora de llenar la cesta de la compra?

Desgraciadamente, el precio de un alimento, viene marcado por factores muy alejados a la producción.

Una manera de incidir en el precio de los alimentos es intervenir en la cadena de distribución de los mismos, impulsando los circuitos cortos y los mercados de proximidad. Los alimentos ecológicos son caros dependiendo de donde se compren y cuales han sido los canales de distribución.

Pero lo más importante, es que deberíamos de ser capaces de establecer el precio de un alimento por unidad de nutriente, en lugar de por kg de producto. Me explico, si las necesidades de vitamina C son de 60 mg/día y el zumo de una naranja ecológica los contiene, no necesitamos exprimir dos naranjas convencionales para llegar a estas necesidades. Si la producción de lechugas convencionales contiene un 5% más de agua, son nutrientes de menos que se consumen.

Estos datos que el consumidor desconoce, alcanzan gran importancia cuando la falta de nutrientes se refleja en el estado sanitario, influyendo también en el coste familiar y social.

Por otro lado, nunca nos planteamos los costes indirectos que presenta la producción convencional y que algún día tendremos que pagar, como por ejemplo el coste medioambiental o el coste en salud.

Por estas razones la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) recientemente ha realizado un estudio donde concluye que los alimentos ecológicos no son caros, que son caros los “no ecológicos”, ya que por 1 euro que hay que pagar por un alimento “no ecológico” hay que contribuir con el pago de otro euro (de las arcas sociales) para subsanar los efectos sobre la salud, más otro euro (de las arcas sociales) para subsanar los problemas medioambientales derivados de la agricultura convencional.

  • Actualmente tenemos muchos conocimientos sobre la composición de los alimentos, qué nos aportan, y qué nutrientes necesitamos para vivir. En contraposición, vivimos un momento de exaltación de los sabores, las texturas, las técnicas de elaboración y presentación de los alimentos.

Efectivamente las técnicas analíticas y los avances en bromatología están en la línea de contribuir al conocimiento en la alimentación y la nutrición.

También es cierto que los hábitos alimenticios han cambiado, por el estilo de vida, y el consumo de alimentos frescos o sin procesar es cada vez más bajo y los alimentos procesados se consumen en mayor medida, y ello tiene un riesgo asociado alto, porque la manipulación de los alimentos procesados, en cuanto a texturas, colores e incluso sabores está implícita en la transformación, de igual manera que el incremento en algunas sustancias que el abuso en la ingesta puede ocasionar problemas en la salud, como puede ser el alto contenido el sal, azúcares refinados o grasas saturadas.

Esta tremenda actuación en los alimentos procesados, nos puede llevar a situaciones, como por ejemplo, comercializar un producto con sabor a yogur, que no contenga nada de yogur, pero que el sabor lo aporten otras sustancias químicas. Este procedimiento no está autorizado en ecológico, pero si se observa cada vez más una alta presencia de productos transformados ecológicos en el mercado.

En cualquier caso y según los últimos trabajos publicados, los alimentos ecológicos salen mejor valorados en la percepción sensorial, lo que significa que sabores, aromas, etc…se manifiestan en diferente medida en los alimentos ecológicos. Así en los alimentos frescos ecológicos, la mayor percepción de sabores y aromas está relacionada con las recolecciones en su momento adecuado, la mayor síntesis de compuestos bioactivos que influyen en el sabor y en el olor y el equilibrio global del alimento.

Y en los alimentos elaborados, porque el proceso de transformación no permite la incorporación de los aditivos alimentarios, que por un lado contribuyen a la distorsión del equilibrio natural de los sabores, y por otro lado, algunos presentan problemas para la salud.

  • Además de la familia, la escuela es fundamental en el aprendizaje y la adquisición de buenos hábitos de vida y en la promoción de los mismos. Algunas escuelas están empezando a ofrecer un menú basado en alimentos ecológicos, de proximidad y temporada. ¿Existe concienciación a nivel de políticas de salud/educación?

Existen pocas políticas (lo cual es de una ceguera social tremenda) que recojan la importancia que significa una alimentación coherente (ecológica, de temporada y de proximidad) en los colegios. En algunas iniciativas, se trata de incorporar la fruta o las legumbres, aunque no se indica qué tipo de fruta, de legumbre o con qué frecuencia.

Aunque también existen casos de éxito donde la fuerza de voluntad de las AMPAS han hecho posible la puesta en escena de modelos de comedor que recojan las características de ecológico, de temporada y de proximidad, en estos casos lo que se ha visto que funciona muy bien es cuando los colegios presentan cocina propia, y l@s cociner@s se implican en el proceso. Bueno no sólo l@s cociner@s sino tod@s l@s actores del colegio, asumiendo cada uno de ellos el rol necesario.

  • Traslado la misma pregunta a las políticas hospitalarias. Se destinan partidas presupuestarias a la adquisición de la última tecnología para el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad, lo cual está bien, pero se omite la importancia del tipo y la calidad de los alimentos y de la dieta como pilar fundamental de la salud y como parte del tratamiento de la enfermedad.

En el caso hospitalario la situación se complica muchísimo más, el tema de la diversidad de las dietas, los costes de la comida, las exigencias de la individualidad de algunos alimentos (galletas, pan, aceite, etc.) son factores que complican mucho la puesta en escena de alimentos ecológicos en los centros hospitalarios.

Existe una tarea pendiente que consiste en evaluar cuanta de esa comida hospitalaria se tira directamente a la basura, eso nos daría información de lo insostenible que es ese modelo.

Pero además de esos factores, a veces existen unas incoherencias en los alimentos, que dejan mucho que desear. Por ejemplo, cuando se encuentra jamón de york en dietas blandas, sin caer en la cuenta que estos alimentos vienen con una carga en nitratos/nitritos altísima, que es lo menos adecuado para un enfermo con problemas en el estómago.

Creo que en los hospitales falta mucha conciencia del tema alimentario.

  • ¿Dónde sitúas a España en cuanto a concienciación, producción y cultura ecológica? ¿Qué países son referentes? ¿Qué podemos aprender de ellos?

La gráfica que aparece abajo se corresponde con los datos de evolución de la superficie de cultivo ecológico en España (primer país de la Unión Europea en producción). Estos datos son la estadística que recoge el Ministerio de Agricultura respecto al año 2015, el 2016 todavía no ha sido publicado. En el 2015 se han alcanzado las cifras más altas y la previsión del 2016 siguen con tendencias crecientes. Por lo tanto, a nivel de la UE, España es el primer país productor, y quinto a nivel mundial.

A nivel de consumo, los datos también han sido muy buenos, ya que el consumo interno en el 2015 en España se ha situado entre los diez primeros países de mayor consumo de alimentos ecológicos.

Teniendo en cuenta que las cifras estadísticas presentan el desfase temporal, los datos oficiales del barómetro de consumo ecológico en España nos dicen:

Que el gasto total de alimentos ecológicos en España en 2015, ascendió a 1.500 millones de euros, existiendo un 24,5% de incremento, respecto al 2014, aunque en el total sólo significa un 1,51% del total del gasto alimentario.

De los 1.500 millones de euros, el 77% del total (1.154 millones de euros) se destinó a la compra de alimentos de origen vegetal, de los que 769 millones son frescos y 385 millones elaborados. El resto (23% del total, es decir, 344 millones de euros) se destinó al consumo de alimentos de origen animal, 210 millones de euros a fresco y 134 millones de euros a elaborados.

Estas cifras prometen ir creciendo en los siguientes años y posicionan a España no solo como país productor sino también como consumidor de alimentos ecológicos.

NOTA: En los años 2012, 2013 y 2014 se excluye de los totales el apartado “6 Otras superficies” para homologarlo con los datos de Eurostat de dichos años. Según la definición de Eurostat en esos años, en el apartado “6 Otras superficies (cultivos específicos)” se incluían las superficies correspondientes a: Terreno forestal y plan tas silvestres (sin uso ganadero), Rosa de Damasco, Árboles de navidad y otras superficies no incluidas en ningún otro lugar. En lo s datos de 2015 no se excluye ninguna superficie de forma expresa.

Lo que podemos aprender de algunos países del entorno es la apuesta política, con programas de investigación que pueda ayudar directamente a productores y a potenciar el consumo.

  • Me gustaría que nos explicaras los peligros para la salud de los productos fitosanitarios y químicos utilizados en el cultivo convencional de cereales, hortalizas, vegetales y en la alimentación del ganado, producción de carne y productos lácteos. ¿Cómo afecta a adultos,  bebés,  fetos y  niños?

Según el Informe de la Relatora Especial sobre el derecho a la alimentación, en la Asamblea General de enero de 2017 en Naciones Unidas, se cita textualmente…

La evolución tecnológica en la fabricación de plaguicidas, entre otras innovaciones en materia de agricultura, ha contribuido sin duda a que la producción agrícola haya logrado mantenerse al nivel de los incrementos sin precedentes en la demanda de alimentos. Sin embargo, ello se ha logrado a costa de la salud humana y el medio ambiente, y al mismo tiempo el aumento de la producción de alimentos no ha logrado eliminar el hambre en todo el mundo. La dependencia de plaguicidas peligrosos es una solución a corto plazo que menoscaba el derecho a una alimentación adecuada y el derecho a la salud de las generaciones presentes y futuras.”

Se cita que los plaguicidas peligrosos implican un costo considerable para los Gobiernos y tienen consecuencias desastrosas para el medio ambiente, la salud humana y la sociedad en su conjunto, afectando a diversos derechos humanos y sometiendo a determinados grupos a un mayor riesgo de ver vulnerados sus derechos.

La exposición a plaguicidas se ha vinculado al cáncer, a la enfermedad de Alzheimer y a la enfermedad de Parkinson, a trastornos hormonales, a problemas de desarrollo y a esterilidad.

Los plaguicidas también pueden tener numerosos efectos neurológicos, como pérdida de memoria o de coordinación o reducción de la capacidad visual o motriz.

Otros posibles efectos son, por ejemplo, el asma, las alergias y la hipersensibilidad. Con frecuencia estos síntomas son muy sutiles y la comunidad médica puede no reconocerlos como un efecto clínico de los plaguicidas.

Además, los efectos crónicos de los plaguicidas pueden tardar meses o años en manifestarse tras la exposición, lo cual plantea un desafío importante a la hora de tratar de exigir cuentas y acceder a un recurso efectivo, incluidas intervenciones preventivas.

A pesar de que ha quedado bien demostrado el grave riesgo que numerosos plaguicidas constituyen para la salud humana, estos siguen utilizándose. Aun en los casos en que se ha prohibido o limitado su uso, el riesgo de contaminación puede persistir durante muchos decenios, y los plaguicidas pueden seguir acumulándose en las fuentes alimentarias.

En muchos casos, los posibles efectos sobre la salud de un plaguicida no se estudian ampliamente antes de que este salga al mercado, algo particularmente cierto en el caso de los principios “inactivos” que se añaden para aumentar la eficacia del principio activo del plaguicida, que pueden no someterse a pruebas y que rara vez se reflejan en las etiquetas de los productos.

Tampoco se ha estudiado debidamente la combinación de efectos resultante de estar expuesto a múltiples plaguicidas a través de los alimentos, el agua, el suelo y el aire.

Los niños son el sector de población más vulnerable a la contaminación por plaguicidas, puesto que sus órganos no han terminado de desarrollarse y porque, por su menor tamaño, están expuestos a mayores dosis por unidad de peso corporal.

Los niveles y la actividad de enzimas clave para destoxificar los plaguicidas son mucho menores en los niños que en los adultos. Entre los efectos para la salud que guardan relación con la exposición a plaguicidas durante la infancia cabe mencionar problemas en el desarrollo intelectual, efectos negativos en el comportamiento y otras anomalías del desarrollo.

Nuevas investigaciones están poniendo de manifiesto que la exposición a plaguicidas, aun en niveles bajos, como por ejemplo como consecuencia de su deriva en el viento o de residuos en los alimentos, puede resultar muy perjudicial para la salud de los niños, alterando su desarrollo mental y fisiológico y provocando, posiblemente, una vida de enfermedades y trastornos.

Las mujeres embarazadas que están expuestas a plaguicidas corren mayor riesgo de sufrir abortos espontáneos y partos prematuros, y sus bebés, de sufrir malformaciones congénitas. Estudios han constatado regularmente la presencia de diversos plaguicidas en el cordón umbilical y las primeras heces de los recién nacidos, probando la existencia de una exposición prenatal.

La exposición puede transmitirse desde cualquiera de los progenitores. El período más crítico para la exposición en el caso del padre es tres meses antes de la concepción, mientras que cuando más peligrosa resulta la exposición de la madre es a partir del mes previo a la concepción y durante el primer trimestre del embarazo.

Datos recientes apuntan a que la exposición a plaguicidas de las mujeres embarazadas lleva aparejado un mayor riesgo de leucemia infantil, así como de otros tipos de cáncer, autismo y problemas respiratorios. Por ejemplo, los plaguicidas neurotóxicos pueden atravesar la barrera placentaria y afectar al sistema nervioso en desarrollo del feto, mientras que otros productos químicos tóxicos pueden incidir negativamente en su sistema inmunitario aún por desarrollar.

Los plaguicidas también pueden llegar al bebé a través de la leche de la madre, lo cual resulta particularmente preocupante, dado que la leche materna es la única fuente de alimento de muchos bebés y el metabolismo de estos no está lo suficientemente desarrollado como para poder combatir productos químicos peligrosos.

Los plaguicidas también pueden bioacumularse en los animales de granja como consecuencia de piensos contaminados. A menudo se aplican insecticidas a las aves de corral y los huevos, y a su vez la leche y otros productos lácteos pueden contener diversas sustancias por bioacumulación y almacenamiento en el tejido adiposo de los animales. Esto resulta especialmente preocupante, puesto que la leche de vaca es a menudo un componente básico de la dieta humana, sobre todo en los niños.

  • Los agricultores son uno de los colectivos más vulnerables a sufrir el efecto de los plaguicidas en la salud: cáncer, enfermedades del sistema nervioso y degenerativas. Sin embargo, agricultores y ganaderos justifican el uso de fitoquímicos para poder garantizar la explotación y la producción. ¿Qué alternativas se pueden ofrecer? ¿Interesan?…

Lo más importante es que los agricultores y ganaderos entiendan que lo más importante es mantener el equilibrio en el sistema, y bajo estas condiciones no es tan necesaria la aplicación de plaguicidas. Pongo un ejemplo, cuando se abusa de la fertilización nitrogenada de síntesis, se produce un crecimiento más intensificado de los brotes tiernos de las plantas. Estos brotes tiernos son una base del alimento de los pulgones, por lo tanto una consecuencia inmediata del desequilibrio en la fertilización, conlleva la presencia de una plaga, si las condiciones climáticas son adecuadas también. Por ello, la base del control está en las buenas prácticas fertilizantes.

En cualquier caso, en los últimos años las empresas han desarrollado una amplia gama de compuestos de naturaleza orgánica y no de síntesis que se pueden emplear en la sanidad vegetal, como extractos de aceites esenciales, etc. Estas sustancias naturales se están aplicando con éxito en agricultura ecológica y convencional, siendo ya una alternativa más respetuosa con el medio ambiente y con los propios agricultores, como aplicadores de las sustancias.

  • ¿Existe algún estudio comparativo sobre alimentación ecológica vs alimentación convencional vinculado con epigenética y salud?

La mayoría de los estudios consideran que la salud es la razón principal por la que los consumidores compran alimentos orgánicos. Es difícil evaluar el impacto en los seres humanos, sobre todo, teniendo en cuenta que el consumo de alimentos orgánicos está fuertemente correlacionado con varios indicadores de un estilo de dieta y vida saludable, que también influyen en el estado de salud. Estos indicadores incluyen una ingesta de mayor diversidad de alimentos, comparativamente alta de frutas, verduras y productos integrales y un bajo consumo de carne, menor incidencia de sedentarismo, etc.

Algunos estudios in vitro han demostrado una mayor actividad antimutagénica y antioxidante (Crinnion, 2010), así como una inhibición más eficaz de la proliferación de células cancerígenas por alimentos orgánicos en comparación con alimentos convencionales.

La mayoría de los experimentos con modelos animales de laboratorio alimentados ecológicamente han demostrado diferencias significativas en el peso, el crecimiento, la fertilidad, el estado hormonal y el estado inmunológico versus los alimentados convencionalmente (Roselli et al., 2012; Średnicka-Tober et al., 2015; Velimirov et al., 2010), corroborando que no se trata sólo de cadenas de causa-efecto simples, sino más bien del pluralismo de interacciones entre redes biológicas de los animales, siendo uno de los causantes de estas diferencias, el mayor valor nutricional de las dietas ecológicas (Chhabra et al., 2013).

En un estudio realizado a 3000 niños alimentados con productos lácteos orgánicos durante la infancia y cuyas madres consumían productos lácteos orgánicos durante el embarazo se demostró que los niños tenían menos alergias o menos casos de eccema que sus respectivos controles, concluyendo que el mayor contenido en ácidos grasos beneficiosos en la leche ecológica como la posible explicación biológica para este hallazgo (Kummeling et al., 2008).

En otro estudio realizado a 28192 madres noruegas primerizas, con el fin de evaluar las asociaciones entre el consumo de alimentos orgánicos durante el embarazo y el riesgo de preeclampsia (estado patológico de la mujer en el embarazo que se caracteriza por hipertensión arterial, edemas, presencia de proteínas en la orina y aumento excesivo de peso), se observó una reducción significativa en la prevalencia de la preeclampsia, en las madres que informaron consumo frecuente de hortalizas ecológicas, mientras que no se encontró asociación con las otras madres que manifestaron ingesta no ecológica (Torjusen et al., 2014), debido a la no exposición a los pesticidas, a la mayor presencia de metabolitos secundarios y a la influencia de las hortalizas ecológicas sobre la composición de la microbiota intestinal.

Otros estudios han reportado asociación de dieta ecológica con menor incidencia de linfoma no Hodgkin (Bradbury et al., 2014).

En otro estudio donde se analizó la interacción de la ingesta en el riesgo de enfermedad cardiovascular, se evaluaron parámetros biométricos en 150 varones sanos y 50 pacientes masculinos con enfermedad renal. Los resultados indicaron que la dieta ecológica redujo los factores de riesgo cardiovascular tanto en individuos sanos como en los enfermos (De Lorenzo et al., 2010).

Algunos argumentos científicos sugieren un fuerte papel protector de la frecuencia de consumo de alimentos orgánicos con respecto al riesgo de parecer diabetes tipo 2 e hipertensión en varones (Baudry et al., 2015) y al riesgo de sobrepeso y obesidad (Kesse-Guyoy et al., 2017), concluyendo que las pautas nutricionales deben ser revisadas en función de las prácticas agrícolas ejecutadas en la producción de alimentos.

Afortunadamente en los últimos años se estás mostrando evidencias de las repercusiones de la ingesta de los alimentos ecológicos sobre la salud.

  • Teniendo en cuenta la contaminación de los suelos ¿Es posible una agricultura 100% ecológica?

Es posible, aunque constaría un poco de tiempo. La normativa de producción ecológica obliga que el tiempo que deben pasar los suelos cuando hacen la transición de agricultura no ecológica a ecológica es de 2 a 3 años, dependiendo del cultivo. Además, durante el proceso de transición se van realizando análisis a los suelos para evaluar el nivel de eliminación de las sustancias tóxicas.

Estos procesos pueden estar regulados en dos o tres años, pero los niveles nutricionales de los suelos, sobre todo, los de materia orgánica, tardan mucho más en alcanzarse, por eso son procesos lentos. Pero es mucho más eficaz ir cambiando a modelos no contaminantes, que seguir contaminando los suelos, con la aplicación de plaguicidas.

  • Muchas de las variedades de vegetales y hortalizas son cruces que se han dado de forma natural a lo largo de los años. No son alimentos “puros”, silvestres. ¿Como afecta empezar a cultivar de forma ecológica una variedad concreta de una hortaliza? ¿Es sostenible cultivar tantas variedades de tomate, por ejemplo?

Con la aparición de la agricultura hace unos 10000 años se inició un proceso lento, pero continuado de domesticación de las plantas, que ha desembocado en los actuales recursos fitogenéticos que tiene la humanidad a su alcance. En este proceso evolutivo milenario, se calcula que el ser humano ha utilizado más de 8000 especies vegetales comestibles. Esta coadaptación ha estado determinada por la localización de estas especies, que han evolucionado condicionadas por diversas circunstancias, como son las condiciones de clima y suelo, el tipo de cultura y el desarrollo de la agricultura en los diferentes territorios.

Esta especificidad ha sido la clave para el mantenimiento de la diversidad genética, posibilitando a su vez que fuera incrementándose. Esta diversidad de especies y variedades, adaptadas a cada zona y de elevada heterogeneidad, han dotado de gran estabilidad a los agrosistemas, ayudando a superar las diferentes problemáticas y circunstancias adversas presentes en cada época y territorio, dotando a su vez de una gran estabilidad productiva a lo largo del tiempo.

Efectivamente, fruto del trabajo de los agricultores a lo largo de los últimos 10000 años, las variedades tradicionales surgen por el continuo esfuerzo de éstos en la mejora de sus cultivos, lograda gracias a la constante observación de las complejas interrelaciones entre el cultivo, su entorno ecológico y la sociedad y cultura cambiantes.

De este modo, las variedades locales han sido modeladas poco a poco en las sucesivas generaciones para responder a unas necesidades y exigencias de los consumidores (calidad organoléptica: textura, sabor, presencia, etc.), unos requerimientos productivos (resistencia a enfermedades y plagas, adaptación climática y edafológica, etc.) y unas premisas agroculturales (buena producción de semillas y fácil reproducción, adaptación a los sistemas de riego y fertilización tradicional, etc.)

De este modo, siglos de selección natural y artificial han dado lugar a un patrimonio de una riqueza considerable en cuanto a ecotipos distintos, tantos como lugares y culturas diversas los han aprovechado.

La historia y origen de estas variedades definen por lo tanto sus características actuales. De forma general, puede decirse que son variedades de elevada calidad organoléptica y especialmente adaptadas a sus zonas de cultivo, tanto al tipo de suelo, como al clima y a las patologías típicas de la zona (debido a los criterios de presión de selección que se ha ejercido sobre ellas).

La agricultura ecológica comparte de forma general el carácter de agricultura de bajos insumos con la agricultura tradicional de donde surgen las variedades locales, por lo que supone un marco idóneo para su recuperación. El uso de estas variedades no sólo es factible, sino deseable y aconsejable en muchos aspectos.

Por un lado, el incremento de la diversidad agrícola es un objetivo per se de la agricultura ecológica, ya que es el medio por el cual se obtienen las funciones de estabilidad, control biológico de plagas y enfermedades.

Además, el dirigir esta diversidad hacia el uso de variedades locales fomenta otro de sus principios, el de revalorización de los saberes locales y tradiciones que suponen una herencia cultural considerable y constituiría un paso hacia la recuperación por parte de los agricultores de su autosuficiencia.

A diferencia de las semillas convencionales, en su selección han primado entre otros la calidad organoléptica, cualidad que los consumidores de productos ecológicos valoran especialmente. Por otro lado, el uso de estas variedades sería especialmente deseable en este tipo de agricultura en la región del Mediterráneo.

Por el momento la mayor parte de semillas comercializadas proviene de otros países, siendo desarrolladas para su cultivo en condiciones y lugares muy alejados a las prácticas hortícolas ecológicas aplicables en el ámbito mediterráneo, disponiendo en la actualidad de muy poca semilla ecológica autóctona.

En este contexto, el agricultor podría producir su propia semilla ecológica a partir de variedades locales, que por su origen están especialmente adaptadas a las condiciones agroclimáticas de donde surgieron.

Por ello, la agricultura ecológica necesita como estrategia de desarrollo, como herramienta de trabajo la diversidad cultivada. Y el manejo de esa diversidad es el elemento sustancial y sustantivo que realmente imprime carácter a la producción ecológica, convirtiéndola en una opción realmente de futuro para la agricultura.

Esta estrategia debe fundamentarse en el manejo del agrosistema como una totalidad, creando un agroecosistema más complejo y diverso, y por tanto de menor riesgo. Y dentro de este agroecosistema, el papel de la biodiversidad cultivada, y en concreto la utilización de las variedades locales supone uno de las bases principales para su configuración.

Por ello, es importante cultivar con variedades locales en ecológico e incrementar el número de ecotipos o variedades que se empleen, bien de tomate, pimiento, lechugas y de cualquier especie cultivada.

  • ¿Qué opinas de los alimentos transgénicos?

En primer lugar, no existen alimentos transgénicos, existen cultivos transgénicos que provienen de semillas transgénicas o genéticamente modificadas, pero el término “alimentos transgénicos” no existe.

Los cultivos pueden someterse a ingeniería genética a través de las semillas (organismos modificados genéticamente (OMG)), en algunos casos el objetivo es que los propios cultivos produzcan los plaguicidas. Los cultivos genéticamente modificados afectan a la salud humana, a insectos beneficiosos, a los ecosistemas de los suelos y a la vida acuática.

Por ejemplo, se han desarrollado variedades transgénicas de soja y maíz que son capaces de producir endotoxinas de Bacillus thuringiensis (Bt) que actúan como insecticidas. Si bien el uso de cultivos de Bt ha permitido reducir la utilización de insecticidas sintéticos convencionales, los posibles riesgos que estos cultivos plantean siguen generando controversia.

El mejor ejemplo de esa controversia generada por los cultivos genéticamente modificados es el glifosato, principio activo de algunos herbicidas, como Roundup, que permiten a los agricultores destruir las malas hierbas pero no los cultivos.

Si bien estos plaguicidas se han presentado como menos tóxicos y persistentes que los herbicidas tradicionales, existe una considerable división de opiniones acerca del efecto del glicofosato en el medio ambiente: algunos estudios han señalado efectos negativos en la diversidad biológica, la flora y fauna silvestres y el contenido en nutrientes del suelo. También existen preocupaciones con respecto a la salud humana. En 2015, la OMS anunció que el glifosato era un potente carcinógeno.

En Europa, la normativa referente a los cultivos genéticamente modificados ejemplifica el principio de precaución. Si se sospecha que una medida o política corre el riesgo de ocasionar daños a la población o el medio ambiente, en ausencia de consenso científico la carga de la prueba recae en quienes adoptan dicha medida o política, que deberán demostrar que no es perjudicial, esto es un arma de doble filo, porque en muchos casos los informes los realizan las propias empresas y curiosamente el resultado es favorable.

Por el contrario, en los Estados Unidos de América, el mayor productor de cultivos genéticamente modificados, la normativa sobre este tipo de cultivos ha seguido, por lo general, el concepto de “equivalencia sustancial”, conforme al cual un alimento o cultivo nuevo se compara con uno ya existente y, si es considerado suficientemente similar, se lo engloba en la normativa vigente.

Teniendo en cuenta sus probables efectos graves sobre la salud y el medio ambiente, existe una necesidad urgente de adoptar una normativa holística basada en el principio de precaución, en todos los eslabones de la cadena alimenticia, para hacer frente al proceso de producción con modificación genética y otras nuevas tecnologías a nivel mundial.

  • Teniendo en cuenta la contaminación cruzada por la polinización, y la contaminación de las aguas. ¿Es posible un cultivo libre de transgénicos?

Es tremendamente peligroso, como ya se comprobó con los agricultores ecológicos de Cataluña, que han tenido contaminaciones cruzadas y se han visto obligados a descalificar sus producciones de ecológico. O el caso de un agricultor norteamericano que tuvo una contaminación cruzada y la casa de semillas lo acusó por el uso de un material protegido con patente, cuando él no lo había empleado.

Ejemplos de este tipo ponen de manifiesto los grandes intereses y las fuertes dependencias económicas que hay detrás de estas semillas biotecnológicas y el alto riesgo todavía no evaluado del uso de semillas transgénicas en alimentación y agricultura.

La posibilidad de estar libre de transgénicos es prohibir su cultivo, porque no podemos controlar el resultado de un gen introducido en el ambiente.

  • ¿Qué plataformas de consulta, información y apoyo recomendarías a los ciudadanos para tomar decisiones de compra más conscientes?

Ante el gran número de informaciones y desinformaciones existentes, lo que yo aconsejaría es que contrasten la información, que no se queden con una única fuente.

Hoy en día incluso las revistas de investigación de alto nivel de impacto están muy sujetas a voluntades económicas y por tanto el publicar en una revista puede estar sujeta a voluntades no siempre imparciales.

Por ello, creo que no se pueden recomendar una u otra plataforma de información, sino que se contraste la información recibida.

  • De todas las líneas de investigación que podías haber escogido ¿Qué te motivó a elegir la alimentación ecológica?

Pues imagino que el azar y la necesidad. El azar por tener la suerte de encontrarme en mi camino con compañeros que ya tenían estrategias de peso en el área de la agricultura ecológica, y que me pude incorporar a sus trabajos y comenzar a plantear los propios.

Y la necesidad de contribuir con cuestiones que muy pocos investigadores estaban tratando en aquel momento.

  • ¿En qué estás trabajando actualmente? ¿Cuáles son tus proyectos, tus ilusiones?

Seguimos trabajando con las comparativas de composición, en pimientos, en lechugas, tomates, etc. Estamos finalizando una tesis doctoral que está evaluando calidad en el jamón en función del origen de la carne y el sistema de secado, y como novedad, estamos analizando más tipos de carne y alimentos elaborados.

  • ¿Cuál sería el decálogo para que el alimento sea nuestra medicina y no nuestro veneno?

1)        Ser muy diversos a la hora de comer, incorporando las variaciones tradicionales y las razas autóctonas, mejor adaptadas a las condiciones locales y que van a proporcionar alimentos más equilibrados, y con sabores originarios.

2)        Incorporar al menos tres veces por semana las legumbres ecológicas y en la medida de lo posible mezcladas con cereales.

3)        Disminuir la ingesta de alimentos cárnicos y cuando se consuman éstos, que sean de máxima calidad y ecológicos.

4)        Consumir con criterios de temporalidad.

5)        Consumir con criterios de proximidad.

6)        Limitar el consumo de alimentos transformados.

7)        Limitar el consumo de azúcar refinado.

8)        Cuando se consuman alimentos transformados que éstos contengan poco contenido en sal.

9)        Cuando se consuman alimentos transformados que los ingredientes de éstos no superen el número de cinco.

10)      Disfrutar de los sabores y los valores nutricionales adecuados de los alimentos ecológicos, sabiendo que con ello se contribuye al bienestar propio, al de la familia y al del medio ambiente. Los alimentos ecológicos contribuyen a mantener el equilibrio natural y por lo tanto no abusan de los recursos, sabiendo que éstos van a estar disponibles para las siguientes generaciones.

  • ¿Te gustaría compartir algo más con nosotros?

Creo que deberíamos tener muy presente de que el sistema actual (convencional) de producir alimentos es insostenible, por la gran dependencia de recursos fósiles y por sus consecuencias, en salud y medioambiente. Así que, si queremos apostar por un futuro hay que tener presente que ese futuro significa agricultura ecológica ¡desde ya!

* * *

Querida Lola:

Muchas gracias por tu tiempo y tu generosidad. Es un gusto darte la bienvenida a la familia del blog.

Seguiremos con atención tu trabajo, con la ilusión y la esperanza puestas en que tu testimonio genere cambios visibles, tangibles y absolutamente esenciales para la salud de las personas, y la sostenibilidad del planeta.

Abrazos y ¡hasta pronto!

Elena Lorente Guerrero